4.7.07

Los principios (más palos a la izquierda de su pantalla, señora)

En los debates que se suscitan en la izquierda hay una palabrita que surge con bastante frecuencia y es "principismo". Digamos que la definición de la palabreja significa simplemente fidelidad a los principios y a partir de ahí sigamos.

Lo curioso es que desde hace ya algunas décadas el término viene a cuento casi siempre dicho en forma despectiva y asociada a defectos que sin duda son muy reales en la izquierda: fragmentación, falta de vocación de poder, soberbia, pelotudez, etc.

Según este discurso es la exagerada fidelidad a ciertos principios lo que mantendría la fragmentación, la falta de voluntad para llegar a acuerdos, en fin: la falta de pragmatismo y eficacia para construir una alternativa de poder.

Y la receta entonces es simple: hay que ser menos "principistas", hay que olvidarse un poco de tanta pureza química y hacer política "real" para dejar de ser – y aquí viene otra palabrita frecuente – "testimoniales". Entendamos esta última como la mera vocación de dar testimonio, de ser fieles a una postura sin tener en cuenta cuánto conviene dicha fidelidad a nuestras ambiciones.

Este es hoy el discurso dominante en la izquierda, y también en la progresía que no deja de reprocharle a la izquierda su "principismo"; sin ir más lejos en el debate anterior alguien habló de que en política es necesario "chapalear en el barro".

Bueno, yo creo que todo esto es una seria meada fuera del tarro, si me perdonan la criollada.

En primer lugar oponer los principios al pragmatismo y la eficiencia es un error, porque los medios y los fines no son compartimientos estancos, como no lo son la forma y el fondo. Hacer algo de una manera y luego de otra es en realidad hacer cosas distintas.

Yo creo que el problema es al revés: si algo escasea en la izquierda son precisamente los principios, y creo que justamente es la falta de principios ideológicos lo que mantiene la fragmentación y el escaso peso social de la izquierda.

Hay algo que es evidente para cualquier persona que se reivindique marxista con una mínima convicción, y también para cualquier persona con un poco de sentido común y honestidad brutal: el sistema capitalista no ofrece salidas, no al menos para los que están jodidos de veras. Y para los que aún se mantienen a flote el futuro es cualquier cosa menos seguro. No creo que nadie maneje perspectivas realmente optimistas a mediano plazo.

Entonces ¿por qué no abordamos la discusión de fondo? Y particularmente ¿por qué no lo hace la izquierda? Esa discusión sólo puede darse desde los principios.

Lo que muchos apologetas del pragmatismo sostienen es que toda discusión ideológica está perimida, o que por lo menos no es tácticamente conveniente, que es mejor ir a lo "inmediato" y "concreto": la baldosita, el semáforo, etc. Todo chiquitito. Sin embargo creo que a poco que se excave en el alma de cualquier vecino de un barrio desfavorecido nos encontraremos enseguida con que quién más quién menos asume una convicción sencilla y profunda: estamos fregados.

Actuar en los conflictos inmediatos no sólo es necesario, es muy importante No puede todo ser una grandilocuente llamada a la destrucción del sistema. Pero hemos acumulado tanto miedo a la grandilocuencia que ya ni nos atrevemos a hablar de un mundo distinto y utilizamos la ironía cada vez que podemos como último recurso ante las escasas posibilidades que vemos para cambiarlo.

Montarse en un conflicto cualquiera para protestar es algo que puede hacer cualquier partido, incluso uno que no quiera cambiar nada. Lo que debería distinguir a la izquierda marxista es precisamente la vocación de cambiar el mundo y la convicción de que es no sólo posible sino indispensable.

Yo creo que la gente desconfía de la izquierda porque a pesar de que el apoyo a tal o cual causa o conflicto pueda ser reconocido como justo, todos entienden que el fin último de una organización marxista tendría que ser un cambio revolucionario. Si asumir esta verdad plenamente es difícil, más lo será si el partido que se presenta como "marxista" no se atreve a plantearlo con seriedad.

Si nosotros no creemos, no podemos esperar que nos crea nadie.

Y si no somos fieles a principios ¿entonces a qué somos fieles? ¿Por qué nos avergonzamos de tener principios? ¿Qué clase de perversión es esta en que los principios se han convertido en motivo de burla?

Yo creo que los principios y la rectitud son lo mejor que tenemos, y lo mejor de nuestra historia. Enfrentarse al poder no se hace desde el cinismo. Se puede tener humor, se puede ejercer la ironía. Pero lo que hizo que muchas personas le pusieran el pecho a una muerte no precisamente agradable fueron sin duda unos principios arraigados. Identificarlos hoy como un error no me parece que vaya a darnos nada mejor.

Al fin y al cabo ¿no manejamos ciertos principios en nuestra vida cotidiana?

Y no sólo eso, creo que es además la postura más certera; cuanto más firmemente sostengamos principios tanto más evidente será la solución a las cosas sencillas y pedestres. Por el contrario, limitarse exclusivamente a "lo concreto" es entramparse en el retroceso perpetuo.

La izquierda hoy rebosa de "pragmatismo", se monta en los conflictos inmediatos y los fogonea pero sin ir a más, pide el voto como cualquier partido burgués, organiza a los desocupados y va al ministerio tal o cual para pedir comida. Estas son estrategias pragmáticas que servirán para sacar un par de diputados, pero depender exclusivamente de la bronca y atender a los sumergidos como una clientela esperando que esa bronca atraiga votos es una estrategia pobre. La bronca sola, huérfana de ideología lleva a votar a cualquiera que no esté en el poder: Macri, Rico, Bussi u otro esperpento cualquiera.

Se dice que la izquierda está demasiado "ideologizada", y yo otra vez creo que no, que precisamente su nivel ideológico es muy bajo. El nivel ideológico es alto no cuando se es capaz de recitar libros de memoria sino cuando se pueden relacionar los problemas cotidianos con un planteo ideológico claro y sin complejos. Mostrar a una persona cómo desde el problema cotidiano y urgente se llega hasta una visión del mundo – el marxismo es precisamente eso – es una tarea imposible si no tenemos... una visión del mundo precisamente.

Lo que me parece es que lo mejor desde el punto de vista de la misión de la izquierda (que me parece no es meter uno o dos diputados sino algo más que eso) es explicar las cosas claramente. Que dentro del sistema capitalista no hay salida y que destruir ese sistema y cambiar la propiedad de los medios de producción es una tarea muy jodida en la que se debe enfrentar a un poder inmenso. Que no es gratis. Que es un poder seriamente consolidado (en lugar de ese optimismo descolgado que expresa la izquierda en sus periódicos), que es una lucha larga y dolorosa, que hay que superar muchos desalientos.

Y además: cómo se enfrenta a ese poder, con qué medios, qué fuerzas y qué debilidades tiene el pueblo, cuáles son las precauciones y cuáles las posibilidades, cuándo es el momento y cómo nos daremos cuenta, cuáles son las consecuencias. Creo que ese debate está totalmente ausente.

Por supuesto que yo no tengo la respuesta, digo simplemente que ya es hora de empezar a discutirlo seriamente, porque si no se discute esto entonces no tiene sentido discutir otra cosa. Al fin y al cabo el poder y la represión no los van a odiar ni más ni menos por eso.

Porque si pensamos que todo se resuelve metiendo un par de diputados, lo que resultará es que ni eso.

Como hasta ahora.

68 comentarios:

brasil dijo...

Jack

Abro el comentario por haber sido el que puso "a veces hay que chapalear en el barro". Releyendolo en lápiz de otro me suena a feo, y me doy cuenta que debería haber puesto que en política fáctica a veces "no queda otra que...."

Es cierto que cualquier bienpensante biennacido tiene principios que
(intenta) respetar.

Pero -por ejemplo- una forma de abandonarlos puede ser utilizarlos para no hacer. Paradoja? puede ser, juego de palabras?, no

Los principios no pueden transformarse en fundamentalismo. No permitirían reanalizar coyuntura o corregir equivocaciones sin son equivocados.

No pueden tampoco (o mejor dicho , Yo creo que no pueden), transformarse en fundamento del pensamiento, porque lo transforman en una estructura a la que si le tambaleas el principio se cae a pedazos. Esto -obvio- lleva a no revisarlos jamás.

En todo caso como vengo expresando es claro que serán más rigidos en cuanto hagan al objetivo. Pero deberían serlo menos en el "como" . Plis, un paréntesis: Es facil creer que esto es aquello de "el fin justifica...", pero no.

Por ejemplo, hace algunas décadas hubiera visto el asistencialismo o la limosna como algo nefasto. Como un te canasta de viejas bienudas. Sin embargo hoy es necesario porque -mientras hagamos lo que hagamos- hay chicos que precisan comer.

A lo mejor "mientras" es una buena palabra para explicarme. Mientras se avance hacia la superacion del capitalismo, a lo mejor, tener 10 diputados ees mejor que 1.

El patriota dijo...

Jack:
Es verdad hoy en dia la izquierda esta mas preocupada en meter un diputado, que en cambiar el mundo.
Creo que el problema son Uds. los de izquierda, son como los viejos hippies, quieren seguir siendolo, pero no pueden.
Uds. quieren que los jovenes hagan lo que uds. no hicieron,y hoo agarras a dos zurditos y se juntan a hablar del comunismo comiendo un Big Mac y usando nike.
Es lindo y te diria hasta romantico hacerse el bolche (en una epoca era la moda ser anarquista), pero no veo que esten dispuestos a sacrificar nada.
En fin mi estimado Jack, el mundo es mundo y es derecho, no obstante es muy gracioso ver a alguien (no importa la edad, si es de los viejos socialistas, si es de los burgueses o si es de estos jovencitos que no saben que mano hay que levantar con el puño cerrado) hablando de utopias y conspiraciones.

Jack Celliers dijo...

Brasil, a mi me parece que es más complejo que simplemente decir "bueno, mientras tanto todo suma". Ese argumento lo usó Chiche Duhalde y sus manzaneras y lo puede esgrimir cualquier puntero. No te estoy comparando con ellos, sólo alertando contra una forma de pensamiento que puede ser utilizada con ese propósito.

Es verdad que el asistencialismo significa mucho para uno que recibe un pedazo de pan aunque noventa y nueve se queden sin nada, pero ¿qué pasa cuando se convierte en la manera de que esos noventa y nueve se queden sin nada? Cuando el asistencialismo se convierte no en la forma de darle pan a uno sino de quitárselo a muchos.

Porque no nos olvidemos – perdón por insistir con los anticuados principios – que el pan es un derecho y no un favor. Y claro, basta de programas de máxima che, muy bien, mi pregunta es simplemente hasta cuándo dura el "mientras tanto", hasta cuándo tienen que seguir esperando los noventa y nueve restantes, hasta cuándo esto.

Y respecto del fin y los medios yo creo que tienen una relación (perdón) dialéctica, no son entidades separadas. Modificar los medios lleva a modificar también el fin, yo no creo que haya una contradicción entre ambos, me parece que el medio más honesto es también el más eficaz.

El patriota: estimado, el mundo es el mundo y yo ya sé que a vos no te interesa que cambie. Y lo que cada uno está dispuesto a sacrificar o no, la izquierda ha dado ejemplos de gente que se sacrificó mucho. De esa gente vos te reís porque los considerás giles ¿entonces en qué quedamos? Parece que si estamos dispuestos al sacrificio somos unos giles y si no somos unos cómodos.

En cuanto a las chicanas acerca de "ustedes quieren que los jóvenes hagan...", yo me considero joven, si vos te considerás acabado, genial.

Jack Celliers dijo...

Estimado service:

Estás haciendo un trabajo pésimo. Por si no lo sabés a mi me cuesta mucho menos borrar de lo que a vos te cuesta escribir.

Animarte a romperle la cara a alguien, así a lo macho... de eso nada ¿no?

(mirá la pregunta que vengo a hacer...)

Pido desde ya perdón a los participantes, parece que mi blog molesta mucho...

Luk@s dijo...

Concuerdo con vos Jack que es el abandono de los principios el problema y no su observancia fiel.

Después habría que discutir cuáles son esos principios a los que hay que ser fieles.

Parafraseando a Lukács, uno de ellos es la actualidad de la revolución. Intentar comprender el todo y ver cómo ese todo se refleja en la realidad cotidiana de la militancia para actuar en consecuencia y no hacer al revés, pretender inducir de circunstancias particulares y cotidianas, la totalidad.

Lenin ha demostrado a lo largo de toda su actividad como revolucionario profesional cómo es posible hacer diferentes cosas sin abandonar el principio, la revolución.

Así, luego de criticar el defensismo revolucionario y el socialchovinismo planteó que los cuadros bolcheviques fueran al frente durante la primera guerra. Pero eso no fue una defección de Lenin sino que pudo ver, con suma precisión, que el frente de los soldados se estaba partiendo, era necesario, por medio de la agitación, hacer trizas la cohesión moral del ejército. Y lo logró.

Un escrito maravilloso de Lenin es "La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo" que, aunque también fue utilizado para perseguir, nos da una pauta de lo que es actuar conforme a principios. En donde vale todo (o casi todo), pero vale todo en tanto sea por la revolución.

En las prensas obreras argentinas se ve un defecto que es la falta de explicación teórica del movimiento general del país y del mundo y su concatenación con las situaciones coyunturales y particulares. Aquí hay que hacer la salvedad que algunos partidos ofrecen charlas para discutir la prensa semanal.

No suelo leer artículos teóricos de alto vuelo, como si en la redacción hubiera algún tipo de prejuicio intelectualoide que impide escribir de esa manera y que, a la vez, exija mayor esfuerzo intelectual a sus lectores. Para eso sería imprescindible que la militancia, además de vender los periódicos, estén a disposición para explicar lo que no se entiende.

Sigo sin estar de acuerdo con tu caracterización del movimiento piquetero. No son tipos que van a mendigar o que fueron a mendigar al Estado. Son tipos que a lo largo de años de luchas arrancaron esas conseciones al Estado burgués. Y la lucha de una semana tiene la virtud pedagógica de meses de estudio.

Y no solo la actividad se limitó a la movilización por planes. Los diferentes grupos piqueteros no se limitan a eso (ni siquiera los más oficialistas).

Además, todo lo que se le pueda sacar al Estado y que favorezca a la organización bienvenido sea siempre y cuando no se pierda la perspectiva general revolucionaria.

El movimiento piquetero es histórico en el sentido que, por una vez, el ejército de reserva del proletariado se organiza y pone en jaque al Estado nacional (2001).

Las empresas recuperadas les demuestran a la clase obrera que no son necesarios los patrones para hacer funcionar las empresas aun cuando no se separe del horizonte capitalista.

Almirante Margarito dijo...

Ya lo dijo Marx (Groucho): "¡Estos son mis principios! Si no le gustan... tengo otros..."

brasil dijo...

Jack

Descubro que me parece que estamos de acuerdo en algo: Lo importante no es el mientras tanto.

Si tuvieramos la respuesta sobre "cuanto dura" o como llegar seríamos "El Lenin argentino" (como dijo -creo- Luk@s)

El tema es si el mientras es la distancia recorrida o la inmovilidad

A mi me excede y mucho.

Transformar el mientras tanto en un camino lo intuyo como necesario.

Severian dijo...

(Je, me esperaba ese comentario, almirante)

Cuales son los principios a los que nos referimos? Sirve como caracerizacion decir que la izquierda defiende, o deberia defender, el pleno acceso de todos los hombres a los bienes materiales y espirituales que la vida en sociedad produce? Eso me parece un principio.

El marxismo no me parece un principio. Me parece un analisis de las razones por las cuales ese derecho no existe en la realidad, y el consecuente desarrollo de un proyecto (de socializacion de los medios de produccion de modo revolucionario) para lograrlo. Es decir, es mas bien un medio. Para hacer un paralelo, el deseo de que las personas gocen de buena salud es un principio. La medicina, en cambio, es un medio.

Yo no creo que la izquierda haya renunciado a sus principios. Mas bien diria que esta profundamente confundida acerca de los medios para lograrlos. El paciente parecia ir mejorando, a pesar de que la terapia resultara un poco desagradable a primera vista, cuando de golpe !se murio!. Encima ahora las infecciones nos gritan "ja, ja" en la cara. Es natural que los doctores se confundan.

Yo creo que lo que se critica cuando se habla del "principismo" de la izquierda no es la existencia de principios, sino precisamente la renuncia a cualquier medio para lograrlos. No es el hecho de que tengan principios, sino la realidad de que se queden solo en ellos. La fragmentacion es un ejemplo: si la izquierda tomara en serio sus principios, admitiria que la mejor manera para lograrlos es la union.

Jack y Luk@s parecen creer que la medicina realmente funciona, y que el paciente se murio por otras causas. Otros en cambio plantean que el tratamiento entero fue un desastre, y les da verguenza admitir que no se les ocurre otro. En cualquier caso, es claro que parar la fiebre con asipirinas no servira para nada, salvo perder a confianza del paciente, como de hehco ha sucedido.

doña petrona c. de gandulfo dijo...

que interesante, mejor que los principios son los finales.

"dadme un computadora conectada a internet que moveré al mundo".

¿o era un punto de apoyo para hacer palanca?.

bah, da lo mismo, bien dice la frase: cuanto más interesante se pone tu vida, menos posteás.

brasil dijo...

Petrona:

Sos un pelotudo importante

Si estuvieras en tren de algo, se te caería una idea. Salvo que no puedas

En ese caso además de importante serias un irredento. Pelotudo, importante e irredento

De todas maneras los pelotudos son necesarios ¿quien cumpliría ordenes sino?

doña petrona c. de gandulfo dijo...

!oh!

cierto que este es un blog revolucionario de gente con principios... y jamás con finales.

o con finales frustrados.

hasta la victoria siempre!

(siempre que tenga una pc para bla, bla, bla...)

Severian dijo...

Che, petrona, apretaste [CAPS]? te avivaste donde estaba donde estaba?

Tenes razon, loco, me aburri de hacer la revolucion por internet, tengo ganas de cagar a trompadas a alguien.

Dame tu direccion.

doña petrona c. de gandulfo dijo...

Severian, hijo, a tí te molestó: cuanto más interesante se pone (o es) tu vida, menos posteás.

¿No le da vergüenza andar perdiendo el tiempo en blogcitos revolucionarios?.

Tengo una lasaña a punto de salir del horno. Por hoy los dejo.

Severian dijo...

Dialogo:


-...tengo ganas de cagar a trompadas a alguien. Dame tu direccion.

-Tengo una lasaña a punto de salir del horno. Por hoy los dejo.

GERMÁN FLORES dijo...

ESTIMADU SELLERS:

A ESTA ALTURA, SUPONGO QUE SE HABRA DADO CUENTA QUE SU BLOG ME DIVIERTE BASTANTE, NO SOLO POR LO LASTIMOSO DE SU NIVEL INTELECTUAL, SINO POR LAS MASCOTAS QUE CELEBRAN SUS SUERTES (PUBLICO NO MUY EXIGENTE....COMO ESE TAL SEVERIAN, QUE BUE, PARECE IRRECUPERABLE).

ENTRE NOS....¿UN ZURDO HABLANDO DE PRINCIPIOS? ¿NO ERA QUE LA VERDAD SE HACE EN LA PRAXIS? Y SI ESTO ES ASI....¿COMO UN ZURDO VA A TENER PRINCIPIOS?....DEBE SER OTRO MISTERIO DE LA PRAXIS.

QUIZAS SE HAYA DADO CUENTA QUE MARX ERA DOGMATICO, PERO PARA LLEGAR A ESA CONCLUSIÓN, UD., DEBERÍA SABER ALGO DE FILOSOFÍA, .....Y NO LE VEO UÑAS DE GUITARRERO.

EN FIN SELLERS.....SIGA CON LO SUYO...CON RESPECTO A COMO UD., ME IMAGINA...LE FALTO CARACTERIZARME CON UNA JORABA, OREJAS PUNTIAGUDAS Y UNA PIERNA MAS LARGA QUE LA OTRA......ES COMO EN ESAS PELICULAS YANKIS DONDE LOS MALVADOS APARECEN EN EL PRIMER FOTOGRAMA....PORQUE LO MALVADO SE ASOCIA A LA FEALDAD...

HUMMMMM....SU DEPENDENCIA DE LAS IMAGENES, ME DA LA CERTEZA DE QUE UD., NO TIENE CAPACIDAD DE PENSAMIENTO ABSTRACTO, LO TRATARE ENTONCES COMO LO QUE ES:

UN NIÑO.

SELLERS, EL PROBLEMA NO ES QUE UD., SEA UN ZURDO BRUTO, SINO QUE NO SE DA CUENTA DE QUE LO ES.

SALUDOS IN DOMINE!!!

G. K.

dolmancé dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
dolmancé dijo...

Luk@s dice que hay que ser fiel a los principios, y después discutir cuáles son esos principios.

No creo que realmente piense así, pero no está de más igual observar el traspié, porque representa un problema bien real, que es el de establecer un norte, cuando lo que tenemos es un barco a la deriva y ninguna brújula a mano, más bien mucha neblina alrededor.

Con respecto a lo que dice Jack acerca de que el capitalismo es malo: no parece estar tan claro; Lentamente la humanidad se transforma en un campo de concentración gigante que absorbe a la mayoría, y sistemáticamente culpa al que va siendo desechado. Esta toma de conciencia representa el abc, el punto más importante; cosa que yo daba por hecho (yo creía que para la mayor parte del mundo existe una desconfianza íntima en el orden actual de las cosas)... pero no sé, hoy tengo esta duda que me duele y me entristece. Y por eso me resguardo muchas veces en el cinismo, que es algo que, aclaro, no me gusta de mí mismo, porque equivale a estar cómodo y no mover un dedo -What I fight against-. Estar convencido por principios de que hay algo que hacer y no hacer nada es peor que estar convencido de que no hay nada que hacer. O no, pero es volverse un irredento –qué linda palabra, brasil.

Creer que la sociedad (odio decir gente o pueblo, disculpen el cliché academicista) confía en última instancia en este sistema es tal vez parte de la tendencia al desánimo generalizada, que funciona como una especie de "síndrome de Estocolmo" con el mundo: Me hago amigo del raptor, porque estoy muy cerca del él; él me protege en mi condición de víctima. Tal vez suene estúpido pero creo que hay algo de esto. Uno termina olvidándose de que es víctima, y piensa que así están las cosas, el mundo es mundo y es derecho, etc.

Hablar de utopías es obsceno, como es obsceno hablar de amor. Hay ahí un interesante paralelismo, que paso a explicar: Hablar de amor es considerado cursi, grotesco u obsceno para la opinión moderna. Decir amor ya suena a tarjeta postal, a corazón bordado, a cajita de bombones, a canción de Arjona. Decir cambiar el mundo y hablar de utopías es equivalente a ser un viejo hippie, un psicobolche, un troskito de café que sólo busca levantarse minitas. Ergo, el enamorado (el revolucionario) debe asumir su sentimiento como una violación al decoro, que lo desnuda y lo hace objeto de burlas y desprecio.

Con respecto a los piqueteros (a los excluidos en general), mi postura se acerca a la de luk@s, con la salvedad de que por la extensión y la magnitud de la pobreza y la exclusión, el que queda afuera se constituye hoy en un colectivo, en un sujeto social, en una identidad que -aún no me convencen de lo contrario- puede ser protagonista del cambio. Pero ése es otro debate, que hace un tiempito a mí me quedó en Stand By porque me equivoqué de parada.

El marxismo, como bien dice Severian, no es un principio, pero es muy comúnmente tomado como si lo fuera. Así sucede con muchos ismos cuyos prefijos son el nombre de un pensador o un hombre de acción. Me atrevería (y me atrevo) a decir que el marxismo es un approach científico y como tal debe ser constantemente revisado. No así los principios.

(Por qué en biología no hay un mendelismo, o en física nadie se hace llamar newtoniano).

De todas maneras no creo que exista en la izquierda la visión organicista de aplicar medicinas interviniendo socialmente. Eso es más bien es un conservadurismo. Ahí pienso como Jack: Me parece que principismo está más asociado a pragmatismo, a flexibilidad, a la capacidad de pasar del estado sólido al estado líquido. Un síntoma muy posmoderno. Por eso el tinte despectivo; Lo que desde el progresismo no es tanto una crítica sino más bien un mirar hacia dentro y buscar un chivo expiatorio, una necesidad de autojustificarse: a mí me va mejor, yo tengo una gran capacidad de adaptación, yo estoy en lo cierto y ellos están meando afuera del tarro.

Ante una cuestión como el hambre no puedo dejar de darle la razón a brasil. Pero... ¿y con eso qué? La línea divisoria entre el asistencialismo como cacho de pan y el asistencialismo como medio de reproducir el poder es muy tenue, y está bastante borroneada.

El mayor desaliento que hay que superar es el primero. Sobre todo porque no se sabe bien cuál es el primer paso, por dónde empezar. Y es ahí, como dice Jack, en ese debate ausente, donde abunda lo líquido y escasea lo sólido. Y –brasil tiene un gran punto- donde la solidez paraliza.

Poner los principios en constante revisión es licuarlos, disolverlos, erradicarlos.

Pero descansar sobre ellos plácidamente es convertirlos en lápidas.

Entre una cosa y otra lo que hay es un salto de fe. Salto que requiere valentía y humildad en dosis enormes y constantemente renovadas.

Bien mirado, ambos “extremos” son espacios racionales, cristalizados. No tener principio es un gran principio –y muy extendido por cierto. Aferrarse monolíticamente a los principios es también una fijación, hoy irremediablemente demodé.

Digo todo esto pensando en Sören Kierkegaard.

Este danés atormentado decía que hay diferentes estadíos (o estadios, ¿cómo? ¿estadío no existe, señor Word? Prefiero estar equivocado sin Word que tener razón con Word, en fin): el matrimonio (que representa metafóricamente la vida ética), la soltería (a la sazón, la vida estética y hedonista), y otro aún más “en otro plano” que es el de la espiritualidad. Y que hay una necesidad esencialmente humana de saltar de un estadio a otro, motivados por la desesperación, por la angustia o por el vacío de la temporalidad.

No quiero adaptar mi paupérrima lectura de Kierkegaard a la cuestión de los principios. Digamos que sólo intento rescatar lo siguiente: Sören dice que el salto que hacemos desde un estadio hacia otro es un salto irracional. Como decía, los estadios son espacios racionales, cristalizados. Pero los saltos entre estadios son saltos de fe, y por tanto, decididamente irracionales.

Se me ocurre que hoy estamos muy aferrados al estadio poligámico, exogámico, lúdico, terapéutico. Todos queremos escribir nuestro propio diario de un seductor. Todos queremos ser Goldmundo. ¿Leyeron a Narciso y Goldmundo, de Hesse?

Lo verdaderamente peligroso es no reconocer la fuerza de nuestros mecanismos para soportar la angustia.

La fuerza de hacernos creer que no existe.

Jack Celliers dijo...

Almirante: Yo sabía que Ud. en el fondo era marxista...

Severian: Yo creo que lo que se critica cuando se habla del "principismo" de la izquierda no es la existencia de principios, sino precisamente la renuncia a cualquier medio para lograrlos...

De acuerdo, digamos que es así, pero entonces utilicemos bien los términos. Llamémoslo "confusión", "torpeza", "boludez", pero no "principismo", porque la utilización de los términos no es neutra, desplaza sutilmente el sentido e indica una tendencia.

Nuevo libro de Doña Petrona: "El cinismo del subdesarrollo". Viva en el tercer mundo e intente fabricar epigramas como un parisino. Dígase a sí mismo "soy un genio, loco". Al día siguiente vaya a laburar otra vez.

Yerman: ¿Alguna vez se te ocurrió que ese nivel intelectual que te suponés no pueda ser lisa y llana estulticia?

Yo en general no me jacto de mi nivel intelectual, así que es más que probable que me falte mucho. La satisfacción con la propia persona es el primer paso hacia la perdición.

Quizás te sirva que te informe: extraer la verdad de la praxis significa, precisamente, que de ella pueden extraerse principios. De la misma forma la dialéctica (que no es marxista sino hegeliana) permite llegar a la verdad.

Ahora bien, y aquí se plantea la discrepancia con el pensamiento formal / escolástico - que es hasta donde vos llegás, más o menos detenido en la Edad Media - según este pensamiento la verdad tiene que ser una y eterna, no puede ser cambiante sino inmutable.

Pero ocurre que la realidad es cambiante, el mundo es cambiante, por lo que toda verdad exige un esfuerzo intelectual constante para aprendeherla. Esfuerzo intelectual imposible para quien cree que la verdad es algo tan sencillo que puede escribirse de una vez y para siempre en un manual.

Esto no significa, aunque ya te veo venir - verte venir es muy fácil - encharcarse en el relativismo cognitivo. Todo lo contrario. El relativismo postula la inexistencia de toda verdad objetiva externa al sujeto, o en todo caso su imposibilidad para conocerla. El materialismo está muy lejos de eso, postula una verdad objetiva externa al sujeto, pero que no viene de lo alto, no es traída en una bandeja por los ángeles ni dictada a un antiguo judío en unas tablas, sino que proviene de la interacción entre el individuo y el medio en el que se mueve. Si revisás cualquiera de tus conocimientos (cómo lavarte los dientes, cuánto es dos más dos, la forma de curar la viruela) vas a ver que está basado en este principio.

Por eso tu intención de identificar al marxismo con el realtivismo cognitivo, el pensamiento débil y otras formas del pensamiento posmoderno evidencia una falta de conocimientos y lecturas alarmante.

Hasta aquí lo que podría ser un debate de ideas, algo simplotas si se quiere pero no carente de interés. Lo demás es chicaneo y uso abusivo de mayúsculas y signos de admiración dentro un estilo más bien chillón que además de indicar una notable falta de templanza, muestra a las claras que como te es imposible captar la atención del lector a través de la calidad, tenés que hacerlo con recursos más bien payasescos.

Es lógico entonces que te imagine como un payaso. Es que los niños somos así, imaginativos.

Dolmancé: Con respecto a lo que dice Jack acerca de que el capitalismo es malo...

Bueno, dicho así suena un poco primario: "el capitalismo es MALO". No es tan así. El capitalismo no es esencialmente malo, representó un salto enorme para la humanidad, el problema es que es un modo de producción superado debido a la acumulación caótica que genera.

Fuera de eso, este largo comment que te mandaste - bastante intimista - es de lo mejor que te leí desde tomé contacto con tu primer párrafo (y mirá que escribiste eh?).

...hoy tengo esta duda que me duele y me entristece. Y por eso me resguardo muchas veces en el cinismo, que es algo que, aclaro, no me gusta de mí mismo...

El cinismo es muchas veces desesperación, hacer de la necesidad virtud. Es común después de una gran derrota; una reacción contra aquello que nos ha ilusionado y luego desilusionado. Normalmente es muy cínico quien tuvo o quisiera tener alguna perspectiva, pero cuyo sentido crítico es muy superior a su fuerza creadora. El escepticismo es sano hasta cierto punto, porque hay que cuestionar y no ser un idealista bobalicón, pero el cinismo puro, el sentido crítico que se queda sin objeto al que criticar, es estéril y no construye nada.

Estar convencido por principios de que hay algo que hacer y no hacer nada es peor que estar convencido de que no hay nada que hacer...

Jeje... una preguntita: ¿no puede ser eso una huída más o menos consciente de los principios? Digo, cuando el peso y el desaliento del "no hacer nada" nos lleva a la conclusión de que "no hay nada que hacer".

Yo creo que nos falta valorar las pequeñas cosas que se pueden hacer. Estar aquí cambiando ideas ya es algo. Es algo muy pequeño, claro, pero tenemos un par de pruebas de que esto solo les molesta a más de cuatro. La palabra también es acción y praxis, toda acción es precedida de una reflexión, si no no estaríamos aquí.

Acercarse a una fábrica tomada, charlar con la gente, aprender. Yo aprendí mucho de gente que pensaba - con todo candor - que no tenía mi nivel intelectual. Me di cuanta que hay muy ilustradas maneras de ser un estúpido.

Creer que la sociedad (odio decir gente o pueblo, disculpen el cliché academicista) confía en última instancia en este sistema es tal vez parte de la tendencia al desánimo generalizada...

La gente hace lo que puede, los pueblos (si se me permite el vocablo setentista) hacen la historia lentamente, a veces de una manera exasperante. La gente trata de seguir la línea del menor esfuerzo, lo cual es lógico y parte del instinto de conservación. Vivimos una época de reflujo histórico donde un montón de tontitos creen sacar carta de aristócratas con un cinismo muy fácil, pero resulta que el nivel de alegría general es bajísimo. Todos nos reímos en público y lloramos en privado, admitir que las cosas no van tan bien es un paso adelante. Hay que tener paciencia.

Hablar de utopías es obsceno, como es obsceno hablar de amor

Totalmente cierto. Pero... negar obsesivamente el amor ¿no es una indicación de que se extraña su falta? ¿No es una manera de tenerlo presente?

Tanto del amor como de la revolución hay que hablar sin grandilocuencia. La grandilocuencia es ridícula y afectada, pero no es menos ridícula y afectada la postura de tantos giles que se emplean a fondo en reírse a carcajadas de toda perspectiva. Giles que quieren desquitarse con esas carcajadas del llanto que les produce su recibo de sueldo.

Poner los principios en constante revisión es licuarlos, disolverlos, erradicarlos.

Pero descansar sobre ellos plácidamente es convertirlos en lápidas


Es dialéctico. Los principios hay que revisarlos todo el tiempo, es cierto. Pero para revisarlos hay que tenerlos. Revisarlos no quiere decir disolverlos, o hacer como que no existen. Es un poco lo que le contesto a Yerman más arriba, que algo sea cambiante no quiere decir que no exista o que cambie a mi gusto, al contrario: exige un esfuerzo intelectual y de honestidad. Es también como la investigación científica: la ciencia es al mismo tiempo cambiante y rigurosa, flexible pero basada en reglas.

Yo no veo contradicción entre el espíritu lúdico y exogámico y tener principios. No los veo como compartimientos estancos. El cinismo es la cara opuesta de la culpa, como no se soporta la culpa entonces se "libera" uno mediante el cinismo.

Pero el cinismo es también una prohibición. Está muy bien tener un poco de cintura, fumarse un cigarro, escuchar jazz y disfrutar. Trotsky se preocupaba mucho de remarcar que el marxismo no tiene nada en común con el ascetismo judeocristiano. Es precisamente esa influencia judeocristiana que tiende a ver en todo placer una renuncia al bien el que termina generando el cinismo, la suposición de que si soy capaz de ver lo que está bien y lo que está mal, sentir y actuar, entonces soy un aburrido que no sabe reírse.

Es muy curioso que mucha gente que ataca a un marxista empieza por el lado de "ah, sos un aburrido, no cogés, bla bla bla", pero en cuanto uno se permite la expresión del menor placer esa misma gente te dice: "ah, o sea que sos un burgués, mentiroso, la pasás bien, bla bla bla".

La respuesta es: váyanse a la mierda.

Y si me puedo citar un poco, ofrezco mi >Curso Acelerado Posmo Cool.

Saluditos

El patriota dijo...

Jack:
Obviamente no tengo la mas minima intencion de que el mundo cambie. Ante el mas minimo intento de ello, reconozco que provoca en mi una risa incontenible.
Por lo pronto no me considero acabado, por el contrario, creo ser unos años menor a vos (pero ese no el tema), lo que digo es que Uds. son los que utlizan esa modalidad de "los jovenes al frente", nosotros los idealistas al mando.
Respecto a gente que sacrifico mucho, es verdad, bien utilizado el tiempo verbal, sacrifico, ahora no se deberia usar los modos presente y futuro??
Y no digo que son comodos, digo que como vos se aburguesaron, hoy toman buen vino, fuman buenos puros, comen en buenos lugares, manejan buenos autos.
A mi entender eso es estar bastante lejos de los principios y dogmas que pregonan, entonces esta bien que piensen en meter un diputado o saber cuanto midio tinelli, si otra cosa no les interesa.
Cuano uno dice zurditos, no es que menos precie, es que es lo unico que se les puede decir, hasta que demuestren lo contrario...........
Por otra parte seras un niño, seremos mascotas, pero el blog es muy bueno, si de algo sirve ahi va mi apoyo.

brasil dijo...

Jack

Ayer de noche manejando de noche en la ruta, escucho en la radio otra noticia sobre la "supesta" guerra de narcos peruanos (¿carne podrida?)

Mi cerebro derivó hacia el Pol Pot, Sendero, FARC

¿que habrá pasado ahí con los principios? ¿como habrán devenido en masacres de campesinos, trabajo esclavo, proteccion de narcos...?

Tal vez tengas razón y la relacion fin y medios sea indisoluble.

Jack Celliers dijo...

Patriota: No tenés la más mínima intención y te reís inconteniblemente, muy bien.

Algunos lo vemos diferente, creemos que el mundo cambia mucho, cambió y cambiará. Lo importante es que sea para mejor. A mi no me preocupa si "ganamos o perdemos", lo correcto es lo correcto, sin importar el resultado.

En cuanto a eso que "los jóvenes al frente los idealistas al mando" es simplemente un invento tuyo. No sé dónde me viste a mí al mando de nada, pero bueno, capaz que estoy al mando y no me di cuenta.

Lo que yo simplemente digo es que ha habido gente que merece mi respeto porque se sacrificó, y se trata de esos que vos decís que estaban "al mando". El Che, por ejemplo, no se quedó detrás de un escritorio precisamente. Santucho tampoco.

Y en cuanto a mi, yo hago la misma vida que un cualquiera, la misma que vos por ejemplo. Y no me las doy de nada, solamente tengo mis ideas como vos tenés las tuyas. Yo soy marxista, y no vivo como el Che, de la misma manera que vos sos cristiano y ni ahí vivís como Cristo.

Brasil: Separando la paja del trigo cuidadosamente, por favor.

Marxista no es cualquiera que se declara tal y Pol Pot / Sendero / FARC son cosas distintas muy.

A Pol Pot alguien lo convenció de que era marxista, aunque en su experimento social es difícil entender qué rol jugó el proletariado, inexistente en esa especie de concepción asiático/milenarista campesina. Ese tipo estaba mucho más cerca de Jim Jones que de ninguna ideología política, menos que menos de Marx.

Sendero fue apenas más serio, aunque con una orientación casi exclusivamente campesina y unas concepciones étnico milenaristas que también son muy extrañas al marxismo. Su líder se reveló como un traidor o poco menos.

Las FARC en cambio me parecen un movimiento revolucionario con sus errores y aciertos. Me parece un poco ingenuo hacerse eco de las acusaciones de narcotráfico al voleo en cualquiera de los dos últimos casos por la sencilla razón de que yo no he podido encontrar ningún informe serio que pruebe o al menos deje más o menos clara la tal vinculación, como no sean las acusaciones bushianas de "narcoterrorismo". De lo que te puedo contar algunas cosas que he leído por ahí es de la DEA, el gobierno colombiano et altri respecto del narco.

No hay - como hace Yermanito - que confundir principios con moral eterna. Trotsky lo explicó bien en Su Moral y la Nuestra.

Salute.

Tino Hargén dijo...

Jack

La izquierda fue vaciada de contenidos político-economicos y éticos por el pensamiento único, y eso no pasó después de la caída del muro y de la URSS, venía pasando desde fines de los 70 con el postmodernismo. La izquierda no es popular lamentablemente y no lo será porque abandonó el proyecto de mayorías para dedicarse a celebrar a las minorías “protestadoras” y un relaje ético y moral. En ese rol fue el propio capitalismo el que la puso, le concedió ese coto de caza: “ocúpense de ser los bufones de la corte, ocúpense de las minorías, entreténganse defendiendo putas, travestis, presos, homeless, delincuentes, desocupados, marginados, hagan marchas, piquetes, corten callen, caguense encima en la calle, que para representar a las mayorías y administrar el verdadero poder estamos nosostros”. Nunca la izquierda estuvo más lejos del poder que ahora, más lejos del común de la gente. Ya ni diputados tiene y lo que es peor, nadie la toma en serio.
El otro problema es ético. La caída de la ética cristiana no fue reemplazada por otra de corte humanista o progresista como hubiera sido lógico esperar sino por la amoralidad del consumo neoliberal que es la no-moral, el vale todo mientras sea negocio, esa es la “libertad” con la que te compra el capitalismo: libertad para vivir en la joda siendo un miserable, estás en una villa si, pero nadie te la toca, podés mear en la calle que nadie te dice nada, sos libre ser todo lo miserable que te hizo el sistema. A eso se sumó celebrar el reviente como modo ejemplar de vida: falopa, alcohol, violencia, indisciplina social, deslealtad, vale todo. Todas mierdas del ultracapitalismo de consumo pero que la izquierda compra como valores positivos del acerbo progresista. Las grandes “conquistas sociales”, cuales son? ¿Salud para todos?, ¿medicamentos distrribuidos socialmente?, ¿nutricion asegurada para el 100% de los niños?, ¿alimentos a bajo costo? ¿Reestructuracion de empresas? Nooo, la conquista es que la villa 31 se queda en Retiro loco, que cortamo la calle y nos empedamos con birra loco, no dejamo pasar a nadie loco!!!.¿Por qué te parece que un pibe quisiera cambiar el mundo si se supone este paraiso neolibeal le da todos los valores por los que le han hecho creer que vale la pena vivir? Si te conseguis un currito o hacés aunque sea algun afano chico tenés para sexo libre, falopa, birra, faso, piquete ¿para qué querés hacer la revolucion ? En ese contexto plantear consignas de izquierda en serio, de trabajar por transformaciones estructurales, es ser tomado de loco, mesianico, fascista, stalinista moralista, anticuado, oxidado. Venir a hablar de “principios” en el medio de esta farsa del progresismo neoliberal donde todo el mundo cree que todo da igual no cierra, te rechiflan de todas partes.

moria casán dijo...

Buena presentación chicos, jack, seve, gran baile del caño, felicitaciones al coach luk@s.

Tuvo mucho acting, mucho truco, un poco forzado Severian en el papel del malo que busca pelea, pero bien igual, Jack lo sacó adelante con mucha actitud, mucha garra.

Son una pareja que se complementa bien, muy jugada la coreografía del coach luk@s, para mí es un... !10!.

brasil dijo...

tino hargen

En realidad más que un análisis, parece ser un comentario de "lo que es". Con una especie de sentencia de que "lo que es" así será para siempre

Es una trampa. El capitalismo trabaja la coyuntura. En términos históricos lo que es hoy no significa mucho. Ni siquiera lo que fue hace 30 años atrás

Es cierto que la lumpenizacion es funcional al capitalismo, pero no es menos cierto que el 90% de las cosas que describis, como la falta de valores, el vale todo, la birra, la droga y tutti, hace apenas décadas atrás no existía

Entonces ¿porque la sentencia? ¿porque va a ser siempre así?

Es -como digo arriba- una trampa, y doble: para los pobres degradacion y marginación, y para la clase media algo así como ¡estos negros están perdidos! ¿para que te vas a preocupar de ellos?

Pero para el tema propuesto es útil: parece ser que inmoviliza tanto el principismo a ultranza como el exceptisismo total. Solo que me parece que uno abre posibilidades y el otro las cierra

doña petrona c. de gandulfo dijo...

Dice el "revolucionario" Jack: "Viva en el tercer mundo e intente fabricar epigramas como un parisino".

FUUUAAA!!!

Muchacho, me importa un bledo tu querido París.

Lo que es tener mundo y del más finoli. Siempre marcando la diferencia con el tercer mundo que tanto detesta...

Con "revolucionarios" egocéntricos hijos de papá rico como éstos... el capitalismo está bien a salvo

Tino Hargén dijo...

Sigo

Ni una cosa ni la otra: Los posmoides de la joda progresista no tienen principios y los dinosaurios que tienen principios están en la edad de piedra, deben la autocrítica de la derrota del 89 y siguen anquilosados en fórmulas del siglo XIX repitiendo recetas de la ortodoxia marxiana; está empantanada en el rol de partenaire enamorada de las acciones de “resistencia” que no sirven para un carajo y en el cultivo de consignas, fetiches, vacas sagradas, evangelios, pero pierde de vista el enfoque cientifico que era lo mejor que tenía ( y hablo de actitud y enfoque, no de adhesión a recetas determinadas de lo que se conoció como marxismo científico) .
Ambos, dese diferentes puntos adolecen de lo mismo: no formulan los principios de modo de crear una utopía creíble ( aunque parezca un oxímoron yo considero que si puede haber utopías creíbles ) y atractiva como para canalizar energías en un trabajo de mediano y largo plazo, y tampoco se ocupa de la realidad de los problemas concretos de las mayorías para gestionar una alternativa reformista seria. Dado el paupérrimo espectáculo que da la clase política habitual desde el populismo hasta la derecha bienpresentada, imaginar una alternativa de izquierda democratica con posibildiades de ganar –un buen punto de partida para imaginar cambios profundos a largo plazo- no es descabellado, pero la orfandad de ideas claras en cuanto a la gestión posible traba todo, imposible generar liderazgos de masas con semejante discurso que atemoriza a las mayorías.

Más allá de esto rescato Jack el fondo de tu post, los principios no están reñidos con la efectividad. Estos párrafos em parecen muy esclarecedores.

"Montarse en un conflicto cualquiera para protestar es algo que puede hacer cualquier partido, incluso uno que no quiera cambiar nada. Lo que debería distinguir a la izquierda marxista es precisamente la vocación de cambiar el mundo y la convicción de que es no sólo posible sino indispensable"

"Y si no somos fieles a principios ¿entonces a qué somos fieles? ¿Por qué nos avergonzamos de tener principios? ¿Qué clase de perversión es esta en que los principios se han convertido en motivo de burla?
La bronca sola, huérfana de ideología lleva a votar a cualquiera que no esté en el poder: Macri, Rico, Bussi u otro esperpento cualquiera"



A Brasil:
Disentimos en ese diagn´sotico, los cambios no son de una de´cada a otra,si sus manifestaciones emergentes, pero en lo profundo vienen desde más atrás. EL retiro de las izquierda del escenario central del poder para cumplir tareas "testimoniales" lo describió bien Alain Touraine a principios de los 80.

Cabeza de Poronga dijo...

que inteligentes que son todos. llegué de pedo acá y me quedo turulato de tanta sapienza.
pero les aconsejo que boludeen un rato y dejen de romperse el marulo con pelotudeces, hay maneras más faciles de ganar amigos y minitas.

Nathalie X dijo...

¿No tienen dos gramos de dignidad cuando insultan?

Extraño los buenos insultos, los cínicos, los de categoría, los que tienen algo de vuelo intelectual, los que se dignan a debatir desde la coherencia, los que tienen un poco de civilización en sus letras.

Pero, definitivamente, no están al nivel. Ni yo de comentar, pero al menos conservo la dignidad de no ir con insultos baratos y quemados.

Por favor, gente...

dolmancé dijo...

Jack,

Fuera de eso, este largo comment que te mandaste - bastante intimista - es de lo mejor que te leí desde tomé contacto con tu primer párrafo (y mirá que escribiste eh?).

Si es un elogio, gracias. Si es un palo te la dejo pasar porque no voy a negar que digo muchas boludeces, y sobre todo, porque escribo mucho más en tu blog que en el mío.


¿no puede ser eso una huída más o menos consciente de los principios? Digo, cuando el peso y el desaliento del "no hacer nada" nos lleva a la conclusión de que "no hay nada que hacer"


Totalmente. Pasás de ser un irredento a ser un inimputable.

Es dialéctico.

Sos tan predecible a veces.

Yo no veo contradicción entre el espíritu lúdico y exogámico y tener principios. No los veo como compartimientos estancos.

Me expresé mal, muy mal. Lo que dije sonó moralista, y no hay nada más contradictorio que un moralista que se haga llamar dolmancé. No hay nada de malo en la exogamia, en el placer, sino todo lo contrario. A ver si se entiende mejor: no se puede estar en más de un estadio existencial al mismo tiempo, lo cual no significa que sean comportamientos estancos, sino que dentro de sus universos paralelos sus fundamentos pueden ser muy movilizadores. Kierkegaarad habla de tres estadios: estético, ético y religioso. Pero no lo hacía en términos sociológicos. Fumarse un caño, ser muy promiscuo y comer chocolate no significa permanecer en el estadio estético; se trata de algo mucho más íntimo, vivencial. La falta de valores y el "vale todo" que atribuímos a la cultura actual se emparenta mucho con el estadio estético. Es el de la sociedad de consumo, la superficialidad. Yo lo llevo al plano cultural y social sólo para establecer una analogía. Y concuerdo con brasil de que este síntoma contemporáneo es bastante reciente en términos hisóricos (el paso del homo faber al homo sacer)

Tu curso posmo cool fue lo primero que leí de tu pluma, y es divertido. Le agregaría muchísimas cosas más, y matizaría otras tantas. Tal vez escriba algo al respecto más adelante.

Pregunta para Tino Hargén:

¿A qué carajo, se puede saber, llaman gestión?

Ayer lo escuchaba a filmus decir que "no hay mejor política social que una buena gestión económica".

de la boca de Filmus Gestión es como la hija bastarda del ya veterano reformismo "serio".

de la boca de Macri Gestión es management, eficiencia organizativa, agilidad, flexibilidad, pragmatismo, equilibrio en la contabilidad pública, y otros eufemismos.

Anónimo dijo...

El marxismo es una teoría política que, por más hermosa que parezca (y de hecho lo es, como obra literaria de barniz filosófico), no refleja la realidad del espíritu humano. En el campo, tiende siempre a transformarse en tiranía insensata.
La lucha de clases es una falacia impracticable y la historia da permanentemente ejemplos sobre el particular.
Igual siempre me resulta interesante leer las teorizaciones bien intencionadas del autor (sólo como ejercicio intelectual, desde luego).

Tino Hargén dijo...

Dolmancé, sin entrar en teorizaciones, tan dificil es saber que es gestión? Muy simple, la gestión es una cuestión de medios y no de fines, es enfrentar el campo de los hechos para poner en acción los medios que provocarán el logro de fines concretos, de esos que no pueden esperar demasiado porque representan el ser.en-el-mundo de la gente, ya, ahora. En la política actual la derecha se apodera del concepto para si misma como si la gestión en si mismo fuese de derecha, ya que la izquierda hace todo lo posible por validar esta falacia al olvidarse de la gestión. La izquierda no da respuestas satisfactorias a una sola necesidad urgente o bien porque las rehuye, las desvaloriza o bien porque da respuestas irreales, tautológicas, absurdas: sobre la inseguridad por ejemplo que le importa a todo el mundo que sale a al calle y tiene terror a que lo afanen o lo hagan boleta te dan respuestas politicamente correctas que traducido quiere decir, "jodete y aguantate que te violen o comprate una bombacha de lata porque no se puede hacer nada, los chorizos, asesinos, secuestradores y violetas vinieron para quedarse y no los podés tocar" Sobre el hambre, la falta de educacion, las desigualdades, los remedios que no podés comprar,la mierda de tu pozo ciego que rebalsa, la lluvia que te inunda, el laburo que perdiste, las 16 horas que estás arriba de un bondi cortando boletos con la cabeza hecha mierda, te dice que llegada la hora de la lucha y el cambio de los medios de produccion a manos del campesinado obrero llegará el cese de todos lo flagelos, o que vamos a hacer un piquete en la 9 de Julio para exigir 3000 pesos de salario minimo vital y movil carajo, que no te lo cree ni tu tía la sorda. Mientras tanto hacete faquir.

Un ejemplo pedestre: Si te la pasás todo un día en el café hablando de minas y dictás cátedra de cómo se trata a las mujeres, pero a la noche te hacés la del mono, entonces tu discurso adolece de una falta de gestión alarmante. Hacer gestión sería salir a buscarte una, para ello vas a tener que ponerte la mejor pilcha, encarar una mina en la calle, lograr que te de bola, hacer todo lo que tengas que hacer para convencerla , ir al hotel y fifar, eso es gestión existosa. Si sos gay la gestión existosa es hacer lo mismo pero para lograr que te la metan. Y si no te dan bola por encantos propios ir al prostíbulo, pagar y conseguir una o uno que te haga el favor.

La gestión de derecha es exitosa cuando se cumple el fin deseado: que alguien se siga enriqueciendo más. La gestión de izquierda sería exitosa si cumpliera un fin social efectivo; que millones que se cagaban de hambre coman por ejemplo, o que millones que sufren sufran menos.

Bueno, es viernes a la noche...que querés

Jack Celliers dijo...

El primer comentario es para Petrona... ¡Grande Petrona!

Dolmancé ¿qué te dije unas líneas más arriba? Acá tenés un ejemplo de las decenas de pobres pibes que pasaron por el molinete en este blog haciendo el previsible switch: "Qué marxista aburrido...! Ah... ¿cómo? ¿Te divertís...? ¡Pero qué burgués nene de papá!"

Delicioso.

Lo que diferencia al cínico del subdesarrollo del cínico aristócrata es su falta de espíritu deportivo. Él se puede reír de todos, pero cuiadadito con que alguien se ría de él porque salta como una marica rencorosa.

Petronita, venís a pavonearte con que "...cuanto más interesante se pone tu vida, menos posteás", pero ni bien resulta que una vida puede llegar a ser algo interesante el resentimiento te desborda: "Con 'revolucionarios' egocéntricos hijos de papá rico como éstos... el capitalismo está bien a salvo". Jo Jooooooooo!! ¿ahora te importa la revolución porque te tocaron el culito?

Si querés dejo de fumar cigarros y trato de pasarla mal para que vos te puedas reír de mí a tus anchas. Juaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

Tino: Yo coincido con vos con que la izquierda se ha llenado de consignas truchas "pizza, birra, faso", y creo que de nuevo, eso forma parte del inmediatismo, de la falta de ideología.

Igual me parece que se te va la mano con esto: "entreténganse defendiendo putas, travestis, presos, homeless, delincuentes, desocupados, marginados", bueno pará macho, son gente también ¿no? Es verdad que cierta "izquierda" los quiere hacer el "nuevo sujeto histórico" y eso es un error, pero tampoco los vamos a dejar caer al infierno como si no existieran.

Respecto de tu idea de "gestión", de nuevo te señalo que cuando se habla de la izquierda se habla de una misión ligeramente más complicada que simplemente ganar unas elecciones.

La gente que vota sabe perfectamente que si la izquierda marxista sube al poder no será un poder que pueda ejercerse mediante el simple mandato constitucional. No van a ir a expropiar a Amalita Fortabt mientras los recibe: "Ah, ¿qué tal chicos? Los estaba esperando, pasen...". Es un factor que no podés dejar de tener en cuenta por simple sentido común. ALguen dijo que en realidad la izquierda legal es como el agua seca. En el fondo lo que se quiere es trastocar las relaciones de producción, que están asentadas sobre un poder muy fuerte que ya ha demostrado históricamente que no quiere ceder nada, y que no lo va a hacer.

Este es precisamente es el mensaje que hay que transmitir y que no se transmite.

Igual tenés razón en esto: te rechiflan de todas partes. Bueno, esa es precisamente la idea: sospechar de la unanimidad y no tener miedo de enfrentarla, es la forma de acabar con el pensamiento único.

Cabeza de poronga: Sos el primero que pasa por acá y dice esto. Te comento que somos una orden de monjes trapenses y hemos hecho voto de no coger jamás ni ver la luz del sol y nos autocondenamos a vivir en un blog, estábamos esperando al esclarecido que nos rescatara y apareciste. Sos el Mesías. Gracias.

Nathalie: No tienen.

Dolmancé: Carajo, escribo un elogio y no podés evitar mirarlo como un palo. Si te contesto porque te contesto y si no es que te dejo en la parada. Pero qué tipo jodido che...

Anónimo: "El marxismo es una teoría política que, por más hermosa que parezca (y de hecho lo es, como obra literaria de barniz filosófico), no refleja la realidad del espíritu humano. En el campo, tiende siempre a transformarse en tiranía insensata."

Che, en mi vida había leído algo como esto... pero nunca ¿eh? Creo que lo voy a estudiar seriamente...

brasil dijo...

Con respecto a:

"Igual me parece que se te va la mano con esto: "entreténganse defendiendo putas, travestis, presos, homeless, delincuentes, desocupados, marginados", bueno pará macho, son gente también ¿no? Es verdad que cierta "izquierda" los quiere hacer el "nuevo sujeto histórico" y eso es un error, pero tampoco los vamos a dejar caer al infierno como si no existieran."

Voy a ser anticuado por demás: No creo que haya que dejarlos caer en el infierno. Pero me parece que la tarea sería dar batalla para que un tipo no sea homeless, no sea puta una mina, no sea delincuente, o no sea un desocupado. No por "defender sus derechos" como ocurre actualmente. No quiero que se me malentienda. Pero el capitalismo excluye y la batalla sería incluir. No mantenerlos afuera pero dignamente. Parece que tiraran un juguete a la calle para que la izquierda se entretenga. La revolucion cubana no salio a defender los derechos de las prostitutas de La Habana.

Espero que no se me malinterprete.

Otra cosa: Las incursiones en este blog tratando de idiotas a todos los que intentamos discutir algo me desconciertan

Si yo paso por un blog de filatelia sigo de largo. No se me ocurre decir "Che ¡mirá que sos boludo! ¡ponerte a juntar estampillas! Sigo de largo

Entrar en la discusion para tratar a los demás de pelotudos...¿no es ser un pelotudo al cuadrado?

Tino Hargén dijo...

Jack, una sola aclaración, cuando digo " entreténganse con putas, travestis,.." lo digo desde la supuesta voz y la postura de un poder (con el tufillo agresivo o discriminador que puede estar impreso ) que te asigna esa tarea, no desde mi voz. Más allá de eso el dato es real, a los marginales urbanos se suman otros más intelectuales; los verdes,los ecologistas también integran esta troupe, en definitiva todos los pequeños pseudo "movimientos" o facciones sociales en los que se atomiza la contestación oficial al sistema.

Vos planteaste varias veces esa idea, que tarde o temprano un discurso de izquierda radical como por ejemplo el marxista u otro que plantee tocar de raíz el poder establecido llevaría tarde o temprano a enfrentamientos violentos.Quisiera creer que existe otra vía, que por algo hay que empezar, no por ganar una elección en lo que eso significa como coyuntura, sino poseer la fuerza que emana de un apoyo mayoritario consolidada, ganar al menos una influencia importante en el estado es de alguna forma tener cierto poder, y con cierto poder se pueden lograr avances y resultados por otros medios que ir a un enfrentamiento material directo en el cual las relacioens de fuerza no te favorecen, lo que equivale a un suicidio.

Luk@s dijo...

"entreténganse con putas, travestis,.." lo digo desde la supuesta voz y la postura de un poder (con el tufillo agresivo o discriminador que puede estar impreso ) que te asigna esa tarea, no desde mi voz."

Fragmento de Angustia de Rimbaud, Iluminaciones:

"Pero la Vampira que nos vuelve amables ordena que nos divirtamos con lo que nos deja, o que de lo contrario seamos más extravagantes."

Jack Celliers dijo...

Brasil: Es que hay gente a la que en el fondo la filatelia les provoca escozores que no saben cómo quitarse, por eso entran a demostrar la superioridad de sus diversiones, que me las imagino y me da una envidia...

En cuanto a los lúmpenes, marginados, etc. yo estoy de acuerdo con vos, lo único que remarco es que una política hay que tener, algo parecido pasa con los piqueteros, no me gusta la política general de los partidos de izquierda hacia ellos, pero tampoco implica que no haya que tener ninguna.

Tino: Como querer, yo también querría creer que existe otra vía. Si se puede dejar de lado por cinco segundos el cliché "trosko-sediento-de-sangre-amante-de-la-violencia" - caballito de batalla perpetuo al que me cansé de responder, digo que francamente no lo veo.

El estado no es el poder. Se puede estar al frente del estado y caer como un castillo de naipes porque el poder no emana de una persona, ni de un partido, ni de la banda presidencial y el bastón. El poder es una correlación de fuerzas reales de las cuales el estado es solamente una expresión.

El estado tampoco es un patio que hay que "ir ocupando" sin que el oponente se dé cuenta, o pulseando. Eso puede funcionar para la política de partidos en tanto todos representan a la misma clase - es decir: al mismo poder - pero cambiar las relaciones de producción es otra cosa.

Las relaciones de fuerza nunca favorecen al oprimido, precisamente por eso es oprimido. El enfrentamiento directo no es algo que se postule desde el marxismo como una alegre orgía wagneriana; es una realidad que la burguesía no deja de enseñarnos todos los días.

La burguesía ejerce la violencia de una manera impresionante, no hace falta hablar de la exclusión social, la represión, el hambre o los muertos por la policía (una persona cada dia por medio, recordemos, según estadística de la CORREPI con casos denunciados con nombres y apellidos); basta simplemente ver episodios recientes como la híper o el corralito, en los cuales la burguesía tiende a resolver sus diferencias intestinas volcando sobre el resto de las clases todo el costo de los platos rotos. Y ojo que no estamos hablando siquiera de situaciones prerrevolucionarias ni nada por el estilo. La burguesía ejerce violencia incluso aunque su poder no esté en peligro aunque no la sufras vos ni yo.

Esto no quiere decir que "salgamo con lo fusile, salgamo", caricatura provocadora y tontita que tampoco me dignaré refutar aquí, pero sí debatir seriamente, esto es, teniendo en cuenta el enemigo que se está enfrentando y la naturaleza real del conflicto.

Y el objetivo de ese debate debería ser determinar el momento exacto en el que enfrentar a ese poder justamante para minimizar el grado de violencia. Construir poder para golpear en el momento preciso y lo más rápidamente que se pueda.

Tampoco se excluye la idea de "pulsear" cuando y si es necesario; pero creer que la burguesía, que es la clase que más ferozmente ha defendido sus intereses a lo largo de la historia va a ceder todo de buen grado por apego a las reglas constitucionales es súmamente ingenuo. No hay un sólo ejemplo histórico de eso, y aunque es lo que nos gustaría creer termina siendo una trampa mortal. Allende lo entendió así, creyó que con un sector "fiel" las ffaa iba a bastar para parar a la burguesía lanzada salvajemtene a la guerra mientras el PC chileno invocaba ingenuamente la consigna "No a la guerra civil", como si determinar el desencadenamiento o no de la violencia dependiera de la sola voluntad de una de las partes.

Ya sabemos cómo terminó eso.

brasil dijo...

"Allende lo entendió así, creyó que con un sector "fiel" las ffaa iba a bastar para parar a la burguesía lanzada salvajemtene a la guerra mientras el PC chileno invocaba ingenuamente la consigna "No a la guerra civil", como si determinar el desencadenamiento o no de la violencia dependiera de la sola voluntad de una de las partes."

Es un buen ejemplo Jack. Pero podríamos invertirlo. Si Allende hubiera realizado un diagnóstico correcto, podría haber encabezado una insurreccion en Chile ya un tiempo antes

Los distintos actores se lo pedían y entre otras cosas se negó a entregar armas a los trabajadores. Si hubiera decidido resistir, hubieramos estado en una situación pre revolucionaria que hubiera partido desde el poder formal.

Es decir que podría haber pulseado.

doña petrona c. de galdulfo dijo...

Oh, si me tocaron el culito, jackcito, tanto me tocaron que me desespero por decirle al mundo que gran teórico de la revolución soy, que importantes son mis "conocimientos" de filosofía, lingüística, derecho, historia, danza...

Me obsesiona tanto que todas la semanas largo temas al pedo, me enrosco en discusiones estériles mientras imagino que estoy cambiando al mundo y con un arma del capitalismo, ni Bill Gates sabe la que le espera, la revolución está a un sólo paso y yo... oh, espera...llama mi papi,

!!!viejo, mandame más plata que acá en Europa sale todo carísimo!!!

Severian dijo...

El estado no es el poder. Se puede estar al frente del estado y caer como un castillo de naipes porque el poder no emana de una persona, ni de un partido, ni de la banda presidencial y el bastón. El poder es una correlación de fuerzas reales de las cuales el estado es solamente una expresión.

Ya se que en lo que me propongo plantear llevo las de perder, pero tengo un mal dia, asi que alla vamos:

1- El estado no es el poder real, pero es el poder legitimo, es el poder legal. El modo de acceder a el esta regulado por reglas que todos, incluso los oprimidos, mal o bien hemos acordado. Y es un hecho que pocos hoy en Argentina descreen de la democracia, por el hecho de que con todas las limitaciones efectivas es la primera vez que la tenemos.

2- Cualquier intento por parte de los oprimidos, que como bien se#ala Jack lo son en razon de su debilidad, de acceder al poder del estado de modo legitimo, sera combatido por la burguesia con todos los medios a su alcance, legales y de los otros.

3- A mi modo de ver, plantear que la unica alternativa para los debiles es acceder al estado de modo ilegitimo (y quiero decir ilegal) es suicida. Es ilusorio pensar que la clase trabajadora tiene la menor posibilidad en una batalla tan desigual como potencialmente cruenta. Es un error estrategico. Por otro lado, permitirse medios ilegitimos de acceso al poder es convertirse en el enemigo, es servirle a este en bandeja todos los argumentos que usamos para denostarlo, para ser usados en nuestra contra. Es un error politico.

4- Dicho esto, estoy de acuerdo que la defensa de un poder estatal (formal) adquirido de modo legitimo no debe ahorrar recursos pacificos o violentos. Es decir que debe estar respaldada a traves del ejercicio a posteriori de poder real.

5- Y aclaro que no creo que un acceso legitimo al poder estatal y su posterior defensa sean tarea facil, pero no me parece mas dificil que la alternativa revolucionaria, y de hecho me parece bastante menos riesgosa. Lo primero es querer robarle la presa al leon corriendo mas rapido, la segunda es querer vencerlo a mordiscones.

Termino no con una conclusion sino con una chicana, si se me permiten: no me puedo borrar de la cabeza que los partidos que plantean la necesidad de un acceso revolucionario al poder son los mismos que no tienen la menor posibilidad de acceder de modo legitimo, en alguna medida por merito propio. Los mismos que son incapaces de ignorar diferencias sutiles para tener alguna posibilidad del ejercicio legitimo de un minimo poder, plantean la vocacion de guiar una lucha revolucionaria. Dije y digo que me encantaria votar a la izquierda, y que no lo hago porque me molesta que no les importe acceder al poder y que no puedan unirse para construir una alternativa politica seria. Mucho menos me dejaria guiar por ellos en un conflicto potencialmente violento, seria suicida.

Severian dijo...

Donia Moria C. de Poronga: sigo esperando tus coordenadas. Me canse de hacer la revolucion por internet, asi que quiero empezar a ir a los hechos bajandote los dientes. Y? Sos asi de cobarde?

Luk@s dijo...

Severian, lo que decís es erróneo desde el punto de vista histórico. Los comunistas tomaron el poder en Rusia y en China, expulsaron de Vietnam a tres ejércitos de potencias imperialistas como Japón, Francia y EEUU. Por otro lado, las burguesías tomaron el poder también en forma violenta.

No se, está bien que hace por los menos 5000 años que vivimos en sociedades de clases pero me resulta difícil que ante las evidencias históricas sigamos pensando en términos de legalidad.

Aunque es cierto, hoy por hoy en el corto plazo, la revolución no es viable lo que no quiere decir que siempre vaya a ser así, lo que no quiere decir que el proletariado tenga alguna otra vía de acceso al poder y forma de transformar las relaciones sociales. Por más democráticos que sean los burgueses, no se puede comenzar a transformar la sociedad sin expropiar los medios de producción y, ante esa perspectiva, la burguesía reaccionará en forma violenta. La ventaja del proletariado es que somos más y, por eso mismo, es tan necesaria una organización férrea que concentre el poder de la mayoría. Porque la burguesía ya tiene el aparato estatal para aplastar cualquier intento de cambio social profundo.

Jack Celliers dijo...

Seve: ningún partido de izquierda plantea lo que vos decís, ninguno está por sair a la calle a matarse a tiros, y nadie está proponiendo eso.

Por el contrario, la izquierda actúa 100% en la legalidad, dentro de lo difícil que le ponen a los fregados por el sistema el actuar dentro de la misma con la criminalización de las protestas sociales.

Por el contrario, fijate que en medio de la crisis del 2001 la izquierda marxista llamaba - con una ingenuidad conmovedora - a una "asamblea constituyente" ¿Dónde viste vos intento alguno de toma del poder por "medios ilegítimos"?

Así que no sé de dónde sacás a "...los partidos que plantean la necesidad de un acceso revolucionario al poder..". Que estén desunidos, que tengan todo tipo de defectos nadie quiere esconderlo (al fin y al cabo mi post no los defiende precisamente), pero acusarlos de querer acceder al poder por "medios ilegítimos" es hacerse eco de la propaganda más reaccionaria y mentirosa.

Tampoco yo estoy diciendo que la alternativa de tomar el poder de esa forma sea válida; no lo es ahora y probablemente no lo sea en bastante tiempo. Lo que sí es válido, y está incluso en línea con la afirmación tuya, es plantearse que si se logra construir poder y se puede acceder al mismo por medios no violentos (yo no lo descarto, y me parece una estrategia correcta) es ilusorio suponer que la resistencia con la que se van a encontrar vaya a ser escrupulosamente respetuosa de las reglas constitucionales, creer eso es no haber estudiado historia jamás.

Justamente lo que le reprochás a la izquierda no es real, lo que ocurre es precisamente lo contrario: la izquierda prácticamente no enseña lo que es evidente: que si toma el poder habrá que enfrentarse a un tironeo muy jodido, para el cual es necesario un plan y una actitud de parte no sólo de las organizaciones políticas sino de todo el pueblo (perdón por el término ¿eh?), es la falta de esta actitud y de debate serio acerca de esta situación lo que hace que la izquierda no progrese.

El supuesto ardor revolucionario que los quiere llevar a asaltar el poder a lo loco es una afirmación tuya a la que no veo la menor base fáctica. Las personas a las que la policía mata en las manifestaciones apenas si se dedican a reivindicaciones puntuales: Kosteki, Santillán, Torrealba ¿estaban armados? ¿Iban a asaltar el palacio de invierno?

Jack Celliers dijo...

Petrona, perdoname me olvidaba de vos... bueeeeeno, no te enojés.

¿Necesitás unos mangos?

Severian dijo...

Descargo:

[Odio tener que defenderme, pero plis eviten ver en mi al tipico boludo que habla de la izquierda marxista como romanticos con metralleta sedientos de sangre. Admito ser un boludo, pero de otro tipo, al menos mas original.]

[Asi que no tienen que explicarme que la iquierda actua dentro de la legalidad, por favor, que ya lo se. Yo tambien me comi algun palo solo por ir a alguna marcha, no vivo en un frasco.]

[Jack: llamo ilegitimo a lo que es repudiado por la mayoria de la sociedad, no me refiero a lo mismo que se refiere Morales Sola]

[Luk@s: te parece que soy naive por creer en la legalidad, que no aprendo de la experiencia historica. En razon de la historia argentina reciente, te diria que lo hago]

Sigo abajo.

Severian dijo...

Se ha planteado aca mas de una vez sin medias tintas que la unica via posible es la revolucionaria. Aunque Jack dice que no descarta ninguna posibilidad, Luk@s por ejemplo parece convencido.

Mi punto de vista es (los dias pares) contrario. No me da miedo la violencia ni me horroriza que los piqueteros se cubran la cara y se enfrenten a palos con la cana. Simplemente me parece equivocada. Por muchas razones:

-Quien pretende hacer lo correcto tiene la mitad de las armas de su enemigo, quien se permite tambien hacer algo incorrecto. Eso crea un contexto de inevitable debilidad, que se potencia en situaciones violentas.

-Para evitar esa debilidad, la tentacion de caer en los mismos vicios del enemigo es muy fuerte. De ese modo, muchos revolucionarios se transformaron en opresores.

-En el camino, la via hacia lo correcto degenera en mas de lo mismo, mas opresion y mas injusticia. Un camino dificil y doloroso termina en una desilusion.

-La historia tambien da ejemplos de eso, de los que hay que aprender. Muchas revoluciones terminaron en tiranias, y casi todas las que no se permitieron ser peores que su enemigo perdieron la batalla. Ejemplos de lo primero es el stalinismo. De lo segundo nuestros setentas, en los que nadie se esperaba que la derecha fuera capaz de tama#a masacre. Una excepcion podria ser la revolucion cubana.

Por todo eso prefiero abstenerme de iniciar el camino, prefiero buscar alternativas que no me obliguen a convertirme en lo que combato para poder ganarle. Y eso no es naive, es pragmatico. No se puede revolear el tramontina contra un campeon de esgrima. Para que quiero que triunfe una revolucion si para hacerlo tiene que ser igual al regimen?

Pero incluso, e independientemente de mi opinion (los dias impares) pienso que aun con vocacion revolucionaria, es imposible ningun cambio sin un proyecto politico que empiece por generar consenso. Es decir, apoyo. Y para tal proyecto me parece un error tactico, como ya dije antes, el despreciar la democracia (perdon)que todo el pueblo atesora. El no preocuparse por revertir un lamentable resultado en las urnas. Que apoyo tendra quien no muestra la menor capacidad organizativa?Que credibilidad?

Jack Celliers dijo...

Seve, me parece que nadie, yo por lo menos no, está tildándote de "típico boludo...", así que no veo de qué te defendés.

Algunos planteos tuyos los comparto, otros no. La construcción de poder alternativo es algo complicado y no excluye el moverse dentro de la democracia parlamentaria, que es una herramienta importante. Trotsky decía que a veces es mejor un buen demócrata que un mal revolucionario.

Incluso cuando se discute la violencia con un poco de seriedad hay que tener en cuenta justamente la situación de debilidad del oprimido. Qué digo tenerla en cuenta, es un tema fundamental.

Más aún: precipitar a la izquierda - y eventualmente a las masas si es que logra apoyo - a un combate en el que no pueden ganar es precisamente la tarea de los provocadores profesionales. La violencia a destiempo y sin condiciones adecuadas es nefasta para los pueblos.

No se puede revolear un tramontina contra un campeón de esgrima. Muy bien, de acuerdo con esto también.

Pero entonces la pregunta es ¿qué hacer? Si el tipo que tenés enfrente tiene una espada y se ha probado mil veces dispuesto a utilizarla y vos no tenés nada, entonces tenemos un problema cuya solución debería pasar por debatir cuáles son tus debilidades y fortalezas para enfrentarlo.

Es verdad que la clase dominante tiene medios, guita, armas y etc. Pero ojo porque los pueblos tienen fortalezas que el opresor no tiene, fortalezas que hoy están diluídas en la desorganización, en la falta de norte y perspectivas principalmente.

Las reglas de la democracia burguesa (que la burguesía incumple total o parcialmente) no son normas inmutables bajadas del cielo, son resultado de una puja histórica. Suponer que son un marco inalterable que está por encima de las clases en conflicto es ingenuidad pura. Así que es necesario entender que el campeon de esgrima no va a respetar las reglas de la esgrima y eventualmente utilizará un cañón. La historia lo prueba. Simplemente digo que hay que considerar esto.

Ahora bien, lo que sí me parece un cliché es eso de que "si usamos los mismos medios que ellos vamos a convertirnos en lo mismo". El stalinismo no es una consecuencia de la revolución sino de su fracaso, fracaso dado no por el uso de la violencia (y contra el zarismo realmente no hubo otra salida) sino por factores mucho más complejos. Aún así el stalinismo no fue un régimen idéntico al zarismo, aunque sí arrastró algunas de sus taras. Estas taras no fueron el resultado de haber combatido al zarismo en forma violenta sino de la imposibilidad de la revolución por mantenerse en un país atrasado y aislado, imposibilidad que incluso fue prevista por Lenin y Trotsky, y hasta en alguna medida por Marx.

En este caso tu frase me parece muy lejos de los análisis rigurosos que sabés hacer en otras áreas, creo que te faltan más datos a considerar.

Y por último, sigo sin ver quién desprecia la democracia. Casi diría que la lucha que llevan adelante los trabajadores consciente o inconscientemente es la mejor garantía de mantener la democracia, con la poca calidad que tiene. Siendo la democracia y también los derechos sociales el resultado de una pugna, es precisamente esa pugna lo que mantiene tales derechos. Por supuesto que hay que evitar desbarrancar e ir a un enfrentamiento abierto cuando no hay condiciones, eso sería suicida.

Yo estoy de acuerdo con que es el momento de generar consenso, de debatir, de ampliar la base de poder sobre la que se mueven las clases oprimidas y de unirse en base a acuerdos de mínima. Pero es igual de suicida suponer que llegado el momento todo esto bastará para que los dueños del capital se desmoronen anímicamente y dejen todo para ir a hacer terapia.

Jack Celliers dijo...

Service! Te extrañaba!

¿Y? ¡Jodido andar tipeando la verificación de palabra unas treinta veces! ¿no?

Gánese el mango, vamos, más rápido. A ver si el jefe te asciende y te manda a hacer el blog de Majul...

Juan Manuel Soria dijo...

LITTERAE APOSTOLICAE
MOTU PROPRIO DATAE

BENEDICTUS XVI

SUMMORUM PONTIFICUM


Summorum Pontificum cura ad hoc tempus usque semper fuit, ut Christi Ecclesia Divinae Maiestati cultum dignum offerret, «ad laudem et gloriam nominis Sui» et «ad utilitatem totius Ecclesiae Suae sanctae».
Ab immemorabili tempore sicut etiam in futurum, principium servandum est «iuxta quod unaquaeque Ecclesia particularis concordare debet cum universali Ecclesia non solum quoad fidei doctrinam et signa sacramentalia, sed etiam quoad usus universaliter acceptos ab apostolica et continua traditione, qui servandi sunt non solum ut errores vitentur, verum etiam ad fidei integritatem tradendam, quia Ecclesiae lex orandi eius legi credendi respondet»[1].

Inter Pontífices qui talem debitam curam adhibuerunt, nomen excellit sancti Gregorii Magni, qui tam fidem catholicam quam thesauros cultus ac culturae a Romanis in saeculis praecedentibus cumulatos novis Europae populis transmittendos curavit. Sacrae Liturgiae tam Missae Sacrificii quam Officii Divini formam, uti in Urbe celebrabatur, definiri conservarique iussit. Monachos quoque et moniales maxime fovit, qui sub Regula sancti Benedicti militantes, ubique simul cum Evangelii annuntiatione illam quoque saluberrimam Regulae sententiam vita sua illustrarunt, «ut operi Dei nihil praeponatur» (cap. 43). Tali modo sacra liturgia secundum morem Romanum non solum fidem et pietatem sed et culturam multarum gentium fecundavit. Constat utique liturgiam latinam variis suis formis Ecclesiae in omnibus aetatis christianae saeculis permultos Sanctos in vita spirituali stimulasse atque tot populos in religionis virtute roborasse ac eorundem pietatem fecundasse.

Ut autem Sacra Liturgia hoc munus efficacius expleret, plures alii Romani Pontifices decursu saeculorum peculiarem sollicitudinem impenderunt, inter quos eminet Sanctus Pius V, qui magno cum studio pastorali, Concilio Tridentino exhortante, totum Ecclesiae cultum innovavit, librorum liturgicorum emendatorum et «ad normam Patrum instauratorum» editionem curavit eosque Ecclesiae latinae usui dedit.

Inter Ritus romani libros liturgicos patet eminere Missale Romanum, quod in romana urbe succrevit, atque succedentibus saeculis gradatim formas assumpsit, quae cum illa in generationibus recentioribus vigente magnam habent similitudinem.

«Quod idem omnino propositum tempore progrediente Pontifices Romani sunt persecuti, cum novas ad aetates accommodaverunt aut ritus librosque liturgicos determinaverunt, ac deinde cum ineunte hoc nostro saeculo ampliorem iam complexi sunt redintegrationem»[2]. Sic vero egerunt Decessores nostri Clemens VIII, Urbanus VIII, sanctus Pius X[3], Benedictus XV, Pius XII et beatus Ioannes XXIII.

Recentioribus autem temporibus, Concilium Vaticanum II desiderium expressit, ut debita observantia et reverentia erga cultum divinum denuo instauraretur ac necessitatibus nostrae aetatis aptaretur. Quo desiderio motus, Decessor noster Summus Pontifex Paulus VI libros liturgicos instauratos et partim innovatos anno 1970 Ecclesiae latinae approbavit; qui ubique terrarum permultas in linguas vulgares conversi, ab Episcopis atque a sacerdotibus et fidelibus libenter recepti sunt. Ioannes Paulus II, tertiam editionem typicam Missalis Romani recognovit. Sic Romani Pontifices operati sunt ut «hoc quasi aedificium liturgicum [...] rursus, dignitate splendidum et concinnitate» appareret[4].

Aliquibus autem in regionibus haud pauci fideles antecedentibus formis liturgicis, quae eorum culturam et spiritum tam profunde imbuerant, tanto amore et affectu adhaeserunt et adhaerere pergunt, ut Summus Pontifex Ioannes Paulus II, horum fidelium pastorali cura motus, anno 1984 speciali Indulto “Quattuor abhinc annos”, a Congregatione pro Cultu Divino exarato, facultatem concessit utendi Missali Romano a Ioanne XXIII anno 1962 edito; anno autem 1988 Ioannes Paulus II iterum, litteris Apostolicis “Ecclesia Dei” Motu proprio datis, Episcopos exhortatus est ut talem facultatem late et generose in favorem omnium fidelium id petentium adhiberent.

Instantibus precibus horum fidelium iam a Praedecessore Nostro Ioanne Paulo II diu perpensis, auditis etiam a Nobis Patribus Cardinalibus in Concistorio die XXIII mensis martii anni 2006 habito, omnibus mature perpensis, invocato Spiritu Sancto et Dei freti auxilio, praesentibus Litteris Apostolicis DECERNIMUS quae sequuntur:

Art. 1. Missale Romanum a Paulo VI promulgatum ordinaria expressio “Legis orandi” Ecclesiae catholicae ritus latini est. Missale autem Romanum a S. Pio V promulgatum et a B. Ioanne XXIII denuo editum habeatur uti extraordinaria expressio eiusdem “Legis orandi” Ecclesiae et ob venerabilem et antiquum eius usum debito gaudeat honore. Hae duae expressiones “legis orandi” Ecclesiae, minime vero inducent in divisionem “legis credendi” Ecclesiae; sunt enim duo usus unici ritus romani.

Proinde Missae Sacrificium, iuxta editionem typicam Missalis Romani a B. Ioanne XXIII anno 1962 promulgatam et numquam abrogatam, uti formam extraordinariam Liturgiae Ecclesiae, celebrare licet. Conditiones vero a documentis antecedentibus “Quattuor abhinc annos” et “Ecclesia Dei” pro usu huius Missalis statutae, substituuntur ut sequitur:

Art. 2. In Missis sine populo celebratis, quilibet sacerdos catholicus ritus latini, sive saecularis sive religiosus, uti potest aut Missali Romano a beato Papa Ioanne XXIII anno 1962 edito, aut Missali Romano a Summo Pontifice Paulo VI anno 1970 promulgato, et quidem qualibet die, excepto Triduo Sacro. Ad talem celebrationem secundum unum alterumve Missale, sacerdos nulla eget licentia, nec Sedis Apostolicae nec Ordinarii sui.

Art. 3. Si communitates Institutorum vitae consecratae atque Societatum vitae apostolicae iuris sive pontificii sive dioecesani quae in celebratione conventuali seu “communitatis” in oratoriis propriis celebrationem sanctae Missae iuxta editionem Missalis Romani anno 1962 promulgatam habere cupiunt, id eis licet. Si singula communitas aut totum Institutum vel Societas tales celebrationes saepe vel plerumque vel permanenter perficere vult, res a Superioribus maioribus ad normam iuris et secundum leges et statuta particularia decernatur.

Art. 4. Ad celebrationes sanctae Missae de quibus supra in art. 2 admitti possunt, servatis de iure servandis, etiam christifideles qui sua sponte id petunt.

Art. 5, § 1. In paroeciis, ubi coetus fidelium traditioni liturgicae antecedenti adhaerentium continenter exsistit, parochus eorum petitiones ad celebrandam sanctam Missam iuxta ritum Missalis Romani anno 1962 editi, libenter suscipiat. Ipse videat ut harmonice concordetur bonum horum fidelium cum ordinaria paroeciae pastorali cura, sub Episcopi regimine ad normam canonis 392, discordiam vitando et totius Ecclesiae unitatem fovendo.

§ 2. Celebratio secundum Missale B. Ioannis XXIII locum habere potest diebus ferialibus; dominicis autem et festis una etiam celebratio huiusmodi fieri potest.

§ 3. Fidelibus seu sacerdotibus id petentibus, parochus celebrationes, hac in forma extraordinaria, permittat etiam in adiunctis peculiaribus, uti sunt matrimonia, exsequiae aut celebrationes occasionales, verbi gratia peregrinationes.

§ 4. Sacerdotes Missali B. Ioannis XXIII utentes, idonei esse debent ac iure non impediti.

§ 5. In ecclesiis, quae non sunt nec paroeciales nec conventuales, Rectoris ecclesiae est concedere licentiam de qua supra.

Art. 6. In Missis iuxta Missale B. Ioannis XXIII celebratis cum populo, Lectiones proclamari possunt etiam lingua vernacula, utendo editionibus ab Apostolica Sede recognitis.

Art. 7. Ubi aliquis coetus fidelium laicorum, de quo in art. 5 § 1 petita a parocho non obtinuerit, de re certiorem faciat Episcopum dioecesanum. Episcopus enixe rogatur ut eorum optatum exaudiat. Si ille ad huiusmodi celebrationem providere non potest res ad Pontificiam Commissionem “Ecclesia Dei” referatur.

Art. 8. Episcopus, qui vult providere huiusmodi petitionibus christifidelium laicorum, sed ob varias causas impeditur, rem Pontificiae Commissioni “Ecclesia Dei” committere potest, quae ei consilium et auxilium dabit.

Art. 9, § 1. Parochus item, omnibus bene perpensis, licentiam concedere potest utendi rituali antiquiore in administrandis sacramentis Baptismatis, Matrimonii, Poenitentiae et Unctionis Infirmorum, bono animarum id suadente.

§ 2. Ordinariis autem facultas conceditur celebrandi Confirmationis sacramentum utendo Pontificali Romano antiquo, bono animarum id suadente.

§ 3. Fas est clericis in sacris constitutis uti etiam Breviario Romano a B. Ioanne XXIII anno 1962 promulgato.

Art 10. Fas est Ordinario loci, si opportunum iudicaverit, paroeciam personalem ad normam canonis 518 pro celebrationibus iuxta formam antiquiorem ritus romani erigere aut rectorem vel cappellanum nominare, servatis de iure servandis.

Art. 11. Pontificia Commissio “Ecclesia Dei” a Ioanne Paulo II anno 1988 erecta[5], munus suum adimplere pergit.

Quae Commissio formam, officia et normas agendi habeat, quae Romanus Pontifex ipsi attribuere voluerit.

Art. 12. Eadem Commissio, ultra facultates quibus iam gaudet, auctoritatem Sanctae Sedis exercebit, vigilando de observantia et applicatione harum dispositionum.

Quaecumque vero a Nobis hisce Litteris Apostolicis Motu proprio datis decreta sunt, ea omnia firma ac rata esse et a die decima quarta Septembris huius anni, in festo Exaltationis Sanctae Crucis, servari iubemus, contrariis quibuslibet rebus non obstantibus.

Datum Romae, apud Sanctum Petrum, die septima mensis Iulii, anno Domini MMVII, Pontificatus Nostri tertio.

BENEDICTUS PP. XVI




--------------------------------------------------------------------------------

[1] Institutio generalis Missalis Romani, Editio tertia, 2002, 397
[2] Ioannes Paulus Pp. II, Litt. ap. Vicesimus quintus annus (4 Decembris 1988), 3: AAS 81 (1989), 899.
[3]Ibid.
[4]S. Pius Pp. X, Litt. Ap. Motu proprio datae Abhinc duos annos (23 Octobris 1913): AAS 5 (1913), 449-450; cfr Ioannes Paulus II, Litt. ap. Vicesimus quintus annus (4 Decembris 1988), 3: AAS 81 (1989), 899.
[5] Cfr Ioannes Paulus Pp. II, Litt. ap. Motu proprio datae Ecclesia Dei (2 iulii 1988), 6: AAS 80 (1988), 1498

Juan Manuel Soria dijo...

"LOS SUMOS PONTÍFICES hasta nuestros días se preocuparon constantemente porque la Iglesia de Cristo ofreciese a la Divina Majestad un culto digno de "alabanza y gloria de Su nombre" y "del bien de toda su Santa Iglesia".

"Desde tiempo inmemorable, como también para el futuro, es necesario mantener el principio según el cual, "cada Iglesia particular debe concordar con la Iglesia universal, no solo en cuanto a la doctrina de la fe y a los signos sacramentales, sino también respecto a los usos universalmente aceptados de la ininterrumpida tradición apostólica, que deben observarse no solo para evitar errores, sino también para transmitir la integridad de la fe, para que la ley de la oración de la Iglesia corresponda a su ley de fe". (1)

"Entre los pontífices que tuvieron esa preocupación resalta el nombre de San Gregorio Magno, que hizo todo lo posible para que a los nuevos pueblos de Europa se transmitiera tanto la fe católica como los tesoros del culto y de la cultura acumulados por los romanos en los siglos precedentes. Ordenó que fuera definida y conservada la forma de la sagrada Liturgia, relativa tanto al Sacrificio de la Misa como al Oficio Divino, en el modo en que se celebraba en la Urbe. Promovió con la máxima atención la difusión de los monjes y monjas que, actuando según la regla de San Benito, siempre junto al anuncio del Evangelio ejemplificaron con su vida la saludable máxima de la Regla: "Nada se anticipe a la obra de Dios" (cap.43). De esa forma la Sagrada Liturgia, celebrada según el uso romano, enriqueció no solamente la fe y la piedad, sino también la cultura de muchas poblaciones. Consta efectivamente que la liturgia latina de la Iglesia en sus varias formas, en todos los siglos de la era cristiana, ha impulsado en la vida espiritual a numerosos santos y ha reforzado a tantos pueblos en la virtud de la religión y ha fecundado su piedad".

"Muchos otros pontífices romanos, en el transcurso de los siglos, mostraron particular solicitud porque la sacra Liturgia manifestase de la forma más eficaz esta tarea: entre ellos destaca San Pío V, que sostenido de gran celo pastoral, tras la exhortación de Concilio de Trento, renovó todo el culto de la Iglesia, revisó la edición de los libros litúrgicos enmendados y "renovados según la norma de los Padres" y los dio en uso a la Iglesia Latina" .

"Entre los libros litúrgicos del Rito romano resalta el Misal Romano, que se desarrolló en la ciudad de Roma, y que, poco a poco, con el transcurso de los siglos, tomó formas que tienen gran semejanza con las vigentes en tiempos más recientes".

"Fue éste el objetivo que persiguieron los Pontífices Romanos en el curso de los siguientes siglos, asegurando la actualización o definiendo los ritos y libros litúrgicos, y después, al inicio de este siglo, emprendiendo una reforma general"(2). Así actuaron nuestros predecesores Clemente VIII, Urbano VIII, san Pío X (3), Benedicto XV, Pío XII y el beato Juan XXIII.

"En tiempos recientes, el Concilio Vaticano II expresó el deseo che la debida y respetuosa reverencia respecto al culto divino, se renovase de nuevo y se adaptase a las necesidades de nuestra época. Movido de este deseo, nuestro predecesor, el Sumo Pontífice Pablo VI, aprobó en 1970 para la Iglesia latina los libros litúrgicos reformados, y en parte, renovados. Èstos, traducidos a las diversas lenguas del mundo, fueron acogidos de buen grado por los obispos, sacerdotes y fieles. Juan Pablo II revisó la tercera edición típica del Misal Romano. Así los Pontífices Romanos han actuado "para que esta especie de edificio litúrgico (.) apareciese nuevamente esplendoroso por dignidad y armonía"(4).

"En algunas regiones, sin embargo, no pocos fieles adhirieron y siguen adhiriendo con mucho amor y afecto a las anteriores formas litúrgicas, que habían embebido tan profundamente su cultura y su espíritu, que el Sumo Pontífice Juan Pablo II, movido por la preocupación pastoral respecto a estos fieles, en el año 1984, con el indulto especial "Quattuor abhinc annos", emitido por la Congregación para el Culto Divino, concedió la facultad de usar el Misal Romano editado por el beato Juan XXIII en el año 1962; más tarde, en el año 1988, con la Carta Apostólica "Ecclesia Dei", dada en forma de Motu proprio, Juan Pablo II exhortó a los obispos a utilizar amplia y generosamente esta facultad a favor de todos los fieles que lo solicitasen"

"Después de la consideración por parte de nuestro predecesor Juan Pablo II de las insistentes peticiones de estos fieles, después de haber escuchado a los Padres Cardenales en el consistorio del 22 de marzo de 2006, tras haber reflexionado profundamente sobre cada uno de los aspectos de la cuestión, invocado al Espíritu Santo y contando con la ayuda de Dios, con las presentes Cartas Apostólicas establecemos lo siguiente:

Art. 1.- El Misal Romano promulgado por Pablo VI es la expresión ordinaria de la "Lex orandi" ("Ley de la oración"), de la Iglesia católica de rito latino. No obstante el Misal Romano promulgado por San Pío V y nuevamente por el beato Juan XXIII debe considerarse como expresión extraordinaria de la misma "Lex orandi" y gozar del respeto debido por su uso venerable y antiguo. Estas dos expresiones de la "Lex orandi" de la Iglesia no llevarán de forma alguna a una división de la "Lex credendi" ("Ley de la fe") de la Iglesia; son, de hecho, dos usos del único rito romano.

Por eso es lícito celebrar el Sacrificio de la Misa según la edición típica del Misal Romano promulgado por el beato Juan XXIII en 1962, que no se ha abrogado nunca, como forma extraordinaria de la Liturgia de la Iglesia. Las condiciones para el uso de este misal establecidas en los documentos anteriores "Quattuor abhinc annis" y "Ecclesia Dei", se sustituirán como se establece a continuación:

Art. 2.- En las Misas celebradas sin el pueblo, todo sacerdote católico de rito latino, tanto secular como religioso, puede utilizar sea el Misal Romano editado por el beato Papa Juan XXIII en 1962 que el Misal Romano promulgado por el Papa Pablo VI en 1970, en cualquier día, exceptuado el Triduo Sacro. Para dicha celebración siguiendo uno u otro misal, el sacerdote no necesita ningún permiso, ni de la Sede Apostólica ni de su Ordinario.

Art. 3.- Las comunidades de los institutos de vida consagrada y de las Sociedades de vida apostólica, de derecho tanto pontificio como diocesano, que deseen celebrar la Santa Misa según la edición del Misal Romano promulgado en 1962 en la celebración conventual o "comunitaria" en sus oratorios propios, pueden hacerlo. Si una sola comunidad o un entero Instituto o Sociedad quiere llevar a cabo dichas celebraciones a menudo o habitualmente o permanentemente, la decisión compete a los Superiores mayores según las normas del derecho y según las reglas y los estatutos particulares.

Art 4.- A la celebración de la Santa Misa, a la que se refiere el artículo 2, también pueden ser admitidos -observadas las normas del derecho- los fieles que lo pidan voluntariamente.

Art.5. õ1.- En las parroquias, donde haya un grupo estable de fieles adherentes a la precedente tradición litúrgica, el párroco acogerá de buen grado su petición de celebrar la Santa Misa según el rito del Misal Romano editado en 1962. Debe procurar que el bien de estos fieles se armonice con la atención pastoral ordinaria de la parroquia, bajo la guía del obispo como establece el can. 392 evitando la discordia y favoreciendo la unidad de toda la Iglesia. õ 2.-La celebración según el Misal del beato Juan XXIII puede tener lugar en día ferial; los domingos y las festividades puede haber también una celebración de ese tipo. õ 3.- El párroco permita también a los fieles y sacerdotes que lo soliciten la celebración en esta forma extraordinaria en circunstancias particulares, como matrimonios, exequias o celebraciones ocasionales, como por ejemplo las peregrinaciones. õ 4.- Los sacerdotes que utilicen el Misal del beato Juan XXIII deben ser idóneos y no tener ningún impedimento jurídico. õ 5.- En las iglesias que no son parroquiales ni conventuales, es competencia del Rector conceder la licencia más arriba citada.

Art.6. En las misas celebradas con el pueblo según el Misal del Beato Juan XXIII, las lecturas pueden ser proclamadas también en la lengua vernácula, usando ediciones reconocidas por la Sede Apostólica.

Art.7. Si un grupo de fieles laicos, como los citados en el art. 5, õ1, no ha obtenido satisfacción a sus peticiones por parte del párroco, informe al obispo diocesano. Se invita vivamente al obispo a satisfacer su deseo. Si no puede proveer a esta celebración, el asunto se remita a la Pontificia Comisión "Ecclesia Dei".

Art. 8. El obispo, que desea responder a estas peticiones de los fieles laicos, pero que por diferentes causas no puede hacerlo, puede indicarlo a la Comisión "Ecclesia Dei" para que le aconseje y le ayude.

Art. 9. õ1. El párroco, tras haber considerado todo atentamente, puede conceder la licencia para usar el ritual precedente en la administración de los sacramentos del Bautismo, del Matrimonio, de la Penitencia y de la Unción de Enfermos, si lo requiere el bien de las almas. õ2. A los ordinarios se concede la facultad de celebrar el sacramento de la Confirmación usando el precedente Pontifical Romano, siempre que lo requiera el bien de las almas. õ3. A los clérigos constituidos "in sacris" es lícito usar el Breviario Romano promulgado por el Beato Juan XXIII en 1962.

Art. 10. El ordinario del lugar, si lo considera oportuno, puede erigir una parroquia personal según la norma del canon 518 para las celebraciones con la forma antigua del rito romano, o nombrar un capellán, observadas las normas del derecho.

Art. 11. La Pontificia Comisión "Ecclesia Dei", erigida por Juan Pablo II en 1988, sigue ejercitando su misión. Esta Comisión debe tener la forma, y cumplir las tareas y las normas que el Romano Pontífice quiera atribuirle.

Art. 12. La misma Comisión, además de las facultades de las que ya goza, ejercitará la autoridad de la Santa Sede vigilando sobre la observancia y aplicación de estas disposiciones.

Todo cuanto hemos establecido con estas Cartas Apostólicas en forma de Motu Proprio, ordenamos que se considere "establecido y decretado" y que se observe desde el 14 de septiembre de este año, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, pese a lo que pueda haber en contrario.

Dado en Roma, en San Pedro, el 7 de julio de 2007, tercer año de mi Pontificado.

NOTAS

(1) Ordinamento generale del Messale Romano 3 ed. 2002, n.937 (2) JUAN PABLO II, Lett. ap. Vicesimus quintus annus, 4 dicembre 1988, 3: AAS 81 (1989), 899 (3) Ibid. JUAN PABLO II, Lett. ap. Vicesimus quintus annus, 4 dicembre 1988, 3: AAS 81 (1989), 899

(4) S. PIO X, Lett. ap. Motu propio data, Abhinc duos annos, 23 ottobre 1913: AAS 5 (1913), 449-450; cfr JUAN PABLO II lett. ap. Vicesimus quintus annus, n. 3: AAS 81 (1989), 899

(5) Cfr IOANNES PAULUS II, Lett. ap. Motu proprio data Ecclesia Dei, 2 luglio 1988, 6: AAS 80 (1988), 1498

Juan Manuel Soria dijo...

CARTA DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI A LOS OBISPOS DE TODO EL MUNDO PARA PRESENTAR EL "MOTU PROPRIO" SOBRE EL USO DE LA LITURGIA ROMANA ANTERIOR A LA REFORMA DEL AÑO 1970


Queridos Hermanos en el Episcopado:

Con gran confianza y esperanza pongo en vuestras manos de Pastores el texto de una nueva Carta Apostólica "Motu Proprio data" sobre el uso de la liturgia romana anterior a la reforma efectuada en 1970. El documento es fruto de largas reflexiones, múltiples consultas y de oración.

Noticias y juicios hechos sin información suficiente han creado no poca confusión. Se han dado reacciones muy divergentes, que van desde una aceptación con alegría a una oposición dura, a un proyecto cuyo contenido en realidad no se conocía.

A este documento se contraponían más directamente dos temores, que quisiera afrontar un poco más de cerca en esta carta.

En primer lugar existe el temor de que se menoscabe la Autoridad del Concilio Vaticano II y de que una de sus decisiones esenciales – la reforma litúrgica – se ponga en duda. Este temor es infundado. Al respecto, es necesario afirmar en primer lugar que el Misal, publicado por Pablo VI y reeditado después en dos ediciones sucesivas por Juan Pablo II, obviamente es y permanece la Forma normal – la Forma ordinaria – de la Liturgia Eucarística. La última redacción del Missale Romanum, anterior al Concilio, que fue publicada con la autoridad del Papa Juan XXIII en 1962 y utilizada durante el Concilio, podrá, en cambio, ser utilizada como Forma extraordinaria de la Celebración litúrgica. Non es apropiado hablar de estas dos redacciones del Misal Romano como si fueran "dos Ritos". Se trata, más bien, de un doble uso del mismo y único Rito.

Por lo que se refiere al uso del Misal de 1962, como Forma extraordinaria de la Liturgia de la Misa, quisiera llamar la atención sobre el hecho de que este Misal no ha sido nunca jurídicamente abrogado y, por consiguiente, en principio, ha quedado siempre permitido. En el momento de la introducción del nuevo Misal, no pareció necesario emitir normas propias para el posible uso del Misal anterior. Probablemente se supuso que se trataría de pocos casos singulares que podrían resolverse, caso por caso, en cada lugar. Después, en cambio, se demostró pronto que no pocos permanecían fuertemente ligados a este uso del Rito romano que, desde la infancia, se les había hecho familiar. Esto sucedió, sobre todo, en los Países en los que el movimiento litúrgico había dado a muchas personas una notable formación litúrgica y una profunda e íntima familiaridad con la Forma anterior de la Celebración litúrgica. Todos sabemos que, en el movimiento guiado por el Arzobispo Lefebvre, la fidelidad al Misal antiguo llegó a ser un signo distintivo externo; pero las razones de la ruptura que de aquí nacía se encontraban más en profundidad. Muchas personas que aceptaban claramente el carácter vinculante del Concilio Vaticano II y que eran fieles al Papa y a los Obispos, deseaban no obstante reencontrar la forma, querida para ellos, de la sagrada Liturgia. Esto sucedió sobre todo porque en muchos lugares no se celebraba de una manera fiel a las prescripciones del nuevo Misal, sino que éste llegó a entenderse como una autorización e incluso como una obligación a la creatividad, lo cual llevó a menudo a deformaciones de la Liturgia al límite de lo soportable. Hablo por experiencia porque he vivido también yo aquel periodo con todas sus expectativas y confusiones. Y he visto hasta qué punto han sido profundamente heridas por las deformaciones arbitrarias de la Liturgia personas que estaban totalmente radicadas en la fe de la Iglesia.

El Papa Juan Pablo II se vio por tanto obligado a ofrecer con el Motu Proprio "Ecclesia Dei" del 2 de julio de 1988, un cuadro normativo para el uso del Misal de 1962, pero que no contenía prescripciones detalladas sino que apelaba, en modo más general, a la generosidad de los Obispos respecto a las "justas aspiraciones" de aquellos fieles que pedían este uso del Rito romano. En aquel momento el Papa quería ayudar de este modo sobre todo a la Fraternidad San Pío X a reencontrar la plena unidad con el Sucesor de Pedro, intentando curar una herida que era sentida cada vez con más dolor. Por desgracia esta reconciliación hasta ahora no se ha logrado; sin embargo una serie de comunidades han utilizado con gratitud las posibilidades de este Motu Proprio. Permanece difícil, en cambio, la cuestión del uso del Misal de 1962 fuera de estos grupos, para los cuales faltaban normas jurídicas precisas, sobre todo porque a menudo los Obispos en estos casos temían que la autoridad del Concilio fuera puesta en duda. Enseguida después del Concilio Vaticano II se podía suponer que la petición del uso del Misal de 1962 se limitaría a la generación más anciana que había crecido con él, pero desde entonces se ha visto claramente que también personas jóvenes descubren esta forma litúrgica, se sienten atraídos por ella y encuentran en la misma una forma, particularmente adecuada para ellos, de encuentro con el Misterio de la Santísima Eucaristía. Así ha surgido la necesidad de un reglamento jurídico más claro que, en tiempos del Motu Proprio de 1988 no era previsible; estas Normas pretenden también liberar a los Obispos de tener que valorar siempre de nuevo cómo responder a las diversas situaciones.

En segundo lugar, en las discusiones sobre el esperado Motu Proprio, se expresó el temor de que una más amplia posibilidad de uso del Misal de 1962 podría llevar a desórdenes e incluso a divisiones en las comunidades parroquiales. Tampoco este temor me parece realmente fundado. El uso del Misal antiguo presupone un cierto nivel de formación litúrgica y un acceso a la lengua latina; tanto uno como otro no se encuentran tan a menudo. Ya con estos presupuestos concretos se ve claramente que el nuevo Misal permanecerá, ciertamente, la Forma ordinaria del Rito Romano, no sólo por la normativa jurídica sino por la situación real en que se encuentran las comunidades de fieles.

Es verdad que no faltan exageraciones y algunas veces aspectos sociales indebidamente vinculados a la actitud de los fieles que siguen la antigua tradición litúrgica latina. Vuestra caridad y prudencia pastoral serán estímulo y guía para un perfeccionamiento. Por lo demás, las dos Formas del uso del Rito romano pueden enriquecerse mutuamente: en el Misal antiguo se podrán y deberán inserir nuevos santos y algunos de los nuevos prefacios. La Comisión "Ecclesia Dei", en contacto con los diversos entes locales dedicados al usus antiquior, estudiará las posibilidades prácticas. En la celebración de la Misa según el Misal de Pablo VI se podrá manifestar, en un modo más intenso de cuanto se ha hecho a menudo hasta ahora, aquella sacralidad que atrae a muchos hacia el uso antiguo. La garantía más segura para que el Misal de Pablo VI pueda unir a las comunidades parroquiales y sea amado por ellas consiste en celebrar con gran reverencia de acuerdo con las prescripciones; esto hace visible la riqueza espiritual y la profundidad teológica de este Misal.

De este modo he llegado a la razón positiva que me ha motivado a poner al día mediante este Motu Proprio el de 1988. Se trata de llegar a una reconciliación interna en el seno de la Iglesia. Mirando al pasado, a las divisiones que a lo largo de los siglos han desgarrado el Cuerpo de Cristo, se tiene continuamente la impresión de que en momentos críticos en los que la división estaba naciendo, no se ha hecho lo suficiente por parte de los responsables de la Iglesia para conservar o conquistar la reconciliación y la unidad; se tiene la impresión de que las omisiones de la Iglesia han tenido su parte de culpa en el hecho de que estas divisiones hayan podido consolidarse. Esta mirada al pasado nos impone hoy una obligación: hacer todos los esfuerzos para que a todos aquellos que tienen verdaderamente el deseo de la unidad se les haga posible permanecer en esta unidad o reencontrarla de nuevo. Me viene a la mente una frase de la segunda carta a los Corintios donde Pablo escribe: "Corintios, os hemos hablado con toda franqueza; nuestro corazón se ha abierto de par en par. No está cerrado nuestro corazón para vosotros; los vuestros sí que lo están para nosotros. Correspondednos; ... abríos también vosotros" (2 Cor 6,11-13). Pablo lo dice ciertamente en otro contexto, pero su invitación puede y debe tocarnos a nosotros, justamente en este tema. Abramos generosamente nuestro corazón y dejemos entrar todo a lo que la fe misma ofrece espacio.

No hay ninguna contradicción entre una y otra edición del Missale Romanum. En la historia de la Liturgia hay crecimiento y progreso pero ninguna ruptura. Lo que para las generaciones anteriores era sagrado, también para nosotros permanece sagrado y grande y no puede ser improvisamente totalmente prohibido o incluso perjudicial. Nos hace bien a todos conservar las riquezas que han crecido en la fe y en la oración de la Iglesia y de darles el justo puesto. Obviamente para vivir la plena comunión tampoco los sacerdotes de las Comunidades que siguen el uso antiguo pueden, en principio, excluir la celebración según los libros nuevos. En efecto, no sería coherente con el reconocimiento del valor y de la santidad del nuevo rito la exclusión total del mismo.

En conclusión, queridos Hermanos, quiero de todo corazón subrayar que estas nuevas normas no disminuyen de ningún modo vuestra autoridad y responsabilidad ni sobre la liturgia, ni sobre la pastoral de vuestros fieles. Cada Obispo, en efecto es el moderador de la liturgia en la propia diócesis (cfr. Sacrosanctum Concilium, n. 22: "Sacrae Liturgiae moderatio ab Ecclessiae auctoritate unice pendet quae quidem est apud Apostolicam Sedem et, ad normam iuris, apud Episcoporum").

Por tanto, no se quita nada a la autoridad del Obispo cuyo papel será siempre el de vigilar para que todo se desarrolle con paz y serenidad. Si surgiera algún problema que el párroco no pueda resolver, el Ordinario local podrá siempre intervenir, pero en total armonía con cuanto establecido por las nuevas normas del Motu Proprio.

Además os invito, queridos Hermanos, a escribir a la Santa Sede un informe sobre vuestras experiencias tres años después de que entre en vigor este Motu Proprio. Si vinieran a la luz dificultades serias se buscarían vías para encontrar el remedio.

Queridos Hermanos, con ánimo agradecido y confiado, confío a vuestro corazón de Pastores estas páginas y las normas del Motu Prorpio. Recordemos siempre las palabras que el Apóstol Pablo dirigió a los presbíteros de Efeso "Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual os ha puesto el Espíritu Santo como vigilantes para pastorear la Iglesia de Dios, que él se adquirió con la sangre de su propio Hijo" (Hechos 20,28).

Confío a la potente intercesión de María, Madre de la Iglesia, estas nuevas normas e imparto de corazón mi Bendición Apostólica a Vosotros, queridos Hermanos, a los párrocos de vuestras diócesis y a todos los sacerdotes, vuestros colaboradores, así como a todos vuestros fieles.

Dado en San Pedro, el 7 de Julio 2007.

BENEDICTUS PP. XVI

Luk@s dijo...

Severian, el consenso es precisamente una de las patas de la hegemonía burguesa (consenso + coerción). Ya decía Carlitos que en una sociedad de clases la clase explotada tenía que, de alguna manera, consentir esa explotación (y de hecho casi siempre lo hizo desde alguna cobertura ideológica, la democracia por ejemplo).

Ahora bien, en una democracia la clase explotada tiene muchas más posibilidades de organizarse, de expresarse, de movilizarse, que en una dictadura militar. Eso es cierto y es bueno, pero no es suficiente porque no termina con el problema principal: la explotación. Dentro del sistema capitalista, el mejor régimen capitalista es la democracia.

Cuando sobrevienen las crisis del sistema capitalista la hegemonía de la burguesía entra a ser discutida porque son discutidos los fundamentos de ese sistema. Deja de haber consenso y a la clase explotada hasta se le puede llegar a ocurrir, horror, que el mundo sería mejor si ella tomara el poder y acabara con la explotación. Durante las crisis aparece con claridad la cuestión del poder. A la burguesía no le queda más que recurrir a la fuerza (coerción) para tratar de asegurar su dominación. Sin embargo eso no alcanza, lo sabemos, “las bayonetas sirven para muchas cosas menos para sentarse sobre ellas” se suele decir.

El marco de legalidad sirve a la burguesía cuando hay consenso acerca de su dominación. Cuando por la dominación que ejerce son sus ideas las que dominan. En el cielo de la ideología también se da la terrena lucha de clases. Cuando el poder material de la burguesía es discutido por el proletariado en la calle, las ideas dominantes (de la burguesía) también son discutidas. Cuando no hay consenso, la burguesía se apoya en la fuerza (necesitará reprimir el ascenso revolucionario del proletariado para poder volver a instalar su hegemonía).

Esto ocurrió en el período que fue desde 1969 hasta 1976. La hegemonía de la burguesía fue discutida por una fracción importante pero minoritaria de la clase obrera y la pequeña burguesía.

El consenso sobre la democracia Argentina se basa a mi criterio en el miedo a la violencia Estatal (Coerción) y a la falsa conciencia de que tenemos el mal menor (sería conciencia verdadera si la única otra opción fuera la dictadura militar). Se basa también en la certeza de que cuando se quiere obligar a las autoridades a hacer algo, por medios distintos a los institucionales, las posibilidades de morir bajo las balas del Estado es mayor.

En el 2001 sucedió algo parecido, la autoridad estatal fue discutida. Si cuando te dicen estado de sitio, salís a la calle y no hacés caso a la autoridad que te indica que te quedes en casa y no se junten más de tres, objetivamente estás luchando por el poder aunque subjetivamente no quieras tomarlo. Si te parás ante los caballos o hasta los tanques que te quieren correr, objetivamente estás enfrentando al poder estatal, como ocurrió durante el Cordobazo.

Esas situaciones suelen abrir un proceso revolucionario caracterizado por avances, retrocesos, detenciones, avances. El camino que lleva a la revolución no es una pista de avión. Pero para que la revolución sea un tema actual tampoco hace falta que los obreros estén en las calles haciendo barricadas.

Con respecto a la debilidad de la “gente común” ante las fuerzas organizadas del Estado eso es cierto si, y solo si, esa gente común no está organizada en un partido que concentre la acción de esas masas.

Si, por ejemplo, un partido logra congregar a la mayoría de los obreros que trabajan en el sector hidrocarburos y lográs que en una lucha abierta dejen el trabajo en forma sostenida en el tiempo, en menos de un mes las fuerzas represivas estatales no tendrán combustible para movilizar su maquinaria. El proletariado es poderoso porque puede bajar la palanca de la producción pero es débil si no se organiza. La burguesía es poderosa porque cuenta con el aparato estatal pero es débil porque si enfrenta a un proletariado organizado y decidido no tiene fuerzas materiales suficientes para oponerse.

Entonces, lo que se vuelve absolutamente necesario es que los partidos de izquierda vayan a las fábricas (hoy la Argentina está funcionando al máximo de su capacidad industrial). Que cada vez más obreros pierdan la esperanza en las salidas reformistas que por experiencia sabemos inútiles no ya en el largo plazo sino en el mediano plazo (7-10 años).

Nicolás Iñigo Carrera (de PIMSA) calculaba en un trabajo que los asalariados en Argentina representaban más del 80% de la población (la fracción obrera es un porcentaje inferior). Supongamos que en la Argentina hay un total de 5.000.000 de obreros. Ahora imaginemos que el 10% de esos obreros (500.000) siguen fielmente la línea política un partido revolucionario de los trabajadores. Si la dirección no resulta muy estúpida, eso representa una fuerza que el aparato estatal no puede enfrentar. En ese escenario, la clase obrera incluso podría pasar por arriba a la burguesía y, probablemente, arrastraría detrás de su estrategia revolucionaria a fracciones importantes de la pequeña burguesía.

Todo esto que parece extravagante, es la única salida que veo para no tener que contentarnos con lo que hay.

Luk@s dijo...

Fe de erratas: Donde dice "Dentro del sistema capitalista, el mejor régimen capitalista es la democracia.", léase "Dentro del sistema capitalista, el mejor régimen POLÍTICO es la democracia."

Severian dijo...

(Que mala leche! se me acaba de borrar el comment que habia escrito! todo de nuevo!)

Pero entonces la pregunta es ¿qué hacer?

No tengo idea. Si yo lo supiera no estaria aca debatiendolo. No me enorgullezco de mis dudas ni las convierto en un modo de vida, al contrario, me dan pena. Pero no seria honesto ignorarlas.

Las reglas de la democracia burguesa (que la burguesía incumple total o parcialmente) no son normas inmutables bajadas del cielo, son resultado de una puja histórica. Suponer que son un marco inalterable que está por encima de las clases en conflicto es ingenuidad pura.

Es cierto. Pero como estan dadas las cosas creo que esas reglas protegen mas de lo que da#an. Hace treinta a#os el service no estaria intentando pasar la palabra de verificacion de blogger, sino que ya nos hubiera pegado un tiro, por las dudas. Deberiamos aprender de eso.

Así que es necesario entender que el campeon de esgrima no va a respetar las reglas de la esgrima y eventualmente utilizará un cañón. La historia lo prueba. Simplemente digo que hay que considerar esto.


Lo hago. Por esa misma razon prefiero abstenerme de entrar en su juego hasta que no me compre un misil.

Ahora bien, lo que sí me parece un cliché es eso de que "si usamos los mismos medios que ellos vamos a convertirnos en lo mismo".

Puede ser, pero vos estas seguro de que no es asi? Si te digo que la revolucion rusa dio origen a un Stalin, me contestas que fue en realidad debido al contexto en el que se dio esa revolucion, en un pais atrasado y marginal. Pero no creo que eso cambie nada. Fijate: si yo te digo que la democracia argentina no funciona porque se trata de un pais sin experiencia democratica despues de cincuenta a#os de dictadura, tu respuesta tal vez seria que en realidad nuestra situacion es parte de los vicios de la democracia burguesa, que esta condenada a que estas cosas pasen. Pero como sabes que el socialismo no esta condenado a que los Stalins pasen? Por que la ineficiencia para satisfacer sus objetivos, que en un caso es un vicio, en el otro es una situacion excepcional?

Hay otra cosa que no siempre se tiene en cuenta. En cualquier contruccion colectiva, coexiste gente de los mas heterogenea. En una hipotetica charla cara a cara entre Firmenich y Walsh, coincidirian en bastante poco, y probablemnte en nada si ambos fueran sinceros. Si se trata de un proyecto de conquista del poder, alguna personas participan de el con la conviccion de que el acceso al poder es un medio para lograr un objetivo mayor, trascendente. Otros en cambio, solo participan por la ambicion del poder mismo. En un contexto violento, creo que necesariamente el inescrupuloso se impone por sobre el idealista, simplemente porque se permite mas herramientas. Luego el triunfo del proyecto solo resultaria en una desilusion.

Por eso creo que la violencia puede en todo caso ser un medio para proteger objetivos mas importantes, a modo defensivo, pero no un medio de acceso al poder.

Severian dijo...

Juanma, se siente bien?

Jack Celliers dijo...

Juanma, hago mía la inquietud de Severian, ¿Te sentís bien? Conozco un terapeuta bastante bueno...

Seve: (hay que hacer copy cada tanto!)

Cita va, cita viene:

Es cierto. Pero como estan dadas las cosas creo que esas reglas protegen mas de lo que da#an. Hace treinta a#os el service no estaria intentando pasar la palabra de verificacion de blogger, sino que ya nos hubiera pegado un tiro, por las dudas. Deberiamos aprender de eso.

Por enésima vez: nadie desprecia la demoracia. Lo que digo es que precisamente para defender esas reglas es que las luchas son útiles y necesarias. No hay que dar pasos en falso ni ir a efrentamientos suicidas, pero tampoco hay que dejar de pulsear contra el poder. Es difícil, porque el poder va probando la provocación, y mata. Las reglas de las que hablás no protegen a todos, te protegen relativaente a vos y a mi, pero de poco le sirvieron a Kosteki y a Santillán, que - repitamos - no tenían ningún arma en la mano.

Pero como sabes que el socialismo no esta condenado a que los Stalins pasen? Por que la ineficiencia para satisfacer sus objetivos, que en un caso es un vicio, en el otro es una situacion excepcional?

Esta es una buena pregunta, y se puede responder con un análisis político un poco extenso pero se me ocurre, al menos para empezar, una forma fácil y resumida de explicar por qué pienso que

1) La democracia burguesa es un régimen de explotación con algunas libertades ganadas a fuerza de lucha de clases. Si estudiás la historia ni una sola de las conquistas relativas a derechos sociales y laborales tuvo lugar sin lucha: el trabajo de los niños, las "tres por ocho horas" (descanso, diversión, trabajo), el derecho de sindicalización y huelga, la libertad de expresión, etc. ninguna fueron graciosas concesiones.

El estado de bienestar keynesiano tuvo lugar (¡justo!) durante el auge de la URSS y cayó (¡justo, justo!) junto con ella, incluso junto con muchos otros derechos (como las tres por ocho, que hoy son cada día más una ilusión).

Los países democráticos desarrollados son países imperialistas que exportan su crisis a la periferia, e incluso en muchos de ellos (EEUU) hay trabajadores en condiciones miserables, o inmigrantes (UE) sin ningún derecho. El orden económico internacional reproduce esta desigualdad a escala global.

O sea que la defensa de la democracia burguesa es fácil desde el punto de vista de una persona de clase media, pero imposible desde el punto de vista de un marginado, un laburante del cordón industrial del gran bs as o del Congo.

Me fumo un cigarro y prosigo con el otro punto: por qué pienso que el stalinismo no es el destino natural e inevitable del socialismo.

magda dijo...

Kosteki y Santillán no tenían ningún arma, como tantos asesinados en nombre del socialismo (y no interesa si eran stalinistas, maoístas, Trotsky también fue otro asesino).

La diferencia radica en que en nuestro país con todos sus defectos y cagadas hay una constitución liberal y los asesinos de los muchachos fueron a juicio. Los parientes de los masacrados por el socialismo en la Unión Soviética, en China, etc. no tuvieron la misma posibilidad.

Cuando se habla del socialismo salvo en caso de ceguera profunda hay que reconocer los hechos aberrantes cometidos en su nombre. Si no hablamos de algo etéreo tan noble como los unicornios.

Jack Celliers dijo...

Los asesinos de Kosteki y Santillán fueron juzgados no por obra y gracia de ninguna constitución liberal sino por la presión de la lucha popular, y el comisario responsable del asesinato de ambos está bajo un régimen de privilegio en una cárcel VIP mientras un ladrón de carteras villero tiene que sobrevivir en condiciones inhumanas en una cárcel de verdad.

Los crímenes cometidos por la burocracia en la URSS y China nadie tiene la intención de callarlos y Trotsky fue la única voz que se alzó contra Stalin durante los procesos de Moscú mientras la prensa occidental callaba, como hoy se hacen excelentes negocios con China.

Así que querida magda, el unicornio de la constitución liberal andá a vendérselo a alguien un poco más ingenuo.

Seve: Y ya que estamos con el tema, el stalinismo no es la desembocadura natural del socialismo, y para no complicarse demasiado con análisis complejos podemos aplicar un poco de perspectiva. El stalinismo fue un régimen de mierda, su origen y desarrollo fue analizado in extenso (como corresponde a cualquier problema complejo si uno no quiere caer en clichés) por Trotsky. Pero con todo lo que fue, el stalinismo sale ganando ampliamente si se tiene en cuenta de dónde surgió. El zarismo ruso no tenía nada de mejor, y gracias al socialismo la URSS logro avances en educación, salud y justicia social muy importantes. El culto a la personalidad stalinista era una bosta, pero incomparablemente mejor comparativamente hablando que el régimen de servidumbre que la revolución rusa reemplazó.

Si quiero analizar un régimen en su desarrollo dentro de un país tengo que hacerlo en términos comparativos con lo que ese país era, porque el socialismo en Rusia tuvo que luchar contra atrasos inmensos en todas las áreas, estamos hablando de pueblos enteros que desconocían no ya la lectoescritura sino el uso del inodoro, y no es una ironía.

Por supuesto que si comparo el socialismo tal como se dio en Rusia con un país imperialista occidental el resultado es pobre, pero estamos hablando de países que tuvieron más de un siglo para desarrollar el capitalismo basándose en la explotación de colonias o mercados cautivos contra el desarrollo de un sistema en un pais atrasadísimo invadido por seis ejércitos de ocupación, sin industria, sin tecnificación agrícola, sin posición en el mercado internacional, convulsionado por décadas de revoluciones y acostumbrado a un régimen de atraso y servidumbre de característica feudales.

Analizar el stalinismo sin tener en cuanta nada de esto y mostrarlo como una consecuencia del "socialismo" es pura propaganda y venta de unicornios, que como sabemos no existen.

Salute.

magda dijo...

A la persona del nick celliers:

No quiero venderle nada a nadie. Imagine además que a mis cincuenta y ocho años tampoco me interesa ganar un debate. Penmsaba que este era un blog donde la gente se comunica.

Usted, señor del nick celliers, ¿está vendiendo algo o quiere ganar de cualquier forma, en este caso agrediendo, para satisfacer su orgullo?.

Con su respuesta burlona y prepotente no creo que pueda venderle nada a nadie. Tampoco que pueda proclamarse vencedor.

Yendo al punto. En los regímenes comunistas cuando la gente se manifestó fue aplastada por los tanques del bloque de gobiernos de la dictadura del proletariado que quiera o no reconocer, usted, el señor del nick celliers, está defendiendo.

No sirve jugar libre por el lateral izquierdo desmarcado sin identificarse con ningún sistema económico, social, político concreto. Si no me está hablando a mí y todo el mundo que lee sus mensajes de unicornios. ¿Me explico?.

Por otra parte nuestra constitución liberal permite la movilización popular por alguna causa, como el juicio a los asesinos de los muchachos de Avellaneda.

En Cuba, otra dictadura del proletariado, están prohibidas, hay prensa sólo oficial, incluso están prohibidas líneas disidentes dentro del partido único, y existe un código penal con la figura de la peligrosidad social que es lo más parecido a te llevo preso por la portación de cara.

Cuando se defiende a la dictadura del proletariado, la historia dice que se está defendiendo a tanques soviéticos aplastando la primavera checa, etc. Es cuestión de hacerse cargo, señor del nick celliers.

Tux dijo...

Ok. ¿pero qué defendemos cuando defendemos al liberalismo?

Defendemos la invasión a Irak en nombre del petroleo barato. Defendemos el napalm regado por todo Vietnam en nombre de la ponerle una barrera al comunismo.

Defendemos también a Martínez de Hoz y su equipo de liberales (los chicago boys) que no tuvieron ningún empacho en parar su plan económico liberal sobre chuapaderos y miles de desaprecidos.

Cuando hablamos de liberalismo también hablamos de la "mano invisible del mercado" que hace quemar cosechas, destruir excedentes alimenticios, convertir cereales en combustible y morir de hambre a millones de personas todos los días.

Cuando hablamos de liberalismo hablamos también de los tanques yanquis avanzando por las calles de Panamá o Grenada. Hablamos de la base de Guantánamo con sus cientos de presos alejados de los elementales principios de la justicia burguesa y liberal.

Cuando hablamos de liberalismo en nuestro país hablamos de un sistema judicial corrupto, donde hubo una corte suprema adicta que facilitó entre los hechos más salientes:
a- La impunidad de los genocidas.
b- La privatización descarada.
c- La corrupción menemista.
d- La destrucción de la legislación que protegía a trabajadores y jubilados.
e- El robo de los ahorristas.
f- La "compensación" a los (bancos) ladrones.
(y estas son solo algunas de los "regalos" de esa corte)
Todo hecho bajo el amparo de la constitución liberal.

Si, ya sabemos lo que significa liberalismo en el mundo y en la Argentina: libertad para los poderosos para que aplasten las cabezas que sean necesarias a fin de mantener un orden que garantice las máximas ganancias.

Perdón, me fui del tema del post.

Anónimo dijo...

Entiendo. Franchioti está en una celda VIP -según veo aquí- y los asesinos de veinte millones de campesinos rusos quedaron libres porque apenas hicieron una conversión forzosa a un nuevo modo de producción...

!El sistema socialista funciona!.

Me cache en dié, con estos principios...

Suelo evitar blogs de fanáticos.

Debut y despedida. Chau chicos.

LA GRINGA

magda dijo...

Amigo tux:

El problema no pasa por qué se defiende cuando dice por ejemplo que nuestra constitución liberal contempla la petición a las autoridades. Traducido, las marchas reclamando justicia por los asesinatos de los dos jóvenes piqueteros en Avellaneda.

El tema es desde dónde se ataca a esa constitución. Agrego. Desde dónde se ataca al sistema judicial con una cámara de más de cien años de antigüedad que juzgó los crímenes de las juntas militares. ¿Me explico?.

Si usted habla desde una abstracción supuestamente socialista suena a unicornios mansos en la pradera. Ahora. Si se hace cargo de los más de cincuenta millones de asesinados en nombre del socialismo creo que tiene la intención de no repetir el error. Acá a mi humilde entender niegan los errores propios, y yo ya estoy vieja para ese verso. Me voy a dormir.

Jack Celliers dijo...

Señora de nick magda: No entiendo qué tuvo de prepotente ni burlona mi respuesta, a menos que Ud. se considere a sí misma, señora de nick magda, la única persona autorizada a emplear irónicas metáforas con unicornios, prohibidas para su interlocutor.

Antes de llamar "prepotente y burlón" a nadie, tenga a bien leerse a Ud. misma, señora de nick magda, y entienda que quien no acepte el sarcasmo en una conversación tiene que imponerse la elemental prohibición de emplearlo. Si se gasta un tono afilado luego no se puede hacer alarde de piel sensible.

Yendo al punto: Ud. puede decir que yo "quiéralo o no" defiendo esto o aquello. Ud. puede decir lo que guste, pero eso no lo convierte en cierto. Es como si yo dijese que Ud. "quiéralo o no" defiende a los asesinos de Kosteki y Santillán, señora de nick magda.

En Cuba, señora de nick magda, hay muchos menos muertos por la policía que en Argentina. Yo le puedo dar una lista de muertos en la democrática y liberal patria nuestra muy numerosa, cuyo número sería imposible igualar en Cuba. Lo mismo en Brasil y en una buena cantidad de países latinoamericanos que se rigen por ese régimen liberal que a Ud. tanto le place. La lista de muertos en algunos casos incluye niños.

Conste que hablo sólo de muertos por la policía, no hablo de niveles de exclusión social, de muertes por hambre, etc. Realidades que hacen abrir la boca de asombro a los cubanos de a pie, que con los muchos problemas que sobrellevan viven en un país en el que morirse un niño de hambre es impensable.

Más le hacen abrir la boca a un cubano las imágenes de represión de manifestaciones como las que ocurren a diario en latinoamérica. Lo sé por la sencilla razón de que lo he visto en Cuba, como he visto una manifestación opositora al régimen - escuálida - que desfiló frente a una presencia policial que comparada con las habituales en Argentina, da risa.

Así que tampoco me venda cuentos sobre Cuba.

Por último, el régimen de Alexander Dubcek que aplastó la burocracia stalinista era también un régimen socialista. Lo informo a modo de ilustración histórica ya que probablemente lo olvidó, entretenida como estaba en emplear coloridas metáforas futboleras sobre el lateral izquierdo.

Le agradezco que me informe su edad, que está muy vieja para la poesía y que se va a dormir, datos que a los efectos de este debate aportan un valor esclarecedor incalculable.

Cordialmente.

Jack Celliers dijo...

Che, qué raro que es todo ¿no?

Imagínense que entro a un restaurante de comida china sólo a informar al dueño que evito los restaurantes de comida china.

Aquí alguien entra para decir que evita los blogs como el mío por su "fanatismo", pero no puede resistir la tentación de pegar su grito, para luego salir corriendo. Esa debe ser una actitud tolerante.

Yo quisiera pedir perdón a todos a quienes este blog molesta tanto, pero se soluciona pasando de largo. No entiendo esa tozuda insistencia en participar allí donde no quieren...

Luk@s dijo...

Yo no entiendo cómo hay gente que todavía confunde régimen político con formación social. ¡Será que les conviene hacerse los pelotudos?

Si es por cantidad de muertos al capitalismo no le gana nadie.

magda dijo...

Se equivoca señor del nick cellier. Como en su anterior respuesta cuando me dijo que venía a venderle algo.

No defiendo a los asesinos de Kosteki y Santillán. Como no defendí a la dictadura. Como me opuse al menemismo mientras Cazez Camarero, Firmenich y el resto de los 59 socialistas y cercanos (así se identifican ellos) indultados por Menem ordenaban a sus seguidores no hacer oposición hasta que el indulto estuviera firme.

Le digo que su permanente ataque a nuestra constitución liberal lo practica desde la reivindicación de la dictadura del proletariado, o sea tiene centenares de millones de muertos sobre sus manos, señor del nick celliers, como para erigirse tácitamente en el representante de la humanidad.

Por otra parte usted señala que a los habitantes del Congo no les sirven las instituciones liberales, menos le han servido los regímenes socialistas que usted defiende, las repúbicas, socialistas, polulares, el nombre que lleven.

Señor del nick lu@as, su acusación de que me hago el pelotudo habla de su intolerancia. Ya imagino a usted gobernando...

magda dijo...

Al menos tenga la decencia de publicar mensajes que tiene la osada idea de contradecirlo o de señalarle sus contradicciones flagrantes. No nos tenga a los visitantes del blog presos como tiene el régimen socialista cubano a los condenados de conciencia.

Jack Celliers dijo...

Mmmmmm... esa mención a "Cazez Camarero" me suena... me suena...

Otra cosa que me suena es el nick "lu@as"... Che, pero ¿todavía no aprendiste a escribirlo? Hermano, por favor...

Y esto es impagable: tiene centenares de millones de muertos sobre sus manos, señor del nick celliers...

Si, los cuento todos los días y me duermo antes.

Y éste, este está mooooooooy bueeeeeeeno: No nos tenga a los visitantes del blog presos como tiene el régimen socialista cubano a los condenados de conciencia

Tranqui, que ahora te abro la puerta.

¿Ves? Así, sin abusar sos hasta divertido.

Saluditos, y seguí tipeando.

Luk@s dijo...

Justo la mención a la República del Congo me hizo acordar de algo. ¿Porque no buscan qué es el Coltán (o columbita-tantalita) y averiguan qué están haciendo las principales empresas del mundo con respecto a ese mineral en la zona?

Es interesante lo que logra el imperio-alismo de la libertad.

Saludos