6.11.05

Rachel Corrie


Hay gente frente a la cual me siento menos. Gente mucho mejor que yo.

Rachel Corrie era una chica de 20 años. Tenía todo: era bonita, había empezado una carrera universitaria, y vivía en yanquilandia. Esto último, unido a que encima era rubia, le hubiera dado incluso permiso para ser boba sin llamar demasiado la atención.

Pero Rachel no sólo era muy inteligente, sino que además tenía una moral muy superior a la media. Sentía que el mundo estaba mal. Y no le alcanzaba con aliviar su consciencia simpatizando con los árboles, o con las ballenas o con los perros, esas coartadas de la gentecita light (que igual en los ignorantes EEUU alcanza para convertirte en alguien "raro"). Tampoco le alcanzaban seguramente las "políticas de género", ni otros entretenimientos baratísimos a los que la gente es tan afecta, incluso en la subdesarrollada Argentina.

Se daba cuenta de que en el mundo había bastante más que el boliche y el pop corn. Vio que además de una inmensa diversidad hay también una infinita miseria. Y que particularmente su país rebosa de familias privilegiadas, que su complejo militar industrial consume una cantidad de recursos desproporcionada en relación a la necesidad de millones, en fin, vio esas cosas tan evidentes que hace rato se nos volvieron invisibles.

Así que un día Rachel tiró todo a la mierda y se fue a Palestina. Dejó su bienestar, dejó su futuro. Su tesis era simple: siendo una persona privilegiada que disfruta de las ventajas de un sistema injusto (pregunta: ¿cuántos de nosotros nos miramos al espejo y somos capaces de repetir esto?), dedujo que su obligación moral era utilizar ese privilegio para luchar por los que no tienen nada.

Y así lo hizo. En los territorios ocupados por Israel, Rachel se oponía con un puñado de pacifistas a la demolición de las casas de los palestinos. Se ponía delante de los soldados que iban a disparar, se ponía delante de los bulldozers que iban a demoler, se manifestaba entre los palestinos frente a la boca de los fusiles, Rachel ponía el cuerpo, pero no metafóricamente hablando. Iba sin armas, con la jeta y los ovarios nomás.

Simplemente ella consideraba que tenía la obligación de hacerlo, porque cientos de niños palestinos no tenían esa inmunidad y morían bajo las balas israelíes. Siendo ciudadana del principal y poderosísimo aliado de Israel, Rachel desafiaba abiertamente a tipos con armas porque creía que ella no era más que nadie, y que si recibió un privilegio en un mundo en el cual otros no tienen nada, su deber era devolver ese privilegio, no aceptarlo, ponerse en juego voluntariamente como lo están otros por obligación Así puede verse en sus cartas en las que describe con angustia la situación espantosa en la que viven los palestinos.

Consecuente hasta el final, Rachel murió bajo las ruedas de un bulldozer que iba a demoler una casa palestina. Rachel no se movió, lo aguantó mientras se venía de frente, no se corrió, no amagó, nada. Su muerte no fue precisamente de las fáciles.

Todo esto lo hizo – recordemos – una chica norteamericana de 20 años. Me pasa algo raro: es muy fácil decir que alguien de 20 años es un/a péndex. Sin embargo prueben aplicar el calificativo a Rachel Corrie. A mí me cuesta.

Me di cuenta de muchas cosas luego de su muerte:

- Que en los EEUU – campeones en propagandear sus muertos – Rachel Corrie ha sido ignorada olímpicamente. No sólo no hubo ni un atisbo de conflicto diplomático con el estado fascista israelí, tampoco hubo ayuda para su familia, ni salió en los diarios, nada. Rachel Corrie fue para su país tan americana como yo.

- Que en los foros de discusión anglófonos que he visitado, por cada persona que la recuerda con al menos respeto, diez descargan sobre ella insultos dignos de lo que muchos (no todos) yanquis son: gentuza.

- Que no es cierto que no se pueda hacer nada, o que no hay ejemplos. Se puede, otra cosa es que no nos animemos, o no querramos dedicar tiempo a saber, a actuar, a ayudar.

- Que hay gente que hace cosas como estas ahora, en este momento, y es silenciada.

- Que los periódicos nos muestran lo que quieren que veamos y nos ocultan cosas importantes.

- Que si el sistema nos oculta cosas, entonces es que debe tener miedo.

A las minas que tanto cacarean y que divagan interminablemente acerca de su condición de mujer como si por sí sola fuera vaya a saberse qué mérito extraordinario, compárense un poco con Rachel Corrie y saquen cuentas.

A los tipos, que tantas veces hemos dicho "yo me la banco", "yo tengo aguante" a propósito de cualquier pelotudez; comparémonos un poco con Rachel Corrie, reevaluemos el sentido de la sentencia, recordemos que los testículos tienen una función meramente reproductiva y que frente a Rachel Corrie nuestros huevos son de codorniz.

Rachel, eras muy bonita. Elegiste ser hermosa.

Adiós.

27 comentarios:

jazz meadows dijo...

ese tipo de locura. esa locura capaz de pulsear con la realidad.

no sabía de esta chica, es fuerte eso de morir abajo de un bulldozer. información necesarísima. estaré al tanto. grazie

Tony dijo...

Completamente de acuerdo... Rachel fue una mujer que superó la "realidad sensual", alcanzando a ver esa "realidad real" y actuando en consecuencia.

Anónimo dijo...

Evidentemente fue una chica con mucho valor. Pero evidentenente tambien fue una chica que no tuvo una guia ni una contencion. Por mi propia experiencia y el haber trabajado con jovenes, todos en algun momento pasan por una etapa en donde quieren ¨salvar al mundo¨, una etapa en donde quieren hacer todo y ayudar a toda la gente que puedan. y es justo en ese momento en donde hay que acompañarlos. Ayudar al projimo es algo que deberiamos hacer todos, es algo que no solo sirve para la gente a la que ayudamos sino que nos hace sentir bien, nos hace sentir utiles. Creo y siento que la ayuda al projimo empieza por casa, por nuestro barrio, nuestra ciudad. Empieza por los que tenemos cerca. Es muy valorable irse muy lejos a ayudar a gente que ni conocemos. Pero nos puede jugar en contra y darnos cuenta que mientras estabamos a 2000km , en casa estaban mis papas con los que hacia meses que no me hablaba.

werte dijo...

Bueno anonimo, no sé por qué requiere más "apoyo" y "ayuda" alguien que quiere "salvar al mundo", que alguien que quiere "venderle al mundo" telefonía celular, calzoncillos, o petróleo.
Tal vez lo que pase con algunos "jóvenes" es que el miserable y pedorro mundo del trabajo y el sí jefe aun no le hizo papilla el cerebro, y los que necesitan "apoyo" sean los "mayores", tan centrados y obedientes.

DAI dijo...

bueno, en realidad werte mucho no entendi lo que quisiste decir. Yo simplemente digo que los jovenes con ganas de ayudar o hacer algo por el otro, no necesariamente tienen que pasarse al extremo de irse al congo belga a salvar a los mono albinos, sino que pueden comenzar con los que tiene al lado. Me parece barbaro lo que hizo esta chica y lo que hacen mucho otros desconocidos, pero creo que tiene igual merito que aquel que un sabado a la tarde en vez de mirar tele en su casa, pasa el tiempo ayudando en un comedor para cartoneros.

Caudor dijo...

Para mí que era antisemita.

Rain dijo...

Jack, ahora sí que no dejo de leer tus posts.


Rachel, res la más hermosa.

slaves&bulldozers dijo...

estoy de acuerdo con anonimo... me parecen valorables ambas posturas... y si... era un ser extraordinario... ojalá que ejemplos como este nos ayuden a superar los prejuicios contra los yankis... ojalá alla mas haya mas rachels por esos lares.

Almirante Margarito dijo...

Dar el ejemplo con la muerte, en fin, es delicado. Digo esto con toda la prudencia del mundo antes de que nuestro enfático y vehemente Jack me salte al cuello y me acuse de nietzscheano y posmoderno. Pero fuera de broma, porque no soy tan liviano como para tomar a la ligera la experiencia de quien se ha jugado la vida, no puedo dejar de pensar en lo intransferible de esa experiencia, independientemente de la dimensión del compromiso que la enmarca. Un aforismo de Ciorán (supongo que no cae bien aquí) dice: "Solo es verdaderamente subversivo aquel que pone en tela de juicio la obligación de existir". Eso tiene profundas consecuencias. Pero bueno, creo que me extendí demasiado para el género "comment".

werte dijo...

"Pero evidentenente tambien fue una chica que no tuvo una guia ni una contencion..." ??????


Almirante, no creo que la chica quisiese morir, más bien la pasaron por arriba.

Federico dijo...

A menos que convenzas a la suficiente gente, las posiblidades de que cualquier injusticia cambie son bajas.
Las posiblidades de convencer a suficiente gente de cambiar son bajas.
Por tanto, ¿para qué molestarse en intentarlo?
Y, para el registro, es decir eso o seguir deprimiendome por no tener "lo que sea que se necesita" para lograr cambios.

Minerva dijo...

Yo tampoco sabía nada de esto, como es obvio (a diferencia del caso de la chica soldado que presentaron como "heroína" y resultó ser una torturadora de prisioneros).
No se discute que Rachel podría haberse quedado en su feliz casita de las afueras y no irse a Palestina a poner el cuerpo, eso es inmensamente valorable. Pero yo coincido con el Almirante: en lo intransferible de esa experiencia. No toda acción, por más honesta que sea, puede ni debe ser tomada como ejemplo, y ya sé que no es eso lo que querés decir con el post. ¿Qué hacemos, nos vamos todos a enfrentar a los bulldozers? Quizá soy demasiado cobarde, es posible, pero tampoco le veo utilidad alguna a morirme anónimamente abajo de unas ruedas.

DAI dijo...

...si si, que la pasaron por arriba no queda ninguna duda...

Rea Americana dijo...

No parece ser la decisión de alguien que no tiene "contención" como si ser joven fuera ser indefenso o bobo. No se fue al Congo Belga, justamente. No eligió al azar. Fue al desastre Israel-Palestina porque, como nortemaericana, debió sentirse responsable de las atrocidades que se estaban cometiendo en nombre de su Estado, de su patria. Eso parece más valiente e inteligente que alocado. Estas cosas suenan a locura para nosotros, quienes creemos que nuestra responsabilidad termina a pocos metros de nuestra relación con el mundo y con eso nos quedamos tranquilos. Hay que ver qué pasaría si todos tuviésemos el valor de una chica así. Ojalá pueda, al menos, extender mi responsabilidad un poco más allá de mi casita cómoda.

principio de incertidumbre dijo...

"... la única gente que me interesa es la que está loca, loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde..."
de "On the road", Jack Kerouac.

Rain dijo...

Es digícil comprender, imagino, que una muchacha de 20 años no se moviera, viendo que venían a atravesarla. entonces se piensa que los que la admiramos, admiramos que aceptara la posibilidad de la muerte.

Y es que es eso lo terrible ante lo que uno ae hace muchas preguntas, a las que podría responder dem mil maneras y ante las que sólo se halla la sombra de esa muerte, y el recuerdo de una muchacha sonriente.

Jack Celliers dijo...

Uy. Muchas cosas.

Usuario anonimo: Tu comparacion de los palestinos con los monos albinos es incorrecta. Los palestinos son en general morochos, ¿viste?

Esta bueno lo tuyo, lo que quisiste decir es que Rachel Corrie era pelotuda y que vos sos un guru que conoce el recto camino. Gracias, ¿cuánto te debemos?

Almirante: No salto al cuello de nadie. Simplemente me parece una trampa bastante evidente (no creo que seas quien la pone, pero sí quien cae en ella) eso de "dar ejemplo con la muerte". No creo, al menos no siento, que lo de Rachel Corrie sea algo tanático. Dio ejemplo arriesgando la piel por otros. Me parece arbitrario convertir su muerte en un suicidio, ¿cómo sabemos en qué estaba pensando? Posiblemente pensara que el bulldozer iba realmente a parar. No culpemos a la victima cuando - si de pulsion tanatica se trata - hay un asesino muy evidente.

Federico: Es cierto, ¿para que molestarse? No future. Eso sí, si un dia te toca supongo que no diras ni mu, ¿no?

Minerva: comentario raro el tuyo. Quizas si todos estuviéramos dispuestos a enfrentarnos a los bulldozers no podrian matarnos anónimamente y ganaríamos algo. Lo de "anónimamente" no fue voluntad de Rachel Corrie, fue y es voluntad de los medios y mi post busca precisamente combatir ese anonimato. Se puede decir lo mismo de Kosteki y Santillan, y de tantos otros pavotes que se han hecho matar anónimamente en vez de montar una agencia de marketing antes. Perdon por el sarcasmo, pero me la dejaste picando.

Y gente, respecto de lo "intransferible de la experiencia", por supuesto, es intransferible. En mi caso no temo decir que es intransferible porque, justamente, Rachel Corrie era más valiente que yo. Eso de decir "y que vamos a hacer? Ir todos a parar los bulldozers eh?", pregunto, ¿cuesta tanto admitir que si todos lo hiciéramos no podrían pasarnos por arriba? Luchar siempre tiene riesgos, la lucha sin riesgo es Titanes en el Ring.

Federico dijo...

No te preocupes. Para el día del calentamiento global, ya no voy a estar. Y me he ocupado de que nadie sufra por mi necesidad de "crear".

jaja dijo...

Jack, ¿porque tanta agresión al contestar?
Siguiendo a anónimo, todo adolescente necesita contencion y guia. Cada persona transita en su vida distintas etapas evolutivas,fisica y psicologicamente hablando. Justamente la adolescencia es la etapa que se caracteriza por la busqueda intensa de la identidad...
Con respecto a que no puede hacerse nada, por supuesto que se puede, pero no justamente todos debemos enfrentandonos a bulldozers. Creo que anonimo, intento esbozar algo en relacion a ello: Rachel Corrie lucho por la vida de otros, de eso no hay duda. Sin embargo, cada persona que "ayuda" o lucha por la vida de otra, en el lugar que sea, en un comedor, en salita de salud, merece igual distincion que Rachel. Creo que el caso de ella solamente nos parece mas rescatable y valedero porque dejo todo, se fue lejos y murio en el intento.(o la mataron)La esencia es la misma, preocuparse por el otro, desde donde sea, hasta el más minimo y quizas insignificante lugar. Cada uno de nosotros deberia hacerlo. Como dijo Jack, si todos nos lo proponemos, quizas las cosas fueran un poco distintas. sin embargo, suena a utopia en un mundo cada vez mas individualista.

Minerva dijo...

Decís "quizás si todos estuviéramos dispuestos a enfrentarnos a los bulldozers, etc...". Para hacer lo que hizo Rachel, más que convicción política hay que tener una estructura de personalidad cuanto menos "especial". La enorme mayoría de las personas no está dispuesta a perder la vida, ni siquiera a arriesgarla. Y yo no sé si eso está mal. Rachel pierde sus anonimato con tu post, bien, pero no entiendo por qué debe indignarnos más que ella no haya salido en la tele cuando los miles de palestinos que se mueren todos los días tampoco salen en la tele.
A riesgo de teorizar sin fundamento, me pregunto si acaso Rachel pensaba que los bulldozers se iban a detener porque ella era rubia y norteamericana. Y si se detendrían si vamos diez, veinte occidentales. Es mucho más profundo que eso, la realidad es que son muy pocos los dispuestos, en contraposición a otros millones que apoyan (con su poderoso apoyo intelectual) la invasión y la política de tierra arrasada.
La lucha individual es muy distinta que la lucha social, por más que la primera sea infinitamente válida.

Rea Americana dijo...

Seguramente pensaba que se iban a detener por ser rubia y ciudadana norteamericana, no sería la primera vez. Recuerden que el mundo tiene ciudadanos y ciudadanos, así como un francés negro, hoy puede ser deportado como ilegal, según lo que estamos viendo. En esos privilegios se basaba Rachel, supongo, para sus acciones. Concuerdo con que no todos tenemos que pararnos frente a un bulldozer, pero no seamos hipócritas con eso, hablando de estructuras de personalidad y contención adolescente. Hay gente que tiene el valor de hacer cosas que nosotros no haríamos, aplaudámosla y punto. No la tildemos de loca o de nena inmadura. Leyendo la carta se ve que sabía muy bien lo que estaba haciendo. No da para analizar negativamente algo sólo porque nosotros no lo haríamos. Lo de las etapas evolutivas suena mucho a que la madurez implica conformismo. Suena a lo que decía Lugones: "A los 20 se rompen vidrios, a los 40 se reponen, a los 60 se fabrican." Hay que aceptar que hacer alguo así está bien y es más conciente del mundo en el que vivimos que uno. Eso no nos hace peores, pero sí la hace mejor a ella, no jodamos.

jaja dijo...

Conformismo? al contrario. El hablar de las etapas evolutivas que cada uno transita, en particular Rachel, implica poseer una mayor cantidad de elementos para realizar un analisis.Para comprender no solo desde una reducida dimension, si no para abordar este caso particular desde otros angulos, tratando de abarcarlos a todos.
¿Hipocrita con que? Por supuesto que Rachel hizo algo muy valioso, como ya rescate, pero ojo! a no confundirse y pensar que solamente esa manera (lejos, morir enfrente del bulldozer)es la unica posible para ayudar, y la unica que merece un aplauso y punto. Como dije, la esencia es la misma: empatia con el otro. Sin embargo no tiene solo una manifestacion, si no que son diversas y variadas. Todas con el mismo valor. Ninguna es mas, ninguna es menos. Cada persona que decida "ayudar" lo hara de acuerdo a su unica estructura de personalidad (miedos, valores, corage, etc)
Es imposible medir lo mejor y lo peor. ¿Que criterio usas? No existe.
Como ya dije, creo que todo lo que hagamos por los demas tiene le mismo valor: pensar en el otro.

Almirante Margarito dijo...

No recuerdo haber culpado a nadie de nada. Por otra parte, Jack, me das la razón al convalidar la categoría de conjetura de todo lo que podamos decir sobre lo que alguien pensaba y sentía en un momento como ese.
Y como dice nuestro energúmeno favorito: "Las opiniones son como los culos: todo el mundo tiene una".

Jack Celliers dijo...

El tema da para bastante. Me descolgué con otro post al respecto porque me llaman la atención muchísimo ciertas afirmaciones, como lo de la "personalidad especial" y las respetables conjeturas que todos podamos hacer, que - como dice Margarito - son como los culos.

Así que me descolgué de nuevo a seguir conjeturando.

Jaja: lo siento, soy terrriblemente agresivo con la gente que habla huevadas. Metete con quien quieras, menos con los monos albinos.

Jack Celliers dijo...

Otra cosa, Minerva: a la chica no le dejás salida. Si se arriesga entonces es que "tiene una estructura de personalidad por lo menos especial" (supongo la misma "estructura especial" que tenía el Che, Lenin, un militante de la Resistencia, etc.). Si en cambio suponía que el bulldozer se iba a detener... ¿entonces es que no se arriesga? Caramba, ¿en qué quedamos?

Natheliè S dijo...

Así me siento a veces.

Qué decir...

La locura empuja a la locura asfixiante.

Quizás, esa chica, estaba destinada a hacer algo diplomáticamente fuerte, pero si pensamos en el país en el que nació, la impotencia la arrastra a la acción en zonas de ejecución de la violencia.

Falta de protección a sí misma y triste, muy triste, final.

El dolor nos empuja al filo de la navaja siempre... al menos a las veinteañeras que desde el izar de la mirada vemos que el cielo no debería de brislumbrar esa luz mientras el resto de la gente vive sumida en la puta miseria.

Perdón(es) por el lenguaje burdo.

Es solo que sé de que se trata.

El Verdugo en el Umbral dijo...

No voy a discutir sobre si Troski colaboró o no. En reliada es indiferente, en este momento, como discutir si dios existe o no. Su teoría tendrá muchas luces pero parece que ninguno de sus seguidores ha podido verlas. Mientras sus detractores (y los pueblos que representaban y representan) han hecho prácticas las ideas de Marx y Lenin.

Creo que lo confuso de Lucas es la utilización inexacta del término socialismo (ni Lenin ni Trotski les decían socialismo, sino estado obrero o capitalismo de estado) (¿?) en relacion a la URSS
La historia es innegable en cuanto a lo que decís del Este. Pero no es el caso de Vietnam, ni China,ni Yugoslavia.
Casualmente en este último se desarrollaron importantes experiencias de descentralización.
Yo creo que los andamios, una vez hecho el edificio, sirven.
Justamente sirven para la democracia del pueblo.
Santucho hablaba del Poder local, como germen de la nueva organización. Centralismo democrático real.
Desarrollar el poder local durante el gobierno de la burguesía es una herramienta conspirativa irremplazable a la hora de pelear por el poder, pero además, va gestándose el Estado Revolucionario.
Talvez esto es lo que le ocurra a los troskistas. Le temen al poder. Por eso se van. Rompen lo que no pueden manipular ni aparatear. Detestan la autoconvocatoria y el poder local. Subestiman a las masas.
Es cierto que ni siquiera se ponía en discusión, antes del 20, la revolución universal. Pero entre la idea y la realidad hay distancias. Tampoco se hablaba de NAP, ni de entregar territorio para lograr la paz, ni de la necesidad de centralizar (hasta la asfixia) todas las decisiones en el Partido (comparar NAP con el texto de Lenin “¿Podrán los Bolcheviques retener el poder?”)