6.10.06

Bruselas - Tango - Bucarest

A veces, señales extrañas.

Estas ciudades del este tan al borde del abismo, agarrándose a Europa como a un mantel que se desliza para olvidar que están a punto de desplomarse en Asia... La bandera de la Comunidad Europea flamea desesperadamente por toda Bucarest, bonitas construcciones francesas con techos de pizarra intentan recordar que una vez esta ciudad fue "la pequeña Paris". Se impone una melancolía ligeramente similar a la de Buenos Aires, esa sensación nostálgica de ser y no ser, de estar tan cerca de la verdad y al mismo tiempo en el culo del mundo. Esta contradicción es fuente de magias.

Me remonto a un par de años y me corro un poco en el mapa, perdonen el racconto desprolijo. Recuerdo que más o menos para estas fechas pero en el 2004, paseando por uno de los jardines de Bruselas (Bruselas en cambio es una ciudad donde la magia existe, pero está súmamente cansada), mi dama y yo escuchamos una música lejana, pero inconfundible. Tango.

Nos acercamos y vimos en una de esas glorietas antiguas de piedra y verde musgo, varias parejas bailando bajo el cielo bruselense eternamente nublado. Casi todos belgas. Al presentarnos como argentinos nos invitaron a bailar con entusiasmo, pero vimos la gracia con la que bailaban las parejas belgas y tuvimos que resignarnos a decir que no, que no teníamos ni idea. Recuerdo una mujer de raza indefinida pero de piel muy negra, como si fuera una cruza de mulata e hindú, era muy raro verla haciendo esos pasos porteños mientras Corsini cantaba Ventanita Florida en un rinconcito de ese país francés, flamenco, europeo a rabiar.

Hace un par de meses, ya aquí en Bucarest y por la misma fecha paseábamos por el Parc Cismigiu, un jardín público muy parecido a aquel de Bruselas, éste con un lago grande. Y bien, en un momento mi dama y yo volvimos a escuchar esa música inconfundible, con la sensación de ligera alucinación que da percibir algo tan familiar cuando nuestros sentidos ya están acostumbrados a la cadencia de las lenguas extrañas. Nos acercamos y otra vez: parejas practicando tango y una voz porteñísima convirtiendo ese parque cerca de los Cárpatos en el lugar de una inesperada nostalgia argentina. Es curioso que haya sido en fechas cercanas, en parques muy similares, y en las dos ocasiones paseando juntos.

Otra vez nos acercamos incrédulos y una chica rumana se presentó hablando un español aporteñado - regalo de Buenos Aires - que exageraba las vocales finales (o quizás nos pareció eso a nosotros, ya acostumbrados como estamos al poco melódico español ibérico) mezclado con un acento rumano muy gracioso. Otra vez fuimos invitados, y otra vez tuvimos que negarnos ya con la sensación de que es una vergüenza che, todo el mundo lo baila y nosotros ni idea...

Así que el tango me persigue a donde voy. Bruselas, Bucarest. Se embosca y se insinúa de lejos. Paseo por esta ciudad del este y sus calles rotas, mal iluminadas, llenas de cables que entorpecen el cielo; sus desastrados Dacia junto a impresionantes Maserattis de nuevo rico que navegan entre casas viejas y edificios incongruentes, sus negocios de ropa chic frente a terrenos baldíos y sus bellas iglesias ortodoxas en las que siempre hay una boda.

Un perro ladra. Una chica pasa y me mira por un segundo como si me conociera.

El tango parece anterior al mundo.

5 comentarios:

Milkus Maximus dijo...

Muy bueno Jack.
No sabía de sus dotes de "viajero" (nada que ver con "turista"). Felicitaciones.

Ecazes dijo...

Medio subrealista todo.
¿Será que entienden el drama y el caracter del tango?
¿ has oido algún bolero?

Pusylanime dijo...

don Celliers, queria preguntar si no es problem, por que blogs se pasea y manda comentarios habitualmente, si es que anda por alli blogueando.
Tengo interes en ver otros debates candentes de algunos otros sitios

Jack Celliers dijo...

Ecazes: quizás sea interesante el dato de que el tango gusta mucho en Japón, y que en Finlandia hay una variante de tango llamada Finnish tango.

Pusylanime: oiga... ¿No había otro nick? Digo ponerse justamente ese... Debates puede encontrar en Barricada Bolche, y por allí... por allá...

pussylanime dijo...

vamos cumpa, jueguese. Me interesaria ver algun blog movidito donde juegue de visitante.

en

destructordemitos.blogspot.com

por ejemplo hay un par de muchachos de izquierda tambien que ultimamente le estan dando catedra con mucha altura a ese grupito de hipocritones.

Le comento que nunca entre demasiado en esto de las discuciones politicas, religiosas, economicas, etc.
Si algun dia tuviera que entrar tendria que asumir alguna variante socialista, pero hasta ahora toda la gente con que me cruce de ese tipo empezaban a mostrar los hilos desde lejos.
No es el caso de este blog, donde leyendo el historial de debates me han sorprendido bien sus planteos.

Jueguese amigo