23.11.06

Punga argento contra el imperio.

Ella va donde se le canta, claro. Para eso es la hija del idiot... del Presidente de la Potencia Número Uno. Ella tiene permiso para consumir todas las drogas que se le ocurran sin ser molestada porque los poderosos jamás transgreden la moral y las buenas costumbres hagan lo que hagan. El placer de un pobre es siempre indignante y repulsivo, mientras que el de un poderoso impone el respeto de la liturgia; vamos, no me va a comparar a Barbarita Bush con un lumpen de San Telmo.

Y justamente andaba por San Telmo ¿quién se iba a imaginar? Uno se pregunta qué pensará de Buenos Aires esta chica, y probablemente no piense nada: un segundo atrás del otro de una vida consagrada a vivir un segundo atrás del otro. Y no es por ponerse pesado contra ella, quizás es inteligente y sensible. Quizás le importa algo. Pero lo más probable es que sea una inimputable.

En eso estaba, de incógnito en un restaurante rodeada de sofisticados guardaespaldas con microfonito invisible y anteojos oscuros, gringamente hieráticos y tan convencidos de sí mismos, con el regocijo de su parafernalia celosamente oculto. "I’m a pro" piensan. "I’m protecting the Free World" piensan. Intentan no pensar en cambio que podrían estar vendiendo droga en el Bronx, o en la insignificancia de sus nombres, entre los que seguro hay mucho Tony Cardoso o Williams Pereda.

Los gringos estaban tan concentrados en estar concentrados que lógicamente no podían ver a un ladrón argento, especie escurridiza mezcla de artesano e instantáneo psicólogo urbano, capaz de detectar en la actitud, los gestos y la mirada del gil ese segundo imperceptible en el que está justito maduro para cosechar su cartera, su tarjeta de crédito, su celu y su billetera dejando a cambio una enseñanza zen: "Tu espejo te devuelve la imagen de un capo. Funciona mal".

Así que el punga se hizo la cartera de la rubia, pasando discretamente de costado como un monje chino entre orangutanes borrachos, un guerrero de lo mínimo. Su mano ejecutó con elegancia y discreción un pase maravillosamente indoloro, como si ese bolso de mujer fuera su propiedad de toda la vida. Perfecta sincronización con el Orden Universal con el que nuestro punga se tutea en esos momentos, precisamente porque nada la importa menos.

Y seguro que en la fascinante cartera se encontró con cosas triviales: pañuelitos de papel, una billetera con fotitos, papelitos anotados y claro: el celu y los dólares que habrá limpiado antes de dejarla en una pizzería.

Parece nomás que los imperios están construídos por hombres, así que no será descabellado pensar que los hombres pueden derrumbarlos. El punga sin pensarlo siquiera nos acaba de enseñar que se trata de simplemente gente.

Hay una palabra argentina, una palabra porteña y preclara que oculta sus maravillas en la cotidiana y permanente divulgación que el pueblo llano le regala al relanzarla una y otra vez, pero que en ocasiones especiales surge imprevista como la afirmación del adjetivo más exacto, un milagro de precisión poética que vale la pena detenerse a admirar aunque sea por un instante.

Esa palabra adquiere entonces la belleza severa de un haz luminoso que cae impiadoso sobre el rostro, iluminando unos ojos más bien redondos y una incierta boca entreabierta. La palabra nuestra que – gritada libre por una socarrona voz del pueblo – es el majestuoso testimonio de una verdad definitiva:

Boludos.

17 comentarios:

Luk@s dijo...

¿Punga argento contra el imperio? ¿qué pasa? ¿está dejando de ser marxista y se está convirtiendo en sartreano? ¿ahora me hace el elogio al lumpen? Fanon le sonríe.

¿Los hombres pueden contra los imperios? ¿Los hombres? ¿y el Partido?

Vamos, ahora lo único que falta es que diga que el sujeto político revolucionario es la "multitud" de "lúmpenes".

¡No me abandone el marxismo por favor!

Sin embargo, me encantó que ese punga la cagara a la boludita esa, jejeje.

Saludos

Niño Barroco dijo...

Estaba esperando su parte, Maese Jack.
La verdad, cada día escribe más lindo. Paladée cada párrafo, distinguiendo el fuerte sabor ideológico y las notas distinguidas de poesía. Tal vez compra las especias en el mismo boticario que Don Martín Caparrós, porque por momentos tuve la sensación de degustar letras de ese mismo corte.

Así y todo, no reivindico al punga por lo poético. el punga fue, sobre todo, la muestra fehaciente de que la izquierda es puro blablablá.
Si, viejo.
Si fueran tan machos y revolucionarios, los chicos del PRT, PTS, PO, MST o hasta la bolsa de gatolúmpens de Quebracho, hubieran secuestrado a Barbarita y la hubieran tomado como prenda a cambio de la liberación de Irak, Palestina, Afganistán, Irán, Corea del Norte, Venezuela y Alaska, porqué no, ya que estamos.

Igual, si de tocar el orgullo del imperio se trataba, nada mejor que un verdadero rey del chamuyo levantándose al blondo vástago del emperador en Opera Bay o algún otro lugar de semejante calaña y, con hábil labia, llevarla a la catrera y darle masa, masita y masacote, para que tenga y reparta. Y como en Fuckland, dejarla preñada con leche arrrgentina, porque ellos están tan a favor de la vida que no se cuidan, no abortan, no nada...

Si no, la variante, el videíto con Barbarita desenfrenada sobre el obelisco cárnico, dando la vuelta por YouTube con el sobreimpreso "yanki putos"...

En fin. El punga debe tener una bronca terrible por no poder boquear "A que no sabés quién le afanó la cartera a la hija del presidente de estados unidos?... papá!". Con tanto buche dando vueltas, le quita la posibilidad de disfrutar el verdadero placer argentino: hacerlo para después contarlo.
A estas horas debe estar siendo más buscado que Bin Laden el tipo

Jack Celliers dijo...

Lukas: Ud. a veces parece La Ira de Marx. Pero no me venga con esas que ya lo voy a agarrar en un desviacionismo y le voy a dar con un caño (y si mal no recuerdo a Ud. lo tengo de un debatito en el que se me fue para el lado de los Holloway y toda esa bosta, así que OJO).

Niño: Créame que a Caparrós no lo he leído en lo más mínimo, no es santo de mi devoción y no me seduce para nada, es mera coincidencia. Ojo, eso no significa que yo no imite y robe como cualquiera, simplemente que los que imito no me salen.

Nadie sabía que la minita estaba acá, oiga. Igual sería totalmente ingenuo: ¿Ud. cree que ese imbécil de Push dirige algo? Es un phukin paquete. Si por el complejo militar industrial yanqui fuera, la Bush se puede morir empalada en el Obelisco.

El plan de seducirla ya me lo habían propuesto los muchachos del Comité Central del Partido, ya que de marxismo no tengo idea pero en chamuyo a blondas gringas tengo un posgrado... les dije que en fin... estoy ocupado muchachos... Uma Thurman me reclama...

Jack Celliers dijo...

Espero que mi dama no lea esto último... jeje... no mi vida... no es lo que pensás... puedo explicarlo!! Nooooooooo!!

Peste dijo...

No es el momento psicologico para humillar a la Familia Real, digo... eso, si el cargo fuera hereditario, el incidente tendria un valor simbolico que aqui y ahora le falta. Digamos que nadie ve sobreimpresas barras y estrellas en la cartera (o la entrepierna) de Barbarita.

Por eso, se#ores, y por mucho que les satisfagan estas fantasias, intentemos pensar en alguna otra cosa que le duela al imperio. Me dicen, sin ir mas lejos, que el bolsillo del Tio Sam tiene mas terminales nerviosas que su miembro viril...

Anónimo dijo...

Muejeje...

Me gustó la idea de Niño Barroco.

No estaría nada mal que aparezcan un par de machos morochos argentos y hagan el sacrificio de preñar a las bobinas bush.

Como venganza, es medio poquito... pero lo mismo seguro que le provoca un buen dolor de huevos a Yorsh Dabliú...
imaginate, un par de nietos tercermundistas, engendrados fuera del matrimonio... ¡qué barbaridad!

Luzbe

Severian dijo...

mil años de perdon para el chorro!

Jack, cuando decida editarse, pongo unos mangos. Es todo ganancia (eso si, va a tener que ser sobre da vinci...)

Luk@s dijo...

Jack: Era una chicana, un chiste, nada más que eso.

Saludos

Luk@s dijo...

peor, imagínense que ese niño hijo de barbarita y de un argentino chamuyero llega a Presidente de los United States, ¡A la marosca!

Eduardo Mangiarotti dijo...

Jack, pasé a avisarte que después de un tiempo retomé el diálogo que se estaba haciendo sobre Dios, el mal, y la mar en coche. Si tenés tiempo,pasate por casa. ¡Abrazo!

ParisSinMi dijo...

Jack, un placer leerte.

Pero convengamos, que suponiendo que el gobierno norteamericano no sabia NADA del atentado que ocurriría a las Torres Gemelas, y que no pudieron detectar semejante kilombo ni hacer nada (minimo controlar el fucking espacio aéreo sobre NUEVA YORK)

es como esperable que un punga les afane hasta el alma a estas pibas. Lo minimo.

pero salieron al padre me parece. BOLUDAS, ellas y los matones q las siguen.

Igual están buenas...
(silbo bajito y me voy)

manuco dijo...

O m ejor, seducirla y sumarla a la causa. Seguirá siendo una imbécil, pero será NUESTRA imbécil (o mejor no, que sigan teniendo más imbéciles ellos)

Una que anda por ahí dijo...

Entre usted, Jack, y las ideas del Niño, me hicieron descostillar de risa.

Convengamos que, frente a este hecho, no podían hacerse más que chistes.

Pobrecitas...

uno de pasada dijo...

La situación funge como un versión menor de la "mano de dios" del diego contra los ingleses

Julio dijo...

el "pibe chorro" asustó al imperio yanqui, es cierto lo q dice severian, mil años de perdón para el.
muy buen post, saludos

Marina dijo...

Juas, un alumno me comentó ese día por mail "Che, pero si toda la familia es así de boluda por qué no les afanamos más? " ;-)

Marina dijo...

Y definitivamente, me mató el estilo del post! Una soberbia relación dialéctica de forma y contenido para dar forma a un texto sublime. Juas ,abrazo.