8.12.05

Elogio del Spam


- No me jodas porque me compré un libro de ciencia oculta y te puedo hacer una Necromicionón... una Necormicción... una Necornomición... eso... ¡y te hago que te agarres una podredumbre que te reseco para todo el viaje!

- ¿Y a mí qué me chupa, boló? Yo tengo el de talismanes y Iyasa, Iyasa, Ichaya... uno que me hace un aura que me proteje y te manda toda la mala onda a vos y a toda tu familia.

- ¿Y eso del aura qué es?

- Es como un coso que tenés alrededor del marote.

- Ah...

- Y que si estás onda mal, se pone de distintos colores. Ponele que te vas a enfermar, o estás medio pudrideli, tonce se te pone amariya.

- ¿En serio?

- ¡Claro! Y si estas enojado se te pone roja.

- Pero yo te miro y alrededor del balero no tenés nada...

- Porque yo estoy siempre bien, boló.

- ¡Ah!

PD: A todo esto, al que manda esto me encantaría atarlo, meterle un cartucho de dinamita en el culo y jugando con un encendedor decirle:

- Quiero que me expliques qué es "Necronomición", y que sea convincente e irrefutable. Tenés dos minutos y medio.

En nombre de Howard Phillips, no podría hacer menos.

26 comentarios:

Marina dijo...

Mmmmmmmm...veo que el aura se le está poniendo violeta-furiosa Jack
;-) . Gente, corransé...Y usted, Jack, descanse un poco, armonicesé, y dése una vuelta por http://www.formarse.com.ar...

Mamma Bambi dijo...

claro, jack, usted está muy cargado. tiene que hacerse una limpieza urgente. a veces pienso que tendrían que inventar un mr. músculo emocional. si no es su caso, siempre habrá alguien que pueda necesitarlo.

Rea Americana dijo...

Ahora por bardero los perros de Tíndalos le huelieron las partes y lo buscan, va a haber roña.
(Muy loco lo del Necronomicón, ¿no? No sólo acá, en todas esas bibliotecas y demás.)(Me encanta la palabra roña: "Roña" -"Roña Castro", copante.)

Minerva dijo...

Vos porque no mirás al astrólogo que dice el horóscopo en Crónica, se toma todo su tiempo y flashea unas cosas que no se pueden creer. Un estudioso, el tipo (!!!)

Tacho dijo...

pero todas esas cosas son verdad(?)

en fin. un saludo le mando en mis primeras visitas por vuestro blog

clitemnestra toma mate dijo...

si le das dos minutos y medio para la respuesta pierde los primero 30 segundos en pronunciar bien la palabra. Quedándole solo 2 minutos para salvar el ano querido...

en fin, esa palabra me suena a que te hacen aparecer tus muertos o algo así. qué es, usté sabe?

Marina dijo...

Porque estoy medio al pedo, sin traducir porque no sé tanto: (y je, no, perdió el tipo, dos minutos y medio no le alcanzan, miren)
The Necronomicon of Alhazred, (literally: "Book of Dead Names") is not, as is popularly believed, a grimoire, or sorcerer's spell-book. It was conceived as a history, and hence "a book of things now dead and gone". An alternative derivation of the word Necronomicon gives as its meaning "the book of the customs of the dead", but again this is consistent with the book's original conception as a history, not as a work of necromancy.

The author of the book shared with Madame Blavatsky a magpie-like tendency to garner and stitch together fact, rumour, speculation, and complete balderdash, and the result is a vast and almost unreadable compendium of near-nonsense which bears more than a superficial resemblance to Blavatsky's The Secret Doctrine.

In times past the book has been referred to guardedly as Al Azif , and also The Book of the Arab. Azif is a word the Arabs use to refer to nocturnal insects, but it is also a reference to the howling of demons (Djinn). The Necronomicon was written in seven volumes, and runs to over 900 pages in the Latin edition.

Where and when was the Necronomicon written?
The Necronomicon was written in Damascus in 730 A.D. by Abdul Alhazred.

Sil dijo...

me parece qe tiene los astros cruzados usté!!!! jejejejeej

al unico manosanta qe le creía yo era al Negro Olmedo, y el muy gil se me piró a la estratósfera...

Rea Americana dijo...

Por ejemplo, lo que acá cita franca. Estamos todos del ocote, eh.

Tony dijo...

Los tipos esos tan mu'quivocados... lo mejor que mejor es la "chankra", qui'siace con alas de mariposa negra (la que zumba a media noche) y de rocío que cae sobre tumba profanada.
La "chankra" corre protección necesaria por los cuatro fluidos del cuerpo y bien ministrado, dura hasta siete lunas.

Jack Celliers dijo...

Muchachos, por favor, dejen de fumar porquerías (yo les consigo buena si quieren).

A ver, sobre todo Ud. Franca, que va a buscar cosas en internet y se me delira con cualquiera...

El Necronomicón es un libro que menciona en varias de sus historias (citando párrafos y todo) nuestro amigo Howard Phillips Lovecraft, un escritor de terror, que vivió en EEUU en la primera mitad del siglo XX (lo recomiendo calurosamente).

Ahora bien, según HPL el Necronomicón tiene por autor a un oscuro árabe llamado Abdul Alazhred que - interesado por los trasmundos y habiéndose metido con demonios medio pesaditos - terminó loco.

Bueno, a partir de ahí innumerables estudios, escritos, ensayos, citas, revisiones, críticas y reseñas se han hecho de este libro hasta nuestros días, y cuenta con seguidores, fans, estudiosos y entusiastas.

Ninguno de ellos - fascinados como están por el misterio del librito - se resigna a la cruel, espantosa realidad: el Necronomicón, amiguitos, no existe. Nunca existió. Se trata de una mera invención del amigo HPL para darle realce a sus cuentos, y ha tenido un éxito que - si viviera - lo sorprendería a él más que a nadie.

Justamente como no existe, se puede soñar con él y ubicar su origen en los puntos más recónditos del planeta, y citarlo impunemente.

Ahora, el ejemplar más chanta y argentinamente grasa de fabulación ha sido convertirlo en una ciencia: la "Necronomición", que nació el día que uno de estos chorros escuchó de refilón la palabreja.

Se me ocurre, para cerrar, una idea interesante: reseñar todas los delirios que se llevan escritos sobre el inexistente Necronomicón (y hay datos a patadas) y "reconstruirlo", o mejor dicho, darle ese nacimiento que ya merece. Seguro que sería mucho más delirante de lo que el mismo HPL imaginó...

Infórmese:

http://www.hplovecraft.com/

Guadalupe dijo...

¿No es Necronomicrón?
¿Leíste el libro?

Jack Celliers dijo...

Pero mujer... ¿no le acabo de decir que no existe? No existe el Necronomicón. No existe. Mentira. ¿Cómo lo voy a leer si no existe?

Y "Necronomicrón" le daría un toque como científico ¿no? Pero no, es "Necronomicon".

Marina dijo...

Je, ok...ubico otros textos de Lovecraft donde hace referencia a textos esotéricos inventados al parecer por él, de éste ni había oído (inventó 100% o inventó en base a una tradición que ya existía sobre el librín?). Gracias por la aclaración, pero yo por las dudas me voy a hacer acomodar el aura que se me ha torcido un poco pal sudeste ;-)

werte dijo...

Ja ja. Jack, te va a salir una úlcera.
El otro día leía unas notables crónicas de mailer a las primarias del partido demócrata del año 68, en la ciudad de Chicago, donde hubo unos días de batallas callejeras suculentas, que consistían básicamente en polis duros que hacían lo que más les gustaba: apalear sucios porrudos.
Uno de los grupos fuertes de la protesta eran los Yippies, algo así como hippies militantes. El asunto que ante las cargas policiales se sentaban en el piso y hacían: Ohm Ohm Ohm.

Anónimo dijo...

Aguante H.P.Lovecraft y Mr. Dexter Ward. Tochi

epitafio dijo...

ahhhhhhh, cierto el necronomicon!!!!, lo nombran en la pelicula "La Momia" ...pelicula cultural si las hay.

Rea Americana dijo...

Porque, si no me equivoco, el Necronomicón inventado por Lovecraft tenía orígenes egipcios. El único "libro de los muertos" que sí existe, y con el que se suele confundir la invención de Lovecraft, es un libro de oraciones tibetanas. Como es sabido, la gente en el Tibet cree en la reencarnación. Supone que cuando uno muere su alma debe ser guiada en el tiempo y el espacio (cuando el alma se separa del cuerpo se libera de ambas dimensiones -de ahí su explicación de los sueños y las premoniciones-)hasta su próxima "sede". Si el alma, por cuestiones irresueltas, no quiere partir del antiguo cuerpo, puede perderse y volverse maligna; eso serían los fantasmas. El libro de los muertos en cuestión es el libro de oraciones que ayudan a esa migración de un cuerpo a otro tras la muerte. En ese libro está basada la última canción de ·Revolver·, de los Beatles, "Tomorrow never knows": "Turn off your mind, relax / and float down streem / It is not dying / It is not dying". Cuánto cuelgue ¿no?

Jack Celliers dijo...

Si, hay un Libro de los Muertos tibetano, que varios estudiosos se empeñaron en descifrar, logrando extraer misteriosos nombres: Mostaza Merlo, el Tolo Gallego, Checho Batista, Carucha Sensini, el Ratón Ayala... increíble!

Anónimo dijo...

Ja! No puedo creer que alguien haya posteado sobre la presunta existencia del Necronomicon... Esta es la mejor fiction que leí en la semana. Hasta estaba esperando el comentario lleno de latigazos de Jack, que sin embargo se comportó como un gentleman con la atrevida...

Yo recuerdo haberme cagado de miedo leyendo a HPL cuando era chico. Pero cagado cagado, ¿eh? Onda: mamá no me apagues las luces.

Roedor (con fiaca de registrarse)

Jack Celliers dijo...

Latigazos yo? Sólo si me los piden...

DagNasty dijo...

Otro al que le fascina el asunto Necronomicón es H.R.Giger, el conocido dibujante/artista/ilustrador, hay toda una serie de sus obras editada en dos libros que lleva ese nombre, but el hombre no es boludo, le fascina mitificar lo oculto y contarlo de manera tal que los demás se peguen el julepe.
Pa' ver los dibujitos:
http://www.fred-katrin.de/giger/necronom/necronom.htm

Jack Celliers dijo...

Buenos los dibujos... aunque HPL no era tan sexual me pa... muy reprimido el hombre.

ParisSinMi dijo...

Buen dia.

Yo tengo el Necronomicón en casa.

Y es adorable.
Un invento de esos que te hacen cagar en las patas.

Ponele, que yo de los rituales no hice ninguno porque le temo a la Necronomición espontánea, pero que Lovecraft es mi ídolo de la infancia no hay dudas.

Fulminate che.

Cacho dijo...

conozco a una a la que le hubiera encantado recibir ese spam:

http://justlola.blogspot.com/

amante de la espiritualidad de shopping.

Natheliè S dijo...

Supongo que la posibilidad de tener percepciones sobre los muertos, ya sea en el momento de morir o como espiritus o como percepción de las muertes que va a tener la gente.

Menos de un minuto, sin consultar Google