19.10.06

Obsequio: Memoria Completa



La frasecita viene dando vueltas desde hace rato. La utilizan los que ya sabemos.

Repiten insistentemente que las cosas no pueden ser unilaterales, que la memoria debe ser completa, que los juicios deben ser ecuánimes, y ya que ha muerto gente a manos de la guerrilla, justo es que también se la tenga en cuenta.

Mucha gente ve este razonamiento como más o menos lógico, incluso en el post anterior he recibido la invitación a "recoger el guante" de parte de Niño Barroco. La frase concreta es "...el guante que arrojan de la memoria completa los progres lo tenemos que recoger...". Dejemos de lado el hecho de que la palabra "progre" me suele dar náuseas, recojamos el guantecito, aunque es un poco insalubre porque el guantecito huele francamente mal.

Haciendo un ejercicio de imaginación (algo intenso) supongamos que limpiamos a esta manifestación de la multitud de nazis, torturadores, golpistas y otros frecuentes subhumanos, e imaginemos que nos quedamos aún con bastante gente. Imaginemos gente a la que la guerrilla le ha matado un familiar y que se pregunta si acaso no deben esperar algo más que un entierro digno, el castigo judicial a los autores (cuando no se han encargado ellos mismos de hacerlo en el poder) y la posibilidad de vivir sin ser amenazados, dejando de lado que eso es mucho más de lo que han ofrecido jamás a sus víctimas.

Vamos allá.

La historia de nuestro país deberíamos conocerla todos pero el lavado de cerebro impuesto a una generación hace que los argentinos parezcan caídos en un planeta sin historia. Así que vamos a ejercer la "memoria completa" que es tan necesaria:

I - Uriburu: El primer golpe de estado data del año 1930, contra un gobierno constitucional. Guerrilla no había y subversión marxista tampoco, había un gobierno popular y democrático que no era lo mejor seguramente, pero el que lo reemplazó, la dictadura del general Uriburu, inauguró una década nefasta en que el hambre era moneda corriente. Recomiendo la lectura de "Del Patriciado a la Oligarquía" de Jorge Abelardo Ramos, por ejemplo.

Para esas fechas se empieza a aplicar en las comisarías un triste invento argentino: la picana eléctrica, instrumento con el que se comienza a torturar a los presos políticos.

II - El monito Farrell: El segundo golpe de estado data del año 1943, y costó una represión importante en la izquierda, que tampoco tenía ni siquiera visos remotos de actuar armada, así como una simpatía en política exterior con el Eje Roma-Berlin.

III - Rojas, ese humanista: El tercer golpe de estado data de 1955. Este golpe contra otro gobierno democrático e indudablemente popular fue particularmente cruento. Si alguien se pregunta cuál fue el bautismo de fuego de la aviación de marina argentina, sabrá que fue bombardear civiles argentinos desarmados en la Plaza de Mayo causando más de 300 (trescientos) muertos. Difícilmente un ejército pueda cometer un acto más deshonroso y traidor contra su propio país. Hubo también comandos terroristas civiles que ametrallaron obreros en la CGT, y una feroz represión posterior que incluyó la famosa matanza en los basureros de José León Suárez.

Recuérdese por favor que hasta el momento no había en Argentina guerrilla marxista ni subversión apátrida alguna, ni actividad armada, ni un militar siquiera agredido con una pedrada.

IV Onganía, todo un caballero: El cuarto golpe de estado fue en 1966, esta vez contra uno de los presidentes más honestos y transparentes que haya tenido nuestro país (un tipo que estaba lejos de ser marxista, claro) don Arturo Umberto Illia, que murió con un patrimonio compuesto por una mesa y dos sillas.

El gobierno del general Onganía fue responsable de las muertes del estudiante Santiago Pampillón, de la desaparición del obrero Felipe Vallese, y de una brutal represión en las universidades que marcó el comienzo de la decadencia educativa argentina con el éxodo de los mejores profesores y su reemplazo por bípedos que exhibían rigurosas credenciales católicas. El plan económico aplicado por este saludable gobierno significó el comienzo de la desocupación como factor crónico de la economía argentina.

Por fin, a mediados del ’67 empiezan las primeras débiles manifestaciones de política armada en nuestro país, principalmente peronistas y nacionalistas, no marxistas: Uturuncos, FAP, y Montoneros.

Ahora bien, más de treinta años de violencia contra los ciudadanos argentinos y la clase trabajadora, sin contar con la caída del poder adquisitivo, la pérdida de trabajo, etc. fueron soportados con paciencia. Con mucha paciencia. Y hoy hay que escuchar de esta buena gente que nos exijan una "memoria completa". Pues bien, aquí está.

La memoria completa dice que las ffaa en Argentina empezaron a asesinar civiles y trabajadores mucho antes de que existiera ninguna guerrilla, que la política armada en Argentina fue una respuesta a la brutal violencia militar contra la población civil y las constantes intervenciones militares en el poder, y no al revés.

Y si hace falta continuar con la historia argentina, digamos que desde el año 1983 en que se recuperó la "democracia" y el "estado de derecho" la policía ha dejado un reguero de víctimas que van desde la masacre de Ingeniero Budge en el '86 hasta la muerte de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, que nunca ha dejado de haber amenazas y agresiones permanentes contra militantes de izquierda (quien escribe ha tenido que ver en directo las heridas de una compañera militante secundaria a la que secuestraron y torturaron en el ’85), y que se ha sumido a la clase trabajadora en una degradación tal que la mitad de la población vive con 2 pesos por día y miles de familias están excluidas de la vida económica.

Todo esto sin que haya habido actividad guerrillera alguna. Otra vez: más de veinte años de violencia soportada con enorme paciencia.

Así que si se quiere "memoria completa" es necesario empezar a considerar los actos de violencia contra pobres y trabajadores no como la inevitable fatalidad que nunca tiene ninguna consecuencia. Es ridículo considerar el comienzo de la guerrilla como si fuera un hecho escandaloso e ignorar olímpicamente que la represión viene desde varias décadas previas como si se tratara de un pecadillo disculpable. La violencia viene del mismo lado durante mucho, mucho tiempo, y sí: llega un momento en que viene una respuesta, que es generalmente cuando ya no se aguanta más.

Es por eso que el que suscribe considera que la guerrilla de los ’70 - lejos de ningún idealismo juvenil, ni de ninguna historia de lobos feroces - representó un fenómeno más o menos lógico en el marco de una violencia social creciente. No se necesitó ninguna guerrilla para que las ffaa usurparan el poder repetidas veces en nuestra historia, bombardearan a la población civil, torturaran presos políticos y destruyeran la economía.

Ahora vienen a hablar de sus muertos. Quizás pretenden que matar civiles es un acto que puede y debe quedar indefinidamente impune, que desde el año 1930 su misión fue dar golpe tras golpe reprimiendo cada vez con más saña y que esto debían lograrlo sin siquiera mancharse el uniforme, que podían cargarse más de 300 personas en una tarde sin que existiese ni un asomo de respuesta.

Quizás algún despistado también lo cree.

Bueno, yo no.

50 comentarios:

Tacho dijo...

Se que esto no tiene mucho que ver, o quizá sí. de todas formas, es interesante. El otro día estaba leyendo no recuerdo muy bien a quién, hacía un ejercicio pensando a LUGONES. Su familia y como eso juega a la hora de la produccion teorico.
Interesante digo, porque lugones tiene un origen anarquisa-socialista, compañero o padre mentor de Ingenieros.
En un trayecto de por sí muy sinuoso, Lugones termina siendo el exponente más acérrimo de la derecha nacionalista católica,proto-fascista (aunque aun no estaba en vigencia ese término, que sin esta aclaracón pecaría de anacronico). Apoya el golpe en 1930.

lo cierto es que su hijo, polo, allá por el mismo año de la dictadura impuesta por uriburu, crea la picana.

La hija de Polo, Pirí, nieta del viejo Leopoldo, muere asesinada por la dictadura genocida del 76, por pertenecer y militar en montoneros.

Lejos de despreciar al marxismo y el materialismo dialecticoque nos guia, interesante es pensarlo como tragedia. Interesante como circularidad de una historia que se niega a avanzar o quiza en estos intrincados pasajes, lo haga de formas que aun no podamos comprender, pero que ponen a las claras cierta continuidad y drama de nuestra historia como pais, no?

Niño Barroco dijo...

Impecable, Maese Jack.
Impecable.
Habría que lograr que Kirchner diga esto que pones en vez de hablar de la "juventud maravishosa", y ver qué pasa.
A ver si la intelectualidad al palo, Hebe de Bonafini y los progres (que por más que te asqueen, son una variable de ajuste) se dejan de joder con el discurso de K y miran un poco cómo se sigue armando una Argentina de cuarta mientras desde el gobierno les dicen "quedate tranquilo, mirá como bardeo a los de memoria completa".

Almirante Margarito dijo...

Ya lo dijo Samuel Johnson: "Patriotism is the last refuge of a scoundrel."

Ese Jorge Abelardo Ramos fue un grande, el único marxista que entendió el peronismo. Lo entendió tanto que terminó de embajador en México durante el reinado del Carlo.

Falta decir que la lucha armada no sólo perseguía el castigo de la violencia sino cambiar la estructura económica, si no es como si fuera una simple venganza. Y no.

Rome dijo...

Jack: Lo que no comparto con vos (que es poco), se cierra en dos puntos:

1) La reaccion en los 70 a los años y años de todo lo que vos decis (desde el 30), puede ser normal, pero eso no justifica que esa reaccion mate a gente inocente (me consta),siembre el caos. O estamosen contra de la violencia o no. Pero no se si esta bien estaren contra de la violencia del otro y no de la mia. En ese caso, no condenemos la violencia sino la forma de pensar. Y listo.

2) Varios de los muertos eran gente que no estaba de acuerdo con golpes militares o represiones. Creo que hay que tratar de ver todo, como vos bien tratas de hacer, pero poniendo todo en el lugar que le corresponde. Sabemos que la guerrilla tambien tuvo su orquestacion desde figuras que luego se lavaron las manos.

Jack Celliers dijo...

Tacho: Sí, es verdad. Lugones empezó en el anarquismo. Poeta de puta madre, un tipo que me fascinó con Las Montañas del Oro y sin embargo por las anécdotas que nos llegan de él, como persona parecía un tipo tan infeliz, tan pelotudamente avinagrado... Su hijo Polito era una escoria, una basura, quizás no merecía un hijo así por muy pelotudo que fuera. No sabía lo de la nieta... café cargadito lo que me cuenta.

Oiga Tacho... ¿Qué stalineta culo de fierro le insinuó a Ud. que verlo como una tragedia sea despreciar el materialismo dialéctico? Le recomiendo los debates de Trotsky en "Sobre Arte y Cultura". El arte es el arte compañero, tiene sus propias leyes, no empecemos como el animalito ese de vaya a saber qué repartición del PC que dijo que el Dante servía para entender cómo piensa un burgués florentino de la época. ¡Ahí está!

Margarito: Bierce acotó sagazmente "With all due respect to an enlightened but inferior lexicographer, I beg to submit that it is the first."

Abelardo Ramos... caso de metamorfosis producido por ese gas venenoso llamado peronismo del que la Argentina parece aún no estar harta. Escribía muy bien. Terminó como tantos zurditos nacionales, haciéndose perdonar el haber sido marxista y ensayando todas las tonaditas nac&pop.

¿Me cree si le digo que en Bucarest he conocido a un chiflado ex militante del PSIN?

Jack Celliers dijo...

Rome: "Toda violencia es mala", "La violencia es mala venga de donde venga" y otras variantes son postulados falsos.

La violencia es mala, sí, en tanto y en cuanto se ejerza entre personas que están en igualdad de condiciones. Pero donde alguien oprime y otro resiste ya no hay igualdad.

Es cínico suponer que la violencia de un resistente en el Ghetto de Varsovia es moralmente igual a la de un SS. En ese caso yo defiendo y aplaudo a un resistente judío que incendia a un SS con una molotov.

Como ves, es perfectamente moral y posible "defender una violencia y condenar otra". De ahí en más podemos debatir el caso concreto si se justifica o no, pero primero hay que desechar el sonsonete facilongo de "la violencia es mala".

Como decía León David: "Es de miserables afirmar que son moralmente iguales el amo que esclaviza por medio de la violencia y el esclavo que por la violencia rompe sus cadenas".

Salud y bienvenido.

zurdo-hasta-las-manos dijo...

Che, el primer golpe no fue el de Mitre???
O ya prescribió???

Niño Barroco dijo...

Hay algo igual que me queda picando... cuáles son los mecanismos de transmisión intergeneracional de esta violencia del mismo lado? O sea, los hijos de los milicos y canas ejercen violencia contra los hijos de los trabajadores y militantes, permanentemente, generación tras generación?
Digo, para agregarle la dimensión del tiempo al problema, cómo hago yo para sentir que la violencia, ponele, de Farrell, me toca? Alcanza que mi abuelo o mi viejo haya estado acá o allá combatiendo de un lado u otro?
Puedo imaginar una punta por el lado de solidaridad de clase intertemporal, pero me cuesta y te diría que no alcanza, salvo como reivindicación histórica. Pero siempre pesa la reivindicación presente más que la del pasado.
Tiene sentido hoy sostener ese conflicto? No desde la izquierda o los organismos de ddhh que su razón de ser es la justicia-memoria, sino desde el discurso oficial, como política de gobierno, provocando a ver si los residuos se animan a retomar las prácticas de la época (cosa que parece que sí, que se animan).
Y en esto retomo la posibilidad de mi inocencia o ignorancia, pero, no sería interesante renovar el set de conflictos y pelearnos por la Argentina del 2020 en lugar de la de 1970?
Si tiene sentido, bueno, estaría bueno que a nivel oficial se dejen de hinchar las pelotas con este discurso esquizo refritado. A menos que el discurso esquizo refritado de los 70 esté porque no hay una puta idea de cómo plantear la Argentina a futuro y sus conflictos?

DagNasty dijo...

La tienen difícil los de Memoria Completa para convencerme de sus víctimas pues en esos años los militares para acelerar los tiempos y la Triple A de Lopez Rega se la pasaban matando "inocentes" y diciendo que lo había hecho las organizaciones guerrilleras.

pussylanime dijo...

gran post.
¿Y, me vas a dejar con las ganas tri tri

Jack Celliers dijo...

Niño, no es tan rígido como lo planteás, no se hereda de una manera tan mecánica. Tené en cuenta de todos modos que estamos hablando de menos de un siglo, tiempo que no abarca tantas generaciones, dos o tres a los sumo si contamos vida adulta de un individuo. De lo que se trata es de un modelo de sociedad que se perpetúa a lo largo de esas generaciones y de la vida de esos individuos.

La pregunta que hacés es interesante ¿Cómo hacés para sentir que esa violencia te toca? Primero hay que tener en cuenta que por la clase a la que pertenecés (como yo) esa violencia no te golpea a vos de manera directa como a una familia trabajadora o marginada, pero sí vivís en medio de una incertidumbre, inseguridad, miedo al futuro, anomia, etc. Y eso que se supone pertenecés a una cierta minoría privilegiada.

Dirigí tu mirada a las villas miseria, o a un barrio obrero del conurbano. La violencia se respira todos los días. Geográficamente están muy cerca de vos, pero las leyes y los derechos (que en nuestra clase son algo ya bastante borroso) en esa clase social desaparecen. La inseguridad, el tráfico de armas o droga, la cana que impone su ley, la falta de perspectivas, la imposibilidad de salir adelante. Todo eso que para tanta gente es parte normal del "orden natural de las cosas" es en realidad una bomba de tiempo. Ya sólo es una bomba de tiempo el malestar de la pequeña burguesía arruinada por el corralito, los créditos, estafada todos los días en laburos de mierda, etc., imaginate aquello.

Ese orden no es casual, no salió de un huevo. Se fue forjando a lo largo de décadas y es imposible de mantener sin violencia.

Fijate en que precisamente los golpes de estado a intervalos regulares sirvieron precisamente para disciplinar a la población y a su vez impedir que haga su experiencia política. El peronismo fue así mantenido vivo durante más de cincuenta años, precisamente porque dos golpes de estado lo preservaron de morir de muerte natural, el radicalismo igual, todas las alternativas del sistema político burgués fueron preservadas por los golpes de estado debido al peligro de que la gente las deseche y opte por otras fuera del mismo.

Incluso la metodología de golpe de estado siguió viva con Alfonsín, sólo que esta vez con la forma de golpe de mercado que nuevamente sirvió para aterrorizar a la población con una inflación enloquecida, de manera que acepte la locura menemista a cambio de inflación cero.

La razón por la que el pasado está permanentemente entre nosotros se debe precisamente a que no lo conocemos. Si querés una metáfora psicoanalítica, el trauma del pasado no se puede superar hasta que no se conoce, asume e interpreta. Justamente esa obsesión que vos y tantas otras personas repiten incansablemente ("¡Dejemos de mirar para atrás, miremos al futuro!", etc.) es la que sienta las bases para que el pasado no se supere jamás ¿Cómo pretendés discutir el 2020 si ni siquiera conocés lo que pasó hace treinta años?

En cualquier país europeo, o sea: países en los cuales la burguesía logró articular una sociedad más o menos normal exportando sus crisis, cualquier ciudadano es un erudito no sólo en la historia contemporánea sino incluso en la medieval de su país (fijate por ejemplo algo tan sintomático como el personaje de Asterix). En Argentina nuestra generación tiene de historia unas vagas nociones de que San Martín cruzó los Andes y que Perón levantaba los brazos.

La historia argentina no puede enseñarse en los colegios de una forma normal porque el conflicto entre unitarios y federales aún no está resuelto (!) sencillamente porque incluso explicar eso desnudaría los conflictos de clase que arrastra nuestro país.

La lucha por la interpretación del pasado es precisamente la lucha por la definición del país presente y futuro, no se trata de dos discusiones excluyentes: son la misma discusión. La burguesía lo sabe bien, por eso le es tan importante secuestrar la memoria histórica. Como vos dijiste: no le conviene que se explique qué pasó. Por eso hay que explicarlo.

Niño Barroco dijo...

Lo que decís tiene mucho sentido.
De todas maneras en ningún momento hablo de mecanismos como algo que apretás un botón y se transmite ese resentimiento si no de procesos, se entiende.

La duda es, yo puedo imaginarme cómo se transmite ese resentimiento en un sentido, muy parecido al que vos planteás.

Pero qué te imaginás que hay, además de la necesidad de agarrarse con uñas y dientes a privilegios muy concretos, a defender un statu quo tan salvajemente?
Vos traes a cuento cómo funciona la historia en cualquier país europeo. Acá por ejemplo Grondona (si, increible!) cada 2 programas pide que los argentinos hagan algo como la Moncloa.
Por qué dirías que algo así no sucede?
Yo tengo la sensación de que hoy, la nueva generación de la derecha está más concentrada en la Argentina 2020 y cómo se la van a repartir los ricos, mientras que el peronismo K, a falta de otro contrapoder (los progresocialistas que te dan náuseas), se concentra en la Argentina de 1970 mientras los ricos se la reparten cómo pueden. Al mismo tiempo, no entiendo porqué, pero sospecho, suben el clima de violencia DESDE EL GOBIERNO. Ese es un punto interesante. Yo puedo entender la violencia en el pueblo por los argumentos que das. Pero lo que hace el gobierno K no es el eco de la voluntad popular. Por eso me desorienta tanto y creo que lo de los 70 hay que cerrarlo como sea, cerrar el peronismo que ya es una locura litúrgica necrofílica y empezar, no sé si de cero, pero teniendo en claro que con la derecha vamos a tener que convivir, negociar y pelear, no necesariamente en ese orden, pero evitado la violencia como herramienta política como objetivo en sí y para ello, bajar el tono de la violencia discursiva y gestual.
Hoy sucede todo lo contrario.

Una que anda por ahí dijo...

Ni yo.

Excelente post, Jack.

Sheba dijo...

Lo que has escrito, excelente por cierto, tiene un nombre y es terrorismo de estado. Pensar que la paz se construye sobre muerte y olvido histórico me parece absurdo. Porque siempre perdemos l@s mismas: la población civil. Maldit@s militares, siempre encuentran alguna surrealista justificación para tapar crímenes de lesa humanidad. ¿Cuando narcotizaban y echaban como despojos a la gente al mar desde los aviones en qué pensarían?.

Almirante Margarito dijo...

Es curioso que prefiera ud. la "corrección" de Bierce habiendo comentado hace muy poco que su primer amor fue el nacionalismo (¿Habrá sido entonces que leyó a Lugones?). Pero bueno, supongo que todos tenemos un muerto en el placard. Siempre es mejor que persistir con el muerto entre las manos.

En casa tengo la primera edición de Operación Masacre, con un prólogo magnífico (que después desapareció) en el que Walsh justifica la aparición de su obra en una publicación nacionalista.

Una última cosa; La violencia del oprimido se explica por la violencia del opresor. Pero la violencia del opresor ¿Cómo se explica? Necesito una teoría que me explique el mal.

Juan Manuel Soria dijo...

Estimados:

Es inadmisible la linea de Jack, se reencauza en la línea historiográfica montonera.

Puede sintetizarse en este párrafo: "Atento a que desde los años 30 existe violencia hacia la clase trabajadora y pobres desde el Estado, entonces el incidental y corto período de guerrilla subversiva -sus torturas, su sangre, sus asesinatos- están todos justificados".

Un renacer de la Ley del Talión que tiene como base conceptual la tesis marxista errada de la "lucha de clases" -"violencia contra trabajadores y pobres"-.

La tesis de Jack -como la tesis montonera- carece de todo rigor al conceptualizar bajo la idea de "lucha de clases" diferentes hechos históricos de violencia social -completamente inconexos entre sí en sus motivaciones políticas- como el traget del "terrorismo de estado" (golpes de estado, represión contra el peronismo, luchas estudiantiles, etc.).

Es la memoria zurdo-montonera que pretende justificar mañosamente la injustificable violencia que ejercieron contra la Argentina.

Memoria completa sería, Sres. que en ejercicio de una recta consciencia, los herederos del montonerismo -el actual Presidente de la República, su ignorante esposa y las nonas vengativas de Plaza de Mayo como Estela de Carlotto- empezaran por reconocer que sus hijos idealistas estaban equivocados, y pidieran públicamente perdón por sus impresentables hijos asesinos, sanguinarios y torturadores.

Que JAMÁS, NUNCA están ni estuvieron justificados el ejercicio de la violencia, por mucha violencia que se crea estar sufriendo desde un ideolótico "otro lado" (en la tesis de Jack esa violencia no es más que un remedo historiográfico-ideológico de fines justificatorios) y que los únicos medios para producir los cambios sociales son los democráticos o, si se quiere en términos más amplios, los pacíficos.

Que digan, también, NUNCA MÁS GUERRILLA, NUNCA MAS VIOLENCIA PRIVADA CONTRA LAS INSTITUCIONES Y LAS PERSONAS.

No sólo no los escucho sino que han instalado un guerrila de baja violencia, como ser los piqueteros, la agrupación HIJOS, y muchos moviemientos "sociales" que al amparo del poder roban, matan y cometen un sinnúmero de delitos con el amparo de la prensa controlada por el gobierno.

La tesis de Jack es rídicula, falta de todo rigor histórico y busca justificar la injustificable guerrila subversiva. No escuché todavía un arrepentimiento de los montoneros, el ERP, y las guerrillas por su violencia (y sigo esperando). Muchos menos que crean que deban sufrir penas por sus delitos pasados, de los que son muy conscientes.

Tampoco debe olvidarse que esos crímenes de la guerrilla son tan crímenes de lesa humanidad como los de Videla, y los sobrevivientes de esos movimientos sanguinarios, violentos e ideológicos (que no son pocos y ocupan cargos en el poder) merecen hoy persecusión penal y prisión perpetua por su ataque a las instituciones democráticas de la Argentina y por sus sangrientos crímenes.

La tesis de Jack es la tesis de uno de los demonios, que apunta a decir que hubo solo un demonio en la Argentina y que la guerrila fue angelical. Los ángeles no torturan, no matan, no asesinan. Y la guerrila también mató -justificada en su ideología como la tesis historiográfica de Jack- "pobres y trabajadores" sin diferenciarse un ápice del estado terrorista de Videla, Massera y Agosti y muchos otros gobiernos anteriores -criticados por Jack- en ejercicio de la represión legal e ilegal (otra distinción que se pasa por alto groseramente).

Saludos,

Severian dijo...

Jack: el post es excelente, pero encuentro tu último comment todavia mejor. La sobrevida del peronismo gracias a sus detractores y la imposibilidad de resolver nuestros conflictos históricos simplemente porque no los conocemos. Nuestra absoluta ignorancia de la Historia, a la que hemos reemplazado por un culto estupido al caballo blanco de San Martín.

Agrego al comentario sobre Lugones y su descendencia. Pirí se presentaba como "nieta de un poeta, hija de un torturador". Su hermana tuvo tres hijos Pablo, Gabriel y Mariano Bruera, quienes militan en el peor peronismo (de ese bien pesadito) platense, Pablo con aspiraciones a la intendencia y varias causas por corrupción sobre los hombros. La decadencia de una ideología que se propaga de generación en generación. Y empeora...

Juan Manuel: gracias por existir, loco, tipos como vos rebelan hasta al mas dormido. Seguí asi.

x-men dijo...

Jack excelente justificacion, pero me tomo la libertad (pido permiso) de resumir lo que escribiste en 5 palabras: "como ellos mataron, yo mato".
Y ya que los militares reivindican sus actos y otras gentes reivindican las acciones en contra de los militares....por que cada uno no hace sus actos dicen lo que se les canta y listo??,asi se quedan todos felices y contentos con sus marchas/movilizaciones/actos sin joder a los que piensan distinto o a los que como a mi que la verdad me importa tres carajos quien mato a quien.
Jack como esta el clima por alla?, aca esta empezando a hacer calorcito y ya no se aguanta.Saludos cordiales.

Jack Celliers dijo...

Niño: Un pacto así puede tener lugar en los países desarrollados porque justamente fueron capaces de desplegar su capitalismo y asegurarse mercados fuera de sus fronteras, con lo cual "exportan" sus conflictos de clase. La transferencia neta de capital y materias primas que la periferia envía hacia el centro sirve de buffer de contención para el conflicto social. Por eso en Europa la izquierda y la derecha se diferencian mucho menos, porque el conflicto social es menor. La pacífica conviviencia europea tiene su contrapartida en el conflicto cíclicamente brutal en la periferia: Galeano contaba la anécdota del mochilero europeo que estaba en Ghana, donde conoció a braceros que cosechaban cacao (que se exporta a Suiza por dos mangos) que se quedaron maravillados cuando les convidó... una barra de chocolate, que jamás habían visto en su vida.

En cuanto a evitar la violencia, es precisamente lo que se hace, se evita todo lo que se puede. La pregunta es quién va a convencer a la derecha de que deje de usarla, quién va a desmontar el aparato represivo, quién va a encarcelar a los asesinos de tanta gente muerta, quién va a convencer a nuestra inepta y prebendaria burguesía de repartir aunque más no sea una parte de ese retorno por inversiones que siempre hace el estado... en fin, mientras te preocupás por los ademanes seductores de K te olvidás de la muy concreta violencia que supone para miles de familias la locura económico-policial que ha significado la "democracia" desde el '83 a esta parte.

Almirante: quizás Ud. a los 16 años tenía todas sus ideas en perfecto orden y concierto. No es mi caso: mis simpatías nacionalistas son la menor de las estupideces que he cometido, aunque por supuesto jamás comulgué con la derecha ni mucho menos con el Pleonismo.

Si puedo decir algo en mi descargo: el nacionalismo en los países subdesarrollados siempre tiene un carácter progresivo y antiimperialista que plantea algunos problemas interesantes.

La defensa de la propia cultura fue patrimonio de pueblos como el kenyata o el argelino, y las tesis de Franz Fanon - a las que adhería yo con entusiasmo y con las que hoy soy mucho más crítico - no dejan de ser muy interesantes.

En cuanto a su última pregunta... es una flor de pregunta, mire.

El Tao Te Ching dice, respecto del hombre que "...las cosas difíciles de obtener lo vuelven cruel."

Una respuesta acotada y parcial pero que da una pista (no tengo mucho más que pistas) es que bajo el capitalismo la acumulación de riquezas no se produce tanto por ambición como por miedo. Asegurarse una existencia que jamás está asegurada no importa cuánto se amarroque. Bajo el capitalismo el dinero es el palo y la zanahoria al mismo tiempo. Ya sé que sólo hablo del capitalismo, pero me parece una respuesta bastante proyectable... Lo que hace al hombre cruel es el miedo.

Johnny Psoriasis: Me gusta mucho tu manera de argumentar, es muy clara.

Lo que ocurre es que se me hace un poco difícil seguirte en tesis tan complejas, entre otras cosas porque me distraigo con ese estilo de redacción tuyo tan florido y elegante.

Igual creo que entendí el punto central de tu idea, y es que la única forma moralmente correcta de enfrentarse a alguien armado hasta los dientes es con las manos atadas. Se agradece.

Xmen: Yo estoy seguro de que si alguien viene y te encaja una piña, y otra, y otra, y otra, llega un momento en que vos una por lo menos vas a devolver. Velo si querés desde ese sencillo punto de vista (y no me digas que no, que vos hacés la de Ghandi, pero no te creo).

Por otro lado si alguien pasa por ahí seguramente le pedirás ayuda porque te están fajando. Si ese que pasa por ahí es tan solidario como vos, lo más probable es que te terminen de fajar.

Por acá empieza a hacer un cago de frio y en diciembre empieza la nievecita... jo jo.

Pussylanime: hay varios blogs en los que hice ruido, en Barra de Seriales, pero hace mucho, en el blog de Eduardo Mangiarotti hay un debatito interesante... qué se yo... no me acuerdo che!

Niño Barroco dijo...

La pregunta es quién va a convencer a la derecha de que deje de usarla, quién va a desmontar el aparato represivo, quién va a encarcelar a los asesinos de tanta gente muerta, quién va a convencer a nuestra inepta y prebendaria burguesía de repartir aunque más no sea una parte de ese retorno por inversiones que siempre hace el estado...

Qué querés que te diga Jack, para mi K está haciendo todo al revés. Hoy no hay candidato de derecha que no hable de fortalecer las instituciones, de generar un clima de negocios (si, sabemos de qué hablan, pero también, en la nube de pedos conceptual, hablan de definir un modelo de inserción internacional, de dejarse de joder con Venezuela, de ver qué mierda hacemos con el mercosur, de bajar un poco las negociaciones de precios controlados a punta literal de pistola, etc.). En fin, la violencia no la está trayendo de vuelta la burguesía o la derecha intelectual, la reavivó K. En la volada, se puso en contra a la Iglesia contra quién históricamente el peronismo clientelista compite y contra quien ahora compite electoralmente en Misiones para ver si sale o no la reforma constitucional que garantice la reeleción indefinida. Todo esto, en un tándem que viene desde que arrancó, de mojarle la oreja al sector militar más ligado con el proceso. O sea, el proyecto K trajo todo esto de vuelta de nosotros contra ellos, no le tires el fardo a la derecha porque hoy la derecha quiere jugar otro juego. Es más, es el propio K el que tiene grupos de tareas llenos de lumpens y que usa a su provecho a la SIDE para bajar cualquier opositor con operaciones en las que participa Página 12. Dejémonos de joder. Los juicios podrían haber seguido su marcha subterránea pero como el proyecto K no tienen nada nuevo salvo ganas de domar al país, llevó la situación a un clima donde, a violencia, violencia y media. Usar los juicios como política de estado iba indefectiblemente a llevar a esta situación en donde los residuos de esa vieja derecha todavía tienen resto para pelear.

Yo creo que hoy la derecha intelectual y la burguesía está mucho más predispuesta que en otras épocas para ver qué en dónde carajo nos insertamos de acá a 20 años. Para ellos de repente parece que la Argentina es negocio y da la sensación que los hijos de los que hundieron al país hasta podrían desandar ese camino. Y si no, siempre es mejor debatirlo y pelearlo en un marco institucional antes que a los tiros...

Lector desconcertado dijo...

Dijo Jack:

"Abelardo Ramos... caso de metamorfosis producido por ese gas venenoso llamado peronismo del que la Argentina parece aún no estar harta. Escribía muy bien. Terminó como tantos zurditos nacionales, haciéndose perdonar el haber sido marxista y ensayando todas las tonaditas nac&pop."
Además recomendó el volumen Del Patriciado a la oligarquía.

Mire Jack, Jorge Abelardo Ramos era un falsario. A un tipo como Ud. no dudaría en catalogarlo como cipayo y marxista-mitrista. Y no en la etapa senil, ya desde la juventud, para ese pensamiento Ud. es un representante del relicto gorila "juanbjustista".

Me extraña la reivindicación y la recomendación de un tipo que decía continuar una "línea histórico patriótica" que atravesaba la pequeña burguesía revolucionaria, las masas federales, el roquismo, el yrigoyenismo y el peronismo. Proyectos hilvanados crecientemente nacionales según la versión de la Izquierda Nacional. No sabía que Ud. reivindicara a Roca como lo hacía Ramos.

Farrell, a quien usted lo ubica cercano al Eje y represor de la izquierda, en la versión de Ramos es un militar patriota que terminó con la década infame. Ni hablar el Pocho. Digamos además que Ramos siempre fue un promilitar, un lavador de imagen de milicos que llegó al extremo de presentar a Seineldin como el ejemplo del militar nacional, pero ya en los cincuenta presentaba al ejército de la conquista del desierto como la reencarnación de las montoneras federales.

Ese volumen de la obra Revolución y Contrarrevolución contiene tantas falacias que es recomendable solamente como libro humorístico. La tesis central sobre el carácter nacional del roquismo y hasta el gobierno de !Juárez Celman! es insostenible. La eterna contradicción principal de la nación contra el imperialismo lo llevaba a argumentos artificiosos, descaradamente arbitrarios.

Jack, voy a pensar que mezcló mal la bebida, que confundió la pastilla verde con la azul, si no lo hago señor mío, lamentablemente tendré que asumir que se me ha caído un ídolo, y no me quedan muchos.

Me voy pensando que tuvo un mal día y eso le puede pasar incluso a gente como Ud.

Atte.

pussylanime dijo...

ok ok, pensaba que podia tener algunos mas o menos fijos.

...Pero no me mande a Barra de seriales... debates serios le pedia... jue jue

Voy a ver el de mangiarroti

Luk@s dijo...

Muy interesante Jack.

Te hago algunas correcciones, Felipe Vallese desaparece en 1962 durante el gobierno de Frondizi.

Uturuncos no aparece durante el gobierno de onganía sino en 1959 y provienen de los comandos de la resistencia peronista contra la revolución fusiladora.

Te comiste el foco guerrillero de masetti en 1964.

Hay mucho boludo opinando sobre la memoria completa.

Lo cierto es que las FFAA comienzan a entrenarse en guerra de contrainsurgencia a fines de 1950 cuando no existía guerrilla alguna. Fueron entrenados por estadounidenses y frances. Los franceses fueron los que "mejores" aportes hicieron porque eran expertos en guerrilla urbana.

La guerra de contrainsurgencia requiere de un control exhaustivo de la población en general más que de la guerrilla en particular. Ello presupone una importante inserción por parte de la guerrilla en la población. Es decir, si es necesario controlar a toda la población es porque mucha gente está con la guerrilla. Si no hay apoyo popular estamos hablando de un foco (cuando comienza) y puede barrerse con el mismo en poco tiempo (Como le pasó a Masetti).

Si las FFAA tuvieron que usar esos métodos fue porque la guerrilla tenía apoyo en la población.

Hay un ensayo que se llama "Periodización de las prácticas genocidas en la Argentina" donde se cita a un terrateniente tucumano que prestó su campo para que el ejército lo usara de base que dijo que el 90% de la gente en esa zona estaba con la subversión y la ayudaba en lo que podía.

En el diario de Acdel Vilas se consignan 100 caídos del ERP, de unos 30 consigna la extracción de clase. De esos 30 más de 20 eran de extracción obrera.

La violencia guerrillera era inevitable. Para imponer el socialismo en esta parte del mundo no quedaba otra.

Varias experiencias previas muestran que el tránsito pacífico hacia el socialismo era imposible. EEUU invadió a Dominicana en 1965. El gobierno dominicano había subido mediante elecciones. En 1973 en Chile es derrocado Allende quien había sido legalmente electo.
Se cagaron en la voluntad popular. Cuando les conviene la burguesía saca a relucir la legalidad, cuando no, la fuerza.

Como en Nicaragua EEUU no podía intervenir porque pesaba el desastre de Vietnam financiaron a los contras y nuestro militares tuvieron un activo papel en su entrenamiento.

En fin, era imposible el proyecto socialista por la vía pacífica. No quedaba otra que la vía violenta. Algo que agrupaciones como el PST nunca entendieron (ni hablar del PC o del PCR).

No hay que poner excusas estimado Jack para tratar de justificar a la guerrilla como ser la violencia de arriba.

Hay que reivindicar a los Santucho, los Menna, los Urteaga, los Sendic, los Rugama, los Tirofijo, en fin, a todos los que lucharon por el socialismo y que, lamentablemente, perdieron.

Saludos

Luk@s dijo...

Acá en Argentina hubo lucha de clases. La prueba la da que la mayoría de los que murieron-desaparecieron fueron obreros.

La cantidad de gente chupada de las fábricas fue impresionante.

Acá en Argentina sigue habiendo, en forma larvada, lucha de clases y, lamentablemente, el proletariado viene perdiendo.

Aclaración, Tirofijo Marulanda, líder de las FAR Colombianas no perdió, está vivito y coleando y comanda un ejército de aproximadamente 15.000 hombres. Lamentablemente no son tan importantes políticamente como sí lo son militarmente.

Jack, es bueno lo que hacés desde este espacio, pero no tengas pruritos en reivindicar la lucha armada de la izquierda argentina, hay que estar orgulloso. Lástima que se haya perdido tanta buena gente.

Se habla de los muertos por la guerrilla, nuestro queridos guerrilleros nunca tuvieron como objetivo a civiles siempre atacaron a militares, a tipos entrenados para el combate, mientras que la mayoría de los desaparecidos fueron civiles sin experiencia ni instrucción en combate más que el que daba la colimba.

Lo de las FFAA fue un plan sistemático de exterminio de la clase obrera y de sus organizaciones político militares planeada con dos décadas de anticipación.

Se entrenaron tanto tiempo para asesinar, secuestrar y torturar civiles que cuando se tuvieron que enfrentar en una guerra real contra otras fuerzas armadas como la británica, se terminaron por abrir de piernas a los tres meses.

¡Qué diferencia! La mayoría de los militantes resistió todo lo que pudo y los que se quebraron y terminaron colaborando lo hicieron después de ser brutalmente torturados.

Al Gringo Menna lo torturaron hasta el cansancio, le dejaban la picana en automático y se iban a comer. El Gringo Menna resistió hasta su muerte. ¡Qué diferencias que hay entre el Gringo y cagones como Menéndez o Astiz!

Luk@s dijo...

No me canso.

Se suele hablar de la hijita de Viola. Los niños nunca fueron un objetivo de la guerrilla. La muerte de esa niña fue un error. Sin embargo, los niños fueron, desde el principio, botín de guerra para los milicos hijos de puta.

Basta

Jack Celliers dijo...

Estimado desconcertado:

Yo creo que Ud. exagera un poco la nota. Abelardo Ramos como historiador del siglo XIX es muy interesante, como historiador del siglo XX derrapa más cuanto más se acerca al peronismo y como político contemporáneo fue uno más de los tantos chorros que supimos conseguir.

Yo no sé cómo me catalogaría JAR ni me quita el sueño, pero tuvo el mérito de desenmascarar la política de nuestros partidos “marxistas” tales como el PS de JBJ o el nefasto PC, hizo un análisis muy lúcido del por qué de estas deformaciones y las relacionó muy claramente con nuestro desarrollo histórico. Todo esto lo hizo solamente él.

El desconocimiento de la historia nacional, las recetas europeas aplicadas mecánicamente a nuestro país, la defensa del librecambismo (madre mía!!) por parte de estos señoritos “marxistas” fueron explicadas muy precisamente por JAR mucho antes de que el PC se desenmascarara con sus bestialidades más notorias, como el apoyo a Videla, y cuando muchos creían aún que el ridículo partido del racista y abstemio JBJ y la tan longeva como sobrevalorada Alicia Moreau era “marxista”.

Ahora bien, que no haya podido desarrollar y poner en práctica sus tesis, que haya caído en las esperanzas del nacionalismo pequeño burgués, que se haya convertido en un pelotudo bah, no le quita mérito a su análisis previo. Es cierto que muchas de sus tesis son falsas, pero no todas. La formación de una aristocracia obrera de origen europeo y el desprecio total de los partidos “marxistas” por el proletariado del interior, fueron justamente los errores nefastos que llevaron a la clase obrera al peronismo, fenómeno que nuestro inefable PC ayudó inestimablemente a consolidar.

La defensa del roquismo no es tan descabellada como se cree normalmente en la izquierda y merece discutirse el primer período roquista. También el martilleo sobre Juárez Celman hay que ponerlo en cierto contexto internacional. JAR tiene el mérito de poner en entredicho algunas apreciaciones que – aunque no se vaya tan lejos como él (yo no lo hago) – vale la pena revisar.

Después sí, su enamoramiento con la milicada “nacional”, toda la bosta en la que se revolcó con el “socialismo criollo” y lo “nacional y popular” sin duda es eso: una bosta, pero separemos la paja del trigo.

O recomiéndeme a alguien mejor a ver… qué se yo…

Compañero Lukas:

Gracias por la corrección, es verdad: Vallese desaparece durante el gobierno de Frondizi, quien implementa el plan CONINTES (Conmoción Interna del Estado, lindo nombre) lo cual demuestra que la obsesión con el control es de larga data.

Es verdad que Uturuncos aparece más temprano en el marco de la resistencia, las que aparecen más tarde son las FAP. Uturuncos tuvo muy poca relevancia como foco guerrillero, aunque la resistencia sí fue muy importante. Y el foco de Massetti no me lo comí sino que más bien no lo incluí porque se trató de un intento más bien externo y este sí sin demasiado apoyo de las masas en el norte.

Lo que no sé de dónde sacás que yo tenga pruritos en reivindicar la lucha armada, no los tengo. Si hace falta se puede comprobar en más de un post de cualquiera de mis blogs y en varias discusiones. Ni mencionar siquiera la idea de compararlos con esos miserables. Tus tres comentarios los puedo firmar yo, y me alegra ver que alguien tiene la capacidad de ver claros los tantos.

Luk@s dijo...

Jack: Entiendo que tenés pruritos en reivindicar a la lucha armada de izquierda cuando sostenés que la misma fue una consecuencia lógica de años de violencia desde arriba.

De esa afirmación hay un paso hasta llegar a decir que la lucha armada fue reactiva.

A mi entender la lucha armada marxista no era reactiva. No era una respuesta a la violencia de arriba.(La violencia de arriba podía ayudar a legitimar esa actividad ante aquellos no marxistas pero no era la finalidad).

Era una actividad positiva que afirmaba la voluntad de hacer la revolución socialista en la Argentina.

No reaccionaba contra años de violencia sino que actuaba en contra del sistema capitalista propiamente dicho sin atender a quién detentara el poder político.

Fijate que digo lucha armada marxista y no peronista porque entiendo que la lucha de las organizaciones armadas peronistas (Uturuncos, FAP, Montoneros y posteriormente FAR) se organizaba en parte sobre la consigna "Luche y vuelve". Su proyecto, al menos en un principio, no era instaurar el socialismo sino lograr la vuelta de Perón que nos llevaría a la liberación (error que el PRT-ERP les señaló en reiteradas oportunidades).

Entonces, planteando el tema de la aparición de la guerrilla como una consecuencia a los años de violencia desde arriba y a los años de proscripción (agrego yo), se hace difícil explicar la actividad guerrillera durante los gobiernos de Cámpora, Perón y ¿Perón?.

De hecho, hay un Santucho (no recuerdo ahora el nombre pero creo que Julio) que sostiene que fue un error de la guerrilla seguir combatiendo durante el gobierno de Perón.

Ese es un argumento muy escuchado. La actividad guerrillera durante el gobierno de 1973-1976 era injustificada y por culpa de esa actividad sufrimos los años del terror (si, no te asombres, varias veces escuché esa boludez que vos mismo te encargaste de desmentir muy bien. Los milicos nunca necesitaron demasiadas excusas para golpear).

Saludos

Almirante Margarito dijo...

"...si no es como si fuera una simple venganza. Y no."

Ud. lo escuchó primero en Margaret FM...

Niño Barroco dijo...

La duda, luego de venir leyendo a Jack y estrenando a Luk@s es qué hacés con las víctimas de la revolución por medio de la lucha armada. Antes de que me corran por izquierda, es más que nada la inquietud de saber cómo piensan respecto a este tema.
Digo, a los hijos de generales, empresarios, a los familiares de clérigos, etc., qué rol les tocaría en la revolución?

Anónimo dijo...

No se a qué víctimas de la revolución estarás haciendo mención. Si a aquellos que lucharon por la contrarrevolución y perdieron o a aquellos que lucharon por la contrarrevolución y, pese a que murieron, la contrarrevolución ganó.

Una revolución es violenta y, por tanto, hay gente que muere y hay gente que mata.

Si la revolución gana sabés que se hace con las víctimas? con los que estuvieron del lado de la contrarrevolución?

Lo mismo que se hizo con las víctimas contrarrevolucionarias en las guerras por la independencia o anticolonialistas. Nada.


¿Alguien sensatamente pudo alguna vez reclamar sensatamente por las víctimas del Ejército de los Andes?

Saludos

Luk@s dijo...

Perdón, me comí la firma en el anterior post.

Niño Barroco dijo...

No me refería a la revolución que pretendían hacer el ERP o los montoneros, sino a las revoluciones en general.
Digo, un promotor de la lucha armada, qué cree que hay que hacer con los hijos de toda esa gente que hay que matar para hacer el mundo un poco más justo?

Si no se hace nada, es lógico que crezcan con un par de asuntos pendientes, se reagrupen y se la quieran cobrar en la generación siguiente. Tenés algunas posibilidades como lavarles la cabeza y reconvertirlos a la fuerza, o por miedo, o los encarcelás hasta que mueran si no los querés matar, o el Khmer Rouge.
Pero dejarlos vivos te parece una opción válida para la estabilidad del nuevo y aparentemente más justo régimen?

Niño Barroco dijo...

Habría que ver si no hubo reclamos en Los Andes. La historia normalmente la escriben los que ganan... y luego quedan esos sedimentos asquerosos con los que nos programan en las escuelas, la famosa enseñanza oficial...

Almirante Margarito dijo...

Es muy fácil, niño: se hace lo que se hizo con el hijo de Marina Tsvietaieva. Se lo lleva a una escuela para hijos de padres enemigos de la Patria. Y chau, pucho. Mirá que hay que explicarte todo, che.

Jack Celliers dijo...

Lukas: Si me permitís me pongo un poco dialéctico: ¿Hay diferencia entre acción y reacción? Yo creo que no.

La revolución siempre es un hecho reactivo, porque reacciona contra un estado de cosas. De otra forma es más o menos como decir que la revolución ocurre porque sí, sin que haya causa ninguna.

Al mismo tiempo es un hecho activo cuando delinea un propósito que va más allá de la simple autodefensa y se propone instaurar un orden que supere el vigente. Yo creo que en la conciencia se empieza por lo primero y se termina en lo segundo: el oprimido sufre, se rebela y al mismo tiempo toma conciencia de la necesidad de ir más allá de la simple reacción. Pero el germen de todo el proceso es la opresión, que se expresa justamente a través de distintos tipos de violencia ejercida por el poder.

Decir que la violencia es reactiva en su origen no es de ningún modo tener pruritos, es simplemente decir la verdad. De otro modo caeríamos en el cuentito pequebú de que todo estaba maravillosamente bien, todo el mundo vivía tranquilito hasta que llegaron los loquitos que - sin causa aparente - les dio por hacer la revolución de puro idealistas que eran. Si la revolución no comienza como una reacción a un orden injusto ¿para qué carajo la queremos? Luego (o si se quiere al mismo tiempo) va delineando un proyecto, un propósito que va más allá de la simple reacción, de acuerdo, pero el origen es siempre una reacción.

Igual me encanta que alguien me corra por izquierda... carajo, era hora!

Almirante Margaret: Está bien, tiene razón, Ud. (!) me corrió por izquierda primero.

Niño: Ud. hace preguntas barrocas, sin duda. Igualmente no está de más plantearlas.

La Revolución está lejos de ser el hecho romántico y bonito que Ud. imagina que otros imaginan. La violencia es siempre un hecho trágico. La diferencia es que un revolucionario (digo uno de verdad, no yo que me limito a escribir sino alguien que verdaderamente hace la Revolución) no se refugia en el cinismo diciendo: "La violencia es una mierda así que nada importa" sino que precisamente tiene una actitud en la que la violencia juega un papel de último recurso con consecuencias trágicas que se trata de minimizar y no una alegre diversión decadente.

Recuerdo unas frases de Galimberti en las que elogiaba la guerra como gran experiencia vital. Eso es precisamente lo que denuncia a un fascista: ese nihilismo pelotudo.

¿Qué se hace con el hijo de un SS o de un torturador muerto? Personalmente creo que se trata de explicar, aunque explicar no sea fácil. Fidel decía que "no es norma de la Revolución matar por matar" y es un tema sobre el que se hizo mucho hincapié. La Revolución combate contra quienes la atacan, no se plantea venganzas familiares.

Además seguís haciendo un planteo mecánico e ingenuo como la transmisión generacional de tareas. Si las cosas fueran así el mundo viviría cíclicamente las mismas historias repetidas puntualmente, los hijos de desaparecidos ya habrían formado las mismas organizaciones revolucionarias, etc. y es fácil ver que no es así.

La información que AM nos da con su habitual erudición es la de una poeta rusa que fue perseguida por el régimen de nuestro (nada) amiguito Pepito Stalin, motivo por el cual se suicidó en 1941.

Aparte del hecho de que a Pepito le debemos el estrangulamiento de la Revolución, la conversión del Partido Comunista en un mero club de homenajes a su persona, el aplastamiento de la clase obrera rusa bajo el peso de una atrasada burocracia y una inmejorable ignorancia de todo lo que sea cultura, yo realmente ignoraba que a Marina Tsvietaieva la hubieran mandado a una escuela especial.

Por lo que yo sé Marina Tsvietaieva vivió durante la Revolución pocos años en Rusia. En 1917 tenía ya alrededor de 25 años (medio grandecita para ir ya a la escuela) y en 1921 se exilió para volver en 1940 o 41 si no me equivoco. Así que no sé cuándo la pudieron mandar a una escuela especial, es un dato que desconozco, ¿me aclara Almirante?

x-men dijo...

...lukas no te preocupes que aunque no este tu firma, queda bien claro que el comentario es tuyo. FELICITACIONES!!!, al fin alguien que habla de la violencia de la guerrila sin escudarse en: "ellos empezaron, y me tenia que defender".
¿Jack como sigue el tiempo por la tierra de los Dacia??? aca vino la lluvia y volvio el frio.

Jack Celliers dijo...

X-men: OK, acá va la explicación que te gustaría escuchar: la guerrilla la hicieron unos tipos grossos porque tenían aguante.

¿Lo único que vas a preguntar es el tiempo che? Hay cosas más importantes. Las minas por ejemplo están muy buenas.

Jack Celliers dijo...

Fe de erratas: Che, qué desastre que soy... resulta que al que lo mandaron a la escuela para enemigos de la patria soviética bla bla bla fue al hijo de la Tsvietaieva, no a ella.

No importa, dejemos el comentario sin borrar como para que se vea que hay-que-le-er-con-a-ten-cion.

Niño Barroco dijo...

Che, Jack, yo no imagino que la revolución es romántica. La revolución ES entre otras cosas, romántica. Igual, todas estas preguntas vienen a cuento de la lectura de por quién doblan las campanas, donde me es facilisimo estar a favor de la revolución, la república y la violencia de los partizans. Sin embargo, digamoslo de una forma poética, se me llena el culo de preguntas...

"Además seguís haciendo un planteo mecánico e ingenuo como la transmisión generacional de tareas. Si las cosas fueran así el mundo viviría cíclicamente las mismas historias repetidas puntualmente, los hijos de desaparecidos ya habrían formado las mismas organizaciones revolucionarias, etc. y es fácil ver que no es así."

Yo creo que hay un error de apreciación en el sentido de repetición de la historia. Se repite, y evitemos los del 18 brumario que con este 17 los periodistas del progretariado lo gastaron. La historia de la humanidad es una sucesión de estupideces con patrones medianamente asimilables en ciclos. Lo que no le quita todo lo maravilloso de su reconstrucción y la búsqueda de coherencia o señales de que lo que pasó tenía una perspectiva lógica.

Yo creo que entre quienes detentan el poder en todas sus variantes hoy se da cierta conducta de clan o transmisión de tareas.
Si los hijos de los revolucionarios de entonces no agarran hoy las armas es porque el zeitgeist no ayuda o, si se quiere, no están dadas las condiciones (las espirituales, no las materiales, las materiales es la excusa que pone cualquier trosko parlanchín para seguir volanteando en Sociales).

No obstante, me respondiste a medias. Me decís qué es lo que combate la revolución y eso ya lo sé. La pregunta es si no debería haber, por principios lógicos del pensamiento revolucionario, un combate intertemporal o mecanismos que, en última instancia, te salven de volver a agarrar las armas en 20 años. En las zonas más o menos pesadas del conurbano eso lo tienen claro: cuando quieren deshacerse del enemigo, van por el enemigo y la familia y de paso le queman la casa cosa de que no vuelva a instalarse en el territorio. Cómo dice ud. que deberían hacer los revolucionarios?

Ah, lo barroco de las preguntas, usted sabe, es por la brújula que uso por estos días. Como la verdad es incómoda cuando no inasible, prefiero armarme un canvas con los contrastes, cosa de sacar una buena perspectiva antes de irme a dormir para siempre.

luk@s dijo...

Una actividad reactiva, a mi criterio, es defensiva.

Hay mucho trecho entre luchar contra una dictadura, contra la proscripción política, y luchar por instaurar el socialismo.

Por eso hice la diferencia.

No discuto que en muchos casos los años de lucha 1955-1973 pudo haber generado conciencia revolucionaria.

Pero esa toma de conciencia ya es un cambio en la subjetividad. Ya no es más tratar de boicotear a una dictadura para hacerla caer. Es algo mucho más grande, es empezar a andar y construir el camino hacia el socialismo.

Porque la lucha contra una dictadura puede hacerlo cualquiera que quiera una democracia burguesa.

Odiar el autoritarismo militar, la proscripción política no te hace socialista.

Saludos

Jack Celliers dijo...

Bueno Lukas, me pa que estamos diciendo lo mismo. Yo digo que la cosa empieza siempre de forma reactiva y de ahí su legitimidad. Instaurar el socialismo es un objetivo superior, sin duda, pero ¿Por qué instaurarlo si no es para evitar un orden injusto?

Se trata de diferentes fases en el desarrollo de una lucha y una conciencia. El objetivo de alcanzar el socialismo, aún en medio de la más victoriosa ofensiva del partido revolucionario, no deja de ser en cierta manera "defensivo" desde el punto de vista que quiere acabar con un orden injusto (que "agrede" a los oprimidos). Esto no le quita sino que es precisamente el origen mismo de su legitimidad.

Digo, bah, no sé.

Lector desconcertado dijo...

Autor marxista para comprender el siglo XIX sin duda Milcíades Peña. Me quedo con las deformaciones de M.P. antes que con las de Ramos. De la revolución del 90 analizó las diferencias entre la clase terrateniente y la clase gestora financiera. Ramos explica el Parque como una contrarrevolución, no puede hacerlo de otra forma por el carácter ‘nacional-revolucionario’ que le asigna al roquismo. Además presenta a Juárez Celman como una víctima ingenua que cayó por el imperialismo, el capital financiero y la entelequia llamada oligarquía siempre a mano para explicar la frustración nacional. Calificativo que le corresponde a la burguesía nacional cuyos límites difusos permiten hacer y deshacer conceptos con total desfachatez.

En base a esa caracterización, Ramos y sus seguidores explican el ‘ABC’ de los partidos políticos en el siglo XX, toda confrontación (supuestamente yrigoyenismo vs antipersonalistas + conservadores + PS; luego peronismo vs ...), es la contradicción roquismo – mitrismo. Discúlpeme que se lo diga estimado Jack, demasiado maniqueísmo para mi gusto y usted en su crítica al peronismo para la versión de Ramos sería mitrista.

Ya en el siglo XX a Peña hay tomarlo con más cuidado, sobre todo cuando pone excesivo acento en el carácter probritánico del peronismo. Sin embargo, el análisis del estrato superior de la burguesía (con implantación multisectorial) es la tesis básica desarrollada después por Jorge Schvarzer y Jorge Sábato. El radical Etchepareborda coincide en la calificación de la "suboligarquía gestora". ¿Quién cuernos toma las líneas de Ramos salvo los cuatro gatos locos que quedan en la IN?. Alguien formado en la IN como Alejandro Horowicz lo critica duramente.

Podría escribir diez tomos sobre lo que disgusta del PS y el PC desde la fundación de ambos. Ramos y creo que usted le piden tareas históricas imposibles al PS. A principios del siglo XX pocos o quizá nadie discutía con enfásis el libre cambio, y en esa época era imposible para un partido socialista incorporar a las masas no proletarizadas del interior. No le reprocho al PS esos supuestos errores, la gran falla fue haber tomado por contradicción fundamental democracia contra fascismo todavía en 1955, y haber trabado alianza con las fuerzas más reaccionarias para derrocar a Perón.

La oposición irreductible Ramos y Spilimbergo la plantean cuando no pueden torcer la dirección del PSA de Vanguardia. En 1964 fundan el PSIN y caen en una crítica exacerbada a los ‘juanbjustistas’. Y ese partido tiene demasiados errores para señalar los ajenos. Dio consenso al golpe de 1966 creyendo ver en el onganiato un curso al nasserismo. En los setenta trabajó por el regreso de Perón, pese a que el FIP (PSIN más periféricos) en la elección de Campora fue por separado. El peronismo en la versión ramista siempre fue el movimiento nacional a seguir (excepto durante la esperanza de Onganía, a la que se plegó buena parte del sindicalismo peronista). Cuando las bandas de la Triple A actuaron con total impunidad recién Ramos arremetió con un lenguaje cuasi policial contra las fuerzas reaccionarias a las que antes había apoyado indirectamente quiera o no. La trayectoria del PSIN – FIP es bastante opaca y Ramos terminó como tenía que terminar, primero cayendo un nacionalismo a lo Liszt, malvinizándose al punto de imaginar obstinadamente militares ‘nacionales’ en represores del tipo Seineldín, y finalmente como buen cortesano del poder con Menem porque éste era roquista (sic). Spilimbergo terminó prendido a la bota de Rico, tampoco tuvo un final feliz.

En conclusión Jack, si hablamos de tradiciones políticas equivocadas no solamente hay que referirse al PS, la Izquierda Nacional la tenía ya en la obra fundacional de Ramos. Dejo el tema porque no soy buen polemista y termino en discusiones circulares. Leeré su eventual respuesta. Adiós.

Almirante Margarito dijo...

Es como ud. repite siempre Jack: "Lean bien, lean bien". Es la mejor manera de prevenir el orsai. Pero le pasa al más pintado. No es nada, echemos un manto de piedad.

Severian dijo...

La revolución es reactiva, si tiende a reemplazar un orden que me perjudica "de ellos", por un orden que me beneficia, "mi" orden.

La revolución es activa, cuando intenta sustituir el orden injusto por un orden "mas justo".

En general ambos conceptos se confunden, y en cualquier proceso revolucionario coexisten y compiten (Saavedra y Moreno, Stalin y Trotsky...)

Y puede que la suerte de las revoluciones se decida por cual de las dos posturas prevalece.

Juan Ignacio Casaubon dijo...

MEMORIAS 1971-2006

JUAN IGNACIO CASAUBON
http://es.geocities.com/jicasaubon



ADVERTENCIA

No es lo mismo historia que memoria. La memoria es historia pero no toda la historia es memoria. Entiendo como memoria lo que uno vivió y recuerda: poder decir “yo estuve”.


FIN DE LA SECUNDARIA


Por ejemplo, respecto a la política, el primer recuerdo que tengo es la subida de Guido a la presidencia pues mi padre me llevó a la azotea para ver si pasaban los aviones. De allí salto a la elección de Illía ya que el comité capital se encontraba a metros de la casa de mis padres y vi toda la algarabía del momento y la cantidad de papelitos (Boletas de la elección) que había en la calle.
Luego el golpe de Onganía del 66. Yo tenía 12 años. Había nacido mi séptimo hermano varón y su padrino (una costumbre argentina) fue el presidente. Parece que en Corrientes había una leyenda del lobizón. Los séptimos hijos varones se convertían en lobizones las noches de luna llena haciendo estragos en el vecindario. La gente mataba a tales personas. Entonces el Gobernador decidió ser padrino de los séptimos hijos varones. Claro, nadie se atrevía a matar al ahijado del gobernador. Luego esta costumbre pasó al presidente del país. Puede haber tres casos. 1) que la madre no diga nada, 2) que pida al presidente y éste mande un representante, o 3) que el mismo presidente esté en la ceremonia.
Como mi padre era juez y simpatizaba con el golpe (como la mayoría del pueblo ante el fracaso de Illía) y un poco con el nacionalismo en general (Anexo I), fuimos invitados a Olivos para el bautismo. Allí caímos mis padres y los diez hermanos en una Estanciera destartalada (no había plata para otra cosa). Al entrar nos cambiaron de coche a un Ambassador negro para arribar a la iglecita con un poco más de dignidad. La iglecita de Olivos la construyó la mujer de Illía. Era para dos personas (el presidente y su mujer).
La quinta era espectacular. Tenía dos piletas. Una de natación y otra de cisnes. En el lugar de la recepción había moquette y alfombra arriba.
Todo era como un pequeño pueblo, con sus bomberos incluidos.
Recién tenía 12 años como dije por lo tanto no tengo memoria de “la noche de los bastones largos”, no voy aquí a verter opiniones sino en el volumen II, ya que esto trata de memorias y no de la historia completa. Por lo leído el régimen de Onganía se hizo luego un tanto autoritario persiguiendo a los políticos, a los estudiantes y profesores, a la prensa; y tuvo malas relaciones con la CGE, la CGT y la SRA.


ENTRO EN LA FACULTAD

A los 16 estaba leyendo un libro sobre átomos y máquinas que me regaló mi padre y la lectura del proceso de fisión nuclear en cadena es la parte que me dio el último envión hacia las ciencias.
Me había entusiasmado la matemática y la física de quinto año de la secundaria, que lo di libre en el colegio Mitre Nº 5. En aquel entonces la primera se componía de derivadas y astronomía; la segunda de electricidad y magnetismo. Esta última la estudié por el Fernández y Galloni y me tomaron el puente de Weanstone, que también recuerdo con especial viveza.
Mi idea era estudiar ingeniería electrónica, ya que era la carrera que yo pensaba que tenía más física y matemáticas. Todavía me veo en el sillón de mi casa leyendo la guía de carreras de EUDEBA, cuando encuentro que existía en la UBA la licenciatura en física. Leo las materias y eran todas físicas y matemáticas y así me decidí.
Tuve un curso de ingreso en 1971 (estrenábamos la ciudad universitaria) que se componía de cinco materias: matemáticas, física, química, biología y geología. El profesor de matemática era el más desconcertante. Llevaba un palo y una bolsa como un mendigo y mientras explicaba el otro ayudante, el se acostaba en el suelo. También me sorprendió el de biología ya que daba las clases sentado tipo buda sobre la mesa.
En análisis I tuve nada menos que a Trejo como profesor. Lo estoy viendo en su clase magistral explicando las cortaduras de Dedekin en aquella aula magna del Pabellón I.
Mi padre fue propuesto como ministro de Educación de Onganía, cargo que rechazó, pues si caía el gobierno la ley no permitía volver a ejercer de juez con la consiguiente ruina de la familia. Subió Astigueta.
Más tarde, se produjo el principal revés de Onganía consistente en una revuelta llamada “el Cordobazo”. Se dice que Lanusse como jefe militar no la quiso reprimir. Luego Lanusse depone a Onganía y pone a Levingston, un general desconocido, para luego ponerse él mismo.

No se reflexiona mucho sobre que se va a investigar en el futuro en los primeros años de carrera. Sabía que había un grupo de plasma que estaba estudiando el control de la fusión nuclear. Los integrantes del grupo, algo nacionalistas, sabían que no iban a controlar la fusión. Pero la excusa para tener este laboratorio era: “cuando el mundo controle la fusión, nosotros debemos saber de ella”. Otro laboratorio era de óptica, ya que rendí esta materia allí. El doctor Contreras amablemente me invitó con una ginebra Bols a la que dije que no, por miedo a olvidar las fórmulas.
Otros grandes profesores que tuve fueron: Scarfielo y su famosa sábana (daba Análisis II y dibujaba la función en 3D), el de Análisis III: Balanzat.
Éste se animó a terminar las clases que se habían perdido a causa de los problemas políticos. Sin embargo esa parte la llamó complementos y no era obligatoria para el examen.
En mi opinión el departamento de Matemáticas era más brillante que el de Física. Aquel se consolidaría por la venida a Argentina de profesores España, como Santaló.
En Física II también tuve a Bonfigglioli, un italiano con acento, y en Física III a Calvo que escribía la ley de Coulomb con la distancia del denominador al cubo (claro arriba ponía el radio vector).

En 1974 me trasladé a Rosario ya que conseguí un cargo de tesorero de una residencia Universitaria “El Litoral” a tres cuadras de la facultad. Así conseguí mi independencia económica de mis viejos. Seguí con el tercer año de la licenciatura hasta acabarla en la UNR.
En Mecánica I tuve a Garibotti, ahora instalado en Bariloche. En Mecánica estadística tuve a Zandrón que medía su sueldo según cuanto queso podría comprar con el.
En Física Nuclear tuve a Pasquini. Explicaba los aceleradores de partículas, cuando un día aparentemente se retrasó. Esperamos media hora y no llegaba. Nos fuimos. Pero nunca más apareció. Es un desaparecido. En las ocho horas que estuvo en la Facultad nunca hizo política.
En Electromagnetismo tuvimos a Mario Castagnino. Los estudiantes lo intentamos sacar mediante una nota. Lamento haberla firmado. En realidad se lo quiso sacar porque era rico.
Vino el “Rodrigazo”: una fuerte devaluación. Por suerte en la residencia vivíamos al día y no teníamos plata en el banco por lo cual logré timonear la situación sin sobresaltos, excepto que en las góndolas de los supermercados había muy poco stock.

En junio del 1974 vino al país el ahora San Josemaría Escrivá. Viajé a Buenos Aires a conocerlo en el Teatro Coliseo ante 3000 personas. Habló en sus encuentros de no pelearnos entre argentinos y a trabajar por amor de Dios y en servicio de los demás.
El 1º de julio muere Perón y sube Isabel. Los guerrilleros siguen sus ataques y matanzas contra militares, sindicalistas y empresarios.
El decreto de aniquilar la guerrilla fue de Isabelita. En la Facultad había continuamente asambleas antes y después de la caída de Isabelita. Tenían un duro corte marxista. Una vez vi a un cura cruzar de la iglesia de enfrente a promover la asamblea, era un cura tercermundista (Anexo II).
En 1976 se produjo el golpe de Videla, muy esperado por la mayoría pero que después cayó en el llamado “terrorismo de Estado” aniquilando la guerrilla.
En 1977 si empecé a pensar en el trabajo futuro. En física hay que hacer una tesis de licenciatura de final de carrera, llamado trabajo final. Este es el primer trabajo de investigación que uno hace. Para eso fui mirando a los profesores que tuve y que se dedicaban a la investigación. Se trataba de elegir el tema y el director. Me había gustado la materia física V ya que era física moderna y también mecánica cuántica. Me atraía más la teoría que el experimento. Hay que aclarar también que veía las penas de los físicos experimentales por conseguir dinero para equipamiento... En cambio el físico teórico solo necesita computadoras, libros y revistas especializadas. Rubén Piacentini me había dado física V y era un candidato a director. Me pareció un pensador independiente y demócrata. Daba algunas clases con corbata. Había estudiado en Francia. Siempre pensé que en la democracia suelen ganar los moderados (sin embargo sería de ciegos no reconocer nuestra historia de militares en el poder ante el fracaso de gobiernos civiles, especialmente después de 1930). Pero primero hablé con otro profesor que me dio la idea de hacer el trabajo final sobre el aprovechamiento de una depresión que hay por la península de Valdés. Se trataba de llenar de agua la depresión y de hacer un canal que uniera esta “laguna” con el mar aprovechando la corriente que por él circulara.

Pero me incliné por algo puramente teórico. Yo los veía hablar de partículas, protones átomos y moléculas y eso me cautivó. Creía que eran partículas elementales. Luego vi que eran procesos atómicos donde el núcleo se lo aproxima por un punto y se estudia el comportamiento de los electrones que lo rodean. Eran colisiones atómicas. Cuando le explicaba mi tema a un no-físico creía que se relacionaba con la bomba. Pero no, pues al núcleo no lo tocaba.
Fue así que hice mi trabajo final con Rubén en el tema “Calculo numérico aplicado a las colisiones atómicas”. Rubén me dio la clave. Era cuestión de aproximar resultados atómicos con polinomios y exponenciales para luego usar la “transformada de Hankel”.
Trabajaba con Roberto Rivarola en una mansarda de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Exactas de la Universidad de Rosario. Aprendí lo que era un paper, es decir una fotocopia de tres o cuatro hojas sacadas a un artículo de una revista especializada. Tenía varios papers que leer y allí comprendí lo difícil que es entender un paper. La computadora que usábamos era una IBM 1130 que servía también para liquidar los sueldos de la Facultad. Tenía que terminar en 1977 y el resultado correcto salió de la máquina por el 20 de diciembre rindiendo la tesis de Licenciatura sobre el final de año.

Ahora si tenía que empezar a investigar “por plata”. Pero en 1978 hice la colimba en Fabricaciones Militares. Nos tiraron dos bombas pero no dieron en el blanco. Casi nos vamos a la guerra con Chile. Yo ya tenía asignado el Jeep. No pasó nada.

Al principio de 1979 mientras gestionaba una beca al CONICET hice algunos intentos de trabajar en la industria privada. Fui a una empresa eléctrica y me dijeron que no tomaban ni siquiera ingenieros electrónicos. Con más razón tampoco físicos. Fui a otra y me entrevistó un psicólogo que me preguntó: Si un amigo se divorcia de su mujer, ¿Usted que hace? Le dije que seguiría siendo amigo aunque trataría de que se recompusiera el matrimonio. El entrevistador me dijo que era la respuesta incorrecta porque si el hombre había dejado a su mujer también podía traicionarme como amigo.
Este fue el último intento de hacer algo práctico y adopté la posición del profesor Zandrón que decía: antes de hacer algo práctico me corto las manos...

En marzo de 1979 obtuve una beca en el CONICET, es decir me pagaban para investigar y al mismo tiempo los resultados de la investigación me servían para hacer la tesis de doctorado. Junto a esto daba clases como ayudante. También había que aprobar una serie de materias. Mi trabajo fue continuación del anterior, o sea de “colisiones atómicas” bajo la dirección de Piacentini.
Era un trabajo consistente en elegir una colisión de un núcleo contra un átomo decidir cuales eran los estados cuánticos posibles y poner en marcha un infernal programa de cálculo para ver con que probabilidad el núcleo se “robaba” un electrón al pasar cerca del átomo. Era la época de las tarjetas perforadas y de los listados de programas en hojas continuas. Corríamos el programa en IBM 360. Luego llegó “la pantalla”, pasamos a una Digital PDP 11. Trabajé en la misma facultad de Rosario y en el Instituto de Astronomía y Física del Espacio (IAFE) en Ciudad Universitaria.
Lo de los estados cuánticos tiene su cuento. Un físico cantaba... ¡Un estado más!... Es que cuanto más estados se ponían el cálculo era mas preciso pero llevaba más tiempo de computación. En el grupo de investigación trabajábamos en colaboración con el francés Antoine Salin y el inglés, radicado en Francia Ron Mac Carroll. Estos nos hicieron varias visitas a Rosario y Buenos Aires. Para un físico que recién empieza es una gran atracción ver gente del extranjero en la avanzada del tema.
Había un gran problema en el tema que investigábamos: el problema del origen. Y ellos fueron quienes nos lo enseñaron. Los resultados cambiaban de acuerdo al origen de coordenadas utilizado. Esta era una gran limitación del método y fuente de largísimas charlas y conferencias. Una cosa era que cambiara poco...pero el español Armando Riera mostró que podía cambiar mucho el resultado. Mientras uno se mataba por incluir un estado más se discutía sobre que origen calcular. En la práctica se calculaba en varios orígenes distintos. El “problema del origen” daba lugar a más y más publicaciones. Era el tema. Se lo intentaba superar agregando los “factores de translación”...cada grupo en el mundo tenía una opinión y un método para tratar de arreglar esto y las discusiones llegaban casi hasta lo filosófico.
En 1982, un día hubo una gran marcha popular contra el gobierno militar de Galtieri. Poco después el presidente anuncia la toma de Las Malvinas, se llena la plaza de mayo de júbilo aplaudiendo la medida. Al perder la guerra esa misma gente hablaba de la guerra absurda en la que nos habíamos metido. Según el historiador y periodista rosarino Christián Viña esa fue “la derrota de los arrepentidos”.

Seguí trabajando con el sistema de Becas del CONICET hasta que me doctoré en la UBA en 1984. La tesis era sobre “Tratamiento molecular de las colisiones ión –átomo” Teniendo el doctorado y tres papers publicados pude entrar como investigador asistente en el CONICET a la vez que daba clases en la UNR y en la UBA como ayudante y luego como JTP.

El esfuerzo del doctorado me produjo un surmenage que me dejó fuera de carrera durante cinco meses. De 1985 a 1990 seguí en colisiones atómicas en el IAFE, pero ya me empezó a cansar el método. Es que cuando estábamos en 6 estados Salin se mandó uno de 20 estados. No podíamos competir con las maquinas extranjeras. Además yo veía que los intentos de resolver el problema del origen eran a mi juicio “ad hoc”. Es decir no resolvían el problema en sí sino contrarrestaban las consecuencias, es decir la disparidad de resultados. Yo intentaba en mi tesis concluir que en una base finita de estados la variación era inevitable y proponía incluir el máximo número de estados (infinitos sería lo ideal, pero imposible) con la consiguiente dificultad de capacidad de máquina. Y decía que los “parches ad hoc” no resolvían el problema de fondo. Sin embargo la discusión con Riera continuaba,...que habría que incluir entonces también los estados del continuo...Pero era mi última palabra en el tema respecto del origen. Enmarcarlo dentro de una recta filosofía y aceptar que los estados no incluidos eran de escasa probabilidad...Usando muchos estados los resultados variaban poco con el origen.
Respecto al tema de colisiones atómicas seguí trabajando con Liliana Opradolce, Carlos Falcón y Rubén Piacentini en sistemas donde con pocos estados se podía representar suficientemente el experimento.
Creo haber resuelto el problema del origen o al menos llegarlo a entender. Esa fue el principal resultado de la Tesis luego publicado en Speculation in Science and Technology.

En 1990 decidí cambiar de tema. El país pasaba de de Alfonsín a Menem. Pasé de cobrar 43 dólares a 1200 dólares. Cambié de atómica a dieléctricos, estos son los materiales aislantes de la corriente eléctrica. Cuando uno cambia de tema debe pasarse algo así como dos años de estudio para poder llegar a publicar. Elegí al doctor Máximo Barón como director de investigaciones.
Junto a dieléctricos me interesé en números primos, al leer un artículo de Gentile en Ciencia e Investigación. Gentile fue un gran profesor de Álgebra.
Trabajábamos en un laboratorio del pabellón 1 de Ciudad Universitaria, yo era el más abocado a la teoría y mis compañeros hacían precisas mediciones de la constante dieléctrica con un equipo que medía hasta la quinta cifra.
Le mandé a pedir un artículo a un físico bielorruso, Victar Navumenko. Él me lo mandó junto a una carta en castellano interesado en colaborar. Carta va carta viene (en Rusia se tardó en imponer el correo electrónico) hasta lograr una publicación en común, sin cocerlo personalmente.
Fuimos pasando de una XT a una 486 y apareció Internet. Los almuerzos eran en el mismo laboratorio donde calentábamos el agua con un mechero Bundsen. Con María Berta Rebollo Paz, Adrián Buep y Máximo Barón fuimos manejando el dieléctrico y Fernando Orthusteguy se encargaba de los aspectos computacionales.
A mi director le llegó la edad de jubilación de las universidades estatales y en 1997 nos fuimos a la Universidad de Belgrano. Allí empecé a dar clase como profesor asociado. Damos física para carreras de química, biología, tecnología de alimentos, farmacia y nutrición. Seguí en el CONICET y a fin de 1997 pase a investigador adjunto.
Trabajé dos años en aspectos de enseñanza de la mecánica cuántica y también logré un trabajo en colaboración con un inglés que solo conocí por correo electrónico.
En septiembre de 1999 leo la novedad de que había llegado a la biblioteca de la UB un libro de dinámica no lineal y caos. Su autor Strogatz es premio máximo a la enseñanza en el MIT. Su libro es muy didáctico. Considero que las dos teorías físicas que revolucionaron la primera mitad del siglo XX son la relatividad y la mecánica cuántica y las dos de la segunda mitad la unificación “electrodébil” y el Caos. Publiqué un e-book “Caos” y otro “El Péndulo”.

El departamento de Física de la UBA fue mejorando, creo que a partir del FOMEC, un préstamo de USA. Hay grupos de gran nivel. Mejoró mucho la Hemeroteca y los Coloquios. ¡Hasta el piso está reluciente!


ANEXO I: EL NACIONALISMO

El nacionalismo es el amor a la patria. Cuando el nacionalismo desprecia a otras razas y naciones es un pecado. El nacionalismo en Argentina ya arranca desde 1810 con los Saavedristas opuestos a los Morenistas. El nacionalismo argentino siempre fue proclive a estatizar. Los golpes en general fueron de tipo nacionalistas. Excepto en el manejo de la economía liberal de Krieger Vasena con Onganía y Martínez de Hoz en la época de Videla. En la vereda de enfrente se encuentran los extranjerizantes o también llamados liberales.
Los federales, los caudillos y los defensores del gaucho fueron más nacionalistas que los unitarios. Pienso que ambas corrientes que derramaron tanta sangre han terminado por dejar cosas positivas. Por ejemplo son nacionalistas: Quiroga, Rosas, Dorrego y Perón. Fueron liberales: Sarmiento, Rivadavia, Mitre y Menem. En el plano literario fueron nacionalistas Bartolomé Hidalgo, iniciador de la poesía gauchesca patriótica contra el rey de España Fernando; José Hernández, con el Martín Fierro (un gaucho que vivía feliz y es reclutado); Estanislao del Campo, con su “Fausto” y Ricardo Güiraldez con “Don Segundo Sombra” de 1917.


ANEXO II: EL TERCERMUNDISMO Y EL PROGRESISMO CATÓLICO

Muy resumidamente, consiste en adaptar el cristianismo al marxismo. El marxismo toma la idea de evolución dialéctica de la Historia de Hegel y habla de un materialismo dialéctico. Todo es materia, incluso la literatura y el derecho no son más que emanaciones de la materia. No acepta la propiedad privada, especialmente la de los medios de producción. El proletariado lucha en forma dialéctica contra la burguesía hasta llegar a una sociedad sin clases. Es una religión al revés: Dios es la materia, el cielo es la sociedad sin clases, la Iglesia es el partido comunista, la liberación del pecado es la liberación del proletariado en lucha de clases contra la patronal.
Los curas tercermundistas, Gutiérrez en Perú, Boff en Brasil, Dussel en Argentina, entre otros, intentan justificar la lucha armada latinoamericana basándose en una lectura revolucionaria del cristianismo equivocada.
Es probable que los curas tercermundistas influyeran con sus escritos y su actuación sobre jóvenes idealistas (no se si fue el caso del “Che” Guevara, que Dios lo tenga en su gloria).

Advertencia final: No hay bibliografía pues estas son memorias en el sentido de la advertencia inicial.


CUENTO FÍSICO FINAL


LA LEYENDA DE LA FRUTA MARRÓN (circuló por los laboratorios en la década de los ’80)


Había una vez en Andorra un vendedor de frutas. Estaba casado con una francesa y tenía dos hijos, uno de cuatro años y una de dos. Los cuatro hablaban el castellano y el francés. No era un comerciante cualquiera, había podido hacer algunos cursos de filosofía. Era respetado en su ciudad.

Las artes y las ciencias estaban en pleno desarrollo. Pero lo más interesante es que se había descubierto la redondez del planeta y las lejanas tierras situadas al otro lado del océano.

A la gente le gustaba viajar allende los mares y traer todo tipo de souvenirs exóticos de América.

Fue así como llegó la fruta marrón, del grosor de un puño y agradable ya sea cocida o cruda. Dentro de las frutas conocidas se parecía a la manzana y a la pera. Algunos ejemplares tenían forma de pera, otros de manzana.

Fue así que se produjo en la ciudad una división entre la gente. Unos decían que se trataba de una manzana y los otros que era una pera.

Los comerciantes de frutas se dividían en dos. Unos vendían pera y otros manzana. Puesto que la fruta marrón se veía como un buen negocio, se entiende que ambos grupos de comerciantes reivindicaran para sí la exclusividad de la venta de la fruta marrón.

Habiendo subido el tono de la discusión, la corporación de comerciantes decidió mandar la fruta a la Universidad para que estudien su naturaleza. Allí se hicieron proyectos de investigación a largo plazo, donde también fue propuesto el tema como tesis de los doctorandos.

Es cierto que los estudiantes están por encima de las preocupaciones de los profesores ya que a ellos solo les interesa "el pueblo". Sin embargo no fue así en este caso. Se formaron dos fracciones, el PP (Partido de la Pera) y el PM (Partido de la Manzana).

¿Cual fue la actitud de nuestro comerciante de frutas? El dudaba. Es cierto que estaba entre los vendedores de manzanas, pero estaba la posibilidad de conseguir una licencia para abrir filiales nuevas en pueblos vecinos donde vendería pera.

Él se retiró a reflexionar sobre la naturaleza de la fruta, descuidando sus deberes familiares y se lo veía cabizbajo y meditabundo y a veces hablaba solo:

Qu' est ce que c'est ?

Al fin de cuentas había estudiado cursos de filosofía donde se hacían siempre esta pregunta. Pero el tema lo hacía adelgazar y le daba insomnio.
Hasta se olvidaba de pagar el hotel de su mujer, quien no recibía cartas como era de costumbre.
Su mujer estaba pasando sus vacaciones en la playa con su hijo mayor. La otra hija, de dos años, había quedado en la ciudad, con él, porque no le hacía bien el sol.

Él había oído hablar de los primeros resultados sensacionales de un grupo de investigación dirigido por el profesor La Reynette. Lo fue a ver y le preguntó:

Qu' est ce que c'est ?

El profesor le mostró cinco trabajos recientemente publicados donde se deducía, provisoriamente, el origen manzanezco de la fruta marrón basados en mediciones de precisión del almidón y azúcar de la misma.

Sin embargo el decano Caumissee, defensor del origen del tipo pera, criticaba los escritos de La Reynette por haber analizado especímenes localmente extraídos. El trabajo del decano era en cambio de tipo global.

Dejemos por un instante las reflexiones de nuestro comerciante. Su hija menor se divertía jugando con las frutas marrones, ya las hacía rodar, ya se las tiraba a los gatos vagabundos que pasaban por su vereda. A ella le gustaba ver a los más pobres comerciantes, que en bicicleta ofrecían la fruta marrón:

Vendo papas, vendo papas!

Un día llegó la mujer y su hijo mayor. Este, viendo el nuevo "juguete" marrón le preguntó a la chiquita:

Qu' est ce que c'est ?
Es una papa !

Fue en este instante que nuestro comerciante conoció la realidad de la fruta marrón. El comprendió la respuesta de su hija de dos años. La fruta marrón no era ni una pera ni una manzana sino una papa. Era simplemente algo nuevo.

Ni los profesores ni los estudiantes habían podido reconocer algo nuevo. Ellos y nuestro comerciante de frutas eran demasiado viejos como para admitir algo nuevo que no conocían.

Todo terminó bien. A pesar de los días perdidos por las refriegas entre estudiantes por PP y PM, todos pudieron dar sus exámenes. Y empezó así un nuevo capítulo de investigación sobre la papa recientemente descubierta.

______________FIN________________

Jack Celliers dijo...

Juan Ignacio: estoy asombrado. Ha demostrado que es capaz de escribir "¿qué es esto?" en francés, utilizando menos de 500.000 palabras.

Felicitaciones.

Luk@s dijo...

Estaba pensando cuál era el sentido de tanta perorata. y al final, me quedé sin moraleja...

Luk@s dijo...

Jack:

Este tema da para mucho.

Me interesa conocer tu opinión de porqué se perdió.

No sé si plantearlo en este asunto o que abras un post específico.

Te dejo la inquietud.

Saludos

Jack Celliers dijo...

Lukas, no te entiendo ¿Por qué se perdió qué? ¿Te referís a esta discusión específica? Yo creo que perderse no se perdió, se discutió bastante. ¿Un post sobre qué exactamente?

Luk@s dijo...

Si, fui poco claro. Hace un tiempo que ando leyendo todo lo que puedo sobre el período 55-76 (y más específicamente el período 69-76)para tratar de comprender cuáles fueron las causas de la derrota. Me refiero a la derrota de aquellos que tenían un programa revolucionario.
Saludos