25.1.08

Los católicos irlandeses

Toda religión sirve para sublimar, ése es un fuerte atractivo.

¿Cómo juzgamos una acción? En principio por su relación con la realidad. La realidad material si se me permite: lavarse los dientes con virulana es una acción mas bien tonta, pegarle un garrotazo al prójimo es una acción violenta, y así.

Sublimar es – sin ánimo de abusar del viejo Freud – valorar una acción no en el contexto de su realidad material sino en un contexto que se declara real pero no lo es. Un contexto superior, sublime.

Esto es sumamente útil, por ejemplo: imaginemos a un rey. Ahora pidámosle que nos explique por qué razón esta ahí en el trono. El hombre podría decir esto: "Mire jovencito, estoy sentado aquí porque he maniobrado hábilmente en el mundo de la política, fui más astuto, más hábil y ciertamente más hijo de puta que varios.". También podría decir: "Estoy sentado aquí porque soy el hijo del trompa anterior ¿vio?". Y si es aún menos sutil también podría decir: "Yo soy el reinaldo y vos sos el cuatro de copas, gil".

Cualquiera de estas explicaciones respondería a la realidad material, cualquiera de ellas es verosímil y probable... y todas ellas son políticamente muy poco útiles para mantener el poder.

¿Qué responderá el rey entonces? Obviamente: "Soy el rey por mandato divino, mi reinado es voluntad de Dios, ¿capito?". Esta es la respuesta correcta, precisamente porque sublima: saca los hechos de su contexto real y los pone en un plano trascendente; hay algo más importante que nuestras viles personas, hay un plan divino y oponerse al plan divino es desatar la ira de los cielos, es pecar contra una voluntad que nos trasciende.

Los faraones egipcios, los reyes asirios, los zares rusos, los monarcas europeos y los mandarines asiáticos. Los condes, marqueses, sátrapas y delegados imperiales. No hay uno sólo que no se haya agarrado de los cielos para sostener su posición.

Observemos Europa: la iglesia anglicana no es más que el resultado de la posición geopolítica altamente favorable de Gran Bretaña que le permitió prescindir de Roma con relativa comodidad. Francia en cambio no llegó a tanto, pero Bossuet tensó la cuerda con la Declaratio credi gallicani. Las tendencias separatistas de la iglesia galicana no eran otra cosa que la expresión de la independencia que esgrimía la otra potencia europea frente a Roma, que tuvo que tolerarla algunos siglos antes de condenarla definitivamente (precisamente cuando políticamente el galicanismo ya tenía muy poca fuerza).

Declarar los intereses reales que originan estas maniobras sería impráctico. Se hablaría públicamente no de herejías ni de pecados ni de errores religiosos sino simplemente de la verdad: intereses, poder, dinero; todo lo cual afearía la imagen de tantos ambiciosos.

Con el advenimiento de la burguesía la religión siguió ligada al poder, pero bajo otras formas. La iglesia católica tuvo que aceptar el sufragio universal, el protestantismo en sus diversas variantes hizo su apología de los buenos negocios y santificó la plusvalía, etc. etc.

Hoy el Islam es el gran protagonista, y la gente se pregunta si es una religión de paz o si siempre predicó el uso de la espada. La pregunta es ociosa: el Islam sirve – como toda religión – para cualquier cosa. Sirve para justificar a los inútiles reyes sauditas, sirve para bendecir a los suicidas desesperados y servía para que los reyezuelos de Al Andalus llevaran una envidiable vida de dandys.

En un post reciente me encontré con una buena muestra de lo polivalente que puede ser la religión y de lo estrechamente ligada que está a la ideología y las posiciones de clase. Un comentador ocasional de este blog, de ferviente talante católico conservador, ensayó un notable panegírico nada menos que de Maggie Thatcher.

El elogio en sí mismo es poco importante, lo curioso es de quién a quién va dirigido. No porque Margarita sea protestante – o no sólo por eso en todo caso – sino porque esta vetusta y tenaz asesina tiene las manos manchadas con sangre de muchos católicos devotos.

Quien camine por el barrio de Falls Road, en Belfast, Irlanda del Norte, verá dos cosas. La primera será que es un barrio de gente humilde, con una amplia mayoría de trabajadores. La segunda será que la devoción católica de esa gente es muy profunda. Respetan el domingo, van a misa, y proclaman con orgullo su condición de católicos practicantes. Una enorme cantidad de murales recuerda no sólo a los combatientes del Sinn Fein y el IRA, sino también a los muertos en huelgas de hambre, a los torturados por las fuerzas militares británicas o los paramilitares unionistas; y también hay murales de María, de Jesús crucificado y de la cruz.

Si en este barrio se menciona el nombre de Maggie Thatcher será imposible escuchar otra cosa que odio y desprecio. Muchas familias católicas recuerdan a sus muertos cuando ven su jeta roedora en la televisión. Y Maggie fue una digna continuadora de las brutalidades que los protestantes británicos inflingieron históricamente a los católicos irlandeses.

Cada año los protestantes del Ulster – que se declaran fervorosos hijos de Maggie – celebran el desfile de la Orden de Orange, organización abiertamente anticatólica que pasea desafiante por los barrios católicos de Belfast o Londonderry. La Orden de Orange promovió numerosas masacres contra católicos irlandeses en 1795. Sus herederos, los unionistas de extrema derecha a los que Maggie financió generosamente llaman al papa de turno "Old man red socks".

Y sin embargo no hay de qué sorprenderse: es totalmente coherente que al autor del panegírico la vida de los católicos irlandeses le importe menos que la cholula admiración que siente por Margarita la de Hierro. Cualquier católico conservador argentino se sentirá indudablemente más cómodo en los barrios protestantes, con sus murales militaristas, su orgullo fanáticamente pro británico y su burla al papa de turno que en Falls Road donde la asistencia a misa se combina con la protesta social a la orden del día y la cotidiana exigencia de justicia.

En cambio para un marxista es imposible no sentir una profunda simpatía por los católicos irlandeses. Porque es fácil ver que su catolicismo es mucho más que un ritual, tiene contenido; un contenido que es precisamente externo al catolicismo mismo. Ese contenido humano profundo es la lucha de los irlandeses pobres contra la opresión. Porque "católico" en Irlanda del Norte significa simplemente "pobre". El catolicismo es sólo una forma histórica de sublimar esa lucha, porque los oprimidos también subliman sus acciones por medio de la religión.

Sólo que los oprimidos no tienen necesidad de sublimar nada. Porque la lucha de los oprimidos es siempre justa.

Buenas noches.

30 comentarios:

Juan Manuel Soria dijo...

Jack:

Atento a que he sido ampliamente aludido, comento.

Me parece que su fervorosa imaginación prejuzga peor que la de un católico fanático (dos términos antitéticos si los hay).

La alabanza a la Dama de Hierro que hice se realizó en el marco de una discusión sobre las mujeres políticas. Su único fin era calibrar a nuestra esposa-Presidente con verdaderas mujeres políticas, formadas para eso y más allá del acuerdo sobre sus posiciones de fondo. A ver, a mi Bill Clinton me parece despreciable, pero no le voy a negar que es un gran político. Eso no quiere decir que me haya convertido en su seguidor, como no lo soy de la baronesa Thatcher, a quien admiro como política pero no por sus políticas.

La misma comparación con nuestra Presidente me surgía cuando pensaba en Condolezza Rice que, sin duda, tiene una brillante carrera en la CIA y, por eso, habla ruso como si hubiera nacido en un barrio moscovita. Nuestra Presidente fue a la UCLA hace unos años y discurseó allí que ella no habla inglés porque cuando era joven los yankees eran el imperialismo antipático y enemigo. Siguiendo el patrón de Rice la verdadera razón de que ella no hable el inglés que habla su supuesto enemigo es que se trata de una ignorante y mediocre política y nada más. Si fuera una política seria como Rice hablaría inglés como George Bush -con acento de cowboy texano-. Pero nuestra Presidente también ha dicho que es hegeliana. En fin ... al progre le gusta aparentar cultura. Aclaro que me parece despreciable Rice en cuanto a lo que hace (para que se quede tranquilo) lo que me impide admirarla como mujer política.

Respecto a mi comodidad espiritual como "conservador argentino" en Londres debo decirle que estuve dos veces allí -hospedado en una elegante casa burguesa en Noting Hill para su deleite- y, aunque me parece una ciudad fascinante, jamás me sentí cómodo ni a gusto en ese ambiente, ni en los ambientes británicos en general. Por eso le diría que ciertos ambientes porteños que se precian de aristocráticos (por gentry) me dejan indiferente.

Sí fui feliz en las calles de Madrid, de Sevilla, de Santiago de Compostela y de Roma que me parecen sencillas, provincianas y -sobre todo- humanas. Transitando en medio de esas fealdades uno -a veces- entra a una iglesia, o mira por ahí y se enfrenta a una belleza sobrehumana que no puede provenir del hombre sino de lo divino que hay en el hombre, y que se revela en forma de arte. Eso es el catolicismo Jack, no se confunda. Y ese tipo de belleza artística sublime -esa cultura auténtica- jamás ha podido ser excogitada de su subhumana y atea "cultura" marxista, que sólo ha dado excrecencias de todo tipo a la humanidad y su historia. No se invente aporías ideológicas inexistentes en mi compleja constitución mental de conservador, cuando no sabe (ni mínimamente) que tengo en la cabeza ni me conoce siquiera superficialmente. Ya lo cometió al atribuirme confusión entre un homosexual y un pederasta. Esto va ahroa por su insinuación sobre mi posición en el enfrentamiento de los católicos irlandeses con el gobierno británico. Como siempre se equivoca completamente.

Saludos,

Jack Celliers dijo...

Juan Manuel:

Aquí no sólo no fuiste aludido, no fuiste ni siquiera mínimamente aludido. No se te prejuzga, ni siquiera se te juzga. No interesa un bledo en qué ciudades estuviste ni cómo la pasaste en Londres o Roma, ni determinar el grado de tu complejidad mental, ni lo que tenés en la cabecita.

Digo, estos temas en sí mismos podrían ser apasionantes, no te ofendas. Pero me refiero a que no tienen nada que ver con el post.

This is not about you, Juan Manuel. Estamos hablando de una idea. Quién la haya expresado importa poco. Quitate a vos mismo del medio y vas a poder pensar con más claridad.

Simplemente leo lo que escribís, y lo que está escrito escrito está. Te deshiciste en elogios a Maggie Thatcher sin siquiera calificarla de otra manera. Más aún, te acordaste de que es protestante "pero cita a San Francisco de Asís"... curioso que te hayas olvidado de lo que el post señala. Es muy evidente que si se tratara de Trotsky - que también fue un político brillante sin dudas - no ponderarías tan calurosamente sus virtudes.

Por otra parte nadie "insinúa" nada, lo que está dicho está dicho redondamente y sin problemas: de lo que decís (y de lo que no) se deduce una clara y muy poco matizada simpatía que evidentemente choca con lo que el post señala.

Un párrafo aparte merece tu comentario sobre el arte religioso.

Si tuvieras una mínima sensibilidad artística no serías tan zafiamente propagandístico. No hay una "cultura marxista" y una "cultura católica", la una incapaz de belleza y la otra poseedora de una belleza sobrehumana que viene de lo divino. Eso es tan burdo como un partido de fútbol, y entiendo que tu compleja mente conservadora debería entenderlo.

Mi "subhumana y atea" cultura marxista (y no marxista también) me permite modestamente apreciar el arte religioso, sentir un verdadero placer y me atrevo a decir una comprensión y apertura sensible hacia lo que representa o intenta representar.

Y esto no sucede porque tenga fe. Se puede tener mucha fe y ser un pésimo artista. Tampoco porque sea marxista, hay miles de bodrios culturales marxistas, te puedo recomendar muchísimos.

Simplemente el arte puede conmoverme, el religioso también. Intento entender cuando una persona - un artista - quiere expresar sinceramente algo, y no importa si esa persona es religiosa, o no, o si tiene mi ideología o no. El arte tiene otras leyes. Por supuesto que La Capilla Sixtina es increíble y que Pablo Milanés es francamente aburrido. So what?

Afirmar y creer que la belleza de una iglesia se debe a una verdad intrínseca de tu particular culto, perdoname, es no entender absolutamente nada.

¿Visitaste La Alhambra? Al lado está el muy católico palacio de Carlos V: una gallegada bastante fea ¿Qué pasó entonces? ¿Quienes hicieron el palacio de Carlos V no eran suficientemente católicos? ¿Creés que no existe belleza en el arte persa? ¿O que una pagoda no despierta la menor emoción? ¿Estuviste en un casamiento judío?

Cualquiera de las manifestaciones culturales de muchas religiones (no de todas) tiene elementos profundos y rescatables, sobre todo cuando se entroncan con culturas que ya tienen su historia. Salir a agitar la Capilla Sixtina como arte supremo basado en criterios que no son artísticos sino meramente partidistas es ser precisamente lo que vos negás ser: un fanático.

Saludos.

Juan Manuel Soria dijo...

Estimado Jack:

Me parece que tu apasionamiento te ciega. Después de afirmar rotundamente que no he sido aludido, pasás a referirte a lo que dije. Y, unas líneas más abajo pasás a decir que me equivoco cuando utilizo el verbo "insinuar" porque "redondamente" quisiste afirmar que por lo que dije simpatizo con Maggie. Así que, según tu respuesta, ni siquiera me aludiste pero, en el mismo commment (dos párrafos más abajo) afirmas que dije algo sobre mis simpatías (que siguen siendo inferencias tuyas porque no surjen de lo escrito) QUE USASTE (sin aludirme según vos) para la construcción del razonamiento del post. Sin comentarios.

Pero vamos al punto. Mi persona carece de importancia como tal y coincido en eso. El problema es que tu post es un razonamiento inductivo (una generalización impropia desde una lógica rigurosa) construido a partir de mis dichos. Este es el razonamiento: 1) UN ferviente conservador católico argentino (al que no aludís según la lógica de tu mente) simpatiza con Maggie (y el alcance de estas simpatías ya esta deformado ad intra de la premisa misma, porque es sólo una admiración como política no por sus políticas); 2) Maggie es una asesina de católicos irlandeses 3) TODOS los conservadores católicos argentinos (como este que escribe aquí) son en realidad opresores de clases y es eso lo que los hace "católicos" en Argentina. Si vivieran en Inglaterra apalearían católicos irlandeses junto a Magggie, olvidando la religión que profesanen su país.

Ahora bien, todo el post cae porque la premisa 1) es falsa en muchos aspectos. Y como la premisa uno versa sobre mi persona aclaro el sentido de mis referencias a Maggie, que no fueron deshacerme en elogios sino una alabanza de sus virtudes como auténtica mujer política. Nada más. Como decís lo escrito escrito está y NO ES lo que vos querés extraer de allí. Te lo aclaré porque leíste mucho más de lo que estaba escrito en ellas. Y de esas inferencias impropias (que son prejuicios sobre mi persona y pensamiento en relación a Maggie) construiste un post cuya construcción lógica (por la generalización impropia) padece de un severo error.

Y lo peor es que lo seguís haciendo en este último comment. Y seguís prejuzgando. Ahora prejuzgas diciendo que sí Maggie y no Trotsky. Te ciega el apasionamiento puesto que parece evidente que Trotsky es macho y Maggie hembra, con lo que el primero no me servía para mi ÚNICO próposito de ejemplificar tu anterior post sobre las mujeres políticas. Ahora, me adelanto, si Maggie hubiera citado a Trotsky para subrayar un punto de su agenda conservadora no me hubiera caido mal como demostración de cierta gimnasia política, como sucede con la cita de San Francisco (que uno no supone como lectura de una política conservadora inglesa, protestante, defensora del sistema capitalista, poco afecta a los pobres y probablemente anticatólica). De la misma forma que me fue muy simpático en su momento cuando un Presidente peronista -como fue Carlos Menem- citó en su primer discurso a Jorge Luis Borges, un antiperonista (conservador, argentino, y no católico) hasta su muerte. O como cuando el Cardenal Ratzinger citó a un no católico Fereyabend que afirmó que el proceso de Galileo (admirado por Ratzinger) fue justo y razonable. Ya sabemos como leyeron esta última frase tus amigos progres-marxistas-totalitarios-minoritarios de la Sapienza, más o menos con la misma honestidad intelectual con que vos lees las mías.

El último punto de tu enceguecida respuesta a mi comentario padece similares defectos. Realizé una gráfica descripción del catolicismo y la belleza que ha originado como efecto secundario de su sublime doctrina. Y eso para mostrarte qué ES el catolicismo (sin comparaciones con otras religiones), del cual creo tenés una visión deforme al punto que -como buen marxista- despreciás como idiotas a los católicos irlandeses porque luchan por algo -según vos- externo y extraño al catolicismo pero que ellos -idiotas- identifican primariamente con su religión por extraños devaneos psicológicos (sublimación). Que suerte que en el mundo hay iluminados como vos.

Las únicas comparaciones en mi comentario fueron entre: 1) catolicismo y mis sensaciones en la secular Londres capitalista contemporánea y 2) entre catolicismo (con esa caracterización gráfica de belleza y humanidad) e ideología marxista que, no entiendo porqué parece ofenderte, es radicalmente atea además de anticatólica (paradoja pro-verdad del catolicismo, dado que Marx creció en un ambiente protestante y desde su ateismo y completa formación atacaba a éste con preferencia a las expresiones cristianas que le eran familiares pero donde no veía nada temible). Pese a eso que es lo que está escrito, vos extraés todo un catálogo de comparaciones entre religiones que ves en mi comentario, pero que sólo se asientan en los prejuicios marxistas y anticatólicos de tu mente. No sale de lo que escribí sino de lo que vos pensas que yo pienso.

Al respecto te pediría muestras de belleza o efectos similares en el secular derrotero marxista. Yo no he visto nada bello surgido del marxismo y su "cultura". Vos no fuiste capaz de darme ejemplos. Solamente te referiste a sus muchos bodrios que conozco -por conocer los ambientes marxistas de Argentina al menos- y para los que no necesito recomendaciones. El mismo Marx como literatura es espantoso. Me atrevería a decir que lo mejor que puede ofrecer el marxismo es que el estado de atraso económico de Cuba nos permite recrearnos en en el 2008 el paisaje urbanístico de la sociedad capitalista sudamericana del año 1959, porque desde entonces todo esta igual en la isla. Un servicio al urbanismo capitalismo como resultado de la experiencia socialista.

Pero vuelvo, de mis dichos extraés una descalificación de mi parte al resto de las culturas religiosas no católicas que JAMÁS realizé en lo que escribí. Mi aserción se limitó a la decadente e infecunda "cultura marxista" y a ilustrar lo que ES el catolicismo, NO su superioridad (que yo creo pero que no pretendo imponer a nadie). El mundo religioso musulmán, protestante o judío son mucho más cercanos al catolicismo (a pesar de ser defectivos en mi opinión) que el marxismo. Pero si querés que opine al respecto puedo hacerlo. Y hacerlo yo, no vos con tus prejuicios e inferrencias al respecto.

Precisamente entre estas cuatro manifestaciones religiosas y el marxismo existe el abismo del ateísmo radical, y ad intra de ellas como grupos religiosos lo que une -sus grandes líneas conductoras- es mucho más que lo que las separa, aún cuando esta separación sea fundamental en función de ellas mismas (o al menos del catolicismo que es lo que conozco mejor). En tal caso la belleza de la Alhambra no sólo no me sorprende sino que me parece lógica por el contexto cultural, fundamentalmente religioso, en el que nace. He asistido a dos casamiento de amigos judíos en mi vida, y a uno en el rito ortodoxo griego y son ciertamente más bellos -por sus profundos simbolismos- que la liturgia católica tradicional. Los simbolismos y belleza de los dos ritos responden a un patrón de creencias profundas absolutamente incompatibles con el marxismo, y que son -claro- absolutamente compatibles con el sacramento del matrimonio católico. Al punto que si la liturgia católica adoptara algunas de esas formas (incluídas las judías) no rompería con absolutamente ningún punto de su doctrina sacramental (que funda el matrimonio en Dios). De la misma forma que la belleza de Roma que describí no desaparece, sino que permanece cuando uno ingresa al antiguo barrio y ghetto judío.

Ahora bien nada de lo anterior surge de mi post, que solamente quería ilustrarte sobre lo que era el catolicismo, en contraste con la cultura capitalista londinense hodierna donde, y lo insinué, a su anticatolicismo se sumaba una profunda deshumanización donde lo religioso parecía seco, hipócrita y formal (un fariseísmo) frente a lo humano y cercano que me parece todo -aún hoy- en España o Italia.

Lo demás que decís, como mis simpatías por Maggie, son producto de tu mente y tus pasiones. No surge de lo que he escrito.


Saludos,

werte dijo...

Sí, se diría que la religión se adapta a las formas que lo contienen. Por ejemplo la política católica del siglo veinte, que intentó producir una réplica religiosa del movimiento socialista (organizaciones obreras, de la juventud, de mujeres, etc.) bajo una ideología corporativa, y que muchas veces acabaron funcionando como fábricas de rojos futuros sostenidas por el estado. El caso irlandés tiene me parece una vuelta de tuerca reflexiva. Uno sospecha que no se trata tanto o tan sólo de que el catolicismo fue "amoldado" o meramente "trabajado" por una situación de opresión colonial, sino que en cierta medida la tensión, la inversión afectiva en esa religión, tiene que ver con que el opresor era "de la otra". El hecho de que fueran protestantes funcionó exacerbando el propio catolicismo. La dialéctica no sé si es un método de conocimiento, pero sin duda es la lógica del dolor. Como el musulmanismo (sic) de la protesta negra norteamericana.
Pero hay un ejemplo histórico que reúne "graciosamente" ambos aspectos del asunto, la sublimidad del amo y el poder de la forma, y es el caso del curita de la Ochrana infiltrado en el movimiento obrero ruso, Gapon. (El domingo sangriento de 1905, que transformó "al padrecito el Zar" en "el Tirano asesino", y el hecho de que esas masas que se dirigían hacia el Palacio de Invierno estuvieran "dirigidas" por el curita a sueldo de la Ochrana).
Saludos.

Severian dijo...

Los católicos irlandeses, los negros norteamericanos, los palestinos de Gaza, los musulmanes en Iraq y Afganistán, los cabecitas negras argentinos, son diferentes nombres que elegimos ponerle al mismo grupo humano, el de los pobres. Llamarlos catolicos, negros, palestinos, musulmanes o cabecitas es un brillante truco del lenguaje, que nos hace identificar su lucha con la de las minorías, y perder de vista el hecho fundamental que los unifica: que del otro lado estan los tanques. Ojala mas gente se diera cuenta de eso, menos esfuerzo se perdería en causas superficiales como la igualdad religiosa, racial o de genero, y mas se aplicaría a la unica causa que importa, la de la igualdad social.

La confusión lleva al extremo ridículo de que el opresor se apropie del discurso que teóricamente defiende al oprimido: mientras los aviones norteamericanos bombardeaban Afganistan matando miles de mujeres y niños, la CNN convencia a su publico que castigar a los musulmanes les devolvería libertad a sus mujeres, como si salir con velo fuera una imposición mayor que un bombazo en la cabeza. Las que sobrevivieron hoy salen sin velo, aunque yo creo que para ellas nada ha cambiado, siguen igual de pobres.

Jack Celliers dijo...

Estimado Juan:

Tu parrafete reza:

O cuando da un reportaje en la calle al asumir y, además de manejarse como una dama y expresarse como tal y con propiedad, puede citar de memoria a San Francisco de Asís siendo protestante. Carisma político auténtico más allá de ideologías. Y la obvia transmisión de imagen de que se trata de una verdadera servidora pública, y no de una guaranga hambrienta de poder. Una mujer política que no necesita ni marido, ni pilates ni obscenas carteritas de U$S 30.000...

A mí me parece que la simpatía es muy evidente, el comentario no está siquiera matizado con alguna apreciación crítica. Incluso la admiración por alguien "como político y no por sus políticas" conlleva normalmente alguna mención en este sentido.

Pero vos decís que mi apasionamiento me ciega, que lo que digo no surje de los escrito y que no soy capaz de captar las sutilezas de tu compleja mente. Está bien JuanMa, es que sos muy, muy sutil.

El problema es que tu post es un razonamiento inductivo (una generalización impropia desde una lógica rigurosa)...

No Juan, le errás como a las peras. Los razonamientos científicos son casi siempre inductivos, salvo en ciencias formales. Si vos querés determinar el comportamiento de una especie de chimpancés, lo que hacés es estudiar a un grupo porque para no caer en la inducción tendrías que estudiar a todos los chimpancés del planeta, lo cual no siempre es posible.

En este caso reemplazá chimpancés por católicos conservadores. Tampoco escribí que "todos" ellos asuman esa posición (por ejemplo: a un nacionalista católico le costaría mucho más articular tu fervoroso elogio), dije simplemente que no me extraña esta postura tuya. Tu comentario no es por cierto el único dato: ya en algún momento hiciste el panegírico de Mendes y su política económica, que no fue tan diferente de la de Maggie. Y si querés traigo a colación las traiciones y recules de la jerarquía eclesiástica frente al poder inglés. Sería irse por las ramas, pero no deja de ser interesante, como toda la historia de Irlanda.

Lo que más me gusta de tu discurso son las acusaciones de interpretarte torcidamente (por mi "enceguecimiento") seguidas de una repetición puntual de los mismos errores:

Realizé una gráfica descripción del catolicismo y la belleza que ha originado como efecto secundario de su sublime doctrina...

Efectivamente, y lo que te contesté es que la belleza artística no es ningún "efecto secundario" de ninguna "sublime doctrina". Lo que origina belleza en el arte es el talento artístico.

...uno -a veces- entra a una iglesia, o mira por ahí y se enfrenta a una belleza sobrehumana que no puede provenir del hombre sino de lo divino que hay en el hombre, y que se revela en forma de arte.

Y yo te señalo que proviene efectivamente del hombre, porque el arte para ser bello o emocionante no tiene porqué pertenecer a una religión determinada, ni siquiera ser religioso. No es el origen (religioso, católico, musulmán o lo que sea) del arte lo que lo hace arte.

Luego creés que me corregís cuando decís que:

Precisamente entre estas cuatro manifestaciones religiosas y el marxismo existe el abismo del ateísmo radical...

Cuando en realidad volvés a caer en el fútbol. Muy bien: no se trata de distintas religiones sino que te ponés ecuménico y se trata de "todas las religiones vs. el marxismo". Es el mismo error bobo, Juan, que consiste en crear equipos de fútbol culturales, intentando ingenuamente enviar a segunda división al "equipo marxista":

Al respecto te pediría muestras de belleza o efectos similares en el secular derrotero marxista. Yo no he visto nada bello surgido del marxismo y su "cultura". Vos no fuiste capaz de darme ejemplos

Entiendo que no hayas visto ningún producto cultural de valía ligado al marxismo. Se llama "ignorancia" y afecta a mucha gente, pero se cura con libros.

Fijate: Howard Fast, Serguei Eisenstein, Jack London, John Reed, Diego Rivera... ¿Puedo citar al Nono Pugliese? Quizás Sartre para vos escriba mal... ¿Cortázar vale? ¿Y García Márquez? Hay que ser bastante ignorante para creer que la filiación ideológica o religiosa impide el talento artístico.

Pero como ya te dije hay algo más grave, y es que las definiciones como "cultura marxista" demuestran que no tenés la menor idea de lo que es cultura. En primer lugar es infantil querer comparar cualquier producto cultural "marxista" con productos culturales "católicos" por una sencilla razón: los productos de la cultura requieren mucho tiempo para realizar una obra maestra. La cultura humana se forma y madura a través de siglos. Las obras artísticas con temas religiosos de las que podemos hablar requirieron siglos de perfeccionamiento técnico y de desarrollo cultural.

El marxismo es mucho más joven, y aún si quisiéramos hablar de una "cultura marxista" ésta tendría que ser la cultura que surgiera de una sociedad en la que el dinero y el sustento no fuera la principal preocupación humana, escenario del que estamos muy lejos.

Por otra parte ¿qué cosa es una "cultura marxista"? La definición misma es absurda porque la cultura no se define por religiones ni por ideologías. Podemos hablar quizás de productos culturales creados por personas cercanas al marxismo, o relacionadas temáticamente con él (o con el catolicismo, o con lo que se te ocurra), pero no mucho más que eso. Y en todos los casos lo que se obtendrá serán productos culturales buenos, mediocres y malos, dependiendo del talento artístico.

¿Miguel Angel era católico? Sabemos poco acerca de su fervor religioso. Sabemos que ciertamente practicaba la homosexualidad (tema que debe provocarte comezón, si me dejás razonar un poquito más inductivamente) y que como todos los artistas trabajaba por encargo. ¿Es su arte reivindicable como católico? ¿Como homosexual? ¿Como comerciante? Lo cierto es que su arte es personal, hijo de una época fecunda y compleja, religioso ciertamente. Pero hacerlo exclusivamente una parte del catolicismo es tan bobo como hacerlo exclusivamente parte del colectivo homosexual, como quieren algunos homosexuales que no podrían pintar ni con témpera.

Ciñéndonos a estas definiciones (por cierto laxas) tu religión hace mucho tiempo que no crea nada importante desde el punto de vista artístico. Quizás Gaudí fue el último exponente de una auténtica creatividad ligada estrechamente a las temáticas del catolicismo. De todas maneras el arte es muy complejo, e incluso dentro del terreno más árido puede brotar algo. Por eso también un católico contemporáneo puede ser un gran artista, sería idiota negarlo.

Decir que "Marx como literatura es espantoso" es una chicanita de vuelo gallináceo, Juan. Marx era súmamanete irónico, apasionado y riguroso pero obviamente los temas que trata no lo hacen ciertamente apto para ejercicios de estilo. Tanto daría que critiques el estilo literario de Einstein para descalificarlo: habla más de vos y de tu odio que de él.

Y ya que hablamos de estilo literario, por favor dejá de escribir "hodierno". Es un arcaísmo espantoso.

Saludos cordiales.

brasil dijo...

Acá estoy en Constitución, y el tren ya está en Dolores

Solo voy a decir que me encantó en cuanto a su construcción literaria el post: como parte del concepto de sublimación hasta el lugar de la sublimacion

Adhiero tambien a la trampa planteada por Severian: Hay un campo que siempre logra la fragmentacion del contrario

Jack Celliers dijo...

Gracias brasil. Lo que dice Seve es cierto, fragmentar a los oprimidos con cuestiones identitarias es una forma de debilitarlos y de desviar la razón principal por la que su lucha es justa. Algo similar ocurre con los militantes palestinos ligados a Hamas, cuya lucha es justa pero está mediatizada por un discurso étnico-religioso que convierte la lucha de los oprimidos en una lucha nacional-cultural-religiosa, cuando uno de los principales aliados de EEUU en la región es Arabia Saudita.

Lo que dice werte es también verdad, la identidad se radicaliza con el odio que produce la opresión. En el caso de Irlanda es de data muy antigua.

Luk@s dijo...

Me causa un poco de intriga saber qué es lo que hace que la Tatcher sea una gran política. Por otro lado me resulta difícil entender que se pueda reivindicar a esa señora en tanto mujer política pero a la vez estar en desacuerdo con sus políticas. Esto último porque más que prestar atención a lo que los personajes dicen de ellos mismos o de lo que otros dicen del personaje me parece mucho más útil ver qué es lo que hacen y caracterizarlas a partir de allí.

A mi no me parece como para alabar demasiado lo de la Tatcher. Asume de la mano de un partido poderoso y realiza políticas afines al establishment financiero fomentando aun más la concentración y centralización de capitales que tiene como consecuencia la expulsión de trabajadores del mercado. Digo, es una mujer que tiene el apoyo de los capitales más poderosos y pertenece a un partido con muchos recursos. Entonces, llegar al poder por esa vía no sé qué puede tener de meritorio. Es la gerente de los grandes capitales británicos. No mucho más que eso.

Con respecto a las identificaciones que se apartan de la clase, es una cuestión contradictoria. El sexismo planteado por mujeres de la burguesía tiende más a dividir a la clase obrera que a unificarla. Distinto son las reivindicaciones que parten de esta última clase. Con la religión pasa lo mismo. La identificación como católicos en tanto que además sirve como aglutinante de los que resisten y combaten a la opresión es útil para unificar fuerzas pero lo peligroso es que la dirección en parte será ejercida por el partido Iglesia Católica y nada bueno puede salir de eso más que un aborto de la lucha en determinado momento (evitando su radicalización). Y así podríamos seguir con el nacionalismo, el racisimo y el indigenismo.

Saludos

CHESTERTON dijo...

“Por otra parte ¿qué cosa es una "cultura marxista"? La definición misma es absurda porque la cultura no se define por religiones ni por ideologías.”

LA CIVILIZACIÓN CRISTIANA, PRODUJO EN EL ÁMBITO MORAL AL SANTO, EN EL ARTISTICO A UN FRA ANGELICO Y EN EL ÁMBITO MILITAR AL PARADIGMA DEL GUERRERO OCCIDENTAL: EL CABALLERO MEDIEVAL.

ERA UNA CIVILIZACIÓN TEOCÉNTRICA, ASI QUE DIGAMOS QUE LA RELIGIÓN DEFINÍA BASTANTES ASPECTOS (LOS MÁS IMPORTANTES) DE LA VIDA DE LOS HOMBRES.

TANTO EL SANTO, EL ARTISTA Y EL GUERRERO SON REFERENTES DE ESA CULTURA.

NO VOY A AHONDAR EN LO QUE HA PRODUCIDO EL MARXISMO EN EL ÁMBITO CULTURAL, EN LO MORAL, EN LO ARTÍSTICO, EN LA ÉTICA Y FIN DEL GUERRERO, PORQUE ENTENDERA QUE TOY RELAJADO A ORILLAS DEL MAR CONTEMPLANDO EL HORIZONTE CON MIS MANOS SOBRE EL TECLADO DE LA NOTEBOOK, Y NO QUISIERA ARRUINAR ESTE BELLO MOMENTO REFIRIENDOME A LAS BESTIALIDADES DEMONÍACAS QUE PRODUJERON SUS BRUTOS CAMARADAS ZURDOS EN EL S. XX.



PARA DESPEDIRME, UD MENCIONO AL SASTRE (le recomiendo “Bariona”). COMPRENDERA QUE NO PUEDO ADHERIR A SU FILOSOFÍA, PERO LE CONCEDO QUE ESE MUCHACHO TENÍA TALENTO COMO ESCRITOR (NO SÉ PORQUE MENCIONA POR AHÍ A CORTAZAR O GARCÍA MARQUÉZ……….TAN MUY LEJOS DEL SAPO). AL MARGEN….¿SABÍA QUE EL SAPO MURÍO ABJURANDO DE TODA SU FILOSOFÍA NIHILISTA?

TIENE RAZÓN EN ALGO SELLERS, LA BELLEZA ARTISTICA ES UN MISTERIO, EL PIBE QUE PINTABA LAS PAREDES EN LAS CUEVAS DE ALTAMIRA, NO ERA ZURDO NI CATÓLICO……..MEJOR DICHO, NO ERA MATERIALISTA, SINO QUE ESTABA ABIERTO A LO TRASCENDENTE.

LAS PINTURAS RUPESTRES SON UNA EXPRESIÓN RELIGIOSA, Y SI TIENE ALGO DE HONESTIDAD INTELECTUAL, VERÁ QUE A LO LARGO DE LA HISTORIA DEL ARTE, LAS MÁS ALTAS CUMBRES ALCANZADAS POR EL HOMBRE EN LO ARTÍSTICO, SIEMPRE SE RELACIONAN CON LO RELIGIOSO……..las Pirámides, el Partenón, las Catedrales………me refiero a la arquitectura porque ud. menciono por allí al “arquitecto de Dios”.


G. K.

Jack Celliers dijo...

Yerman: El que vos llamás "santo" era muchas veces una persona que hacía cosas francamente repugnantes. Quizás para vos lo que hacía Santa Margarita María Alacoque era digno de encomio. Es una cuestión estética Yerman: yo tengo cuidado con lo que me llevo a la boca, pero quizás vos quieras emularla.

El guerrero medieval era frecuentemente un tipo bastante borracho, sus hábitos higiénicos eran dudosos. Podía - como todo tipo con un arma en la mano - ser injusto, cruel, vengativo y estúpido.

Denostar la Edad Media en todos sus aspectos es un error, pero idealizarla como la Arcadia temporal de la humanidad es una estupidez. La Edad Media no produjo un tipo unívoco ni de artista ni de guerrero, es tu imaginación, porque leíste demasiadas novelitas de caballería. Alucinás igual que el Quijote, pero no tenés ni su poesía ni sus buenas intenciones.

Salud Yerman. Y hacete ver, en serio.

luk@s dijo...

Che Jack, hace 75 años Hitler era designado canciller de Alemania. La peor derrota de la clase obrera durante el siglo XX quizás. Culpa de varios, los stalinistas y la socialdemocracia, pero también de los católicos que iban con Papen. Ay el catolicismo.

La única Iglesia que ilumina es la iglesia que arde.

Saludos

Jack Celliers dijo...

Bueno, el Zentrum era precisamente el partido del "centro", esa entelequia política tan cara a la clase media.

Lo de los católicos alemanes se arregló con bastante rapidez. Al principio Hitler les molestaba porque era demasiado pagano y bestial: tanto matar obreros cada tanto se cargaba a algún católico.

Después vino Pio XII y ya la iglesia y los nazis se miraron con más cariño.

M.D.R dijo...

Jack:

"Después vino Pio XII y ya la iglesia y los nazis se miraron con más cariño."


¿Pude explicarse por favor? Me parece que acaba de decir una pelotudez.

Graciela dijo...

Yo modificaría un poco la primera parte de su entrada, para así darle una connotación más actual.

Esto es sumamente útil, por ejemplo: imaginemos a Fidel Castro. Ahora pidámosle que nos explique por qué razón esta ahí en el trono. El hombre podría decir esto: "Mire jovencito, estoy sentado aquí porque he maniobrado hábilmente en el mundo de la política, fui más astuto, más hábil, mandé a fusilar a unos cuantos y ciertamente fui más hijo de puta que varios.". También podría decir: "Estoy sentado aquí porque todos siguen mis órdenes, ¿vio?". Y si es aún menos sutil también podría decir: "Yo soy el viejo y barbudo comandante y vos sos un pendejo cualunque, gil".

Cualquiera de estas explicaciones respondería a la realidad material, cualquiera de ellas es verosímil y probable... y todas ellas son políticamente muy poco útiles para mantener el poder.

¿Qué responderá Fidel entonces? Obviamente: "Soy el comandante vitalicio por mandato del pueblo, mi dictadura es voluntad de todo el mundo, ¿no ve cómo me aclaman con pancartas ahí abajo?". Esta es la respuesta correcta, precisamente porque sublima: saca los hechos de su contexto real y los pone en un plano trascendente; hay algo más importante que nuestra libertad y nuestro pensamiento individual e insignificante, hay un plan divino y oponerse al plan divino es desatar la ira del pueblo representado en el Comandante. Es pecar contra una voluntad que nos trasciende a cada uno de nosotros como seres individuales y que es la de "todos". ¿Para qué querrían elegir "nuevamente" a sus representantes si ya lo tienen?

Jack Celliers dijo...

¡Ay Grachi! ¡Qué viva que sos! ¡Qué requeteinteligente! ¡Ese recurso de poner en negrita para que se entienda lo que te remarco ¿vistes? está requetegenial!

Discutir sobre el régimen cubano es ocioso. No tengo ganas de sacar a colación lo que contesté unas doscientas veces ya. Lo que te puedo decir es que al menos un poder revolucionario no necesita a dios para justificarse. Dirás lo que quieras, pero al menos prescindir de esa mentira dice algo acerca de quien lo hace.

Vos declarás que de todas formas se "sublima". Posiblemente, hay cosas del régimen cubano que definitivamente no me gustan, como la de dejar la conducción del PC en el hermano, y que las bases del Partido no tengan la voz que deberían tener. Pero si tengo que elegir entre ese régimen y la "democracia" argentina (u hondureña, o salvadoreña, o cualquier país en que la gente se muere literalmente de hambre), no lo dudo un segundo.

Saluditos cordiales.

PD: Tu blog es fascinante y súmamente original, aunque esas deprimentes clasificaciones de mujeres tienen un dejá vu... ¿Dónde leí eso antes?

brasil dijo...

En cuanto al regimen cubano podemos discutir su discurrir actual, pero jamás su origen popular y revolucionario

En su origen fue legítimo -quiero decir-

Hacer un juego de palabras desde una PC no. No es legítimo

Y la monarquia absoluta ni hablar. No tiene legitimidad como cualquier argumento fundamentalista. Pateas el fundamento y todo el andamiaje se cae a la mierda...

Fred Christ dijo...

Creo que los "santos" no son otra cosa que, precisamente, un ejemplo de cómo la religión maneja su política.
Ejemplo: En tal país ha descendido la cantidad de fieles... Zas! se nombra un santo de ese país. La publicidad atrae mas clientes-fieles. El negocio prospera. las acciones suben.
Distinto es en América. Los aborígenes tienen varios dioses, y no pueden aceptar a uno solo. nadie compra el producto. Se designa a cada santo el patronato sobre algún aspecto de la vida común del plebeyo (del trabajo, del amor, de la salud, del durazno en amibar, etc). Al aborigen le resulta mas sencilla esta religión, con un dios superior y varios dioses menores. El aborigen compra el producto. (Claro, la campaña publicitaria a base de descuartizaciones, violaciones y matanzas indiscriminadas ayudó en algo, tambien).
En otro orden de cosas, la mujer del ex-presidente me parece un reflejo de la cultura actual del país: burda, barata, y no llegó a donde llegó por ser la mejor, sino por tener la mejor publicidad.
Cada vez coincido mas con eso de "cada pueblo tiene los gobernantes que se merece".

Jack Celliers dijo...

Eme, De, Erre:

Si un defecto se me imputa es el de cierta agresividad en el estilo que va en desmedro del contenido, como siempre ocurre con el estilo. Lo que me atrevería a esgrimir como defensa es el carácter de ciertos visitantes que se presentan así, sin muchos complejos por las formas.

En fin, Eme De Erre, no sé quién carajo sos, pero pedirme que aclare de dónde saco que Pio XII tenía simpatías pro nazis me parece en sí mismo si no una pelotudez algo muy parecido.

Este cínico aristócrata fue el que dijo - con la candidez de un escorpión - que una declaración del Vaticano contra la política de exterminio nazi "no hubiera servido de nada", el mismo que unos años después se tomaría el trabajo de condenar los desfiles de bikinis, lo que al parecer ha servido de mucho.

Me tomo el trabajo de contestarte esto para no contestarte otra cosa: "dejá de preguntar pelotudeces, o voy a pensar que sos un pelotudo".

Saluditos.

María dijo...

¿Simpatías pronazis del Papa Pío XII?. Con que liviandad opinan los comunistas acerca del papel de la Iglesia Católica en la mayor conflagración de la humanidad.

Deberían revisar el pacto entre Stalin y Hitler, la invasión soviética a Polonia, la colaboración silenciosa en el ataque nazi a Gran Bretaña. De no haber dirigido Hitler sus ejércitos hacia la URSS, de no haber cometido ese error estratégico que lo costó la derrota final, el comunismo, es decir, la línea histórica de Jack Celliers, bien hubiera repartido el botín mundial con el nazismo.

Por el contrario, el Vaticano no jugaba en una guerra intenciones imperialistas o esferas de influencia. Abogó por la paz. Pío XII estuvo a punto de ser raptado por Hitler por su mala predisposición hacia Alemania durante la guerra. La Santa Sede fue bombardeada "accidentalmente" en 1943, fue cuestionada por Hitler debido a que salvaba a judíos de la Shoá (comprobable y poco conocido, tiene más prensa la versión anticatólica que deforma los hechos), la Iglesia, además, defendió a combatientes de la resistencia condenados a muerte.

Por supuesto que ni Pío XII ni el más santo de los católicos hubiera podido controlar y sancionar la mala conducta de algunos miembros de la Iglesia, de ahí a poner al Vaticano a la altura del nazismo...

Un detalle más, Eugenio Pacelli antes de ser Papa redactó la condena a la anexión de Austria mientras los comunistas guardaban silencio.

Jack Celliers dijo...

De no haber dirigido Hitler sus ejércitos hacia la URSS, de no haber cometido ese error estratégico que lo costó la derrota final, el comunismo, es decir, la línea histórica de Jack Celliers, bien hubiera repartido el botín mundial con el nazismo

Esto es una verdad irrefutable: si las cosas no hubieran sido como fueron, hubieran sido de otra manera. Brillante. Si yo fuera un animal de cuatro patas y dijera "mu" sería probablemente una vaca. Son los famosos "mundos subjuntivos".

El problema es que las cosas fueron como fueron, qué se le va a hacer. Las protestas de inocencia respecto del cínico de marras son divertidas: es verdad que la iglesia condenó el Anschluss, también Mussolini lo veía contraproducente, e incluso envió tropas a la frontera austríaca durante los primeros intentos de anexión ¿Y con eso qué? Valdría la pena mencionar el tipo de régimen que gobernaba Austria en aquel momento, un régimen fascista que por supuesto tenía sus diferencias con Hitler, lo que no lo hacía menos fascista.

La relación de los actores políticos en la II Guerra - como en toda guerra - era variable y estaba atravesada por intereses contrapuestos de todo tipo. Mussolini mismo fue un opositor a la política de Hitler durante mucho tiempo, lo que no lo salva de ser lo que fue. Franco también tuvo sus bemoles con Hitler, lo que tampoco significa que no haya establecido una alianza calculada.

Sin hablar de la cantidad de nazis que escaparon luego de la guerra con salvoconducto vaticano, ni de la bendición de las armas nazis, la bendición de las tropas italianas que partían a Abisinia (este fue Pio XI), ni de los documentos que redactaron Pio XI y XII declarando que los judíos "cegados por su sueño de triunfo mundial y éxito materialista (...) se merecían la ruina material y espiritual".

Pero no se preocupen, enseguida lo beatifican y ya sabemos que eso lava cualquier cosa.

Si se quieren algunas fotos - no todas son de sacerdotes o prelados católicos, los hay de otras confesiones cristianas - se puede consultar aquí:

http://www.herenciacristiana.com/christianhorror/nazis.html

Díganme ahora que esos sacerdotes eran artistas de circo disfrazados.

Severian dijo...

Maria:

Si tu punto con la comparacion es que Pio XII no era tan malo como Hitler, eso es facil de aceptar. Solo que... ¿Yyyy?..... Eso no quita que una de las mayores calamidades del siglo XX haya contado con una masomenos tibia condena desde la iglesia catolica (tal vez porque esta fue una de las mayores calamidades de otros siglos). Lo que lo hace mas grave es que la iglesia se atribuye el derecho a decidir nada menos que la diferencia entre el bien y el mal. Solo que olvida resaltarla cuando la diferencia realmente importa (la dictadura argentina es otro ejemplo) y en cambio gasta saliva cuando aparece una mina en tetas en horario de proteccion al menor o se reparten preservativos. No se si es hipocresia o estupidez, pero lo que si sé es que es asqueroso.

Si queres te doy mas material de tu estilo, para que puedas usarlo en tus argumentaciones: Henry Ford era un reconocido antisemita... El régimen nazi fue primero apoyado por sus posteriores enemigos occidentales, que veian en él "un freno" al comunismo sovietico... El fascismo español, la unica version del nazismo triunfante, fue apoyado durante los siguientes 30 años por los vendedores de democracia de occidente, que olvidaron ganar la IIda guerra en la peninsula iberica

¿Estas dispuesta a aceptar que todo eso quiere decir que el capitalismo occidental es nazi-fascista? A la hora de hablar de los nazis, te acordas del pacto con Stalin y pensas que con eso podes argumentar que el comunismo y el nazismo son la misma cosa. Pero te olvidas de todos los otros pactos que hizo Hitler con la otra mitad del mundo, que se olvido de condenarlo hasta el primer millon de muertos, y despues empezo a levantar la voz de a poquito, cosa que no quedar en orsai si Hitler ganaba la guerra...

Tito... dijo...

Otra: hablando de cómo me suenan las palabras, Bono es lo más "solidario" del mundo, pero no es caritativo (bah, capaz que sí, que se yó... tal vez sea demasiado salame).

Tito... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Verdugo en el Umbral dijo...

oH, oH,... jACK,... PARA QUÉ DISCUTIR DE RELIGIÓN. TE ENROSCÁS EN SU TERRENO. NADA TIENEN DE VALIOSO. aL CARAJO CON ELLAS. ES VERDAD, EN Irlanda CATÓLICO ES SINÓNIMO DE POBREZA PERO ESO NO DICE NADA BUENO DE LA RELIGIÓN. eN BUENOS AIRES LA CUMBIA VILLERA SIGNIFICA MARGINALIDAD... Y?
QUE SE CAGUEN LOS CREYENTES. "ATAD A LAS RELIGIONES A LAS VÍAS Y PASADLES CON EL TREN ROJO POR ENCIMA" dijo M. G. "VERÁN LO QUE SUCEDE" AMEN...

Jack Celliers dijo...

¿Qué dice Verdugo?

Está bien, está bien... A las religiones las podemos atar a las vías, pero no a todos los creyentes, o vamos a quedar poquísimos en el mundo, mire...

El Verdugo en el Umbral dijo...

Totalmente de acuerdo. Pero aclaremso "Los creyentes" no existen. Lo que importa es si está a favor de la historia o encontra de ella. Sumemos a los que representan un afuerza progresistas. Por ejemplo Juan MAnuel Soria no tiene nada que ver con mis compañeros de trabajo creyentes y revolucionarios.
Saludos y siga Ud. regalándonos su pluma que tan bien nos hace..

Jack Celliers dijo...

Gracias. El problema con JMS es simplemente uno: que carece de sentido del humor.

El Verdugo en el Umbral dijo...

Estimado Jack: le pido autorización para piblicar en "mi" blog su artículo "Leopolditto o nuestra..."
Desde ya Gracias....

Jack Celliers dijo...

Pero sí hombre... rescátelo del olvido y la inepcia.