14.1.08

Si te descuidas te provocan

La iglesia nunca se rinde en su búsqueda de un mundo mejor. Hoy vamos a deleitarnos con las declaraciones del obispo de Tenerife, un señor que se llama Bernardo Alvarez.

Durante el curso de una entrevista este ilustre obsequió a los lectores con sus reflexiones acerca de la homosexualidad y el abuso de menores brindándonos un interesante contraste. Respecto de la primera el amigo Alvarez desgranó las consabidas monsergas condenatorias. Y con esa sutileza que caracteriza a estos finos psicólogos que son los sacerdotes, vinculó alegremente la homosexualidad con el abuso de menores.

Esto llevó lógicamente al tema de marras. Aquí normalmente uno se espera las aguadas alusiones de rigor: hace mucho tiempo que el abuso sexual infantil preocupa a la iglesia mucho menos que el condón o el matrimonio gay. Pero con la iglesia no hay que descuidarse porque si algo logra es sorprender siempre. Tanto que - lo que es la dialéctica - ya no sorprende.

Para no "sacar de contexto" vamos a publicar la última parte de la entrevista tal cual apareció:

Periodista: -¿Hay que orientar la sexualidad?

Obispo: -No se puede dejar a las personas a lo que salga, ¿por qué no hacemos lo mismo con la violencia u otros impulsos del ser humano? Además, sólo un 6% de los homosexuales se debe a cuestiones biológicas. No hay que confundir la homosexualidad como necesidad existencial de una persona, con la que es practicada como vicio. La persona practica como puede practicar el abuso de menores. Lo hace porque le atrae la novedad, una forma de sexualidad distinta.

P: -La diferencia entre relación homosexual y un abuso está clara.

O: -Por supuesto. Pero, ¿por qué el abusador de menores es enfermo?

P: -Para empezar, un abuso es una relación no consentida.

O: -Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. La sexualidad es más compleja de lo que parece.


Si te descuidas te provocan. Era hora de que alguien dijera esta valiente verdad, qué tanto. La culpa es de los pibes, che. Se te ponen ahí, se insinúan... y claro, uno no es de fierro tampoco ¿no? Hay que entender al Sr. obispo, la sexualidad es compleja, mire...

Si algo hay que agradecer a la iglesia y la derecha españolas es que su perversidad viene frecuentemente acompañada de una estupidez tan cerril y persistente que los hace casi transparentes, cándidos en su brutalidad. No son sólamente degenerados, algunos además son imbéciles, cosa que bien puede verse como un lado positivo: nadie se puede hacer el tonto frente a semejante declaración.

Bah. Me hago ilusiones. Hacerse el tonto es un ejercicio largamente practicado y en el que ciertas gentes han desarrollado una habilidad sin límites. Seguiremos asistiendo a marchas, declaraciones y sermones católicos contra el preservativo, contra la anticoncepción y contra la homosexualidad. En cambio es notable que la pederastia ya no suscite un rechazo de plano y encontremos estas divertidas componendas conceptuales para relativizar el fenómeno. La sexualidad es muy compleja, macho, abusar de niños está mal pero hay que ver el contexto ¿no? ¡Tampoco nos vamos a poner en inquisidores!

El problema es que no se trata de "sexualidad". La pederastia no es una preferencia sexual sino un crimen que la iglesia practica y encubre con entusiasmo. Ahora también lo justifica culpando a las víctimas, o sea que se puede esperar cualquier cosa.

No pediremos que se lo tire al mar con una piedra de molino atada al cuello, pero la impunidad es peligrosa. Hay que atajar a esta gente. Yo francamente no me creo que cualquier hijo de vecino pueda hacer estas declaraciones públicas sin que la justicia actúe. Pero se trata de un obispo, y ya sabemos que la santa madre iglesia tiene sus privilegios. Y mucho dinero.

Buenas tardes.

33 comentarios:

Graciela dijo...

Yo dejé de creer en Papá Noel durante la primaria y en Dios durante la secundaria. Y eso que iba a un colegio católico.

A veces pienso que los dichos de esta gente -me refiero al obispo- no deben ser tomados como objeto de indignación sino como algo anecdótico o risible, tal como cuando a Hebe de Bonafini o a Maradona se les ocurre dar su opinión política.

En el fondo nadie les hace caso, Jack. ¿Qué porcentaje de católicos prescinde de la anticoncepción y los preservativos? Yo diría que menos del 1%.

De progres y comunistas alguna que otra vez he escuchado argumentos más o menos normales. Pero los católicos cuando opinan de política se basan en infantiladas a las que sólo podés responderles "bueno, está bien, andá a dormir".

Jack Celliers dijo...

Si, claro; el problema es cuando esta misma gente prohibe una muestra, una película, hace campaña contra la anticoncepción o directamente abusan de chicos con mucha más impunidad que nadie.

Vos te reís, y yo también. Pero a un pibe que le haya pasado no debe hacerle nada de gracia.

Milkus Maximus dijo...

"... un crimen que la iglesia practica y encubre con entusiasmo"

Es el único párrafo que me pareció excesivo, y en el que no se da cuenta de los alcances de lo que escribe.
En cuanto a las declaraciones del obispo, ¿qué quiere que le diga? No hay justificación alguna.

Milkus Maximus dijo...

No fui muy explícito.
Si ud dice que la Iglesia practica la pederastía con entusiasmo, habla de un crimen que se practica con habitualidad, comúnmente, y con total aval. Lo mismo para el encubrimiento.
O sea: ud agarra una bolsa, y mete a todos ahí, y de paso decreta que la mayoría de los miembros de la Iglesia lo hacen como algo habitual.
Me citará estadísticas, me hablará de las barbaridades que ya se saben, me tratará como un inmoral que defiende esta práctica, o me sobará el lomo como a alguien que no está de acuerdo pero no le queda otra. Todo lo que quiera.
Pero seguramente no hablará de los otros curas, mayoría, que se rompen el culo por los chicos; tampoco hablará de las falsas denuncias porque no las conoce, porque en los medios "eso" no sale (y no hablo de probabilidades, hablo de falsas denuncias probadas); tampoco "trasladará la atención" hacia el hecho de que desgraciadamente es algo que se da en muchos otros ámbitos y más que entre curas.
Lo único que le pido, por favor, es que no me trate como un tarado y me venga con que justifico esto o justifico aquello. Yo no justifico lo injustificable.
Es sólo que le tengo alergia a ciertas generalizaciones, y sobre todo, cuando manchan el honor de mucha gente que pone el hombro por mejorar las cosas.
Ahora sí, me imagino, vendrán los palos.

Jack Celliers dijo...

Milkus: En primer lugar creo que Ud. se victimiza. Nunca recuerdo haberlo tildado de inmoral, ni tratado de idiota, me gustaría me dijera cuándo hice algo parecido. Tampoco soy de sobar el lomo ni a Ud. ni a nadie. Y en última instancia no se trata ni de una cosa ni de otra sino de ver la realidad.

Ud. dice que le citaré estadísticas. No muchas: las estadísticas plantean siempre un problema de interpretación. Sin embargo hay algunas que sirven al menos para probar determinados hechos más allá de cualquier duda razonable. De todas formas si Ud. tiene una explicación mejor, la escucho.

Dice Ud:

...ud agarra una bolsa, y mete a todos ahí, y de paso decreta que la mayoría de los miembros de la Iglesia lo hacen como algo habitual...

Esto lo hemos hablado: no me consta que todos los miembros de la iglesia lo hagan, lo que sí creo es que existe una responsabilidad, sobre todo cuando el catolicismo se moviliza frecuentemente por ciertos temas - señalando supuestas lacras sociales como el preservativo o la homosexualidad - y jamás por este. La famosa paja en el ojo ajeno.

Yo creo que por ejemplo las declaraciones de este señor son sistemáticamente ignoradas por la mayoría de los católicos. Las críticas a estos energúmenos vienen casi siempre desde fuera de la iglesia, y ciertamente la jerarquía eclesiástica - tan rápida para sofocar cualquier movida dentro de la propia iglesia hacia un pensamiento apenas progresista - mantiene una alegre tolerancia hacia estos sujetos y otros peores.

Esto, compañero Milkus, plantea un problema de responsabilidad a todos aquellos que forman parte de la iglesia. Esto no es tratarlo de tarado, ni de inmoral, es simplemente preguntar cómo se articula la ruidosa protesta a la que la iglesia nos tiene acostumbrados con ciertos temas con el silencio frente a esto.

Pero seguramente no hablará de los otros curas, mayoría, que se rompen el culo por los chicos

Nuevamente le pifia fierísimo. Ud. me conoce y varias veces lo he repetido: hay gente a la que se reivindica desde fuera de la iglesia como sacerdotes (y laicos católicos también) que han dado muestras de verdadera militancia por los pobres. Casualmente - también lo dije más de una vez - esta gente es reivindicada por la izquierda y repudiada o incómodamente tolerada-ignorada por la jerarquía (y ciertamente despreciada violentamente por los sectores más reaccionarios). Es precisamente esta gente la que legitima parcialmente a la iglesia, legitimidad que la iglesia utiliza para su propia permanencia en ese sutil jueguito de tira y afloje entre unas posturas y otras.

Así que me llama la atención que impute semejante reduccionismo a mi visión cuando creo que hemos charlado bastante.

tampoco hablará de las falsas denuncias porque no las conoce, porque en los medios "eso" no sale (y no hablo de probabilidades, hablo de falsas denuncias probadas)

¿Tiene algún caso? Yo sinceramente no. De todas formas no me extrañaría que alguno hubiese, lo que ciertamente no prueba nada.

...tampoco "trasladará la atención" hacia el hecho de que desgraciadamente es algo que se da en muchos otros ámbitos y más que entre curas.

Ocurre con relativa frecuencia en otras religiones también, pero no conozco ninguna organización que haya tenido que gastar la cantidad ingente de dinero que gastó la iglesia católica en los EEUU ¿Ud. si? ¿Y con ese nivel de impunidad? Le recuerdo la cantidad de casos de curas que fueron simplemente cambiados de jurisdicción para eludir reclamos, o las amenazas que sufrieron los chicos testigos contra el padre Grassi o mil casos de encubrimiento más ¿quiere que le cite alguinos?

La jerarquía eclesiástica sin duda tolera y encubre estas prácticas (y otras) mientras no deja de clamar al cielo por el uso del preservativo. Creo que esto es evidente hasta la ridiculez. Aquellos que se declaran parte de la iglesia inevitablemente responden por los actos de la jerarquía a la que sostienen, nada más (ni menos).

Por eso es difícil tomarse en serio las recomendaciones morales de una organización que se gasta millones de dólares en parar juicios por pederastia. Creo que la buena lógica más elemental indica que algo allí no funciona del todo bien.

Si a Ud. le parece que no es así es que nuestra visión de la realidad es muy distinta.

Salud.

Muret dijo...

Estimado Jack: Ante todo, muy feliz año nuevo para usted y su familia!. Espero que lo haya empezado bien, y lo termine mejor. Y nuevamente con el tema este.
No le sorprenderá si le digo que creo que Milkus tiene razón. Lo malo es que usted también tiene algo de razón en parte (pero menor que la de Milkus, Je), y termina sacando conclusiones equivocadas, haciendo de la parte un todo. Me explico: Si le gustan las cifras, le diré que los curas acusados de estas practicas satánicas representan cerca de un 10% del total. ¿Que porcentaje de maestros fueron implicados en esta practicas? ¿O de abogados, arquitectos, ingenieros, etcetera.?
Pero más aún: Estos sacerdotes ¿representan la enseñanza de la Iglesia Católica?. Creo que sabe la respuesta: No, rotundamente no.
Lo que sí le concedo es que los Obispos no han estado a la altura de la circunstancia y se han portado como pésimos pastores, siendo verdadera piedra de escándalo para todos, y de dolor para los fieles.
¿Y porqué han hecho esto los Obispos invlucrados?. El tema da para largo. Una vez le comenté que en su pequeño libro "El Coraje de Ser Católico", George Weigel da una explicación, durísima, que si la lee verá a qué me refiero.
Otra cosa: Los ejemplos de "buenos" curas que da, como ejemplo de la responsabilidad de la Iglesia como jerarquía no son, a mi juicio, los mejores. Recuerde que el bien no hace ruido, y el ruido no hace bien, de modo que mejor buscar en ejemplos sin ruido lo que pretende traer Milkus como verdaderos curas coprometidos con la enseñanza de la Iglesia. Si para usted los que fueron silenciados y perseguidos por la jerarquía católica, y que además son el ejemplo del compromiso, son aquellos que suscriben y promueven la TL, para poner un ejemplo, entonces nunca nos pondremos de acuerdo. Pero la TL es otro tema.
Sabe ya que soy católico, que estos ejemplos me duelen y mucho; que, es cierto, los católicos debemos, imperativamente, sacar a la luz estos actos aberrantes y pedir a nuestras autoridades que muestren todo el rigor y sancionen a quienes las practican; que los Obispos deben, de una buena vez, poner orden en sus Diócesis y terminar con estos escándalos. Pero, pero, no solamente con estos escándalos deben terminar. De lo contrario, las causas (un apartamiento de la Fe, la desobediencia al Papa, etcetera) seguirán, y sólo habremos terminado con el síntoma.
Pero por favor, sabiendo ya esto, no ponga en un mismo saco tantos y tantos fieles sacerdotes y consagrados junto a esta minoría que, culpa institucional o no, no representan a la Iglesia ni sus enseñanzas.
Nada más.
Saludos cordiales

Juan Manuel Soria dijo...

La "alegre" tolerancia de la Iglesia:

1.- En 2006 Benedicto XVI sancionó con suspensión a divinis y reclusión perpetua a Marcial Maciel Degollado, sacerdote, Fundador de la poderosísima institución Legionarios de Cristo, mutatis mutandi un Opus Dei mexicano, tan poderoso como el Opus Dei en México e, incluso, en la propia España.

2.- En 2005 la Santa Sede sancionó con suspensión a divinis y reclusión perpetua al Padre Gino Burresi, Fundador de los Siervos del Corazón Inmaculado de María por casos de abusos de menores. La institución es una de las instituciones religiosas más grandes y populares de Italia. Tanto ella como los Legionarios se caracterizan por su cerril ortodoxia doctrinal.

3.- La Congregación de la Doctrina de la Fe asumió durante el pontificado de Juan Pablo II y bajo la influencia del Cardenal Ratzinger jurisdicción universal para tratar estos casos. Bajo esa dirección se secularizó y suspendió a divinis a varias decenas de sacerdotes cuando la Iglesia -no los tribunales civiles que pueden estar integrados o influidos por gente como Jack Celliers- pudo comprobar que hubo abusos a menores.

4.- Bajo esta misma directiva la Iglesia Católica ordenó acatar las decisiones de los tribunales civiles sobre las materia -con independencia de su veracidad- y pagar las reparaciones a las víctimas que se fijen. Al día de la fecha se contabilizan en miles de millones de dólares las sumas que la Iglesia de EEUU pagó -llevando a la quiebra a varias diócesis- a las víctimas -y supuestas víctimas de hechos ocurridos hace 30 años- por abusos de menores.

5.- El Papa ha señalado a los obispos de Irlanda y EEUU en sus visitas ad limina por estas causas la profunda inmoralidad de estos casos, la sanción de secularización o suspensión a divinis que corresponde imponer a la Santa Sede en ellos cuando ella -la Iglesia- ha comprobado que son veraces, la obligación -que clama justicia al cielo- de reparar económica y moralmente a las víctimas de los abusos dentro de lo posible.

6.- Es falso que la Iglesia tolere dentro de su moral esta inmoralidad, por dolorosas que puedan resultarle ciertas realidades al respecto en su propio seno. La condena de este crimen por parte de la moralidad católica es similar a la que tiene el aborto o las conductas homosexuales, las cometa quien las cometa. Así los dispone la normativa Canónica desde hace siglos y, sólo por el relajamiento que han sufrido las normativas penales civiles de los países, no se aplican a estos criminales las pena de muerte si estuvieran previstas, cosa que la Iglesia nunca objetó cuando -en otros tiempos- se llegaba a un juicio condenatorio de ese tipo respecto de un sacerdote u obispo. Abajo te copio el rito de secularización de un sacerdote u obispo previsto por las normas canónicas hasta no hace mucho tiempo para estos casos.

7.- Lo que la Iglesia no acepta ni va a aceptar jamás es que tribunales civiles, periodistas de características ideológicas similares a Jack Celliers, o abogados ansiosos de ganar miles de dólares sea quienes definan la verdad o falsedad en este tema en el ámbito de la vida interna de la Iglesia. Por eso podrán verse casos de sacerdotes condenados por tribunales civiles pero que la Iglesia no condenó, precisamente porque la Iglesia juzgó y comprobó conforme sus investigación interna que la condena civil era falsa (y cuenta con mejores medios para saberlo), mal que le pese a muchos jueces, a muchos abogados, a muchos periodistas y a muchas falsas víctimas que se ganaron sus buenos dólares con inmorales y falsas denuncias. Allá ellos con su consciencia, y aquí la Iglesia con la suya que la tiene bien clara.

8.- Por supuesto que ninguno de los hechos y cuestiones antes tratadas aquí han sido siquiera revelados por la prensa en ese modo, o han tenido mediana objetividad al respecto. En esta cuestión la clave de los enemigos de la Iglesia -como Jack Celliers- es la de golpear y desprestgiar como sea.

9.- La única gran incoherencia es la de tu post con el ideario progresista y gay. Según su ideología y experiencias relatadas por la mayoría de los homosexuales, ellos son gays desde que nacieron y desearon o tuvieron relaciones sexuales con adultos desde el despertar a la pubertad, provocándolas muchas veces -como hacen los heterosexuales a los 12, 13 o 14 años sin el escándalo de comadrona que aquí realiza Jack Celliers-. Te escandaliza que un obispo diga que un menor de de 13 años lo provoca (cosa que ocurre), pero no te escandaliza que una menor de 13 provoque a un adulto a tener relaciones sexuales y que el Estado a los seis meses de gestación autorize el asesinato del feto que lleva en su seno.

Por demás, la progresía -y así quiere lograrlo en Holanda al menos, gran laboratorio en esta cuestiones de "evolución"- dice que la libertad sexual debe empezar para los niños a los 12 años. Con ello el 98 % de tu escándalo y de los casos por sacerdotes pederastas pasaría a la legalidad absoluta -como el crimen del aborto en todo Occidente- y solamente sería condenado por las normas de la Iglesia en tanto se trata de un crimen sexual agravado -para la legislación canónica- por realizarse con menores de 18 años.

Sería bueno que te pongas de acuerdo con tu propio progresismoo ideológica en materia de inclinaciones y relaciones sexaules de menores, antes de imputar a la Iglesia sostener desde su moral conductas inmorales que jamás sostuvo ni sostendrá porque son contrarias a la Ley de Cristo.

Saludos,


Ceremonia de destitución de un obispo o clérigo acusado de crimenes aberrantes:

Ceremonia impresionante, que se realizaba en las escalinatas de las catedrales frente al inmenso atrio donde se reunía el pueblo. Ese mismo pueblo que había sido herido por el escándalo de un pecado público y, más, cuando se trataba de un clérigo. Peor aún si constituido en dignidad. A los crímenes públicos la Iglesia públicamente los castigaba, ya que, en verdadera caridad, restituía a los fieles la confianza en la justicia y probidad de sus autoridades, mostraba la gravedad del delito y, al mismo tiempo, estimulaba el propósito de enmienda y la penitencia y conversión del reo.

Allí, en las escalinatas que subían hacia la puerta del templo, se colocaba un asiento bajo y sin respaldo, tipo sillón frailuno, llamado 'faldistorio', en el cual se sentaba el obispo oficiante. A su lado una pequeña mesa con un mantel, en donde, en medio de cirios apagados, se colocaban las vestiduras sacerdotales junto con un trozo rectangular de vidrio en forma de cuchillo.

Traían al que, después de juicio y sentencia, había sido hallado culpable y los clérigos lo revestían, por última vez, con sus hábitos sacerdotales si era sacerdote, o pontificales si era obispo o arzobispo.

En medio de un silencio sepulcral el Obispo celebrante se ponía de pie y comenzaba:

"En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Por cuanto yo (.) Obispo de tal lugar, por gracia de Dios y de la Sede Apostólica , habiendo sido probado fehacientemente de acuerdo a los sagrados cánones (o según propia confesión) el crimen del Obispo o Presbítero tal (.) resultando evidente y público el crimen cometido, y por lo tanto no solo grave y condenable, sino dañoso a la salud de los fieles, y aún enorme por la dignidad del que lo cometió, habiendo no solo ofendido la divina Majestad sino inferido gravísima conmoción a la ciudad, y por esto haberse hecho indigno de su oficio eclesiástico, por ello, tanto por la autoridad de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, como por la de nuestro cargo pastoral, mediante estos escritos lo privamos de todos su cargos y oficios y, por nuestra palabra, lo deponemos, y, según la tradición de la Iglesia , lo sentenciamos a ser degradado."

Luego, con lágrimas en los ojos -según cuentan frecuentemente las crónicas- el oficiante se ponía de pie y, si el reo era obispo, le sacaba la mitra de la cabeza, diciendo: "Desnudamos tu cabeza de la mitra, ornato de dignidad pontifical y que enlodaste en el ejercicio de tu autoridad".

A continuación, un acólito traía un evangelio y se lo ponía al depuesto en las manos. El oficiante entonces se lo retiraba diciendo: "Devuelve el Evangelio, porque, habiendo despreciado la gracia de Dios, te hiciste indigno del oficio de predicarlo".

Después le sacaba el anillo: "Te arrancamos este anillo, signo de fidelidad a tu esposa la amada Iglesia de Dios, a quien temerariamente traicionaste."

Otrosí: "Te quitamos el báculo, para que no te atrevas más a ejercer el oficio de dirigir que tan gravemente perturbaste."

Y, finalmente, la parte más emotiva. Con el vidrio -sin filo, por supuesto- habiéndole quitado los guantes ceremoniales -las 'quirotecas'- le raspaba los dedos y las manos simbólicamente y decía: "En cuanto está en nuestro poder hacerlo, así te privamos de tu bendición sacerdotal y de tu unción episcopal, para que pierdas el honor y la gracia de santificar, bendecir y consagrar."

También pasaba el vidrio por su frente: "Borramos de tu frente la consagración, la bendición y la unción que se te confirió, y te deponemos del orden pontifical para el cual te has hecho indigno."

Al final, conmovido, lo exhortaba a la penitencia y al arrepentimiento y, si lo que había cometido era un delito común, lo entregaba al fuero civil.

Esta ceremonia, se encuentra en el Pontifical Romano anterior al Concilio Vaticano II. En latín. La he traducido algo libremente para Vds.-

Es verdad que este rito en particular ya prácticamente no se usaba desde hacía tiempo: no era fácil que ningún obispo sinvergüenza se aviniera a someterse libremente a la degradación. (No se si todavía se usa la degradación entre los militares, con la quita de los galones y jinetas y rotura del sable.) Pero la ceremonia, al menos en los papeles, estuvo en vigencia por lo menos hasta la aparición del nuevo pontifical de después de los setenta. Y lo cierto es que nunca se derogó, y no sería malo que de vez en cuando se utilizara.

De todos modos sí esta vigente, en la parte penal del Código de Derecho Canónico, para cierto tipo de delitos aberrantes, la expulsión del estado clerical (CIC 1395).

Milkus Maximus dijo...

Estimado Jack: no me victimizo, y lo mío es muy puntual.

Apunto a UNA expresión en la cual Ud. exagera y acusa injustamente a TODA una institución de practicar un crimen aberrante, y hacerlo con asiduidad y consenso.
Le pasó lo que le pasa a cualquier hijo de vecino: generalizó injustamente, se equivocó, exageró.

Lo leo y saco una conclusión nada feliz, por lo menos para mí: hemos hablado bastante, sí, y yo fracasé rotundamente en explicar o dar a entender que la Iglesia, como institución humana, no es ni tan monolítica ni tan vertical como dice la leyenda urbana.

No todo llega a Roma; no todo se decide en Roma; no todo baja desde Roma.
Si un obispo dice la imbecilidad que usted cita, Roma no se hace cargo porque la imbecilidad no la dijo un subordinado que baja línea y recibe órdenes como un cadete. Y si Roma no llama al orden a un imbécil; es porque sabe que su propia diócesis lo hará; y porque no tiene inmiscusión en cosas que diga un obispo y no toquen a la fe de toda la Iglesia.

Ud. dirá: es una barbaridad!! Lo mismo decimos todos los católicos. El precio de remediar esto sería volver al monolitismo imperial que alguna vez la Iglesia tuvo. Aunque yo, algunas veces, le digo, me veo tentado de desear que así sea.

Me cita Ud. a la Iglesia de los EEUU, y tiene razón. Igual pensamos todos los católicos, y seguramente igual piensan en Roma. Y los obispos yanquis hace rato están pagando el precio de su desparpajo, de manera lamentable, desgraciadamente, también para los fieles.

"La jerarquía eclesiástica sin duda tolera y encubre estas prácticas" ¿la de dónde? ¿la de Argentina es igual que la de USA, o igual que la de Malasia, o China, o Líbano, o Irlanda, o Corea. ¿Le consta? ¿Lo sabe a ciencia cierta? ¿Ud me puede asegurar que en esta afirmación no está metiendo a un montón de obispos que nada que ver? (y no hablo de excepciones, hablo de mucha gente)

Ud lo sabe tan bien como cualquiera don Jack: las generalizaciones son directamente proporcionales a muchas cosas. Entre ellas, al apasionamiento con que se escribe.

Y otro apunte que nada que ver con el tema, pero Ud. toca lateralmente. A muchos curas no les hace falta disfrazarse de teólogo de la liberación, ni ser obsecuentes con la izquierda o con sectores progre, para hacer lo que tienen que hacer.
Junto a los curas con chancleta, encontrará también muchos curas de rigurosa sotana ensuciándose las manos ahí donde se necesita.

Eso de medir el compromiso por el uso o no de la sotana, por ser más o menos conservador, es un juego pavo que hacemos nosotros los conservadores. No se me contagie.

the savage gang dijo...

un placer encontra este blo, nos gusto mucho en nuestra voite somo marxistas bolañistas


saludos salvajes

Jack Celliers dijo...

Milkus: Nadie habla de monolitismo ni de verticalismo, no son necesarios.

¿Sabe a quién me hace acordar? El capo máximo de un banco internacional en Argentina que ante una operación fraudulenta que dejó a miles de ahorristas sin nada declaró que "esas cosas se manejan a nivel de gerencia, y yo no me ocupo de eso".

La justicia en ese caso debió responder: "Sr. mío, nos importa un bledo si Ud. se ocupa o no, si ejerce un control férreo o laxo, si está al tanto o papando moscas. Ud. es responsable por estar a la cabeza de esta organización, y si alguien dentro de la misma y en el marco de su funcionamiento comete un frauda contra los clientes entonces Ud. debe responder frente a los perjudicados".

...si Roma no llama al orden a un imbécil; es porque sabe que su propia diócesis lo hará; y porque no tiene inmiscusión en cosas que diga un obispo y no toquen a la fe de toda la Iglesia

Milkus, este es un esfuerzo conmovedor suyo por mantener los ojos cerrados, pero yo sé que Ud. es algo más lógico que esto.

En primer lugar la jerarquía eclesiástica ha dado pruebas de notables reflejos para silenciar determinadas voces en su seno (y lo hemos hablado ¿se acuerda?). Esto supongo que es la elección entre lo que toque la fe de toda la iglesia y lo que no. Al parecer entonces actividades tales como la de Pere Casaldaliga o Jon Sobrino "tocan" la fe de toda la iglesia mientras que las de Von Wernich no. Bueno: eso ya es toda una medida de valor.

Una jerarquía, Milko, es por definición responsable, por eso es una "jerarquía". Una organización que actúa públicamente se vuelve responsable tanto de lo que públicamente dice como de lo que públicamente calla. En España la iglesia se ha movilizado masivamente contra el gobierno de Zapatero en plena época de elecciones (¡qué sutiles que son los sacerdotes!) contra el matrimonio gay, el divorcio, el preservativo y toda la monserga clamando que el gobierno de Zapatero es el infierno mismo. Pero calla frente a esto. No me venga entonces a decir que "la iglesia no es monolítica", elige muy bien sus intereses, cuándo gritar y cuándo callar.

En cuanto a los sacerdotes que actúan bien o mal, si se disfrazan o no de teólogos de la liberación, me parece que es una discusión sin sentido. Yo simplemente le apunto que hay figuras dentro de la iglesia que me parecen rescatables. Que no coincidamos en las figuras a seleccionar, o los motivos, cambia más bien poco. Para mí hacer trabajo social es loable pero si esa es la medida de valor entonces hay que ponderar el trabajo de muchos, no sólo de curas. Las manzaneras de Chiche Duhalde podrán haber hecho también una actividad social de contención, y seguramente muchas personas hacen trabajo social, pero esta no es la respuesta, creo que hace falta algo más que eso.

Cuando hablo de aquellas personas que admiro y que son o fueron sacerdotes - y me fatiga tener que repetírselo ya que se lo dije muchas veces - me refiero a tipos que arriesgaron - o perdieron - su vida y vivieron en la escasez más dramática, amén de haber denunciado la situación dolorosa de los muchos que no tienen nada (esto que Ud. feamente denomina "ser obsecuente con la izquierda"). Carlos Mugica no dejaba de usar sotana, no usaba los gestitos demagogos de los curitas cancheros, no la iba de "comprender a la juventud". La sencillez de Mugica no se transformaba nunca en esa ostentosa desprolijidad que algunos curas utilizan como una más de las estrategias de marketing de la iglesia.

Así que me asombra un poco que me considere tan superficial como para encandilarme con los "curas de chancleta". Conocí a un par de esos curitas piolas, incluso alguno que se sabía un par de líneas de Marx y me quiso vender su producto, no sabe cuánto me divertí contestándole.

Salud.

luk@s dijo...

Jack, sobre esa nota había escuchado pero no la había leído. Qué quiere que le diga, ya conoce como pienso. También sabe que me caen bien los anarquistas. Bueno, son estas cosas las que me hacen regodearme con los fusilamientos que practicaban los anarquistas (no tanto con los incendios de los edificios que, sacándole algunos símbolos, podían tener alguna utilidad) en España por ejemplo, lástima que perdieron.

El tema de la pederastia es uno de los tantos asuntos en que la Iglesia hace agua con su doble moral. No es para menos, si tenemos en cuenta que es una institución que dice tener vocación por el pobre pero que es brinda cobertura ideológica a la opresión y que su propio dogma es opresivo (me rectifico, la Iglesia no es una institución, es un partido).

Saludos

Marina dijo...

Más allá de la discución post Post, debo opinar que la declaración citada me parece un HORROR, haya sido dicha por un cura ó por un sujeto sin sotana.

Y que a un niño de 12 años se lo considere un adulto, sexualmente hablando, tampoco me parece correcto.

Los curas por ser curas renuncian a su sexualidad, y renuncian a muchas más cosas, por lo cual ¿porqué debería ser un impedimento contenerse / renunciar ante un niño de 13 años que supuestamente lo provoca.?

En mi opinión lo que está mal en la Iglesia es el celibato.

Por otro lado me parece mucho más grave que una persona que encarna una "creencia" ó "idelogía" ó "práctica", cometa ilícitos de cualquier tipo...
Un policía que viola, roba, mata
Un cura, que viola
Un juez corrupto
Un médico que especula
me parece que al errar, pecar, cometer ilícitos es mucho peor, ya que representan cierta "autoridad" y se deben a ella. Con esto no justifico al resto claro está, pero me sorprende tremendamente la gente que atenta contra su propia ideología creencia etc.

Por otro lado no entiendo nada de nada y no podría "discutir " con ninguno de los comentarístas, no me da el cuero.

Salutti a tutti

creo que ya lo dije acá, pero la película Actos Privados me hizo pensar mucho en relación a la iglesia y sus leyes.

Severian dijo...

Si le gustan las cifras, le diré que los curas acusados de estas practicas satánicas representan cerca de un 10% del total.

¡Caray Muret! ¡es un montón! Y no me diga que es la misma proporción que en, digamos, el gremio de los plomeros, porque los plomeros no intentan custodiar la educación sexual de mis hijos. Además, la secretaría general del sindicato de fontaneros no pagó millones de dolares para proteger a sus afiliados pedófilos. Es más, este argumento se puede aplicar al revés: a quien me diga que la enorme mayoría de los católicos aborrecen de estas prácticas, le diré que la enorme mayoría de los plomeros también lo hace, con la ventaja adicional de que los plomeros no le dicen al estado como tiene que lejislar mi vida.

Asi que, mi estimado, su argumento es pobre, intente otro.

La cuestión acá es que la institución que se reinvindica como fuente de toda moral, contiene en su seno a miembros altamente inmorales. Peor aún, contiene otros miembros no tan inmorales pero sí lo suficiente como para proteger a los primeros. No se si me escandaliza más la inmoralidad de los primeros, que después de todo me dan pena, o la hipocresía de los segundos, que practican sin culpa el "haz lo que yo digo pero no lo que yo hago". Además de sentirse dolidos por esta situación, los católicos convencidos tendrían que instar a la iglesia, como institutción, a llamarse a silencio sobre cuestiones públicas, hasta tanto recupere alguna autoridad moral resolviendo los problemas en casa.

Jack Celliers dijo...

Severian: es un argumento que no entienden. A los católicos les parece muy natural que la organización que integran esté asolada por escándalos de pedofilia y al mismo tiempo pretenda imponer autoridad en materia de moral. No ven la menor contradicción. Es notable.

JMS: Me hace mucha gracia todo lo que escribís, pero particularmente que llames "escándalo de comadrona" el repudiar el abuso sexual infantil o las declaraciones de un obispo justificando la pederastia. Es una linda respuesta esa: "¡Pero qué moralista este tipo!". Escándalo de comadrona católica es tu odio y tu desprecio a todo aquel cuyos hábitos privados no aprobás, como los homosexuales o simplemente la gente que utiliza anticonceptivos. Como si tuvieras alguna autoridad para juzgar lo que el prójimo hace en privado.

Los numerosos y numerados ejemplos que ponés omiten cuidadosamente en qué circunstancias ocurrieron los hechos, como en el caso del pederasta mexicano - y en muchos otros - la conducta encubridora del Vaticano llegó hasta donde pudo... hasta que pudo más el escándalo público. Cuando tenga tiempo te comento al menos un par en el que se te escaparon varias cositas.

Por último: la veracidad de una denuncia, querido Jomeini, se establece por los tribunales de justicia del estado civil. Tu iglesia no me representa, ni a mi ni a mucha gente, así que pretender que la iglesia está más calificada para dilucidar la veracidad de un caso es tan ridículo como proponer un estado teocrático.

Saluditos

Muret dijo...

Estimado Severian: ¡Muy Feliz Año Nuevo para usted también! Le deseo lo mejor para este 2008 que recién empíeza. Sin ironías, de verdad se lo digo.
Y ya ve que empezamos como terminamos: discutiendo. Pero espero que siga, también, esa discusión con el respeto que supimos conseguir el año pasado. Seguro que sí.
Vamos a los bifes:
El porcentaje que mencioné tiene algo más de lo que usted dice: No me parece correcto juzgar el mensaje de una institución cualquiera (Iglesia Católica, plomeros, maestros, etcétera) por lo que dice un 10% de sus afiliados que, además, han sido repudiados por otras instancias de su jerarquía.
Y no se confunda: los plomeros, si estuvieran institucionalizados, sí que tratarían de influír en el ámbito político. Pero no lo hacen no solamente prque no están institucionalizados, sino por el simple motivo de que arreglar cañerías (necesario e importante) no es lo mismo que arreglar corazones o conductas (para no decir almas y que le salga un brote psicótico, je).
Me parece que el mensaje de la Iglesia (y para el caso, de cualquier religión) es más importante que la plomería. Si nuestras vidas dependieran de la plomería, no dude que la misma sería una religión.
Por otro lado, si quien tuviera que opinar en ámbitos públicos (palabra que me gusta que más que "políticos") debe estar limpio de toda mancha, entonces estamos fregados. ¿Conoce usted alguno?. No me diga que los científicos, los liberales, los comunistas, los agentes inmobiliarios, los abogados, los arquitectos, los profesores de educación física, los plomeros, y ni mencionemos a los"políticos", merecen para usted algún crédito para poder opinar en este ámbito.
En cuanto a que la Iglesia manifiesta ser fuente de moral, pues la cuestión es esa: Efectivamente lo dice, como lo dicen los maestros, los ingenieros, los abogados, los plomeros. ¿O no es "inmoral" emparchar una plomería, construir una casa, un puente o llevar un juicio contra las "reglas del arte"?.
Como verá, mi punto es que todas y cada una de las instituciones que tiene un mínimo de de relevancia en lo público (otra vez, para esquivar la palabra "político") tiene una "moral", una ética, que da regla y orden a su actividad., así como su participación en dicha cosa "pública". ¿O para que cree que existen "Colegios" de pofesionales que regulan las conductas de sus miembros?.
Sé que en el caso de la Iglesia, este ambito o marco "ético" es mayor, pues no se limita a las actividades profesionales, sino a la conducta personal de cada uno, que podrá ajustarse o no a dicho marco, según su propia conciencia. Pero esta es una cuestion de grado más que de calidad.
Por otro lado, déjeme recordarle que ya una vez ije que la Iglesia está viviendo una crisis. Esto no es nuevo y hasta las mismas autoridades lo han admitido. Esto exige de los católicos fieles repudiar con dureza estos actos que nos duelen personalmente, y un compromiso con la santidad. Son los efectos del escándalo que mencionaba Jesús (la famosa "piedra de molino al cuello..." que seguro habrá oído antes.)
¿Porqué este estado de cosas?. Los motivos de esta crisis son muchos. Podemos charlar de estos otra vez.
Por ahora, baste decir bien claro que estos personajes no representan la Iglesia. Que son miembros infieles que causan escándalo y dolor. Creo que sobran los ejemplos en contrario como el mismo Jack admite.
Así que, estimado, el ejemplo no me parece tan malo.
Jack: Una vez más tiene razón en parte: la jerarquía no ha intervenido como se debe. Pero maticemos. ¿Toda?. No.
Y Marina: ¿Que tiene que ver el celibato con el abuso de menores? ¿Cree usted acaso que los hombres casados no abusan de menores por estar casados?. Eso que dice es un lugar muy común hoy en día pero a mi juicio, un error de concepto.
La mayoría de los hombres que cometen estas aberraciones con hombres casados o por lo menos tienen o han tenido una vida en pareja.
En fin, está bueno discutir con usted Severian. Mis respetos.
Saludos coriales

Jack Celliers dijo...

Muret:

Le retribuyo los buenos deseos para el 2008. Es una lástima no haberlo saludado personalmente, ya que estuve en Bs As. No faltará oportunidad, espero.

No sé de donde saca el porcentaje del 10%, pero vamos a darlo por bueno. Supongo que lo sacará de los casos comprobados.

Muy bien, por lógica estadística ese porcentaje es un piso, dado que el abuso sexual es un delito particularmente difícil de descubrir, así que es razonable - casi obligado - suponer que el porcentaje real es superior.

Desde el vamos es un porcentaje llamativamente alto, sobre todo para una organización que dice tener autoridad en temas morales. Ud. dice que no se puede juzgar por un 10%, yo le responderé que según en qué casos un 10% es un porcentaje preocupante. Imagínese lo siguiente: en un país cualquiera puede haber un 10% de alcohólicos; ahora bien, si Ud. en ese mismo país va a Alcohólicos Anónimos y se encuentra con un... 10% de borrachos, entonces es evidente que AA ha fracasado en su propósito.

Pero hay algo más que eso, y es la actitud que toman los resposnables de la organización frente a los hechos. Ciertamente pagar dinero para detener juicios y no afrontar su resposnabilidad no es una conducta loable, y aquí ya no hablamos más del 10% o el 15%, estamos hablando de la iglesia toda. Cambiar a un abusador de parroquia o de colegio o de provincia, encubrirlos ante la ley civil, eso es ciertamente una inmoralidad peor que el abuso de niños en sí mismo.

Le pasaré algunas estadísticas, pero ahora no que tengo que rajar del laburo.

Muret dijo...

Estimado Jack: La cifra la saqué del libro famoso ese que cité alguna vez (no más de una docena) escrito por George Weigel. Y toma cifras de los USA.
Más allá del porcentaje, como le dije a Severian, las causas hay que buscarlas en un estado general que, gracias a Dios, este Papa está tratando de cambiar con mucha garra, pese a la desobediencia general de mucho Obispos. Ojo, los Pontífices anteriores no han estado inactivos, pero el actual está lidiando con el problema con valentía, puesto que se ha vuelto más "urgente", por ponerle una palabra a algo gravísimo cualquiera sea el número.
Pero quisiera hacer un apartado hacia algo que una y otra vez se menciona: Y es el argumento de que la Iglesia pretende imponer una moral, sin tener, por los casos de abuso, la menor autoridad. Aquí hay un error.
La Iglesia no pretende "imponer" nada. Opina sobre estos temas de moral como cualquier otra institución. Ya dijo usted que la Iglesia no lo representa. Pues bien, allá usted. Y es que el tema es que el que se quiera sentir representado puede hacerlo, y el que no, pues no. O sea: "impone" una moral como la "imponen" los grupos abortistas, los homosexuales, o la Fundación Ford. ¿Representa a usted alguno de estos grupos?. Pues a mí no. ¿Influye en mi juicio sobre ellas la moral o vida privada, digamos, del Presidente de la Fundación Ford?. No. ¿El mensaje que dan es a mi juicio errado porque parte de la jerarquía de, digamos, Los Testigos de Jehová no se portó como dicen que debemos portarnos?. No. A mi juicio es errado por cuestiones ajenas a estos personajes. Sobre todo si estas instituciones tienen dos mil años de historia. Figúreses si no han pasado crisis.
De modo que diré que tal o cual señor de tal o cual organización pública es pederasta, pero me guardaré muy bien de poner en la bolsa a todos los miembros de esa organización. Sobre todo si las autoridades de dicha organización han repudiado a dicho personaje escandaloso.
Que dicho repudio haya sido insuficiente o tardío, o no, es un tema que, como dice usted, y en estricta justicia, debe analizarse en cada caso concreto.
Y fíjese usted que pese al dolor de tener que dar la cara por malos curas o malos Obispos, la damos igual, puesto que sabemos los católicos que estos actos (i) son cometidos "pese a" y no "por" la enseñanza de la Iglesia; (ii) Es un síntoma de una crisis profunda, producto de una falta de obediencia al Papa y un apartamiento de los mandamientos que, lejos de hacernos tirar la toalla, nos fuerza a vivir más comprometidamente el mensaje de Cristo y demostrar en nuestras vidas que "esos" son malos católicos. Figurese usted si luego podemos dejar de decir o, como dije antes, opinar pero nunca imponer, la verdad tal como la entendemos. Al contrario, debemos decirla más claramente que antes, vivirla más comprometidamente que antes; y exigir, si, exigir, de nuestros pastores, obediencia y Fe.
Pues ya lo dijo San Agustín: "Mi querida Madre la Iglesia, a quien debo lo mejor de mí mismo". Y yo puedo decr, que, pese a mis defectos, vicios, cobardías y tibiezas, lo que tengo de bueno (poco o mucho) se lo debo a "mi querida Madre, la Iglesia". Pese a los malos ejemplos.
En cuanto a su viaje, le digo que encantado compartiré una buena cerveza. Como dice: no faltará oportunidad.
Hasta entonces.

Juan Manuel Soria dijo...

Jack:

Aclaro lo de los porcentajes. Ratzinger en 2001 dijo que los casos realmente comprobados apenas superan el 1 % de la totalidad de los clérigos, y se estaba refiriendo a los casos comprobados tanto por los jueces civilies como por las propias investigaciones de la Iglesia.

Y pasando a tus contestaciones.

1.- Escándalo de comadrona es el que arma una porque un joven de 13 años estuvo encamado con prostitutas, y da lo mismo si voluntarimanente dicho joven, en vez de hacerlo con prostitutas, lo hizo volutariamente con un hombre. Esto es lo que dicen los colectivos de gays y lesbianas: que los jóvenes (desde que puedan) que voluntariamente quieran tener relaciones sexuales no deben ser reprimidos, ni por la Iglesia y menos por el estado penalizando esa conducta como sucede en Occidente (con esas normas aparecen las penas a los llamados pederastas).
Así que el caso de un obispo y un joven de 14 años encamados de manera consentida por ambos (máxime si es provocado por el joven) sólo puede causar escándalo a una comadrona, no a un sujeto moderno y avanzado como Vd. parece querer parecer.
Es claro que yo no estaba hablando de abuso, así que no confundamos las cosas. Entiendo que a un pogre no debería escandalizarle que un joven provoque a un obispo (puede ocurrir) y si el obispo acepta se tratará, en todo caso, de un obispo incoherente con lo que predica, pero desde la "moral progre" hablar allí de delito es una exageración que se admite sólo por el afán de desprestigiar a la Iglesia.

2.- No entiendo lo de mi "odio" hacia tales o cuales. Simplemente dije que la Iglesia -a diferencia de los progres holandeses- condena las conductas de los pederastas en todos los casos (consentidas o no, inducidas, provocadas o violentas) como a los que tienen conductas homosexuales, y como a los que usan preservativos. Y la condena es similar para todas esas conductas como gravemente ofensivas a Dios y sus leyes.

3.- Acusar de encubrimiento implicaría que la Iglesia hubiera querido ocultar la verdad. Esa es una acusación completametne falsa porque la Iglesia no sólo dejó actuar a la justicia civil sino que llevó adelante sus propias investigaciones. En muchos casos llegó a una decisión condenatoria -en su ámbito- antes que la propia justicia civil. Pero para vos, tomar las denuncias, investigarlas minuciosamente y sancionar es equivalente a "encubrimiento". Esta bien, pero tu opinión es notoriamente apartada de la realidad de los hechos, que impiden hablar de "alegre" tolerancia de la Iglesia para estos crímenes cuando sucedió todo lo contrario. Aceptando incluso condenas pecuniaras realizadas con base en sentencias civiles muy débiles en sus fundamentos.

4.- Por último, que la veracidad de una denuncia se establezca por los tribunales civiles y no por los eclesiásticos porque estos "no te representan" es una afirmación dogmática, pese a que te considerás una persona tan racional. La veracidad de una denuncia y un hecho delicitivo se obtiene por la imparcialidad del juez, seriedad de la investigación, elementos de prueba y objetividad del tribunal actuante, sea eclesiástico o civil. Nada tiene que ver la representación con la veracidad de un tribunal. Salomón era un Rey, "no representativo de nadie", y nadie duda de la justicia de su juicio. Los jueces coimeros modernos son "representativos" y las injusticia de sus juicios es notoria para medio mundo.

Un tribunal civil argentino, integrado por un juez que estaba en la lista de desaparecidos de la CONADEP (y cuya mujer había cobrado U$S 220.000 dólares de indemnización sin causa), ex-afiliado al Frepaso antes de que le dieran el cargito, ex-guerrillero y caracterizado militante anticatólico toda su vida parece muy poco objetivo, por más "representativo" que sea, para juzgar a un sacerdote.

Nadie dice que los tribunales de la Iglesia puedan padecer los mismos problemas que la Justicia civil, pero también pueden estar exentos de ellos. Afirmar a priori lo contrario y sin pruebas es dogmatismo puro. Y entre la moralidad de un juez civil -como ese argentino- y un juez eclesiástico que vive en Roma y nada sabe de la Argentina, teniendo como función burocrática juzgar los casos que le presenta, me quedo hoy con el eclesiástico. Y creo que la mayoría de los argentinos que pudiera saber esto, para dar un ejemplo, también. No es una cuestión de conceptos. La veracidad de un juicio no depende de fenómenos representativos, sino del modo en que se dictó y los parámetros objetivos de la decisión tomada.

Jack Celliers dijo...

JMS: Querer identificar al marxismo con "permitir que los jovenes tengan relaciones a los 14 años" es tan traido de los pelos, tan burdo, y evidencia una incapacidad de analisis tal que contestarte a veces es ocioso.

Y jugar con el limite de edad, acercar a la pubertad la edad de la relacion para compararla con el abuso sexual infantil evidencia una moral de tu parte que personalmente a mi me parece lamentable. Agradezco mucho no tenerla.

El abuso sexual, querido Juan Manuel, no es una mera variante de la sexualidad. Vos condenas tanto a la homosexualidad como a la pedofilia poniendolas en un plano de igualdad, porque las condenas en tanto que formas de relacion sexual que tu moral no aprueba. Por eso tu moral es ridicula hasta la crueldad.

En tu fanatismo no ves que la relacion sexual con un menor es un terrible abuso de poder. Precisamente porque un menor, por si no lo notaste, es un ser indefenso frente a un adulto. Carece de juicio critico, carece de poder, confia en el adulto que debe protegerlo.

Hablar de preadolescentes es encubrir el hecho de que las victimas mas frecuentes son niños de mucha menos edad que esa, que estan sin ninguna duda en una posicion de indefension frente a una agresion psiquica brutal (y si no te gusta "psiquica", pensa en el alma).

Lo que tiene que medir la ley es precisamente esto: hasta que punto ambas personas que participan en una relacion sexual tienen el suficiente juicio critico como para consentirla y aceptarla. Porque la relacion sexual es eso: algo que uno acepta libremente. Un niño evidentemente no puede, y el daño que sufre es irreversible y psiquicamente muy doloroso.

Todo esto no existe en una relacion consentida, sea homo o heterosexual. Todo este dolor provocado por el abuso de poder, la perdida mas brutal de la inocencia, no ocurre en una relacion entre adultos.

Pero eso a vos te importa un reverendo bledo, ya lo se.

Saludos.

Juan Manuel Soria dijo...

Jack:

Yo tengo la moral de la Iglesia que sostiene lo mismo que vos, agregando fundamentos sobrenaturales a los tuyos de moral natural.

Es el progresismo -no Juan Manuel o la Iglesia- quién sostiene que eso que vos decís no es así, sino que los preadolescentes y adolescentes e, incluso, niños pueden elegir libremente su sexualidad si las pulsiones se presentan, y que no hay daño psíquico si ese acto es libre (como sería el caso de uno que vaya a provocar a un obispo o un hombre de más edad). Es más, que ni siquiera eligen su sexualidad sino que ello es un "misterio" que debe respetarse.

Entiendo -por lo que decís- que estás en contra de los proyectos de ley de Holanda que harían de los crímenes de sacerdotes (estupros consentidos por ambas partes) actos legales. Enhorabuena que tu moral natural progrese respecto de los tópicos progresistas!.

Quizás en algún tiempo te dés cuenta también que abortar un feto de seis o siete meses no es mucho peor que sufrir a un pederasta a los 12 o 13 años. En el caso del pederasta destruís un alma de por vida (como afirmás, sin duda), en el del aborto un cuerpo y un alma para siempre (ni imaginemos si no crees en la vida eterna).

Pero claro, esos cuerpitos y esas almas a vos sí que no te importan un bledo. A mi, y a la moral sublime de la Iglesia nos importan el niño de 12 años y el feto de siete meses.

Por último y por favor, no pongas en mi cabeza tus prejuicios acerca de lo que mi cabeza no puede distinguir en cuanto a pedofilia y homosexualidad (y tu avanzada mente progresista sí). Distingo muy bien una de la otra. Nada de eso quita valor a que todas merezcan un juicio moral negativo. En el primer caso susceptible de sanciones penales, no en el segundo aunque con lícitas restricciones de parte de las leyes civiles.

Igual, con haber salido de tu dogmatismo progre para ponerte del lado de la moral natural -que únicamente defiende la Iglesia en estos tiempos- es ya muy bueno para mi.

Es auspicioso que tu post termine en estos comentarios tuyos tan edificantes, aislando el desprecio personal y odio que a vos sí se te nota respiras por todos tus poros.

Saludos,

Milkus Maximus dijo...

A ver don Jack, vamos por partes:

"¿Sabe a quién me hace acordar? El capo máximo de un banco internacional en Argentina que ante una operación fraudulenta que dejó a miles de ahorristas sin nada declaró que "esas cosas se manejan a nivel de gerencia, y yo no me ocupo de eso"."

- Ooootra vez sugiere que yo justifico. Y no le contesto nuevamente porque ya le expliqué en este mismo post. Lea de nuevo. Usted no es el único que se cansa de repetir.

- Los casos que Ud. menciona de Casaldaliga y Sobrino los saca de contexto y los compara con los crímenes de lesa humanidad cometidos por Von Wernich.
A Casaldaliga y Sobrino se los llama al orden porque prefieren hacer primar sus reflexiones personales, declararlas incapaces de error, y ponerlas por sobre la fe de la Iglesia. Aún así, a ellos no se les plantea hacer un proceso para suspenderlos y que dejen de ser curas, cosa que a Von Wernich sí. El problema de los dos curas no es que se los llame al orden por el bien que han hecho, sino por creerse por encima de la misma comunidad de la que forman parte.
Ha habido casos más extremos que los de ellos,como el de Boff, que antes de revisar sus planteos, prefirió dejar de ser cura y pidió la dispensa.

- Otro de mis fracasos: hablamos de hacer trabajo social y de "promoción humana", que nada tiene que ver con el asistencialismo. Pero parece que esa parte la debo haber dicho con anginas y en voz baja, porque no acusa recibo.
Y no menosprecie tanto el asistencialismo, sobre todo el que no tiene que ver con el clientelismo político, porque mientras usted, yo, y todos los que escribimos en este blog nos despachamos acerca de las "grandes" soluciones, la gente tiene que comer hoy.
Obvio que no basta, pero mientras tanto tiene que existir.

- Otra: vea que usted también lee torcido. Cuando hablo -entre muchas otras cosas- de obsecuencia con la izquierda, no hablo de la gente auténtica que, simpatizando o no, hizo lo suyo. Hablo, precisamente de los que Ud. llama "curitas cancheros", que no dudarían de poner El Capital junto a la Biblia si eso los hiciese más "populares". Hablamos de los mismo. ¿No se da cuenta? ¿Qué le pasa?

- No lo considero superficial, Jack. Creo poder adjudicarle algunas miserias humanas, pero no justamente esa. Sí creo que el debate lo enceguece, y que salta de tema en tema como una cabra.
Repito: yo apunté hacia UNA sola afirmación suya: una generalización, errónea, e injusta. Listo, ya está. Cosas más terribles ha dicho, seguramente habrá cometido peores errores en su vida (digo yo, no sé, que al fin y al cabo generalizar es un error común), ¿y se pone cabrón por que le apuntan un error tan común como el más común de los errores?

He conocido mucha gente que salta como leche hervida, entre otras, un tipo que me mira todos los días desde el espejo. Pero Ud., estimado, me hace sentir un tipo manso.

CHESTERTON dijo...

DEAR SELLERS
ESTIMADO (por el curerío zurdo y consumidores de vino barato)
De mi mayor consideración:

HACE RATO QUE NO ME DOY UNA VUELTA POR AQUÍ. A JUZGAR POR SUS ÚLTIMOS COMENTARIOS, VEO QUE SIGUE EMPEÑADO EN COLMAR SU ZURDOFILA EXISTENCIA EN LA ESFERA ESTETICA, LA DEL HOMBRE TEMPORAL, EGOÍSTA, ESCLAVO DE LO SENSUAL, ABOBADO POR LAS CIRCUNSTANCIAS DEL MOMENTO.


QUISIERA DECIR QUE ME HA DECEPCIONADO, ¡PERO NO!!! ÉL QUE HE FALLADO SOY YO SELLERS. MI MAGISTERIO HA FRACASADO, EN LA PRÓXIMA OCASIÓN ME ABSTENDRE DE TRATAR DE REDIMIR A IRREMONTABLES.


NOTO CIERTA SORPRESA EN LOS COMENTARISTAS QUE TRATAN DE ALEJARLO DE LA SENDA DEL MALIGNO…….¡INCAUTOS! UD., AL ELEGIR OFRECER SU ALMA A MEFISTOFELES, COMO HIZO EL CARLO, EN AQUEL POEMA: “OULANEM” (o algo así, no sé alemán, pero un zurdo apto para todo servicio, como ud., debe haberlo leído en idioma original), SABE QUE PUEDE JUGAR A QUERER ENGAÑAR A SU AMO DE LAS PROFUNDIDADES……….PERO AL IGUAL QUE A FAUSTO, TARDE O TEMPRANO, SE LE PASA UNA FACTURA.


SÉ QUE UD., NO SE DA CUENTA DEL ODIO QUE DESTILA EN SUS MENSAJES, Y ESO ES LO QUE “PROVOCA” LA REACCIÓN EN LOS DEMÁS, PERO ENTRE NOS……..CUANDO UD., SE DE CUENTA…..LE VA A PASAR LO MISMO QUE A FAUSTO:

VA A SER DEMASIADO TARDE.

G. K.


PD.: no desespere (o mejor sí, quizás la desesperación lo lleve a la esfera ética), mañana, en la Argentina (esa bella causa por la cual los héroes dieron su vida), se emitirá la peli del zurdo Bauer: “Iluminados por el fuego”, ¿Ve que no es el único enfermo? Ahí tiene un compañero ápatrida de ruta, que compartirá sus dichos sobre la Iglesia, y estará dispuesto a mentir sobre la gesta de Malvinas.

Severian dijo...

Muret: feliz 2008 antes que nada. Y claro ¡me encantan los bifes! :)

Y no se confunda: los plomeros, si estuvieran institucionalizados, sí que tratarían de influír en el ámbito político.

Este... Ud. se me hace le tonto Muret. No se trata de que todos los grupos humanos, plomeros incluídos, intenten hacer lobby en favor de sus intereses. Eso, por inevitable, no me molesta. Se trata de que el grupo que pregona determinada actitud ante la vida, tenga en su seno y encubra a miembros que van salvajemente en contra de esa actitud. Como si el gremio de plomeros pagara un palo verde para salvar de la carcel a sus miembros pinchacaños (y aqui juro que cualquier doble sentido es sin intención)

Si nuestras vidas dependieran de la plomería, no dude que la misma sería una religión.

Y... ¿nunca se le tapó la cloaca? Cuando me paso a mí, yo casi le beso el anillo al destapador.

Por otro lado, si quien tuviera que opinar en ámbitos públicos (palabra que me gusta que más que "políticos") debe estar limpio de toda mancha, entonces estamos fregados. ¿Conoce usted alguno?.

De nuevo, Muret, no se me haga el tonto ¿opinar diciendo qué? Si se trata de opinar sobre plomería, y lo hace alguien que va al pozo a buscar agua, que se yo, me parecería un poco hipócrita...

La Iglesia no pretende "imponer" nada. Opina sobre estos temas de moral como cualquier otra institución.

Beuno, esa es otra discusión. Ud. opina, pero Bergoglio impone. Hagamos un plebiscito sobre el uso de preservativos, estoy seguro qe la opinion mayoritaria contrariaría la actitud cauta de los gobierrnos al respecto ¿Por qué entonces tal actitud? porque la mayoría de los políticos le temen a la presion del episcopado. Además ¿por que tengo que pagarle con mis impuestos el sueldo a los obispos? ¿por qué no a los rabinos o a los pastores evangélicos? ¿por qué no a ninguno?

Jack:

Lo que tiene que medir la ley es precisamente esto: hasta que punto ambas personas que participan en una relacion sexual tienen el suficiente juicio critico como para consentirla y aceptarla. Porque la relacion sexual es eso: algo que uno acepta libremente. Un niño evidentemente no puede, y el daño que sufre es irreversible y psiquicamente muy doloroso.

Es cierto, pero me pregunto en cuantas otras cosas, tal vez mas graves en cuanto al daño psíquico que producen, nos despreocupamos de la capacidad de elegir de los niños. Se me ocurren miles de ejemplos. La moral, la religión, cosas impuestas a una edad en la que el niño no tiene el menor juicio crítico.

Jack Celliers dijo...

Ahora firma "Chesterton", asi nomas...

Yo quisiera mas bien interpelar al publico ¿A alguien le parece que yo me merezca alguien asi? ¿Hice algo mal?

O mas bien ¿en la Argentina, en el mundo y en este siglo, puede haber tipos como este muchacho?

¿No seria mejor llamar a algun servicio social? En serio pregunto. Digo, no creo que haga mal a nadie, o que un dia se pire mal y salga con una pala a matar viejas... digo que por ahi se lastima, no se. En serio.

CHESTERTON dijo...

ESTIMADO SELLERS (estimado por los consumidores de paco y devotos del castro-chavismo):


EN UN SILENCIOSO MONASTERIO EN MENDOZA, EN MI CELDA CARTUJA, DONDE COLMO LA VIGILIA DE MI EXISTENCIA VERANIEGA EN LA CONTEMPLACIÓN Y DEMÁS EJERCICIOS ESPIRITUALES QUE ME ALEJAN DEL MISERABLE MOMENTO DE DECADENCIA QUE VIVE NUESTRA CIVILIZACIÓN, ME HE CONMOVIDO POR SU MENSAJE SELLERS, DIGNO DE UNA ANTOLOGÍA DEL PATETISMO ZURDO Y DE LA ONTOLOGÍA DEL SIN-SENTIDO.

SÉ QUE LOS FILOSOFASTROS NO LO VAN A ENTENDER, AQUELLOS QUE TRANSITAN LAS ESFERAS:

ESTÉTICAS (EGOÍSTAS, TEMPORALES, SENSUALES)…….TENGO UN COMPAÑERO DE LABURO QUE VOLVIÓ CAMBIADO LUEGO DE SU VIAJE A LA INDIA, VENDIÓ TODAS SUS POSESIONES Y SE DEDICA A CULTIVAR SU ESPIRITUALIDAD….BUE, CASI TODO, MENOS LA 4x4, SU ADICCIÓN AL SUSHIE, Y SU COSTUMBRE DE PASAR A FIN DE MES A LLEVARSE EN CARRETILLA LOS BILLETES QUE APUNTALAN SU CONVERSIÓN…….ME RECUERDA A AQUELLOS QUE CLAMAN POR LA RE-BOLU-CIÓN Y LLEVAN ESA VIDA HAM-BURGUESA QUE TANTO DESPRECIAN………..¡CUANTOS SELLERS CONFLICTUADOS!


Y ÉTICAS: MI GATITU AGATÓN DECIDIO VENCER SU DESESPERACIÓN, Y ASUMIO SU DEBER EN CUANTO A NORMAS DE CONDUCTA PARA ORDENAR SUS NUEVE VIDAS………ES QUE HABÍA SIDO BURLADO POR LA EXISTENCIA, HECHIZADO POR PÉSIMOS TEORIZANTES, ¡BIEN POR ÉL!


PERO LO MIO ES LA ESFERA RELIGIOSA……..LO MUNDANO, EL PARTICULARISMO, EL FAVOR DE LAS NIÑAS, LA APROBACIÓN DE LOS CRÍTICOS, EL “TRIUNFO ROMANO”……ESO ES SOLO UN BANAL FANTASMA…..

AQUELLOS QUE NO ADVIERTAN ESA “ESFERA RELIGIOSA” (S.), SINO QUE VIVAN EN LA ESTÉTICA DE LA RE-BOLU-CIÓN, DEL CASTRO-CHAVISMO, EL ANARQUISMO, EN EL RELATIVISMO, EN EL NIHILISMO Y DEMÁS OPIACEAS, …..ESA MAYORÍA ME ASEGURA, DESDE MI VISIÓN DE POETA DE DIOS Y “MIRADA DE HALCÓN”, QUE NO VAN A TERMINAR DE LEER ESTA MARAVILLA, SINO QUE CONTINUARAN ARRASTRANDO SUS MÍSERAS EXISTENCIAS ZURDOFILAS.

PERO A UDS., RAROS LECTORES ATORMENTADOS POR LA BARBARIE ATEOIDE DE ESTE BLOG… (¿hay algún ateo en el mundo? yo no conozco a ninguno……debe haber dos o tres….no más), LES DEDICO ESTA ANTOLOGÍA DE LA PISCINA DONDE NADA UN ELEFANTE DE ESPALDAS HACIENDO OLAS CON SUS INMENSAS OREJAS.

UD., SELLERS, ENUMERA LOS HORRORES QUE ARRUINAN AL MUNDO…….LA IDIOTEZ, LOS VIOLADORES, FALOPEROS, EL DESPRECIO POR EL PRÓJIMO, PROVENGA DE UN VILLERO O DE UN PURPURADO, LOS QUE NO PIENSAN COMO UD. SON JUDÍOS ASESINOS, CRISTIANOS FUNDAMENTALISTAS QUE CLAMAN POR UN AUTO DE FE EN LA NUEVE DE JULIO Y LUEGO CON LAS BRASAS SOBRANTES, HACER UN ASADO DE CELEBRACIÓN POR EL RESURGIMIENTO DE LA CRISTIANDAD, Y SIGUEN LAS FIRMAS….

UD., ME ENDILGA TODO ESO A MI HUMILDE PERSONA……….OK. SELLERS, HOY TOY MAGNANINO Y LE CONCEDO QUE SOY TODO ESO Y MÁS, PERO……:

¡NO SOY ZURDO!

ESO YA SERÍA DEMASIADO DENIGRANTE.

G. K.

Jack Celliers dijo...

"DESDE MI VISIÓN DE POETA DE DIOS Y “MIRADA DE HALCÓN”"

"PISCINA DONDE NADA UN ELEFANTE DE ESPALDAS HACIENDO OLAS CON SUS INMENSAS OREJAS."

Che, en serio, repito mi llamamiento anterior: ¿no conviene avisar a algun asistente social?

O sea, todo bien, ya dije que peligroso no parece. Si son estas huevadas todo bien... pero ¿si es algo mas serio?

Digo, si pasa algo malo despues nos vamos a sentir culpables. Ojo.

El señor de Ballantree dijo...

Hay algo peor que la gente que sigue a estos imbéciles, y es la gente que dice: "Sí, yo soy católico, pero en algunas cosas no estoy de acuerdo".
Si no te gusta el club, bórrate. Que saco de basura.

Severian dijo...

O sea, todo bien, ya dije que peligroso no parece. Si son estas huevadas todo bien... pero ¿si es algo mas serio?

A mi me hace replantearme mis ideas sobre la eutanasia...

Sangre Azul dijo...

Voy a meterme directamente en la boca del lobo. Además voy a tirar la piedra y salir caminando despacito, ya que no tengo tiempo para meterme en discusiones interminables, así que no esperen muchas contra-respuestas.
Yo no sé si seré yo el que no entiende nada o será el resto los que aprovechan que queda más a mano matar al obispo (católicos incluídos entre los verdugos).
Bueno, ahí va:
Creo que el obispo fue un imbécil (=tonto, no =hijo de puta, como quizo decir alguno por ahí) al no medir el tenor de lo que estaba diciendo y al no saber que la prensa es una carnicería.
Pero yo veo algo totalmente distinto a una apología de la pedofilia. Por eso escribo esto, tratando de hacer justicia y sabiendo que voy a ser aplastado. Yo en el diálogo, simplificándolo, leo esto:

Periodista: -¿Hay que orientar la sexualidad? [yo vengo diciendo que no]

Obispo: Sí. La homosexualidad es mala, es un vicio AL IGUAL QUE LA PEDOFILIA.

P: -La diferencia entre relación homosexual y un abuso está clara.

O: -Por supuesto. Pero, ¿por qué el abusador de menores es enfermo?

P: -Para empezar, un abuso es una relación no consentida.

O: Hay menores que sí lo consienten.

Y acá viene la pregunta tácita del obispo(tal vez la entrevista era más larga, permítanme sospechar) que yo veo claramente -y juro que la veo- que dice "¿en el caso de ser consentido, usted justifica el abuso? Porque eso es lo que está diciendo su razonamiento."

Tengo una mínima esperanza de que alguien diga "sí, yo también entendí eso", pero veo venir los escupitajos. Sean clementes.

Jack Celliers dijo...

Sangre azul:

Primero decir que esto no es la boca de ningún lobo. Nadie te va a aplastar, ni a escupir, así que pedir "clemencia" es bonito como ironía, pero innecesario.

Lo que podés esperar - como en cualquier lado - es simplemente una respuesta, o una observación.

Y es esta: el problema es lo que se entiende por "consentimiento".

La afirmación de que "algunos menores lo consienten" es precisamente lo que muestra a las claras unos valores completamente retorcidos (y a esto precisamente apunta el post).

Un niño NUNCA "consiente" una relación sexual con un adulto, porque un menor carece del juicio crítico que se adquiere con la madurez. Creer que si un menor accede a tener relaciones con un adulto está "consintiendo" es absurdo, porque un niño realmente no sabe ni la naturaleza ni las consecuencias de ese acto.

Un niño confía en un adulto, es criado por adultos y espera no ser dañado por él. El niño tiene una tendencia a obedecer y apoyarse en el adulto, porque entiende que el adulto sabe más que él.

Por eso si un adulto le propone tener relaciones el niño no está en condiciones de tomar esa decisión libremente, y por eso es que no puede haber ningún consentimiento.

Incluso si un niño se ofreciera a tener relaciones sexuales con un adulto, lo que cualquier adulto en su sano juicio entendería es que tal relación sería un abuso de poder por más que el niño la solicite. Un niño que hiciera eso sería evidentemente un niño con problemas, y es una locura comparar esa solicitud con la solicitud de un adulto como si fueran lo mismo. En el último caso hay libre albedrío, en el primero no lo hay nunca.

Aún si la pregunta fuera "¿en el caso de ser consentido, usted justifica el abuso? Porque eso es lo que está diciendo su razonamiento." la respuesta es: si se trata de un menor, no hay consentimiento nunca, me refiero a verdadero consentimiento, ese que sólo un adulto puede otorgar, porque tiene el juicio crítico necesario y porque está - frente a otro adulto - en igualdad de condiciones, cosa que evidentemente no pasa con un niño.

Si querés un paralelismo: pasa exactamente lo mismo con las relaciones heterosexuales. Mantenidas por dos adultos que consienten en hacerlo no son un abuso, mientras que entre un adulto y un niño (no importa el sexo) sí lo son.

¿Me explico?

Saludos y gracias por comentar.

Sangre Azul dijo...

Entendí perfectamente y no puedo estar más de acuerdo. Ahora, los dichos del obispo (torpes, sí) siguen sin justificar ningún pecado ni delito.
Hacen falta zurdos como usted en algunos parlamentos porque la tendencia es más bien contrario con respecto a los consentimientos.

Jack Celliers dijo...

En el contexto - es decir: hablando del abuso sexual infantil - decir que que menor "si te descuidas te provoca" (y cabe la distinción nada sutil entre "consentir" y "provocar") es un muy evidente intento por cargarle parte de la culpa del abuso sufrido. De otra forma ¿qué relevancia tiene la mención? No hay ninguna "provocación" que justifique el acto, porque el menor - por muy perturbado que esté - no puede "provocar" absolutamente nada. A menos que tenga enfrente a alguien con valores morales profundamente retorcidos, única forma de considerarse "provocado" por un chico.

Por otra parte es muy claro que el porcentaje de menores "provocadores" tiene que ser ínfimo, porque no es esa la conducta normal de un chico. No creo que nadie normal - incluso estando en contacto diario con infantes - haya conocido a menores que lo provoquen sexualmente. Y de ser así creo que lo que procede es inmediatamente llamar a un asistente social como un grave problema, porque lo es.

La mención del sacerdote es en cambio casi impersonal, como si se tratara de algo cotidiano: "algunos menores si te descuidas te provocan". Da bastante asco.

Esto podría tener algún sentido si se tratara de preadolescentes. Y viene a cuento de las propuestas de cierta izquierda (fundamentalmente europea) al respecto. Obviamente creo que la clave está en la diferencia de edad. Si una persona que ha sobrepasado en días la edad adulta mínima tiene relaciones con otra a la que le faltan días para llegar a la misma me parece claro que sería injusto aplicar el mismo castigo que a un adulto que mantiene relaciones con un niño de diez años.

Esta es la única objeción razonable que se me ocurre al límite legal de edad para mantener relaciones. Las organizaciones que promueven abiertamente la sexualidad con infantes (y tienen presencia fundamentalmente en EEUU, paraíso de la demencia) me parecen sencillamente carne de presidio.

Salud.

Severian dijo...

El debate sobre la edad de consentimiento es un debate tan interesante como el del aborto. E igual de trillado, deformado mal entendido y no-pensado.

No tengo ideas muy claras al respecto, creo que detras de todo el debate (de nuevo como en el caso del aborto) se esconde la idea judeo-cristiana de que el sexo es pecaminoso (malo malo y malo) y eso embarra completamente cualquier intento de racionalización. De más está decir que esa idea me parece enfermiza, clara imagen de un sistema de creencias invertido. No conozco en este caso las organizaciones a las que te referís, que apoyan la abolición de la edad de consentimiento (o eso entendí de tus dichos) pero no me sorprendería que sus argumentos sean similares a los pro-abortistas en su superficialidad.

Supongo que para encarar racionalmente el problema, el orden cero sería definir que consideramos una relacion sexual. Y no creo que sea tan simple. Para nada. En un sentido biológico no creo que haya diferencia cualitativa entre la sensación placentera que le produce a una madre el abrazar a su hijo que la le causa el abrazar a su pareja. Y tampoco creo que seamos tan pitecantropos de llamar "relacion sexual" sólo a aquella que cosiste en erección (a la mierda los impotentes) penetracion (a la mierda las lesbianas) y eyaculación (a la mierda los prostáticos). Friamente tal vez deberíamos pensar que cualquier tipo de relación humana que involucre un contacto físico con el objeto de provocar algun tipo de placer podría ser calificada de relación sexual (incluido por ejemplo el amamantamiento, los abrazos y los besos "castos" de un padre a un hijo, y mil cosas más de todos los días en las que no reparamos porque nadie nos está mostrando las gónadas mientras suceden).

En cualquier caso es un problema muy complicado. El ser cortos de miras a este respecto es lo que induce a muchas sentencias judiciales ridículas que se leen cada tanto en los diarios ¿hubo penetración? ¿cuanto? ¿1/4? ¿3/2? ¿a partir de cuantos centímetros empieza a ser violación y deja de ser abuso deshonesto? ¿es menos violador si la tiene corta? No me estoy riendo, el que se produzcan estas ridiculeces es muy sintomático de una negación social a enfrentar y entender un problema (me recuerda los panfletos cristianos que dicen que el diametro del virus del SIDA es mucho menor que el de los poros de un preservativo, olvidando que los virus no viajan solos sino dentro de las celulas cuyo diametro es mucho mayor que el de dichos poros. Esa ridiculez delata al que la emite como una persona cuyas repreciones le inducen un profundo miedo a entender realmente el problema).

Tampoco sirve el argumento de la cpacidad de consentir de un niño. Te repito lo que te decía antes, a nadie le preocupa el juicio crítico de un chico cuando se lo manda a una escuela religiosa donde se le impondrán un monton de reglas morales que no le causarán sino sufrimiento y culpa el resto de su vida por cuestiones menores como masturbarse o amar a una mujer diferente de la que se casó (no me muerdan, no dije escuela catolica, dije religiosa, digamos un shule). A nadie le preocupa el juicio crítico de un niño cuando en la escuela se le enseña una versión de la historia que no siempre es la más ajustada a los hechos. Pero con el sexo nos salta la chaveta, nos ponemos locos (malo malo malo) y dejamos de pensar. Basta con ver el tratamiento que el mercado le da al tema: cada vez que se habla de abuso de menores, el noticiero berreta de canal 13 pone musica de fondo de película de mostros, imágenes fuera de foco y un relator que parece Orson Welles en "la guerra de los mundos". ¿Y si pensáramos un poquito? ¿qué es lo malo, cuantos centímetros le metió el padre Grassi a uno de sus "protegidos" o el hecho de que esos pobres chicos queden en manos de un hijo de puta que hizo una carrera pública en base a sus sufrimientos? ¿es peor el padre Grassi ahora que sabemos que se encamaba con sus pupilos menores de catorce? ¿no era malo antes? ¿y si fueran mayores de catorce sería mejor?

Que se yo, de una sola cosa estoy seguro y es de que es un tema dificil en el cual todos hablan y pocos piensan.