16.6.08

La frase

Me lo cuenta mi dama: en la empresa donde trabaja hay toda una movida de reestructuraciones, incertidumbres y radiopasillos varios. Nada muy diferente de lo que ocurriría en una empresa argentina, pero obviamente incluso un trabajador administrativo raso tiene unas seguridades sociales superiores a las de un país sudamericano: seguro de desempleo más o menos decente, buenas indemnizaciones, y por supuesto los permisos de maternidad que sin llegar a niveles escandinavos son de cuatro meses. Luego existe durante un tiempo una jornada reducida para madres con diversos permisos que permiten a veces extender de hecho la licencia y en general zafar de cualquier asunto que requiera una dedicación intensiva o full time.

Mi dama tiene un estilo poco dado a los aspavientos, pero que se ve afectado de todas formas por una mezcla de asco e incomprensión profunda. Ella dirige un equipo en el que todas son mujeres, y dada esta situación que está generando picos de trabajo más altos (nuevamente: un "pico de trabajo" que de hecho es mucho más reducido que lo que se estila en Argentina) una de ellas declara la forma de enfrentar el problema: "Ah pues no, lo que es yo ya mismo le estoy diciendo a mi marido que me haga otro hijo".

La frase es dicha en un tono que no denota chiste grotesco ni exageración, sino como la evidente y práctica solución a un problema concreto, apenas una leve ansiedad por ponerla en práctica lo antes posible. Cae el dictamen en medio del grupo de mujeres con asentimiento general, como una reacción normal y lógica.

A veces uno se siente un alienígena en la existencia. "Que me haga otro hijo así zafo de este kilombo" - que sería más o menos la traducción al porteño - es una frase que expresa muchas cosas. Esa frase habla de varios temas: de la relación con los hijos, de una existencia que viene al mundo ya manipulada, y de una vida que si ya no tiene bastantes elementos de salvajismo aportados por la naturaleza parece que necesita al ser humano para agregarle aún más absurdo.

No conozco - sospecho que no hay - estudios de género puestos a analizar esta frase que se repite con mucha mayor frecuencia que la que nuestra corrección política quiere admitir. Esta frase es mucho menos interesante que los plurales con "o" y otras muestras de opresión machista así que sé muy bien que nadie le dedicará cinco minutos.

Y yo tampoco. Como dije: la frase quiere decir demasiadas cosas y supera mis modestas capacidades. Sólo me atrevo a asegurar que de todas las cosas que la frase significa, ninguna es buena.

Al menos para la especie.

29 comentarios:

Senza una donna dijo...

Lamento sinceramente Martin que el comentario que ha hecho no este en el post correspondiente.
Porque este post da mucho de que hablar. Sobre todo porque ejemplos hay a rabiar: he escuchado esta frase
- bueno, vos aprovecha a cambiar de trabajo porque cuando tengas nenes es mejor la seguridad y quedarte donde estas - Y despues las mujeres se quejan de la desigualdad, que no pueden llegar a puestos mas competitivos. Sean sinceras señoras mujeres: no tienen la mas remota ganas de tener una carrera profesional y crecer en lo laboral. El hijo es la mejor excusa para conseguirse un trabajito de medio dia, sin responsabilidad... total el que paga las cuentas es el marido. Gracias Jack por haber publicado este post y seguro que su dama debe estar aun con cara de sorpresa.

Severian dijo...

Martin: cuando te preocupe algo más que el precio del helado (por ejemplo el sueldo del heladero) me dignaré a perder el tiempo explicándote cómo funciona el mundo. Hoy no.

Chesty ¿me haces un favor? chupemla. Toda. Asi gracias.

Anónimo multiforme: te sigo esperando a que defiendas con la cara lo que decis con las teclas ¿cuando vas a venir?

A los demás: perdón por el ácido. Es que hoy estoy honestmente harto de pelotudos. Harto.

Jack Celliers dijo...

Severian, atempere los animos. Los pelotudos son un material con el que hay que acostumbrarse a estar en contacto.

El Verdugo en el Umbral dijo...

Pero claro Jack que un poco de Hierro a estos tipos no les vendría mal. En las revoluciones los pelotudos rebotan por todos lados como polillas... Yo tengo una propuesta para ellos.
Conste que en mis primeros comentarios por estos rumbos le propuse un Tren Rojo para estos forros.


En cuanto al artículo es llamativo que esa fresa sea dicha y no puesta en práctica. Digo, según sé en España faltan niños.
Conozco un hombre que nació allí hace 60 años, en un pueblo de Santander. Hace cinco años volvió a su pago y descubrió con sorpresa que solo quedaban en el pueblo dos niños (hermanos gemelos invitro), que la escuela había cerrado por falta de alumnos y que un micro recogía a los pequeños de unos ocho pueblos para poder llenar un curso de treinta alumnos en un escuela rural unitaria. En varios artículos de educación de la península se toca el tema remarcando que muchos institutos se sustentan con hijos de inmigrantes pues los nativos no procrean.
Será que las españolas quieren y los marido no pueden? Tal vez podramos darles una mano (con perjuicio de la raza, claro está, dios nos libre….)
Ahora... que triste es ver a esta España con buen seguro social, un piloto de F1 campeón, un tenista indestructible, una petrolera inmensa y sin un poco de dignidad ni mucho menos poesía...
Pensar que hicieron la revolución más hermosa y audaz de que se tenga noticia...
Que en paz descanse La Republica,... y que viva el Rey Borbón, joder, cojones, coño


Me cago en esta España!!!!
Saludos

Jack Celliers dijo...

Muchachos, lo siento, ustedes saben que yo publico todos los comentarios, incluso las imbecilidades abismales que vengo leyendo ultimamente sobre "el campo", "la identidad nacional", "el asado los domingos" y otras muestras de profunda debilidad mental.

Solo que les pido: no sean tan deficientes, si quieren publicar eso hay cualquier cantidad de posts al respecto. Aunque sean mas antiguos, prometo leerlos y cagarme de risa (o ponerme a llorar, según el día). Si no tienen cerebro al menos intenten simular que tienen uno.

Vamos, no es tan difícil.

Heladero y heladera dijo...

Lo de Martín no sé si es en serio o es un guión digno de Todox2$: cuando aumentó el helado en Callao y Santa Fe, decidí acompañar al pueblo hasta el obelisco (hasta ahí nomás, tipo tour céntrico).
No sé si no tiene que ver con el post, al fin de cuentas son dos caras de la misma clase de pelotudez: cuando en el trabajo me hicieron laburar, le dije a mi marido que me hiciera otro hijo (tipo tour reproductor con base fóbico- laboral).

brasil dijo...

¿de que martin hablan? ¿de que heladero? ¿de que miércoles?

Jack Celliers dijo...

Nada compañero, simplemente los huevones que "apoyan al campo" tienen que escribir sus soflamas en todos los sitios posibles, incluidos posts que no tienen un pomo que ver con eso.

Falta de seso.

Scarleth dijo...

Imagino que esta frase es dicha en varias instancias y realmente da tristeza pensar que personas la puedan poner en práctica; quiero pensar que es un comentario emocional.
Cuando se habla de género muchas veces tergiversan la cuestión y solo enfatizan en la "opresión machista" que no deja de ser indignante en muchos casos; pero se va dejando de lado otros aspectos y simplemente se crea confrontación.
Muchas veces se va perdiendo el respeto a las personas por pertenecer a uno u otro sexo, lo cual no tiene sentido.
Existe muchas soluciones "practicas" dichas y hechas por hombres y mujeres para solucionar problemas económicos que van en contra de las personas, estas en muchos casos causan indignación.

Jack Celliers dijo...

Scarleth: También están los hijos de las ayudaas económicas (sobre todo en Europa, en Argentina hace rato que no se dan ayudas en ese sentido) y en esto la responsabilidad es compartida.

No digo que esto sea siempre así, no tengo estadísticas para afirmarlo. Pero no veo que nadie lo diga en los medios, por el contrario aca por lo menos no se cansan de machacar una y otra vez con que "las muejeres no se pueden realizar profesionalmente porque la familia representa una espantosa carga que las oprime y bla bla bla". Uno lee eso todos los días, después escucha la frasecita y la verdad que indigna un poco.

El Verdugo en el Umbral dijo...

La famosa opresión que sufren las mujeres y ame rompe un poco las pelotas.
Cambio explotación en fábrica multinacional con deterioro de la salud por plomo en sangre por opresión hogareña con tortura de novelas venezolanas

nadia dijo...

Está bien que no hayas publicado mi comentario, no tiene coherencia en este post en que se está planteando otra cosa. Perdón, es que me provocó el comentario del tal Martín.

Ya que estamos, tengo amigas que pertenecieron a grupos lésbico-feministas y se fueron, sospecho que por culpa de los planteos y preocupaciones obsoletos que allí trataban. Salir a pintar sténciles sobre marquesinas de una modelo publicitando un shampoo, alegando que se trata de una "belleza que oprime" es incoherente por donde se lo mire.
Ahora bien, estas cosas nada tienen que ver con planteos que sí son necesarios, pero me da la sensación de que a veces confunden las cosas y ridiculizan al feminismo.

Scarleth dijo...

Es cierto que están los hijos de ayudas económicas, pero el contexto en que se dan esas ayudas es diferente al que tenemos en Latinoamérica y por su puesto que es una responsabilidad compartida. Eso no quita que la frase dicha causa malestar por supuesto.

No conozco exactamente como será en Argentina, pero por lo que dice es una lastima que le tema de género este tan tergiversado y ocasione reacciones bruscas

Anónimo dijo...

¿El quilombo se resuelve a partir del momento de la concepción?

Severian dijo...

Conozco al menos dos casos de mujeres que usaron la maternidad como modo de hacerse mantener el resto de su vida.

En el peor de ellos, la mina se casó en la lona, completamente en bolas, sin ningun tipo de propiedad a su nombre. Eligió un pibe que, a fuerza de laburar de técnico en una PyME desde los quince, había logrado comprarse un departamento. Vivieron en ese departamento hasta que la susodicha quedó embarazada, a lo que decidió que había que mudarse. El muy boludo le dió bola, vendió el departamento, y se fueron a vivir a una casa apenas mayor pero con una muy sutil diferencia: comprada después del matrimonio, computaba como bien ganancial. A los dos meses le pidió el divorcio, quedándose con la mitad de la casa, la tenencia de la nena (argumentó que como el padre laburaba todo el día no iba a poder criarla), y pensión de por vida. Agreguemos a modo de dato que dejó de laburar desde que se embarazó. Juraría que lo tenia todo pensado desde que accedió a la primera invitación para ir a tomar algo.

Quisera creer que es un caso aislado, pero el otro ejemplo me desmiente...

¿Usar la maternidad? Naaaa....

fidel dijo...

muy bueno, si sigo con el blog esta windows 98 del demonio me estalla,
te paso mi blog
q lo armo en internet d e la biblioteca argntina
saludos
www.lavindicadora.blogspot.com

brasil dijo...

Recuerdo una señorita que trabajo conmigo que era insufrible. Absolutamente cualquier boludez era discriminatoria

Eso si. Todos los meses puntualmente se tomaba el famoso "día femnenino". Y cuando se iba de vacaciones lo hacía coincidir (¡que manejo hormonal!) con el lunes que debía regresar.

No hay peor protagonista que el que bastardea la obra...

LR dijo...

Verdugo, no sabía que existía esa promoción. ¿Dónde hay que anotarse?

Jack Celliers dijo...

Nadia: gracias por entender. De todas formas estoy plena y particularmente de acuerdo con tu comentario anterior. Hay algunos posts sobre el tema, y habra mas seguramente.

Salud.

Scarleth dijo...

El feminismo tiene muchas ariastas por tanto siempre es controversial; es cierto que los movimientos feministas en muchos lugares se han radicalizado (principalmente en las ciudades) y piensan que todo atenta contra las mujeres; he visto casos totalemnte absurdos que distraen lo que deberia ser lo fundamental. Pero, considero que no debemos perder de vista que existen muchos casos de maltratos a mujeres, los indices de violencia domestica son muy altos, las muertes de mujeres por violencia tambien; he visto casos de colegas y mujeres con las que trabajo que sufren de ello, habiendo negligencia en las autoridades que las atienden. En fin con todo el respeto a los intervinientes hay otros temas a parte del abuso que hacen muchas mujeres de ciertos beneficios y los engaños a parejas (que no son temas de exclusividad de mujeres. Considero que uno de los factores que influye en esto es la confusión de conceptos entre género y sexo.

dolmancé dijo...

Hay o puede haber distintos motivos para tener un hijo. En el mejor de los casos es una decisión conjunta, libre, y consciente entre dos personas.

Tener un hijo sólo para ganarse unos meses de vacaciones pagas es algo deshumanizador y da cuenta de rasgos ciertamente perversos por parte de la madre. Peor aún si además es consentido por el padre. Ahí tenemos una relación bastante patológica donde es difícil saber quién es más border; si la madre o el padre. Madres que hacen de sus hijos extensiones de su propio cuerpo, padres que indiferentes o ausentes dejan que esto pase.

Es deshumanizador en el sentido de reducir personas a cosas; no solamente cosifican al hijo sino también se cosifican a sí mismos los padres. He oído de casos similares y peores. Hay maternidades y paternidades radicalmente enfermas. La relación con los hijos no se traduce en hechos traumáticos puntuales, sino más bien en modelos familiares completamente disfuncionales. Las consecuencias son devastadoras a la larga. Pero sin embargo en lo cotidiano todo parece normal visto desde afuera. Hasta que con total naturalidad se sueltan frases de ese tipo: “Que mi marido me haga un hijo”, o la contrapartida: “Mejor le hago un pibe así se deja de joder”.

Pero estas formas patológicas de maternidad y paternidad no son en sí mismas constructos sociales. Son más bien consecuencias border de los determinantes culturales y las condiciones materiales en que vivimos: desviaciones extremas.

Los dichos de una potencial psicótica de clase media no son por sí mismos prueba de un fenómeno social. Un estudio de género basado en el conteo de dos, o tres… o varias susanitas histéricas en busca del príncipe azul que les dará sustento no aportará nada nuevo a lo sabido: Existen determinantes sociales que son reproducidos por las personas.

Pero las sociedades no son la suma de voluntades individuales. Podemos encontrar a un cartonero feliz de vivir en la mugre o a un tipo que prefiere cobrar un subsidio a salir a trabajar. Luego encontramos otro, luego otro… ¿Entonces? ¿Acá no trabaja el que no quiere?

Al comparar la situación de un obrero industrial con la de una señora de barrio norte no pueden sacarse demasiadas conclusiones. Si una mujer de clase media prefiere vivir parasitariamente del marido a cambio de parir niños y mirar telenovelas quiere decir muchas cosas, sin duda. Quiere decir por ejemplo que tiene con qué. Quiere decir que su marido no es justamente un obrero que apenas puede alimentar a sus hijos.

A Florencia de la V le va muy bien, tiene mucho dinero y su público la adora. Es un ícono indiscutible del star system local. Flor de la V no es un caso aislado, hay miles como ella. Ergo, la sociedad no discrimina a los travestis.

A nivel mundial las mujeres participan menos que los hombres en el mercado de trabajo.

Siguiendo el mismo razonamientos podríamos decir: Las mujeres no trabajan porque no quieren.

Los hombres en la argentina pueden tomarse sólo 2 días de licencia por paternidad. Las mujeres, 3 meses pagos por la empresa y otros 3 meses opcionales que son cubiertos por el Estado. La conclusión es obvia: Los hombres no pasan el tiempo suficiente con sus hijos porque no quieren.

Y con grandes declaraciones de este tipo que aluden a una supuesta esencia de los seres humanos y naturalizan sus condiciones de vida podemos ir a dormir en paz. Total, “Es más confortable sufrir una esclavitud ciega que liberarse”

dolmancé dijo...

La frase completa era de Simone de Beauvoir:


Et sans doute il est plus confortable de subir un aveugle esclavage que de travailler à s’affranchir: les morts aussi sont mieux adaptés à la terre que les vivants.


Corrijamé doctor:

“Y sin duda es más confortable someterse a une esclavitud ciega que trabajar para superarla: los muertos también se adaptan mejor a la tierra en la que viven. “

Jack Celliers dijo...

Dolmance: Yo no creo que se trate de "dos o tres susanitas histericas" ni mucho menos de "potenciales psicoticas". Se trata de "gente normal" y de valores asumidos. No es la primera vez ni mucho menos que escucho comentarios como ese sin la menor reaccion critica por parte del entorno.

La violencia en la pareja es un fenomeno social aunque este circunscripto a un numero X de casos. No me pareceria una buena respuesta decir: "Y bueno, por dos o tres machistas potencialmente psicoticos que golpean a sus mujeres no se puede hacer un estudio de genero".

Peor aun, la relacion de la mujer con la maternidad se pinta invariablemente como "la-mujer-oprimida-que-no-puede-progresar-profesionalmente-porque-los-hijos-representan-una-carga". Yo ni siquiera niego que pueda ser cierto en muchos casos de mujeres que realmente quieren ser algo más que un icono llamado "madre". Lo unico que señalo es que existe una buena porcion de casos en que no es para nada asi, solo que de estos casos no se habla. La relación de la madre con sus hijos es invariablemente vista y aceptada como la pesada carga que se le ha impuesto a la mujer como una obligación adamantina. Yo simplemente sospecho que esa visión es falsa.

Menciono un caso que me parece representativo y no aislado, que forma parte de una cultura impuesta y de unos valores asumidos que no se cuestionan. La palabra "esencialismo" la traés a colación puntualmente en cada intervención, pero nadie esta mucho menos hablando de la "esencia" en los géneros. Estoy hablando de cultura, de valores y de percepciones sociales, no de "cómo son las mujeres" o "cómo son los varones", cosa que por otra parte sería bastante ridícula.

dolmancé dijo...

Bueno entonces estamos de acuerdo. No quedaba claro si el tuyo era un planteo moral o ético, o si estabas denunciado un atentado contra las leyes de la naturaleza o del derecho. Sonaba como una generalización a partir de las consecuencias de algo que ya sabemos y no se problematiza. Si a las mujeres les está socialmente impuesto parir y criar, es posible que esta imposición pueda ser útil en algunos casos patológicos. Si a los hombres les está impuesto proveer y proteger, también es esperable que en algunos casos sientan que este es el orden natural de las cosas y que consientan convertir a sus mujeres en nodrizas, cuando las condiciones socioeconómicas permiten que el padre sea la única fuente de ingresos del grupo familiar.


Si las mujeres tienen dificultades para acceder al mercado laboral y progresar y lograr independencia económica, la pregunta que podemos hacer es: ¿Qué caso es más representativo de ésto? ¿El de las mantenidas?

La traducción de la frase estaba mal. Blame it on google.

Jack Celliers dijo...

Lo que señalo es una valoración social. Scarleth dice por ejemplo: "no olvidemos a las mujeres maltratadas", y quizás no esté de más decir que no se intenta eso.

Lo que se intenta es señalar que para muchas mujeres existen ventajas sociales evidentes de las que nadie habla. La "dificultad de acceder al mercado de trabajo" sobre la que hemos discutido tantas veces tiene mucho de caradurismo. Podés resumirlo en que yo digo: "no trabajan porque no quieren"; bien, en el caso que menciono es muy evidente: efectivamente quiere trabajar lo menos posible y para eso utiliza la pesadísima "carga" que supone tener un hijo. Luego en los periódicos se nos presentará a esta sufrida mujer como paradigma de la oprimida a la que el macho salvaje cortó el camino de la realización.

No quedaba claro si el tuyo era un planteo moral o ético, o si estabas denunciado un atentado contra las leyes de la naturaleza o del derecho.

Es que yo nunca escribo claro, Dolmancé. Yo sólo quiero decir que las mujeres son malas, malas, malas y esencialmente malas. Me casé con una de puro masoca.

El Verdugo en el Umbral dijo...

Por cada mujer que se siente atada a sus hijos, hay un hombre al que le ha sido negada la paternidad
Por cada mujer que no ha tenido acceso a un trabajo satisfactorio y a un salario justo, hay un hombre que debe asumir toda la responsabilidad económica de otro ser humano.

dolmancé dijo...

verdugo, qué son esas frases? máximas?

No todas las mujeres conviven con un hombre; no en todos los hogares hay una "negación de la paternidad" pese a que la crianza de los hijos esté a cargo de una mujer; así como existe la negación de la paternidad, existe también el abandono de la paternidad, el no reconocimiento de la paternidad, y la paternidad ausente; no todos los hogares son sostenidos por un hombre; la reproducción de la vida juega un rol importante en la división del trabajo y no es una responsabilidad económica menor*; hay trabajos no satisfactorios y mal pagos y sin garantías sociales que asimismo son la única fuente de ingresos en muchas familias pobres a cargo de mujeres; no todo el mundo reproduce el modelo tradicional de la familia burguesa.

Repregunto:

Si las mujeres tienen dificultades para acceder al mercado laboral y progresar y lograr independencia económica, ¿Qué caso es más representativo de esto? ¿El de las mantenidas? ¿El de las que "no trabajan porque no quieren"?


* De acuerdo con la concepción materialista, el factor determinante de la historia es, en último término, la producción y la reproducción de la vida inmediata. Ésta es, a su vez, de dos tipos: por un lado, la producción de los medios de subsistencia, del alimento, la vestimenta, la vivienda y los utensilios necesarios para dicha producción; y por otro, la producción misma de los seres humanos, la reproducción de la especie.

Engels: El origen de la familia, la propiedad y el Estado (1884)

El Verdugo en el Umbral dijo...

Dolmacé: la cita la leí hace unos años en un apunte de educación, No sé quién es el autor. Es más larga. Sé que es media berreta pero la puse para ver qué efecto causaba, pues a mí me gusta eso de equiparar y de sacar del papel de víctima a la namis.
La reproducción nunca mejor ubicada y definida que en el texto de Engel (ese libro es contundente y casi definitorio). Portar útero y llevar en él a la prole es una dura tarea, sin dudas. Un trabajo de gran espesura en la vida material. Entiendo que si la mujer no puede salir a emplearse para tener que cumplir con el otro factor de la producción material la importancia emparda a la otra parte de la pareja ( no siempre hombres pero si en la inmensa mayoría de los casos) que sale a vender su fuerza de trabajo.

De todas maneras…. Bancarse al patrón, la presión de mantener el laburo, comerse los sapos del capataz, en función de no ser despedido para llevar el billete para el niño que vendrá tienen un nosequé difícil de comparar. Vio?... la explotación tiene tintes que ni por asomo conoce la opresión

Jack Celliers dijo...

Verdugo, cuidado, transita por terreno peligroso. Va a enojar a las deidades fem-anarko-punk.