12.12.05

Lo Porno, un approach inteletual, ¿vistes?


Hoy me gustaría ocuparme de un tic (otro más) de la gauche divine que disfrutamos en la Argentina de millones de pobres. Para esta gentuza, la etiqueta de "intelectual" no sólo no los obliga a decir nada inteligente, sino que más bien les otorga patente de corso para balbucear cualquier gansada como si fuera la última verdad.

Este tic, muy posmo, consiste en machacar insistentemente en el sexo como categoría política. Una forma berreta y facilonga de ser "subversivo", che. ¿Sabías que ser travesti es desestabilizar al sistema?, ¿o que la pornografía tiene el poder de hacer temblar las estructuras? Es que somos unos guachos...

Parece que el pensamiento único está tan sólidamente asentado sobre el hambre de millones que no hay forma de enfrentarlo, así que la única que nos queda es hacernos los picarones y decir "coger" y decir "culo". El gendarme capitalista nos deja y nosotros nos la re creemos. Eso sí, los medios de producción, eso ni se discute chiquitos míos.

Propongo la lectura de la siguiente joya. Resulta que un tal Alejandro Lopez acaba de publicar una novela que lleva el infantil título de keres cojer=guan tu fak (esssaaaaaa, ¡ojo eh! un título re pijex). La novelita no la leí, confieso; el título me quita las ganas tanto de leer como de hacerle caso.

Pero me basta con la reseña que se manda nuestra brishante Beatriz Sarlo, intelectualeta cuyas dotes de mediopelazgo son indubitables. Leamos los descubrimientos de Beatriche Sárleno. Presten atençao, respiren hondo y entérense; a que nunca pensaron en esto:

"La obscenidad ha dejado de ser una aventura. Por lo tanto, la pornografía ya no es un género de riesgo, ni una monomanía subversiva que antes se confundió con la locura o con el crimen. Por cierto, hay pornografía comercial en abundancia, incluso pornografía delictiva, infantil, hard, pero no hay grandes pornógrafos. Esa pornografía es tan inevitable como la publicidad en televisión y en Internet se la encuentra siempre a dos o tres links de distancia. Sentiríamos nostalgia si no sobrevivieran en las bibliotecas los grandes libros pornográficos. Por suerte, en cualquier momento se puede releer el final de la "Filosofía en el tocador" y encontrar allí un verdadero límite, algo intolerable, como sabe cualquiera que haya llegado hasta esas últimas páginas. La pornografía se hizo cool, perdiendo precisamente lo que la volvía interesante, porque entró en el mismo régimen de los discursos más protegidos y prepotentes de la sociedad argentina actual: el de los medios de comunicación audiovisuales, para mencionar el nivel de máximo poder material y, en consecuencia, de más alta protección de mercado".

Este parrafete podría intitularse "De cómo me dí cuenta de lo evidente" o "Cáigase del catre y dibújela igual" u "¡Oia! ¡qué cosa!". Pareciera ser que, luego de habernos agarrado de lo porno como movimiento revolucionario de liberación, nos vamos avivando (lentamente, eso sí) de que al final es un producto del mercado que se compra, se vende y no libera a nadie de nada. Mmmmhhh... ¿tas segura che? yo investigaría un poco más ¿eh?

Estas posecitas son en el fondo cosas de mojigato del subdesarrollo que quiere decir: "Jeje... ¡Yo sí que soy un wacho, soy un inteletual, pero mirá cómo hablo de secso!". Hace rato (pero rato largo) que estas forradas fueron olvidadas en la civilización. En Europa el que quiere ocuparse de la pornografía lo hace sin coartaditas sociológicas, porque el que quiere porno va y lo compra y sabe perfectamente lo que es: un producto como cualquier otro.

La pornografía ha sido usada como válvula de escape por todos los regímenes opresores en tiempos de "toma" y tiempos de "daca", para crear la impresión de "liberación" en los momentos en los que haga falta. El abuso imbancable del vocablo "transgresión" (en Europa nadie lo pronuncia) da una idea de lo importante que ha sido como término de reemplazo que nos permita creer que lo que hacemos puede realmente molestar a alguien importante. Cuando uno va a la Argentina, leyendo notitas como esta, la impresión que recibe es la de un montón de monos saltando enloquecidos gritando: "¡Nos dejaron salir de la jaula, nos dejaron!" y felicitándose por tan poco.

Y no Beatriche, la pornografía no fue jamás más de lo que es hoy. Simplemente se la ha usado para que la gilada tenga algo de qué preocuparse cuando la prohíben y algo que festejar cuando la permiten. Y para caer en eso hay que ser muy pelotudo, Bea... perdón: muy pelotud@.

Buenas tardes.

28 comentarios:

daniela gutiérrez dijo...

estaba por postear un comentario larguísimo y aburrido acerca de lo que pienso o lo que veo en lo porno. Pero paso, finalmente me aburrí ya de mí misma pensandolo. gracias por tu visita al blog y ese comentario perdonándome un poco la vida.

Marina dijo...

Pero claro que desestabiliza el sistema!!! Miren si no pornógrafos, pornólatras y pornófilos profesionales o amateurs, cómo son víctimas de las feroces represalias de las multinacionales, de la terrible oposición de los agentes de poder, ya no pueden caminar por la calle tranquilos , algunos incluso temen por su vida, de tanto pero tanto que desestabilizan al sistema.

Perica dijo...

yo filme una porno casera... soy subversiva? tiembla el sistema democratico por mi roñosa peli???

muy bueno Jack!

p-d: vio lo aburrido que se volvio el blog de Maria Cavanagh?
un bodrio... eso es desestabilizante!

Mamma Bambi dijo...

muy bueno, man. abajo sarlo. todavía no se dieron cuenta?
y el gesto del @ al final, cool.

El patriota dijo...

Jack: aunque no comparte algunas definiciones, debo reconocer que es muy bueno!!
La verdad que es un placer leerte

Tacho dijo...

uuh uuuuh


dijo coger

jojojojojo

Rea Americana dijo...

Che, está bien tu crítica a tomar el sexo como política, un medio inconducente del posmodernismo, etc., de acuerdo. Y que Sarlo es una pelotuda no te lo voy a discutir ni un poco. Sobre todo porque, habiendo sido su alumna, sé que es una excelente lectora y que lo que hace actualmente sólo demuestra que su imbecilidad crece con velocidad proporcional a los morlacos que recibe. Pero acá la leés mal. Una cosa es el porno, la "Hustler", la "Playboy", la "Pijas y culos", y otra cosa es la literatura pornográfica: Sade, Sacher Masoch, Klossowski, Bataille, etc. No es lo mismo, y cuando Sarlo habla de transgresión se refiere a esa pornografía, a veces brutal y a veces menos explícita pero más efectiva y significativa que el porno para pajas y sanseacabó. Y, efectivamente, cuando habla de que el porno dejó de ser transgresor se refiere a ese lugar del mercado al que accedió y que le permite subsistir sin buscar los límites de lo social, cosa que está en la estructura del propio género. Obvio que no vas a cambiar la sociedad con porno, nadie te discute eso. Pero convengamos que hay modos de comportamiento y de discurso que son, si no subversivos, transgresores, ajenos a lo que la doxa de nuestra moral capitalista acepta. Y Sade, por ejemplo, sin duda lo es, lo fue, y lo sigue siendo. Si leemos como dice la trola esta el final, o más bien todo "La filosofía en el tocador", incluyendo su teoría, militantemente atea, hiperpolítica, aristocratizante, nitzcheana antes de nietzche, libertina, materialista, anti-familia, anti-estado, humanista- deshumanizada, no se puede negar de que se trata de algo, por lo menos, perturbador. Convengamos que un Libertino, al modo clásico, es algo bien distinto de un pajero que consume porno. La escena final de ese libro va mucho más allá de lo que cualquier porno actual puede imaginar. Si la tenés en mente, acordarás conmigo en que no se trata precisamente de la Playboy, ni siquiera de cojer, y aunque no cambie el mundo (como ningún librito lo hace) no me negarás que le patea el culo a más de uno. Ahora, Sarlo, al decir esto sobre la novela de Alejandro López (que sí leí), está hablando de el lugar perdido de esa transgresión. Esa novela toma lo grotescamente erótico con naturalidad, sin escapar de la trivialidad. Y , de hecho, la travesti que lo protagoniza no deja de ser una imbécil de mierda (aunque querible), delincuente y alienada por ser travesti. El título se refiere a los conocimientos de inglés que adquiere para "salvarse" en Miami (Salvarse, para alguien de su condición social, es prostituirese en dólares. Entonces le enseñan lo que debe decir: "-cómo se dice uno en inglés. -uán. -¿dos? -tu. -¿y cojer? -¿fak?. -Sí, bueno. vos decís así, uán tu fak. ¿Ves? Ya sabés inglés." La escena iba más o menos así.) De hecho esa novela está mucho más dispuesta a aceptar lo que vos decís de lo que creés. También era un desastre de alienanción la protagonista de "La asesina de Lady Di", la novela anterior de López (muy superior a ésta, que es más bien mediocre, por cierto). Una chica de Gualguaychú cuya única ambición era venir a Buenos Aires para tener un hijo con Ricky Martin. A veces, por desbrozar el camino, Jack, terminas quemando todo con napalm.

Rea Americana dijo...

Y, como dice Luis Antonio Ramírez Pedraza, sabemos que: "El arte es a la política lo que la cosmética es al arte." Cuando hablamos de Política el arte, sin duda, es un problemita menor. Porque el arte no hace política, sino que es político, lo quiera o no. Porque, es una búsqueda del placer singularizado. Contra el ajuste del placer, del goce, del deseo, del ocio incluso, a lo que al mercado le interesa ofrecerte. Y una subjetivación de la realidad que, en su volverse objetiva, crea una forma de ver la realidad no cosificada. Lleva las posibilidades (hipotéticas, sí, imaginarias, sí) del mundo más allá de lo dado; a donde un sujeto desea y entiende que está la verdad del mundo, y no donde Wallmart dice. O sea, es un espacio donde se pude decir y desear lo que no se puede decir y desear en otros espacios. Y eso es político, en el sentido en que genera significados ajenos al mercado (cuando es buen arte, y sabe separar su funcionamiento mercantil de su producción). Y también, ese resguardo es alienante, porque al dejar un espacio libre de alienanción genera también un modo de escape de la realidad. Es esa contradicción. Y no, no cambia el orden social, pero es una de las cosas que hacen desear que el mundo sea un lugar mejor. Por eso no es lo mismo el porno cuando es porno, que el porno cuando es arte. Y Sade no es "un desnudo cuidado", vitex.

Jack Celliers dijo...

Daniela: Y bueno.... otra vez será! Che, ni idea de tu blog, tu perfil no está habilitado para el publico.

Periquita: Y el director quién fue?

Mamá Bambi: Qué buena la nueva pic, che!

EP: Los caminos del Señor son extraños...

Tacho: Shhhhh!!! boló!!

Rea!! con Ud. me hago un festín, la cito:

"...hay modos de comportamiento y de discurso que son, si no subversivos, transgresores..."

Ay, Reíta, ay.

TUVO que decir "la palabrita" ¿Lo ve? "Transgresores!", de eso precisamente estoy hablando, Rea. Relea, Rea, relea.

"...ajenos a lo que la doxa de nuestra moral capitalista acepta...".

Pero Rea, querida, ¿no se le ocurrió pansar que eso es una trampa? Que en el fondo es un chupetin que le ponen delante y le dicen ¡no lo toques! pero que cuando agarra el chupetín le dicen: "bueno, bueno, ta bien... sólo que hay que pagarlo".

En cuanto a Sade, ay, Sade. Es aburridísimo, Rea. Es "Play Boy" en el siglo XVIII.

Es imbancable leerlo. No tiene climax ni clase y sus reflexiones filosóficas son de una mediocridad absoluta. Basa todo su discurso en tratar de "sobrepasar todos los límites" de una manera tan burda como impotente. Es obvio, y lo obvio jamás es erótico.

Me permito una cita más:

"...toma lo grotescamente erótico con naturalidad..." Perdone, cuestión de gustos: si es grotesco no es erótico.

En fin: Lo porno como rebelión es tan válido como el nene que se hace caca y se lo muestra a los padres: inofensivo, tontito, el gran capital lo mira hasta paternalmente. "Animarse" a lo porno es nada, es cero.

PD: De última, como pornógrafo, me gusta mucho más De Musset. No es infantil ni pretende romper ningún límite, porque sabe que no hay ninguno, se limita a calentar la cabecita, que para eso está. Esa es la diferencia entre porno barato y porno con clase: es un mejor producto, como es mejor el Absolut que el Smirnoff.

Y nada más, Rea, créame. Nada más. El resto es pataleo de mediopelos que quieren ir más allá de su lamentable existencia, sin saber cómo.

Rea Americana dijo...

Bueno, qué se yo, no puedo discutir ese juicio sobre Sade. A mí no me parece que sea la Playboy del siglo XIX, otra cosa no puedo decirte. A mi la imagen de una hija que obliga a su madre a guardarse por proa el pedazo purulento de alguien y después le cose la concha para que el virus sifilítico no se escape no me parece que está intentando calentar a nadie, ni erotizarlo, sino que más bien busca otra cosa.
Y en cuanto a la otra cita, va en la misma dirección. Si no lo leíste es difícil que entiendas de qué se trata, pero digo toma lo grotesacmente erótico (o porno, bue) porque Kerés cojer, si bien no es una buena novela, no es porno. Su intención no es calentar en lo más mínimo. Se está burlando de lo que, sin haberlo leído, "lees" literalmente. Con tu criterio todo lo que no sea larevoluciónsocialycolectivizacióndelosmediosdeproducción no existe. Repito lo que dije. Sí se me ocurre pensar que es un trampa. Por eso hablé de que el arte se vuelve escapismo y anula lo mismo que cree estar liberando. Pero no hay obra de arte que no lo haga. Y eso no hace que la contradicción no se siga sosteniendo. O sea, que una obra no haga la revolución no significa que no modifique nuestro modo de ver el mundo. Y eso es un paso misérrimo, pero es un paso. Que cuarenta tarados crean que con quedarse ahí basta no significa que el arte no produzca,a la vez que sus propias contradicciones, la contradicción de la subjetividad humana y la realidad cosificada que se ha creado. Para mí, ese descubrimiento del mundo al hombre a través del arte es válido, aunque no haga la revolución listo ¡ya! Entonces, ¿cuál es el arte verdaderamente "revolucionario" para vos? ¿Qué es el arte para vos? Que es un engaño ya lo sé. Pero creo que es un engaño que sirve para ver otros, incluso el suyo propio.

Jack Celliers dijo...

Rea, no te entiendo: mencionaste a Sade como ejemplo de pornografo, y ahora me decís que en realidad no busca erotizar a nadie sino señalar vaya a saberse qué otra cosa.

Para moverle el piso a al espectador, recurrir meramente a imágenes violentas es simplemente burdo, cine snuff. Se requiere cero talento para pergeñar esa imagen, Rea. Es como los nenes que juegan a ver quién dice la porquería más fuerte. A ver, ¿qué gran cosa quiere decir Sade con eso? ¿Qué es lo que encontraré en esa imagen que no encontraré en cualquier sitio web adecuadamente decadente? ¿Cuál es la diferencia entre esa imágen y tipos cogiendo con animales, que para muchos es excitante y según tu punto de vista podría ser "desestabilizante", cuando su única virtud es el asco?

Es cierto que una imágen de éstas en un contexto adecuado PODRIA decir mucho, pero en Sade ese contexto falta. Esa imágen la mencionás como si "por sí misma" pudiera decir algo. A mí, francamente, no me dice nada de nada. Hasta un inepto como yo podría pergeñar una imágen parecida.

Y no me hablés de la revolución ni nada de eso, porque estoy hablando de criterios meramente estéticos. ¿Que todo lo que no es lo que graciosamente llamas larevoluciónsocialycolectivizacióndelosmediosdeproducción no existe para mí? Wrong, no sé si te das cuenta de que estoy (modestamente) hablando del arte y de su perspectiva estética.

Y estoy diciendo que me harta, me pudre y me hastía la banda de "artistas" de novena que en nuestro querido país viven del trava, la pija, el orto y la caca y con eso te dicen que es "transgresor". Me parece muy fácil, tanto artística como políticamente.

Si querés un ejemplo de un tipo con talento: mirá Los 120 días de Sodoma, de Pasolini, que sin ahorrarse nada de nada, DICE muchas cosas.

Peste dijo...

Jack, recuerde que hay gente (que come todos los dias) que se siente limitada ("oprimida") por no poder andar en bolas por la calle, o por no poder coger en las plazas. A mi me jode que no haya habitats orbitales y bases lunares, pero no mas que las monta#as de gente que espicha de enfermedades curables, y otras tantas de enfermedades que _todavia_ no son curables.

El problema es pensar, como unos cuantos, que alguna de esas carencias es el Cuello de Botella que Impide que la Humanidad avance a su siguiente Estadio Evolutivo.

Pienselo asi, los New Age son peores.

vadinho dijo...

de acuerdo con rea cuando en primera instancia dijo que Sade fue subversivo. me animo a decir que la intención de sus escritos y su propia vida fue el escándalo que reflejaban la hipocresía de su época. desde el punto de vista cultural judeo-cristiano aun hoy continúa siendo transgresor.
creo que "nuestro" sade en este siglo fue passolini.

con respecto al libro citado que no leí, puedo decirte que el personaje me hizo acordar a la "sil vous plaît" de fellini...

en cuanto a la pornografía, creo que foucault (microfísica del poder) decía algo como que era la respuesta del capitalismo a la libertad sexual de los '60.

jack: no voy a responder a tu comparación de sade con playboy porque pienso que lo dijiste con la misma intención que el marqués: provocar :)

un abrazo

pda: ya tenés link en pirrón.

Rea Americana dijo...

Querido Jack, el contexto de esa imagen es, justamente, la crítica desde un punto de vista materialista un poco ingenuo, sí, a todas las racionalizaciones burguesas escondidas detras de "valores". La familia, la iglesia, la propiedad, la herencia, etc. Y, sobre todo, al poder que se esconde tras esas razones ideológicas. Nada es más anárquico que el poder, citando la frase de Sade que en la película reescribe Pasolini ("Los fascitas somos los únicos anarquistas, una vez que nos adueñamos del Estado, claro"). Pero bueno, sus reflexiones filosóficas te parecen infantiles, qué le vamos a hacer. Ahora, lo que sí no entiendo es por qué tu artista elegido es el Pasolini de "Saló", que está basada, oh casualidad, en "Las 120 jornadas de Sodoma o la escuela del libertinaje", del marqués de Sade. La película es buenísima, sí (como todo Pasolini -a mi me gustó más Teorema-), y da la lectura de la obra que todo zurdo más o menos racional no puede dejar de hacer. Pero, de todos modos, la estética y el trato de la violencia en la película, aparte de las ideas como la citada, se las debe a Sade, artista que seguramente Pasolini no consideraba un pornógrafo cualunque. Un tanto contradictorio lo tuyo. Sospecho que lo sabés y ahora me vas a decir "caíste, blahh, blah. Pero la obra de Pasolini, con todos los giros que le da al original, no sería posble sin Sade. Sin duda, Pasolini no tiene ese defecto de mera acumulación de Sade que lo lleva a parecer un catálogo de perversiones, más ilegible ahora por su uso en el cine que malo en sí mismo. Pero siempre ocurre que lo que el arte crea como novedad (una nueva forma de percepción, lo todavía no subjetivado) después pasa al mercado como un nuevo medio de vende, cosa que no es culpa del arte, sino de los estudiantes de letras y ciencias de la comunicación. Ahora, aclaro, los pornógrafos que crearon el género literario pornográfico no intentan "erotizar" sin más. La cuestión es tanto crear una imagen que caliente como que sea perturbadora, y en ese desear lo que perturba, ligado a aquello que se está discutiendo, se produce la fuerza de la imagen que le da peso a la discusión que el tipo está planteando. Y eso lo logran, justamente, con el contexto. A vos te parece bobo. Bueno, sea. Pero entonces con Pasolini la pifiaste. A mi también me pudren los artistas de novena que ponen una trava, etc. Por eso te aclaraba que con López la re pifiaste porque la trava está ahí para otra cosa y no precisamente para transgredir. Repito, si hay algo que no es esa trava es transgresora. Si te sirve de referencia, aunque la comparación es muy injusta con Puig, lo que habla a través de ese trava es su miseria social, como hablaba en Boquitas pintadas a través de Nené, etc. La novela es berreta pero no precisamente por eso. No digo, "el porno es bueno porque es reloco", digo que el uso de los límites del sexo, del lenguaje bajo y de la violencia en algunos artistas es bueno y busca otra vuelta de tuerca. En realidad, de acá sólo me interesan en este sentido Osvaldo Lamborghini y Copi. Si no leíste "El fiord", deberías ir corriendo a hacerlo.
Si querés algo más refinado, tenés a un Sacher Massoch, pero la afirmación de Sarlo sigue siendo significativa con él.
¡Claro, Pasolini! eso estoy diciendo.

Rea Americana dijo...

Y sí, Sade es aburrido. Pero no siempre el arte sirve para divertir. Por suerte.

Rea Americana dijo...

Encontré una idea que robarme para aclarar. La cuestión es que ese tratamiento del sexo y de la violencia guarda en estas obras el recuerdo de una época en que explorar los límites de la propia sexualidad no era una obligación social, como ahora, sino un placer contra las obligaciones sociales. Justamente, la omnipotencia anárquica del poder y su carencia de sentido, que quedaba de manifiesto en la cosificación de unos por otros en estas obras, ahora está tapado por la naturalidad de esa cosificación: lo "mismo" te lo da un noticiero. Con lo que el aburrimiento que producen esas obras es un signo de la efectividad del poder. Para mí, sin embargo, siguen diciendo lo mismo con una fuerza que nunca alcanzaría el "artista" que muestra la pija de un trava porque es transgresor. Para mi Saló sigue diciendo algo, y Sade también.

Ugh dijo...

Me parece que acá se están olvidando de un detalle, y es que hay personas - entre ellas el Marqués de Sade - que se excitan con la violencia y la escatología; ergo, Sade (lo mismo va para Sacher-Masoch) no quería "provocar" ni "transgredir", ni revolucionariamente ni infantilmente, estaba haciendo literatura pornográfica para ese target, pero especialmente para sí mismo (muchas de sus obras las escribió en prisión, como forma de vivir lo que le estaba negado temporariamente).

Nada más, nada menos. La literatura SM es simplemente pornografía. Supongo que a los "vainilla" (apodo de los sadomaso para los "normales") les parecerá una provocación, o un plomo, pero es una confusión. ¡Te puedo asegurar que a mucha gente le resulta divertidísimo!

Saló, bueno... Saló simplemente es una porquería, pero supongo ahí está saliendo mi "padre de familia impresionable" interior.

El patriota dijo...

y bueno es mujer, que se le va a hacer.

Ugh dijo...

Una cosa más, en la Francia del siglo XVIII, especialmente entre la aristocracia no reinaba precisamente la moralina; No se necesitaba que Sade liberara la vida sexual de nadie...

De hecho, no lo hizo; Y las veces que fue a prisión no fue por su literatura sino por denuncias policiales - en general hechas por prostitutas maltratadas - e incluso por deudas. Con lo que la figura de Sade como "transgresor" queda bastante empequeñecida.

Jack Celliers dijo...

Peste: ¿Son peores?

Vadinho: creo que Ugh contestó por mí.

Rea, Rea... Rea... Rea!!! Eh!! Rea!! Acá, soy yo!! Jack!

Te decía Rea, y me parecía evidente pero por ahi no fue claro (no es nada de decirte "caiste caiste torpe, jojojo!!" no debato así) que lo que Pasolini hace es poner un contexto que Sade no tiene.

Justamente ahí hay un ejemplo en el cual imágenes revulsivas son puestas en un contexto en el que se nota que lo importante es el mensaje, que no podría ser lo que es sin esas imágenes.

Lo que quiero resaltar es que justamente, "Los 120 días...", estando basada en Sade, ¡no tiene nada que ver con Sade! Pasolini tiene una profundidad que Sade no tiene, vos lo dijiste mejor que yo: mera acumulación obsesiva, es demasiado fácil ver en su obra - como bien dice Ugh - que el tipo no tiene otra necesidad que la de satisfacerse a sí mismo.

Por otra parte dejame decirte que de subversivo no tenía un pelo. Políticamente era un timorato respetuoso de los títulos nobiliarios y un cagatintas. Políticamente hablando Sade era Luis Majul.

Dije que la novela de Lopez no la leí, sólo que sospecho que se trata de otro productito cultural de novena categoría a los que estamos acostumbrados hasta la náusea. Quizás me equivoque y estemos ante un nuevo Pasolini, claro.

Eso de que "en aquella época sí que era revolucionario" es suponer que "aquella época" era muy diferente de esta desde ese punto de vista. Es un error, Rea. Como dice Ugh, se cagaban de risa, la gente cogía hasta en la calle, nuestra época podría considerarse mucho más reprimida desde varios puntos de vista.

Y por último: repetís "transgresor" hasta la saciedad. Y eso es lo que quiero decir: "transgresor" es Tinelli.

Ugh: Muy de acuerdo... ahora ¿cómo es eso de los "vainilla" che? No sabía... jeje... mucho padre de familia pero para mi vos andás en algo raro.

Rea Americana dijo...

Bueno, sí, me doy. Lo que no creo, es que lo de Pasolini no tenga nada que ver con Sade, y ahí es donde creo que lo de Sade tiene valor. No importa si era el más reaccionario de los reaccionarios (no digo que la biografía no tenga importancia en la lectura de un autor, pero muchas veces los textos contradicen al autor -por ej. Honoré DE Balzac), pero la correlación de poder, violencia y anaquilación de los valores religiosos y burgueses que allí aparece, es de Sade primeramente, aunque fuera un timorato. El sondeo en el sadismo y la negación de la vida no es algo que Pasolini descarta. Ese contexto que le pone, aceptando que es lo que le da el mayor valor a la película, no evita que Pasolini esté teniendo en cuenta lo que Sade dice literalmente. Cito a Pasolini "Abjuración de la trilogía de la vida": " La intransgredible circunstancia de que, aunque quisiera seguir haciendo películas como las de la Trilogía de la vida, no podría, porque ahora odio los cuerpos y los órganos sexuales. Hablo naturalmente de estos cuerpos, de estos órganos sexuales. Es decir, de los cuerpos de los nuevos jóvenes y muchachos italianos, de los órganos sexuales de los nuevos jóvenes y muchachos italianos. (...) Los jóvenes y los muchachos del sub-proletariado romano —que son los que he proyectado después en la vieja y resistente Nápoles, y después en los países pobres del Tercer Mundo— si ahora son inmundicia humana, quiere decir que también entonces lo eran potencialmente: eran, pues, imbéciles obligados a ser adorables, escuálidos criminales obligados a ser simpáticos malandrines, viles incapaces obligados a ser santamente inocentes, etcétera, etcétera. El hundimiento del presente implica también el hundimiento del pasado. La vida es un montón de insignificantes e irónicos escombros."

Y este cambio de dirección lo justifica por la desvalorización de la liberación sexual a partir de las concesiones capitalistas (cosa que acuerdo con vos): "Primero: la lucha progresista por la democratización expresiva y por la liberación sexual ha sido brutalmente superada y banalizada por la decisión del poder consumista de conceder una amplia (así como falsa) tolerancia.
Segundo: también la “realidad” de los cuerpos inocentes he sido violada, manipulada, arruinada por el poder consumista, más aún, esta violencia sobre los cuerpos se ha convertido en el dato más macroscópico de la nueva época humana."

Por lo que el pasaje de las picarescas y bucólicas de El Decameron y Los cuentos de Canterbury al escarnio de los cuerpos de Saló, no está excento del sentido literal, el odio literal y la degradación literal del texto de Sade, sin menoscabar por eso que el contexto que le da diga algo distinto del original. Pasolini está caminando por un borde, y por eso es interesante, pero no está completamente de este lado, si comprendés lo que quiero decir.
Ese borde es interesante por un Sade o un S-Masoch, y no por las snuff movies y el porno convencional. Que un perosanje como Erzébeth Báthory, por ejemplo, fuera una fulana trastornada y banal de la aristocracia húngara, no quita que el texto de Penrose "La condesa sangrienta" o la reescritura de Alejandra Pizarnik sean textos muy logrados e inquietantes. No digo que Sade sea Proust, pero equipararlo a Playboy es un error y no sólo una chicana. Lo mismo con el texto de López. El problema es, por detectar el efecto del mercado, leer ese efecto como la esencia de lo que el mercado deformó. Tipo: como poner travestis está de moda, si hay un travesti entonces es una cagada hecah para escandalizar, bla, bla. Y no es así. El texto de López es malo porque está bastante mal estructurado, la historia que está contando es bastante pedorra y pierde efectividad al querer dejar que los personajes hablen sin la mediación de una voz totalizadora, cosa que sí hacía en su novela anterior con mejores resultados. Pero el travesti no aparece para decir "qué loco que soy, hay un travesti". El travesti es un travesti, punto. ¿Me parece a mí o estás leyendo la palabra "transgresor" como si fuera lo único que digo?

Jack Celliers dijo...

Rea de mi alma:

¿"Aniquilación de los valores religiosos y burgueses"? Pero mujer... ¿en serio te parece que esa imagen burda, gansa, pegada a otras no menos burdas y gansas logran aniquilar nada?

La burguesía está más que dispuesta a admitir todo eso y más. La subestimás mucho si pensás que eso los llega a inquietar en lo más minimo. Lo que vos pensás es una lucha "contra" los valores burgueses es en realidad una "lucha" (ni siquiera eso) entre dos concepciones de la moral que se dan en la burguesía, correspondientes a períodos distintos de su desarrollo (y decadencia). El Poder alterna ambas según su necesidad del momento y las Sarlos y pelotudos de turno se agarran de eso a falta de algo mejor.

Lo único que seriamente puede aniquilar los valores burgueses son valores revolucionarios, que no son ni la moralina baratísima de la iglesia, ni su opuesto complementario: ambas cosas con práctica esquizofrénica del Poder y Sade las glorifica: no hay ni rastro de crítica en su descripción. Hay regodeo, obsesión y ni siquiera un poco de talento, por lo que ni siquiera calienta.

¿Sacher Masoch? ¿Vos leíste La Venus de las Pieles? Debe ser la peor novela del mundo. Es más tolerable que Sade, claro, pero es un bodrio, un folletín. Son cosas que tienen valor como curiosidades, incluso te diría que no me caen antipáticos, pero please, todo en su justa medida: no son buenos ni artística ni política ni filosóficamente.

Last but not least: dije que la novelita no la había leído. Ahora me informás de que el texto está mal estructurado y la historia es pedorra. ¿Viste? Es una bosta. Ahora preguntame cómo adiviné.

Rea Americana dijo...

Supongo que me tomo demasiado en serio lo que decís. Tanto como vos a mi no.

Rea Americana dijo...

Ya me puse a llorar, que minita que soy. Bueno, sí, a grandes rasgos tenés razón. Pero para mi para aclarar aplanás. Y eso último es una chicana burda.

Rea Americana dijo...

Lo último que decís, digo. Justamente si es mala la novela no los es por lo que vos decís. Y no leés realmente lo que estoy diciendo. Porque, de partida: "La pornografía ha sido usada como válvula de escape por todos los regímenes opresores en tiempos de "toma" y tiempos de "daca", para crear la impresión de "liberación" en los momentos en los que haga falta." Esto no es un rasgo de la pornografía sola, sino que también el arte funciona como válvula de escape, etc... Todo el arte, incluso Pasolini. Pero bueno, diculpame, tengo que ir a ocuparme de mis giladas mientras hay algún otro mecanismo misterioso que desarrolla el arte verdaderamente revolucionario en algún lugar secreto de la europa que no habla de transgresión.

Rea Americana dijo...

No, posta, sin bardear. Me aprece que si Pasolini cambia de dirección en su estética por reflexiones parecidas a las tuyas lo hace, como se ve en su abjuración de sus obras anteriores, tomándoes en serio la obra de Sade (que dirás, no es un obra)y no como lo hacés vos. No digo que Sade es mi escritor favorito, pero tampoco es la chatura de la que hablás. Es un acuestión de matices, así como cuando criticas "al posmodernismo" no establecés la más mínima diferencia entre nada, y un Derrida no es lo mismo que un Fukuyama. Me parece un poco deshonesto bardear a gente que a la que ni siquiera te tomás el trabajo de leer. Otra cosa ¿nos tiene que importar lo que se diga o no en Europa?

Jack Celliers dijo...

De tu extensa respuesta te contesto tres cosas:

1) Te tomo en serio, por eso te contesto.

2)Si, soy una aplanadora, soy malo, soy un fascista de izquierda, una porquería de tipo.

3) No es que "tenga que importar" lo que se dice en Europa. Me parece que confundís el sujeto que cuestiono en el post (la incalificable de la Sarlo) con vos misma. Cuando digo que en Europa esta forrada está totalmente olvidada lo digo porque es un rasgo positivo de la sociedad europea: en un contexto mucho mas desarrollado y acostumbrado a la normalidad en lo cultural (no represión, presupuesto, etc.), sus intelectuales son en general mucho menos arrogantes e idiotas que los de la subdesarrollada Argentina.

Las Sarlos y demás bostitas parece que vivieran en Suecia, y como digo, son la gauche divine en medio de la miseria mas espantosa. Estos metecos de mierda se piensan que son "intelectuales" y piensan la política en términos de culo y teta, cosa que en Europa estaría más o menos justificado, dado el nivel de vida (aunque en Europa, la opinión pública ya no se toma en serio eso).

Pero decir la misma imbecilidad en un pais en el cual la mitad de la gente tiene problemas para morfar es ser un cretino o un hijo de puta.

Y please, no me digas que "aplano", no estoy tirándome contra VOS, ni estoy hablando de VOS. OK?

El resto va por mail.

Rea Americana dijo...

OK. Igual estoy de acuerdo en general. Sobre todo tratándose de gente como la Sarlo. Y viendo cómo desde lo que dice en la facultad, pasando por comentarios "de pasillo", hasta lo que publica en la revista del gran diario argentino, sus opiniones van cambiando de pareja, bailando siempre con la de apellido más pulido (no con la más linda). Pero es indudable que es más hija de puta que boluda. Mal que me pese, creo que los únicos "intelectuales" argentinos qu eme caen más o menos bien, suelen ser "peronistas de izquierda" o por lo menos de ese origen. Señores como Horacio Gonzalez, el muchacho Basualdo, Nicolas Casillo y alguno que otro más. Al menos se molestan en pensar un poquito.