23.2.09

Alimentos baratos

Uno no es realmente marxista: lo obligan.

Si no me creen, presten atención: la CARBAP (una de esas entidades que representan “el campo”, que no es el de juego, ni el electromagnético) expresó en épocas mejores (me refiero al año 1976, que para la CARBAP sin duda fue una época mejor) por boca de su tesorero lo siguiente (negritas cortesía de la casa):

…la esperanza está otra vez puesta en los frutos de la tierra, pero cuidado (…). No olvidemos que estamos en guerra para salvar nuestro sistema social de vida, amenazado por la estrategia de las izquierdas internacionales. Guerra que simula ser ideológica pero no es más que económica, pues lo que ambicionan es apoderarse del manejo de esas mismas fecundas tierras para proveerse de alimentos baratos.

La SRA (otra de las entidades que representan al campo unificado) por esas épocas doradas lo decía también con esa claridad que es de agradecer, refiriéndose a ciertos “grupos”:

Llena de asombro que (…) sigan insistiendo en que los alimentos deben ser baratos.

Llena de asombro, efectivamente.

Bueno, a mí no me queda más remedio: anótenme por favor en el bando de “las izquierdas internacionales”, ya que pienso que los alimentos deben ser baratos. Sé que es descabellado, obsceno, inmoral. Sé que soy un irrecuperable. Las gentes decentes que aún leen este blog, esas que están con el campo y que salen con las alpargatas y la bandera al cogote sépanlo: no tengo fuerzas para arrepentirme, pero créanme que a veces siento curiosidad ¿Qué se sentirá ser tan implacablemente cínico?

Buenas tardes.

49 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya, prodúzcalos en forma gratuita (si puede) y regálelos. ¡Qué se yo!
Si la excusa es porque no tiene "la tierra", haga al menos el ejercicio teórico de cómo podría hacerlo usted con las hectáreas que posee un chacarero promedio.
No le encuentro la vuelta. Para mí no hay otro sistema de producción - distribución - consumo que el capitalista.

Jack Celliers dijo...

Atención con esta respuesta: "Las cosas tienen que ser así porque para mí tienen que ser así".

Brillante explicación, no entiendo cómo fui tan torpe para no verla antes. Gracias.

LR dijo...

Jack, esa gente es de lo peor.

offtopic:

Quería aprovechar para agradecerle la recomendación de Black Devil, muy moderno para la época. Me hizo acordar a Propellerheads sólo que veinte años antes.

Cuando escuchaba el disco club se me vino a la mente esta canción:

http://www.youtube.com/watch?v=Y-aqy9BYqDM

Anónimo dijo...

Ya que tocaste el tema, quisiera saber que posicion tenes para con los pequeños y medianos productores. Si no la queres escribir porque ya esta en otro post indicame como lo encuentro.

Alejandro

Cinzcéu dijo...

"Vaya, prodúzcalos en forma gratuita (si puede) y regálelos". Yo no había leído esto en el artículo sino: "pienso que los alimentos deben ser baratos". Y no veo razón de su encarecimiento. Uno no tiene vocación marxista pero ¡cuánto lo obligan!. Lo de CARBAP 1976 es clarísimo... ¡y marxista!: "no es más que [guerra] económica". ¿Cómo era aquello de que la política es pura economía concentrada y la guerra, continuación de la política por otros medios?
Con tu permiso tácito, Jack, quisiera dar una respuesta a la legítima consulta acerca de "pequeños y medianos productores" agrarios. Mi posición es que deberían buscar alianzas estratégicas con la peonada rural, explotados en general y obreros industriales (es lugar común el lamento por la debacle de fábricas de cosechadoras, fertilizantes, etc.) en lugar de enlazarse a la mesa que articula los restos de la rancia oligarquía terrateniente con los negocios de los nuevos pooles transnacionales. Endemientras, que aguanten el relativo temporal con sus más o menos espaldas financieras que no tienen obreros ni peones.
Si aún queda lugar, anótenme en el bando de “las izquierdas internacionales” (incluso subversivas y extremistas) que consideran que un plato de fideos, polenta o porotos debería ser baratísimo en todo el orbe.
Saludos.

Severian dijo...

Alejandro: ya sé que no me la pediste a mi, pero si te sirve te doy mi posición acerca de los pequeños y medianos productores.

Empecemos definiendo el objeto de discusión:

1- Un tipo con mas de un palo verde en campo no es un "pequeño y mediano". Claro, comparado con los latifundios de los herederos de los socios de Roca, un palo no es nada. Pero comparado con el valor de cualquier otra "pequeña y mediana" empresa en cualquier otro sector, es una fortuna. Así que empecemos por llamar "pequeño y mediano" a tipos que tienen menos de 50 hectáreas o con terrenos es zonas baratas. Los otros si les va mal pueden vender y vivir de rentas por varios años, es decir que quienes dependemos del laburo de todos los días para llegar a fin de mes no tenemos por qué preocuparnos por ellos.

2- Un tipo que vive de rentar un campo, y se pasa el año sin salir de Recoleta salvo para ir a Pinamar (y conozco personalmente varios) no es un pequeño y mediano productor. Primero que nada porque no produce, en términos sociales no es más que un parásito. Y por otro lado las palabras "pequeño y mediano" no pueden aplicarse a quien tiene la capacidad de vivir sin laburar. Asi que excluyamos a los rentistas, independeintemente del tamaño del campo rentado.

3- Aquellos quienes en momentos de prosperidad eligieron aliarse a sus enemigos históricos los grandes terratenientes, traicionando su propia historia y su propio discurso, renunciaron a su clase y no deben ser considerados "pequeños y medianos" productores. De hecho, ellos mismos ya no se consideran así, cuando les fué un poquito bien creyeron que habían ascendido a las envidiadas alturas de un Martínez de Hoz, y empezaron a comportarse con el mismo desprecio por el resto de la ciudadanía y por los derechos de los demás con el que tradicionalmente se comportó la golpista Sociedad Rural. Esos señores no son "pequeños y medianos productores", en su delirio ellos se ven a si mismos como "casi grandes terratenientes" e invocan una supuesta condición de pequeños y medianos solo para ganar ventajas publicitarias.

El resto, aquéllos que no están incluídos en las tres categorías anteriores y que realmente podríamos llamar pequeños y medianos, merecen una atención especial, similar a la que le daba el proyecto que salió de la cámara de diputados hace unos meses, rechazado por la presión de los otos, aquéllos que si entran en alguno de los puntos anteriores. Que incidentalmente son los que se oponen a medidas tales como las retenciones móviles (que hoy, en virtud del descenso del precio de la soja, estarían muy por debajo de lo que se está cobrando gracias al "triunfo" de la mesa de enchastre) a la gratuidad de las cartas de porte (que cobraban aquéllos que viven sin laburar como el energúmeno de gualeguachú) y a cualquier acuerdo que no incluya a ese nido de golpistas llamado Sociedad Rural Argentina.

Asi que si, por los pequeños y medianos productores, siento mucho que los parásitos y los traidores a su clase hayan usurpado su nombre y lo usen para defender los intereses de los grandes terratenientes y de unos pocos fascinerosos ex-progres disfrazados de laburantes. Ojalá logren organizarse independientemente y recuperar su lugar.

CHESTERTON dijo...

que tul la camada?

Y sí, a mi me gustaría que el bife de chorizo me salga lo mismo que una hamburguesa de Mac donald's.

Pero detrás del bife hay mucho laburo y detrás de la hamburguesa solo algunas ratas muertas que se reproducen solitas en las alcantarillas.

La cuestión, estimado, no es demonizar a los productores rurales, sé que le sonará raro, pero hay un trabajo detrás que merece una remuneración justa.

En todo caso, si ud. quiere que todos coman bifes de lomo (lo que no puede ser, porque los parásitos que reciben "planes de no trabajar" y han perdido la cultura del trabajo no pueden esperar darse estos lujos -primero hay que trabajar) el Estado tendría que subvencionar ese consumo.

Destruir al campo, daría la opción de que tendríamos que importar carne, y ahi sí, los bifes van a estr muy caros.

quizás se le ocurra otra opción que a mi se me escapa, por la cual todos podríamos comer bifes de lomo.
Si esta pensando en lo que creo que esta pensando, le recuerdo que en la tierra de sus amigos rojos la inmensa mayoría de la gente no come esas delicias.

Además ,Stalin, tuvo que abandonar las granjas colectivas e introducir formas de producción agrícolas no muy comunistas que digamos; pero ese es otro tema.

Saludos al rebaño

G. K.

Jack Celliers dijo...

Chesty, tanto tiempo!

Permítame por favor que le aclare:

Pero detrás del bife hay mucho laburo y detrás de la hamburguesa solo algunas ratas muertas que se reproducen solitas en las alcantarillas.

En primer lugar, las actividades agropecuarias en general son muy poco intensivas en mano de obra. El papel que juega la Argentina en el mercado internacional es el de exportador de commodities, es decir, materias primas o bienes con muy poco valor agregado, que por su misma definición requieren mucho menos trabajo que los bienes manufacturados de origen industrial.

La bendición de la Argentina es también su maldición: una tierra excepcionalmente productiva cuyos dueños (una exigua proporción de la población gracias a la enorme concentración de la propiedad agrícola) quieren utilizar como exclusiva fuente de renta personal para vender en el mercado externo, mucho más redituable que el bolsillo argentino.

En otras palabras: estos "nacionalistas" quieren usufructuar el territorio nacional para vender la carne y los granos argentinos al exterior sin pagar el menor derecho de exportación. Ya se sabe: la patria es la patria, pero las moneditas son las moneditas. Una cosa es la ARRRGENTINA, y la banderita y el mate... pero los argentinos concretos que paguen precios internacionales o se mueran de hambre.

Ese es el "nacionalismo", tanto más repugnante cuanto más se llena la boca de "patria" mientras pone la bandera de remate.

Un bife de chorizo tiene mucha menos mano de obra que un juguete, para no hablar de la PC que usamos para escribir esto. Limitar un país a importar industria y exportar comida, y encima enajenar su tierra sin exigir el pago del menor derecho es matar su potencia industrial, es - como decía Rodolfo Walsh - crear empleos en Singapur y miseria en el conurbano.

Precisamente esto es una "República bananera", un país que sólo exporta bananas, incapaz de movilizar sus energías productivas y que se limita a ser una factoría proveedora de alimentos para el Imperio.

En la escala de los bienes consumibles por un argentino promedio (Ud. por ejemplo) el bife de chorizo tiene menos laburo que un jabón. Y si la hamburguesa de Mc Donalds es realmente rata (cosa que es mas una leyenda urbana que la realidad) es de todas formas una comparacion irrelevante.

Saludos.

PD: estúdiese algo de economía clásica, se lo digo sin ironía.

PD II: Tenía entendido que "el rebaño" lo constituyen sus hermanos en la fe. Son los católicos, y no los marxistas, los que se enorgullecen de tener "pastores". Y balar.

LR dijo...

Chesterton, lo suyo no se si es a propósito o sin querer queriendo.

Toda la carne sale de la vaca (primera obviedad). Por ende, la carne picada cuesta el mismo trabajo que el bife de lomo. De hecho, se puede hacer carne picada con lomo. Nada lo impide.

Incluso cuesta lo mismo hacer el corte. A la carne picada hay que agregarle el trabajo de picarla luego del corte (suele hacerse con restos de corte o con cortes poco requeridos).

La calidad de la carne argentina está dada principalmente por la calidad de las pasturas, que a su vez es consecuencia de la calidad de la tierra, algo en lo que no ha intervenido humano alguno sino que ya estaba allí y alguien se la apropió. La calidad de la tierra es lo que genera la renta diferencial, por eso, las mejores tierras cuestan más que las peores. Porque con mejores tierras se obtiene un mejor rinde.

Ahora está de moda el feed-lot, el engorde de corral, lo que puede costar más que tirar las vacas a pastar, pero el engorde es mucho más rápido ya que están comiendo todo el día. O sea, hay que tener un corral, las vacas, mucho maíz y algún negrito que las cuide, además de vacunarlas y fertilizarlas. Pero sea cual sea el método que se use, el lomo cuesta el mismo trabajo que la carne picada. La cuestión es que el lomo es más rico (mayor valor de uso) y por eso cuesta más dinero. La idea de los pequeños productores es que algunos cortes, los mejores, los más ricos, se exporten en su totalidad y que se subsidie el resto de los cortes para no exportar todo. Por eso están en contra de las restricciones a la exportación. O sea que para los labriegos los argentinos tenemos que comer mierda y exportar lo mejor (para que ellos obtengan una mejor ganancia).

Roast Beef para los argentinos, bife de chorizo para los europeos.

Con respecto a los pequeños productores. No existen. Es un engaño.

Para que un predio rinda tiene que tener determinada cantidad de HA. 100 HA no sirven para nada. El dueño tiene que contratar la siembra y la cosecha porque con esa escala no tiene sentido que compre la maquinaria. Generalmente, los que tienen pocas HA las arriendan (y viven de rentas) a terceros o bien las ponen al servicio de un pool de siembra que puede estar compuesto por los mismos dueños, vecinos de campo, (no necesariamente son multinacionales aunque estas sean las más importantes). Eso lo hacen para obtener una escala de explotación importante. Pero las pequeñas extensiones están destinadas a desaparecer. No por nada según el último censo del 2002 la explotación promedio pampeana pasó de más de 400 HA a más de 500 HA. Concentración de la tierra Watson. Tal como dijo Carlitos en el tomo 3 de El Capital.

Otro tema son los poseedores de pequeñas parcelas de tierra (campesinos) que la utilizan para su propia subsistencia, produciendo poco valor de cambio o ningún valor de cambio (campesinos puros) o aquellos que no les alcanza con su parcela y además deben trabajar (semi-proletarios). De estos en la región pampeana no se encuentra. Sí los hay en Santiago del Estero, Formosa, Salta, el norte del país en general, y son constantemente perseguidos por la burguesía agraria para expulsarlos de sus tierras y ampliar la frontera sojera. Inventando causas, fraguando títulos, etc. En síntesis, oprimiendo.

Saludos

Luk@s

Anónimo dijo...

Bueno... la verdad agradesco las respuestas... no pense que mis dudas generarian tamaña reaccion...

Saludos... Alejandro.

Cinzcéu dijo...

Perdón, un comentario marginal acerca del lomo. Creo que, en el mundo actual, tal cosa hay que exportarla a precios exorbitantes y que el Estado debe retener impuestos altísimos (mi programa de transición es más radical: monopolio estatal del comercio exterior) para subsidiar el consumo interno de paleta, rosbif y otros cortes de otros animales como la oveja, el cerdo o el pollo.
En casi medio siglo no recuerdo haber probado el bife de lomo y me asquea quien defiende, desde una derecha elitista y carnívora, su ilusorio acceso popular. Me asquea la ya vieja campaña kirchernista basada en lo que un boludo dijo acerca del precio del lomo, porque ningunea al 99% que no comemos lomo y nos importa tres pitos su precio en la góndola. Jamás "todos podríamos comer bifes de lomo" porque eso implicaría criar y matar terneras de 500 kgs. para comernos el 1%: no hay economía que resista semejante sinsentido y aberración. A veces a la opinión política de la derecha necia le hace falta el auxilio del llano sentido común.

Anónimo dijo...

"Las cosas tienen que ser así porque para mí tienen que ser así".

En este caso, si.
Caso contrario, explíqueme (sin sus habituales chicanas) como llegar efectivamente a la solución del "problema" de repartir lo que no se produce.

Jack Celliers dijo...

Estimado anónimo:

Me pide que le explique “sin mis habituales chicanas”, lo cual es ya una chicana. Y diría que también habitual dado que lo que según Ud. requiere explicación es el “problema de repartir lo que no se produce”, otra chicana ya que el “problema” así planteado es absurdo desde el punto de vista de la lógica formal más pedestre. Una chicana por oración indica exactamente el hábito que Ud. – sin pruebas – me achaca.

A menos que Ud. me pueda indicar dónde he dicho yo que haya que repartir lo que no se produce. No me haga a mí responsable de los disparates que escribe Ud.

El post simplemente señala la perversidad de suponer que en un país rico en recursos naturales, en el cual la producción de alimentos requiere – gracias a la fertilidad del suelo – un esfuerzo comparativamente mínimo en relación a otros países, que los alimentos no deben ser baratos. Los alimentos son baratos no sólo en países en los que producirlos es mucho más costoso, sino incluso en países que directamente deben importarlos. Si Ud. no es capaz de entender un razonamiento tan simple, me declaro incompetente.

El precio con el que los alimentos llegan a la población es eminentemente una cuestión política: la decisión de establecer cuánto ganarán los productores de los mismos. Argentina es capaz de producir alimentos de precio muy competitivo en el mercado internacional, es un hecho fácil de constatar. Pero ese mismo precio internacional es prohibitivo para un consumidor argentino, otro hecho muy fácil de constatar.

Es por esto que pedir la “apertura total de las exportaciones”, esto es: el derecho de exportar sin pagar al estado nacional un centavo, supone dar al productor la elección de vender sin trabas ya sea en el mercado local o el mercado internacional tomando como criterio único su propia rentabilidad. Obviamente el productor elegirá vender en el mercado internacional que paga en dólares antes que en el mercado local que paga en devaluados pesos. Esto supondría que sólo los consumidores argentinos capaces de pagar precios internacionales podrán tener acceso a algo tan caro a la supervivencia como la comida. Quiero creer que está al alcance de su entendimiento comprender el nivel de violencia social que esto conllevaría.

Todo esto sin contar con otros factores no menores: el criterio de rentabilidad exclusiva implicaría asimismo que la superficie cultivable se emplearía para productos cuyo precio internacional sea más favorable, desatendiendo la demanda interna. Esto no es una especulación sino también un hecho constatable: basta observar las estadísticas que indican el aumento de la superficie cultivable para la soja (de cuya cosecha total el mercado argentino sólo consume menos del 4%, con toda la furia) en detrimento de otros cultivos como maíz, trigo o forrajeras. Esto tiene un múltiple impacto no sólo en los productos y sus derivados, así como en la ganadería, sino también en lo que respecta a degradación del suelo, etc.

Pero todas estas son meras chicanas que como Ud. bien dice se barren con el sesudo argumento de: “para mí es así”, que de ninguna manera es una chicana sino una compleja elaboración intelectual que le agradezco profundamente.

Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

La explicación dada (ahora) no es chicanera; se la agradezco. Sin dudas que la misma es muy similar a las excusas K para financiar el enormemente improductivo gasto público argentino.
No estoy tan de acuerdo con que mantener la producción en niveles importantes sea algo "barato"; nada tiene que ver aquí la aplicación de mano de obra, sino el costo de semillas, maquinarias, fertilizantes, combustible (más del 30% del total del gasoil que se produce, se gasta en las cosechas), impuestos, etc.
Es que los alimentos no se producen solos, mal que le pese a Victoria Donda.

Luego está el costo de las cadenas de distribución. Una vez más, los alimentos no se distribuyen solos (en medio hay millones de litros de gasoil, sueldos, impuestos, etc.)
Y en medio de todo esto, ¿está mal que los empresarios ganen dinero?; ¿está mal que saquen el máximo provecho posible de sus negocios?.
Si así no fuese, desconozco quién y con qué incentivo se encargaría de esas tareas (siempre hablando de la Argentina real).

El tema de la "patria sojera" tiene su complejidad económica y social (esta última seguramente la más grave) sobre la que alguna vez sería bueno debatir.

Una vez más, gracias por su tiempo.

"LR", no soy "gente de la peor"; ¿por qué me sale con el agravio gratuito?; ¿acaso me mandaría al gulag por pensar diferente?

LR dijo...

Ano, no lo mandaría a un gulag. Sí quizás a laburar una quincenita a una zafra para que vea lo que cuesta "producir". Siempre me causó gracia cómo los chacareros se autodenominan productores cuando los que producen son los trabajadores rurales (mientras ellos están en la ruta claro).

Saludos

Artemisa dijo...

Aloa, la monada... el punto no es si la comida debe ser barata -que sí- o que si los grandes holdings, o que si los pequeños chacareros, que si el kilo de lomo... en fin, el punto es que un sector económico se ha embanderado como partido y se presenta a sí mismo como el único motor de la economía y lo que es peor, como el único motor POSIBLE. Yo no sé a uds, niñatos, pero a mi, mi mamá y mi papá me dijeron cuando era chiquitita que un país se hacía grande con una INDUSTRIA fuerte.

Estoy hasta las narices de esta gente.

Saludos.

Aníbal dijo...

Anónimo, esquivás un aspecto crucial del problema. Si está "bien" o "mal" que los empresarios ganen dinero puede llevar a un debate donde, si en última instancia uno aspira a un modo de organización de la sociedad basado en la propiedad colectiva de los medios de producción y de la tierra, dirá que no, que no está muy bien, y si uno cree en cambio que el afán de lucro individual es un motor social benéfico para todos, dirá que sí, que bárbaro. Pero incluso en este ultimo caso habría que ser un liberal friedmaniano para no responder a tu pregunta que sí, que se puede ganar dinero... el tema es cuánto y a expensas de quiénes. Si "maximizar los beneficios" supone que otros habitantes de estas tierras, menos afortunados, deben cagarse de hambre por no poder garpar los precios internacionales de los alimentos que produce "el campo", la respuesta obvia, para cualquiera que no sea un hijo de mil putas, es que no, no pueden ganar lo que se les antoje ni todo lo que las condiciones de mercado les permitirían. La supervivencia de la mayoría está por encima del enriquecimiento espectacular de unos cuantos, al menos enmi escala de valores.

Aníbal

Jack Celliers dijo...

Aníbal, su escala de valores es subversiva. Artemisa: lo que Ud. dice es cierto, ahora el problema es cómo convencer a nuestra burguesía "nacional" de que se vuelque a la actividad industrial con alto valor agregado en un contexto internacional en el que es más fácil ser socios menores de la burguesía de las metrópolis.

Me encanta esta frase de anónimo:

Sin dudas que la misma es muy similar a las excusas K para financiar el enormemente improductivo gasto público argentino.

¡El gasto público! ¡Pero claro! Cualquiera sabe que la manera de achicar el gasto público no es cobrar más impuestos a los que más dinero hacen sino recortar el presupuesto de educación, salud, vivienda, obras públicas, infraestructura, servicios públicos y jubilaciones. Ese es el camino correcto.

Como siempre: la economía es una "ciencia" que consiste en señalar con el dedo a quién le toca pagar. Y los que pagarán no serán sólo - y lamentablemente - los trabajadores (que como dijo Luk@s son los que realmente "producen") sino también esa clasecita media tarada que salió a apoyar al "campo" y que luego saltará hasta el techo cuando tenga que pagar cincuenta mangos por cuatro tomates.

La única amarga satisfacción que quedará será contemplar a esa clase ridícula que sostuvo cuanto golpe de estado y política antipopular se implementara para luego llorar que "puse dólares quiero dólares". Anónimo representa bien la ideología de esa clase que frente al gran capital termina siendo siempre la sirvientita a la que el patrón le prometió viajes a Europa, electrodomésticos y "primer mundo".

La eterna cornuda de la historia, bah.

Aníbal dijo...

Los realmente subversivos son estos tipos que no quieren garpar impuestos, laburan como mucho dos meses por año, lloran miseria y tienen espaldas para acopiar stock hasta que el panorama los favorezca (aun) más. Lástima que tenemos un gobierno malito malito que día por medio da argumentos (falaces pero vendibles por la prensa del establishment) a los que recelan de cualquier intervención estatal...

Aníbal

CHESTERTON dijo...

estimado Jack.

En el transcurso de aquella etapa donde la Argentina pastoril, se transformo en la Argentina moderna impulsada por la generación del 80', se diversifico la econmía.

En la Argentina pastoril, su ánalisis es correcto, pero luego de que se fundara la Sociedad Rural Argentina, esa país dejo de existir.

"el bife de chorizo tiene menos laburo que un jabón". Es precisamente al contrario, la carne de exportación tiene mucho valor agregado en cuanto a trabajo e inversión se refiere.

Si le interesa el tema, la Soc. Rural publico sus famosos Annales, donde esto que le estoy comentando, puede investigarse. De hecho hay trabajos marxistas muy interesantes al respecto.

Muchos estancieros de la época, propugnaban una industrialización del campo, es decir, el paso hacia una economia capitalista.

Todas estas cuestiones (ej. frigorificos) fueron delineando el perfil de la próxima industrialización del país, primero con los radicales (petroleo), el Plan Pinedo, y los planes quinquenales de Perón.

Es decir se pasa, de la Argentina pastoril, a la moderna (proyecto agro-exportador), y luego a una progresiva industrialización.

No soy peronista, pero me hizo acordar a los planes de Perón, y se extraña en estas pampas a alquien que tenga un plan, ante las idioteces K.

así que...¡Viva Perón carajo! (el del 43')

Saludos!

G. K.

El Mano dijo...

Buenas tardes, Jack. Hacía tiempo que no frecuentaba este espacio, aunque un súbito interés blogger me ha hecho regresar. Me alegro de que no haya perdido las mañas.

Evidentemente, la perversión terraniente de CARBAP y la SRA -que se explicita en las barbaridades panfletarias que ud. evoca- no es una novedad ni algo que debiera sorprendernos en este enrollado conflicto agrario.

Creo, en cambio, que vale la pena detenerse en el rol de los llamados "pequeños y medianos" productores, quienes han dado muestra de una inquebrantable alianza con estas entidades rancias de (dobles) apellidos patricios.

Es indudable que el propio Gobierno hizo más esfuerzos que la Federación Agraria por romper la Mesa de Enlace a lo largo del conflicto, jugada que le salió mal por la obstinada compañía de la FA a sus socios mayores.

Incluso ya superado el conflicto de la 125, la FA se sumó hace unos días al rechazo de las demás entidades frente a los más que dudosos rumores de una junta estatal de granos modelo ´45, algo que hasta no hace mucho era uno de los reclamos históricos de los "pequeños y medianos".

Ni hablar de que la derogación de la 125 perjudicó -objetivamente- a los productores más pequeños, que habían logrado una serie de reintegros en el proyecto de ley que se desvaneció con el voto "no positivo". Esto, recordarán, fue reconocido por el propio Buzzi a los pocos días, al decir que "los productores chicos están peor que una semana atrás". Ahora bien, ¿esto es esquizofenia o cinismo?

Es más: en aquel momento, Buzzi precisó sus definiciones de "sujeto agrario", que iban dirigidas a los productores que vendían entre 600 y 3000 toneladas, a los que consideraba el "96% de los agricultores".

En definitiva, coincido con la descripción de Severian sobre los PyM, quienes "en épocas de prosperidad eligieron aliarse con sus enemigos históricos", aunque antes que apurarnos a quitarles la categoría de "pequeños y medianos", creo que bien valdría reflexionar sobre las transformaciones operadas en el mundo rural, que se reflejan en estas alianzas tan novedosas.

Me pregunto si, de hecho, no habría que renunciar a estos actuales PyM como posible sujeto popular capaz de ser recuperado para causas más nobles, o si directamente habrá que resignarse a que sus condiciones de vida heredadas de los precios internacionales los hayan situado -quién sabe hasta cuándo- mucho más cerca del bando contrario.

Saludos.

LR dijo...

el mano, no eligieron aliarse con su enemigo. Pertenecen a la misma clase sólo que con un tamaño más pequeño.

La HA argentina rinde aprox 30 quintales, es decir, 3 toneladas. Un tipo que produce 600 toneladas tiene que tener en producción 200 HA. En Pergamino significa U$S 2.000.000. Seiscientas toneladas, en marzo de 2008, rendían 30.000 pesos al mes como mínimo. O sea, que una siembra cosecha que se efectuaba en seis meses rendía un $ 360.000 netos de todo. A eso hay que agregarle lo que saquen los segundos 6 meses del año.

Un tipo que produce 3000 toneladas tiene 1000 HA, un rinde de 1.000.000 de pesos en el caso de la soja. Un capital, bien que relativamente inmovilizado, de, dependiendo la zona, aprox U$S 10.000.000. En Armstrong la HA llegó a estar U$S 25.000.

Esos tipos son burgueses hechos y derechos.

Y desde el punto de vista histórico otras veces se aliaron los "pequeños productores" con la SRA. Cuando fue la huelga de braceros en Entre Ríos, en 1928, tanto la FAA como la SRA pidieron la represión de la huelga. El presidente de la FAA era un fascista.

Mano, esos tipos son de lo peor, aun cuando tengan algún director regional en el Comité Central del PCR.

Saludos

Luk@s

Jack Celliers dijo...

Luk@s y Mano la cuestión es interesante. Hay un artículo interesante en el Cash de Pagina / 12 (que no es santo de mi devoción de todas formas) en el que habla de los verdaderos PyM que no están ni de lejos representados en la famosa Mesa de Enlace. Se refiere a los agricultores familiares particularmente de cultivos frutales, yerba, etc.

Que puedan existir contradicciones entre un "pequeño productor" y uno más grande es algo que no hay que perder de vista, pero conviene no dejarse llevar por estos sujetos "nac & pop" porque en definitiva se trata de gente que tiene una fuente de ingresos, posee medios de producción. Aprovechar el conflicto entre la pequeña y la gran burguesía está bien siempre y cuando la clase trabajadoratenga un partido que le dé independencia política, porque ni el más rabioso de los pequeño burgueses puede constituirse en clase. La pequeña burguesía es una clase contradictoria que - como decía Trotsky - no tiene en realidad una política propia, llegados momentos de crisis sólo puede optar por apoyar al gran capital o apoyar al proletariado, y para que suceda esto último el proletariado tiene que tener un partido fuerte con un programa claro.

En otras palabras: la pequeña burguesía no puede ser sujeto histórico de nada; sectores combativos de la pequeña burguesía pueden volcarse hacia una salida revolucionaria -es perfectamente posible- pero para que eso pase el proletariado tiene que ofrecer y liderar esa salida. Hay muchos ejemplos históricos.

Salute.

brasil dijo...

Una pequeña apostilla. Los sectores perversos en Argentina en el precio de los alimentos, no se agotan en los productores

En el tema de la carne en especial, el productor recibe por la res que sube al camión hoy un 50% más de lo que recibía en 2001.

A vos en la carnicería la carne te sale alrededor de un 250% más.

Tiene cierto tufo a distracción la pelea entre el gobierno K y la mesa de enlace.

No se ve la más mínima medida para frenar a Consignatarios, Frigoríficos, Fleteros, Supermercadistas, etc

En cuanto a pequeños productores, hace 10 años un tipo con 200 has era un poquito más que un muerto de hambre. La disparada en los precios internacionales fue obscena, e hizo que a lomo de la soja se transformaran en prósperos. La hectárea que valía 1000 USD pasó a decuplicarse.

Pero eso está en vía de revertirse. Un tipo de 60 años que hoy esta en una Hilux flamante supo estar montado a un rastrojero pedorro a los 50. Por eso hoy la coyuntura los podrá mostrar juntos a la SRA, pero en realidad es sapo de otro pozo (al que volvera en breve)

CANCEROLAZO dijo...

me deprime y duele tanto como a usted el hambre en el mundo, mi queridísimo, y es por eso que para no aumentarla he decidido no hacer dieta...

¿SRA son las iniciales como la llaman a la honorable excelentísima Presidenta de la nación, señora?

podría con seriedad discutir algunos puntos (ya no deberíamos pensar en el concepto de valor tal como lo toma Marx de David Ricardo: una computadora ya es más barata que una tonelada de soja)

pero ustedes viviendo en España tienen anteojeras de abstracta complejidad que aquí no se verifican: Susana Gimenez es todo nuestro Solón y ahora está a favor de la pena de muerte arrastrando a sus seguidores, que son más que los que tiene cualquier partido político...

empiezo a pensar en las bondades de una dictadura de elite...¿por qué va a votar un dignmo de compasión por su ignorancia en contra de pagar sus impuestos con los cuales no se da cuenta que se está financiando la eduación pública (hoy día tan subsidiada y gratuita que vienen colombianos a doctorarse a la UBA)?

¡opine sobre la pena de muerte, usté que es tan irascible seguro que igual piensa mejor que Borges y Bernard Shaw, que dijeron que la cárcel es la nietzschaneamente piedad mal entendida y que morir nos toca a todos!.

El Quijote, el cuaderno azul de Wittgenstein, el De Profundis son productos de un medio socioeconómico que los hizo florecer: la prisión ¿qué obras produjo la Carpa en vez?

además si uno olvida todo humanitarismo una vez trasgredida la ley burguesa y piensa solo en las víctimas de los delitos y no en las victimas de ser victimarios, incluso así se ha comprobado quye la criminalidad aumenta: los asesinos agravan sus crímenes porque ya no pueden especular con un castigo razonable o para ellos admisible si los atrapan...
no hay caso, uno tiene tan pocas posibilidades de hablar en serio, que esto que buscaba ser chistoso termina con la compungida angustia compartida: muy linda también su reflexión acerca del ateismo ridiculamente devenido en frivolidad, o directamente mal por militante y evangelizador...

Severian dijo...

Los chacareros son como ese vecino que, el día que gracias a una herencia se pudo comprar un auto nuevo, dejo de saludar a "esos negros de mierda" de la casa de al lado, y a gritarle en la calle al que anda en un fitito oxidado.

Mas allá de la cuestión política detrás de la alianza FAA-SRA, los chacareros me provocan la reacción visceral que me provoca la gente mediocre, que no recuerda sus orígenes y que cree que tiene lo que tiene porque se lo merece.

Y, muy a mi pesar, no podré evitar una satisfacción perversa cuando, luego de usados y descartados a modo de preservativo, la Hilux se empiece a oxidar y la SRA les deje de atender el teléfono.

brasil dijo...

de vecino mío Severian, tengo un tipo al que por casualidades de la vida le conozco el pasado

Un pasado de inspector de Fomento Equino, en el recorrìa estancias donde lo sentaban a comer con los peones y el fulano viajaba en un Renault 4L

Ahora cría caballos munido de oscuros capitales mexicanos. Tiene un nivel de vida estruendoso...

Trata a sus peones de una forma que te pondría la piel de gallo (de riña)...

Pero la gente a la que el servía y que hoy son sus clientes no lo incluye

No importa cuanta guita tenga, el tipo va a morir amargado

Jack Celliers dijo...

Bueno, si tiene ganas de morir amargado es cosa suya. El asunto es que no le joda la vida a los demás ¿no?

El Verdugo en el Umbral dijo...

Bueno, al menos son abietamente cretinos; mientras que los K son hijosdeputamente cretinos. Créame que no me acostumbro a tener que elegir entre este o aquel amo.
Que el futuro sea nuestro ya!!!

mono gatica dijo...

Excelente definición, dice el Sr. Celliers: "En otras palabras: la pequeña burguesía no puede ser sujeto histórico de nada; sectores combativos de la pequeña burguesía pueden volcarse hacia una salida revolucionaria -es perfectamente posible- pero para que eso pase el proletariado tiene que ofrecer y liderar esa salida. Hay muchos ejemplos históricos."

Me permito agregar un contraejemplo histórico, la pequeño burguesía jacobina del PRT-ERP sin anclaje en las masas, que actuaba a espaldas (y en contra) de la mayoría trabajadora peronista.

Saludos para todos.

Jack Celliers dijo...

Una vez, corría el fin de los ochenta, me acuerdo que un tipo con un nivel intelectual parecido al de Gatica me insistia en que la izquierda no entendía a los trabajadores.

Puede que tuviera razón. El tipo me lo dijo clarito: "La clase trabajadora peronista vota a Menem".

El argumento no me convenció, así que no lo voté. Supongo que entonces fui en contra de "la mayoría trabajadora peronista". Pero no me arrepiento.

En cambio el Mono tiene la precisa: "pequeña burguesía jacobina" dice... Está bien Mono, mandale saludos a María Julia, que ella sí debe ser la clase trabajadora peronista.

CANCEROLAZO dijo...

Pinti lo dice más gracioso: la izquierda argentina trató de hacer la revolución con un obrero bien alimentado, hablándole en cubano o chino: el martes vamos a la Plaza ¿el martes?¡no puedo, tengo un asadito!-

El obrero argentino medio es fachista, solo la gente muy culta, mi querido Jack, que suele ser gente con trabajos más calificados, mejor pasar, tiempo para leer y pensar, advierte las injusticias inherentes a la lógica estructural.

Perón fue un encantador de serpientes metafísico, que freudianamente quiso invertir la sublimación dando materia a cambio de emoción. En la cañonera paraguaya se quejó de que el argentino sea un "pancista", que no defendió a su régimen.

Este materialista dialéctico de la negación de la negación que supera todo principio de no contradicción cooptó todo intento de izquierda hasta que después la guerra fría fue aniquilada por la cia también en las pampas.

¿de qué sirve la democracia si la gente es boluda y vota contra sus propios intereses?.

en Suiza se votan decisiones, acá (obligatoriamente) rostros.

si usted viviera en Argentina admiraría más a mis alumnos de la Universidad Católica que leen la revista Barcelona (porque en el fondo son moralistas y están tan en contra de la posmodernidad y el relativismo como usted).

Irónicamente no admiraría al einsteiniano contínuo nestorcristina: ellos se finjen moralistas, pero son cada día más ostensiblemente cínicos-

Jack Celliers dijo...

¿Por qué será que en Argentina hay que elegir entre el nac&pop peroncho o el irónico intelectual askenazi?

Cancerolo, tenga en cuenta que la pertenencia a una clase no otorga automáticamente lucidez. La clase media es tan sobornable, manipulable, y comprable como el útimo de los desocupados.

La clase media porteña sobre todo piensa que "sabe más", que los negros no tienen idea... pero luego vota a Mendes para pagar la licuadora y hoy está con "el campo". Buenos Aires está llena de semiletrados lacanianos, macaneadores metafísicos y pelotudos que creen que Sebreli vale más de dos mangos.

Así que si se trata de anafabetos, prefiero los que lo son porque no tienen más remedio, entre ellos hay muchas personas sin medios, pero con muchas ganas, que es en definitiva lo que cuenta. Mientras hay miles de tontitos con título que creen saberlo todo. Y no hay peor ignorancia que esa.

Salute.

Jack Celliers dijo...

Y Cancerolo, por favor, no mencione Suiza, no se convierta Ud. también en uno de esos ignaros. Suiza es simplemente una cueva de chorros, recuerde a Dürrenmatt.

CANCEROLAZO dijo...

Pensé que a usted le gustaría Dürremat o Sebrelli.

A mí Sebrelli si lo comparo con los otros "filósofos mediáticos" (Tomás "medias ciudadela" Abraham, Jotapé Feimann, Alejandro Rozichner, Jaime Barylko) no me parece tan chanta. Siempr ehace lo mismo, medio de contreras, de iconoclasta, pero se documenta y salvo Julio Jorge Nelson, la "viuda" de Gardel, son pocos los que pueden atacarlo con poderosas razones. Es antiposmoderno como nosotros, pero es cierto que seguramente no por los mismos motivos.

Dürrematt lo estudié en Alemania donde enseñé a un profesor que un personaje de "Los físicos" (Moebbius) no era un nombre ficticio, lo cual me hizo sentir muy pelotudamente sabelotodo como usted acusa. Es según Borges un discípulo de Shaw y yo lo veo más parecido a Max Frisch. ¿Qué es lo que hizo como para merecer su magnánimo desprecio?.

Suiza me es grata por Borges, por haberla conocido y porque un muy querido amigo vive ahí. Pero el mejor texto que escuché de Brecht (Flüchtlingsgespräche) es contra Suiza, cuando tenga tiempo lo trascribo en el blog porque está inédito en español y no tiene despercdicio...

¡Ah!¡Qué cómodo compadecer a la ignorancia alevosa!¿no quiere redistribución de lo que Pierre Bordieu llama "capitales simbólicos" también para los pedantes que votaron a Menem?. El tan llorado Alfonsín es culpable de que haya existido un Menem, el mismo Alfonsín al que ya ni le creen ahora la promesa de que se va a morir de cáncer de pulmón pensó que a ese payaso convenía favorecerlo en la interna contra Cafiero para ganarle fácil las presidneciales con Angeloz. La plata que mandó a La Rioja Alfonsín es más culpable del indulto que los giles que votan por obligación.

Si usté odia a los que lo votaron la segunda vez, piense en las alternativas (Massachessi, Bordón).

ya ve que yo tampoco amo la justicia: a Alfonsín no le perdono, por inteligente, lo que a Menem por mamarracho...

Jack Celliers dijo...

Se equivoca, camarada: Dürenmatt me gusta, sólo que a Dürrenmatt no le gustaba Suiza.

Cancerolo, perdone, ¿"atacarlo con poderosas razones"? No hacen falta: escribe mal, es chato, gris, aburrido y previsible como puñalada de borracho. Juega a ser un buen ciudadano "desmitificador", de consumo fácil para esos gaznápiros que dicen: "Es que somos latinos y no trabajamos, si fuéramos una colonia británica seríamos del Commonwealth" y bla y bla y bla.

Además de eso tiene una cara de vieja estragada que descompone de sólo mirarlo. No sé cómo puede ser tan mediocre con esa jeta: deberia escribir por lo menos como Baudelaire, pero es un respetable oficinista. Lo peor de cada mundo.

Jack Celliers dijo...

Ya que pasamos de Sebrelli: ¿Alfonsín es para Ud. "inteligente"?

Oiga, Ud. es un tipo raro ¿Ud. cree que cualquier tipo con corbata es "inteligente"? ¿Alfonsín? Pero... ¿inteligente por qué? Un politicón camandulero y comiteril, torpe hasta para defender los intereses del gran capital en una crisis de morondanga. Para el caso Mendes era mucho más "inteligente", aunque el uso de esa palabrita es peliagudo.

Chancho Burgues dijo...

Jack,

Bien, decretemos que los alimentos seran baratos (si es que nos podemos poner de acuerdo en que quiere decir barato). Cuanto cree que tardaria el campo en comenzar un proceso de desinversion importante? Porque seamos honestos: en la Argentina hoy solo conviene invertir si los retornos son altos. Con todos los riesgos que hoy existen, quien va a poner un mango sin el aliciente de un retorno interesante?

ok, alto ahi, soy un facho, un sucio burgues, un imbecil. Sin embargo, mi experiencia me indica que a todos los seres humanos (perdon, a la gran mayoria) le gusta la guita. Conozco muy bien, por ejemplo, la revolucion bolivariana en Venezuela. Hoy Chavez es popular no porque sea lindo, morocho o por su labia. El principal motivo de su popularidad es la guita que ha estado distribuyendo (ya se que es una simplificacion del fenomeno Chavez, pero ya veran como le va a ir ahora en la epoca de vacas flacas).

El gobierno tiene muchos mecanismos para asegurarse de que los terratenientes no se llenen de guita. De hecho los ha utilizado durante todos estos años al punto que ha ahorcado a muchos de ellos. No se cuanto es el nivel optimo o mas justo de retenciones. No se que es alimento barato o caro. Lo que si se es que si la industria alimenticia deja de ser rentable, la inversion desaparece, y a los gobiernos no les queda otra que cumplir el rol (Dios nos libre de esto).

mono gatica dijo...

Cancerolazo y Celliers pese a repelerse mutuamente tienen mucho en común, comparten el viejo gorilismo: sienten desprecio por los obreros, por el peronismo, por los peronistas, más que nada por los obreros peronistas.

El primero como "intelectual" posmoderno (por algo elogia a Sebrelli), el segundo desde su posición de trotskysta "esclarecido". Al menos el primero no la juega de defensor de pobres. Es más auténtico.

Saludos.

Marcelo dijo...

Hola Jack tanto tiempo!
Fué mi culpa que duda cabe.

En el brillante ensayo de Graham Yooll " Pequeñas guerras britanicas en América Latina",encontré una , para mi, notable revelación.

Sinteticamente,que Canadá Australia y Argentina iniciáron sus procesos inmigratorios ofreciendo pasajes,salarios y trabajos,mas tierra.......menos adiviná quien?


Comienzo de la historia.
Irresuelta a juzgar por el paso del tiempo.


Sin embargo la figura jurídica del Estado es el que asoma finalmente.,cuando legítimamente reparte a las provincias porcentuales de la renta.

Aplica un concepto que le concede ese status.Precisamente de ser también " dueño" de la tierra.

Asi púes,declaró un 70 -30 para todos sus "socios" y se acabó el lechón pidamos la cuenta y cada uno pá su casa.!!!!

No hay reclamos ( debería?)


La pregunta es .


La problematica ad infinitum que observamos, no es ni más ni menos que la discusión de dos socios por el reparto de la guita,la cual,reconoce un actor más importante que el otro, legítimo,y con responsabilidades inmediatas. ( Estado)


Que no es otro que ese Estado que hace años también permitió que los terratenientes dispusieran mano de obra barata ,sin darles el suelo para cultivarlo.



Lejos de ser partidario de este Gobierno,entiendo el porque " te hacen ser marxista",cuando uno a veces, siquiera tiene gana alguna.

Porque se dilata tanto entonces el final?

Ok,saludos Tenemos Blog nuevo y te agrego a mis gomias,aunque no te guste Charly.

http://vt-suenamal.blogspot.com/

Artemisa dijo...

Aaaaaaaaaahhhh
Basta. No leo más.

Sr Se-liers, ud dice que Mendes era más inteligente que Alfonsín? Se hace eco de esa estupidez criolla de que la zorrería es inteligencia? Por Dior!

Cancerolazo, me empezabas a caer bien hasta que te metiste con mi gurú espiritual, Tomás Abraham.
Sebreli... no es que sea chanta, es que es tan canónicamente correcto. Siempre dice lo que se espera de él.

Y sí, Durrenmat es aburrido. O eso sospecho, porque lo he olvidado completamente.

Jack Celliers dijo...

Chancho:

Mire, qué decirle, la diferencia de pensamiento entre Ud. y yo es filosófica, o mejor diría: es simplemente una cuestión de valores.

Para Ud. "rentabilidad" es un concepto elevado a la altura de lo divino. Establecido ese punto, ya todo el resto de su argumentación es muy fácil de sostener: todo es sacrificable a la rentabilidad, porque si no hay rentabilidad, no hay nada.

El problema es que para mí esta piedra angular de su razonamiento es síntoma de una visión muy pobre del ser humano. Ud ve al ser humano de una forma que a mí me parece muy cuadradita: "a todos los seres humanos les gusta la guita", es algo así como decir que a todos los monos les gustan as bananas. Pero los seres humanos somos un poquito más complejos que los monos, y hay gente que - créaseo Ud. o no - la guita le importa bastante menos de o que Ud. cree. Hay gente que sacrifica mucho de su bienestar por los demás. Yo por supuesto no me ofrezco como paradigma, pero el hecho es que hay gente cuya escala de valores va un poquito más allá que "dame vento".

No se que es alimento barato o caro

Y claro, no me extraña que no lo sepa. No lo sabe porque a Ud. no le interesa saberlo. Ud. piensa que esto es irrelevante, que lo único relevante es la rentabilidad.

Se lo voy a explicar, mire: los alimentos son tanto más baratos cuanta más gente los pueda comprar ¿Ve qué fácil? Ahora, ¿esto por qué es relevante? Se lo explico también: porque la comida es indispensable para vivir ¿comprende? Pregúntele a cualquier médico: si Ud. no come ¿sabe que le pasa? Se muere.

Ahora bien, los seres humanos en general tratan de no morir (más cierto que "a todos les gusta la guita"). Así que si los alimentos se encarecen, lo que ocurrirá es que menos gente podrá acceder a ellos, y esta gente no se resignará a morir de hambre: saldrá a la calle a hacerse de comida como sea. Es fácil ver - permítame que igual se lo señale - la relación entre esto y la inseguridad de todos.

O sea que los alimentos baratos son algo crucial para vivir en una sociedad medianamente civilizada ¿comprende, chancho burgués? A menos que Ud. viva en una fortaleza totalmente autoabastecida (o confíe en que la policía lo protegerá preferentemente a Ud.) y realmente no le importe vivir en una sociedad en estado salvaje. En cuyo caso yo opinaria que Ud. es un imbécil. Que no es el caso, por favor.

Mono Gatica, yo sólo siento desprecio por los pelotudos, no desplaces.

Marcelo: ¿El final? ¿Qué final?

Artemisa: Dije que "inteligencia" es un concepto peliagudo y polivalente, porque está relacionado con los valores. Pero si utilizo una medida sencilla me doy cuenta de que tanto Raúl como Saúl se dedicaron a lo mismo: engañar a los votantes, proteger los intereses del capital y de las corporaciones, etc. Cada uno pertenece a una etapa distinta del proceso de degradación del capitalismo argentino, pero no veo la menor oposición ética entre ellos, uno tuvo simplemente más poder que el otro, pero los dos me parecen exactamente la misma basura.

Dicho esto, y ya en estos términos rastreros, podríamos decir que Saul fue más inteligente que Raul, por cuanto pudo finalizar su proyecto político e incluso saltar a un costado antes de que le estallara en la jeta. Nada más. Ahora si queremos hablar de inteligencia en términos más elevados, está claro que no nos sirve Saul, pero tampoco Raul.

LR dijo...

Lo de Chancho es de cuarta.

No entiende qué son alimentos baratos pero seguramente sí entenderá qué significa salarios baratos.

Porque, efectivamente, como a todo aquél que le gusta la guita, sabe que cuanto más bajos son los salarios que paga, y más horas trabajan sus empleados, mayor es la producción, menor el costo y, por tanto, mayor la rentabilidad.

Eso lo saben tan bien los del campo que se niegan a que se reforme la ley del peón rural de la época del proceso.

El gobierno peronista tampoco está interesado en derogar ese estatuto. Porque como es peronista conoce a los obreros, sabe lo que quieren, es decir, trabajar jornadas agotadoras de sol a sol por dos mangos, por temporada, viviendo en casitas de barro, sin ningún tipo de servicios y sufriendo descuentos de convenio por la comida que le da el patroncito durante el día.

Los trotskistas que pedimos la derogación de esa ley somos unos iluminados que no entendemos a la clase obrera.

Tan claro tiene la burguesía agraria, las cuatro entidades, lo que quiere decir barato que se opusieron a que la Comisión Nacional de Trabajo Agrario, de la que forman parte, estableciera mediante resolución la jornada de trabajo en 8 horas. Aunque sea para la gilada, porque una resolución no puede modificar un decreto ley, las entidades se opusieron.

El Chancho Burgués y el Mono Gatica se podrían entender perfectamente entre ellos mientras garcan a los trabajadores, al fin y al cabo es la historia de la tercera posición.

Saludos

Luk@s

emilio dijo...

Sr. o Sra. LR:

Mi intervención no apuntaba a las políticas del actual gobierno peronista o si prefiere kirchnerista. Se trata del fracaso estrepitoso de las vanguaridas iluminadas del PRT-ERP, del gorilismo residual que transmite este blog de pequeños burgueses trotskystas que "hablan" como si fueran obreros.

Un abrazo.

mono gatica dijo...

Celliers, dijo usted "Mono Gatica, yo sólo siento desprecio por los pelotudos, no desplaces.".

Supongo que por ese motivo cierra los ojos cada vez que se mira al espejo.

La única respuesta que admito de su parte es en la cara, no vaya a ser otro cagón que insulta por internet y después sale corriendo.

Véngase por Lugano el domingo, paro cerca de la Avenida Fernández de la Cruz. Voy tener tiempo para atenderlo personalemente.

Jack Celliers dijo...

Emilio dice "¡Fracaso estrepitoso!". Ante una derrota el coro de los que "tenían la precisa" es inmenso. El PRT se equivocó, emilio tenía razón, es muy simple. Lo hubieran escuchado a emilio que sí sabe cómo derrotar al poder burgués y a un ejército armado por el imperialismo. Emilio puede darle lecciones al Che, a Giap, a Fidel, a Lenin y a Marx. A cuaquiera bah.

"Hablan como si fueran obreros" dice emilio. Claro: la voz de la clase obrera es la de emilio, y la de nadie más. Pregunto emilio: ¿Dónde dije yo que fuera un obrero? ¿Y cómo sabe que LR no lo es?

En realidad no lo sabe: escribe porque no le cuesta nada.

Mono gatica: dije que siento desprecio por los pelotudos y lo ratifico. No lo mencioné a Ud. así que no tenía intención de insultarlo, pero si Ud. se hace cargo supongo que tendrá motivos.

Su invitación a atenderme personalmente me conmueve y le juro que ni bien ande por Bs As procuraré darle una satisfacción. Entretanto - ya que las piñas no cuentan en internet - ¿por qué no intenta demostrar una pizca de raciocinio? Después si quiere no hay problemas, yo no le hago asco a nada, pero si Ud. pelea como razona le aseguro que lleva las de perder.

Reciba de mi parte un saludo cordial.

Horacio Ricardo Palma dijo...

El error de Carbap es haber pensado que la izquierda asesina de los setenta en argentina no era burguesa.
El otro es pensar que si la izquierda se apropia de las tierras, va a haber alimentos baratos. En dos años el país se muere de hambre.
Todavía recuerdo a la izquierda revolucionaria comandada por León y La Sosa, que le cobran 200.000 pesos al Estado por cantar para apoyar la redistribución!! jajajja
Abrazo

Jack Celliers dijo...

¿Por qué será que todos los buchones escriben igual?

Severian dijo...

Recomiendo el blog Horacio Ricardo. Tiene un cierto interés, ehmm, digamos zoológico.