26.2.07

Memoria Francesa (Creer o reventar, camarada)

- Ud. sabe, camarada, que los nazis nos estamos organizando en el mundo y necesitamos conocernos más. Como representante de la Argentina, quisiéramos saber qué nos puede decir del ámbito ultraderechista en su país y hacer un informe. Tiene la palabra.
- Bueno, yo no sé bien por dónde empezar...
- ¿Tienen por ejemplo grupos nazis?
- Esteee... sí, hay algunos. Por ejemplo hay uno que se concentra en Parque Rivadavia.
- ¿Una plaza histórica? ¿Escenario de alguna batalla patria?
- No, es un parque. Hay una calesita.
- Ajá... y hacen manifestaciones, homenajes a Hitler...
- No, no. Tienen un puesto de libros.
- ¿Libros? Literatura nacionalsocialista, supongo: Mein Kampf...
- No, en realidad libros de texto.
- ¿Libros de texto?
- Sí, primarios, secundarios, el Manual del Alumno Bonaerense, el...
- ¿Me está jodiendo?
- Bueno, en realidad venden libros de todo tipo, Marcos Aguinis, José Ingenieros, revistas Anteojito viejas...
- Pero escúcheme, le pregunté por grupos nazis: NA-ZIS.
- Si, si, son nazis, mire. Lo que pasa es que hay que financiarse y la venta de libros usados en Argentina es negocio, camarada.
- ¿No conocen la frase del gran Goering?
- Y camarada... la guita es...
- ¿Protagonizaron algún hecho de violencia?
- Si, ojo, eso si. Un día fueron a hacerle el aguante a unos muchachos de un recital en contra de la violencia policial.
- Ahhhh, muy bien, muy bien. Hippies roñosos, drogones debiluchos, infrahumanos... ¿Y qué pasó?
- Los cagaron a trompadas.
- ¡Muy bien, camarada! ¡Muy bien!
- No, no... los cagaron a trompadas a los nuestros. Incluso amasijaron a uno. Quedó estrolado en el piso, pobre. El jefe del grupo tuvo tanto cagazo que se refugió en Uruguay durante un tiempo.
- Oiga, a mí me han dicho que Argentina tiene una tradición de nazismo, que fueron jerarcas nazis allí, en fin... ¿No aprendieron nada?
- Esteeemmm...
¿Algo más serio no tiene? Digamos no nazis-nazis pero autoritarios, fascistas, militaristas...
- Si, bueno, hay unos grupos que reivindican a la dictadura militar y el genocidio.
- Ahí me va gustando... ¿Y quiénes son sus dirigentes?
- Cecilia Pando, Ana Lucioni, Karina Mujica...
- Pero escuche... ¿Me está jodiendo de nuevo? ¡Son todas mujeres!
- Y... sí...
- Pero el fascismo y el militarismo se supone es cosa de machotes, hombre. Las mujeres a la cocina a callarse la boca, los hombres al combate ¿Qué es eso de andar escondiéndose detrás de las polleras de las minas?
- Bueno, no sé. Son las representantes más destacadas digamos. Ellas gritan cualquier barbaridad, reivindican la dictadura y todo, pero los esposos más bien son discretitos.
- ¿Ud. me quiere decir que los militares fascistas de su país son unos calzonudos? ¿No pueden meter en cintura a sus propias mujeres? ¿Y el machismo qué?
- Y... no sé. Lo que sé es que el mayor Mercado comparado con su mujer es una señorita, mire.
- Y esas mujeres ¿a qué se dedican?
- Bueno... eemmm...
- ...porque algo harán de su vida ¿no?
- Si, si, justamente, justamente. Hay una, esta chica Mujica... ehhmm... relaciones públicas...
- ¿No me había dicho la última vez que era actriz?
- Ssssssi... bueno, no, no exactamente.
- Camarada, la verdad nos hará libres. Un camarada debe la verdad al Movimiento. La Verdad ante todo. La Verdad solamente. La Verdad...
- Bueno, parece que es prostituta.
- ¿¿¿Lo qué???
- Si, o sea...
- Camarada, me parece que Ud. no entiende bien a qué vino acá. Este es un Congreso serio para un Movimiento serio. Si viene de joda...
- No, por favor. Créame. En un informativo de TV la mostraron en una ciudad balnearia...
- ¿Ud. me quiere convencer de que el honor militar de su país tiene como defensora y figura principal a una puta?
- Creer o reventar, camarada.
- Pero... pero... ¿Y qué dice la militancia? ¿Qué dijeron los militares? ¿Qué opina el ambiente de la ultraderecha argentina?
- Que está bien.
- ¿¿Cómo que está bien??
- Que bueno, que si es puta es su vida, que cada uno tiene la libertad individual de...
- ¡¡Pero esos son argumentos de progre!! ¿Se da cuenta de lo que está diciendo? Estamos hablando de la fuerza más importante de la Reacción, del Principal Bastión de Lucha contra el Comunismo, de la Reserva Moral de Occidente Cristiano y me viene con que la figura más importante es una mina ¡Y puta para colmo! ¿Qué clase de pelotudos tienen en Argentina?
- Estemmm... bueno, yo...
- Oiga, por lo menos déme un atenuante, ¡no puedo pasar este informe! Quiero pensar que por lo menos, no sé... se tratará de una gran dama. Una de esas cortesanas extravagantes de lujo, con gran cultura. Una condesa rusa por ejemplo, una Tamara Lempicka, una...
- No, no, mas bien popular: Valentina, te hago la completa, 55 pesitos sin globito.
- ...
- La filmaron por la tele y todo.
- O sea que... encima un gato de dos mangos.
- La verdad no es mentira.
- Camarada... me parece que algo anda mal. ¿Esos no son los mismos que ganaron la guerra contra la subversión? ¿No son los que rescataron a la patria del comunismo ateo?
- Si, si. Son los mismos.
- Ud. perdóneme pero parecen una banda de payasos, unos cagones que no pueden dar la cara. Sin honor, sin vergüenza, sin ideales, sin siquiera sentido del ridículo, sin...
- Kissinger.
- ¿Qué?
- Kissinger era judío, camarada. El hombre nos dio los fierros, diseñó nuestra política, puso en marcha el asunto y nos dio...
- ¿Y con eso qué?
- Que el honor es el honor, la raza es la raza y la patria es la patria...
- ¡Claro que sí!
- ...pero la guita es la guita, camarada. La guita es la guita. No se olvide de para quién trabajamos. No se olvide.

Nota I: Este diálogo y los hechos que narra son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es una asombrosa coincidencia.
Nota II: El ejercicio de la prostitución por parte de ciertas personas es una auténtica vergüenza. Para la prostitución.

32 comentarios:

Milkus Maximus dijo...

Don Jack, disculpe mi poca sutileza, pero ¿a qué viene lo de memoria "francesa"?

Luk@s dijo...

debe ser por el trabajo de la mujica y por la memoria completa. la francesa, sexo oral, blowjob, mamada. al final del post se entiende mejor.

Jack Celliers dijo...

Don Milkus:

(merde... ya parecemos del geriátrico che)

Mire... estemmm... me pone en un compromiso.

¿Cómo le explico? Es una... ironía... eehhmmm...

LUk@s: Gracias, me sacó de un apuro.

Milkus Maximus dijo...

Bueno ... hace tiempo que no me sentía tan gil ... :P

Peste dijo...

Mas respeto con los derechos y humanos, camarada, que volvió a salir la revista Cabildo. Eso sí, los articulos que citan por ahí son de la primera época, se ve que todavía no han retomado su nivel histórico.

Jack Celliers dijo...

Milkus: Y Ud. me hizo sentir un degenerado, viejo. Como si para conocer algunos términos hubiera que llevar una vida de lupanar, che...

Peste: Y eso que el link no es tan destructivo, vamos. Un día le voy a dedicar un post a José Antonio, que era mucho mejor tipo de lo que parecía, ojo.

Severian dijo...

Todos sabemos que estos tipos son unos hipócritas. ¿Necesitaban refregarnoslo por la cara con lo de esta chica? La verdad es que no me causó diversión, sino mas bien un poco de vergüenza ajena...

Lo divertido es que la defineden usando argumentos que dicen detestar, como el derecho a la vida privada (¡y lo del problema de salud! ¡es buenísimo!)

Niño Barroco dijo...

Me quedé pensando lo de José Ingenieros... no lo leí, pero mi suegro lo tiene medio de cabecera. Y un amigo judío zurdón me dijo que El Hombre Mediocre está muy bueno. Así que se lo compré como regalo de cumpleaños a otro moishe, pero más bien tirando a votante de Lopez Murphy (es ingeniero industrial y creo que sospecha qué rol le tocaría si triunfa La Revolución, asi que es casi inimputable).
Hice mal?

luk@s dijo...

De nada Jack, mi vida lumpen sirve para algo al final.

Anónimo dijo...

Y sí. El progresismo posmoide es un mal que carcome a la sociedad y a todo el cuerpo de la nación. Hasta los nazis se han ablandado y se presentan en versión dietética ´reivindicando a lo mersa´.

Igual ocurre con los revolucionarios. Santucho era un gran aficionado al folclore. Baile, canto y diferentes estilos. Los revolú de hoy en día tienen blogs donde escriben: Música favorita: los '80 sin duda: desde Depeche hasta Information Society Dave Brubeck Miles Davis Saint Germain Erik Satie Bach.

De A desalambrar y la protesta de tantas canciones telúricas a la música de los yuppies de la era de Reagan.

Menos mal que puso a Brubeck, el genio del Blue Rondo a la Turk...

Grumete

Tacho dijo...

sí jack, pero de todas formas, hay un compañero que no aparece, miles de compañeros amenazados de muerte, muchisimos.
la derecha agazapada vive hoy dia,como antaño del estado olgarquico imperialista. Habra cambiado sus figuras, sus formas y los regíemenes, pero el fundio en nuestra tierra los hace padres de la parásito social...junto a esa burguesia que sigue viviendo de lo que suda el trabajador.
y es cierto, han ganado, serán los giles aquellos skinhead, pero lo cierto es que la verdadera derecha es fuerte y esta triunfando...no sería ocioso esta aclaracion, dado que estos dias son negros para la lucha popular.
aun no tenemos a lopez

Peste dijo...

Mejor tipo, José Antonio, ¿comparado con quién? ¿Con los que lo usaron hasta que se gastó, y hace ya largos años que viven indignados y de sobresalto en sobresalto?

No dudo de que haya gente que sostiene posiciones peores, aunque a éstos me gustaría verlos ponerle el lomo a lo que cacarean. Aunque quizás fuera mejor quedarse con la duda...

Si vamos a llevar amablemente (o no) la discusión a un yuyal y nos vamos a abusar de ella, ir charlando de los ideólogos parece una veta fructífera.

Almirante Margarito dijo...

El tema de la música y la política es sin dudas interesantísimo. El "Risorgimento" con Verdi, los nazis con Wagner, la izquierda argentina con Víctor Heredia... y así...

Luk@s dijo...

me interesa la relación arte y política. no comparto la idea de libertad para los artistas. que se comprometan como todos los que se comprometen o que no lo hagan, pero que no se hagan los otarios.

Eduardo Mangiarotti dijo...

Jack, leí tu mensaje en mi blog, prefiero contestarte por mail porque no sabía si ibas a leer el comment, pero no puedo encontrar tu dirección. ¿Tenés alguna casilla donde te pueda ubicar?

Jack Celliers dijo...

El camarada Grumito, con el Libro Rojo en la mano, me apostrofa severo: ¡un marxista no puede gustar de Depeche Mode!

Tiene razón, camarada Grumito, ¡esa es música de yuppies de los '80! Y ni hablar si te gusta Bach: religión, música de aristócratas ¿Y qué decir del decadente Erik Satie? Una basura, vamos.

A todo esto, y ya que Margarito lo menciona: Baremboim debe ser nazi (digo, de acuerdo al criterio de Grumito, no al suyo, no se me enoje).

Al menos me perdona que me guste Brubeck, gracias Grumito. Lo que no me queda claro es que Brubeck sea compatible con el marxismo. La próxima reunión del CC lo analizamos.

Tacho: Dígame algo que yo no sepa, Tacho. Tiene razón. Pero lea el final del diálogo: el peligro está ahí, me parece.

Peste: José Antonio merece un poco más de espacio para interpretarlo. Yo creo que era un tipo honesto, trágicamente equivocado en un momento clave de la historia. Franco le temía y lo detestaba, y el tipo tenía algunas ideas medio peligrosas. Si el estúpido PC español hubiera estado a la altura de su misión nunca lo hubiera fusilado. Era un tipo con el que valía mucho la pena sentarse a conversar en lugar de regalárselo al fascismo.

Margarito: La izquierda argentina tuvo algo más que Víctor Heredia, no sea jodido, déle.

Luk@s: Sí, es un tema medio complejo. A mi me gustan los buenos artistas, para mí Mario Benedetti es medio aburrido, aunque un tipo macanudo.

Camarada Eduardo: mi email figura en mi perfil: rcllo2000@yahoo.ca (ojo, .ca, no .com). Tire cascotes nomás.

Anónimo dijo...

Camarada Jack:

En su respuesta le dice a Margarito que la izquierda argenta tuvo algo más que Víctor Heredia.

Por supuesto, también tuvo a Mercedes Sosa, hoy mami de un macrista. Ya lo había anticipado Ortega Peña (aquél vinculado al PRT - FAS y supongo un refente para usted) "dale tu mano al indio es Pepsi indigenismo".

¿Brubeck?, creo que Althusser lo reivindica por ahí.

Grumete.

Jack Celliers dijo...

Grumito: También lo tuvo a Zitarrosa (y no venir con la frivolidad de que "era uruguayo"). Un artista con una profundidad y un talento que no pueden entender los ignorantes, los pelotudos y los cínicos.

Saludos, Grumito. No te resfríes.

Muret dijo...

Jack: Perdón que me meta. Es una curiosidad que hace tiempo tenía ganas de hacertela saber. Y como ahora haban de música te la hago de puro pesado nomás.
¿Conocés a The Housemartins?
Algunos de tus posts me hacen acordar sus letras, y hace tiempo ya que musicalmente hablando (tengo oídos de madera, así que mis gustos...) te imagino como P.d.Heates. ¿puede ser?.
Saludos

Almirante Margarito dijo...

¡The Housemartins! Chupate esa mandarina... Jack, no me diga a mí lo de la música, avísele al DJ de los diversos actos y marchas. Cuando yo era chico curtían Piero... En fin...

Almirante Margarito dijo...

Una cosita más: en mi humilde opinión la banda sonora de los actos debería estar a cargo de los Chemical Brothers (Perdón, Grumete).

Jack Celliers dijo...

De The Housemartins escuché Happy Hour, que es una cancion muy buena. Cuando leí por ahí que se definían como una especie de marxistas me propuse no leer una sola letra de ellos, decepciones ya hay muchas en este mundo así que mejor escucharlos y listo, que entretienen. Mis posts pueden asemejarse a las letras de Housemartins por la sencilla razón de que soy un inepto, pero les juro que a intención es otra.

Pero ojo: Heates se definía al mismo tiempo como cristiano, si no me equivoco. Aunque después se redefinió como ateo. Las ultimas noticias no sé cómo lo definen, pero ya sabemos cómo son los europeos: un día esto, otro día lo otro, su ruta...

En cuanto a lo que apunta Margarito, a mi el "ros nasional" (Seru, Vox Dei, Sui Generis y esa bosta) siempre me dio algo menos que arcadas. Salvando dos o tres cositas. Piero es... es... no puedo decir lo que es Piero.

Jack Celliers dijo...

PD: La banda sonora obligatoria en todo acto marxista debería ser Klement Julienne.

Adan dijo...

Sin defender lo indfendible (que es lo que hacen estas mujeres que nombras), es fuerte la versión de que con la prosti les hicieron una cama a los de la derecha. ¿será verdad?

Severian dijo...

a mi el "ros nasional" (Seru, Vox Dei, Sui Generis y esa bosta) siempre me dio algo menos que arcadas.

Gracias Jack. Que alguien que se define como zurdo diga esto me reconforta. Yo me me-sentía gorila cada vez que cambiaba de radio....

Anónimo dijo...

¿Qué tiene que ver el rock nacional con los zurdos?. Al contrario, es un género más cercano a los denostados (en este blog) progresistas posmoides.

Los zurdos, los de verdad y no el combatiente sanatero Jack, preferentemente se inclinaban por el folclore y después por Silvio Rodríguez. Eso de la música tecno-yuppie en primer lugar lo pinta de cuerpo entero...

Grumete

Jack Celliers dijo...

Estoy haciendo todo lo posible por que Depeche Mode me deje de gustar. No lo consigo. Tendré que hacerme liberal.

No sé dónde dije yo que era un combatiente, Grumito. Pero ya sabemos que los Grumitos del mundo le exigen a uno un currículum que reíte del Che. ¿Si te convido un cigarro me perdonás? Dale, no seas malo, que no puedo dormir pensando lo enojado que estás.

dolmancé dijo...

Un viejo verde que gasta su dinero
emborrachando a Lulú con su Champán
Hoy le negó el aumento a un pobre obrero
Que le pidió un pedazo más de pan...


O...


También su mujer, escualida y flaca, en una mirada
toda la tragedia le ha dado a entender.
Trabajar? Adonde? Extender la mano
pididendo al que pasa, limosna, por que?
Recibir la afrenta de un "perdone hermano"
el que es fuerte y tiene valor y altivez.
Se durmieron todos, cacho la barreta,
Si dios no ayuda, que ayude satán.
Un vidrio, unos gritos carreras, auxilio,
un hombre que llora y un cacho de pan.


¿Y Carlitos?

Anónimo dijo...

Entramos en la movida de de protesta social y sexo.

Las ansias de cambio de fortuna pueden deparar sorpresas.

Dijo un vate mejicano en su poema épico “El fantasma de Sayula” (es un poco largo, que pero vale la pena):


E n un caserón ruinoso
De Sayula en el lugar,
Vive Apolonio Aguilar
Trapero de profesión.

Hace tiempo que padece
Hambre voraz y canina
Y por eso está que trina
Contra su suerte fatal.

No es borracho, ni juega
Solo comer es su vicio
Pero anda mal del oficio
Ni para comer le da.

Cuatro tablas, dos petates
Un bacín roto de barro;
Cuatro cazuelas y un jarro
Son de su casa el ajuar.

Su mujer y sus hijuelos
Macilentos y hambriados
Con semblantes extraviados
Piden pan con triste voz

Pan allí ni por asomo;
Hambre sí, disgustos mil
En aquel chiribitil,
A pasto y a discreción.

Llanto solo de miseria
Que goteando noche y día
Apagó dejando fría
La ceniza del hogar.

Por eso el trapero esconde
Entre sus manos la cara;
Maldice su suerte avara
Que le causa aquel dolor.

Y fijando en su consorte
Su penetrante mirada
Con voz grave y levantada
De esta manera le habló:

"Es preciso que ya cese
Esta situación terrible;
Vivir así no es posible,
Harto estoy de padecer.

Me ocurre feliz idea,
Que desde luego te explico;
Esta noche me hago rico
O perezco en la función.

Escucha y no me repliques
Mi suerte está decidida.
El porvenir de mi vida
Depende de esta ocasión.

Tú sabes que en esta tierra
Entre la gente de seso
Se cuenta cierto suceso
Que ha causado sensación.

Se dice, pues, que de noche
Al sonar las doce en punto
Sale a penar un difunto
Por las puertas del Panteón.

Que las gentes que lo ven
Huyen a carrera abierta
Y todos cierran la puerta
Encomendándose a Dios.

Que por fin un desalmado
Se encaró ya con el muerto;
Mas de terror quedó yerto,
Patitieso y sin hablar.

Esto lo aseguran todos
Y mi compadre José
Me ha jurado por su fe
Que también al muerto vió.

Y me asegura que el muerto
Tiene la plata enterrada
Y busca gente templada
Con quien poderse arreglar.

Pues bien, me siento con bríos
para hablarle al mismo diablo,
A ese muerto yo le hablo
Aunque me muera después.

Mucho peor es morir de hambre
Que morir de puro miedo
Y si yo con vida quedo
Seremos ricos después.

"Por Dios! Apolonio" dijo,
Su mujer muy aflijida:
-No juegues así la vida
Deja a los muertos en paz.

"No mujer, no retrocedo,
Es una cosa resuelta;
Si pronto no doy la vuelta
Prepara mi funeral".

Dijo y con paso veloz
Pálido como un difunto,
Salió de su casa al punto,
Camino para el Panteón.

Envuelto en tinieblas yace,
De Sayula el caserío
Y un aspecto muy sombrío
Allí reina por doquier.

No se oye voz humana
Ni el más ligero ruido,
Solo lejos el aullido
Pavoroso de algún can.

Algún pájaro que cruza
En las tinieblas perdido
Lanza fúnebre graznido
Al ir de su nido en pos.

Y al extinguirse perdido
Que al corazón pone susto,
Canta el tecolote adusto
En el ruinoso torreón.

Negro toldo cubre el cielo,
Y al soplo del viento frío
Gimen los sauces del río
Con quejumbroso rumor.

Lúgubre la noche está
Y en su fondo Pavoroso
Brota a veces luminoso
Un relámpago fugaz

La silueta del trapero
Que a la ventura de Dios;
Va de la fortuna en pos
Hasta vencer o morir

Mas a medida que avanza
Su valor se debilita
Y es dueño de honda cuita
Su angustiado corazón.

Avanza pues presuroso
Aquel hombre de faz yerta,
Y al fin se mira en la puerta
Del tenebroso panteón.

Allí con mortal congoja,
La hora fatal aguarda;
Hora que tal vez no tarda
En sonar en el reloj.

Por fin de repente suenan
Doce lentas campandas,
Cuyas notas compasadas,
Vibran con sordo rumor.

Notas lentas y solemnes
Cuyo sonido retumba
Como el eco de una tumba
Con quejumbroso rumor

Por fin a esperar se pone
Y sin grande dilación
Las puertas de aquel panteón
Se abren de par en par.

Cruza el dintel el fantasma
Mudo, rígido y sombrío
Como el sepulcro frío
Y horrible aborto de horror.

Lleva cubierta la faz
con negro y tupido velo
Y arrastrando por el suelo
Lleva también el sudario.

Aguilar, de espanto yerto
Y erizado su cabello
Con agitado resuello,
Corre tras de la visión.

Y haciendo un supremo esfuerzo
Cual si jugara la vida
Con voz despavorida
De esta manera le hablo:

"De parte de Dios te pido
Me digas cómo te llamas
Si penas entre las llamas
O vives aquí entre nos.

Qué buscas por estos sitios
Donde a los vivos espantas?
Si tienes talegas cuántas
Me podrías proporcionar?"

-"Me llamo Perico Zúrrez.
Dijo el fantasma en secreto,
Fuí en la tierra buen sujeto
Muy puto mientras viví,

Ando ahora penando aquí
En busca de algún profano
Que con la fuerza del ano
Me arremangue el mirasol.

El favor que yo te pido
Es un favor muy sencillo,
Que me prestes el fundillo
Tras del que ando tiempo ha

Las talegas que tu buscas
Aquí te las traigo colgando,
Ya te las iré arrimando
A las puertas del fogón".

Lleno de sorpresa quedó
El pobrecito trapero
Y echando al suelo el sombrero,
El infeliz exclamó

-"Por vida del Rey Clarión
Y de la madre de Gestas
Qué chingaderas son estas,
Que me suceden a mi?

Yo no se lo que me pasa.
Pues ignoro con quien hablo,
Este cabrón es el diablo
O mi compadre José.

Buena fortuna me hallé
En esta tierra de brutos,
Donde los muertos son putos
Que garantías tengo yo?

Lo que me suceda a mí
Es para perder el seso;
Si los muertos piden cieso
Los vivos que pedirán?

Venir de lejanas tierras
A buscar aquí la vida
Y mi suerte maldecida
Me depara un trance atroz.

No tener yo mas alhaja
Que la alhaja del fundillo
Y me la pide este pillo
Que dice que ya murió.

Esto es cuanto puede verse
Por las crestas del Demonio
Si lo aflojas Apolonio
De aquí sin culo te vas"

Así el trapero exclamó
Muy pensativo y mohíno
Del pueblo tomó el camino
Y en sus calles se perdió.

Y es fama que cuando oye
Que hablan del aparecido
Receloso y confundido
Se pone una mano atrás.

MORALEJA

Lector:
Si por alguna vez
Te vieres como Apolonio
En crítica situación.

Si tropiezas acaso
Con alguna ánima en pena,
Aunque te diga que es buena
No te confíes jamás.

Y por vía de precaución
Llévate como cristiano
La cruz bendita en la mano
Y en el fundillo un tapón.

dolmancé dijo...

Perdonen, aclaro: Las referencias son a Gardel, que a juzgar por sus canciones (ojo, muchas son de Celedonio Flores), no entiendo por qué nunca fue un referente de la izquierda. Las de recién fueron "Acqaforte" y "Pan". La genealogía tanguera está muy ligada a la desigualdad social.

Jack, gracias por tu aporte a mi debate sobre la cuestión de razas. Más tarde te respondo. Salud.

Jack Celliers dijo...

Bueno, Gardel no era de izquierda. No era nada, bah. Es cierto que cantó eso, pero también cantó Viva la Patria justo con el golpe de Uriburu. Tampoco es que fuera un fascista, simplemente iba y venía, como la buena gente que no tiene compromisos políticos se compromete levemente según venga la mano.

dolmancé dijo...

Es cierto, sería pedirle mucho a Carlitos.


Escribe Marcelo Zamboni:


Pero, ¿puedo volver?, se dice; ¿quién sería ahora si vuelvo?; hay gente que no se olvida de que me alegré con la revolución de Uriburu y que hasta le dediqué un tango; encima estoy viejo; ya no canto como antes y no me puedo sacar de la cabeza la imagen de las butacas vacías de mi teatro mientras el público desbordaba el teatro de Charlo, cruzando la calle.

El éxito es puro grupo, suspira, puro camelo.

Entonces, ¿a qué volver?, piensa, ¿a enfrentarme con el fracaso?; ¿a enterarme de que lo único que tengo son deudas?, ¿a aguantar a esa vieja?, ¿a ver mi propia cara en el espejo?. ¿A qué volver?, se pregunta mientras el calor pasea su infierno silencioso sobre el hombre abandonado en la cama del hotel colombiano. ¿Acaso este exilio no es la gloria?

Se pasa una mano húmeda por el rostro mojado y recuerda que en un rato vendrá la manicura, el peluquero; aparecerá alguna de sus "escobas" haciendo alarde de la última conquista o vendrá a joderle la vida Alfredo, con su vieja historia de la corista francesa y su tuberculosis. Siente que no tiene ganas de nada, mucho menos del despropósito de ese gentío que no lo quiere ver a él, no: quiere asistir a la puesta en escena del mito, del porteño, del zorzal, del hombre de la sonrisa torcida y el chambergo requintado. Se dice que el éxito es eso, sí, eso: apretujones, manos tironeando su ropa, llevándose pedazos de bolsillos o haciéndolo perder un zapato; ni que hablar de los gritos histéricos de todas esas locas.

Si no fuera por mis "escobas" y el resto, se dice; si no fuera por mi imagen; si no fuera por Hollywood y la inmortalidad; si no fuera porque todavía no puedo volver a taparle la boca a todos esos cretinos de Buenos Aires, si no fuera por todo eso, volvería para mandar a la mierda a la vieja y a los caballos, para poner las cuentas claras con Alfredo y comprar un campito o una chacra y dedicarme a las vacas.

¿Y la gente, su público, el pueblo?, le pregunta una voz dentro de él.

¿La gente?. Que le vaya a cantar a Tita Ruffo, la gente.

Y es en ese momento de la tarde que se abre la puerta y entra Le Pera y pregunta: ¿se puede?

Y Gardel, sin abrir los ojos, contesta. pasá, sentate, Alfredo.

Y Le Pera, que conoce de su fatiga, le palmea la rodilla y dice: ya falta poco, Carlos. Hoy es 23, manana pasamos por Medellín, llegamos a Cali, y todo esto se termina, viejo.