6.3.07

18 de febrero de 1977 - Operación Gaviota

El 8 de noviembre de 1939, en la cervecería Bürgerbräukeller, Fito Hitler iba a dar su histérico discursito celebrando el famoso putsch de Munich de 1923. Por cuestiones de agenda empezó a vociferar media hora antes de lo previsto, y se retiró a las 21:07.

Una lástima.

En una de las columnas, la más cercana al palco, había una bomba, que por desgracia estallaría tarde. La bomba fue puesta por un obrero carpintero: Georg Elser. Las crónicas lo definen como un modesto simpatizante del Partido Comunista Alemán.

Probablemente Elser sabía que matar a Hitler no iba a acabar con el régimen nazi, pero que sería útil para demostrar que los nazis no eran invencibles, que había aún resistentes dispuestos a pelear.

Georg Elser sería apresado y largamente torturado por la Gestapo. Y muerto años después en Dachau. Hoy se lo conmemora en Alemania y se lo mantiene lejos del pozo del olvido.

El 18 de febrero de 1977, el avión Tango 01 carreteaba por la pista de Aeroparque. Dentro iban el genocida Videla, el vendepatria Martínez de Hoz, la cúpula militar y toda la mugre junta.

Hacía varios meses un grupo del ERP había notado que debajo de la pista de Aeroparque pasa el arroyo Maldonado. Con este dato idearon un plan que desafiaba ampliamente a las probabilidades: la colocación de una bomba que hiciera volar el avión presidencial.

La operación no tenía nada de sencillo: se trataba de pasar varios cientos de metros de cables (bajo tierra es dudosa la eficacia de un control remoto), colocar la carga en el techo del túnel debajo del punto exacto en el que pasaría el avión y montar un puesto de observación para indicar el momento justo en el que pasara el aparato, todo esto con la represión prácticamente encima. El ingenio y la audacia de los compañeros no indicaban ninguna predisposición a rendirse.

Estudiaron los planos de la red pluvial, perforaron el piso de una citroneta y se colocaron sobre una boca de tormenta por la que descendieron, navegaron por el Maldonado hasta el punto exacto y comenzaron el trabajo.

Luego, la espera. Varias veces se abortó la operación por mala visibilidad (había que estar seguro del avión para no causar una tragedia), cambio de planes, etc. Se mantuvo la operación con disciplinada paciencia a pesar de que el tiempo siempre juega en contra, ya que cada día que pasa pone al plan en riesgo de ser descubierto.

Entre el montaje y la espera pasaron varios meses tenaces y tensos, hasta el 18 de febrero de 1977.

Cuando el Tango 01 llegó al punto exacto el observador dio la señal y se accionó el detonador. Y como en 1939, la suerte estuvo otra vez del lado de los hijos de puta.

Estalló sólo una de las cargas, la menor. El avión recibió una perdigonada de hormigón que surgió del cráter súbito que se formó en la pista, osciló y se balanceó, pero no cayó.

Otra lástima.

El pasado 18 de febrero se cumplieron treinta años de este acto de resistencia. Lo poco que sabemos del principal responsable y cerebro de esta operación es que se llamaba Alberto Strejer. No sería apresado a causa de este acto, pero sí más tarde. Porque Alberto Strejer continuaría – como otros compañeros – peleando.

Mientras tanto los amantes de la democracia, la paz y los bolsillos llenos rendían pleitesía a Videla, ponían ministros y funcionarios a su servicio y se mostraban como verdaderos atletas del acomodo y el doblez en medio de la dictadura más sangrienta de nuestra historia.

El que borronea estas líneas ha sido más de una vez objeto de insultitos, chicanas y miserias diversas por el modesto hecho - imperdonable para algunos - de recordar y reivindicar a gente como Alberto Strejer. Las asumo y hasta las agradezco.

Estas pobres muestras de hostilidad resentida, más que un ridículo precio a pagar constituyen una satisfacción en la tarea de rescatar a Alberto Strejer y a otros tantos compañeros del pozo del olvido.

97 comentarios:

dolmancé dijo...

Muy bueno el post... y saludos a Bayer!!!

Una que anda por ahí dijo...

Muy bueno!
Luis Mattini escribió un interesante artículo al respecto que pude leer en el Foro de los perros. Salvando ciertas críticas a Bayer, me pareció muy bueno.

Jack Celliers dijo...

Yo también leí la crónica de Mattini. La crítica a Bayer viene a cuento de que Bayer reivindica en numerosas oportunidades a Simon Radowitzky, a Kurt Wilckens y a otros anarquistas que actuaron en Argentina, llamándolos otros tantos Georg Elser's pero se olvida - y a mi juicio injustamente - de que no fueron los únicos.

Bayer me parece un escritor muy valiente y valioso, pero creo que sufre el extendido síntoma que afecta a la izquierda argentina, que es el de no poder mencionar al PRT-ERP sin alguna comezón, sin una inmediata necesidad de hablar de los "errores" y la violencia y bla bla bla. Siempre es más cómodo hablar de la violencia cuando ocurre lejos geográfica o temporalmente.

Que el PRT-ERP cometió errores, nadie lo niega. Pero no veo la misma insistencia en reclamar autocríticas a los partidos que componen "las grandes mayorías nacionales" (ya basante diluídas en realidad) que pactaron con la dictadura, hicieron sus acuerditos y promovieron funcionarios e intendentes mientras sus propios militantes eran masacrados. Los contactos que los políticos burgueses de mierda mantuvieron con la dictadura son silenciados hoy mientras la progresia se rasga las vestiduras hablando de la violencia y lo mala que fue y la democracia y bla bla bla.

El único partido que se animó a reconocer esto fue el PC en su 16avo congreso, ya en los '80. Del resto de los partidos, ni asomo de autocrítica. Y aún esos partidos no están exentos hoy mismo de mantener contactos con lo más podrido del fascismo.

A Bayer no le hubiera costado nada (¿o sí?) mencionar a quienes lucharon también en los '70, recordando que no todo se acaba en los años '30.

Luk@s dijo...

Jack: Bayer es anarquista ¿qué querés?

Luk@s dijo...

Me olvidaba, muy bueno el post. Felicitaciones.

Anónimo dijo...

Probablemente de haber sido exitoso el operativo hubiera disparado una represión mucho peor que la que vino de la dictadura en respuesta a las contraofensivas I y II de Montoneros. Seguramente el operativo de por sí disparó mayor persecución y por supuesto que a la dictadura no le hizo cambiar en nada el rumbo ecónomico.

Entre tanto, y entre la gente que desprecia Jack, muchos supuestos arribistas democráticos hacían gestiones ante embajadas jugándose el pellejo para salvar a gente que estaba en la clandestinidad por elección personal o porque la habían obligado. Creo que hicieron mucho más que los supuestamente resistentes.

Volviendo al hecho, hay testimonios de detenidos que salvaron por poco la vida (la mayoría no tuvo esa suerte) y que simplemente figuraban en 1979 en una vieja agenda. Sí, todavía en 1979, después de las contraofensivas montoneras.

El heroísmo de colocar una bomba para volar el avión presindencial más que compararlo al atentado contra Hitler debe situarse al lado de las citadas contraofensivas. No tenía presente la reacción probable y (al menos hoy) es absolutamente absurdo pensar que la supuesta resistencia descolgada de las masas (como lo estuvo en general el accionar de la guerrilla) iba a terminar con la dictadura.

Concedo acuerdo en un punto de todo lo dicho, Bayer no es coherente. Reivindica la acción directa de anarquistas de la época del jopo y no la de similares más cercanos en el tiempo. Recuerda que Frondizi derogó la Ley de Residencia pero como buen antiperonista olvida que simultáneamente el presidente ponía en marcha la represión del Plan Conintes donde la mayoría de las víctimas eran peronistas.

Grumete.

Jack Celliers dijo...

Grumete (vamos a intentar el debate serio y sin alusiones personales):

Suponer que es la resistencia armada a la dictadura lo que "incrementa la represión" es un viejo tópico. La recomendación que se deduce de esto es: "mejor quedarse quietitos, que así no se enojan".

Afirmar esto es ignorar cuál fue la esencia de la represión, que estuvo dirigida no sólo contra la guerrilla sino también contra opositores desarmados, ya que el frente de resistencia fue una articulaión de diferentes aspectos de lucha, frente que vos querés desarmar separando a combatientes de no-combatientes como "malos" y "buenos".

El objeto de la represión fue sembrar el terror para generar una transformación radical del capitalismo argentino, para lo cual era necesario maniatar a toda la sociedad mediante el miedo, con guerrilla o sin ella.

La represión es parte de un esquema de transformación socioeconómica, y por lo tanto no es un instrumento reactivo sino activo, cifrar su existencia en la actividad armada es - además de incorrecto visto la existencia de represión mucho antes del surgimiento de la guerrilla - un argumento de justificación.

Concomitante a este argumento está el de vincular la actividad guerrillera a la "excusa" que necesitaban los militares, cuando los mismos jamás la necesitaron en ninguno de los golpes de estado previos.

Un interesante ensyo de Hanna Arendt explica que la realidad es precisamente a la inversa de lo que postulás: los mayores picos de represion se dan justamente cuando la resistencia activa es derrotada. Si tu apreciación fuera cierta, la represión debió ser mucho peor en el año '72 (cuando la guerrilla estaba en auge) que en el año '78 (con la guerrilla derrotada) y cualquiera que conozca un poco la historia argentina reciente sabe perfectamente que no es así.

Saludos.

Severian dijo...

Muy bueno el post.

Respecto de los errores de la guerrilla, un copypaste que resume lo que pienso

¿cómo juzgar las conductas de quienes siguen en condición de detenidos-desaparecidos porque la cobardía y la ilegalidad de sus verdugos han procurado desaparecer también la verdad?

(de Pasquini Durán). Digamos que sólo cuando el último milico esté preso, puede tener algún sentido político discutir tales errores.

dolmancé dijo...

Sí; es muy dificil criticar la lucha armada sin correr el riesgo de equiparar la guerrilla con la represión al mejor estilo Grondona and his two deamons. Aunque dudo que el mérito de instaurar semejante teoría fuera suyo.

Jack & Severian: Les contesté sus comments.

Y sobre Bayer... qué puedo decir. Asistí a uno de sus seminarios. Y también me lo cruzaba seguido a la salida del trabajo, encabezando siempre las protestas al pie del monumento de Roca. Es un viejito honesto y quisiera que fuera mi abuelo. Pobre, debe estar medio gagá porque últimamente gasta muchas energías discutiendo con Beatriz Sarlo. Pero no tiene malas intenciones.

Tacho dijo...

descreo del heroe sea èste anonimo o con nombre y apellido, no me interesa mientras sea siempre,un singular. Descreo del heroe individual, del super hombre
Creo como hablaba Oesterheld del heroe colectivo.
Yo se que podes contestarme, q en èl, estaban los miles q luchaban en la clandestinida, pero creo q sea la mejor proyección política.
Todo arma es valorable contra el enemigo, yo no me voy aponer a discutir eso. Sin embargo, siento y creo que la guerrilla sin el acompañamiento de la lucha política en las masas, de una lucha real de las masas, no sirve, y reitero, no funcionará desde la mirada del heroe solitario que muestra al mundo que "la dictadura no es invencible". porque mientras pasaba eso, la huelgas que hoy callan los grandes historiadores, la huelga en smata cordoba el mismo 24 demostraba poderosas cimient insurrecta, mas que las bombas en un auto, un avion, un helicoptero.
El propio guevara escribe que sin la huelga e insurrecion en la habana, ellos nunca hubieran logrado llegar del campo a la ciudad, peusto que existia en todas las ciudades movimientos insurreccionales obreros que pugnaban por el cambio y la revolucion

Digo, son debates de la izquierda y me quiero acojer desde esa critica a este simil homenaje,

arriba siempre los que luchan

Pedro Cazes Camarero dijo...

Pedro Cazes Camarero, ex director de "El Combatiente" (órgano del Partido Revolucionario de los Trabajadores) y "Estrella Roja" (órgano del Ejército Revolucionario del Pueblo), envía el siguiente comentario:
Las operaciones militares como la relatada formaban parte de una estrategia de lucha por el poder político que para el PRT combinaba la actividad guerrillera y la acción de masas, sindical, barrial, campesina, estudiantil, y en la época de la resistencia antidictatorial ello también era verdad. La mayoría de nuestros militantes diezmados por la represión pertenecían a los frentes de masas. Las formas militares de lucha son una forma de la acción política que no es ni buena ni mala en abstracto, sino apropiada o no de acuerdo a las condiciones concretas del despliegue de la lucha de clases. La cháchara de los partidos políticos tradicionales y de la derecha se esfuerza por hacernos aparecer como un hato de energúmenos apasionados por la violencia, la muerte, etc. El PRT/ERP siempre estuvo en contra del terrorismo y del foquismo voluntarista "a la Debray", que intenta reemplazar a la militancia en los movimientos políticos y sociales por grupos guerrilleros que se erigen a sí mismos como "vanguardia esclarecida" del movimiento de masas. Dicho esto,debo reivindicar la legitimidad moral y política de la resistencia armada (y por supuesto también de la no armada) ante el fascismo y la dictadura. Los compañeros que desde la clandestinidad y las más difíciles condiciones, continuaron el combate contra los militares asesinos, fueron héroes cuyo recuerdo permanecerá inolvidable para las futuras generaciones, como la memoria de Soto, Wilkens, Radowitsky y tantos otros revolucionarios del pasado. Respecto del compañero Osvaldo Bayer, debo decir que lejos de percibirlo atenazado por las garras de la edad, que tarde o temprano alcanzará a todos nosotros, lo percibo más lúcido y luchador que nunca. Como anarquista, tiene derecho a reivindicar a sus compañeros del pasado y del presente, así como nosotros levantamos la memoria de nuestros héroes, intemporales ya y abrazados en la historia de la dignidad humana y del derecho a la resistencia a la opresión, desde Espartaco hasta nuestros días. Finalmente, creo que el argumento liquidacionista que afirma que la violencia de abajo (o cualquier forma de lucha y resistencia, en general) provoca la represión y por ello es preferible la parálisis y el silencio, merece como respuesta esta lúcida cita del Che: "aquellos que carecen del valor de sacrificarse, deberían tener al menos la decencia de callar ante los que se sacrifican". PEDRO CAZES CAMARERO
www.poderautonomo.com.ar

Jack Celliers dijo...

Tacho: Este post no es ni pretende ser el homenaje a ningún "héroe solitario". El marxismo descree y advierte contra la acción de los "héroes solitarios". Sin embargo comparar esta acción con la de un héroe solitario es un error.

La "teoría de los dos demonios" fue un invento perverso, el más perverso de la progresía cobarde y bienpensante que postulaba una división entre quienes peleaban con un arma en la mano ("malos") y quienes lo hacían sin ella ("buenos"), culpando incluso sesgadamente a los primeros por la represión que caía en los últimos.

Lo cierto es que el accionar de las organizaciones revolucionarias armadas tuvo un amplio respaldo popular y estuvo combinado con diversas formas de lucha. Baste recordar que el propio Juandominguito - cuyo olfato político era finísimo y no necesitaba de ninguna encuesta - no se atrevió a criticar la acción armada desde el exilio.

Luego del '76 se produce un repliegue en las masas. El joven PRT (un partido de menos de siete años) no había logrado articular una política que lo conviertiera en un partido de masas. Sin embargo es interesante recordar (esas cosas que los bienpensantes nunca recuerdan) que en el '75 el PRT llamó a todos los partidos a hacer un frente contra el golpe de estado, llamamiento que fue olímpicamente ignorado mientras canallas como Balbín y una manada de políticos burgueses iban públicamente a golpear las puertas de los cuarteles. Este es el "amor por la demoracia" de esta gentuza.

Los militantes como Georg Elser y Alberto Strejer (y sólo les pongo nombre y apellido porque los conozco) son la parte de ese movimiento de resistencia que siguió peleando en condiciones adversas, que intentó detener el reflujo y mantener viva la resistencia. Culparlos por "ser héroes solitarios descolgados de las masas" es injusto. Luego de años de lucha un combatiente no puede adivinar lo que con la distancia de tiempo histórico ya es evidente para nosotros. Una cosa es juzgar lo que ya pasó y otra lo que está pasando en medio de la lucha. Como dice Mattini y como aclaro yo en el post: qué hubiera pasado si morían Hitler, o si moría la cúpula videlista, no lo sabemos. Es seguro que con eso no se acabarían ni el nazismo ni la dictadura, pero sí que sería un golpe que les hubiera causado dificultades y hubiera elevado la moral de las masas, mostrando que no son invencibles, que son seres humanos como nosotros y que se los puede derrotar.

Yo también creo en el héroe colectivo, pero ese héroe tiene muchos nombres, algunos de ellos destacables, como el Che y otros que merecen ser destacados, como este puñado de compañeros.

Salud.

Cazes Camarero! Salud y bienvenido, no le cobro nada por el avisito de su partido, no se preocupe. Je.

Anónimo dijo...

Jack, tomalo como una chicana si te place, y a continuación tomá el papel de víctima que tan bien representás.

Lo tuyo es pura evocación romántica y paja teórica de que dijo fulano o mengano. Lo concreto en la Argentina es que a cada accionar de las bandas tipo contraofensiva montonera aumentaron los niveles de represión y de persecución, en 1979 no tenían casi a quien perseguir pero con cada bomba montonera se llevaron a gente que quizás se hubiera salvado.

Respecto de lo manifestado por Pedro Cazes Camarero, creo que este señor si acaso tiene decencia debería debería repensar si no fue un error cagarse olímpicamente en la voluntad del pueblo -expresada en más de un 60%- y en sus prácticas reformistas.

Debería repensar si la "vanguardia" no tiene ninguna relación entre otras cosas con la promoción de Bussi como figura política en Tucumán y con el sacrificio (por más que duela decirlo) al reverendo pedo de jóvenes idealistas. Las manos de la guerrilla están manchadas con sangre de gente que no debió morir y a eso no lo cambia evocaciones románticas de acciones criminales.

La soberbia armada sigue presente y son incapaces de la menor autocrítica y todo en nombre de los desaparecidos. Caraduras, no tiene la menor vergüenza. En base a la falsedad de la supuesta resistencia armada contra la dictadura olvidan los años anteriores cuando fueron despreciados por quienes supuestamente iban a liberar.

Ahora insisten con la misma soberbia sin anclaje en poderes "autonómonos" los sobrevivientes de una pequeña organización criminal. Y es casi grotesco que aprovechen estos blogs para engañar a románticos de la nueva generación con leyendas de la "resistencia". No señores, por más autoengaños que pretendan ustedes tienen la conciencia sucia y eso no lo limpia una bomba fallida a Videla.

Al menos ahora no tienen forma de darles un fúsil y enviarlos a la muerte como hicieron en los setenta. No obstante, los más enfermos de violencia sin sentido repitieron los errores en el asalto al regimiento de La Tablada en plena democracia como para que sepamos hasta donde son capaces de llegar.

Sin duda que los partidos que tanto cuestiona Jack tienen muchísimas manchas, pero es de necios cargársela a todos los cuadros y militantes por lo actuado por un pequeño grupo dirigencial. Y la diferencia entre Jack y los cuadros y militantes de esos partidos, concretamente la izquierda y el arco progresista, con todos sus defectos y limitaciones presentan una alternativa a la hegemonía peronista. Jack solamente puede escribir efemerides románticas, otros el verso del "poder autónomo"...

Anónimo dijo...

El último mensaje es de Grumete.

Jack Celliers dijo...

Ni falta hacía que lo aclararas.

Es muy interesante tu teoría. Según vos la represión actúa "motivada" por la resistencia armada. ¿Por qué no culpás a la Resistencia de los crímenes del nazismo? Te sugiero que vayas a encarar a algún combatiente de esa época y le digas: "cada vez que ustedes ponían una bomba, los nazis aumentaban la represión. Haberse quedado en el molde".

Tu teoría puede ser suscripta por cualquier torturador: "nosotros lo hacíamos porque ellos atacaban, sino, no hubiéramos torturado tanta gente". Es muy pedagógica, y expone tus valores con toda claridad.

Mientras tanto, seguís - como siempre - sin contestar nada de lo que se te plantea, acumulando - desde la seguridad de internet - calificativos y denuestos contra otras personas, sin la sombra de un argumento.

Es entendible. Sos demasiado cobarde como para debatir sobriamente.

Anónimo dijo...

Mirá flaco, ya tomaste tu acostumbrado papel de víctima...

Vos proponés temas en internet y seguís con la misma lata después de confirmar que no fuiste un combatiente. Andá a un acto con público heterogéneo para que veas las respuestas, acá buscás la de tus amiguitos virtuales.

Aquello de las sombras te sienta muy bien pedazo de cobarde que en otro post desde la seguridad del teclado y tu promocionado autoexilio en un post de otro tema me igualaste a los milicos.

No valés la menor puteada, tu obsolecencia mental es alarmente y solamente sabés presentar la falsa disyuntiva de que el que no agarró a las armas es colaboracionista en oposición a los héroes que se la jugaron. Después de tu aclaración de la condición de no combatiente vos solito te ubicaste en la primera categoría.

Y lo dicho mientras otros hacen política, unos hacen asaltos a la La Tablada y ahora "poderes autónomos". Vos solamente te quejás del progresismo democrático (para peor posmoide) y te subís a heroísmos ajenos. Sos un parásito, siquiera estás acá para ponerle el lomo a la pobreza.

Grumete.

Seguí en la comodida del blog haciendo la revolución, te pinta de cuerpo entero, gonca frente a los milicos.

Jack Celliers dijo...

Te noto enojado.

No me equiparé jamás con un combatiente, quienes sí fueron combatientes tienen una opinión un tanto más benévola de mi, opinión que te imaginarás me resulta mucho más valiosa que la tuya.

Tampoco me subo a ningún heroísmo. Simplemente tengo la decencia de no insultar a quien se jugó la vida, nada más, decencia que te falta, porque - y no te lo digo en la cara porque no puedo - sos un cobarde.

Ya una vez me amenazaste con romperme la cara, ahora te descargás en el insulto.

Te digo lo mismo de siempre: cuando quieras ejercer el derecho a hacer algo de lo que descargás escribiendo, no tenés más que avisarme. Yo al menos tengo la decencia de dar la cara cuando me lo socilitan.

Como siempre: mi desprecio.

Anónimo dijo...

Una cosa que me pregunto, si Jack fue tan jugado con los fierros y sobrevivió, ¿habrá entregado compañeros?. Pregunto sobre el personaje, porque ya la persona dijo que no fue combatiente.

Mirá pibe, tus efemerides son graciosísimas. La única razón por la que te respondí es por la falacia de la falsa disyuntiva (armado-no armado) que incluso te la han respondido aquellos cercanos a tu opinión, hubo muchas formas de resistencia. Para mí la armada le daba letra a los milicos, los justificaba, y los alentaba a mayor represión.

Por último, tu falacia de juandominguito la derribó Ramos, él se ofreció para votarlo por izquierda, 6 millones lo hicieron por el FREJULI, los montos y demás no sumaron un millón con Ramos. Ni hablar después el fracaso del Peronismo Auténtico.

Y a ese casi millón hay que sacarle al menos la mitad de despistados que se equivoraron de boleta y agarraron la del FIP.

Resultado abrumador: voto pochista-reformista 6,5 millones; voto "por los orgas" menos de medio millón.

Grumete.

Jack Celliers dijo...

Las acusaciones de "haber entregado" son una calumnia muy propia de los servicios.

Me remito a lo que ya te dije más arriba. Tus "mirá flaco" y ¨mirá pibe" son bonitas muestras de canchereada a distancia que utilizan quienes tienen el culo presto a hacérseles agua en los pantalones ni bien tienen que enrentar a alguien real.

Luk@s dijo...

¿Qué sentido tiene prestarse a la provocación Jack?

Lo que el Grumete no entiende, ni podrá entender, es que la estrategia reformista votada por 6 millones de personas es contraria a los propios intereses de la clase obrera. La clase obrera había vivido (en realidad los más viejos) una experiencia exitosa de reformismo en los 40-50 como consecuencia de que la liquidación de capitales durante la segunda guerra mundial permitió, en esa época, una tasa de ganancia descomunal que permitía repartir mejor la torta.

Porque ese es el funcionamiento del capitalismo y por eso las estrategias reformistas son falsas opciones. La tendencia decreciente de la tasa de ganancia es una ley de funcionamiento del capitalismo que no se puede dejar de lado mediante leyes. La propia competencia capitalista lleva a ese resultado y, por ende, a las crisis periódicas.

En el 54 la estrategia reformista comienza a perder viabilidad con el Congreso de la Productividad impulsada por el propio Perón. Pero Perón tuvo la suerte de que los milicos lo fletaron antes de que su proyecto empezara a hacer agua en forma más evidente. Luego, la figura de Perón, en los 70, representaba un retorno a los años felices. Una utopía que quiso creer una fracción importante del proletariado. Los comunistas tuvieron responsabilidad en ese hecho porque la posición gorila sostenida con anterioridad había llevado a muchos obreros a desconfiar. Hicieron falta los Tosco, los Salamanca, los Menna, etc, para que ese resentimiento pudiera revertirse (en parte).

Pero es mentira que el PRT y otras organizaciones político - militares estuvieran alejadas de las masas. En el 75 Urteaga estaba en la Ford, Menna en Villa Constitución, De Santis en Propulsora Siderúrgica. En todos esos lugares, corazón del capitalismo argentino, había organizaciones revolucionarias movilizando a la clase obrera. La Coordinadoras Interfabriles son el mejor ejemplo de ello.

Por eso, Jack, habiendo tantas pruebas para demostrar que las organizaciones revolucionarias tenían inserción en las masas, no tiene sentido consentir las provocaciones.

Con el criterio de no incentivar la represión podemos ir mansamente al matadero como hicieron los judíos en las décadas del 30-40 del siglo XX.

Porque la burguesía no necesita de excusas como la lucha revolucionaria para masacrar a la clase obrera. ¿Qué lucha revolucionaria había en el 55 cuando la armada bombardeó la Plaza de Mayo? ¿Qué lucha revolucionaria había cuando en las épocas de la resistencia peronista y el Plan Conintes se arrancaba a los ferroviarios de las casas para obligarlos a trabajar o para encarcelarlos en caso de que se negaran? ¿Sabrá el Grumete que tanto Ford como Mercedes Benz y otras empresas permitían que las fuerzas de seguridad chuparan activistas y gremialistas? ¿Estará informado que se ha comprobado en juicio que tenían cuartos de “interrogatorio”?

Otro punto. El héroe individual representa la impotencia de no poder ligarse a las masas mediante un trabajo político, militante. El terrorista padece ese límite y lo hace padecer a otros (a veces a civiles). Es una desviación más pequeño burguesa que otra cosa.

Pero las personalidades también son importantes. ¿Qué hubiera pasado con la revolución rusa si Lenin moría antes de 1917? ¿Habría ocurrido o no? No se puede saber. Tiendo a pensar que las personas son importantes. Parafraseando a los filósofos ¿Lenin sería la conditio sine qua non pero no la conditio per quam?

Saludos

Jack Celliers dijo...

Lukas: Cometo errores. Pero conste que intenté razonar (ver más arriba).Sería más fácil razonar con un chimpancé, mono inteligente si los hay.

Viluzysubí dijo...

Jack: aún me pregunto por qué gastar tanta palabra con un tipo tan poco claro como ese tal "Grumete" que, a la vez, es "anónimo"... Pólvora en chimangos... Poco claros los conceptos o demasiado... Paradojal. Si es de derecha o servicio, calza. Si es de izquierda, tiene que revisar su cabezota porque un tornillito se le aflojó...
Respecto de Cazes Camarero, según lo que sé, fue director de El Combatiente LEGAL (porque había otro, se entiende...) y sólo duró unos cuatro o cinco meses en ese lugar, durante el '73. Es más, en una flagrante violación a la seguridad, Cazes Camarero publicó una nota en El Combatiente (Setiembre del '73) donde puso los nombres y apellidos legales de todos los participantes en el asalto al Comando Sanidad realizado el 6/9/73!!!!
Demás está agregar las consecuencias... Esa publicación legal hasta fue usada por el juez para probar la participación de quienes acusaba...
Estoy repodrida de los "ex" que sacan chapa de lo que fueron en el pasado, cuando les conviene. Así, Cazes con El Combatiente o De Santis con haber sido "miembro de dirección", etc., etc. Lo cierto es que no cuentan toda la historia... De Santis fue miembro suplente de la dirección cuando el PRT-ERP estaba diezmado... Es decir, perteneció a la dirección que disolvió el partido en el exterior... y es el mismo que abandonó un puesto de contención en las afueras de Monte Chingolo (23/12/75), el mismo que dejó pasar a los tanques y se fue porque sus armas le parecían obsoletas. Sin más, se dio media vuelta, le ordenó a sus compañeros retirarse y se tomó el palo mientras los otros compañeros suyos eran masacrados, ajusticiados y desaparecidos en el cuartel de Monte Chingolo... Sin palabras.
Así las cosas, estos "héroes" del pasado no cuentan toda la verdad.
Sin embargo, eso no quita la abnegación de los militantes del PRT-ERP que ya no están para refutarlos ni pedirles explicaciones.
El PRT-ERP cometió muchos errores, uno de ellos, el más grave, fue su desviación militarista que, quizás como dice alguien aquí, obedeció a una visión pequebú... No lo sé. Pero si de algo estoy segura, aquello era un colectivo, así que, en todo caso, el error fue colectivo: toda una generación con la misma mirada, algo que es muy difícil de juzgar hoy sin haber vivido la experiencia de estar inmerso en un auge de masas, no sólo local, sino internacional. A no olvidar el mayo francés, la revolución cubana, los vietnamitas, etc.
De teóricos (también pequeño burgueses) que no levantan ni un dedo para cambiar nada y son muy "democráticos" (en la democracia burguesa) el país está lleno.
El gran Carlitos, con enorme sabiduría, en sus Tesis sobre Feuerbach, diría: "Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo."
Por último, quiero agregar que si Cazes Camarero hubiera respondido simplemente como un ex militante del PRT-ERP, sin sacar chapa de nada, me hubiera abstenido de mostrar la otra cara de la moneda. Un poco de humildad le vendría bien... Haber sido "director de" o "miembro del CC" o cualquier otra cosa no otorga ningún criterio de autoridad. La autoridad para hablar del PRT-ERP la tienen por haber pertenecido al colectivo, no por sus "puestos" personales dentro de una organización.
Mucho se avergonzaría el Roby de estos sacachapas si los viera, porque, si de algo también estoy segura, siempre se predicó la humildad como un PRINCIPIO de conducta revolucionaria en el PRT-ERP. Algo que estos personajes deben haber olvidado.
Me da indignación y dolor. No puedo evitarlo. Ojalá, ya que Cazes lee tu blog, reflexione sobre lo que muchos pensamos y no tenemos la oportunidad de decirle.
Me fui de tema, pero siempre es bueno aclarar.
¿Qué hubiera sido si la operación Gaviota hubiera tenido éxito? Eso hay que dejarlo para las brujas. Los marxistas analizamos hechos y no ilusiones.
Un abrazo fraterno.

Viluzysubí.

Una que anda por ahí dijo...

Jack: Creo que nunca como en este caso estuve más de acuerdo con vos. Hay que hacer un recupero, una revalorización, del accionar del PRT-ERP. Poque ahora, a la distancia, es muy sencillo y cómodo remarcar los errores...

Respecto de lo de Bayer, justamente pensaba contestarte de forma similar a como lo hizo Cazes Camarero: el viejo es anarquista, se dedicó en sus trabajos periodísticos/históricos a ese tema y no está mal que reivindique a sus compañeros como nosotros reivindicamos a tantos otros. Además, entre paréntesis, también le tengo un gran cariño y lo adopté como abuelo.


El Grumete, aun cuando lo niege utiliza los típicos argumentos de la derecha fascista. ¿Que se derramó sangre inocente? Sí, claro, los milicos no tenían muchas neuronas útiles para discernir ciertas cosas. Pero eso no es inmediatamente adjudicable al accionar de los combatientes revolucionarios. Quienes, dicho sea de paso, jamás actuaron por obligación ni con un chumbo en la cabeza, como si lo tuvieron que hacer durante esa época cientos de colimbas...
Más aún se nota la postura de este muchacho cuando, ya en plena calentura, tira la típica "si te salvaste denunciaste a compañeros". ¿Es que no tiene dos neuronas que le hagan contacto?

Basta de la estúpida teoría de los dos demonios. A estas alturas creo que ya es insostenible desde todo punto de vista.

Y por las dudas, por cualquier chicana que pueda aparecer, yo tampoco fui combatiente, pero por un simple problema cronológico: tengo 26 años. Y debo aclarar que nadie me lavó el cerebro...

Salute.

Luk@s dijo...

Ante todo, quiero aclarar que no considero una desviación pequeño burguesa la supuesta tendencia militarista del PRT-ERP. Primero, porque no estoy seguro de que tal tendencia haya sido real y segundo porque cuando hablo de una desviación pequeño burguesa me refiero al terrorismo individual (que se ve en forma marcada en el anarquismo).

No se trata de renegar de los luchadores anarquistas sino de marcar el error que, por ser teórico, termina también siendo orgánico.

Y el PRT-ERP ha demostrado que su orgánica era buena por que también lo era su teórica.

Pudo haber errores en las caracterizaciones de cada momento e, incluso, en el momento en que se creó el ERP en 1970 (cuando todavía las tareas de constitución de El Partido del proletariado eran más urgentes) que pudo haber distraído fuerzas.

Que Antonio del Carmen Fernández muriera en un intento de copamiento de un cuartel fue una tragedia porque era un cuadro político importantísimo en el norte del país.

Que el 19 de junio de 1976 estuvieran juntos en un mismo lugar Santucho, Menna y Urteaga también fue un error gravísimo.

Pero claro, ahora es muy fácil hablar, en plena época de reflujo. Otra cosa era estar ahí en el momento más álgido de la lucha de clases en la Argentina.

Sin embargo, a pesar de todos los errores, el PRT-ERP, por programa y por su trabajo de masas fue El Partido del proletariado.

Quiero dejar en claro que los supuestos errores que yo veo son dichos desde el más absoluto respeto a los mejores hijos de nuestro pueblo y los más dignos continuadores de la gesta del Che. A veces el cariño y el respeto me impiden criticar (lo que no deja de ser en parte un defecto de clase y una evidencia de una falta de completa honestidad intelectual).

Saludos fraternos

Jack Celliers dijo...

Luk@s: Creo que Pablo Pozzi habla no de "militarismo" sino más bien de una "autonomización de la actividad militar respecto de la política".

Los vietnamitas decían: "la política guía la boca del fusil", como Clausewitz recordaba que "la guerra es la continuación de la política por otros medios". Creo que el problema radica en no recordar que en realidad todo error político tiene consecuencias catastróficas en lo militar, más que a la inversa. Un error político lo es también militar aunque un error militar no es necesariamente político.

La contrainsurgencia yanqui lo sabía bien cuando hablaba de "sacar al pez del agua".

De todos modos lo que decís es totalmente cierto y lo comparto 100%: hablar ahora es fácil, sólo hay que recordarlo como experiencia.

Y hago punto por punto mías tus palabras finales. Tus comentarios son muy lúcidos. Podrías armar un blog ¿eh?

Luk@s dijo...

El libro de Pozzi es muy bueno en cuanto a entrevistas pero flojo en el respaldo documental y eso que tiene para consultar enorme material de El Combatiente y de Estrella Roja. Por eso, su hipótesis de militarismo si bien no la descarto, la tomo con pinzas.

Lo que sí, me da la sensación (porque no lo tengo claro) que el PRT se apresuró a crear el ERP. En 1975 era absolutamente necesario, no estoy seguro que lo fuera en 1970. Quizás un punto intermedio hubiera sido tener comandos defensivos como los que tenía el PC o algún tipo de seguridad para los militantes que, a la vez, sirviera de entrenamiento para un futuro ejército.

Saludos

Luk@s dijo...

Nobleza obliga, sobre la discusión en Barricada, estuve leyendo un poco más con detenimiendo a uno de los teóricos posmo más consistentes a mi criterio (Alain Badiou) y su teoría del acontecimiento es tan tirada de los pelos que desistí de indagar en esa dirección. Cada quien hace su propio camino intelectual y ese no es el mío.

En esa discusión, te tengo que dar la derecha, estaba desvariando.

Jack Celliers dijo...

Me acordé de la discusión en Barricada, si, si. Donde hay acuerdo lo hay, y donde no lo hay se discute. Yo me he equivocado mil veces y seguramente con más tozudez que vos.

Tenés alguna cuenta de mail? tengo algo que por ahí te interesa. Cortito.

diario de una poeta mala desde Irlanda dijo...

hola
lo pongo aca porque no supe hacer com para ponerlo en el otro
no estoy de acuerdo con la lectura de la otra señora por chicanera y superficial
aca no se trata de saber quien es heroina ni de delatar el martirologio
hay un sistema
nos orpime a todos
marx diria oprime hasta al burgues
pero no nos oprime a todos en la misma medida
a la mujer la oprime mas
cuando ese sistema caiga tambien se modificara lo que oprime al varon
pero esa opresion era anterior a este sistema
ergo no caera solo por la caida del sistema
sino por un trabajo de conciencia de todos los generos
no solos varon mujer
hasta ahi yo
sin chicanas y sin retoricas

Jack Celliers dijo...

"Oprime mas a la mujer" es mentira, pero ya es la inevitable frase que forma parte del dscurso dominante.

Muy lindo el nick, yo hubiera puesto "mala poeata" en lugar de "poeta mala". "Poeta mala" da la idea de una mujer poeta y perversa, o una Banshee.

Salud.

Anis dijo...

No conozco tanto de política ni de historia como para ponerme a opinar sobre estas cosas.

Solo que continúo leyendo su blog y me encantan todos y cada uno de sus textos.
Saludos

Luk@s dijo...

Para la poeta: Si tomamos en consideración el mundo la mujer es más oprimida que el varón. Ejemplos hay un montón de formas de opresión de género.

Si bien es cierto que la opresión a la mujer es anterior al capitalismo no quiere decir que no vaya a caer con la caída de ese sistema.

La opresión es una característica de las sociedades de clases (tributaria, esclavista, feudal, capitalista). En el capitalismo hay formas de opresión a la mujer que son poco funcionales para la dinámica del capital (la falta de libertad basada en cuestiones de género, por ej.). Pero hay otras formas opresivas que sí son funcionales a la dinámica capitalista y a la lucha de clases.

El camino de la abolición de las clases sociales es el camino del fin de las opresiones.

dolmancé dijo...

Luk@s, estoy muy de acuerdo con lo que decís. Pero desde lo teórico, ¿qué indicios creés que hay de que con la caída de este sistema se desmantelarán ambos condicionantes; los de clase y los de género? Las relaciones entre ambas formas de dominación están a la vista. Pero también hay pruebas que permiten inferir la independencia. Con Jack lo venimos debatiendo, pero parece un diálogo entre afásicos.

dolmancé dijo...

Me olvidaba! La diferencia irreconciliable que tenemos con Jack radica en el signo de la dominación. Para él las mujeres oprimen al hombre, viven parasitariamente de él, y deberían hacer un poco de autocrítica por no haber tenido un rol protagónico en la historia. ¿Me equivoco, Jack?

Luk@s dijo...

jack: cadorna_montoto@hotmail.com

Dolmancé:

A ver, si yo tomara en cuenta solamente la realidad de los países más progresistas de Europa, a EEUU y a algunos pocos países de América Latina, tendría que estar casi de acuerdo con Jack en que, hoy por hoy, la opresión si bien no es inexistente, no es la de otras épocas. En cambio, como tengo en cuenta la totalidad (es decir, también Asia y África donde la mujer sí vive en condiciones de opresión) tengo que concluir que la opresión existe.

Por otra parte, si bien no es de lo más moderno y la etnología ha hecho avances importantes, el estudio de Engels (El origen de la familia, la propiedad y el estado) da una buena indicación de cómo con la aparición de las sociedades de clases aparecen también diferentes formas de opresión sobre la mujer.

La opresión es diferente a la explotación y en algunos casos esa opresión es contraria a los intereses capitalistas.

Me explico, Marx en La Cuestión Judía, explicaba cómo la libertad proclamada durante la Revolución Francesa era una libertad donde la libertad de un hombre aparecía más como un obstáculo a la libertad de otro hombre que como expresión de realización de esa libertad. Entonces, el hombre era puesto en la posición de una mónada, enfrentado a otras mónadas. Esto es funcional al capital que precisa que los trabajadores posean la mayor libertad (entendida como ausencia de coerción extraeconómica).

Entonces, el individuo, el proletario, sólo en el mundo con su fuerza de trabajo, se enfrenta al capitalista que es mucho más poderoso. Pero la libertad del trabajador es real por un lado pero aparente a la vez porque se encuentra impulsado por el látigo invisible de la necesidad de sobrevivir.

La falta de libertad de la mujer para incorporarse al mercado de trabajo (producto de la opresión) resta fuerzas apropiables por el capitalista y resta también cantidad de brazos desocupados al ejército de reserva. Por eso, en este caso, la libertad de trabajo de la mujer es funcional al capital y toda opresión en sentido contrario es inconveniente. Asimismo, la incorporación de la mujer como integrante del proletariado es conveniente a los intereses de la clase obrera.

Sin embargo, el aprovechamiento de diferencias opresivas de género al interior de la clase obrera es funcional al capital en tanto que divide a la clase y le quita fuerzas.

En la lucha de clases la opresión sirve a los intereses de la clase explotadora.

Pero si desaparecen las clases sociales es porque desapareció la explotación de una clase por otra y, por tanto, las condiciones mismas que pudieran hacer útiles la opresión (del negro, de la mujer, etc…).

dolmancé dijo...

Luk@s: Convengamos que no es lo mismo admitir que las condiciones de opresión disminuyeron muchísimo en esas sociedades en el siglo XX, que creer que tales condiciones de opresión son en sentido contrario. Con lo primero estoy plenamente de acuerdo. Lo segundo me parece un análisis por lo menos frívolo.

Sin embargo en Argentina mueren 100 mujeres por año por abortos mal hechos. Por mencionar algo. Mientras que en Africa se siguen practicando infibulaciones. Se me ocurre relacionar esto con la idea de pauperización relativa. Nuevamente, la articulación entre género y clase invita a pensar en esa idea atribuida a simone de beauvoir: "la mujer es proletaria del proletario o proletaria del explotador".

La inclusión de la mujer a la fuerza de trabajo es funcional al capital, y además, conveniente a los intereses de la clase obrera. Pero, por algún motivo, la mujer fue relegada. Y las raíces de esa relegación se remontan mucho más allá de la lucha de clases.

Ojo, no quiero confundir explotación con opresión. Simplemente imagino puentes entre una y otra.

A lo que voy: si existen condiciones que pueden hacer útil la opresión, en este caso, de género. Esa "utilidad"... ¿precede al capitalismo?

Luk@s dijo...

No, lo que yo digo es que en una sociedad de clases, donde una clase explota a otra, las diferentes formas en que se manifiesta la opresión se aprovechan o se desechan de acuerdo con la funcionalidad que presenten respecto de la explotación.

La forma de opresión racista es funcional al capital. Es funcional para el capitalista que un obrero blanco esté de su lado respecto de un obrero negro. El racismo, el nacionalismo (en la mayoría de los casos), el sexismo, etc, son útiles en este sentido, no nacen con la formación social capitalista pero se aprovechan según su utilidad.

En cambio, la falta de libertad para trabajar de la mujer es contraria a los intereses del capital y por eso se fue dejando de lado (aunque no se ha eliminado).

Yo no creo que se hayan eliminado las condiciones que favorecen las diferentes expresiones de opresión. Para nada.

Saludos

Jack Celliers dijo...

Anis: Gracias por la indulgencia. Tengo mucho que mejorar pero que alguien se tome la molestia de decir eso me llena.

Dolmancé: Resumir una posición es difícil porque se corre el riesgo de simplificarla hasta la caricatura. A mí me parece que vos - en tu afán por poner en cuadro lo que el otro piensa - ignorás ese riesgo y hacés de un problema complejo un resumen de cuatro líneas: "la mujer oprime al hombre desde las sombras..." y poco más.

En primer lugar la observación de Luk@s es correcta cuando trata de vislumbrar las diferencias entre distintas sociedades. Las relaciones entre los sexos (o "de género" porque queda políticamente correcto por razones nimias a las que se le da una importancia exagerada) varían mucho de una cultura a otra.

Existen problemas específicos de ambos sexos, la diferencia es que la mujer - al tener una conciencia de género muy superior a la del varón - impone esos temas en la agenda discursiva de manera abrumadora. Por eso las Marianne Ponsford son tan raras.

Pongo un ejemplo (que mencioné en otro post: el machista-leninista hits back, material para debatir decenas de horas), en España he tenido ocasión de asistir a una campaña con afiches sobre refugiados en el mundo. En letras tipo catástrofe se anunciaba: "El 50% de los refugiados del mundo son mujeres".

Me acerqué a algunos de los que los pegaban y pregunté sencillamente qué querían decir con eso. Me miraron con asombro, como si preguntara algo obvio, pero luego no eran capaces de articular una respuesta que fuera más allá de: "bueno, hombre, es que la mujer es más débil, y está desamparada, y sufre más, y...".

Pregunté exactamente qué era lo que hacía a la mujer más vulnerable, y si el otro 50% (que entiendo serían hombres, no animales) la pasaban como reyes. Ninguna respuesta salvo las consabidas monsergas de que la mujer es más "débil".

En última instancia: si había alguna razón por la que las mujeres refugiadas lo pasaran peor que los hombres - razón que nadie alcanzó a articular, y se supone que deberían estar enterados - el lema de la campaña debería apuntar a eso, y no al simple hecho de que el 50% de los refugiados fueran mujeres, lo cual es sexismo puro y duro. No se entiende porqué SOLAMENTE ESE 50% constituye vaya a saberse qué escándalo, mientras el otro 50% bien gracias.

El mito de la mujer está tan arraigado, estamos tan acostumbrados a que "las mujeres y los niños primero" (como si una mujer estuviera tan desvalida como un infante) que no alcanzamos a ver que los hombres también sufren, mueren, y caen víctimas del sistema. Mejor dicho: lo vemos pero no le otorgamos jamás el mismo valor.

En sociedades primitivas, como ciertas tribus africanas, se practica la clitoridectomía. Vergüenza mundial y hecho que debe denunciarse e impedirse. Pero estamos mucho menos enterados de que otras tribus practican mutilaciones genitales sobre los niños varones, esto se sabe solamente en estudios de antropología especializados y jamás se considera un tema "de género". Y como no es un tema "de género" achacable a ningún "patriarcado" estos niños mutilados no le importan a nadie. Pregunto sencillamente: ¿Por qué?

Más aún: en nuestros civilizados países la circuncisión es práctica habitual - y nadie le pregunta al niño si quiere o no quiere que le cercenen el prepucio - que no escandaliza más que a unos pocos expertos (como en su momento el sexólogo León Gindin, uno de los pocos tipos que salió a denunciar esta práctica). Pero nuevamente: esto no constituye problema alguno de género ¿por qué? Porque nuestra conciencia de género como varones está dormida.

Y vos Dolmancé, como todo varoncito, tenés terror de decir "me equivoqué", problema que quizás compartamos un poco todos los varones, enseñados como estamos a ser superiores, competitivos, infalibles, y a no preguntar jamás dónde queda una calle. Porque somos - estúpidamente - machos.

Jack Celliers dijo...

Si puedo acotar algo más, que ya expuse en el blog de Una que anda...: muchas mujeres han logrado "igualdad de derechos" en la izquierda, y en el caso de la izquierda revolucionaria o de muchos movimientos sociales lo que han logrado es empeorar su posición respecto del varón.

Y esto - contrariamente a lo que vos pensás Dolmancé - no constituye de mi parte la menor "advertencia". Al contrario: significa una renuncia a privilegios que para mí es más que loable. En las organizaciones revolucionarias - como para acercarse un poco al post - las mujeres compartieron con los varones el riesgo, la carcel, la tortura y la muerte. Si vos pensás que yo me río de ellas estás muy equivocado. Esas mujeres renunciaron a los privilegios que les otorgaba la sociedad burguesa por su vocación revolucionaria.

Si por el contrario, esas mujeres hubieran estado del otro lado, en el ejército burgués jamás hubieran ido al combate.

Vos insistís en que es el hombre el que "ordena y manda" que así sea, yo más bien digo que la Pando, la Lucioni y las esposas de la milicada tienen bien poco de oprimidas y muchísimo de privilegiadas. Y de paso: son tan mierda como sus maridos.

Jack Celliers dijo...

Tal como estaba previsto: Dolmancé sacó la infibulación...

Quizás no sepas que en Africa se pracican mutilaciones sexuales masculinas, muchas de ellas que van mucho más allá de la circuncisión, como abrir en canal el pene por la parte inferior. No lo sabés, y seguramente tampoco te interesa porque no cuadra con la "opresión de la mujer".

Si a alguien le interesa la absoluta desprotección legal que tienen en Occidente los varones respecto de las mujeres puede leer esto:

http://es.geocities.com/mandefender/tema07.htm

La protección legal de la que disfruta la mujer en occidente frente a la mutilación sexual es explícita y completa. No ocurre así para el varón. Pero vamos, este es un tema absolutamente descolgado de alguien que no tiene nada que hacer.

Este tema, que es grave, despierta en los medios muchísimo menos interés que si las mujeres musulmanas deben o no deben llevar velo, y el terrible daño que les causa. Es una desproporción tan ridículamente evidente que sería graciosa, si no fuera trágica.

Severian dijo...

... letras tipo catástrofe se anunciaba: "El 50% de los refugiados del mundo son mujeres".
...
Me acerqué a algunos de los que los pegaban y pregunté...


No puedo parar de reirme ¿es en serio? Me imagino la situación y me sigo riendo.

en el caso de la izquierda revolucionaria ... lo que han logrado es empeorar su posición respecto del varón.

Cuando fué el ataque a La Tablada, en el medio de la confusión informativa de las primeras horas, me quedo grabado el comentario de mi vieja: "si hay mujeres entre los atacantes, es obvio que no son los milicos, sino alguna organización de izquierda"

dolmancé dijo...

Lo de la circuncisión es totalmente atendible desde una perspectiva de género, o de sexo, como quieras. Sexo sexo sexo. ¿Suena feo? Pero no vas a comparar una circuncisión con una infibulación. La circuncisión puede ser traumática y dolorosa para el niño, pero a las niñas le eliminan el clítoris de cuajo. Como si el placer de la mujer fuera "impuro". Como si la mujer, desde niñita, tuviera que aprender dónde está su lugar.

Además: No podés minimizar una lucha porque debería existir otra en el sexo opuesto. Es una falsa dicotomía.

Lo de la conciencia te lo concedo porque en definitiva nuestras diferencias son semánticas.

¿Te animás a investigar un poco más acerca de esas mutilaciones genitales sobre niños (no la circuncisión, sino esas que viste en un estudio especializado) y comparar con las estadísticas de mutilaciones genitales femeninas? Se habla de entre 5000 y 6000 niñas por día. 2 millones por año. La mayoría justo antes de empezar la pubertad.

También fijate las tasas comparadas de niveles de alfabetización en Africa.

¡O citá fuentes! Mira que después de lo de Bayer da como para desconfiar... Perdoname.

Con respecto al ejemplo que das, del 50% de refugiad@s, estoy con vos. Pero te repito, me parece que basarte en las pelotudeces del feminismo para hacer contracultura es teóricamente incorrecto. De la vanidad no puede surgir otra cosa que no sea vanidad. ¿O vos te enteraste de que había marginación y exclusión de los bolitas en la Argentina cuando leíste el titular de Crónica TV de que hubo un ACCIDENTE FATAL EN FLORES, MUEREN DOS PERSONAS Y UN BOLIVIANO?

Y admito errores, che:

Por ejemplo, al principio cuando Leí lo de Marianne, me pareció original. Pero después cambié de opinión porque al final del texto hay un esencialismo explícito que había malinterpretado.

Cuando te hablé de cómo surgió el capitalismo comparando tu teoría con la mía, hice un resumen bastante chapucero de la extracción de plusvalía. Me refería a la explotación de mujeres y niños, o eso quise, pero no viene al caso.

Luego surgió el debate sobre raza que mudé a mi propio blog, donde me vengo a enterar de que hay un vacío teórico y que hasta el día de hoy ciertos científicos más emparentados con la biología siguen sosteniendo la validez del concepto desde una perspectiva morfológica.

Además debatiendo se aprende siempre algo nuevo. Y uno revisa la info que maneja. O los propios prejuicios. En ese sentido ambos debates (raza y género) fueron fructíferos para mí. ¿Para vos no? Bueno, seguí con tus clases magistrales entonces.

Pero relajate, varón. Hoy en el blog de "una que anda..." me dijiste algo así como "Cuando aprendas a escribir y a no ser tan soberbio, por ahí hablamos". Es un buen ejemplo de tensión interna, o de la presencia de paja en el ojo ajeno. Lástima que solo te molestaste en criticarme lo estético. Sinceramente, espero estar a la altura de tus debates la próxima vez.

Porque, te aseguro, si hay algo de lo que no sé, trato de no hablar.

Por cierto: ¿Leíste el paper de Bourdieu, "La dominación masculina"? También están mis muchas otras citas, pero particularmente recomiendo ese texto. ¿Y el que pasó "Una que anda"? ¿Te molestaste en leerlo? Está bueno, lo recomiendo. ¿Podés recomendarnos alguna otra lectura que soporte tu tesis, que no sea Esther Vilar?

Somos estúpidamente machos, es difícil sacarnos de encima el peso de milenios de cultura sexista. Pero de ahí a sostener la teoría del matriarcado... No quiero sintetizar tus ideas para distorsionarlas. Distorsionan por sí solas, viejo.

Buen fin de semana.

Una que anda por ahí dijo...

Bueno, no quise seguir contestando sobre el tema en mi blog, porque ya me parecía demasiado repetitivo.
Vine para acá, para ver si hablábamos de otro tema y volvemos a lo mismo.
Pero, cambiando el eje de la cuestión, me quedó picando el tema de las mutilaciones genitales en mujeres y en hombres.
Siempre me llamó la atención que se tomara tan naturalmente el tema de la circuncisión, me parecía algo realmente espantoso y lo comparaba con la ablación de clítoris.
Después, investigando un poco (no demasiado, no soy especialista y si me mando un moco, avisen) noté ciertas diferencia: el placer desaparece de la mujer que sufre esta práctica, no así en el caso de los varones circuncidados.
Es más, hace poco me enteré de que hasta era más "higiénico" un pene circuncidado.
Pero... no deja de parecerme algo espantoso. Además, si bien no pierden el placer, tengo entendido que sí pierden algo de sensibilidad.
La verdad, Jack, en esto te doy la razón. No comprendo cómo nadie se opone a la circuncisión.
Respecto de las otras prácticas, no tenía noticias. Si alguno está al tanto, no estaría mal que pase la data.
Salute.

PD: justo antes de mandar este mensaje leí el artículo que recomendó Jack. Parece que la circuncisión trae más problemas de los que yo creía...

Jack Celliers dijo...

Dolmancé: Tu tendencia a no leer es notable, me transcribo:

"Vergüenza mundial y hecho que debe denunciarse e impedirse."

¿Me explicás por favor qué cosa es lo que estoy minimizando? Estoy hablando de una diferencia de percepción.

La circuncisión es "menos grave" que la infibulación. Menos grave por sus efectos, pero mucho más grave por su extension y tolerancia, en EEUU se practica sobre el 60% de los varones. Los argumentos "médicos" de que "es más higiénico" como menciona Una que anda, son precisamente parte de nuestra podrida cultura de que el hombre aguanta cualquier cosa.

La circuncisión es más higiénica, seguro. De la misma forma si nos extirpan las uñas jamás tendremos tierra debajo de ellas. Desde ese punto de vista es irrefutable.

Respecto de la campaña que comenté ¿de qué feminismo me hablás? Se trataba de una campaña de un organismo internacional, si mal no recuerdo del ACNUR. El titular de Cronica TV trae cola, y es Cronica TV al fin y al cabo. Esto en cambio a nadie le llama la atencion, otra vez: diferencia de percepción.

No comprendo el pedido de citar fuentes en relación a Bayer. ¿Qué tiene que ver Bayer? ¿Cité una fuente incorrecta sobre Bayer? Si me explicás te agradezco.

Las tesis no tienen que sostenerse sobre lecturas, tienen que sostenerse por sí solas. Uno adhiere o elabora sus propias tesis en base a lo que observa en la realidad, y si una cita es válida tiene que constatarla con la realidad. Lo demás es abusar del argumento de autoridad: "¡Lo dijo menganito!".

Por último, recomiendo el abandono de la psicología bloggera ("tenés tensión interna, relajate"), he visto a demasiados desvariar en conjeturas acerca de mi persona, todas graciosísimas.

Tus ideas no distorsionan. Son claras, nítidas, lineales, nada originales y se pueden encontrar en revista Veintitrés (cuando voy a Baires a veces hay que matar el tiempo).

Salute.

Una que anda: No me malinterpretes, tu versión de feminismo me parece de lejos mucho más sensata. Es que soy un pendenciero.

dolmancé dijo...

Jack, lo de Bayer fue porque este post, que a decir verdad echa luz sobre la gesta revolucionaria de los 70, me parece muy "inspirado" en un artículo publicado por Bayer en Página/12. Pero lo tomo como un homenaje. Vaya y pase. Por nada.

Con tensión interna me refiero a llamarme soberbio en una acusación llena de soberbia. Pero dale, es mucho menos aburrido si obviamos esas causalidades psicológicas imaginarias.

Yo tendré mis lecturas, pero de mi tesis me hago cargo solito. Buen intento por desviar la atención, de todas maneras. Sé que no vas a leer “La dominación masculina” de Bourdieu porque tu prejuicio te prende la luz de stop ya con el título. O tal vez antes, con el autor, que tanto habrás leído como para compararlo con John Holloway.

El link que mandaste es muy ilustrativo. Lo estuve leyendo mientras te contestaba. Pero, mirá vos lo que es el google, eso fue justo antes de que vos lo citaras. Escribimos al mismo tiempo y se nos ocurren las mismas ideas, ¿por qué será que no estamos de acuerdo? No sabía lo de las mutilaciones genitales de los niños, es aberrante, y sin duda equiparable a la mutilación sexual femenina (la circuncisión no es equiparable). Pero, ¿es tan extendida? ¿Alcanza los 6000 niños por día? Hacenos la gauchada de googlearlo, dale.

El acné es menos grave que el cáncer de piel. Menos grave por sus efectos, pero mucho más grave por su extension y tolerancia. Ajá.

Decías en tu post de Marianne que los reclamos femeninos son anulables en su mayoría. Yo a esto le llamo minimizar. ¿Me equivoco otra vez?

Ahora, Pando & cía no parecen ejemplos muy ilustrativos de la condición de la mujer en el mundo. Te faltaron Amalita Fortabat y Condoleezza Rice.

Chicanas aparte, es bueno que lo tomes en cuenta. Mirá, Memoria Completa se sube al tren de la resignificación frívola que hace este gobierno de la última dictadura. Toman a los portavoces de esta reivindicación banal de los setenta como interlocutores para construir su propia crítica: ¿Y los militares muertos por la guerrilla, que onda? Grado de repercusión pública: Nula. Grado de repercusión mediática: Toda la posible. De todas maneras, ante una reivindicación banal de los "jóvenes idealistas" de los 70 (que en lugar de pasar de las armas de la critica a la critica de las armas se dedicaban, como K, a los negocios inmobiliarios, terreno fértil en esos tiempos), se antepone una reivindicación banal del patriotismo de los militares que dieron la vida por defender al país de la agresión marxista. La teoría de los dos demonios, con más adeptos que nunca.

En fin.

A lo que voy con esto: Argumentar que las mujeres tienen el privilegio de vivir parasitariamente del hombre tomando como ejemplo a Cecilia Pando, es jugar al mismo juego.

¿Cuál es, en definitiva, ese "privilegio" que vos atribuís a la mujer en su condición de tal?

¿Quedarse en el molde?

Si es así, partís del supuesto de que hay un molde en el que quedarse, y ese molde, pienso yo, se construye socialmente. Si las mujeres de la izquierda revolucionaria tuvieron el valor de romperlo, también lo tuvieron los hombres que las acompañaron. El valor de aceptarlo, sin ver reducidas sus "hombrías".

De esto se deduce lo evidente, la mujer es llamada a cumplir un rol pasivo, mientras que el hombre está obligado a cumplir un rol activo. Mi tesis es que el rol activo es el que construye la violencia simbólica. El que tiene el poder. No está en la naturaleza, no está en los genes. Tampoco está en una esencia interior, espiritual. Está en la cultura. Nos antecede, ejerce sobre nosotros una coerción. Y es esa coerción, basada en la visión masculina, la que manda a los hombres a disputarse los privilegios, y a las mujeres a quedarse en el molde.

La conciencia de género femenina, el conocimiento que las mujeres tienen de la situación de subordinación en la que viven como consecuencia de la dominación masculina, es en términos históricos un fenómeno reciente. A vos te parece que hay "mucha", tanta que te hace ruido. Para vos la conciencia de género femenina es la ideología del género dominante. El discurso dominante, lo llamás. Pero... ¿no es apenas una voz débil que trata de hacerse lugar entre tanto ruido banal?

Me resulta más viable pensar que la conciencia de género masculina es la ideología del género dominante: el masculino.

A vos te preocupa lo que digan los medios sobre el velo de las mujeres musulmanas. No niego que tenga mucha mejor prensa que las mutilaciones genitales masculinas. Pero ese es el discurso dominante que tanto te abruma, y sin embargo no salís de él para teorizar y hacer contracultura. Para hacer una verdadera contracultura hace falta un poco más. No basta con Clarín y revista Veintitrés. Tal vez el discurso dominante destile cierta culpa. Por ejemplo, con respecto a la homosexualidad... Hoy muchos oportunistas se declaran homosexuales, y hacen de eso un fetiche. Hay travestis haciendo carrera de Vedettes, y abundan las historias de ese tipo en las revistas del corazón. Pero yo no llamaría a eso una verdadera integración, o la tan fascista "tolerancia" (como si hubiera que tolerar, aguantar, soportar lo diferente). Muy por el contrario, se construye un imaginario colectivo aún más alejado de la realidad del que prevalecía en épocas puritanas. La sexualidad se categoriza clínicamente, mientras que en las camas Eros está cada vez más ausente. Quedarte amarrado al discurso dominante (que tanto me achacás) te hace perder de vista que este es un mundo construido a partir de una prevalecencia de lo masculino por sobre lo femenino. Y que, si bien en el siglo XX hubo un cambio dramático en la dirección contraria, aún hoy estamos lejos de haberlo superado. Tal vez el único prisma de la lucha de clases sea insuficiente para notarlo. Pero no lo sé.

Jack Celliers dijo...

Dolmancé, a veces meas tan afuera del tarro, y tan ampliamente que los de limpieza un día te van a hacer un kilombo...

Mi post, si lo leí bien, habla de Operación Gaviota en sus 3/4 partes o más. Si no estoy loco, precisamente la crítica que le hago posteriormente a Bayer es olvidar actos como ese. O sea: no se entiende nada, Dolmancé. ¿Qué clase de "homenaje" puede ser un escrito que versa sobre algo acerca de lo que Bayer jamás escribió?

¡O yo me equivoqué mal y Bayer si esribió sobre Operación Gaviota y yo ni idea!

Ahora, la 1/4 parte restante: si querés atribuírme "plagio" por haber citado la bomba de Georg Elser... Dolmancé querido, estudiá un poco de historia. Ese hecho es múltiplemente conocido, lo conoce cualquiera que haya leido un poco la historia del nazismo. No tengo el libro a mano, pero estoy 200% seguro de que el hecho esta citado en la biografía de Hitler escrita por Ian Kershaw. Hitler sufrió dos atentados en su carrera política: uno el de Elser y otro el del militar aristócrata Carl von Stauffenberg, los dos fallidos. Puedo citar de memoria varios hechos más, que seguramente Bayer también se acuerda.

Ahora, si te pensás que era algo que sólo Bayer sabía, y que mencionar ese hecho es plagiar a Bayer... en fin.

Bourdieu da para hablar mucho. Está bien, me fui de tema: es mucho más serio que Holloway (tampoco es un gran mérito: la Tota Santillán también es más serio que Holloway). Y es un intelectual que sobre todo en los últimos años tuvo una postura crítica que - comparada con la bosta intelectual que produce Europa en las últimas décadas - fue más que interesante.

Sin embargo, como todos los intelectuales europeos - y acá voy a ser muy esquemático, pero insistís tanto con el hombre que no me dejás otra - tiene una visión limitada de lo que ocurre fuera de Europa, aunque en su caso SI hizo un esfuerzo serio por incluirla en un análisis.... mmmhhhhh.... ¿marxista?

Es difícil afirmarlo en un tipo que dice, por ejemplo: "Los movimientos sociales deben presionar a Estados y gobiernos y garantizar el control de los mercados financieros y la distribución justa de la riqueza de las naciones...". Políticamente hablando esto es una tierna ingenuidad. Y es curioso, todos los intelectuales que abrevan en Foucault caen en pronósticos sombríos, visiones realmente jodidas de la realidad, y luego dicen cosas como estas, como para ser dichas en la Asamblea de Caballito.

Así que probablemente no lea "La Dominación Masculina". Pero vamos, no es tan importante, me recuerdan que la mujer está oprimida todos los días.

La locura del discurso dominante te hace creer que la distancia que hay entre la infibulación y la circuncisión es la misma que hay entre el cáncer de piel y el acné. Conversando con vos se obtienen tantos argumentos a favor de mi tesis que creo que voy a compilar tus respuestas en un libro ¿puedo?

Una pregunta: ¿vos te tomás el laburo de ir al otro post a leer lo que escribí y retenés sólo dos palabras: "anular" y mayoría"? Digo, porque ooooooootra vez: no leés. Comprensión de texto, muchacho. Me transcribo por enésima vez:

Hay temas sin duda anulables en el feminismo, y me parece que son la mayoría. Hay temas atendibles que comparto (la violencia es uno de ellos, por ejemplo).

La infibulación es, por supuesto, otro, y que además se puede encuadrar en "violencia" traquilamente. Repito la pregunta ¿Qué es lo que minimicé?

El resto de tu laaaaarga perorata (un poquitín de poder de síntesis no vendría mal) es declarar que "pasivo" y en "el molde" es igual a "opresión", y atribuís estos tres conceptos a la mujer. Bueno, yo simplemente digo que eso que vos llamás "pasividad" y "quedarse en el molde" para muchas minas significa una rampante comodidad que pintan con los colores más sombríos de la opresión mientras... pasean por el shopping en horas en que sus maridos laburan.

El ejemplo de la mujer en la izquierda es claro, como vos lo decís: "romper ese molde" no significó de ninguna manera ganar privilegios, sino perderlos. Y de nuevo: esto no es motivo de risa para nada. La valentía de esas minas es muy superior a la de los tipos para "aceptar que ellas rompan el molde". Para los varones no significó ganar ni perder nada, para las mujeres significó perder mucho. Pregunto: ¿es tan difícil de ver? Para mí es más que evidente.

No sé, por ahí escribo en rumano, que no lo pude aprender tan tan bien.

Jack Celliers dijo...

Sigo, y te cito:

...esa coerción, basada en la visión masculina, la que manda a los hombres a disputarse los privilegios, y a las mujeres a quedarse en el molde.

Pero Dolmancé, ¿no se te ocurre pensar que "disputarse los privilegios" justamente no es ningún privilegio?

Veamos que ocurre con el "privilegio" dinero: los tipos salen a disputárselo, a competir, a romperse la cabeza entre ellos par ganar el mango. La sociedad mide con vara estricta al varón: es lo que tiene, y si no tiene... no es.

Muy bien, el varón vuelve de la disputa a casa y su "pasiva" mujer, que está "en el molde" tiene derecho a vivir de ese salario que él ganó. ¡Grande master! Y mejor que no se divorcie, porque la casa quedará para ella, más la mitad de su salario.

¿Quién es el privilegiado aquí? ¿Quien sale a pelear los privilegios, y luego tiene que compartirlos, o quien los disfruta sin haber movido un dedo (quedándose sacrificadamente en el molde)?

Te propongo mirar la situación objetivamente, no empezar otra vez a perorar que "es el hombre el que baraja el mazo y reparte las cartas así". Yo no lo creo, pero dejémoslo de lado, aunque sea por un momento.

Yo digo simplemente: muy bien, vamos a romper estos roles. Empecemos por distribuir las tareas equitativamente: igualdad de sexos en todas las tareas. Las domésticas, las militares, las insalubres, todas. Tendremos minas que levanten la basura en las calles, tendremos mineras, tendremos tantos soldados masculinos como femeninos. Y por supuesto: escribiremos los plurales con @.

Yo estoy plenamente de acuerdo.

Jack Celliers dijo...

Ultimo tip: Si querés acusarme de plagio, más bien deberías acusarme de copiar a Luis Mattini, fue de él que saqué los hechos de Operación Gaviota. Pero se trata de los hechos simplemente, una mera custión histórica.

Anónimo dijo...

Jack:

entiendo tu tirria con los declamados postmodernos.

Saludos

Ludovico

Luk@s dijo...

¿La actividad hogareña no es trabajo Jack?

Vos decís que la mujer que se queda en el molde en su casa se beneficia del salario que percibe su marido.

A pesar de que esta visión del asunto está un poco desacreditada ante una realidad que demuestra que las mujeres están tan presentes en el mercado de trabajo como los hombres (lo que no tiene nada de reprochable, al contrario) supongamos a esas mujeres que se quedan en casa viven del salario de su marido.

Supongamos, eso sí, una cierta generalidad de mujeres porque si vamos al caso de los ricachones no es un ejemplo porque no es la generalidad.

Supongamos, porque es desde donde escribo, que se trata de países más o menos desarrollados como la Argentina y que nos referimos a la inasible clase media.

En ese caso, la mujer que se queda en la casa se ocupa de los hijos, de limpiar, de administrar la economía doméstica, y hasta de preparle la cena al maridito que llega cansado de su trabajo.

Digamos que realiza tareas hogareñas desde las 7 (preparar el desayuno, alinear a sus niños, etc) hasta las 21 y que descansa entre las 13 y las 17 horas. Es decir, realiza tareas durante unas diez horas.

Que ocurriría si esa mujer no existiera y el maridito que trabaja y se gana su salario tuviera que ocuparse también de la casa y de los niños.

Tendría que agregar a su jornada de trabajo (supongamos de 9 horas con una para el almuerzo) algunas horas para ocuparse de sus chicos y de algunas tareas del hogar.

Pero, también tendría que contratar a alguien que se ocupe de la casa y de sus chicos cuando él no está. Supongamos que contrata a una niñera-mucama por $ 5 la hora durante 8 horas diarias, 20 días al mes. Eso le costaría $ 800 como mínimo si la tiene en negro (que lo más probable).

Bueno, eso nos da una idea del valor del trabajo de la mujer que se queda en el molde y vive del salario de su marido (al que habría que agregar el valor que tiene que sea la propia madre quien se ocupe de sus hijos antes que una (o un) extraño.)

Tomemos ejemplos promedio. Porque la mujer que está al pedo en su casa y sale con las amigas de shoping, etc, no es el promedio. Son mujeres que pertenecen a la burguesía.

Jack Celliers dijo...

Luk@s:

Ya expuse este ejemplo, porque lo conozco de haberlo vivido en carne propia durante un año y pico (viviendo en pareja, o sea manteniendo una casa para dos personas) y bastante más tiempo viviendo solo.

Un depto. de tres ambientes se deja de punta en blanco con una mañana de trabajo, y estoy siendo muy generoso en el cálculo, ya que no todos los días es necesario pasar la aspiradora, por ejemplo.

Claro, si establecés que el trabajo doméstico lleva desde las 7 hasta las 21... más bien, el problema es que no resiste el menor análisis. De 7 a 21 te lleva si lo hacés en silla de ruedas.

Nadie dice que eso no sea trabajo, simplemente no es comparable.

Ojo: estamos hablando de la pareja "tradicional", que - es cierto - se ve sólo de la clase media para arriba. Si ambos miembros de la pareja laburan la misma cantidad de horas entonces es perfectamente justo que las tareas domésticas sean repartidas. Pero ¿cuántas parejas laburan la misma cantidad de horas y hacen recaer el trabajo doméstico exclusivamente en la mujer? Yo creo que muy pocas, personalmente no conozco ni una.

El trabajo doméstico es sencillo y deja muchísimo tiempo libre. Si fuera por la comodidad yo no tendría el menor problema en hacerlo toda mi vida: deja tiempo para leer, para escribir, para lo que se te ocurra. Lavar los platos, barrer, cocinar y planchar son tareas que el discurso dominante pinta como si fueran trabajos forzados, y lo cierto es que son tareas que obviamente no son la mar de divertidas, pero llevan poco tiempo y cero stress.

Mientras barrer una casa es pintado como un espantoso y humillante sacrificio que los hombres obligan a hacer a las mujeres (y repetido por cuanto medio de comunicación haya, instalado ya definitivamente como indiscutible en nuestra cultura), hombrear bolsas de basura o limpiar cloacas son trabajos exclusivamente masculinos que nadie propone compartir entre los sexos, y la lógica más elemental indica que son muchísimo más insalubres y humillantes.

Admito que aún no sé lo que es cuidar a un pibe, y que no debe ser moco de pavo, pero nada me quita de la cabeza que es muchisimo más placentero atender a tu hijo que obedecer a un jefe.

Ludovico: Se agradece la solidaridad. De veras.

Miguel Angel dijo...

COMO MANDAR COMBATIENTES A LA MUERTE POR ROBERTO SANTUCHO, CAPITULO DEL LIBRO "SI MORISTE, LO HICISTE POR MI EGO REVOLUCIONARIO, GRACIAS" R.S.:

La destrucción del aparato militar del ERP, mientras tanto, se produciría ese mismo año (1975), a raíz del frustrado copamiento del Batallón de Arsenales 601, en la localidad bonaerense de Monte Chingolo. El operativo ya había sido advertido por los servicios de Inteligencia, y el Ejército se preparó para recibir el ataque. El 23 de diciembre de 1975, minutos antes de las 20, se inició la mayor operación guerrillera urbana contra un objetivo militar, aunque en realidad se convertiría en la mayor operación militar urbana contra las fuerzas insurgentes, que sufrieron más de 150 bajas en un solo día. Sucede que las fuerzas represivas estaban al tanto, detalle por detalle, de cómo iba a ser el operativo guerrillero. Ello debido a la infiltración de un hombre de los Servicios de Inteligencia del Ejército, apodado El Oso, en la cúpula del ERP. Unas horas antes del "Día D", el traidor había sido descubierto, juzgado y fusilado por los guerrilleros. Pero Santucho, luego de algunas vacilaciones, ordenó continuar con las acciones tal como se habían programado. Sería prácticamente un suicidio.

El día 23 de diciembre de 1975 un fuerte y numeroso grupo guerrillero (según estimaciones de la propia guerrilla unos 270), actuando en forma concentrada, atacaron simultáneamente diversos objetivos militares en la zona sur del Gran buenos Aires. El objetivo principal del ataque se concentró en el cuartel del Batallón de Arsenales 601 "Domingo Viejobueno" ubicado sobre el camino Gral. Belgrano, a la altura Monte Chingolo.

Según las apreciaciones de fuentes del Ejército "en el ataque principal habían intervenido alrededor de 70 guerrilleros, apoyados por más de 200 en las operaciones secundarias de los alrededores. Estas cifras indican la magnitud de la operación subversiva, en la que además se utilizaron armas pesadas, explosivos, importantes medios de enlace y una minuciosa y detallada planificación, llegando los terroristas a la zona de operaciones en vehículos livianos y camiones pintados de igual modo que los del Ejército Argentino".
"Las operaciones de diversión se realizaron en otros puntos del Gran buenos Aires, donde se desarrollaron enfrentamientos con muertos y heridos de ambas partes, en Bernal, Villa Domínico, el llamado Camino Negro, Lanús, Puente Avellaneda, Puente 12 a la altura de la autopista Richieri y Camino de Cintura" (Libro In Memoriam, Tomo I, Círculo Militar Argentino).

El ataque se inició a las 19.45 Hs. y la ejecutó el Batallón Urbano "José de San Martín", al mando de Mario Roberto Santucho. Así narrarían los guerrilleros sobrevivientes la acción:
"El objetivo de tan importante operación, además de asestar un fuerte golpe al enemigo era recuperar para la causa 13 toneladas de armamento y otros medios para el Ejército del Pueblo. En el lugar donde nos concentramos había una sola consigna "vencer o morir".
"Fuimos saliendo por grupos y nos concentramos 15 minutos antes en el hotel alojamiento donde conseguiríamos la cantidad de vehículos necesarios para la acción. La Unidad F. Pérez del ERP encabezaba la acción. Cuando estábamos a cincuenta metros del portón se comenzaron a sentir las primeras ráfagas del ejército opresor. Entramos decididamente en el cuartel. Era evidente que nos estaban esperando. Desde una torre de observación que dominaba todo el cuartel nos tiraban con ametralladoras pesadas. A medida que ingresábamos íbamos bajando de los autos y orientando nuestra acción hacia los lugares pre-establecidos. El movimiento fue muy dificultoso por la acción del enemigo.
"Fueron cayendo muchos compañeros y nuestros movimientos en el interior se hacían cada vez más difíciles.
"La acción duró más de tres horas y media y durante ese lapso no pudimos lograr hacer píe en ningún sector siendo lo más lamentable el tener que abandonar a una gran cantidad de compañeros muertos y heridos sin poder prestarle una adecuada atención. Los que aún estábamos en condiciones de movernos, comenzamos a alejarnos de la zona. Muchos de nosotros pudimos meternos en una villa adyacente comenzando a tener contacto con muchos pobladores que nos ofrecían ayuda y nos brindaban atención a los heridos, al mismo tiempo que nos protegían de la búsqueda que hacían las tropas y los helicópteros. Ellos nos indicaban hacia donde ir y ante el pedido nuestro de que no nos delataran respondían que a los milicos no los tragaban".
Uno de los comandantes de la operación, el médico santiagueño René Moukarsel, sería el único en llegar hasta la sala de comando del cuartel, pero ante la retirada de sus compañeros regresó. Según testimonio de sus compañeros, mató en su audaz camino de ida y vuelta a varios militares.
El ejército, junto a gran cantidad de efectivos de la Policía Federal y de la Provincia de buenos Aires, se dedicaron durante toda esa noche prácticamente a cazar combatientes. De acuerdo a denuncias ante organismos de Derechos Humanos, hicieron una verdadera carnicería que dejó como saldo cientos de habitantes de las villas aledañas muertos, que sus familiares no se atrevieron a denunciar luego por terror.
Esta operación representó para el ERP una gigantesca derrota, que los dejó prácticamente sin fuerzas a nivel nacional. Para el combate se había traído de las diferentes provincias a los mejores cuadros militares con que contaba la guerrilla en ese entonces.
A la deserción de centenares de militantes de base y políticos que desarrollaban actividades sindicales y que, aterrorizados por el cariz que iban tomando las acciones quisieron tomar distancia de la guerrilla, se sumaron las numerosas detenciones de sus miembros, a las que se sumaban también las bajas producidas en diversos enfrentamientos. A fines de 1975, las organizaciones guerrilleras habían perdido, en una debacle alucinante, más de la mitad de las fuerzas con que comenzaran el año 1976.

Cuando se produjo el golpe militar de marzo de 1976, tanto el ERP como los Montoneros se habían retirado de los barrios y fábricas, e interrumpido buena parte de su comunicación con las bases, lo que les significó perder una vital infraestructura para llevar adelante su funcionamiento clandestino. Dependían ya totalmente del aparato propio, y del dinero necesario para financiarlo.
A esto se sumaron las numerosas bajas entre sus cuadros militares, lo que redujo notablemente su capacidad ofensiva. La guerra contra las Fuerzas Armadas que se proponían ganar estaba a punto de culminar con su derrota aun antes de comenzar una etapa que algunos años atrás habían previsto, ambiciosamente, como de "guerra de movimientos".
La conducción de Montoneros, ante la gravedad de la situación, elaboró un Código Penal de Justicia Revolucionario que castigaba la deserción de sus filas con la pena de muerte. Ello fue visto más tarde por sus propios integrantes como un intento desesperado para frenar la constante fuga de militantes en sus filas. También lanzó lo denominaron "La Tercera Campaña Militar Nacional Montonera", cuyo objetivo principal consistía en eliminar físicamente a cualquier miembro de las fuerzas de seguridad que fuera detectado, donde fuera detectado.
En marzo de 1976, el ERP y Montoneros tenían su estructura militar prácticamente reducida a la mitad de lo que habían logrado consolidar un año atrás. De acuerdo a cálculos del propio ámbito represivo, en el territorio argentino ya no quedaban más de 600 guerrilleros armados; el resto pertenecía a las ramas política, logística y otras igualmente ajenas a las operaciones de combate.

Ya en enero de 1976, el propio general Videla, en ese entonces Comandante en Jefe del Ejército, elaboró un informe referido a las organizaciones insurgentes en general, el que se originó tras el frustrado copamiento del Batallón de Monte Chingolo por parte del ERP. En ese documento, después de afirmar que las organizaciones guerrilleras se encontraban ante una "impotencia absoluta" en cuanto a su "presunto poder militar", señalaba que se había demostrado repetidamente "la incapacidad de los grupos subversivos para trascender en el plano militar".

Sin embargo, en los últimos meses del gobierno militar, en abril de 1983, bajo la presidencia del general Reynaldo Bignone, la junta de Comandantes difundiría un "Documento final", con el que pretendía dar por cerrada toda revisión del pasado y que, entre otras cosas, afirmaba que los subversivos habían contado con 25.000 militantes, de los cuales 15.000 habían sido combatientes.
Una exageración absurda que contradecía los datos aportados por los propios militares, pero políticamente oportuna.
Volvamos a ese comienzo de 1976. En Tucumán, el ERP, con Santucho a la cabeza, iba siendo desarticulado. La expectativa que cobijaba Santucho de recibir apoyo de los sectores urbanos no se concretó, por lo que vio caer muertos a varios de sus combatientes en manos de las Fuerzas Armadas. Por su parte los montoneros "vagaban cada vez más a mayor profundidad en la penumbra que medía entre la guerra de guerrillas urbanas y el terrorismo. Sin embargo, las verdaderas causas del derrumbamiento montonero fueron los secuestros de sus miembros y sus consecuencias. Un solo traidor podía denunciar a 20 o 30 miembros, de los cuales 3 o 4 podían hablar sin colaborar, denunciando a otros 8 o 10, de los que uno podía convertirse en dedo (alguien dispuesto a pasear por las calles y marcar, o señalar a montoneros conocidos suyos)"

Jack Celliers dijo...

Che, Miguel Angel, una pregunta nomás: las covachitas de los services ¿no tienen a alguien que redacte un poquito mejor? Digo, alguno que haga algo más que escribir dos líneas vacilantes para después hacer copy paste furioso de los documentos represivos. Si tiene el primario aprobado sería fantástico.

¿Es mucho pedir? Gracias!

Jack Celliers dijo...

Bueno, bah, primario aprobado no, no nos pongamos exigentes. ¿Que sepa comer con cubiertos? Un ex-SIDE, un pelotudo inútil de esos que tienen a patadas, pero que parezca una persona.

Bueno, fijate, cualquier cosa me contás.

Luk@s dijo...

Jack:

Hay trabajos que requieren fuerza física (hombrear bolsas por ejemplo) y que rinden mucho más si las hace un hombre que si las hace una mujer.

A mi me parece evidente que, en promedio, el hombre es superior en toda actividad física que requiera mover cargas de determinado peso.

La superioridad física del hombre también se puede ver llevada al extremo en los deportes en los cuales, los hombres, levantan pesos, lanzan objetos, etc más pesados que los que los de las mujeres. Al punto que en la mayoría de los deportes atléticos y aeróbicos los records masculinos son superiores a los femeninos.

Entonces, si yo soy un capitalista voy a preferir que los hombres sean quienes carguen las bolsas antes que las mujeres porque son más productivos (es decir, pueden levantar más peso). Por ende, la plusvalía relativa que puedo extraer es superior si utilizo hombres en cambio de mujeres.

Tradicionalmente, a las mujeres les tocaban las tareas hogareñas (allá en el tiempo).

No me parece ilógico, por tanto, que fueran las mujeres las que se desempeñaran en determinadas manufacturas (textil por ejemplo).

En este tipo de trabajos no es necesaria la fuerza física sino la destreza manual, destreza que las mujeres conocían bien por sus tareas hogareñas (costuras, remiendos, etc). Además, no era tradición que el hombre desarrollara ese tipo de tareas. Incluso para las mujeres el trabajo textil requería de especialización (por eso a principio de siglo XX pululaban en la Argentina las academias de corte y confección).

Y, como ninguno de nosotros elige dónde nacer, tampoco decide nacer en una sociedad con determinadas fuerzas productivas y sus correspondientes relaciones sociales.

Un capitalista de principios de siglo XX prefería a una mujer para el trabajo textil porque históricamente la mujer desarrollaba esas tareas. No quiere decir que el hombre no las pudiera desarrollar o fuera menos hábil con las manos sino simplemente que en la historia de la división del trabajo el hombre es más productivo que la mujer en unas áreas y a la inversa.

Por último, hay tareas que no requieren fuerza física ni destreza manual (normalmente las actividades donde se ha asentado la gran industria) y que son desarrolladas por hombres y mujeres sin distinción.

Estoy de acuerdo con vos que hay problemáticas que suelen enfocarse erróneamente desde una perspectiva de sexos pero no por ello la problemática deja de existir.

De lo que se tratará, en todo caso, es de delimitar bien.

Con respecto a la circunsición tengo que decir que en mi caso fue beneficioso y que antes corría riesgos innecesarios.

La fimosis (buscar en google para quien no la conoce) la padecen muchos hombres para quienes la circunsición es la solución y disminuye los riesgos de contraer Enfermedades de Transmisión Sexual.

Como práctica tradicional es detestable. Sólo la justifico cuando, precisamente, no llevarla a cabo presente más riesgos que beneficios.

Sin embargo, la ablación de clítoris ni siquiera persigue alguna función terapéutica.

El problema de la prostitución también podría ser encuadrada desde una perspectiva de género (no me olvido de la prostitución masculina) en especial el tráfico de mujeres con esos fines.

La violencia familiar es otro problema donde se ve cómo la fuerza física del hombre prevalece sobre la de la mujer (aunque también se dan casos inversos donde la que ejerce la violencia es la mujer).

En síntesis, si nos ponemos a hilar fino quizás no quede una sola cuestión de género en pie pero, hilando fino, nos perdemos el movimiento general de la historia.

Por último, la lucha contra el machismo me interesa más que nada en tanto que pueda ayudar al proletariado en la lucha de clases para eliminar diferencias secundarias al interior de la clase obrera (lo mismo va para el racismo, el nacionalismo, la religión, etc).

Saludos

Luk@s dijo...

Me olvidaba. Yo vivo solo en un departamento de un ambiente y limpiar ese pequeño ambiente me lleva al menos 3 horas (quizás sea demasiado lento) sin contar que cada camisa (tengo 5) me lleva 20 minutos cada una (¿será por que uso apresto?). En fin, en mi caso, detesto las tareas hogareñas y prefiero trabajar en la oficina antes que en la casa. Lamentablemente no me queda otra que hacerlo en ambos lugares (hasta que consiga una novia que me limpie el depto, jaja).

No tengo ni idea lo que significa criar un hijo pero los amigos que tengo con chicos me comentan que no es una tarea sencilla y que, según la edad, puede ser muy agotadora (además de gratificante).

Luk@s dijo...

Donde dice "limpiar ese pequeño ambiente", léase "limpiar ese pequeño departamentito (cocina, baño, patiecito)"

Jack Celliers dijo...

Luk@s, obviás un dato: la diferencia de fuerza física entre hombres y mujeres es estadística: hay muchas minas que pueden levantar una bolsa de consorcio (pero muchas!) y hay algunos tipos que no pueden hacerlo. Decir que CUALQUIER mujer es más débil que CUAQUIER hombre es falso. Lo esperable sería que entre los que laburan con bosas de basura hubiera una proporción acaso mayor de hombres, pero no justifica exclusividad.

Por otra parte desobstruir cañerias, o pegar ladrillos unos con otros no es ninguna proeza física. Hay chicas y señoras más robustas que más de un obrero de la construcción boliviano o chaqueño o jujeño, de esos flaquitos y petisos que ves en los andamios no pocas veces.

En el discurso dominante la debilidad de la mujer es un tema de doble sentido permanente: se vuelve "real" o "ficticia" de acuerdo a que se quiera "denunciar el modelo patriarcal"... o justificarlo.

Respecto de la circuncisión, no me interesa mucho entrar en casos personales, pero los riesgos que se corren sin hacerla son los mismos que se corren al tener cualquier parte del cuerpo no mutilada. Y lo que es indiscutible es que si es tan beneficiosa, dejen que cada persona decida si la quiere para sí cuando tenga uso de razón. Mutilar a un bebé es simplemente aberrante.

No sé qué clase de ambiente tendrás pero sí, 3 horas por día TODOS los días me suena un poco mucho. 20 minutos para planchar una camisa? Eeeeehhhhh! ¿Son de papel crépe?

Curiosaporsiempre dijo...

Estimado Jack: varias cosas... varias...
1.- Parece que los servicios, últimamente, están escasos de personal y recurren a los que tienen con tareas pasivas para molestar en diferentes páginas de discusión. El resultado es previsible: hacen un trabajo de mala de calidad, quedan en evidencia porque no están dotados ni de la más mínima sutileza, conocimientos o neurona fresca y terminan haciendo copy paste porque no articulan una sola idea propia.
Evidentemente, tu blog no es una excepción y un cachivache pasó por aquí.

2.- Al leer tus útlimas intervenciones (conste en actas que la distancia entre Operación Gaviota y la señora shopping es enooorme) tuve una extraña sensación de dejà vu...

Me extraña, Jack, que sigas hablando de las señoras-shopping... ¿Desde cuándo el parámetro de las burguesas o pequeño burguesas es el parámetro de TODAS las mujeres...?
Sólo las pequebú o las bú van al shopping chamigo... Sólo ellas.
Las que tienen que laburar, como mínimo ocho horas por día (contando que tienen la cama en su propio laburo, porque si la cama está lejos y le sumamos el tiempo que invierten en viajar son dos horas más), llegan a su casa a seguir laburando, con suerte, van al shopping a comprar los regalos de Navidad o el día de la Madre y, sin suerte, no lo pisan ni en fiestas de guardar.

Las mujeres que laburan, si son humildes, van a las ferias conocidas como "bolishopping" a comprarle zapatillas de imitación a sus hijos porque no les da el cuero para comprar de marca registrada y no trucha.

Las mujeres que no trabajan porque no tienen trabajo, suelen rebuscárselas en trabajitos por hora en casas de familia; cartoneando; pidiendo en las calles y subiendo a los micros de los planes jefas y jefes para que las arrastren al acto de turno, sea de la izquierda, del centro o adentro... Para ellas ¿Qué es el shopping"? ¿La feria de las imitaciones...?

Sin embargo, la mayoría de las mujeres, ocupadas o desocupadas, están expuestas al acoso sexual, la violencia, el trabajo no remunerado doméstico, etc. etc.

3.- Jack, sos un hombre inteligente... ¡Por favor! Si alguna mina te jodió la vida (porque que las hay, las hay...) NO GENERALICES.

No se necesita ser revolucionaria para renunciar a los "privilegios" de ser "mujer"... Día a día te refriegan por la nariz la falta de "privilegios" por más que estén enunciados en cientos de "secretarías de la mujer" (nadie se priva de ellas: ni los municipios ni los gobiernos provinciales ni el gobierno nacional y ni tan siquiera los sindicatos manejados por burócratas). Que el discurso dominante sea la permanente cháchara sobre los "derechos" de las mujeres, no quiere decir que se les dé bola...

¡Lástima que estás lejos, estimado Jack! Porque te propondría un cambio por una semanita: vos hacés de mujer que labura o está desocupada y yo barro tu departamento, aunque tenga veinte ambientes...
Nada tienen que ver el culo con el pulso...

Francamente, tu reproducción del discurso subliminal permanente de la pequeña burguesía, respecto de las mujeres, me da... ¿Cómo decirlo? No. Mejor pensá vos qué extraña sensación de no comprensión pasa por mi cabeza y mis emociones...
No te entiendo. Me parece una barbaridad que equipares a una Pando con cualquier otra mujer, que se te pasen por alto los enorme matices entre alguien como ella y otras que somos diametralmente diferentes.
¿Te gustaría que yo aseverara que todos los hombres son unos hijos de puta porque Bush, Neustad, Videla o cualquier sátrapa hacen y dicen barbaridades? Bueno, es la misma lógica, lineal y no dialéctica.

Con la misma estima de siempre, pero con la misma incomprensión hacia vos respecto de tus posiciones con las mujeres, te mando un abrazo fraterno.
Perdoname, te dejo porque me cierra el shopping.

Curiosaporsiempre.

Jack Celliers dijo...

Estimada Curiosa:

1) Es así nomás. Entre ser un hijo de puta y ser un imbécil a veces hay poca diferencia.

2) Vamos a ir por partes. Si hay algo con lo que me pongo hinchapelotas en cualquier debate es con la lógica, porque sin lógica no se puede debatir.

Cuando me dicen "la mujer está oprimida por el hombre" está claro que se está haciendo un corte por género y no por clase. Esto significa, Curiosa, que si "la mujer" es la oprimida dicha opresión debería constatarse en cualquier clase social.

Saco a colación las minas que pasean por el shopping respecto de la situación de sus maridos y entonces ahí viene la objeción: "Pero esas mujeres son burguesas o pequeñoburguesas! No representan a TODAS las mujeres!"

Respondo: muy bien, representan sólo a un segmento. Pero entonces ya tenemos una objeción atendible al corte por género. Las mujeres que pasean por los shoppings son tan mujeres como vos.

¿Tengo que etender entonces - si eliminamos a las burguesas y a las pequeñoburguesas según tu objeción - que las mujeres oprimidas son las que pertenecen a la pequeñoburguesía arruinada, la clase obrera y el proletariado?

Respondo de nuevo: no desconozco ni niego (lo he repetido - estoy seguro - decenas de veces) que existen problemas específicos de la mujer en nuestra sociedad. Lo que critico (ooooootra vez) es la absoluta falta de atención que generan los problemas que son específicamente masculinos. Cada vez que pongo el foco allí, me acusan de querer "minimizar". Es exactamente al revés: lo que está no ya minimizado sino ignorado completamente en nuestra sociedad es el sacrificio que sólo realizan hombres y no es reconocido por nadie. Y sostengo que cualquier análisis de género serio debería incluirlo, de otra forma estamos ante un planteo deshonesto.

Me da mucha bronca ver que hombres se dejan la vida en tareas que ninguna mujer tiene que hacer, mientras en "el día de la mujer" un montón de feministas pelotudas (que se dicen de "izquierda" para colmo) saldrán a decirme que el lenguaje es sexista porque los plurales son masculinos, mayúscula estupidez de la que vos - una mujer capaz de hacer planteos realmente inteligentes y esclarecedores - te hacés increíblemente eco.

En el dicurso dominante los plurales y los tacos altos merecen una atención abrumadora y montones de debates idiotas mientras nadie es capaz de explicar por qué razón la portación de testículos hace apto a un changuito desnutrido que viene del norte para subirse a un andamio.

3) Curiosa, sos una mujer inteligente, lo suficiente - espero - como para darte cuenta de que insinuar que las opiniones de alguien tienen origen en el resentimiento personal es un argumento paupérrimo. Y si me permitís, es una prueba más de la formidable fuerza del discurso "mujer oprimida": cualquiera que disienta con el mismo es porque "algo le pasa con las mujeres".

Simétricamente, es como si yo simplemente dijera: "el problema de las feministas es que no tienen suerte con los tipos", argumento que no uso jamás, sencillamente porque carece de toda lógica y rigor, pero en el que vos lamentablemente caés; si lo usara yo sería muestra de mi sexismo, pero como lo usás vos, entonces es intocable.

En lo que yo escribo vos querés leer "todas las mujeres son unas hijas de puta". Allá vos, pero me sorprende. Si creés que te equiparo con la Pando, vas muy mal encaminada. Lo que sí digo es algo simple: el "día de la mujer" es también el dia de ella, que es tan mujer como vos, y está incluída en tu categoría de "oprimida" en tanto equipares "oprimida" y "mujer". No lo digo yo: lo dice el sentido común.

Es por eso que a mi el "día del varón" me parecería totalmente absurdo, ya que no tengo la menor intención de celebrar algo de lo que no soy responsable ni elegí, que no es mérito mío, y que tengo que compartir con - como vos decís - un montón de sátrapas.

Si querés poner el acento en ciertas mujeres que sufren indudablemente determinados problemas específicos de su sexo, yo estoy plenamente de acuerdo: estoy a favor del derecho al aborto, a la anticoncepción, estoy a favor de que cualquiera que ejerza violencia sobre el más débil (y siendo la mujer estadísticamente menos fuerte en lo físico es relativamente más débil) lo pague, etc. Lo único que señalo es: no olvidarse por favor de que la petición de igualdad de derechos y obligaciones si es honesta tendría que implicar replantear el hecho de ser varón obligue a ir a la guerra, desatascar cloacas, y ejercer un montón de oficios peligrosos, insalubres y mal pagos, cosa de la que jamás se habla.

No olvidarse de que así como hay condicionamientos sociales que obligan a la mujer a determinada apariencia, actitudes, etc. (vos los recordaste puntualmente en otra discusión) también el sexo masculino está expuesto a todo tipo de presiones, represiones y exigencias específicas de su género de las que nadie dice ni pío. Vos mencionaste por ejemplo que "la mujer debe estar siempre linda", olvidándote de que el varón debe estar siempre atento, prolijo, ser exitoso y no llorar.

Me causa gracia que exigir que entre los problemas de género se cuenten a los obreros torneros, mineros, basureros, maquinistas, constructores, plomeros y otros sea "reproducción del discurso subliminal permanente de la pequeña burguesía". Yo a la pequeña burguesía la veo muy poco preocupada por esto, más bien sumergida en el discurso feminista posmoderno hasta la náusea ¿Qué progre pequebú no habla hasta por los codos de la "opresión de género"? Cuanto intelectualoide se haya alguna vez tentado con el marxismo (cuando estaba de moda ¿viste?) ha dejado ya ese discurso obsoleto de la lucha de clases para lanzarse a interminables disquisiciones sobre las "políticas de género" las "micropolíticas del deseo" y otras muestras de debilidad mental.

Quien ha deunciado esta situación con claridad y lucidez tuvo que ser una mujer: Esther Vilar; y recientemente la que salió a pedir que se pare la mano un poco con esta sanata fue otra mujer: Marianne Ponsford.

La razón es simple: los varones carecemos casi por completo de conciencia de género.

Saludetes.

Luk@s dijo...

Aclaraciones por la tangente.

El día de la mujer (a la que hay que hacerle algún regalito, flores, etc) nació como el día de la mujer trabajadora. En 1909 el partido socialista de EEUU decidió festejarlo el último domingo de febrero. En 1910 la internacional decide promover esa celebración sin poner una fecha determinada y, en algunos países de europa al año siguiente (1911) se festejó el 19 de marzo. Seis días después ocurre lo del asesinato de las obreras en EEUU por parte de su patrón (25/03/1911). Posteriormente se siguen celebrando en marzo en europa y en eeuu. El 23 de febrero de 1917 (8 de marzo segun el calendario gregoriano) las mujeres rusas hacen una huelga por la muerte de 2 millones de soldados rusos en la guerra. A los 4 días abdica el Zar. A partir del año siguiente se festejaría el Día Internacional de la Mujer Trabajadora el 8 de marzo.

Si me equivoqué y mandé cualquier corríjanmen.

Luk@s dijo...

Volviendo al tema de Operacion Gaviota. Bah, no al tema pero está relacionado.

Estoy leyendo Historia del Trotskismo de Osvaldo Coggiola. A pesar que algunas cosas que dice sobre el PRT-ERP me parecen erradas lo recomiendo. En rigor debería haberse llamado Historia del Trotskismo, según el P.O..

Es curioso porque en ese libro acusa al PRT-ERP de foquista ignorando el trabajo de masas que realizaba el partido. Bah, ignorando. Omitiendolo sospechosamente. Porque en un momento resalta que en un congreso de PO se habían reunido 1200 militantes como si fuera gran cosa, cuando el PRT en el congreso del FAS en el 75 convocó a 25.000 militantes de los cuales 2.000 eran de Tucumán (donde estaba la compañía de monte). Asi que si el PRT era foquista yo me rapo y en vez de skin head me hago hare krishna.

De paso ignora que en el 75 el PRT activaba en las principales fábricas de las principales empresas del país (Ford, Propulsora, etc).

Acusa al PRT de boicotear la candidatura Tosco-Jaime cuando el partido fue uno de los impulsores y si no se realizó fue porque Tosco era orgánico y respondía al PC.

Porque Santucho dijo, libertad para votar (en las elecciones del 73) dice que el PRT claudicó ante Perón (cuando el PRT fue uno de los primeros en caracterizar, en el 71, de manera impecable la época que se venía y lo que significaba la hora del pueblo y el GAN). De paso, es contradictorio, porque de signar al PRT como una fuerza foquista le hecha la culpa de que Perón ganara con el 62% (¡¡¡Menuda influencia tenía el PRT!!!).

A pesar de esas cuestiones que son bien malintencionadas (para Coggiola el partido que la tuvo más clara de todos los de esa época fue Política Obrera -¡que raro!-) recomiendo ampliamente el libro. Si se lee críticamente es muy útil.

Saludos

dolmancé dijo...

Diría que fuiste corriendo a googlear info sobre Bourdieu y te encontraste con una necrológica en rebelion.org donde aparece exactamente la misma cita, en alusión a la resistencia contra el neoliberalismo. Diría que jamás leíste ni una contratapa del autor. Pero, te esforzás al menos a googlear un poco y hasta llegaste al segundo párrafo. Diría que a tu prejuicio se le suma una extraordinaria vaguedad. Lo que no entiendo entonces el esfuerzo que demostrás por debatir insistentemente con tanta bosta-intelectual-posmo-pequebú-portadora-del-discurso-dominante que inunda tu blog.

Menos mal que está Marianne Ponsford:

En el fondo, nos negamos a aceptar aquello que supuestamente deseamos: la condición masculina. Su esencia primitiva, rudimentaria, esa naturaleza cazadora que se enorgullece de la conquista, que nos considera su trofeo. Hay algo animal (y por tanto natural) en su deseo de posesión, pero somos incapaces de admitir que en ello hay un elogio maravilloso. Y, cosa absurda, los tachamos de machistas.

Por fin, che! Alguien que reivindica nuestra esencia masculina sin caer en esencialismos...

¿Y dónde quedó aquella teoría del matriarcado?
¿Cómo era eso de que las mujeres tenían el poder mientras los hombres sólo creían que lo tenían?

Minimizás varias cosas:
Los padecimientos femeninos en el ámbito laboral (cuando paralelamente también se hacen cargo de los trabajos domésticos)
El valor del trabajo doméstico y el cuidado de niños y ancianos.
El desigual acceso a la alfabetización.
La validez de "la mayoría" de los reclamos femeninos, justificándolos únicamente si las mujeres son víctimas de violencia física. O lo que es peor: Pretender sólo podría hablarse de un reclamo femenino auténtico cuando las mujeres están predispuestas a morir en la guerra o levantar basura en las calles.

Es igualar para abajo: Según tu criterio, las mujeres deberán resignarse a quedarse calladitas donde están, o ponerse a hombrear bolsas. "Pónganse a hombrear bolsas y recién ahí hablamos", parece que dijeras.

Pero te tengo noticias: Calladitas, donde están, las mujeres no sólo tienen que trabajar (y mucho peor remuneradas) sino que también tienen que cuidar a los niños y ancianos, cumplir con el trabajo doméstico, administrar la economía hogareña, y si queda tiempo hacer trabajitos en casa del tipo "coser baberitos" o "trenzar cuero" que son pésimamente remunerados. Y todavía no empezamos a hablar de la violencia física.

Pero quedate tranquilo, Marianne Ponsford, Esther Vilar y vos no están solos, ¿eh? No; el mercado está con ustedes. Los 800 pesos por mes que estima Luk@s son representativos de cómo se minimiza el valor del trabajo doméstico.

Sin embargo, parece que hace falta aclarar que la mujer en el shopping que ves por todos lados no es representativa. Cecilia Pando y Margaret Tatcher tampoco lo son. Para buscar casos representativos hay que mirar de clase media para abajo. Ahora bien, el discurso dominante habla de la tiranía del uso del taco aguja y del velo en las mujeres musulmanas y vos te acordás de los pobres mineros. Tu análisis está pintado con brocha gorda.

Tu frase:

Cuando me dicen "la mujer está oprimida por el hombre" está claro que se está haciendo un corte por género y no por clase. Esto significa, Curiosa, que si "la mujer" es la oprimida dicha opresión debería constatarse en cualquier clase social.

Es otro ejemplo. Decir que a mayor clase social más borrosas se vuelven las desigualdades de género es, tal vez te parezca hilar demasiado fino. Aunque si me preguntás, me parece muy evidente.

La subordinación de la mujer para vos es un "privilegio". La mujer es la astucia de la razón. No hay dudas. Tu lógica en esto no sólo es lineal, sino que también es binaria (que dista años luz de "dialéctica").

Nuevamente, tu argumentación es muy parecida, salvando las distancias, la a argumentación de Memoria Completa respecto de los asesinatos de militares por manos de la guerrilla: Las minas que pasean por el shopping vendrían a ser los desaparecidos que están de vacaciones en Cuba. Un nivel de análisis, no ya de revista Veintitrés, sino de revista Cabildo o Seprin.

El discurso dominante que tanto te aturde termina siendo tu único interlocutor. Pareciera que cualquiera que tenga una opinión distinta a la tuya respecto a este tema pasa inmediatamente a ser portavoz del discurso dominante.

Eso no quita que, como dice Luk@s:

Y, como ninguno de nosotros elige dónde nacer, tampoco decide nacer en una sociedad con determinadas fuerzas productivas y sus correspondientes relaciones sociales.

Yo pregunto: ¿Es muy temerario decir que género y clase son estamentos modernos?


Si aceptaras ver un poquitito más allá los fundamentos del verdadero sentido de la desigualdad entre los géneros, estaría bueno debatir cómo se articula la explotación desde una perspectiva de clase y la opresión desde una perspectiva de género. Luk@as empezó a recorrer este camino dando varios ejemplos de cómo la dominación masculina es funcional al capital. Yo tengo la teoría de que la opresión de género precede a cualquier tipo de explotación.

Pero es entendible, aunque no justificable, tu postura, si vas a dejar de lado el hecho de que es el hombre el que reparte las cartas.

Jack Celliers dijo...

Dolmancé, me encantan esos acentitos de gurú y esa paternal comprensión: "Luk@s ya empezó a recorrer ese camino", ese que vos ya tenés recorrido de ida y vuelta veinte veces. Gracias maestro, por señalar el camino correcto que todos debemos recorrer.

"Pònganse a hombrear bolsas y recién después hablamos" es aberrante. No lo es "pónganse a lavar los platos y después hablamos", incluso cuando muchos hombres hacen lo segundo sin que ninguna mujer haga lo primero. Pero esta bien Dolmancé. Querés saber qué es la dialéctica y todavía no articulás la lógica aristotélica.

¿Las mujeres ponerse a levantar basura en las calles? ¿Dónde se ha visto? ¿Está loco este tipo? ¿Ir a morir a la guerra las mujeres? ¿No sabe este ridículo que eso sólo DEBEN hacerlo los hombres?

Dolmancé, tu cerebro está tan programadito que es inútil discutir con vos. Para vos la mujer es ni más ni menos que un tipo superior de ser humano. Está bien: hay gente que necesita creer en alguna religión.

¡Y me encantó lo de "igualar para abajo"! Me hizo morir de risa. Dolmancé, en serio, ¿hiciste algún test de lógica? Algo elemental, como ordenar series de números y esas cosas. Te propongo lo siguiente, no igualemos para abajo: las tareas como hombrear bolsas de basura no las hará ni el sexo masculino ni el femenino, ¡nadie! ¿Qué te parece? ¡Así igualamos para arriba! Amaestraremos chimpancés (¡oh, no! ahora vendrán los defensores de los derechos del animal).

Y como siempre: tu único punto de apoyo es que es el varón el que reparte las cartas, al parecer con una torpeza increíble. Ah! pero no caigamos en esencialismos!

Dolmancé, en serio, hay que pensar un poco para poder debatir. Planteás argumentos muy burdos, muy fáciles de desmontar con el estilo de quien da clases magistrales. No resiste el menor análisis.

Saluditos.

PD: No quieras tomarme examen, Dolmancé. La nota que te tomaste el trabajo de buscar la leí hace mil, posiblemente antes que vos. Leí a Bourdieu, lo cual no es ningún mérito, por más que vos pienses es el non plus ultra. Hay cosas más interesantes, creeme.

PPD: ¡Gracias por contestar lo de Bayer! Me quedó clarísimo. Como tantas otras cosas que me contestaste, pero probablemente te equivocaste de blog al escribirlas, porque acá no aparecieron.

Jack Celliers dijo...

Luk@s: Duro trabajo el tuyo. Igualmente no niego que algunas notas del PO son interesantes, esta no la conocía. Lo de "foquista" forma parte de la crítica permanente el PRT. Es muy fácil, se hace así: "PRT foquista! PRT foquista!". Ya está.

Esta gente es la culpable de que después la palabra "trotskismo" sea sinónimo de oportunismo, utopismo pequebú e intelectuales europeos devenidos en "verdes". EL viejo León se tiraría de los pelos...

Una que anda por ahí dijo...

Jack dijo:
"Lo que sí digo es algo simple: el "día de la mujer" es también el dia de ella, que es tan mujer como vos, y está incluída en tu categoría de "oprimida" en tanto equipares "oprimida" y "mujer". No lo digo yo: lo dice el sentido común."

O sea que el problema era este!!!

Jack, lo único que tenés que hacer, entonces, es informarte acerca de los orígenes del día Internacional de la Mujer Trabajadora/Luchadora. Y vas a notar la diferencia...

Que el mercado intente hacerse del día en su beneficio, no debería extrañarnos, pero no nos confundamos: el día de la mujer, tal y como nació, evidentemente no es el día de TODAS las mujeres.

Y yo que pensé que como habías pasado por mi blog habías leído el post al respecto...
;-)

Salute.

dolmancé dijo...

Perdoname, Jackito, resulta que sigo olvidándome de que vos llegaste antes. Y no, no estoy a la altura de tu erudición (igual gracias por aclarar que hablás muy bien rumano, viene bárbaro el dato). Lo lamento mucho, será por eso que no te queda otra que desautorizarme como para debatir de igual a igual. Me voy al rincón. Sin embargo sigo sin entender por qué te gastás tanto en tratar de refutar mis argumentos de chamán. ¿Por qué no me pusiste en penitencia antes? Yo ya ni te pido argumentaciones, pero al menos podrías dignarte con un poco de originalidad para chicanearme, no hacés más que devolverme las mías en sentido contrario (clases magistrales / pedantería / esencialismos / argumentos burdos). Qué lastima, me dan muchas ganas de llorar, snif.

Luk@s dijo...

Dolmancé: Vos tenés la teoría de que la opresión es anterior a la explotación.

Bueno, me imagino que tu teoría se basará en alguna investigación que lo confirme.

Yo no he seguido la evolución de la etnología y sé que, por lo menos desde Morgan hasta Levi-Strauss, hizo sus avances. Mi posición la tomé de Engels y de algunos otros textos (marxistas y no). Estaría bueno que expusieras las investigaciones científicas en las que te basás para hacer esa afirmación.

No digo que sea tu caso pero es algo que he leído en varios (Negri por ejemplo) que dicen que los estados ya no van más, que ahora no hay imperialismo sino Imperio y bueno, cuando trato de contrastarlo con la realidad veo que los Estados siguen existiendo y que las burguesías nacionales mandan a sus obreros a matarse entre ellos para obtener negocios. Entonces, las afirmaciones "ontológicas" de Negri y compañía pierden sustento fuera de la cabeza de esos escritores.

Con el tema del género ocurre lo mismo. Engels, basándose en las investigaciones de su época, sostuvo que la opresión aparece con la explotación, es decir, cuando una clase determinada pudo apropiarse del excedente productivo de otra clase y mantener esa opresión. Esas investigaciones han perdido actualidad pero esa afirmación nadie la ha podido controvertir (al menos no que yo sepa).

Saludos

Luk@s dijo...

Y siguiendo con el tema, yo creo entender la posición de Jack.

A decir verdad me provoca fastidio ver cómo determinadas mujeres se quejan de la opresión de género.

En especial las mujeres de la burguesía que se pasarán las cuestiones de género por donde no les da el sol a la hora de tener que explotar a sus obreras. ¿O acaso vamos a pensar que una burguesa va a fundar una cooperativa para tratar de explotar menos a sus trabajadoras porque el género las unifica? ¿O que va a dejar de despedir a la cantidad de empleadas que haga falta para recuperar productividad? ¿O que va a resignar aumentar la plusvalía relativa y absoluta por una cuestión de género?

No seamos ingenuos.

Jack Celliers dijo...

Una que anda: ¡Pero si yo no digo que esa no sea una causa justa! Entre esas mujeres y los canas que las reprimieron ¿de qué lado te creés que estoy?

Esas mujeres fueron reprimidas no por mujeres sino por trabajadoras y luchadoras. Si vos misma admitís que el origen del "día de la mujer" es ese, entonces me estás dando la razón, mujer.

Pensémoslo simétricamente: hubo cualquier cantidad de huelgas reprimidas sangrientamente protagonizadas por hombres. Muy bien: imaginemos ahora que conmemorando una de ellas establecemos el "Día Internacional del Varón". Yo sería el primero en preguntar ¿de qué varón me están hablando?

Llamar al día "del varón" sería diluir su carácter de clase. Si vos te quejás de las mujeres que se aprovechan de esa huelga protagonizada por luchadoras para que les regalen florcitas la razón es simple: se ha llamado al dia "de la mujer", y ellas lo aprovechan.

Basándome justamente en el origen que me señalás es que estoy diciendo que el corte por género no me convence. Precisamente por eso pongo los ejemplos que pongo, y precisamente por eso digo que existen problemas de género en ambos sexos y no en uno solo. Y que los varones no somos opresores, o en todo caso no lo somos en todos los casos. Los roles culturales impuestos pesan sobre nosotros y mucho, sólo que nuestra conciencia de género es muy escasa.

Vos me dijiste: "organizate", no vendría mal. El problema es que una de las taras que los roles culturales nos imponen a los varones es la de hacernos creer que la sola presencia de testículos nos convierte en amos, señores y opresores. Luchar contra eso es muy complicado.

Y si no me creés, decime ¿cuánto tiempo me puede llevar "organizar" en la lucha por los derechos del varón a Dolmancé, por ejemplo?

Salud!

Severian dijo...

...Solo pa' peliar:

Tu lógica en esto no sólo es lineal, sino que también es binaria

Dolmancé: la lógica ES binaria, o no es lógica. Las afirmaciones tienen UN valor de verdad entre DOS posibles (verdadero/falso). A lo que probablemente te referís es a que preferis afirmaciones de carácter estadístico ("la mayoria de los hombres son...") versus aquellas de caracter absoluto ("los hombres son... "). Pero en ese aspecto, también te mandas algun moquito:

Para buscar casos representativos hay que mirar de clase media para abajo

O sea que para tener una imagen "representativa", vos sugerís sesgar la muestra. No suena muy representativo. Antes de mandar a estudiar a los demás...

dolmancé dijo...

Severian, ¿Escuchaste hablar de lógicas multivaluadas?

De todas maneras (vale la aclaración), con binaria, me refiero a no-dialéctica.

El siguente planteo:

El hombre no domina a la mujer, al menos no en todos los casos => No existen mecanismos de dominación masculina construídos socialmente.

Tiene un antecedente verdadero y un consecuente falso.

Digo yo, bah. Es como decir:

Hay hombres que son medio maricones => No existen condicionantes culturales de lo femenino y lo masculino.

Ojo che, que es un paralelismo nomás. Aclaro porque ya me veo venir el "Ah, claro, los tipos que no dominan a la mujer son maricones".


Luk@s: Me baso en una frase de Zygmunt Bauman que pone a las dos categorías en paralelo (y no una subordinada a la otra - pero te debo la cita). Y también en el trabajo de Frigga Haug (Profesora e investigadora del Institut für Kritische Theorie, Alemania). Esta autora dice que las relaciones entre géneros pueden verse como relaciones de producción. Por otro lado hay por ahí algunas letras de León Rozitchner al respecto. Luego, y perdón por la insistencia, está el trabajo de Pierre Bourdieu. Pero la tesis, así bien de compadre como la escuchás, es de mi autoría y me hago completamente responsable. Podría reescribirla así: "existen dos formas de dominación bien diferenciadas, la de clase y la de género". Lo que propongo es ver cómo se articulan relaciones de producción con relaciones de género.

Yo también lei a Negri y estoy de acuerdo con lo que decís, y con la crítica que le hace José P. Feinmann (que sea un boludo no implica que no esté en lo cierto al criticar a Negri/Hardt) Pero no veo qué tiene que ver con la cuestión de género.

Ah! Jack: Adiviná de quién es esta frase:

El primer antagonismo de clases que apareció en la historia coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer en la monogamia; y la primera opresión de clases, con la del sexo femenino por el masculino. La monogamia fue un gran progreso histórico, pero al mismo tiempo inaugura, juntamente con la esclavitud y las riquezas privadas, la época que dura hasta nuestros días en la cual cada progreso es al mismo tiempo un regreso relativo, y el bienestar y el desarrollo de unos verifícanse a expensas del dolor y de la re presión de otros. La monogamia es la forma celular de la sociedad civilizada, en la cual podemos estudiar ya la naturaleza de las con tradicciones y los antagonismos que alcanzan su pleno desarrollo en esta sociedad.

¿Ester Vilar? Frío, frío...
¿Marianne Ponsford? Frío, frío...

Preguntale a Luk@s que seguro sabe.

En la cita queda claro cómo se plantea que las relaciones de clases subordinan a las relaciones de género, cosa que pongo en duda. Ahora bien... de ahí a decir que las mujeres dominan al hombre... No es para tomar en serio.

Ah, y si yo me organizara para pelear por los derechos del hombre, no pediría que las causas del padecimiento masculino recaigan sobre la mujer.

Jack Celliers dijo...

Dolmancé...

Si no fuera ateo lo que pediría al cielo en este momento sería... paciencia.

Te voy a contestar con otra frase:

Una revolución no es digna de llamarse así si con todo el poder y todos los medios de los que dispone no es capaz de ayudar a la mujer - doble o triplemente esclavizada, como lo fue en el pasado - a salir a flote y avanzar por el camino delprogreso social e individual."

Hubieras puesto esta y habría tenido más efecto.

Y sin embargo, como ya te dije, el marxismo no es una religión. Puede que Engels tuviese razón al decir que el primer conflicto de clases se da entre el hombre y la mujer y hasta podemos discutir (tiene muchísimos peros) las relaciones de género como relaciones de producción. Lo que es un disparate es que "la primera opresión es la del género femenino por el masculino". Es un disparate cuendo lo dice Engels y lo es cuando lo dice Trotsky también (y mirá que Trotsky para mi es un grande).

Citar es un ejercicio que yo evito hacer. Es un vicio muy extendido entre quienes quieren demostrar superioridad intelectual mediante el sencillo expediente de decir "Ves, mi opinión coincide con la de Fuanito?" cuando eso es claramente insuficiente si uno no logra ir más allá y demostrar cómo se articula eso con la realidad. Es un vicio muy extendido en la izquierda universitaria que me fatigó como que mucho.

Te pido por favor te fijes en esto: no hace tres comments admitías que la famosa opresión de género se desdibujaba ni bien uno ascendía en la escala social. Sin embargo en el Manifiesto Comunista dice claramente que los burgueses consideran a sus esposas como medios de producción, lo cual es graciosísimo ya que es exactamente al revés: en nuestra sociedad el medio de producción por excelencia es el hombre, es juzgado por cuánto produce (cuánto gana, qué tiene), y las virtudes que la mujer pondera en el hombre - según el "modelo patriarcal tradicional" - no son las mismas que el hombre pondera en la mujer.

En la mujer se pondera la belleza, en el hombre la mujer busca "seguridad", un auto, una cuenta corriente, éxito, un buen laburo... precisamente las características de un buen medio de producción ¿"Cuánto produce este tipo"?

Ya veo venir la objecion: "Eeeeeehhhhhh pero NO TODAS las mujeres son así". Respondo: tampoco todos los hombres pueden encuadrarse en la categoría de fascistas hogareños que se agita una y otra vez para jusificar la "opresión de género". Nuevamente: empate, y le corte por género es - por lo menos - nuevamente dudoso.

Y dale. Y dale. Y dale.

dolmancé dijo...

Jack, una pregunta: ¿Qué es eso de empate? ¿Realmente te interesa debatir, o te preocupa más ganar, perder o empatar? ¿Podemos dejar de lado las alusiones personales y discutir ideas? ¿Debo resignarme a que "tengas paciencia"? ¿Debo resignarme a exponer mis ideas hasta que te irrites y me mandes nuevamente al rincón, una y otra vez? Porque bueno, parece que ahora vale la pena dirigirme la palabra otra vez, hasta nuevo aviso...

Entonces aprovecho (total es gratis)

Lo de Engels está citado en el trabajo que hace Frigga Haug. ¡Y lo traigo desde una mirada crítica!, por favor leé con más atención: Digo que Engels enmarca las relaciones de género dentro de las relaciones de producción.

Y, otra vez:

1. Pienso que no es así.
2. Pienso que los condicionantes de género preceden a los de clase. ¡Y me hago cargo solito!

Igual, que digas que el marxismo no es una religión, me hace suspirar aliviado. A mí no me interesa mostrar ninguna superioridad intelectual porque por empezar no me considero un "intelectual", aunque sí me doy cuenta de que a veces sueno como uno. Perdón. Así y todo, intelectuales o no, estamos de acuerdo de que en el marxismo hay huecos teóricos en relación a la cuestión de género.

Y no digas que evitás citar. Acordate lo de Esther Vilar, por nombrar una de tus citas. Dicho sea de paso, ¿ya podemos dejar de lado los disparates de Esther Vilar?

Por supuesto que es también un disparate ver a la mujer como mera víctima sin poner atención a los condicionantes sociales que pesan sobre los géneros. Por eso es disparatado, en mi opinión, basarse sobre el feminismo pequeñoburgués para concluir que en realidad lo que hay acá es un matriarcado. Tus esfuerzos por contrastar esta idea con la realidad, en este sentido, recaen sobre una teoría medio difusa que sostiene que esto es así porque las mujeres crían a los hijos y los educan de esta manera para seguir teniendo el poder y vivir parasitariamente mientras que los hombres creen que lo tienen.

La escisión entre la reproducción de la vida y la producción de los medios de existencia es funcional al capital. Socialmente se construye que producir los medios de existencia es una función masculina y reproducir la vida es una función femenina. El trabajo en la familia es el que permite la producción de los medios de producción. Lo que Engels pierde de vista es cómo se articula ésto desde una perspectiva de género.

Y por favor, lo más importante, a ver si me puedo hacer entender de una puta vez:

Hablo de dominación de lo femenino por parte de lo masculino (condicionantes sociales). No de dominación de mujeres por parte de hombres. Y sí, a mayor clase social, más difusos se vuelven estos condicionantes.

Severian dijo...

¿Escuchaste hablar de lógicas multivaluadas?

Bastante. Y de lógicas contextuales tambien (ó lógicas "cuánticas"). Todas ellas se construyen como estructuras algebraicas (redes) basadas en la lógica booleana binaria (SI/NO). Y nadie, salvo la extendida superficialidad posmo, se las toma demasiado en serio para otra cosa que no sea la experimentación en papel. No lo hagas vos.

Igual entiendo que lo que pretendés, cuando criticás un razonamiento por "binario", es relativizar el valor de las opioniones absolutas (tipo "existe un matriarcado") y de los razonamientos inductivos ad-hoc ("juana es puta => todas lo son"). Yo estoy completamente de acuerdo con eso. Lo que no entiendo es por qué vos mismo te empeñas en usarlos:

Hablo de dominación de lo femenino por parte de lo masculino

¿ves?

Jack: también se cita por fiaca ("no me dan ganas de probarte esto -> fijate que ya lo probó cachito"), por limitacion personal("no me da el cuero -> ídem") para ganar tiempo ("mientras no leas completo el trabajo que cito, te tenes que creer lo que yo digo que dice") o para ganar autoridad ("me apoyo en fulano para esto"), que es a lo que Ud. se refiere. En pocos casos se cita por lo que realmente debería citarse (que es por respeto al autor original de un argumento).

Jack Celliers dijo...

Dolmancé, cuando digo "empate" no me refiero a un empate entre vos y yo o entre dos posturas, me refiero - metafóricamente - a una simetría de situaciones, y de enfoque sobre las mismas. Con "empate" quise decir: la misma mirada que se establece en un caso puede establecerse en el otro.

En cuanto a mis citas de EV, son bien pocas, breves y puntuales, creo que concretamente cité apenas dos frases.

Veamos primero lo de Engels: si entiendo bien la frase lo que el hombre dice aquí es que el antagonismo de clase surge con el de género a partir de la monogamia. Habría que definir claramente la palabra "clase" (carajo... las veces que habré usado esa palabra y resulta que ahora se me tambalea la definición) para ver si se ajusta a la posición de un género y otro.

Ahora vos decís que no, que los condicionantes de género preceden a los de clase. Propongo abstraernos de quién domina a quién, simplemente te señalo que me parece un poco demasiado audaz. Engels habla de la monogamia y la sociedad occidental, pero si vos hablás de precedencia, entonces (me parece) te extendés a todas las culturas, y las relaciones entre los sexos han sido muy diversas, al menos como para indicar un condicionante invariable.

Por otra parte si consideramos que toda división de trabajo crea clases, entonces el condicionante de género crea dos clases, pero esto es una cuestión biológica: en tanto la mujer tiene que parir es inevitable una cierta división de trabajo.

Pero esta división me parece demasiado estricta como para justificar la utilización del término "clase". Es perfectamente posible reducir esta división a lo mínimo y razonable. Nuestras diferencias biológicas tampoco son tan dramáticamente abismales como para justificar una división de tareas total. Si un hombre y una mujer trabajan a la par (tanto en lo doméstico como en lo extradoméstico) comparten las mismas tareas y sobrellevan las mismas cargas y riesgos, los meses que una mujer necesita para el embarazo / parto / posparto no marcan una gran diferencia.

La teoría que yo planteo no es "medio difusa", lo que ocurre es que para exponerla con detalle no me alcanza un comment. Voy a agarrarme de la punta que me tirás, que me llama la atención, vos decís esto:

La escisión entre la reproducción de la vida y la producción de los medios de existencia es funcional al capital.

La reproducción de la vida es una función biológica en la que la mujer lleva una dedicación superior (embarazo, parto, posparto). Esto es simple biología.

Por otra parte la producción de los medios de existencia es algo en lo que tanto las mujeres como los hombres somos totalmente aptos, ya que tenemos las mismas facultades intelectivas, las mismas destrezas y capacidades. Hay una leve inferioridad estadística en la fuerza física de la mujer (aunque compensada por una mayor resistencia, sobre todo a enfermedades), pero estas diferencias son francamente mínimas, en esencia somos iguales.

Ahora bien, plantear a partir de estas leves diferencias una total separacion de tareas (las mujeres a dar vida, los hombres a trabajar) es para mí absurdo. como vos decís a continuación:

Socialmente se construye que producir los medios de existencia es una función masculina y reproducir la vida es una función femenina

Exacto, hasta acá coincidimos 100%. Pero prestá atención a esto: producir los medios de existencia es sin duda una carga - ¿puedo decir que es una carga? - creo que coincidirás conmigo en que la producción de los medios de existencia es algo penoso, la famosa maldición bíblica. Cualquiera al que se le ofrezca la posibilidad de no tener que trabajar para vivir sino eventualmente por placer aceptaria encantado la oferta. Yo por lo menos seguro, es el sueño de cualquiera: librarse de la necesidad de trabajar, y hacerlo eventualmente por placer, pero no por obligación.

La reproducción de la vida, por otro lado, es meramente biológica. Por eso si separamos las tareas entre "reproducción de los medios de existencia" y "reproducción de la vida" estamos haciendo trampa, estamos llevando al extremo una situación que no tiene por qué ser así. Excluyendo los meses de embarazo y lactancia la mujer es perfectamente apta para trabajar.

Pregunto: ¿Es tan descabellado de mi parte sostener que quien se beneficia en este reparto es la mujer? La famosa "reproducción de la vida" es un mero hecho biológico que lleva un tiempo mínimo en la vida de una persona. Cuidar un niño - suponiendo que se haga en exclusiva - puede ser una tarea delicada durante ¿cuantos años? ¿cinco? ¿Es comparable con un trabajo en términos de gratificación? No olvidemos que legalmente en caso de divorcio la tenencia de los hijos es siempre y automáticamente dada a la madre (oooooootro tema que misteriosamente no aparece en ninguna agenda feminista) y no conozco un sólo caso de madres que hayan renunciado a dicha tenencia para dedicarse a la dura lucha por la supervivencia, esto es: a la producción de medios de existencia que vos mencionás.

Todo esto ¿No amerita al menos una sospecha acerca del famoso rol de "oprimida"? Digo, un matiz, un análisis un poco más pormenorizado?
¿Por qué razón - si como decís la dedicación a la "reproducción de la vida" es parte de la opresión a la que está sometida la mujer - son célebres las batallas por la tenencia de los hijos, que invariablemente pierden los padres varones?

Sigo con tu siguiente frase:

"El trabajo en la familia es el que permite la producción de los medios de producción"

Si entendí esto, lo que vos querés decir es que gracias al trabajo de la mujer (oprimida) el hombre puede producir los medios de existencia. Si esto es así se contesta con una constatación muy simple: el mantener una casa ordenada y limpia ("trabajo en la familia") puede de alguna manera posibilitar que un tipo vaya a trabajar ("producción de los medios de existencia"), hasta cierto punto, ¡pero mucho más válida es la frase al revés! La producción de los medios de existencia es la que posibilita el trabajo en la familia, ya que sin medios de existencia no hay nada.

Dicho con un ejemplo: un hombre que viva solo puede trabajar y mantener su casa ordenada y limpia. Si es muy inútil quizás su casa será una leonera, pero no se morirá de hambre en tanto reciba un salario. En cambio, tratá de sostener una existencia con el "trabajo familiar", sencillamente no vas a poder.

Precisamente por eso ante un divorcio la mujer tiene asegurada una pensión vitalicia pagada con el trabajo del hombre. Porque en el fantástico reparto "patriarcal" al hombre le tocó la "producción de los medios de existencia" ¡qué ventajoso!

Por último:

Hablo de dominación de lo femenino por parte de lo masculino (condicionantes sociales). No de dominación de mujeres por parte de hombres.

No termino de entender esto, me lo vas a tener que explicar. ¿Qué cosa es "lo femenino" y "lo masculino" si no está encarnado en hombres y mujeres concretos? Los condicionantes de clase, para poner un ejemplo paralelo, implican el muy concreto dominio de una clase sobre otra, ambas bien existentes. No entiendo qué es "lo femenino" y "lo masculino" separado de las personas reales.

Si puedo, me descuelgo con una explicación ante lo que yo veo como una contradicción en esta frase tuya. Lo que vos llamás "lo femenino" y "lo masculino" es una imagen proyectada del protagonismo de ambos sexos. El protagonismo masculino en la historia ha sido mayor, y vos ves en esto una opresión, una imposición del hombre sobre la mujer. No es raro, ya que casi todo el mundo lo ve así.

Yo no. Explicar la genealogía de este fenómeno es complicado en poco espacio pero intentémoslo:

La división de trabajo que postulás reservó históricamente al hombre la "producción de los medios de existencia". Esta tarea es la que procura al hombre éxito social y reconocimiento. No es raro entonces que - siendo su unica fuente de reconocimiento - el hombre se haya lanzado históricamente a inventar, crear, demostrar y desarrollar su talento.

Esto es así porque el hombre ha sido elegido por las mujeres mucho menos en función de su atractivo sexual que en función de su papel proveedor. Cualquiera sabe que la belleza y la atracción son cualidades menos necesarias en el hombre que en la mujer, según el condicionamiento social. El hombre debe hacer valer su genio en múltiples tareas que lo hagan "exitoso".

Esto es porque el hombre sufre dos presiones simultáneas para desarrollar su intelecto: el miedo a la miseria y la sed de éxito. La mujer nunca ha sufrido estas presiones, lo que se esperó históricamente de ella es que fuera atractiva, y en eso se ha empeñado. Es por eso que la toilette de una mujer es siempre más compleja que la del hombre.

Las feministas denuncian esto como opresión, denunciando el interés del hombre que las ve como "objetos sexuales" pero omiten la otra parte: que el hombre es visto por la mujer - desde los tiempos primitivos en que salía a cazar y traer el sustento hasta hoy en que el dinero sigue siendo un argumento de levante - como una mero medio de producción. Por eso la belleza del hombre nunca fue históricamente tan importante como su billetera.

Este condicionante trastoca los valores del hombre y de la mujer. El deseo sexual, por ejemplo, es alentado en el hombre como muestra de su hombría. El hombre debe ser deseante y productivo. Y debe estar dispuesto a ofrecer su producción a cambio de placer sexual.

Es muy curioso lo que dice Esther Vilar (perdón por citar ¿eh?) cuando señala que la mujer no otorga el mismo valor a su potencia sexual que el hombre. Una mujer no tiene el menor problema en declarar su falta de interés por el sexo, mientras que un varón antes se confiesa ladrón o asesino que impotente.

La prostitución es simplemente una muestra extrema de este condicionante. Las feministas lo denuncian otra vez como opresión, pero lo cierto es que, como las mujeres ven a los hombres más como medios de producción que como compañeros sexuales, es menos frecuente que soliciten los servicios masculinos a cambio de dinero. Al no haber demanda no hay oferta. Es mentira que la sociedad "obligue más" a la mujer a prostituirse, simplemente hay más demanda de sexo por parte de hombres que de mujeres. Si el sexo tuviera para las mujeres el mismo valor que para un hombre, entonces los hombres se prostituirian con la misma frecuencia que las mujeres. Es fácil verlo ya que los hombres prostitutos existen, sólo que en menor proporción, porque hay menos demanda. Por supuesto: cuando una mujer baila en pelotas para un grupo de hombres el feminismo lo considerará una espantosa degradación, mientras que los chippendales que actúan en el Golden nunca jamás constituirán un "problema de género", antes bien la sociedad tiee a aplaudir a esas mujeres tan desinhibidas y piolas.

Este protagonismo es lo que hace creer que el hombre "oprime", pero protagonismo y poder son cosas bien distintas. A causa de este protagonismo vos hablás de "lo masculino" como sistema de valores que se pone "por encima" de "lo femenino". El hombre trabaja, inventa, produce, protagoniza, va a la guerra, escribe, lucha y maneja el coche. La razón es que el condicionante social lo obliga a hacerlo. Si no maneja no existe, si no labura "no es un hombre de verdad", si no coje no es macho, si no pelea es un cagón. Esta presión no corre para la mujer, y sin presión no hay desarrollo.

Esto no implica que la mujer no sea capaz de pensar, de actuar y de ser tan protagonista como un hombre. Las mujeres que han querido lo han sido y - oh, opresión! - ninguna fue perseguida por eso: Sor Juana, en el seno mismo de la iglesia se dedicó a despotricar alegrmente contra los hombres, Madame Curie, George Sand, etc.

Después decime que no me interesa debatir, dale.

dolmancé dijo...

Severian: ¿Tenés una cámara de fotos automática? ¿Viste que cuando apretás el botoncito la foto sale en foco? Bueno, es una aplicación práctica de un sistema de control por retroalimentación, basado en fundamentos de la lógica difusa, donde los valores de verdad no son dos. La lógica booleana es una entre otras tantas (aristotélica, dialéctica, multivaluada, cuántica). Yo tengo una cámara digital, cada vez que saco fotos me convenzo más de que llegamos al fin de los grandes relatos y la ciencia no es más que uno de ésos relatos, che.

Te agradezco pero no necesito que trates de explicar lo que digo o lo que cito.

Dejame intentarlo a mí, por favor.

dolmancé dijo...

Jack: ¡Ahora sí!

Te contesto mañana. Necesito producir mis medios de existencia.

Saludos.

Anónimo dijo...

Después de días leo tu post en que me tildabas de servicio por preguntaste a cuantos compañeros entregaste. La pregunta era una cargada porque la respuesta es obvia: a ninguno y no por tu "valentía" del piola del blog revolú, no pudiste porque tu fusil está cargado de jarabe de pico y música tecno-yuppie...

Que jugado que fuiste Jack con los milicos, seguro que cuanto los tuviste cerca les tiraste tu valioso walk man. Seguí jugando al pesado que se la jugó que siempre encontrarás ilusos para tus camleos.

Grumete

Jack Celliers dijo...

Dolmancé: Dicho sin ánimo de polemizar sino de aportar.

La fuzzy logic está basada fundamentalmente en una de las tres grandes leyes de la dialéctica, que es la transformación de la cantidad en calidad, y se aplica fundamentalmente a la técnica.

La lógica difusa o borrosa intenta simular en computadoras el pensamiento humano, para el que las categorías SI/NO son relativas a un contexto y están sometidas a un umbral de tolerancia. Sin embargo en la base de esta simulación sigue prevaleciendo el concepto si/no.

En los seres humanos... no sé. Creo que aún la ciencia no lo sabe, si desde el punto de vista neuronal tenemos algo así como bits prendidos o apagados.

Fuera de esta investigación de base, lejos de confirmar ningún "fin de los grandes relatos" (¿no había otro cliché?) le lógica difusa confirma la vitalidad de la ciencia y de paso confirma la visión dialéctica de la realidad. La dialéctica no está opuesta a la lógica aristotélica sino que - como decía Leoncio - combina la lógica aristotélica como los las imágenes estáticas se combinan para dar origen al cine.

Salute.

Jack Celliers dijo...

Grumito:

Si me podés señalar en dónde yo me las dí de "jugado" te lo voy a agradecer. En la época de los milicos yo era un infante.

¿Ves cómo es mejor no hablar imbecilidades?

Saluditos.

Luk@s dijo...

Jack, que desilución, como ejemplo de mujeres esparaba que citaras a Alexandra Kollontai, a Rosa Luxemburgo, a Clara Zetkin o a Nadezhda Krupskaya.

Che, y cuando hablen de reproducción de la vida especifiquen más porque la producción de los medios de existencia y la reproducción de las relaciones de producción también hacen a la reproducción de la vida.

En cuanto a que la reproducción de la vida (en sentido amplio, no en el sentido de parir hijos) está escindida de la producción de los medios de existencia es cierto y falso. Falso porque si se producen medios de existencia es para reproducir la vida, por ende, en tanto proceso social, no puede estar escindido. Es verdadero, en parte, en las sociedades de clases donde si bien la producción es un proceso social éste proceso está guiado (en la sociedad capitalista) por la ganancia. Ello porque los medios de producción son privados y no de la sociedad.

Con respecto a la reproducción de la vida (en el sentido de parir hijos) la mujer puede, prácticamente, trabajar durante todo su embarazo y, luego del parto, no necesita demasiado tiempo para volver al trabajo (esto en cuanto a sus posibilidades físicas). Son conocidas las historias de militantes - combatientes que militaron - combatieron estando embarazadas. Y, sin ir tampoco demasiado al extremo con el ejemplo, mi vieja laburó hasta quice días antes de parir a mi hermana.

Por último tengo que expresar mi desacuerdo con respecto a esta afirmación de Jack: "Por otra parte si consideramos que toda división de trabajo crea clases"

La división del trabajo no crea clases sino la apropiación del producto excedente del trabajo y la propiedad de los medios de producción es lo que revela la existencia de clases. En una sociedad comunista, el proceso de producción será social así como la determinación de qué es lo que hay que producir y el reparto del producto del trabajo. Pero no se me ocurriría decir que con el comunismo desaparecería la división del trabajo (el Taylorismo en el capitalismo tiene características opresivas y superexplotadoras porque es la ganancia lo que impulsa la producción y determina el proceso de trabajo. En cambio, el Taylorismo, en una sociedad comunista puede servir para reducir lo máximo posible la jornada de trabajo -que ya Lafargue en el siglo pasado la calculaba en tres horas-).

Habiendo hecho estas aclaraciones me despido hasta que me den ganas de escribir nuevamente.

Saludos

Saludos

Anónimo dijo...

Pequebú revolucionario (Jack),

tu discurso -y más desde que le agregaste acusaciones a quien solamente señaló el desprecio popular que se ganaron las organizaciones como el ERP- connota y denota la condición de muchachón pesado. No sabés como te ganan en Indymedia, nunca llegarás a ese nivel.

Entré al blog de Una... y ahí decís que en los ´80 cursabas la secundaria. Quizás colegio pago...

Te entiendo, no es la dictadura si no el alfonsinismo el que te ha marcado negativamente, por eso la idealización de épocas lejanas y tanto encono con los progres posmos.


Dice Luk@as: "Lo que el Grumete no entiende, ni podrá entender, es que la estrategia reformista votada por 6 millones de personas es contraria a los propios intereses de la clase obrera".

Es muy discutible esa sentencia, un ramista (Jack es gran lector de ese autor) diría que en un país colonial esa estrategia nos acercaba a ´pan, paz y tierra´.

Además y disculpame que te lo diga, vos no sos nadie para arrogarte la representación de los millones que no querían apartarse del marco nacional burgués y que reconocían a Perón como líder.

Luk@s, esto debería ser una charla en otro tono, ante todo como parte de la historia y no como polémica del presente. Jack en su juego de reivindicación de unos y denostación de otros intenta presentarla como vigente.

Por cierto que la culpa va de mi parte, la obsolescencia mental a Jack lo hace inimputable. Es como los tipos que todavía discuten si Rosas era malo o bueno.

Grumete

Jack Celliers dijo...

Pequebú reaccionario (Grumito):

Tu discurso denota que sos un retrasado mental. Tampoco fui a colegio pago. Mal otra vez, una imbecilidad arriba de otra.

Igual, me encanta eso de "colegio pago" como si de ser cierto fuera un argumento en contra de una idea. Viejísimo pelotudismo que supone que el origen de clase debería llevarlo a uno a ser liberal y prohibirle ser marxista. Lamentable, viejo, aburrido y ganso.

Así que ya sabemos:

a) Si vivimos la dictadura y combatimos contra ella Grumito nos dirá que somos "orga criminal".

b) Si vivimos la dictadura y no combatimos, entonces seremos unos cobardes.

c) Si no la vivimos, entonces somos unos pelotudos que no sabemos de qué estamos hablando.

Vamos a hacerla corta: hagamos lo que hagamos la máxima autoridad para juzgarlo es... Grumito. Bien Grumito. Gracias Grumito.

Y Luk@s, vos no podés criticar a las masas, boló ¿Quién sos para arrogarte la representación de 13 millones de alemanes que votaron a Hitler y lo reconocieron como líder?

Perón mintió, Grumito. Así es facilísimo ser líder. Hay muchos ejemplos en la historia, te cuento, de líderes votados que fueron una bosta.

¿Entendés Grumito?

Me parece que no.

Jack Celliers dijo...

PD: Grumito, ¿querés algún otro dato sobre mi vida?

Aclarame: ¿es para juzgarme o para pasárselo a la SIDE? Avisá porque ya que son mis datos, por lo menos vamos miti y miti che.

Luk@s dijo...

Grumete:

Yo lo único que digo es que cualquier estrategia reformista (la peronista es una de ellas) es contraria a los intereses históricos de la clase obrera porque la misma dinámica del capital lleva a crisis periódicas que la sufren todas las clases pero, principalmente, el proletariado. Entonces, el interés histórico de la clase obrera es acabar con el capitalismo.

Me da fiaca ahora explicar la tendencia decreciente de la tasa de ganancia (porque es difícil, largo, no tengo conmigo los libros y por consiguiente quiero evitar patinar en algún aspecto). Remito a los Tomos 1 (v.2 y v.3) y 3 de El Capital y, si no quiere leer tanto, recomiento, recién salidito de una editorial argentina el libro de Anwar Skaik, Valor, acumulación y crisis.

Ahí está bien explicado la tendencia mencionada. Y también está muy bien explicado como repercute el comercio internacional en los países subdesarrollados (cap. IV).

Además, Argentina no es (ni lo era en la década del 70) un país colonial.

Por eso digo que la estrategia votada por 6 millones de personas era errada y la propia evolución del capitalismo argentino lo demuestra.

Pero claro, no es fácil hacerle ver a una persona que vivimos en una sociedad basada en un antagonismo irreconciliable de clases, antagonismo reasegurado desde el Estado mediante la coerción y el consenso (hegemonía) y que la única forma de terminar con este tipo de formación social es concentrar el poder del proletariado en un partido que defienda sus intereses históricos y que, además, tengan que aceptar que, llegado el momento, se va a desatar una guerra civil para decidir la suerte del cambio social. Es mucho más fácil creer que un líder bueno por el solo hecho de estar en el poder va a lograr que todos seamos más felices.

Saludos

Severian dijo...

Ay Dolmancé, ahorrate el ridículo. El tono de maestrito ciruela te queda feo.

Te lo repito para ver si nos entendemos: los fundamentos matemáticos de las lógicas alternativas (todas) son booleanos, simplemente porque toda la matemática lo es (algebra I ¿te acordas?). Por lo tanto por más que desarrolles una estructura matemática no-binaria y la llames "lógica", eso no cambia el caracter binario de los razonamientos subyacentes. Yo podría ponerle "Lógica" a mi perro, pero seguiría siendo un perro.

Por otro lado, tu camarita digital es un objeto físico y como tal satisface las leyes de la física, que son booleanas en su naturaleza (y no, por favor ahorratelo, las palabras "mecánica cuantica" sobran en esta discusión). El hecho de que algún subsistema del sistema físico en cuestión, se comporte de un modo modelizable con alguna de esas construcciones matemáticas, no lo hace menos booleano.

Te agradezco pero no necesito que trates de explicar lo que digo o lo que cito.

No creas, de hecho sos bastante oscuro. Mucho alardeo y poco contenido.

Honestamente no tengo una opinión formada acerca del tema en discusión (aunque las señoras de doble apellido hablando de su opresión de género me causan revoltijo). Digamos que el razonamiento de Jack acerca de la falta de protagonismo femenino en la historia suena bastante convincente. Aunque tampoco creo que haya sido tan fácil salirse del molde para Marie Courie o George Sand.

Sobre lo que sí tengo una opinion formada, bien negativa, es sobre el arte de ocultar la ignoracia (muy practicado en el ambiente académico argentino). Consiste en adherir a las teorías de moda, especialemente si son "políticamente correctas". Jamás plantear un argumento claramente. Usar términos ambiguos o directamente indefinidos. Citar solo para darse autoridad, no para fundamentar la posición. Mandar al interlocutor a estudiar cada vez que la discusión se acerca a algún punto concreto. En resúmen, mucho alardeo y poco contenido.

Severian dijo...

Fe de Ratas: donde dice alardeo debe decir alarde (¿les conté de mi teoría con la interfaz de blogger?)

dolmancé dijo...

No, Severian, no necesito que trates de explicar mis ideas. ¿Por qué no explicás las tuyas en lugar de rechazar o adherir posturas? Pareciera que en lugar de aportar contenidos sólo intentás corregirme y hacer alusiones personales. ¿Podemos obviarlas? Nuevamente, te agradezco.

No se si hace falta aclararlo, pero lo del “fin de los grandes relatos es una ironía”. Porque ahora resulta que la lógica ES binaria, o no es lógica.. Todo lo demás es posmo.

Ahora, los reticulados dialécticos son un poquito más complejos, además de posmos. Pero al formalizar axiomáticamente la lógica dialéctica, Jack, ¿No se corre el riesgo de reducir la dialéctica a un mecanicismo?

Igual, ya hay bastante divergencia en este debate (Operación Gaviota, Sexismo) como para irnos por otra rama más. Si no les importa prefiero seguir con la relación entre género y clase.

Retomando… Más que definir clase, deberíamos empezar por definir relaciones de producción. Dejemos por ahora mi tesis de la precedencia de lado. Si me permiten, te cito:

Por otra parte si consideramos que toda división de trabajo crea clases, entonces el condicionante de género crea dos clases, pero esto es una cuestión biológica: en tanto la mujer tiene que parir es inevitable una cierta división de trabajo.

Lo que es asumido como ser natural es formado históricamente. Hombre y mujer en la naturaleza, masculino y femenino en la cultura. Las relaciones de género forman actores, y se reproducen socialmente, trascendiendo las relaciones entre hombre y mujer. La pista que tira Engels, y para mí se queda cortito, es: la familia es la génesis de la propiedad y de la explotación.

Como si se resumiera así:

Familia: relación natural.
Trabajo: relación social.

Frigga Haug dice que la división del trabajo es posible sobre la base del excedente de producción que a la vez se contribuye a producir. De manera similar, el incremento de producción de los medios de vida es el resultado del aumento de la población, que incentiva a su vez el primero. De este modo, es precondición, al mismo tiempo, de dominación y desarrollo. Así es que dos coincidentes modos de dominación que se determinan uno a otro determinan, a su vez, el proceso de la historia: el control sobre la fuerza laboral en la producción de los medios de vida, y el control del hombre sobre la fuerza laboral de la mujer, su capacidad reproductiva y sus cuerpos sexuales.

(El problema del huevo y la gallina se resuelve dialécticamente).

A mí no me convence eso de que en un mundo de hombres, hecho por hombres y para hombres la falta de protagonismo de la mujer es culpa de ésta y que por esto debería hacer un poquito de autocrítica. Si tengo algo que advertir en tu protogenealogía es que esos mismos fundamentos pueden aplicarse en sentido contrario. Si se puede decir que la historia está dada por la forma en que las mujeres eligieron a los hombres, no veo por qué no podría decirse que más bien está dada por la forma en que los hombres eligieron a las mujeres. Sin embargo, hay un principio activo de un lado y pasivo del otro. Por otro lado, hay una desvalorización de lo femenino. El psicoanálisis, que toma el sexismo presente en la cultura por su valor simbólico, habla de “mujeres fálicas” o de “logros fálicos” de una mujer, cuando ésta se disputa los privilegios par-a-par en el mundo de los hombres. Las diferencias entre los sexos moldean y son moldeadas por las relaciones entre los géneros. El agravante actual es que hoy las minas no solo tienen que ser lindas: También tienen que ser independientes, productivas, buenas para el trabajo y buenas para el quehacer doméstico, fálicas y no-fálicas a la vez. Mucha presión, ¿no te parece? El deseo, como bien lo planteás, es una diferencia fundamental. Yo le agregaría que el deseo femenino fue siempre silenciado, acallado, reprimido… como si no existiera. De ahí lo de mujer/objeto, y hombre/sujeto. Lo de la prostitución en relación a la oferta y demanda me llama poderosísimamente la atención viniendo de un crítico de la economía política.

Si, como decís, esto no implica que la mujer no sea capaz de pensar, de actuar y de ser tan protagonista como un hombre, estás pisando el palito: pareciera que la mujer, a lo sumo, puede aspirar a actuar o ser como un hombre, pero nunca a ser una mujer. ¿Qué será esto último? No parece tan sencillo como un mero voluntarismo.

Luk@s dice que hilando fino las diferenciaciones de género desaparecen. Yo pienso que, lejos de “reducir esta división a lo mínimo y razonable”, las asimetrías se hacen cada vez más evidentes. El proyecto socialista también cometió ese error al reducir las relaciones de género como relaciones hombre/mujer en un ámbito privado.

La separación entre la producción de la vida y de los medios de vida no es invento mío, está en “La ideología alemana”:

La producción de la vida, tanto de la propia en el trabajo como la ajena en la procreación, se manifiesta indirectamente como una doble relación social –de una parte como una relación natural, y de otra, como una relación social-; en el sentido de que por ella se entiende la cooperación de distintos individuos, cualquiera que sean sus condiciones, de cualquier modo y para cualquier fin. De donde se desprende que un determinado modo de producción o una determinada fase industrial lleva aparejado un determinado modo de cooperación o una determinada fase social, modo de cooperación que es a su vez “fuerza productiva”; que la suma de las fuerzas productivas accesibles al hombre condiciona al estado social y que, por tanto, la “historia de la humanidad” debe estudiarse y elaborarse siempre en conexión con la industria y el intercambio.


Jack, decías en el post de Marianne, acerca de si las relaciones de género son también relaciones de producción:

[…] Las relaciones de producción, específicamente, se establecen en torno a la posesión de los medios de producción, así que desde ese punto de vista no, no lo son. La mujer de un empresario – sin necesidad de mover un dedo – es dueña de la mitad de los bienes que la empresa produce, si no de la empresa misma.
Esta posesión se establece por unos medios muy diferentes de los que usa el capitalista para apropiarse de la plusvalía, amén de que en las relaciones de género no hay plusvalía. Yo hablaría más bien de una posición acomodada y más libre por parte de la mujer, que disfruta de los beneficios sin participar del esfuerzo mientras el discurso dominante nos explica que se trata de su secular opresión.


No podemos negar ver las relaciones de género como relaciones de producción tomando en cuenta a Amalita Fortabat. Pensá en cómo se da la posesión de los medios de producción. Las relaciones de género no son algo exterior a las relaciones de producción. La socialización de las relaciones de producción y la privatización de las relaciones de género, es el error teórico de Engels.

Si “producción” de los medios de vida y “reproducción” de la vida giran en torno a la posesión de los medios de producción, ¿reproducción no es producción? En ambos casos se puede hablar de producción o de reproducción, alternativamente.

Con la sola inclusión de la mujer en el proceso de trabajo no es suficiente para liberar a la sociedad de los condicionantes de género. Hace falta una división del trabajo entre géneros que parta del total del trabajo necesario para la reproducción social, y que esta división sea respaldada por la sociedad como un todo moral, ideológico, político y legal. Porque las relaciones de género pueden verse también como relaciones de producción. La relación entre trabajo asalariado y trabajo doméstico determinan un patrón de dominación (Ejemplo: el trabajo de mujeres y niños es más barato). La emancipación de los géneros tal vez termine disolviendo a la familia tal y como la conocemos (Marx y Engels tiran esta puntita, pero se concentran en la economía política y las relaciones de producción relegando a un segundo plano la cuestión de género).

La familia, lo privado, lo femenino, tiene a cargo el trabajo de producir alimentos, refugio, vestimenta, organizar la economía doméstica, procrear la vida (acordamos que así se construye socialmente). Negarlo como una relación de producción es atribuirle una naturaleza biológica, no social (no empieza y termina en el mero acto de la procreación). ¿No puede hablarse, en definitiva, de fuerza productiva aquí también?

La producción de los medios de vida es socializada, mientras que la reproducción y renovación de los trabajadores recae sobre el ámbito privado de la familia. Marx y Engels no consideran esto último como una construcción social. Pero probablemente sí lo sea, y el argumento biologicista no alcanza.

El desarrollo de las fuerzas productivas está íntimamente ligado a la producción de los medios de vida, que, al parecer subordina a la vida (o reproducción de la vida) como si fuera algo que ya viene dado de antemano. La crianza de hijos, en la era del capitalismo fordista (o “sólido”, según Zygmunt Bauman) era vista, en el ámbito privado (pero no en el social), como una actividad utilitaria desde el punto de vista de la acumulación de riquezas. En nuestra época actual, donde tener hijos es analizado desde la perspectiva costo/beneficio, los hijos son cada vez más algo así como objetos de consumo emocional. Pero esto no quita que la incidencia específica de las relaciones de género abarque todas las relaciones de producción. Ese es en mi opinión su verdadero rol en la división del trabajo entre el hogar y la industria. Y aún hoy, donde asistimos al divorcio del matrimonio “Capital – Trabajo”.

El condicionante social es: masculino = activo, femenino = pasivo. Claro que, parcialmente, y en casos muy concretos podés ver esto como un “beneficio” de la mujer. Por esto mismo digo que no es válida la mera victimización de la mujer. Pero es lo mismo que si yo quiero ir hasta Morón desde Almagro; me conviene hacer 30 kilómetros por autopista que 20 Kilómetros por Gaona. Por autopista, en algún momento del trayecto es válida la afirmación “Cada vez estoy más lejos”. Pero así y todo, llego más rápido.

Yo concuerdo con muchas de tus críticas al feminismo pequebú. Pero me parece exagerada tu postura de creer que esos prejuicios no tienen fundamento alguno.

Uf. Perdón por la falta de síntesis.
Saludos.

Severian dijo...

Pareciera que en lugar de aportar contenidos sólo intentás corregirme y hacer alusiones personales.

¿Como podría hacer alusiones personales si no te conozco? Hice alusión a una clase de personaje que le gusta hablar como si supiera, y ocultar sus baches con un monton de hojarasca.

¿Por qué no explicás las tuyas en lugar de rechazar o adherir posturas?

Lo hago cuando tengo una opinion formada. Te dije que en este caso no la tengo. Lo que no me evita decir que, mientras intento formarme una opinion sobre el tema leyendo tus comentarios y los de los demás, capto en tu estilo la impronta de esa clase de personajes. Te doy un ejemplo:

Porque ahora resulta que la lógica ES binaria, o no es lógica.. Todo lo demás es posmo.
...
Ahora, los reticulados dialécticos son un poquito más complejos, además de posmos. Pero al formalizar axiomáticamente la lógica dialéctica, Jack, ¿No se corre el riesgo de reducir la dialéctica a un mecanicismo?


¿Que demonios puede querer decir tamaña colección de vaguedades? ¿quiere decir algo, o solo se trata de burbujas? Axiomatizar no es reducir a un mecanismo sino ponerse de acuerdo en el significado de las palabras, para no hablar boludeces. Pero claro, ahi se acaban las burbujas, y cualquier charlatán queda en evidencia.

Jack Celliers dijo...

Viene larguito pero está bien, es interesante. A ver:

No sé que es un "reticulado dialéctico", nunca vi uno en mi vida. Sé qué es la dialéctica. Y si bien Severian lo dice en un tono medio peleón (y yo no puedo corregirlo porque en cuestión de formas yo le gano por varios cuerpos en salvajismo), tiene toda a razón del mundo: formalizar axiomáticamente es simplemente definir para que hablemos de lo mismo, Dolmancé. Claro que esto es muy hinchapelotas, pero es que así es la cosa. De lo contrario nos ponemos a hacer poesía, que no está mal, sólo que es algo distinto.

En cuanto a lo nuestro:

Lo que es asumido como ser natural es formado históricamente. Hombre y mujer en la naturaleza, masculino y femenino en la cultura. Las relaciones de género forman actores, y se reproducen socialmente, trascendiendo las relaciones entre hombre y mujer.

Puedo estar de acuerdo, pero la separación entre naturaleza y cultura no puede hacerse de manera tajante, porque el ser humano comparte ambas ¿Qué es natural y qué es cultural en las relaciones hombre-mujer? No es algo tan sencillo de definir, es un problema para cualquier antropólogo/filósofo/científico social.

Por otra parte mi admisión de que el condicionante de género crea dos clases fue dada in extremis, digo que esa cierta división del trabajo es mínima, despreciable, y Luk@s me corrige acertadamente cuando dice que la mujer puede laburar incluso estando embarazada, así que realmente me parece muy difícil admitir que el condicionante de género realmente cree clases. Más adelante luego de ese párrafo lo planteo como hipótesis extrema posible, pero muy poco probable.

Familia: relación natural.
Trabajo: relación social.


Esto es extremadamente vago, ¿por qué? No sé de dónde se puede deducir que Engels quisiera decir eso. La familia es también una relación social y el trabajo si querés es también una relación natural (la podés observar en los animales, si considerás "trabajo" lo que se hace para ganar el sustento).

Pasemos a esta chica Haugg:

"...el control sobre la fuerza laboral en la producción de los medios de vida, y el control del hombre sobre la fuerza laboral de la mujer, su capacidad reproductiva y sus cuerpos sexuales."

No alcanzo a ver cómo es posible que - siendo el hombre el que sale a trabajar mientras la mujer se queda en casa en el denostado modelo patriarcal - para Haugg sea el hombre el que controla la "fuerza laboral" de la mujer y no a la inversa. Es el primer caso de control de la fuerza laboral de... una persona que no trabaja.

Si por el contrario la mujer trabaja, quien se apropia de su fuerza laboral (así como de la de todos los trabajadores, hombres y mujeres) es el capitalista, cuya mujer comparte los beneficios, así que ella también es apropiadora.

En definitiva: un cliché más sin base fáctica.

Lo de apoderarse de su "capacidad reproductiva"... bueno... no sé: yo jamás me apoderé de la capacidad reproductiva de ninguna mujer, y si lo hice juro que fue sin querer, no conozco a ningún varón que lo haya hecho. Si vamos al proletariado, la reproducción de hijos de manera incontrolable es un problema para ambos, ya que tendrán que trabajar el doble, el acceso a la anticoncepción es la clave.

Pregunta tonta: ¿qué es exactamente "apoderarse de la capacidad reproductiva"? ¿Robarle los ovarios?

Si lo que quiere decir esta señora (cuando no hay base fáctica para algo es muy difícil entender a qué se refiere) que la capacidad reproductiva de la mujer es algo así como un trabajo de cuya plusvalía (?) se apodera el hombre... Bueno, estoy pasmado.

En cuanto a "sus cuerpos sexuales"... ¿hay "cuerpos no sexuales"? ¿existe una definición de qué cosa es un "cuerpo sexual"? No voy a decir que es otra gansada más, otra de esas fracesitas de intelectualoide que no quieren decir nada pero se pusieron de moda... simplemente me gustaría que alguien me explique qué cosa es eso.

Lo que sí es cierto en lo que decís es que existe una "desvalorización de lo femenino", pero esa es una mirada tuerta.

Si obervás la cultura, la posición frente a la mujer es en realidad esquizofrénica: por un lado la mujer es considerada pasiva, débil, y "no participante" - digamos - en la gran gesta de la construcción del mundo.

Pero por otro lado lo que hay es más bien una especie idolatría de la mujer. La Mujer ha sido en todos los tiempos la musa, el ser etéreo, el ser puro, el ser inmortal, la Virgen, la Madre (hasta Madre de Dios!). El poder de la vieja en el seno de cualquier familia italiana o judía es proverbial.

Si acercamos un poco la nariz veremos que la desvalorización de la mujer se da - oh! qué raro! - allí donde hay que romperse un poco el culo: vuelvo a mi ejemplo favorito de la guerra. La guerra - se le dice al varón - es honorifica, es gloria, prueba tu hombría, bla bla bla. Más bien: hay que venderla así porque la guerra es algo tan evidentemente pelotudo, va tan en contra del interés del soldado que hay que sublimarla, hacerla hermosa.

En menor medida, pero pasa igual con todo lo demás: el trabajo dignifica, el valor y el coraje son características del varón, etc. etc. etc.

Voy a citar otra vez, pero porque viene muy a cuento: Esther Vilar dice "la mujer llama 'masculinas' a todas las características que le sirven y 'femeninas' a todas las que no necesita para nada". El sentido del honor masculino exige que vaya a la guerra. El honor femenino puede prescindir tranquilamente de eso. EV lo llama "doma por autohumillación" que la mujer ejerce sobre el hombre: "Las tareas femeninas son indignas, son rebajantes, son humillantes, yo las haré por tí querido. Tu ve a laburar, a traer el mango, a matarte en la guerra y a competir como un loco, que todo eso es digno, superior, glorioso, porque tu eres fuerte e inteligente mientras que yo soy débil y tonta".

Y claro: el hombre cree realmente que la mujer se está perdiendo de algo grandioso, honorable, glorioso. Lo cierto es que laburar en casa es placentero, fácil y cómodo. No hay competencia ni hay jefes supervisando. Y uno no se muere.

Pero obviamente hay que mantener a los gritos el mito de que ese estado es de terrible sumisión, esclavitud pura. Es la unica manera de que el varón siga haciendo lo que hace y no se le ocurra un día decir: che, yo no laburo más, me quedo en casita.

Como efecto derivado de esto, y según EV la famosa "envidia del pene" y la "mujer fálica" es una de las equivocaciones más divertidas de Freud. Freud, como todos los hombres y como vos Dolmancé, cree que la mujer sufre muchísimo por no poder compartir ese mundo de hombres, esa identidad de honor, de éxito, de gloria que empuja a los hombres a hacer todo lo que hacen. Lo cierto es que es una lamentable ilusión: ninguna mujer se siente menos mujer por no ir a la guerra, o por no tener un autazo, o por no tener la capacidad de resolver tal o cual tarea. Ninguna mujer envidia el pene, ni necesita la gloria, ni necesita éxito profesional para sentirse más mujer. Obviamente: hay mujeres que decidieron ser útiles, laburar, tener éxito y competir, pero lo hacen por libre elección, o porque no les quedó más remedio, no porque sientan ninguna envidia del mundo masculino.

El siguiente párrafo tuyo es una buena muestra de lavado de cerebro:

Si, como decís, esto no implica que la mujer no sea capaz de pensar, de actuar y de ser tan protagonista como un hombre, estás pisando el palito: pareciera que la mujer, a lo sumo, puede aspirar a actuar o ser como un hombre, pero nunca a ser una mujer.

Dolmancé, esta es una muestra de tus prejuicios y tu dificultad para interpretar una idea. No leas lo que tu prejuicio quiere leer, leé simplemente lo que está escrito: "ser tan protagonista como un hombre" no significa "ser igual a un hombre".

Una mujer puede ser tan eficiente / inteligente / competente / idiota / prejuiciosa / genial / drogadicta como un hombre. Resulta ahora que:

1) Si dijera que la mujer no puede entonces sería... sexista.

2) Si digo que la mujer puede... ¡ajá! ¡pisaste el palito, machista! ¡Vos querés decir que la mujer tiene que ser como un hombre!

¿Ves Dolmancé? Cuando uno tiene una idea preconcebida remachada en el marulo la lógica se tuerce hasta justificarla siempre. Vos querés ver desvalorización de la mujer hasta en la sopa, porque eso es precisamente lo que te enseñaron. Bajo el discurso dominante cualquier cosa que se diga sobre la mujer puede servir para sostener el verso de la "mujer oprimida".

En cuanto a las relaciones de producción: me pedís que no hable de Amalita Fortabat, y acto seguido que piense en la posesión de los medios de producción.

El problema es que es imposible, macho: es imposible no hablar de Amalita porque ¿qué otra clase posee los medios de producción? Un pequeño burgués no tiene medios de producción. Si querés hablar de las relaciones de género respecto de la posesión de los medios de producción no tenés más remedio que hablar de la gran burguesía, muchacho.

En cuanto a esto:

Si “producción” de los medios de vida y “reproducción” de la vida giran en torno a la posesión de los medios de producción, ¿reproducción no es producción? En ambos casos se puede hablar de producción o de reproducción, alternativamente.

Tratá de bajar a tierra en ves de marearte con palabras. ¿Cómo reproducción va a ser producción? El párrafo de Engels que citás sólo dice que la producción de vida es tanto reproducción (ajena) como trabajo (propia) y que ambas tienen una doble naturaleza: natural (perdón por la redundancia) y social. Y que los cambios en las relaciones de producción afectarán a ambos, nada más, pero el párrafo las mantiene como cosas claramente distintas, lo que vos agregás no tiene la menor justificación, al menos ninguna visible, decir que "giran alrededor" no es decir nada. Más abajo volvemos sobre el asunto.

Sorprendentemente, acá ponés un párrafo con el que concuerdo 100%:

Con la sola inclusión de la mujer en el proceso de trabajo no es suficiente para liberar a la sociedad de los condicionantes de género. Hace falta una división del trabajo entre géneros que parta del total del trabajo necesario para la reproducción social, y que esta división sea respaldada por la sociedad como un todo moral, ideológico, político y legal.

Yo no podría coincidir más, sobre todo con la parte que subrayo. Esto es exactamente lo que reclamo yo.

Ahora bien, acá creo que vos y yo tenemos una gran oportunidad para ponernos de acuerdo. Creo que está claro que si vos proponés esta división es que suponés que la que existe actualmente no es justa ¿vamos bien?

Perfecto, entonces te propongo lo siguiente: vos definí qué es lo que el varón tendría que hacer para hacer efectiva esta división justa del trabajo entre géneros. Qué trabajos el varón esta omitiendo hacer en este momento que no permiten esta igualdad que vos proponés.

Yo haré lo mismo con lo que considero debería hacer la mujer, que hoy día no está haciendo. En realidad ya lo dije, pero puedo repetirlo. Creo que si juntamos ambas listas podríamos acercarnos un poco a una división del trabajo justa ¿no te parece?

Por último:

La familia, lo privado, lo femenino, tiene a cargo el trabajo de producir alimentos, refugio, vestimenta, organizar la economía doméstica, procrear la vida (acordamos que así se construye socialmente). Negarlo como una relación de producción es atribuirle una naturaleza biológica, no social (no empieza y termina en el mero acto de la procreación). ¿No puede hablarse, en definitiva, de fuerza productiva aquí también?

La producción de los medios de vida es socializada, mientras que la reproducción y renovación de los trabajadores recae sobre el ámbito privado de la familia. Marx y Engels no consideran esto último como una construcción social. Pero probablemente sí lo sea, y el argumento biologicista no alcanza.


A ver... creo que podemos concordar en que la "reproducción" pura y dura (9 meses de embarazo, parto, amamamantamiento) corresponden a la mujer por una cuestión biológica. Alrededor de este hecho hay otras tareas.

Acá hay algo que decir, y muy importante: el varón TAMBIEN juega un rol, que no es el de amamantar o parir, pero sí el de estar, el de contener, el de tomar contacto con su hijo, que en esta sociedad está totalmente desvalorizado. El padre solo vale como... medio de producción, es un progenitor de segunda. El rol secundario del padre en el contacto con sus hijos es otra pata del discurso dominante que hombres y mujeres repiten sin cesar: la madre es indispensable, el padre es prescindible, y sobre esto Dolmancé, es muy ingenuo pensar que no hay una construcción de poder femenino.

La mutilación emocional a la que se somete al varón con el argumento de que la mujer es "más sensible" es no poco indignante, porque el lavado de cerebro que se le hace al macho lo ha convencido de que su lugar está en la oficina, y por eso un hombre que acaba de ser padre en Argentina tiene 3 (tres: uno, dos y tres) misérrimos días para estar con su hijo. Otra verdadera mierda que no está en la agenda de ninguna mugrosa y feminista "política de género", mientras muchísimos padres alejados de sus hijos tienen que ceder a innumerables chantajes femeninos para poder ver a sus pibes un fin de semana, si puedo indignarme un poquito

Ahora, y volviendo a denominar la reproducción "fuerza productiva". Yo concuerdo, de alguna manera la organización del espacio doméstico y la crianza de los niños contribuye a la producción, y si querés llamalo "fuerza productiva", pero entendamos que esta fuerza es invariable en cualquier régimen, los niños necesitan atención y cuidado por una cuestión biológica, que esto sea funcional al capital (porque esos niños serán los futuros trabajadores) es más bien inevitable, la reproducción será también funcional a una sociedad socialista, o cualquier otra.

Si lo que vos proponés concretamente es un reparto de las tareas hogareñas, que el trabajo de organizar el refugio, alimentar a los niños, etc. sea compartido, yo de nuevo no puedo estar más de acuerdo.

Para eso sería necesario - te voy señalando - ampliar los derechos sociales de... ¿adiviná quién? el varón (¡mirá vos!) y eximirlo de tener que trabajar durante los meses de pos parto de tal manera que se dedique a los niños.

Para eso sería necesaria una revalorización del rol masculino en la familia, que lo considere importante y necesario, lo suficiente como para sacarlo del infierno de explotación en el que vive diariamente, para que se quede en casa, con sus hijos, lujo con el que ningún varón sueña, pero que está sobreentendido como un derecho inalienable d la mujer.

¿O no?

dolmancé dijo...

Bueno, me siento mucho más cómodo debatiendo ideas. Lo de la lógica quisiera dejarlo de lado por ahora; solo aclaro que los reticulados son las estructuras algebraicas que Severian llama redes, cuyas operaciones básicas son la disyunción y la conjunción. Darle una forma algebraica (formalizar, axiomatizar) al materialismo dialéctico puede quitarle potencial explicativo y reducirlo a un mecanicismo, o determinismo (atenti: no mecanismo, Sev). Sin embargo estoy de acuerdo con que todo reticulado es una variación más o menos compleja de la lógica binaria. Pero eso no significa que no existan otras lógicas, o que estructuras tales como la lógica difusa o los reticulados de Lukasiewicz sean posmos. Fijate, Jack, que por empezar, la dialéctica siempre estuvo reñida con el principio de contradicción (p ^ ~p es siempre Falso).

Sobre la distinción femenino / masculino, si me disculpan, voy a citar a Andrea D’Atri, porque lo pone en palabras mucho mejor que yo:

[…] sostenemos que el género es una categoría histórica y relacional. No se trataría de un atributo ontológico sino instrumental. Es decir, el género comprende al conjunto de las conductas que se construyen socialmente sobre la diferencia sexual y que hacen que mujeres y varones se comporten femenina o masculinamente. Funciones y características asociadas imaginariamente al sexo conformarían el género femenino y/o masculino. Pero esta diferenciación encierra asimismo la trampa de una jerarquización, es decir una valoración positiva y/o negativa asociada, de tales propiedades o conductas. En este sentido, “... el género no es una categoría descriptiva sino una normativa que determina la posición social de las mujeres y de los varones.”. Coincidimos con J.Scott cuando plantea que “el género es un elemento constitutivo de las relaciones sociales basado en las diferencias que se perciben entre los sexos, y es una manera primaria de significar las relaciones de poder”. Relaciones de poder que se aprehenden en la vida familiar, se experimentan asimismo en las diferentes instituciones por las que atraviesa el sujeto en su socialización y no son más que la reproducción distorsionada de la división entre dominadores y dominados que surca la historia de la humanidad desde la esclavitud hasta nuestros días.

Es decir, la construcción de los condicionantes es social: viene de afuera y ejerce sobre nosotros una coerción que nos predetermina.

Yo no quiero decir que el condicionante de género crea dos clases. Las mujeres integran diferentes clases sociales, no son una clase en sí misma. La plusvalía se crea por la explotación, no por la opresión. La opresión es una relación de sometimiento construida socialmente. Asimismo, me interesa la articulación entre explotación y opresión. La pertenencia de clase de alguna manera determina el nivel de opresión. Ejemplo: las mujeres que mueren por abortos mal realizados son pobres.

El hueco en la tesis de Marx y Engels con respecto a la cuestión de género es bastante evidente en La ideología alemana. Producción en la fábrica, reproducción en la familia. Te cedo que lo de natural y social fue una simplificación burda. Solo intentaba enfatizar para hacerme entender. El tema es más complejo. Se trata de intentar ver a las relaciones de género como relaciones de producción. Después vuelvo sobre esto.

Sobre los cuerpos sexuales entiendo que la autora se refiere a esa differentia specifica de la mujer en relación a la procreación. No es el hombre el que se queda en casa esperando a que la mujer vuelva para hacerle cumplir sus deberes de buen esposo. Es al vesre. De hecho, el hombre que viola la monogamia es considerado un winner por sus pares, mientras que la mujer que decide por su cuerpo y busca otra compañía sexual es reprendida (también por hombres). Nuevamente, el principio activo es el masculino. No está relacionado, al menos directamente, con la plusvalía. Plusvalía es explotación, y acá se habla de opresión.

Vos para explicar la prostitución te basás en leyes de oferta y demanda, como un gurú de la economía de libre mercado. Marx jamás hubiera imaginado semejante heterodoxia. La influencia de la oferta y demanda es muy limitada, y además tardía. No puede interpretarse como fundamento. El trabajo humano es el único patrón de intercambio.

¿Por qué todo lo que contribuye a la producción en el ámbito privado de la familia no es visto como trabajo? ¿Por qué el trabajo doméstico no es remunerado? Creo que nos acercamos a un acuerdo si lo consideramos también fuerza productiva.

Eso de que el trabajo dignifica, y que la guerra es honorífica, y que Freud cometió una “equivocación” da para debatir largo y tendido, pero si me permitís lo dejo de lado por ahora (a menos que digas que es esencial a lo que estamos discutiendo). Pero tomo nota, ¿eh?

Voy a pasar por alto esa alusión a mi “lavado de cerebro”, porque quisiera conservar un tono amistoso, si no te importa, aunque sea por ahora. Igual no recuerdo dónde dije eso de ser igual a un hombre.

Con respecto a la “doma por autohumillación”, hay 2 posibilidades
1. La mujer es consciente: Entonces decide deliberadamente hacerse la mosquita muerta para que el macho la sostenga. Esta concepción interpreta al rol femenino como un mundo interior, esencial. Me concederás que esta hipótesis es fácilmente descartable. Como la que sostiene la existencia de una esencia primitiva, rudimentaria, esa naturaleza cazadora que se enorgullece de la conquista atribuída al hombre.
2. La mujer no es consciente: Entonces es lisa y llanamente un parásito. Tomemos esto, por ahora, como si fuera así: La naturaleza de un parásito es la de vivir del metabolismo del organismo huésped. Solo se asegura su supervivencia, sin regular ni decidir por los procesos vitales del organismo huésped. Difícilmente podamos hablar de “doma”.

Entonces, siguiendo el razonamiento de Esther Vilar, podríamos decir que:

Un hombre sin trabajo es un desocupado.
Una mujer sin trabajo es un parásito que detenta un poder influyente sobre el hombre.
En cuanto a la comparación entre producción y reproducción me refiero a intentar reconocer al trabajo doméstico, al cuidado de familiares, y a la reproducción de la fuerza de trabajo como un trabajo. ¿Por qué no puede ser también socializado? ¿Por qué la producción de los medios de vida tiene más importancia, y subordina la esfera de la vida a una presuposición y a un resultado? Once again: Relaciones de género como relaciones de producción. Más que reproducción y producción, estaríamos hablando de vida y medios de vida.

Con respecto a un proyecto ideal de igualdad entre los géneros, o de eliminación de la carga de los condicionantes, podríamos hablar largo rato. Por supuesto que no es suficiente con la sola inclusión de la mujer al mercado de trabajo. En el total de trabajo necesario para la reproducción social también debería incluirse el trabajo doméstico, ámbito culturalmente femenino, que no es remunerado. El ideal justo debería ser inclusivo y beneficiar a hombres y mujeres. Tendría que permitir ambos sexos en cualquier trabajo, incluyendo el doméstico. Tendría que conceder igualitariamente el tiempo necesario para la crianza de los hijos sin distinguir sexos. La producción tendría que planificarse socialmente. Ahora, ¿cuál es el trabajo del futuro? ¿y cuál es el futuro del trabajo? Teóricamente, cuanto mayor composición orgánica tenga el capital, en cuanto se mejoren -con los adelantos tecnológicos-, las capacidades productivas… menos habría que trabajar (jornada de 3 horas, decía Luk@s). Y sin embargo… no parece ser así. Por otro lado, la inestabilidad laboral tiene actualmente niveles insospechados. El proyecto neoliberal abandonó el fordismo, que sedujo tanto al Estado benefactor como al proyecto socialista. Hay muchas muestras, a mi juicio, de que los condicionantes de género y clase, si bien se interrelacionan y potencian, tienen una naturaleza individual.

Y sí, creo que la división no es justa, pero me gustaría hacer un poquito de investigación estadística, antes de apresurarme a sostener cualquier hipótesis. Primero aclaro que no tengo suficiente formación metodológica para analizar a fondo estos números. Me guío instintivamente, y cuento con la ayuda de ustedes. Vamos a hacer un poco de sociología de entrecasa. Empiezo analizando algunos casos tomados al azar. Por supuesto, los invito a que ampliemos la muestra, pero por lo que estuve viendo, hay tendencias muy estables a nivel mundial. Veamos qué pasa, por ahora, en el ámbito económico y laboral.

En México:

En el 50% de las familias trabaja solo el hombre
En el 44% de las familias trabajan la mujer y el hombre.
En el 2% Sólo la mujer percibe ingresos
y en el resto ninguno de los dos.

De ese 44%:

En el 80% de los casos el hombre percibe más ingresos que la mujer.

Con respecto al trabajo doméstico, está subdividido en:

1. Cuidado de niños, ancianos, enfermos o discapacitados
2. Preparar los alimentos.
3. Lavar y planchar la ropa
4. Limpiar la casa

(Esto está ordenado de mayor a menor tiempo dedicado: no están para nada errados otros estudios que estuve leyendo cuando se refieren al trabajo doméstico como caring activities)

Mirando las estadísticas agregadas, el hombre invierte unas 9 horas semanales. La mujer 40. Este trabajo no es remunerado en absoluto.

(Fuente: INEGI, México, DF, Mayo de 2004)

Sigamos.

A nivel mundial, cerca del 46% de las mujeres mayores de 15 años no tienen ingresos, mientras que sólo el 21% de los hombres enfrenta esa misma situación.

El 90% de las jefas de hogar no convive con un cónyuge o pareja.
El 88% de los jefes de hogar sí convive con un cónyuge o pareja.

(Fuente: CEPAL, Unidad, Mujer y Desarrollo.)

Los hombres que mantienen el hogar tienen a una mujer que se ocupe de las tareas domésticas. Podemos suponer que las mujeres que mantienen el hogar también se encargan de las tareas domésticas, si es que no ponen a trabajar a sus hijos y parientes. Concentrémonos en esos jefes y jefas de familia que salen a trabajar. Con respecto a quién gana más:

Social Watch arroja la siguiente relación entre ingresos (mujer / hombre)

EEUU: 0.62
Argentina: 0.37

Por tomar solo dos ejemplos.

Yo diría que el hombre posee mayor autonomía. Y que a la mujer le cuesta mucho más lograr autonomía, participación, y posibilidad de decidir por sí misma. Las mujeres son frecuentemente trabajadoras domésticas no remuneradas, o tienen trabajos temporarios part time, o en el vulnerable sector informal. Los hombres tienen trabajos más estables y de mayor jerarquía. Las mujeres pasan muchísimo más tiempo que los hombres en trabajos no remunerados. Según la UNECE, a veces más del doble (en Europa y Asia Central). El rol reproductivo de la mujer y la discriminatoria desvalorización del trabajo de la mujer respecto del trabajo del hombre inciden sobre esto. No parece que estemos en condiciones de hablar de mujeres parasitarias. Haciendo números… ¿cuántas Amalita Fortabat habrá? ¿Qué tan representativo es su caso?

Podemos echar un vistazo al estudio Gender In Transition, hecho por el Banco Mundial. A grandes rasgos, encontramos:

Desigualdad en el mercado laboral.
Desigualdad en la educación *
Desigualdad en el acceso a la Salud.

* (mechamos un dato del PNUD: Las niñas constituyen el 70% de los 130 millones de niños que no asisten a la escuela)

Pero sigamos con el aspecto económico / laboral. El desequilibrio de pagos, según este estudio (hecho en países de Europa y Asia Central), se explica de la siguiente manera:

1. Gap en capital humano: tiene que ver con la disponibilidad de trabajadores de acuerdo con las características productivas.
2. Diferentes preferencias según género.
3. Franja sin explicar

Los datos muestran que la franja sin explicar (3) es la aplastante mayoría: los hombres ganan más que las mujeres, invariablemente, y no hay ninguna explicación. Las razones hay que buscarlas en los aspectos culturales. ¿Dónde sino?

El trabajo de la mujer se devalúa: está pobremente pago y es altamente vulnerable. Sufren de falta de oportunidades en el sector formal y se inclinan al sector informal. El trabajo informal (en Argentina, el 54% de las mujeres que trabajan, actualmente, lo hacen en negro) está más cerca de casa y permite a las mujeres hacerse cargo a la vez de sus responsabilidades familiares. La transición a la participación de la mujer en el mercado laboral está significando una desventaja para éstas. De los números se puede inferir esta tendencia. El desempleo femenino está muy por arriba del masculino. El trabajo doméstico no remunerado es un recurso que podría valorizarse en términos monetarios. Pero en la realidad esto no es así.

Me parece que generalizar a partir de Amalita Fortabat es incurrir en la falacia del accidente inverso.

Las estadísticas sugieren que la participación femenina en un mercado laboral cada vez más desregulado no es suficiente para garantizar la igualdad entre los géneros en el contexto de una sociedad donde el cuidado de familiares (como principal actividad doméstica) sigue siendo una responsabilidad primaria de las mujeres, y donde las mujeres son consideradas trabajadores de segunda.

Sobre la cuestión de género se habla mucho y se hace poco. Y no forma parte de ninguna agenda política (que yo sepa).
Bueno muchachos, espero que haya aportado algo. Que tengan un buen finde.

Luk@s dijo...

"Teóricamente, cuanto mayor composición orgánica tenga el capital, en cuanto se mejoren -con los adelantos tecnológicos-, las capacidades productivas… menos habría que trabajar (jornada de 3 horas, decía Luk@s). Y sin embargo… no parece ser así."

El ejemplo que yo di, tomado de Lafargue es para el caso de una sociedad comunista donde el proceso de producción no está guiado por la ganancia. En el capitalismo, al aumentar la composición orgánica del capital lo que se logra es aumentar la plusvalía relativa (a igual cantidad de horas, con los avances técnicos, se obtiene mayor plusvalor) e incrementar el ejército de reserva del proletariado haciendo que el salario del obrero tienda a la baja (tendencia que se ve contrarrestada en parte por la baratura de las mercancías conseguidos a través de la mayor productividad del trabajo como consecuencia de los adelantos técnicos). Aunque ese abaratamiento no alcanza para evitar la caída de los salarios. Luego, a mayor inversión de capitales en un sector determinado, menor tasa de ganancia (contrarrestada en parte por el abaratamiento de las materias primas aunque es insuficiente), con lo cual aumenta también el ejército de reserva, disminuye la demanda y sigue cayendo la tasa de ganancia (hasta la próxima crisis).

Por eso la jornada de trabajo sigue siendo la misma o incluso mayor que hace cincuenta años. Porque es la ganancia la que impulsa la producción de mercancías.

Esto a grandes rasgos.

Las diferencias salariales entre hombres y mujeres son un hecho (por eso la lucha por igual remuneración a igual tarea). En tu post se ve la íntima relación entre la explotación y la opresión. Asimismo, las diferencias entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo también se explica por la incorporación tardía de la mujer a muchas ramas de la producción en comparación con el hombre.

Jack Celliers dijo...

Con D’Atri, coincidencia hasta cierto punto, pero a mi esos estudios me parece que caminan por la cornisa del esquematismo. El ser humano es un ser cultural, todo lo que hace esta penetrado por la cultura. La distinción entre cultura y naturaleza no puede hacerse de manera esquemática. Comer, copular, comunicarse, luchar, son actividades que el ser humano realiza con influencia de la cultura. Intentar explicar qué es cultural y qué no lo es es imposible porque el ser humano no existe sin su cultura.

Por otra parte, y esto ya se dijo, el feminismo toma cualquier aspecto de la cultura para denunciar « opresión ». Cualquiera es eso: cualquiera, y nadie denuncia ese discurso como lo que es: una idiotez.

Las leyes de la oferta y la demanda no son inexistentes. Están distorsionadas pero no anuladas, y dependiendo mucho de la actividad que se realice la ley de la oferta y la demanda puede ser aplicable, no para describir el todo de un comportamiento económico pero si parte del mismo. Y en este caso no se trata de un comportamiento económico sino social.

¿Por qué todo lo que contribuye a la producción en el ámbito privado de la familia no es visto como trabajo? ¿Por qué el trabajo doméstico no es remunerado?

Te respondo : el trabajo doméstico sí es remunerado. La mujer tiene por ley derecho a la mitad de los ingresos del varón ya que los bienes adquiridos en matrimonio son gananciales. Esto mientras estén casados, cuando se divorcien la mujer cobrará la pensión de su ex. Y existen casos en que la mujer cobra en ambas instancias.

Y de nuevo: comparar el trabajo doméstico con un trabajo de verdad es un chiste. Yo mismo en estos momentos estoy desocupado, por lo que hago el trabajo doméstico mientras mi mujer tiene la responsabilidad de ganar el sustento. Muy caradura tendría yo que ser para considerar mi situación como « oprimido ». Y efectivamente nadie me ve así, pero sólo porque no soy mujer. Si lo fuera ya podría salir a gritar a la calle lo oprimida que me siento, cuando en realidad la casa está impecable y tengo un montón de tiempo libre.

Por favor: dejémonos de joder con el trabajo doméstico, en serio.

Igual no recuerdo dónde dije eso de ser igual a un hombre.


Sugiero te releas, está muy claro.

Con respecto a la “doma por autohumillación”, hay 2 posibilidades
1. La mujer es consciente: Entonces decide deliberadamente hacerse la mosquita muerta para que el macho la sostenga. Esta concepción interpreta al rol femenino como un mundo interior, esencial. Me concederás que esta hipótesis es fácilmente descartable. Como la que sostiene la existencia de una esencia primitiva, rudimentaria, esa naturaleza cazadora que se enorgullece de la conquista atribuída al hombre.

2. La mujer no es consciente: Entonces es lisa y llanamente un parásito. Tomemos esto, por ahora, como si fuera así: La naturaleza de un parásito es la de vivir del metabolismo del organismo huésped. Solo se asegura su supervivencia, sin regular ni decidir por los procesos vitales del organismo huésped. Difícilmente podamos hablar de “doma”.


El debate sobre la consciencia o no es inconducente. Determinar el nivel de consciencia de actores sociales es caer en un reduccionismo absurdo. La pregunta sobre si « la mujer » es consciente o no olvida que « la mujer » en este caso es un actor social, por lo que los niveles de consciencia son muy variables.

Voy a plantear un caso extremo para ilustrar (no comparo situaciones, simplemente deseo plantear la mecánica de tu postulado): en el III Reich frente a la masacre de judíos habría alemanes conscientes que se cagaban de risa de los judíos e iban a golpearlos y denunciarlos, habia alemanes que justificaban, había alemanes que miraban para otro lado, etc. etc. Habia tambien alemanes conscientes que actuaron con dignidad, renunciando a sus privilegios relativos y arriesgándose.

¿Tiene sentido preguntarse si « los alemanes » tenían o no consciencia ? No tiene ninguno porque el sujeto « los alemanes » implica a mucha gente.

Lo que vos planteás es exactamente un esencialismo : si « la mujer » es o no es consciente. La respuesta es que las hay conscientes, las hay no conscientes, las hay difusamente conscientes, las hay que no lo piensan demasiado. Pero la realidad es que a la hora de divorciarse todas se quedan con la casa, todas se quedan con la pensión, todas se quedan con la tenencia de los hijos. Salvo algunas poquísimas minas dignas que reconocen esta situación como injusta, que son las menos. Pero ni esto es realmente el problema.

Tu segundo párrafo es un sinsentido : aplicás arbitrariamente el término « parásito » (que yo no uso) y luego saltás al sentido biológico del término para demostrar lo absurdo de mi tesis alegando las diferencias entre una mujer y una taenia saginata. Es tan original como absurdo.

Un hombre sin trabajo es un desocupado.
Una mujer sin trabajo es un parásito que detenta un poder influyente sobre el hombre.


Esto siempre y cuando tengas la amabilidad de no omitir el nada menor dato de que « mujer desocupada » y « hombre desocupado » son situaciones bien distintas a menos que ambos sean solteros. Si están casados entonces una mujer « desocupada », como ya lo dije unas trescientas veces, comparte los ingresos del marido. Si es divorciada tiene una pensión. Si el hombre es desocupado simplemente no cobra nada y se muere de hambre.


En cuanto a la comparación entre producción y reproducción me refiero a intentar reconocer al trabajo doméstico, al cuidado de familiares, y a la reproducción de la fuerza de trabajo como un trabajo. ¿Por qué no puede ser también socializado?

Yo coincido totalmente en que sea socializado es más, y lo cito sólo a modo ejemplo, porque sé de qué hablo: yo practico dicha socialización y no soy el único que lo hace.

Pero creo que es facilísimo ver que para que esto ocurra tiene que darse una simétrica reducción del tiempo que el varón tiene que pasar fuera del ambito doméstico. No hay que ser ningún genio para ver que es absurdo exigirle a un tipo que labure 8 horas y más por día para una mujer que no trabaja, y luego encima tenga que compartir las tareas domésticas. A ver muchachos: no cierra.

Para que el hombre pase más tiempo en su casa, entonces tendría que tener una participación en el mercado laboral menor, más o menos como la que tiene la mujer. Para repartir las cargas en un ámbito es necesario repartirlas también en el otro. Y por supuesto – repito – los derechos sociales deberían también ser democratizados para que el varón tenga la posibilidad de pasar los primeros meses o años con sus hijos un tiempo que le permita desarrollar estas tareas, situación de la que estamos lejísimos.

Si lo que se quiere plantear desde el feminismo es que el varón deba vincularse a lo doméstico laburando lo mismo que labura ahora mi respuesta es simple: no sean caraduras.

Ahora pregunto yo ¿Por qué otras tareas – que he mencionado otros tantos miles de veces sin respuesta - no pueden ser asimismo socializadas ? ¿Por qué está prohibido siquiera hablar de socializar la limpieza de las calles o la conducción de trenes o las tareas en una mina desde una perspectiva de género?

Mi pregunta tiene más fuerza si consideramos el hecho de que mientras la participación en las tareas domésticas no es algo ajeno 100% al varón, ya que conozco muchas familias en las que el varón participa del ámbito doméstico, no pasa lo mismo en estas tareas que menciono, donde la participación femenina es del 0%.

En la próxima te contesto tus estadísticas, que son muuuuy interesantes.

Jack Celliers dijo...

Vamos a las estadísticas, y te pido repares en la enorme cantidad de puntos débiles que presentan:

En México:

En el 50% de las familias trabaja solo el hombre
En el 44% de las familias trabajan la mujer y el hombre.
En el 2% Sólo la mujer percibe ingresos
y en el resto ninguno de los dos.

De ese 44%:

En el 80% de los casos el hombre percibe más ingresos que la mujer.


Esto significa que en el 50% de las familias el hombre trabaja y la mujer no, ¡perdón! hace trabajo doméstico. Analicemos este trabajo:

1. Cuidado de niños, ancianos, enfermos o discapacitados

Poner todo esto en la misma bolsa no es muy riguroso. En la enorme mayoría se trata de niños, y no todos los niños requieren el mismo tiempo: a partir de una edad muy temprana un niño pasa un tercio del día en la escuela, las guarderías, los jardines de infantes, etc. que cumplen parte de este trabajo.

Es evidente – como ya dije anteriormente - que para cuidar los niños un tiempo considerable es necesario no ocupar ese tiempo trabajando fuera de casa. Reclamar un salario por el hecho de cuidar los niños que uno trae al mundo me parece éticamente un poco rengo, pero consideremos que – dependiendo del país – existen una cantidad de ayudas familiares por hijo.

En los países de Europa hay ayudas muy considerables, así que nuevamente considerar ese trabajo no remunerado es en buena medida falso (y si - repitámoslo por enésima vez - sabemos que el salario del marido es compartido por la mujer, entonces es falso por completo).

Alguien objetará que estas ayudas familiares sólo son significativas en el primer mundo y que en los países del tercer mundo son mínimas. Esto es cierto, pero no menos cierto que paralelamente la jornada de un hombre que trabaja en el tercer mundo dista muchísimo de ser unas asépticas 8 horitas, extendiéndose a 10, 12 o incluso 14. ¿Socializar el trabajo doméstico? Totalmente de acuerdo: reduzcamos entonces la jornada laboral masculina a límites sensatos con el aporte de la mujer. Ver sólo una cara del problema es sesgar el asunto.

Los ancianos que requieren cuidados especiales, los enfermos y los discapacitados son casos excepcionales, pero el planteo hecho en el párrafo anterior sigue siendo relevante.

2. Preparar los alimentos.
3. Lavar y planchar la ropa
4. Limpiar la casa


Preparar dos comidas al día lleva dos horas cuanto más. Lavar y planchar la ropa de dos personas lleva unas tres horas por semana, cálculo muy generoso, supongamos cinco horas para una familia con dos nenes. Barrer y pasar la aspiradora a un depto. de 74 m2 lleva una hora, y no es necesario hacerlo todos los días.

No olvidemos por favor que las reparaciones hogareñas también constituyen un trabajo doméstico que tradicionalmente hace el hombre: reparar los caños cuando gotean, cambiar el cuerito, arreglar la mochila del inodoro, cambiar la goma al auto, etc. etc. Digo, como para ponernos en plan fino.

Y todo esto sin considerar las veces en que la dueña de casa paga – con el dinero que gana su marido – a otra mujer para que haga ese trabajo, con lo cual el trabajo se convierte en remunerado de manera directa, pero atenti: la dueña de casa sigue siendo « oprimida » porque… porque… ehhmmm… porque sí.

O sea que habiéndome previamente objetado de manera furibunda que haya tomado en consideración « sólo a las mujeres que no trabajan », resulta que... ¡se trata nada menos que del 50%! El 50% es la mitad de la muestra, Dolmancé. No entiendo, no veo, sigo sin captar por qué razón estas mujeres son « oprimidas » por tener que realizar (¡si es que tienen que realizarlas!) las terribles tareas domésticas, y el varón en cambio es un privilegiado por tener que ir al yugo todas las mañanas. Nadie lo explica, y mirá que venimos debatiendo largo ¿eh?

Prosigamos: en el 44% de familias trabajan ambos, pero « trabajan ambos » es un poquitín mentiroso: « trabajar » es trabajar 8 horas o más por día toda la vida. En muchos casos la mujer trabaja sólo medio día, o sólo temporalmente, o las dos cosas.

Mirando las estadísticas agregadas, el hombre invierte unas 9 horas semanales. La mujer 40. Este trabajo no es remunerado en absoluto.

Pregunto de capcioso nomás: ¿las 9 horas se refieren al total de los hombres o sólo a aquellos con mujeres que también trabajan?

Porque vamos a ver: si comparamos las horas de todas las mujeres contra las de todos los hombres olvidarse de que el 50% de las mujeres no trabaja fuera de casa es simplemente hacer trampa, muchacho.

Exigirle a ese 50% de hombres con mujeres que no trabajan que encima hagan las tareas domésticas es querer convertirlos en esclavos tiempo completo, flaco: andá a laburar, ganá el mango, bancate al verdugo de tu jefe y cuando vuelvas por favor barré y preparame la comida porque si no soy una oprimida ¿vistes? Por favor, un poquito de sensatez ¿puede ser?

Lo que hay que demostrar para hablar de « opresión » es que ambos trabajen lo mismo fuera de casa y que en ninguno de estos casos el hombre haga absolutamente nada dentro de ella, cosa que pongo seriamente en duda. Los matrimonios que conozco - por mi mera experiencia personal – en los que ambos trabajan, ambos comparten asimismo las tareas domésticas.

Y lógicamente en la medida en que uno de los dos pase fuera del hogar más tiempo, es perfectamente lógico (para mí, no sé, aclárenme si estoy loco) que el peso de las tareas domésticas recaiga sobre el que no trabaja o trabaja menos. No entiendo qué clase de « opresión » estamos discutiendo aquí. Lo de que ese trabajo no es remunerado ya está refutado veinte veces.

En el 2% en el que sólo la mujer percibe ingresos los hombres- demás está decir - son vistos por la sociedad no como oprimidos sino como proxenetas.

Sigamos:

A nivel mundial, cerca del 46% de las mujeres mayores de 15 años no tienen ingresos, mientras que sólo el 21% de los hombres enfrenta esa misma situación.

El 90% de las jefas de hogar no convive con un cónyuge o pareja.
El 88% de los jefes de hogar sí convive con un cónyuge o pareja.


Interesante, ¿y esto cómo se lee? Significa que las mujeres que no están casadas – esto es: están liberadas de la brutal opresión masculina - tienen que salir a trabajar en un 90%. El término « jefe/a » es bastante mentiroso también, porque « jefe » es quien manda, mientras que aquí se usa para designar a quien debe ganar el mango, y no es lo mismo.

Social Watch arroja la siguiente relación entre ingresos (mujer / hombre)

EEUU: 0.62
Argentina: 0.37


Dolmancé, alguna vez por cuestionar estas estadísticas me llamaste gratuitamente « tilingo » (¡todo un argumento!). Me voy a arriesgar nuevamente a que esgrimas argumentaciones así de precisas. Veamos cómo se elaboran estas estadísticas.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención en el curso de mi vida profesional fue constatar que los salarios de hombres y mujeres en las empresas están más o menos igualados, mientras que en los medios he tenido que ver cómo nos martillean una y otra vez con el asunto de que las mujeres ganan menos.

¿Cómo se elaboran estas estadísticas? Muy simple: se toma la masa salarial total ganada por hombres, y la ganada por mujeres… y se compara. Y luego simplemente se establece esa diferencia como la brecha salarial por género.

Así, en estas estadísticas, las mujeres que no trabajan son consideradas « desocupadas » lo cual oculta el hecho de que son legalmente acreedoras de sus maridos que sí lo hacen. Oculta asimismo el hecho de que muchas mujeres trabajan medio día, o temporalmente porque tienen maridos que trabajan por ellas parte del tiempo, o parte de su vida.

Los puestos de alta dirección – con salarios mayores - suelen ser ocupados por hombres. Demás está decir que para llegar a ellos hace falta enfrentar una feroz competencia. Las mujeres de esos hombres no entran en la muestra, se considera que el dinero que ellos ganan les pertenece sólo a ellos, cuando no es verdad, las mujeres de esos tipos tienen derecho a la mitad de ese ingreso y viven de él.

Así los medios nos bombardean con el versito: ¡La mujer gana menos! Es lisa y llanamente mentira. La mujer recibe una proporción menor de masa salarial sencillamente porque trabaja menos.

Lo que sí es cierto es que las mujeres que realmente quieren hacer de su vida algo más que « casarme y tener hijos », las minas cuyo sentido de la dignidad les hace querer ser independientes tienen a veces problemas para encajar en el mercado de trabajo.

La razón es sencilla: si un capitalista tiene que tomar para un puesto de carrera a una persona es muy probable que se decante por un hombre. En este cálculo no hay machismo alguno, ningún capitalista es tan bobo como para dejar de contratar a alguien eficiente sólo por una solidaridad de género. Al capitalista lo que le importa es la ganancia y punto. Pero como en nuestra sociedad el hombre es el que lleva el peso mayor de la responsabilidad en el sustento del hogar, es lógico que un capitalista opte por quien tiene menos posibilidades de elegir.

Tus estadísticas, Dolmancé, indican que justamente quien menos autonomía tiene es el hombre: ninguno puede zafar de tener que trabajar, sólo el 2% es mantenido por una mujer. Un capitalista se decantará lógicamente por quien las estadísticas indican que tendrá que trabajar toda la vida, el capitalista no puede saber si está frente a una mujer que realmente quiere trabajar toda su vida, o una mujer que trabaja temporalmente que se pasará al 50% de mujeres que no trabajan ni bien su marido gane lo suficiente.

Ese 50% de mujeres no son Amalitas Fortabat, son simplemente acreedoras a un salario que gana otra persona para ellas. Tienen (¡cuando tienen!) que hacer un trabajo doméstico que lleva mucho menos tiempo y es mucho menos stressante que el que hacen sus maridos.

Pero nada de esto importa: son « oprimidas » y lo serán por siempre aunque sea imposible precisar exactamente por qué.

Salud.

El Verdugo en el Umbral dijo...

Esto del blog es fantástico. Uno puede leer notas escritas hace años y los comentario posteriores sin necesidad de guardar papeles viejos en un baúl.
El post me parece muy bueno, como así también la discusión sobre el PRT. (el tema del género me rompe un poco las pelotas. Pero si tengo que elegir estoy más del lado de Jack).
Algunas cosas de los comentarios me llamaron la atención por distintas razones.
1.Los comentarios de Grumete son para enmarcarlos en el museo de la teoría de los dos demonios. De todas maneras me parece que nuestro pueblo ya no cree en esa historia. De hecho la burguesía (con los K a la cabeza) está intentando reemplazarla por una nueva teoría que busca limpiar culpas al Estado y cargárselas al partido militar exclusivamente.
2.Coincido con Viluzysubí en su crítica a Cazes por chapear antes de hablar. El accionar de De Santis en Monte Chingolo no me consta pero lo que me llama la atención es eso de “perteneció a la dirección que disolvió el partido en el exterior...”. ¿El Partido disuelto? Si se refiere al XI congreso el libro de MAttini dice otra cosa. Además hoy el PRT existe y por partida doble (uno reconoce el congreso de Roma y el otro no)
3.Lucas escribe: “A pesar de esas cuestiones que son bien malintencionadas (para Coggiola el partido que la tuvo más clara de todos los de esa época fue Política Obrera -¡que raro!-) recomiendo ampliamente el libro. Si se lee críticamente es muy útil.”

Hace poco en un post Lucas se mofaba de mí porque no leí a Troski. Todo aclarado. El leyó hasta la basura más contaminada e irresponsable que se pueda leer de las sectas troskistas. Evidentemente le sobra tiempo. Los que laburamos debemos ser más selectivos. El tiempo es poco.

Jack Celliers dijo...

Verdugo: Lo que decís de Luk@s es injusto. En principio no entiendo por qué tenés que suponer que sólo vos laburás y él no, lo cual - me consta - no es cierto.

En segundo lugar la clasificación encuadradita (y cuadradita) de un autor y sus escritos es muy mala para el pensamiento crítico. Así es muy fácil descartar a cualquier pensador: ¿Hegel? Un idólatra del imperialismo prusiano, ¿Einstein? Un pacifista pequeñoburgués, ¿Tolstoi? Un aristócrata místico... y así dale que va.

Las lecturas tienen que ser críticas, que es exactamente lo que dice Luk@s. Es verdad que no hay que perder el tiempo con lo que no tiene jugo, pero hay escritores que dejan enseñanzas incluso cuando su línea de pensamiento es insolvente o hasta perversa.

Un buen ejemplo: a mi José Pablo Feinmann me parece un retrasado mental políticamente hablando; y sin embargo sus escritos de filosofía son muy buenos. Abelardo Ramos era un excelente ensayista y alguien que aplicó el marxismo en sus escritos históricos con tanto rigor como originalidad, y sin embargo fue un traidor y un enamorado del fascismo.

El ser humano es contradictorio, si querés quedarte con lo químicamente puro vas a terminar con las manos vacías. Aprender a afilar el propio sentido crítico es lo que permite separar la paja del trigo y leer cualquier cosa extrayendo de ella lo que tenga de valioso, si lo tiene. Tildar a algo de "basura contaminada" sin haberlo leído es exactamente lo que hace una secta.

Por el contrario, necesitamos leer todo lo que podamos y ser capaces de ejercer una crítica rigurosa, ser capaces de señalar lo que está mal y aprovechar lo que está bien. Eso es marxismo.