29.8.06

Bucarest I



Tiene la incoherencia aceptada y familiar de un sueño. Bellos edificios de arquitectura francesa infamados con carteles de neón. Bloques despintados de la época socialista. Modernos edificios de cristal que sólo logran resaltar las calles exhaustas. Alguien me dijo: cuando entiendas esta ciudad la vas a abandonar.

Una chica se me acerca por la calle rota. En los folletos que promocionan la ciudad nos invitan con las delicias de ese capitalismo recién llegado: putas y casinos. No hay tiempo que perder. La prostitución callejera está decentemente prohibida, y sólo se permite la profusión de garitos adecuadamente promocionados en papel satinado. La decencia. La clase social.

La chica se me acerca y ofrece. Un inglés bastante bueno, pienso sin querer. Digo "no" lo más suavemente que puedo y se me ocurre una idea: preguntarle cuánto y regalarle el dinero. Pero más allá veo un mendigo. Y aún más allá chicos. Todos esperan lo mismo. Pocas miradas tienen menos secretos que la mirada del que pide.

Inmediatamente pienso en Jesús. Ordenó vender todo y darlo a los pobres. Tranquilizarse pensando que se lo ordenó a otro, a otros, en otro momento y otro lugar, pensar en alguna cláusula. Gestos reflejos de ese viejo enemigo que conozco tan bien.

Algo sabía de socialismo el loco extremista hijo de puta. Mucho más que yo.

21 comentarios:

Niño Barroco dijo...

ah, ése sí que sabía...
más que cualquier judío progre...
All you need is love, al final...

KuruPicho dijo...

uLTIMO MARXIANO, ¡son lindas las rumanas que se ofrecen? No hablaste de "caris" solo mencionaste ke manejaba bien la lengua franca.Quedamos interesados en su cuerpo además de su lengua.¡Se ofrecen a cualkiera o te vio con cara de platudo yankee? Una crónica in poco escueta, me parece, nis kedamos con las ganas, y para otro posteo esperamos ke incursiones sobre la tan mentada mafia rumana que supuestamente (again los yankees) han plantado uno de sus tentáculos en Ciudad del Este, en las ya ahora no solo famosas sino gracias a Mann y su peli "Vicios de Miami" globalizadas por la mirada de Hollywood, en las 3 fronteras.

Cecilia Paz dijo...

Cristo, el primer socialista.
O Tiberio Graco, me caía bien en primer año cuando estudiamos el Imperio Romano.

Galo dijo...

Me gusto eso de "cuando entiendas esta ciudad la vas a abandonar". Parece que de muchas ciudades de Europa del Este dicen cosas semejantes.
En el circulo de Petrashevsky tambien decian que Jesus era socialista, aunque despues Dostoyevsky se arrepintiera.
Las chicas tienen que poder pagarse los estudios, pensar en eso.

Migaly Wanne Eickel dijo...

La vuelta de rosca la tendría que haber completado con algunos zelotes.

x-men dijo...

...che de rumania son los autos esos que hay aca marca Dacia???, que son como el chasis de un Renault 12 pero mucho peor.

Jack Celliers dijo...

Niño: Jesus no era tan "love" como lo pintan. Acordemonos del látigo contra los mercaderes. No es moco de pavo.

Kurupicho: Las rumanas estan muy, pero muy buenas. Casi tengo que decir que Bucarest en minas esta cabeza a cabeza con Buenos Aires... y casi con alguna ventaja, lo que ya es decir mucho (Buenos Aires es una de las ciudades con minas más lindas)

X: Si, los Dacia son rumanos. Una bosta, pero duros y resistentes. Se ven muchos en Bucarest, aunque se ven tambien coches de locos: Mercedes, Rolls Royce, Aston Martin, Jaguar, Maseratti, Ferrari... todo en una ciudad hecha mierda y con pibes descalzos. Una delicia.

Moro dijo...

Justo cuando me empesas a caer bien te mandas una como esta.

Si podías terminar el post sin blasfemar¿Por que esa necesidad de ser irrespetuoso?.Ah! claro...es que si no tus prosélitos lectores se iban a decepcionar de verte elogiar a Cristo (mas después del post anterior).

Si uno insulta a tu vieja te enojas, pero si insultan a la mía y me enojo me tildan de "facho" o de "extremista"...

¡Que la' pario!

Milkus Maximus dijo...

Moro, querido Moro. Mirá las cosas que me hacés hacer. Mirá que yo con Jack discrepo, y por mails solemos tirarnos algunas sillas por la cabeza, pero viene un tipo como vos y ocasiona que tenga que salir a defenderlo.
Es evidente que no has leído lo suficiente a Jack. Lo que dijo de Cristo, viniendo de él, es un elogio.
Si pretendés una profesión de fe como la que podemos dar vos o yo, no seas ciego: nadie puede dar lo que no tiene.
Disculpe Jack, la intromisión.
Y Moro, repito: mirá lo que me hacés hacer varón!!

reuben dijo...

Para mí que Jack quiso ser cura y lo rajaron del seminario.

Jack Celliers dijo...

Moro: Entiendo tu postura, y hasta la respeto. Simplemente te pido entiendas que tenemos lenguajes diferentes.

La frase hacia Jesus es - aunque te parezca extraño - fuertemente (si querés, agresivamente)admirativa y al mismo tiempo irónica. La admiración va dirigida a Jesus, y la ironía va precisamente en sentido contrario: dirigida a aquellos que lo consideraron "loco, extremista e hijo de puta" y lo trataron como tal.

Y (no) casualmente multitud de marxistas han sido tratados de igual y peor manera, exactamente con el mismo argumento.

De ahí que lo que te diga Milko sea exacto. Y creele: esta intervención le debe dar un dolor de cabeza terrible.

Milko: Gracias por entender. La intromisión es uno de los propósitos del blog, así que gracias por ella también.

Reuben: No dejo de entender tu molestia. Sucede que esquivo las etiquetas fáciles, por eso la gente simple tiende a ponérmelas.

Es curioso: en pocas líneas me acaban de acusar simultáneamente de blasfemo y chupacirios. Me alegra mucho, significa que voy exactamente por donde me gusta.

Almirante Margarito dijo...

Yo no sé si ud. es simple o no, ni sé si eso es bueno o malo, pero ciertamente anda ud. a etiquetazo limpio cada vez que ejerce el género "crítica de costumbres", que tanto le parece gustarle.
Del Nazareno mejor no digo nada, es como esa historia que cuentan de Voltaire: cuando fue conminado en su lecho de muerte por un cura a rechazar al Demonio, dijo: "¿Le parece que es momento para hacerse de enemigos?"

Por otra parte, casinos no sé, pero putas hay en todos lados, Jack. Si no me cree, péguese una vuelta por La Habana o Santiago de Cuba.

Jack Celliers dijo...

Almirante, ¿qué le pasa a su ingenio cuando viene por acá? Alusiones políticas facilongas, embestidas poco airosas, en fin.

Vamos, Ud. que es tan interesante contando sus andanzas por Parque Lezama, o aludiendo a oscuros horrores que lo perseguían cuando parece que era tan infeliz... a veces me conmueve de veras, ¿por qué acá es tan tosquito?

Vamos, inténtelo de nuevo, que yo sé que Ud. puede.

Comando Norma Aleandro dijo...

"...se me ocurre una idea: preguntarle cuánto y regalarle el dinero. Pero más allá veo un mendigo. Y aún más allá, chicos. Todos esperan lo mismo: un pete.
(...)
Inmediatamente pensamos en Jesús, quien nos guiña cómplice: no todos tienen su María Magdalena"

(de las crónicas del Comando Norma Aleandro en Transilvania)

Ecazes dijo...

Jack sabe de mercadotecnia...

Almirante Margarito dijo...

Y eso que no le dije nada de Ceaucescu, che, que no sé si es preferible a los casinos.
Además me decepciona, yo pensé que ud. sabría apreciar la anécdota de Voltaire. En fin, tal vez ya la conocía.
En cuanto a lo de las putas le cambio el espacio por el tiempo, si le gusta más. Putas siempre hubo, incluso antes del capitalismo. ¿Así está mejor?
Ud no me va a creer -porque nunca me cree nada-, pero algunas cosas compartimos. El problema no son las ideas, lo que no me termina de cerrar es su estilo, Jack, o la actitud si quiere(lo digo sin la menor ironía, aclaro por las dudas). Igual, como le dijo una comentarista en el post anterior, admiro su paciencia para debatir. De verdad, es ud. un verdadero titán.


PS: No leí bien: ¿Me dijo tosquito o trotskito?
PS2: ¿Para cuándo su anunciado post sobre Cuba?

Jack Celliers dijo...

Margarito, como ya dije: debatir me gusta mucho, no representa ningún esfuerzo titánico porque la reflexión es un placer sencillo y una diversión a la que agradezco poder dedicarme ampliamente.

El drama es que para debatir hace falta interés en el tema, y sospecho que Ud. no tiene ninguno. Sus argumentos son un poquitín pobres, poco interesantes y demasiado fáciles de refutar.

Así que más bien parece Ud. viene aquí porque algo le molesta de mí, y dice Ud. que es el estilo. Bueno mire, a mi me halaga (aunque Ud. tampoco me cree nada) muchísimo que Ud. esté tan pendiente de lo que escribo y que encima soporte este estilo mío que tan poco le gusta. No sé qué tendrá este modesto blog que Ud. vuelve y vuelve a cuestionar, a explicarme qué le gusta y qué no le gusta de mí y a pedirme que escriba sobre esto y aquello. Me deja perplejo y no poco agradecido.

Ojo, ¡no se crea que no me interesa su opinión! No sabe cuánto la tengo en cuenta. Simplemente digo que quizás se fatigue un poco de tanto leerme sin más objeto que decirme cuánto lo molesto. Me apena molestarlo, y me apena que tenga que pasar por este trance.

En cuanto a los futuros posts, tranquilo Margarito, no sea impaciente, ya vendrá. Le tengo que agradecer que me lo recuerde, ¡Ud. registra cada frase de este blog en su memoria! Yo mismo casi no me acordaba... En resumen: Ud. me abruma con un interés sin duda inmerecido.

Salute!

PD: Tosquito - trotskito estemmmmmm... de nuevo, no se ofenda por favor, pero su ingenio aquí se resiente.

PD2: ¡No comenté la anécdota de Voltaire! Tiene razón, yo a Ud. lo leo con mucha menos atención de la que merece. Discúlpeme, trataré de que no vuelva a suceder.

Comando Norma Aleandro: Fuera del hecho de que Bucarest no queda en Transilvania, el resto impecable.

Ecazes: Uyyyyyy, ¡No me saque el tema! Ud. no se da una idea de lo que yo se de mercatodec... mercadoctina, merca.... merca dijo???

Almirante Margarito dijo...

Hablando de argumentación, la evidencia me obliga a reconocer que no me da mucho resultado la parte de la "captatio benevolentiae". En fin, soy un torpe sin remedio...

Anónimo dijo...

Porque cuando se habla de las rumanas nos tenemos que desviar?
Rumanas igual a Putas, no se de quien es la culpa, probablemente de sus maridos y novios, culean no muy bien, aprenden rapido y mejoran, le ponen los cuernos a sus maridos/novios, pero tienen un terror de que se enteren, en resumidas cuentas unas grandisimas PUTAS

Anónimo dijo...

Anonimo, te doy la razon, confirmo todo, si quereis verlas, en cualquier Hotel de horas en Madrid, las veras con un no rumano, lo que no entiendo porque no les gusta chupar ni que las den por c..., bueno la chupan sin dejar que acabes en su boca, no las entiendo, estan buenas y limpias, debe ser porque las ensenaron a lavarse bien, en sus puebles son bastante guarras "Rumanowski"

Jack Celliers dijo...

Bueno, lo que es seguro es que son mucho más elegantes que las españolas, que son en general gordas, se visten mal y hablan como unas camioneras. Así que las rumanas pueden ser todo lo putas que quieran, las prefiero.