9.9.08

Capitalism for dummies

I - Situación.

Ud. va a pedir un crédito. Y cuando va a pedirlo la entidad a la que se dirija enseguida se ocupará de catalogarlo, de saber quién es Ud. Supongamos entonces que Ud. no es más que un asalariado o un pequeño comerciante (lo cual tiene altas probabilidades) y supongamos que le dan el crédito (lo cual tiene no tan altas probabilidades). La entidad que se lo otorgue le cobrará, cómo no, intereses, y (fíjese qué refinada lógica la del sistema) estos intereses serán más altos cuanto menor capacidad de pago demuestre Ud. tener.

Olvidemos si esto es justo o injusto, que no estamos aquí para discutir pavadas; la entidad le cobrará un interés más alto cuanto mayor sea el riesgo de impago que asuma, claro está. La entidad le prestará dinero a otros muchos giles de estop... quiero decir, ciudadanos; hará fortuna y sus dueños estarán muy contentos.

II - Si sale cara gano yo...

Ahora suponga que a Ud. le va mal (¿verificamos las probabilidades?), su comercio quiebra, o quiebra la empresa que lo empleaba. Ud. naturalmente no quiere morir de hambre y necesita una ayuda. Preguntémosle al dueño de la entidad que le dio el préstamo qué opina de condonar su deuda, habida cuenta de que Ud. está en la lona, que el estado arbitre mecanismos que permitan a Ud. no morir ahorcado a débitos e intereses.

- ¡Pero de ninguna manera! El estado no debe intervenir. Esto es un simple acuerdo entre privados y toda intervención estatal es perniciosa, socializante, comunista, extremista, estatista e ineficiente. No podemos mantener vagos, es necesaria la cultura del esfuerzo, hay que apretarse el cinturón, pasar el invierno, el país lo necesita. Váyase a Corea del Norte, señor.

Ya tenemos la opinión del Sr. Entidad Financiera. Tiene las cosas claras sin duda. Entonces Ud., que no tiene ninguna influencia sobre funcionarios, parlamentarios o gente importante, vuelve vencido, aplastado, desesperado y exhausto a su casa.

III - ...si sale ceca pierde Ud.

Pero supongamos que hay muchos como Ud. (más que probabilidad, esto es una certeza) y debido a los impagos el Sr. Entidad Financiera empieza a ganar menos. La alarma cunde porque así como hay una multitud de giles de estop... digo, de ciudadanos comunes en apuros, también hay muchas financieras y todas se ponen de acuerdo en que esto no puede seguir así ya que tienen que hacer frente a muchos gastos y no pueden prescindir de su sencillo plato de foie gras todos los días.

Bien, en ese caso interviene el estado ¿Cómo dice? No, no tontito: el estado no lo va a ayudar a Ud., holgazán. Va a ayudar al Sr. Entidad Financiera y sus colegas, pobres ¿no ve que están en pánico? Ud. arrégleselas y rebúsqueselas; vamos, no llore que al fin y al cabo es lo que hizo siempre.

IV - This is America

El gobierno de los EEUU, paraíso de la libérrima empresa, home of the brave land of the free, read my lips: no more taxes; ha intervenido para salvar a Fanny Mae y Freddie Mac de la quiebra. No, no son cadenas de fast food sino entidades que se dedican a dar préstamos inmobiliarios.

Resulta que a estas entidades les va mal, pobres. Tan mal que ha cundido el pánico entre los mercados . Así que el estado utilizará el dinero de los contribuyentes para “rescatarlas”.

Un momento, dirá Ud., no entiendo: ¿No es que la iniciativa privada conlleva riesgo? ¿Acaso no me cobraron ya una parva de intereses justamente para cubrirse del riesgo de impago? ¿Dónde consta que yo, contribuyente, deba pagar para el sostenimiento de estos tipos que ganan infinitas veces más que yo? (carcajadas generalizadas).

No tontín: si Ud. no paga, lo ejecutan. Si Ud. quiebra, se jode. ¿Cómo pretende que al Sr. Entidad Financiera lo traten igual que a un ratón como Ud? El dogma de la libre empresa y de asumir riesgos para obtener ganancias sólo funciona para Ud. y aquella parte de la población denominada “la gilad...” ehhmmm “ciudadanos comunes”. En el gran mundo las cosas son siempre muy distintas my friend, siempre muy distintas...

V – ¿La mano invisible del mercado...

Cuando me va bien – dice el Sr. Entidad Financiera – que el estado no se meta; cuando me va mal, que venga el estado a salvarme. Si Ud. no puede pagar su hipoteca, pues se jode y pierde la casa; en cambio si el Sr. Entidad Financiera no puede hacer frente a sus compromisos, se jode Ud. nuevamente y contribuye (para eso es contribuyente) a “rescatar” a esta pobre gente. Los partidarios de la libre empresa en realidad son partidarios de privatizar las ganancias, pero se vuelven extrañamente marxistas a la hora de decidir qué hacer con las pérdidas.

Obviamente ya sabemos lo que nos dicen: ¡No se puede dejar caer el sistema financiero! Terribles consecuencias se avecinarían. Claro: si no hay nadie que pague resulta que hay un agujero. El agujero está ahí, y de ninguna manera van a cubrirlo los que lo provocaron, así que... así que la mejor solución es que todos paguemos un poquito ¿eh?

VI - ...le toca el culo?

Bueno, ya tiene Ud. las herramientas para comprender el funcionamiento del mercado libre ¿Qué? ¿Quiere salir a asaltar un banco con una recortada? Tiene pocas probabilidades, el sistema ya lo previó: esos policías que bostezan cuando Ud. va a poner una denuncia por el robo en su casa son los mismos que lo detendrán ipso facto y con sorprendente celeridad ni bien se acerque a un banco con cara de pocos amigos.

Le quedan la lotería o el casino. O bailar por un sueño.

VII - Corolario

Hacer trampa es el recurso de los débiles, porque lo que hacen los fuertes jamás es trampa; es la primera ley. Apréndasela.

34 comentarios:

Nacho dijo...

Me encantó. Muy cierto todo, celebro que sea dicho tan claramente.

Iba a citar la frase de Galeano pero casi casi que la citaste vos ya ("las ganancias se privatizan, las pérdidas se socializan").

Me hizo acordar, también, a esta tira cómica.

von Eisberg dijo...

Vamos por partes. Si miramos la realidad a través de la cerradura, es seguro que nos quedarán un par de cosas fuera de perspectiva. En el caso de estas instituciones financieras, los principales accionistas son chinos. Como usted bien dice (aunque con ironía), no se puede dejar caer el sistema financiero. Esta es una realidad del capitalismo actual. La decisión de rescatar a estas entidades hipotecarias no es una decisión financiera, en este caso, sino política. China es uno de los principales socios comerciales de los Estados Unidos. Las ramificaciones de un default serían mucho más costosas.
Freddie y Fannie están esponsoreadas por el gobierno de los Estados Unidos, donde comprar una casa resulta casi imposible sin una hipoteca. Fannie y Freddie agrupan el 70% del mercado hipotecario en Estados Unidos, es decir, unos 5 billones de dólares. Si tomamos en cuenta que el PBI nominal de los Estados Unidos asciende a poco más de 13 billones de dólares, veremos que Fannie y Freddie tienen su peso en la economía doméstica.
Y así funciona el sistema capitalista: hay que endeudarse. Si usted tiene una chequera, una tarjeta de crédito, una hipoteca y préstamos varios, usted es bienvenido por el sistema. Quien no tiene casa, cuentas bancarias, en suma, quien no está sujeto a una línea de crédito, no existe para el sistema. Es más, esa persona resulta peligrosa. Porque toda la estructura se sostiene sobre el flujo de divisas que conforman la actividad financiera. Muy atrás (y obsoletos) nos han quedado los educativos ejemplos lockeanos acerca del árbol y las manzanas.

Jack Celliers dijo...

Mi estimada Iceberg:

...no se puede dejar caer el sistema financiero...

Estoy tentado de preguntar por qué, pero Ud. enseguida me acerca la respuesta:

Las ramificaciones de un default serían mucho más costosas.

Perdone que me ponga en Principito: ¿costosas para quién? Si hay una decisión política es precisamente esta: quién pierde.

Los anuncios de catástrofes espantosas en caso de que caigan Freddie y Fannie son ciertas nada más que por esto: ni Freddie ni Fannie se ocuparán de cerrar el agujero que ellos crearon porque tienen el poder para negarse, poder que no tiene el Sr. Hijo de Vecino, habitante de Gilandia, que deben pagar hasta el último centavo al almacenero (perdone la falta de glamour).

¿Qué pasaría si Freddie y Fannie tuvieran que hacer frente a las consecuencias de sus malos negocios? ¿Eh? ¿eh? La respuesta es esta: no pasaría nada. Nada impide que Freddie y Fannie tengan que hacer frente a los resultados de sus malos negocios según la rigurosa lógica capitalista que le venden (e imponen) todos los días a los habitantes de Gilandia. Nada, excepto que Freddie y Fannie son... muy poderosos.

Cuando se toman medidas políticas para que un jubilado o un obrero (toda esa gente sin swing) puedan al menos mantenerse vivos un día más los economistas del sistema claman: "¡Eso genera déficit fiscal! ¡Aumentará la inflación! ¡Es ineficiente!", pero cuando el estado capitalista se salta todas las reglas que él mismo se ha cansado de proclamar y monta el rescate más millonario de la historia... ¡Ah! Ahí las decisiones políticas son incensadas y recitadas con solemne devoción.

Porque ¡imagínese las consecuencias! Todos sabemos que el sistema capitalista vela por nuestro bienestar e intenta evitar toda catástrofe. Mire el mundo nomás: un canto a la estabilidad.

Para preservar esa estabilidad es que mañana cuando se pidan aumentos de salario se volverá a la monserga de la eficiencia y la austeridad.

Pero de todas formas su explicación es clarísima, llena de esa perspectivatan necesaria de la que carecemos los que nos empeñamos en mirar por el ojo de la cerradura:

Si usted tiene una chequera, una tarjeta de crédito, una hipoteca y préstamos varios, usted es bienvenido por el sistema. Quien no tiene casa, cuentas bancarias, en suma, quien no está sujeto a una línea de crédito, no existe para el sistema

Claro. Ahora explíqueme cómo funciona el sistema nazi: si Ud. tiene genes arios entonces tiene derecho a vivir, pero si desafortunadamente posee desagradables cromosomas semitas, entonces le toca la cámara de gas.

Nada más bello que los hechos consumados ¿no?

Suyo.

JC.

Anónimo dijo...

Es como dice Chomsky, los neocon no promueven un estado débil sino uno bien fuerte pero direccionado a beneficiar a los grandes jugadores, sea a través de reducciones impositivas y salvatajes financieros, sea reprimiendo a los miembros de la turba menesterosa y construyendo cárceles donde alojarlos.

Aníbal

LR dijo...

Digo yo, si el Estado es el estado de la clase dominante ¿Por qué haría otra cosa más que salvar a los miembros de esa clase en apuros?

El capitalista que pide un crédito se compromete a extraer la plusvalía suficiente (explotando obreros claro) para devolver la plata que le prestaron, más intereses y gastos.

El trabajador se compromete a reducir sus gastos (a vivir peor) o a incrementar sus ingresos (a someterse a una mayor explotación, a vivir peor) para lo mismo.

Como siempre, los bancos no producen valor ni plusvalía propia sino que se apropian de parte de la plusvalía circulante, distribuyéndola principalmente a otros integrantes de la misma clase. Obviamente, los mejores clientes de esos Bancos, los que reciben más créditos, son los capitales más concentrados lo que acentúa aún más la concentración.

Después, ante una crisis, pasa como con la dictadura argentina en el 82: De furibundos anticomunistas, asesinos de obreros, a socializadores de la deuda de unos pocos.

¿Qué impide que haya un solo banco, estatal, que monopolice la redistribución de la plusvalía? Dentro de la lógica del capitalismo nada, sólo que es un nicho de mercado que los capitales no podrán ususfructuar (pero a no alarmarse, que esos capitales sabrán muy bien cómo beneficiarse del banco estatal).

Ahora que está de moda ¿Qué impide que los trenes sean del estado? Es evidente que los trenes argentinos se financian básicamente de tres formas, el boleto que le cobran a los pasajeros (trabajadores), las concesiones que cobran por la instalación de negocios en las estaciones (pagados por un capitalista que obtiene su dinero de explotar trabajadores) y, mayormente, de los subsidios (dinero que el estado le quita a los trabajadores para mantener a la clase que protege).

La ganancia se financia con el subsidio. Si el tren fuera estatal la ganancia podría ser inversión y al menos los trabajadores no estaríamos llenándole los bolsillos a un capitalista en particular.

Pero no, eso es muy marxista.

Saludos

Luk@s

von Eisberg dijo...

Mon cher Jack,

(No me va a creer pero, por puro espíritu deportivo, antes de responder me puse a mirar por el ojo de la cerradura y me agarré la punta de la lengua contra el marco de la puerta. Me cacho...).

Vamos a lo nuestro: el "quién pierde" al que atiende toda decisión política es, en última instancia, el propio sistema. Las individualidades (llámese votantes, ciudadanos, jubilados, ahorristas, etc.), no son relevantes. Si el sistema cae, todos caen. Esta es la lógica intrínseca. El caso Fannie es, por las razones expuestas ayer, un clarísimo ejemplo de esto. Porque sí habrían consecuencias y sí pasaría algo (que, por cierto, no sería menor). Como sabemos, estas entidades hipotecarias están esponsoreadas por el gobierno. ¿El Estado haría frente a los juicios de los ahorristas cuando pierdan el dinero que ya han pagado por sus hipotecas y sus casas a medio pagar les sean embargadas? Recordemos que estamos hablando del 70% del mercado hipotecario en EE.UU., es decir, son muchos votantes en juego.

¿Y qué hay de los accionistas? ¿Cómo se les explica que sus acciones valgan menos que una gota de lluvia? Freddie y Fannie son muy poderosos, claro, y, por lo tanto, muy influyentes en la economía doméstica. Su poder, precisamente, les permite prestar tanto dinero.

El sistema capitalista no funciona bien. Estamos totalmente de acuerdo. Está plagado de injusticias y arbitrariedades. Sin embargo, es el sistema imperante. Los demás sistemas no han podido sostenerse en el tiempo. Con suerte, el futuro nos deparará otros modelos socio-económicos, hopefully, un poco mejores que éste.

En cuanto al sistema nazi, por desgracia, funciona tal y como usted lo ha descripto. Que haya funcionado no significa que no sea a todas luces reprobable. Lo es y este es su funcionamiento.

Acerca de la eficiencia por usted mentada le respondo que, dentro de la lógica del sistema, resulta eficiente sostener sus engranajes.

Con Chomsky (citado por Aníbal), estoy de acuerdo casi siempre y en casi todo lo que dice. En varias conferencias Chomsky ha mencionado que él tiene el privilegio de vivir en un país donde las voces opositoras tienen un espacio.

Para combatir al monstruo, hay que meterse en sus tripas. Siempre he creído esto. No se puede desmontar un Leviatán sin adentrarse en los engranajes. ES un trabajo arduo, frustrante y, muy probablemente destinado al fracaso. Pero, a mi entender, vale la pena intentarlo.

No me venga con pucheros marxistas, mon cher ami, que estamos (créame, se lo ruego) del mismo lado.

Suya,

Eisberg

TANGUITO dijo...

querido jack mis felicitaciones por el tema elgido por tu comentario,su actualidad,tu claridad,la linea coherente en la argumentación y sobre todo por el estilo de fina ironia,fresco y libre de solemnidades.Un abrazo y hasta la próxima.PD:Tenemos una partida de ajedrez pendiente.

Los palabranautas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Verdugo en el Umbral dijo...

Le dicen, creo, CME (Capitalismo Monopolista de Estado), el lugar donde todas las instituciones, incluídos partidos de izquierda y sindicatos) están bajo el comtrol de los monpolios

Inspeculum dijo...

Efectivamente, for dummies. Lamento disentir severamente con los argumentos de mi amiga virtual doña von Eisberg quien no hace otra cosa que reproducir in nuce (¿vió qué fino que soy?) los sofismas que venden junto a las hipotecas el dúo cómico Freddie & Fannie, la tevé por cable y el sistema in toto. Che, disculpe, ando con unos libros en latín que me afectaron el habla, y eventualmente la zabiola.
Saludos hipotecados
A.

Severian dijo...

Tal vez lo más difícil de entender de todo esto es que tanta gente compre ese verso de "las terribles consecuencias". Aunque es un verso más entre tantos, tantas cosas que nos juran tendrían "terribles consecuencias" y que el gil de estopa al que te referís repite como verdad revelada...

- La droga libre

- La educación sexual y los anticonceptivos gratis

- El estado realmente laico o directamente ateo

- Las penas leves para los delitos menores y el fin de la prisión preventiva

- El fin de los subsidios a la educación privada, a las concesionarias de servicios, etc

- Una democracia no necesariamente basada en partidos políticos estables

... y siguen las firmas. En fin, si es por comprar versos, tenemos para varios poemas...

Marcelo Camisay dijo...

"En 1886 Lincoln dijo: “Los poderes del dinero se alimentan de la nación en tiempos de paz y conspiran contra ella en tiempos de adversidad. Son más despóticos que un monarca, más insolentes que la autocracia y más egoístas que una burocracia. Denuncian, como enemigos públicos, a todos los que cuestionen sus métodos o saquen a la luz pública sus crímenes. Tengo dos grandes enemigos: el Ejército del Sur frente a mí y los banqueros detrás. De los dos, el que está atrás es mi mayor enemigo.”

Creo bastante poco de este tipo de ideas,en tiempos de internet. ( muy fácil de fraguar).
Hago la acalaración porque,de ser cierta,(tengo mis dudas),es muy reveladora.

Aunque el término "revelador" en situaciónes de Realpolitik son más indicadoras de pedorra ingenuidad antes que destreza para interpretar.....


Es por eso que si Lincoln (pésimo presidente,buen jugador de basquet),dijo lo que dijo,no es menor que el propósito de interpretar como el capitalismo se "mueve" no es tanto investigar febrilmente sino......escucharlos a ellos.


Los que NO hacen lo que nosotros SI tenemos que hacer porque a ellos les sirve que hagamos eso......


Entendiste?
Ponele.

Milkus Maximus dijo...

"Salta a la vista que en nuestros tiempos no se acumulan solamente riquezas, sino también se crean enormes poderes y una prepotencia económica despótica en manos de muy pocos(…)Estos potentados son extraordinariamente poderosos; como dueños absolutos del dinero gobiernan el crédito y lo distribuyen a su gusto. Diríase que administran la sangre de la cual vive toda la economía, y que de tal modo tienen en su mano, por así decirlo, el alma de la vida económica, que nadie podría respirar contra su voluntad. Esta acumulación de poder y de recursos (…)es el fruto que naturalmente produjo la libertad infinita de los competidores, que sólo dejó supervivientes a los más poderosos , que es a menudo lo mismo que decir los que luchan más violentamente, los que menos cuidan su conciencia"

Lo dice un autor ... EN 1931!!!!!
Ver lo poco que han cambiado las cosas, o lo mucho que se han agravado en la misma dirección es, casi, casi ... patético

Jack Celliers dijo...

Ma chère V.E.:

Si el sistema cae, todos caen... Estimada, perdone Ud. yo no me creo que Ud. se crea eso. Nuevamente: quién cae y quién no cae es una decisión política. Ud. repite (como dice Inspek) la letanía de quienes quieren vincular su propia suerte a la de todos. Es muy instructivo: se puede perjudicar a toda la población - y de hecho es lo que se hace - pero NO se puede tocar a los dueños de la torta ¿El argumento?: "¡Todos se perjudicarían!". Es un ejemplo muy barato de lógica circular: pague o tendrá que pagar porque aquí mando yo. Como siempre: nada más bello que los hechos consumados.

Ud. dice que esas entidades están sponsoreadas por el gobierno (supongo que querrá decir "el estado"). Pregunta ¿Con el permiso de quién?

¿Y qué hay de los accionistas? ¿Cómo se les explica que sus acciones valgan menos que una gota de lluvia?

¡Válgame Dios! ¡Cómo no pensé en eso! ¡Los accionistas! Claro que sí, "los accionistas" es como decir Shiva, Visnú, Jehová y Maradona juntos, son intocables.

¿Cómo se le dice a los accionistas que perdieron? Se les dice así, fíjese: "Sres. accionistas, han invertido Uds. en un mal negocio, no será la primera ni la última vez que alguien apuesta por un negocio y pierde" ¿No son esas las reglas básicas del sistema capitalista? ¿Tiene que ser un marxista el que las señale?

Claro, Ud. piensa que es mucho mejor decirle a un trabajador: "Lo lamento mucho, pero Ud. deberá pagar por las consecuencias de negocios privados que otros han realizado y de los que Ud. no tiene ni idea, pero pague que es un tema muy complejo y Ud. no lo entendería". Se le vive diciendo a la gente que la propiedad privada es sagrada... pero se le confisca inmediatamente en cuanto un Freddie o un Fannie la necesita. Como ve: son meras decisiones políticas; y claro: Freddie y Fannie tienen prioridad sobre Hilario Ledesma, cañero tucumano que jamás aparecerá en Esquire.

En el fondo se trata de la actitud ante los hechos, estimada. Para Ud. la frase "es el sistema imperante" es una declaración que sólo permite el débil vocablo "hopefully". Yo creo que si en Alemania 1933 se hubiera dicho "hopefully" no se hubiera llegado muy lejos. Para que "hopefully" sea una palabra con un poco de sentido me parece que es necesario empezar a denunciar lo injusto cuando se lo ve.

Lo de que para combatir al monstruo hay que meterse en sus tripas... me hizo venir un nombre a la cabeza: Harro Schulze-Boysen. La "lógica del sistema" es una cosa, la lógica pura y simple es otra. Conviene tenerlo presente si uno no quiere convertirse en un zombie.

¿"Pucheros marxistas"? ¿Cuáles? Para que lo tilden a uno de "marxista" basta con pedir que el sistema capitalista cumpla con lo que sus propios ideólogos pregonan. Que yo sepa no estoy pidiendo nada más que el cumplimiento íntegro y cabal del sistema capitalista de mercado tal como nos lo venden todos los días.

"Ah, qué vivo, Ud. pide eso porque sabe que es imposible, marxista de porquería"... Y bueno ma chère, si es imposible ¿por qué nos lo venden de esa forma? Vender gato por liebre se llama estafa... ¿No?

Y no me diga que está de mi lado, que me sonrojo.

Tanguito: ¡Cuando Ud. guste! Le mandaré un mail.

Inspek: "In nuce" = "Tomá mate"

Severian. Le agrego una bastante reciente... ¡El default! ¿Nadie se acuerda del default? El default era uuuuuyyyyyy... el infierno.

Marcelo: Lo voy a investigar, pero parece plausible.

Milkus: ¿Y por qué iban a cambiar, no? A despecho de las revoluciones tecnológicas - que son el respirador artificial del capitalismo - la situación tiene una pinta muy similar a la del crack del 30.

Che, me voy por dos días y esto se llena...

El Verdugo en el Umbral dijo...

Si el tren fuera estatal la ganancia podría ser inversión y al menos los trabajadores no estaríamos llenándole los bolsillos a un capitalista en particular.

Esta es la gran trampa de la Izquierda argentina. Señor IR, el estado está a favor de los capitalistas particularísimos hasta el monopolio. Por favor... no se contradiga

Anónimo dijo...

no entendi el corolario... si tiene tiempo y ganas me lo explica jack?... soy medio "dummie" :-)

P.D.: soy alejandro

Jack Celliers dijo...

Alejandro: ¿podría ser más preciso y explicarme a mí qué es lo que no entiende?

Yo no soy menos dummie que Ud.

brasil dijo...

En realidad amigo Jack, es la ley del gallinero

Cuando aquí se hablaba de "salvataje del sistema" en la época del corralito, los amigos del primer mundo hablaban (FMI como vocero) de dejar que los procesos "fluyeran naturalmente". Que cayera quien tuviera que caer. Ahora salen corriendo a poner guita para salvar a sus propios bancos

Lo que Doña Rosa es a un banco local, lo son los paises periféricos al gran capital

Dato anecdótico. En nuestro país se ha puesto de moda prestarle plata a los que no tienen nada, o poco. Florecen las financieras tipo "Tegarpoyá", que con solo DNI le prestan de 500 mangos a dos lucas a cualquiera. Tasas del 75% anual disfrazadas que resultan en tasas efectivas del 200%, sumados a la ingenuidad del usuario cuando lo apretan amenazándolo con "carcel" por teléfono desde las oficinas de cobranzas(esto lo hacen textualmente), hacen que este sea el boom del negocio financiero del momento.

Lo llaman eufemísticamente "microfinanzas". Juaaaa!!!!

Jack Celliers dijo...

Brasil, yo lamento mucho que Ud. no entienda nuestro moderno sistema social de mercado. Es por pesimistas y fracasados como Ud. que no somos un país confiable, un país de oportunidades que desarrolle dinámicamente sus fuerzas creativas para encontrar nichos de negocio productivos.

¿No vio Los Soprano? Se la recomiendo, mire.

brasil dijo...

Los vi...
¿viste que parecido a Peron que es Don Soprano?

je

Jack Celliers dijo...

Brasil, Ud. es un sutil que ríase de los lacanianos.

brasil dijo...

Jack, ¡eso no! ¡jamás me reiría de las tropas del subco Marcos!

¿que será de su vida?

Jack Celliers dijo...

Ud. se empeña en tirarme de la lengua eh...?

von Eisberg dijo...

Tiene razón. Me convenció. Es así como usted e Inspeculum dicen.
Con su permiso.

Jack Celliers dijo...

VE: Mil disculpas por convencerla. Le aseguro que no era mi intención.

LR dijo...

Ahora parece que van a tratar de salvar a AIG luego de la quiebra del Lehman. Las malas lenguas dicen que el Citi correría la misma suerte de AIG.

Saludos

LR dijo...

Verdugo, creo no contradecirme.

En ambos casos dije que tanto la banca única estatal como los trenes estatales son dos medidas compatibles con el capitalismo. Que los intelectuales orgánicos del capital quieran hacerlo ver como una medida socialista es otro tema.

Jack Celliers dijo...

Recomiendo esta notita, sobre todo el recuadrito al pie de la misma. Es delicioso.

LR dijo...

Abril de 2006, se reseña un debate entre Ramal (PO), Sartelli (RyR), Astarita e Iñigo Carrera, sobre la crisis del sistema capitalista.

http://www.razonyrevolucion.org/textos/elaromo/secciones/economia/Aromo27CrisisoNoCrisis.pdf

“Uno de los principales elementos que muestran que la economía mundial no se encuentra sana y va rumbo al estallido de una crisis es el creciente aumento del crédito o capital financiero.
Este fenómeno es tomado en cuenta no sólo por economistas marxistas, sino por los economistas en general. Es cierto que surgen muchas interpretaciones en torno a su significado.
Simplificando podemos encontrar dos.
Por un lado están quienes ven en esta expansión una nueva dinámica capitalista, en la cual la producción material ha dejado de jugar un rol fundamental y las finanzas cobran vida propia. Esta posición es defendida por quienes consideran que en el capitalismo existen dos tipos de burguesía, una rentística que vive de la valorización financiera y otra industrial.
Para ellos, la pugna pasa entre capital financiero que genera desocupación y un capital industrial que genera desarrollo y desigualdad social. A este planteo lo podemos llamar “fetichismo financiero”.
Por el otro lado encontramos la posición, que defenderemos aquí, de quienes observan el crecimiento de las finanzas y no lo disocian de la acumulación material, pero ven en su crecimiento un síntoma de la crisis. El capital financiero permite expandir la producción sobre la base de ganancia futura. Sin embargo, lejos de tomar vida propia, esta expansión en algún momento deberá adecuarse a la realidad.
El hecho de que el capital financiero se expanda por sobre la producción material muestra que las bases del crecimiento del PBI y de la producción industrial están supeditadas a esta expansión que no tiene bases reales. Por
lo tanto se puede concluir que la expansión defendida por Astarita como la prueba de que no hay crisis, está sostenida sobre la base de una creciente burbuja que a corto o mediano plazo va a explotar.”

Hace más de 10 años, el mismo Astarita entrevistaba a Anwar Shaik, economista marxista pakistaní, que hablaba sobre los niveles de endeudamiento y de las posibilidades de que acontezca una crisis como la del 30.

http://globalization.sites.uol.com.br/shaik_.htm

"Yo tengo algunas estadísticas y datos de largo plazo muy interesantes que les podría mostrar, y algunas que siguen muy de cerca las ondas largas de Kondratiev en diferentes países capitalistas avanzados. Estas estadísticas y especialmente la más importante para la economía capitalista, que es la que indica el aumento de las ganancias, muestran un giro ascendente en el crecimiento de las ganancias. No hemos visto que este giro ascendente beneficie a los trabajadores, porque sabemos que este crecimiento de las ganancias ha ido de la mano de la reducción de la fuerza de trabajo, hacerla más magra a la empresa, que es precisamente lo que Marx llamaba la concentración y centralización del capital. El capitalismo no se regula por los intereses de los trabajadores sino por los intereses del capital, entonces solamente podemos juzgar si ha habido una recuperación desde el punto de vista del capital; y aquí claramente, en los últimos años, en los países capitalistas avanzados ha habido una recuperación de la rentabilidad. Aquí se plantea la pregunta: ¿es una auténtica recuperación o es una partida en falso? Porque sabemos que hay una enorme cantidad de deuda en el sistema. No me refiero solamente a la deuda del Estado y la del capital privado, sino también al enorme monto de deudas de los particulares. Nunca antes en la historia de la humanidad tanta gente ha podido gastar tanto sobre la base de tan poco. Yo creo que no hay nadie aquí presente que no deba alguna cantidad de dinero por haber hecho alguna compra a crédito. Casi no pasa semana en New York, donde vivo, que yo no abra mi correo y me encuentre con una oferta para una nueva tarjeta de crédito, y las empresas o bancos que la ofrecen no me preguntan nada, solamente debo decir que sí. Sabemos que mucha gente, en la lucha por la supervivencia, ha sido llevada a contraer deudas, y por supuesto esta deuda es una fuente de demanda efectiva, pero en realidad es una burbuja de demanda efectiva. No está claro cómo esta burbuja se puede sostener, porque por un lado está creando la demanda que inflan las ganancias, pero, por otro, no está incrementando el empleo a una tasa rápida, y por lo tanto la base de la burbuja, que son los ingresos de los trabajadores, no está subiendo lo suficiente para cerrar la brecha. Un resultado posible de todo esto es que estalle la burbuja, si la gente de pronto ve que su futuro es muy negro en términos de empleo, puede entonces simplemente frenar la toma de préstamos o pueden ir a la quiebra, y de esta manera los bancos cortarían rápidamente la extensión de tarjetas de crédito y aún de los préstamos. Entonces la base ficticia de todo este boom de ganancias saldría a la luz. Yo pienso que no es fácil predecir esto, porque mucho depende de cómo intervenga el Estado para manejar esta situación, pero sí quisiera señalarles que aproximadamente cada dos meses en el Wall Street Journal y en general en la prensa especializada de economía hay algún artículo o análisis advirtiendo sobre el posible colapso del sistema financiero, no tanto por la situación de Estados Unidos, sino por la terrible situación financiera del Japón. Japón tuvo la mayor burbuja en la Bolsa y en el sector inmobiliario de cualquier país capitalista, y esta burbuja ha empezado a deflacionarse a partir de los 90. Eso ha puesto a muchos bancos, fondos de pensión y de inversión japoneses en grave riesgo. Volviendo a las estadísticas de largo plazo, vamos a encontrar que hay períodos similares de ascenso en las ondas largas que resultaron ser falsos. Un ejemplo clásico fue en 1937 en Estados Unidos, cuando hubo un crecimiento muy rápido de las ganancias y la producción, y después vino el colapso de 1939, del cual el capitalismo logró salir con la Segunda Guerra Mundial. Por lo tanto, no puedo decir que soy optimista, pero ciertamente es una situación que amerita un estudio más a fondo."

lola dijo...

Hola Jack, tengo la experiencia de esos créditos y la verdad es que la economía familiar se ve afectada al grado de sobrevivir en lugar de vivir.

...nos queda la lotería, el melate,y otros recursos parecidos.

Saludos desde la golpeada ciudad de Morelia, México.

Anónimo dijo...

El comunismo debería estar tan cuestionado como la barbarie nazi.

Genrich Yagoda (Júdío y comunista) fue quien asesino a 11 millones de ucranianos (1/4 de la poblacion) y ni hablar de los demas millones que perecieron entre gulags y pogroms.

Sigan viviendo en la ''burbuja'' de la que habla Cristina, donde las cosas en vez de populares, son populistas.

La historia hay que leerla toda, de lo contrario solo estaran leyendo memorias.

viva el revisionismo.

brasil dijo...

A m... con el de arriba!!!!! Lo que sabe el coso este!!!


Yo tenía una abuela (gallega y radical) y un padre (ateo y socialista)... y podría seguir


Los yankis están jodidos.Nos van a pedir depositar pesos en el banco Nación y ¡minga!

Encima pobrecitos, nosotros tenemos la gloriosa JP La Cámpora, y ellos tienen la humilde JP Morgan

Jack Celliers dijo...

Sabe, sabe mucho el hombre. Por eso le dediqué un post.

Chicasmoke dijo...

Creo que usted hace referencia a lo que Marx enseñó ya en el primer tomo del Capital: cómo es que la lógica capitalista (un sistema de explotación que apenas tendrá unos tres siglos, cuando mucho) se asegura de que la mayoría (llámese explotados) se jodan redundantemente y que ese hecho sea el engranaje por el cual se reproduce y se expande. De modo que Von Eisberg tiene razón en alertar que todos nos jodemos con las grandes crisis cíclicas (millones de desocupados, millones de movilizados en sus guerras, hambrunas en el tercer mundo, etc) y es esa una de las razones básicas por las cuales el maldito capitalismo no se cae como se cayó el sistema soviético. Esos banqueros y funcionarios de ministerios de economía o hacienda o reservas de tesoros deberían ir a parar a la prisión, pero antes, a la miseria.

Bah, es que yo no hice el curso de Comunism for dummies.

Punto aparte: la comparación entre las reglas de exclusión del nazismo y del capitalismo es tremendo tema. Me recuerda a Vivian Forrester, pero debería actualizar la bibliografía.

En cualquier caso, ha sido un gusto.