30.10.05

Nirvana

Afuera está ligeramente nublado. La tarde se desliza mientras fumo un Cohiba Club en mi sofá, analizo una posición en el tablero de ajedrez, y suena Night in Tunisia por Coltrane. Mi dama hace café.

La perfección es un asunto de dos o tres cosas fundamentales, no más.

10 comentarios:

ParisSinMi dijo...

no hay necesidad de complicar niguna cosa màs allà de lo indispensable.

un placer su placer.





yo he tenido placer anoche, he hecho el amor sin hacer el amor...
ya sabrà.

muchos besos!

Charlotte dijo...

Usted lo dijo, Jack. Para mí sería una tarde eterna de buen sexo, ese libro que estoy leyendo para seguir después, "Dragonfly Summer" sonanado y saber que hay un buen queso con un tinto esperando. nada más creo...

Federico dijo...

...y que puede terminar en un sólo movimiento?

Jack Celliers dijo...

Paris: un placer su placer de mi placer.

Charlotte: Pero sexo, sexo, sexo... ¡hay cosas mejores que el sexo! Por ejemplo... ehmm... no... esa no... a ver... ¡ah si!: el... estehhmm... ehummm... bueno, ¡¡debe haber!!

Federico: Bueno, si, la perfección es algo frágil aunque no lo parezca. Ud. juega.

Saitzsha dijo...

Una tarde perfecta también incluye acostarse junto al amado e ir cayendo en un letargo pausado y constante... en estado casi inconsciente y llegar a una siesta inesperada e involuntaria... con música de película de los años 50. Saludos!

Ugh dijo...

bueno, pero no todo tiene que ser tan refinado, un salamin picado grueso con coca cola mirando animal planet despues de una pequeña sesion de autosatisfaccion sexual tambien tiene lo suyo

Caudor dijo...

Si analiza tan relajado el tablero de ajedrez; puede que llegue al Nirvana; pero más seguro es que pierda la partida.

Pd: Doble las torres en la columna abierta!

Jack Celliers dijo...

Ugh: Sin duda. No olvidemos la frase de no recuerdo quién: "el coito es solo un pobre sustituto de la masturbacion".

Caudor: Puede ser que pierda, pero... ¿qué es más importante?

Caudor dijo...

Una bonita combinación.

Rain dijo...

Ajedrez y calidez.
Tu dama en tus ojos y en ti, como tú en ella y en sus ojos.

Amo el ajedrez aunque no lo domino como mi niño.
Contemplo el tablero y muevo las piezas, juego con los reyes y cada trebejo es el personaje de una alucinación.

Jack, para hacer click prontamente e ir a tu espacio, pondré tu link en el puerto.

Salutes desde la mañana limeña.