24.2.06

Mogo stone y mogo izquierda

Me parece que está pasando algo grave, desde hace ya demasiado tiempo, con cierto sector de la juventud. Me corrijo: en realidad no se trata de la juventud sino de un problema general del cual la juventud es el emergente visible.

Y ya sé: hablar de "la juventud" parece colocar al enunciante en la categoría de viejo choto y sentencioso, pero en realidad no es necesariamente así ya que nada impide que una persona joven observe más o menos lúcidamente a la juventud.

Veo por el noticiero los incidentes alrededor del estadio en el que tocan los Rolling Stones. Un kilombo general: corridas, botellazos, autos destrozados, palazos de la cana, piedrazos, etc. etc. Asisto - entre varios diálogos entrecortados - a éste entre el reportero y un pibe:

Periodista: - ¿Qué pasa?
Pibe Rolinga: - Que no podemo entrar... no nos dejan entrar... nos están cagando a palo...
P: - ¿Tenés entrada?
PR: - No... ¡No la pude comprar!
P: - Pero sin entrada no los van a dejar entrar... ¿no sería mejor irse?
PR: - ¡No loco! ¡Sho lo quiero ver a Shaguer loco!
P: - Pero sin entrada...
PR: - ¡A mi no me importa loco! ¡Sho lo quiero ver a Shaguer y lo voy a ver a Shaguer! ¡Shaguer es mi ídolo y no me voy y aguante Shaguer y aguante losestóoooooooooon! - dicho esto último en una especie de alarido inarticulado. El pibe se suma a una nueva corrida revoleando la remera.

Ahora bien, ante esto caben dos actitudes, una que conocemos bien:

- Son unos negros / en este país hace falta mano dura / más represión / el rock es satánico / etc.

Esta no me preocupa demasiado. Pero hay otra que me preocupa: es la actitud de eso que cada día más difusamente llamamos "izquierda" cultural o política.

Esta actitud consiste en culpar a la organización, a la policía, a una combinación de ambas, hablar de "los problemas de los jóvenes" y dejar todo más o menos ahí, evitando decir lo que hay que decir.

Creo que no hace falta aclarar que el que escribe no es precisamente un simpatizante de la cana. Ni de los organizadores de este tipo de espectáculos. ¿Los Rolling? Me gusta mucho escuchar Jumpin' Jack Flash pero esto no tiene nada que ver con lo que ocurre aquí. No tiene nada que ver con recitales de música, ni siquiera con espectáculos públicos. Es otra cosa.

Me parece que esos pibes necesitan desesperadamente que se empiece por decirles la verdad.

Y la verdad comienza por esta frase: "Sos un imbécil".

Después podemos agregar más cosas, pero primero lo primero: "Sos un imbécil, dejá de serlo".

Esto es algo que la izquierda parece no atreverse ni a insinuar.

Tener grandes sectores de la juventud imbecilizados es solamente el síntoma de una sociedad muy enferma. Desde ese punto de vista es una responsabilidad colectiva. Pero ocurre que (se supone, supongo yo, no sé) es la izquierda la manifestación política cuya misión principal es dirigirse a los jóvenes trabajadores preocupándose por la opresión que sufren, la que primero debería denunciar claramente esto: el sistema imbeciliza y hasta el momento está teniendo un éxito espeluznante.

Todo el resentimiento de esos pibes está exclusivamente volcado a poder o no entrar a ver, a adorar, a sacralizar a unos tipos a los que les importa un bledo nada de ellos. No es que los Stones sean mala gente, simplemente hacen su negocio y nada saben de exclusión social ni de frustración, ni de necesidad de encontrar algo que saque de la desesperación a los jóvenes. No tienen por qué hacerse cargo de eso.

Pero alguien sí tiene.

La imbecilización toma la forma de una descarga impresionante de energía que no redunda en el más mínimo reconocimiento de sus derechos. Esto incluye tanto a los que pagaron una entrada a precios que representan un lujo para sus salarios, como a los que fueron a romperse la cabeza con la cana para pasar sin pagar.

Estos sacrificios son incluso mostrados por ellos como un orgullo, una muestra de no se sabe qué lealtad ridícula. Se parece mucho a una religión: el vacío de los cielos a falta de otro reconocimiento, a falta de otro derecho, a falta de otro respeto que nadie les otorga.

La izquierda, al no denunciar esta imbecilidad claramente ante ellos mismos, que son los primeros interesados, hace exactamente lo mismo que Grinbank, los Rolling, los equipos de fútbol o quien sea: alimentar la demagogia para hacer negocio. Un negocio de partido burgués, no la política clara de un partido revolucionario (la palabrita tan demodée).

Porque la izquierda política (esa hartante colección de sellos de goma) ve a la gente a la que se dirige exactamente igual que un partido burgués: como una clientela. El partido burgués de derecha lisonjea a la clase media alta, el partido burgués "transversal" lisonjea a la clase media insegura y el partido burgués de izquierda lisonjea a los excluídos y descontentos.

Todos esperan lo mismo: un voto.

Para esto la crítica no es negocio, así que la izquierda evita la crítica agarrándose de cualquier cosa para evitar dirigirse al sentido de la responsabilidad en estos pibes. Responsabilidad que no tiene nada que ver con el callejón sin salida por el que les exige entrar la burguesía (sé un buen chico, conformate con dos mangos, cerrá la boca) sino responsabilidad para invertir esa energía en acciones concretas: organizarse, defender sus derechos, exigir lo que les corresponde.

No se puede utilizar a la policía, ni a la organización, ni siquiera al sistema - aunque tengan todos su parte - para ocultar la responsabilidad de estos pibes. La responsabilidad de bancarse años y años de salarios miserables para luego ir a descargar su furia y su resentimiento en una cancha. Hay que decir que son unos imbecilizados, y la mejor forma es emplear la palabra exacta.

La izquierda no lo hace porque lo único que espera de ellos es un ridículo voto. "Votá a la izquierda que puede entrar" fue el slogan de no sé qué partidito pseudotrotskysta. ¿"Entrar" a dónde? ¿Para qué? No importa: vos votá, y si me votás sos un capo. Votame boló, aguante los estón.

Me gustaría que en la izquierda se empezara a hablar otro lenguaje, con otro mensaje y otras perspectivas. Porque me parece que un día la tan ridícula y vergonzante Revolución va a dejar de ser una utopía. Va a ser una desesperante necesidad.

17 comentarios:

Mamma Bambi dijo...

bieeeeen, Jack! necesitaba leer algo así luego de ver los piedrazos en cadena en todos los noticieros.
comparto: habría que empezar por la verdad, el decir "sos un imbécil", pero cómo? desde dónde? cómo luchar contra los dinosaurios de siempre?

Niño Barroco dijo...

Y...te quiero ver diciendoles "sos un imbécil,"...es más, te propongo llenar un auditorio de unos 100 rolingas, un número medianamente controlable, y abrir tu discurso con un "ustedes son unos imbéciles".
Me parece que si bien es caer en el reduccionismo clásico del vanguardismo, es verdad, son unos imbéciles. Pero creo que no se desactiva así el fenómeno. Son años, como bien indica tu idioma, pero no de sueldos bajos, de ausencia total de una idea aproximada de futuro. Lo único que les garantizaba el capitalismo a sus padres ahora no sólo siquiera lo insinua, sino que se encarga de negarlo permanentemente (esto, ya lo discutimos, para vos es capitalismo en su máxima expresión, para mi es justamente lo que como capitalista no promovería si realmente creo en el mercado libre).
Viéndolos ayer, pensaba cómo la cultura de "El Aguante" salió del fútbol para despacito meterse en el rock. No importa la banda, no importa la poesía, la música. Importa aguantar. El que no aguanta es puto. El que no le hace frente a la cana es puto. Y eso, mi viejo, no lo arreglás con la revolución...(ni con represión, por las dudas que me corras por derecha)...

Minerva dijo...

Justamente: de qué modo acercarse y decir (no de ese modo, claro) "estás siendo un imbécil, mirá esto, mirá aquello", sin ponerse en el papel de vanguardia profesoral, sin caer en el desprecio en el que suele caer la derecha (con otras intenciones), cómo despertar algo más que un "vamolosestóooon" que encierra y no genera una inquietud hacia afuera. Digo, es complicado asumir el papel de avivagiles sin creerse dueño de la verdad absoluta. Lo que no implica que no haya que buscar la forma. Son víctimas, sí, pero ALGO han de poder hacer para dejar de serlo.
Sí sí, para pensar con detenimiento.

Anónimo dijo...

Sí, sí, para pensar con detenimiento, pero no mucho porque si no se les muere el cerebro, ¿viste? Los pibes son víctimas, y en mi opinión, sin embargo, merecen que se los tilde de imbéciles. Pero con eso solamente no alcanza.

Todos esos pibes desocupados o subocupados tienen una vida perra, el sistema se ha cagado en ellos y en sus padres, están absolutamente fuera y esos que aparecieron en la tele se salvaron de que se mueran sus hijitos bebés en Cromañón, pero de pedo nomás.

La observación de Jack es buena: al estar tan huérfanos de “civilidad” (entendido como el sano ejercicio de sus derechos, no que coman con la boca cerrada, ¿me explico?), esta gente no puede discernir que si no tenés la entrada no entrás. Pero no me parece una responsabilidad exclusiva de la izquierda. Si no educás, ahí los tenés. Es más, el pibe ese y toda su generación están perdidos. Terminarán laburando de empleados de seguridad o repositores en el Carrefour. Huxley tenía razón (en ese sentido).

Supongo que habría que apuntar para más adelante, pero también es un tema complejo lo del “Aguante”. Si el resto del mundo se cae a tu alrededor, lo único que te queda es tener “aguante”, que las cosas que te dan un mínimo de placer no cambien jamás, que el Chizzo de la Renga haga 50 discos iguales a los que ya sacó (que son iguales). Nada peor que la incertidumbre cuando no tenés herramientas. De ahí a la mano dura y al “todo el que no está conmigo está contra mí” hay un solo paso. Y ya sabemos qué sucede cuando ése es el estado mental imperante, ¿no?

Roedor

Jack Celliers dijo...

No digo que sea "responsabilidad de la izquierda" sino que la izquierda no sabe qué discurso articular frente a estos pibes. O peor: sólo espera sus votos, así que se limita a callar y a adularlos de manera demagógica.

En cuanto a lo que plantea Niño: no sé si yo sería capaz de sentarme frente a 100 rolingas y decir eso (por ahí detrás de un antibalas), pero no me refiero a una conferencia sino a un discurso social. Además: el sistema los trata como imbéciles todos los días y mirá qué mal que le va...

En cuanto a que no lo arregla la revolución... bien, podrá parecer utópico, pero nuestras diferencias de prognosis están claras: para vos seguramente los salvará ese capitalismo desarrollado y pujante que llenará los bolsillos y promoverá la educación y la salud en Mauritania, Jujuy, Bangla Desh y Burundi, podemos esperar otros 300 años sin señales de mejorar.

Otra pregunta, maese Niño: ¿Ud. de verdad piensa que un capitalista "cree en el libre mercado"? En serio, de verduki... ¿En el mundo del dumping, de la contabilidad creativa, de los subsidios, del proteccionismo feroz? Me conmueve su fe. Yo creo que Ud. cree demasiado.

luzbelita dijo...

Si, Jack...

Sentí lo mismo que vos ante los despelotes de la entrada al recital de los Rollings. Y lo mismo pienso cada vez que miro un video de algún recital de los Redondos... todos estos pibes que saltan en la cancha, que se cruzaron el país para estar ahí, ¿entienden qué carajos quiere decir esa canción?

Y en el caso de los Redondos, más que con los Stones... porque el Indio Solari habla en castellano, y de nuestra realidad, que es la realidad de muchos de esos pibes... que están imbecilizados, por un sistema al que le viene bárbaro que se comporten como imbéciles.

Lamentablemente, creo que la izquierda padece de una severa enfermedad... se ve claramente cómo no les/nos resulta posible ponerse/nos de acuerdo. Hay 700 organismos de DDHH, luchando por los mismos objetivos, pero divididos... y 900 partiduchos con 10 militantes cada uno, que se juntan a reputear al otro partiducho de izquierda.

Y no es que lo diga desde arriba de la montaña... lo digo porque lo sufro cotidianamente. He presenciado algunas reuniones de las que me fuí agotada, extenuada e impotente.

Evidentemente, hay que cambiar los métodos, pero hay que empezar desde adentro. Porque pareciera que la izquierda tiene el enemigo adentro... y lo peor que te puede pasar es no tener identificado al enemigo, no?

Un abrazo

Niño Barroco dijo...

Lo que UN capitalista cree...no sé, depende del capitalista, yo te cuento que si yo fuese capitalista, creería en el libre mercado. Me refiero a que me parece más saludable y dinámico como sistema educar a las masas para que accedan a un nivel de vida basado en el consumo de una cantidad importante de bienes, que se traduzca en una escala de producción creciente y pujante, que tenga como correlato que me llene los bolsillos porque vendo más y más (la odiosa sociedad de consumo que funcionaba hasta hace un tiempo a la par del estado benefactor). La otra alternativa es producir unos poquitisimos productos super selectos, no llegar a amortizar las inversiones en I+D, cobrarlos igual una fortuna pese a que lo produzco en China, llenarme de guita y pagar ejércitos privados para que sostengan el orden de la republiqueta donde tengo el galpón, otro en donde los armo, y otro donde está el call center...
A mí me, otra vez, si fuese capitalista, me cerraría más la primera que esta última...sobre todo si estoy ganando millones y millones.
Como no soy capitalista ni socialista, creo tanto en las buenas intenciones de los capitalistas como de las vanguardias revolucionarias.
Igual, no quería ir a la arena de siempre, pero bueno, todos los caminos parecen conducir a Roma...

Jack Celliers dijo...

"La arena"... oiga, no somos gladiadores! Véalo simplemente como una inquietud teórico-práctica.

Lo único que señalo es que el capitalismo jamás propició esa creación de potenciales consumidores prósperos más que en los países que ya abrieron mercados para colocar sus excedentes (vulgarmente llamados "imperialistas"). El desarrollo capitalista de las metrópolis ha ahogado e impedido el desarrollo capitalista autónomo de la periferia. Esto incluye al famoso "estado de bienestar", por el cual puede Ud. ir a preguntar al Nordeste brasileño, a ver si alguna vez han oído hablar de él.

En definitiva, quien desacuerda con Ud. no soy yo! Más bien parecen ser los capitalistas (a quienes Ud. cambia el nombre por el de "tecnofeudales"). Por otra parte no entiendo por qué la abominable planificación centralizada despierta en Ud. miles de sospechas, mientras está tan bien predispuesto a creer en la bondad del derrame de riquezas sobre los más pobres. Pregunto nomás: ¿es que el esquema ese no tiene fisuras? ¿por qué el capitalismo se niega tozudamente a acordar con su modelo? Digo, en una de esas descubrimos algo...

Niño Barroco dijo...

Así y todo, creo que como hay planificaciones centralizadas y planificaciones centralizadas, hay capitalistas y capitalistas.
Y si, hay centro y periferia, pero todavía me gusta creer que la historia no es algo estático, que no hay plan maestro y que todavía hay margen para que el teatro que llamamos realidad ponga una función para la que, nuevamente, los marxistas encontrarán una explicación que cuadre perfectamente mientras que los escépticos que damos algo de crédito abramos la billetera con desconfianza...
Y...por las dudas, jamás hablo de los capitalistas como clase. De nuestra discusión quedó asentada mi posición sobre la imposibilidad (personal) de concebir una clase que se alinea perfectamente en oposición a otra a la que explota, cual tropa disciplinada (ok, hay pujas, pero se alinean, me dirás). Creo que es más caótico el tema. Menos de manual. Y dentro de los que tienen el poder de poner en marcha los procesos productivos y explotan trabajadores, hay tipos con visiones desarrollistas (nacionales y/o regionales) y otros con visiones de neto corte imperial o feudal (agregale el tecno por los métodos, pero si).
Hoy, creo que estos sectores/facciones de lo que denominaríamos clase están en puja. De ahí no va a salir la solución de los problemas de la humanidad. Lo único que planteo es que no es tan lineal como proponés el tema de una clase mala que explota y otra que cuando se emancipe se termina el mal (es verdad, pueden llegar a estar mejor que ahora, no tiene sentido negarlo, por eso me interesa entender cómo funcionaría).

la innombrable dijo...

Todo ésto pasa por una cuestión cultural. Raiz del problema (que a la vez tiene varias raíces). No creo que esos pibes sean IMBECILES...en todo caso, son producto de una SOCIEDAD enferma, imbecil.
Pero mas alla de todo ésto. Lo que me pone totalmente de los pelos, es que los noticieros de mierda te pasan 2 horas sobre los stones, sobre los diturbios, sobre u2 y Bono y la p madre! Es que la gente mama eso, y no se da cuenta q lo unico que hacen es aculturizar y generar más y más comentarios cómo "que negros de mierda!No te digo yo? la democracia tiene que acompañarse con la mano dura...hay q rodearlos y cagarlos a palo, a ver si vuelven a un recital sin entrada"(asi dijo el gordo, o mi facho padre).
En fin, tengo una bronca general y ni da que escriba todo lo que pienso/siento. Soy mas de mate,debate,piña,patada,abrazo.
Pero si muchacho, insisto en que todo ésto es una cuestión cultural.

O'Connor dijo...

Peras al olmo. La izquierda argentina, antes de ser izquierda no deja de ser argentina. O se deshace atomizada, o se encolumna inerme (aunque siempre discursiva y coreográfica) detrás de boludeces demagógicas (estratégicamente seleccionadas). Lejos de ser un fatalismo, resulta una mera comprobacìón histórica: Izquierdas y derechas ARGENTINAS van siempre detrás de alguna caja pública que les permita vivir sin laburar. Por eso digo, hablando de la izquierda argentina... peras al olmo, Jack

Jack Celliers dijo...

No creo que sea por ser argentina, en argentina supo haber otra izquierda...

o´connor dijo...

De 20 años a esta parte, con un ojo leen el discursito, y con el otro cuidan la caja

Jack Celliers dijo...

Estoy de acuerdo. Lo que pasa es que "la otra" izquierda a la que me refiero... en fin, para qué voy a hablar, no me dé bola, soy un zurdo delirante.

Anónimo dijo...

hola, ta bueno el tectito.
pero no entendi una frase: Porque me parece que un día la tan ridícula y vergonzante Revolución va a dejar de ser una utopía.
queres decir que la revolucion va a dejar de ser utopica por culpa del banal y frivolo mundo en que vivimos? porq? no la veo utopica, personalmente. creo que no nos cabria entonces. porq no somos perfectos, yo por lo menos no. entonces, lo que qeres decir es que le revolucion en imposible ya que no es compatible con nosotros?
me confundiste carajo...
me explicas, porfissss.jeje soy un pichon de zurdo q no sabe nada y quiere aprender un poquito.

ps:tirame algun librito, asi para instruirme nomas. no tengo mucho leido sobre la izq. y ya estoy harto de el conformismo liberal y la porqeria materialista q nos enseñan en el cole. dele no sea malo...aunque sea un marx un santucho un trotsky o lo q sea.
:)

Jack Celliers dijo...

No. La frase se refiere a cómo la mayoría de los progres y opinión pública en general ve cualquier posibilidad de un cambio en la propiedad de los medios de producción (una revolución socialista bah). Para todo el mundo hoy eso es un concepto vergonzante, paja irrealizable. La caracterización es irónica, claro.

O sea que cuando hablo de la "ridícula y vergonzante" revolución hablo de cómo la caracteriza casi todo el mundo, no de cómo la veo o la siento yo. Para mí es una simple necesidad, necesidad que no es evidente para todos.

¿Qué leer? Uh. Historia argentina reciente, por ejemplo. Todo o Nada de Maria Seoane. Su Moral y la Nuestra de Leon Trotsky (seguro lo encontrás en internet)... qué se yo...

Anónimo dijo...

gracias :)