17.7.09

Malcolm X, la sirvientita y las elecciones.





Malcolm X

Con su voz ronca e irónica el inolvidable Malcolm X decía que no había "negros" sino dos clases de negros: el negro de casa y el negro de campo.

Los negros domésticos vivían en la casa del amo, vestían bastante bien, comían bien porque comían de su comida. las sobras que él dejaba. Vivían en el sótano o en el desván, pero vivían cerca del amo y querían al amo más de lo que el amo se quería a sí mismo. Daban la vida por salvar la casa del amo, y más prestos que el propio amo. Si el amo decía. "Buena casa la nuestra", el negro doméstico decía: "Sí, buena casa la nuestra". Cada vez que el amo decía "nosotros", él decía "nosotros". A sí puedes identificar al negro doméstico. Si la casa del amo se incendiaba, el negro doméstico luchaba con más denuedo que el propio amo por apagar el fuego. Si el amo se enfermaba, el negro doméstico le decía: "Qué pasa, amo? ¿Estamos enfermos?" ¡Estamos enfermos! Se identificaba con el amo más de lo que el propio amo se identificaba consigo mismo.

Al negro del campo lo apaleaban desde la mañana hasta la noche; vivía en una choza, en una casucha, usaba ropa vieja de desecho. Odiaba al amo. Digo que odiaba al amo. Era inteligente. El negro doméstico quería al amo. Pero aquél negro del campo, recuerden que era la mayoría, y odiaba al amo. Si ibas con el negro del campo y le decías: "Vamos a escaparnos, vámonos de aquí", el no preguntaba: "A dónde vamos?" sólo decía: "Cualquier lugar es mejor que este"


No hace falta ser muy perspicaz para darse cuenta de que no es el color de la piel lo que define estas conductas.

La sirvientita

La sirvientita de la casa rica está encantada de servir en la casa rica. Es verdad: lleva una existencia estrecha y minúscula, pero escapa de esa estrechez gracias a los portentos de la imaginación. Estar tan cerca del mármol de Carrara, pasar el plumero para descubrir el brillo impecable, regodearse la vista en la mansión; todo eso la hace soñar. Por un lado, también es verdad, mira furtiva y esquinada a la señora de la casa que apenas le da pelota mientras se hace servir el cafecito. Envidia no le falta a la sirvientita. Pero el hecho de llevar un uniforme tan coqueto y de moverse en medio de un lujo que no puede tocar pero que puede ver le hace pensar que esa casa es un poco de ella, aunque duerma en el altillo o la pensión. De vez en cuando liga algún regalito de segunda mano, un mp3 player que el nene ya no usa, ropa usada, bagatelas diversas. Mira con horror a los negros y a los marrones, que son tan negros y marrones como ella pero están sucios, no tienen esa posición que ella logró gracias a sus méritos.

Si se le preguntara a la sirvientita cuáles son esos méritos seguramente diría que ella es buena y no le da problemas a los patrones con un tono de cumplida satisfacción. Colocar a la sumisión en un alto pedestal, elevarla a la categoría de una dignidad es parte indispensable de todo sistema educativo para formar esclavos.

El patrón sabe de las fantasías de la sirvientita, y sabe que esas fantasías son su mejor triunfo a la hora de usarla para satisfacerse. El patrón es poderoso, anda en negocios y altos asuntos de los que ella –que es una cabeza hueca sin remedio– nada sabe. Ella sólo sueña con ir a Miami, con uno de esos viajes importantes a los que el patrón le promete vagamente llevarla un día de estos. Y el patrón es pesado. No vamos a describir aquí sus costumbres íntimas, descripción innecesaria y desagradable, pero la sirvientita tiene momentos de depresión, momentos en los que se siente ninguneada, usada, manoseada. Una rabia oscura que sólo puede apaciguarse cuando observa a los negros y a los marrones de afuera, cuando sueña inmediatamente –otra vez– con ese viaje sofisticado que el patrón le susurra cada vez que la necesita.

Todo esto se desenvuelve no sin sobresaltos. Un día el patrón se puso realmente violento, le hizo cosas espantosas, la violó de una forma obtusa. Es decir: haciéndole saber que la estaba violando, que era una mera cosa. Y esta vez la sirvientita armó un despelote: amenazó, gritó, chilló, lloró. Invocó derechos, se puso solemne, juró y rejuró que desde ese día las cosas iban a cambiar, que iba a hacer valer sus derechos. Acudieron a su boca palabras pomposas: su decencia, su honestidad, su dignidad, el debido respeto, bla bla. En un rapto de audacia llegó a decir que se juntaría con los negros y los marrones y asaltaría la casa y haría volar por los aires todo el orden establecido de una buena vez.

Pero el patrón volvió a hablarle con voz suave, le mostró la casa diciéndole que un día, si se esforzaba y lo complacía un poquito más, sería suya ¿Irse con los negros y los marrones? ¿De veras? ¿Y dejar todo esto, todos estos sueños, toda esta belleza?

El patrón habló y habló y habló. Envolviendo con dulzura las promesas, llamando a la racionalidad y el buen tono, no sin sutiles amenazas y con paternal suficiencia. Le habló de lo feo que es allá afuera y de lo lindo que es acá adentro. Le hizo un par de regalitos más ¿Hacer desaparecer esto? ¿Y qué vas a hacer vos, que no sabés nada? Aventuras de chiquilina, rabietas de inmadurez romántica, tonterías. Vamos, no llores más. ¡Ah! Y las ventanas, no te olvides de las ventanas.

Y así la sirvientita cabeza hueca volvió a soñar, y gracias a los sueños se fue conformando con cada vez menos, trabajando cada vez más, hasta que un día el patrón, aburrido, la violó, la maltrató, le escupió encima y le pegó una definitiva patada en el culo. Sola en la calle, y sin necesidad de la menor palabra, la sirvientita se dio cuenta por fin de quién era: estrictamente nadie.

Las elecciones

Y sí: la sirvientita es muy cabeza hueca. Diez años de menemato, degradación social espantosa, corralito... Y dale que vamos otra vez.

La próxima sesión de sexo violento va a ser jodida. Muy.

59 comentarios:

Chancho burgues dijo...

Después de esa experiencia tan traumática, la sirvientita fue a trabajar a la casa de una familia en Florencio Varela. La casa era grande, pero más humilde. Allí se sintió contenida luego de tanto dolor; allí comprendió que todo aquello que había vivido en aquella mansión había sido una pesadilla.

Y así, comenzó a querer a su nuevo patrón, porque reinvidicaba su condición de persona, porque reinvidicaba a todas las sirvientas. Y ella limpiaba contenta, y le pagaban poco pero a tiempo. Y cuando se despertaba, el patrón le decía buenos días, cómo has dormido, todo bien?

Los meses pasaban y la vida comenzó a ponerse un poco cara. Cómo decirle al patrón que ya no le alcanzaba el dinerito para ir de compras al Once. Cómo?

Un día se lo dijo, y el señor se enojó mucho. Enardecido le espetó que estuviera contenta porque hacía cien años los esclavos trabajaban encadenados. “Señor”, pensó, “ya sé que hubo injusticias pasadas muy graves pero el sueldo no me alcanza para mandarle plata a mi familia en el Chaco”. Pero calló.

La inflación continuó su paso implacable, pero el jefe seguía pagándole lo mismo. Cada tanto alguien se quejaba y el patrón se ofuscaba y el mal humor le duraba muchos días. Quieren volver a la casa de ese que se las violaba?, Quieren ir a alguna casa de algun trasnochado que las encadene como hacían con gente como ustedes hace cien años? Ehhhhh?.

Pero un día coincidieron jardineros, sirvientas, plomeros en un mismo lugar. Cada uno relató que el día que más trabajaban era el lunes, porque parecía que durante los fines de semana la casita humilde se transformaba en tremendo bacanal. Y escucharon historias de los vecinos, historias de excesos, de lujuria, de derroche.

Y si tiene plata para la joda, no tiene plata para darnos un aumentito?, razonaron. Pero nadie se animó a decirle nada, porque el patrón siempre estaba iracundo.

Y un día el señor se enojó tanto que, con los ojos llenos de venas cardenas, violó a la sirvientita.

Llena de dolor salió a caminar. Sentada en un banco de la plaza vio pasar a un sobrino de su primer patrón. Se reconocieron y entablaron una conversación. El viejo patrón ya estaba viejo pero no se arrepentía de todo el mal que había hecho.

El sobrino había comprado una casa en otro barrio. Le faltaban dos meses para terminarla y necesitaría personal doméstico. Tímidamente le preguntó si le interesaba trabajar con él. Saber que trabajaría para el familiar de quien tanto mal le había hecho le dio un rechazo súbito. Y se negó. Y volvió a la casa de Florencio Varela, y el patrón le dijo que había despedido a la otra sirvienta porque se quejaba demasiado, que estaba con las bolas llenas de que inventaran historias de que el dinero no alcanzaba, que adujeran que él se abusaba de algunas de ellas. “Les doy el amor que no consiguen en otra parte”. Y le bajó la bombacha y se la metió hasta el fondo.

Y vinieron los sobrinos del señor y se turnaron con ella y los jardineros. Pero claro, eso era mejor a tener que andar por la vida con cadenas, no?

Una mañana se levantaron todos y se fueron caminando hasta la casita del sobrino de aquel patrón tan malo. Preferimos que nos traten mal pero al menos vivir en una casa más linda, habían concluído luego del mate matutino.

Y el patrón de Florencio Varela, al ver el hecho consumado, se enojó como nunca se había enojado. Y siguió dando órdenes en la casa vacía, y siguió caminando por la casa con el pene erecto para violar a alguien, pero ya nadie estaba allí. Bueno, estaba la esposa, pero ella se la pasaba en la peluquería.

A los pocos meses su sobrino escribió una apología de todo el mal que su tío había hecho. Palabras más, palabras menos dijo: “Negros de mierda, desagradecidos, sin cadenas y encima de quejan”.

LR dijo...

Muy buena nota Jack, aunque un tanto pesimista. Me vino a la memoria la película Tierra y Libertad. El protagonista, inglés, se encuentra con una sirvienta que se quedó sola en la casa mientras sus dueños, también ingleses, huían de la revolución. Esa sirvienta al menos se colgó el fusil al hombro y se fue a luchar con los negros (de todos los países). Sabemos que la historia terminó mal pero hay formas y formas de terminar mal.

Saludos

Jack Celliers dijo...

LR: la sirvienta de la que hablás tiene poco que ver con la de mi cuento. Clasemedia se llama.

Chancho, yo celebro que mis modestos ejercicios literarios te entusiasmen tanto como para que escribas vos también. Dicho esto ¿no podrías ser un poco menos grasa? Un poco nomás.

Luz dijo...

Ay Jack...
Su sirvientita Clasemedia le salió perfecta.

Pido permiso para reproducirlo en mi blog.

Abrazos, como siempre

CHESTERTON dijo...

Jack,

hace rato que no pasaba por acá, ...pero veo que continuas en tu pecera...¿nunca un Horkheimer, un Adorno, un Benjamín?

No es que sea devoto de estos muchachos, pero eran lo suficientemente brillantes para darse cuenta que ser zurdo ortodoxo y ser un zurdo despierto, son términos contradictorios.

Yo no te digo que te hagas devoto de Kierkeggard o Guitton, pero por lo menos hace un esfuerzo con Horkheimer, y porque él se aleja del marxismo ortodoxo. La crítica es devastadora.

Bue, saludos, y que andes bien.

G. K.

Chancho burgues dijo...

Quien sos Jack?

Una persona de izquierda que cree que la discriminacion es para los racistas de derecha o un intelectualoide a quien le gusta descalificar con el calificativo de grasa.

Una persona con muchos estudios que analiza la informacion desde varios angulos o uno mas de la masa a quien se lo engana con un par de frasecitas izquierdosas?

Una persona que quiere ante todo la justicia o el tipico comunista que, si el fin les queda, acepta todo tipo de abusos?

Alguien que aboga por el derecho de los menos favorecidos por el dado de la naturaleza o alguien que, para graficar a un ser imbecil y sin capacidad de analisis, utiliza la imagen de una sirvienta?

La gente pobre no es tonta, por mas que a muchos les guste asi creerlo. Si votaron como votaron es porque luego de varios anos de abusos, simplemente se cansaron.

Si, mi relato es grasa, pero es asi porque quise darle continuidad al escrito que vos comenzaste.

Leerte es algunas veces interesante pero otras, como esta, es leer a un ser que, por un chori y un garnacha, compra ideologia sin hacer ningun tipo de analisis.

Dale Boca!!!

Severian dijo...

Uhhy, Chancho, sos un boludo esferico: la sirvientita sos VOS nabo, no entendes la metafora? O estas confesando de una manera bastante entreverada que te encanta que 'te la metan hasta el fondo'.

Vos y la gente de clase media como vos, que se identifica con 'la gente trabajadora del campo', porque en su terrible mediocridad prefieren creer que se parecen mas a Miguens que a D'Elia, cuando la realidad les grita en la cara lo contrario. Tu realidad, la TUYA, es mas cercana a la de un 'negro de mierda' que a la de un oligarca, y va a seguir siendo asi por mas que tu empresa te ascienda y te suban el sueldo esos tres miserables pesos que tan contento te ponen.

Y finalmente, para contribuir a tu felicidad te paso un consejo. Para que tu simulacion de ser un aspirante a gran capitalista sea un poco mas creible, empeza por un detalle fundamental: los oligarcas no argumentan, no intentan convencer a los demas de que el sistema es bueno, lo imponen y punto. No 'se la dan' de vivos, son vivos. Asi que para de una vez de ponerte en ridiculo, y sacate esa bikini que estas muy gorda!

Anónimo dijo...

¿Menos grasa -estúpido y previsible- que el cuento del patrón malo violador y la sivienta víctima? Por favor, el marxismo te secó tanto las neuronas que no entendés la ironía del Chancho ...

Jack Celliers dijo...

Caramba, parece que el adjetivo "grasa" molestó mucho.

Mira Chancho, se trata de una sugerencia estética, con lo volátil que es ese tema no pasa de ser un punto de vista personal. Sólo me parece que escribís groserías y que eso no es de buen tono, no es gracioso, en fin: es tontito, de nene de primer grado.

Parece que constatar el hecho te enfureció tanto que lo llamás "discriminación"... ¿No te paree un poco mucho?

Sólo trato de ayudarte: si querés ridiculizar mi relato al menos tomate el trabajito literario de copiar el estilo, intentar ridiculizarlo amontonando palabrotas de las que (fijate bien) el texto original está exento denuncia un intento torpe, desmañado... no quiero decir "estúpido" para que no lo tomes a mal, pero es medio tontito, en serio.

Mi relato es en efecto previsible y sin duda estúpido. Carezco del talento necesario para narrar una situación estúpida y previsible de un modo que no sea estúpido y previsible.

Estos consejos de estilo también te ayudarán a escribir alter-egos creibles. No lo hagas escribir igual que vos, de última pedile a un amigo.

Saludos!

Jack Celliers dijo...

Chesty:

¡Tanto tiempo, ya me preguntaba por dónde andarías!

Gracias por las sugerencias de títulos, en todo debate intelectualoide - marxistoide - pajamental hay que citar títulos, muchos títulos. Y precisamente en ese tono en el que lo hacés vos: "Che vos, ¿nunca un Adorno, eh? ¿Un Benjamin?". Es exactamente el tono de debate en el cafecito de la facu.

¿Qué haría este blog sin vos? Sos providencial.

Chancho burgues dijo...

Jack,

Varios puntos:
1. El anonimo no fui yo, por lo tanto asumiste una huevada.
2. Hace anos que no vivo en Argentina. Jamas vote, por lo que varias de los puntos que asumis son otras huevadas.
3. Hace un tiempo definiste como cobarde a quien insulta por internet. Veo que ahora lo haces vos: deberiamos utilizar dicho adjetivo con vos?
4. Me habre quedado afuera de algunas metaforas de Borges, pero la tuya era demasiado obvia y berreta como para no entenderla. Ademas, que el autor tenga que explicar una metafora es tan triste como el comediante que tiene que explicar su chiste.
5. Si la clase media fue la que hizo perder al gobierno, asumis que el 70% de la poblacion es clase media. Perdon, los numeros no me cierran.
6. Me cuesta creer que la inteligencia no te de para ver que K es casi lo mismo que Menem. Es que acaso tengo que mostrarte videos donde el Sr. K elogia al Presidente Menem? Es que acaso te tengo que mostrar que el Sr. K voto a favor de la privatizacion de YPF? Es que acaso un par de fotos con las Madres de Plaza de Mayo es suficiente como para que creas que estos son menos chorros y corruptos que los otros?
7. Creo que la gran diferencia entre Menem y K es que aquel le robo al Estado, que en Argentina es un ente abstracto y por lo tanto la gente no lo ve como algo tan malo, pero K se metio directamente en los bolsillos de la gente.
8. Insisto, si me la van a mandan a guardar, espero que al menos me lleven al cine, a cenar y me compren flores.
9. Lamentablemente el gobierno K comparte con vos el concepto que la gente es una sirvientita boluda. Cuanto mas piensen eso, menos se van a dar cuenta el rechazo que producen. Los resultados estan a la vista.

Vladimir dijo...

Especifico: "Exactamente el tono de debate en el cafecito de la facu" entre alpedísticos lectores y ningunísticos militantes en la lucha de clases, esa cosa teórica y abstracta que la "praxis" pequebú resuelve en término de "campos" y demás boludeces.

brasil dijo...

Con respecto a las elecciones, los otros días me vino un curioso y fugaz pensamiento. Así como de pergueñó aquello de "El medio es el mensaje", no será hora de empezar a pensar que el modo de acceder al poder marca el resultado esperable...?

Par ami es obvio hace mucho que tener que elegir entre tipos como K o De Narvaez, es no tener posibilidad de elección. Como elegir comer vómito o mierda

Jean Paul dijo...

Un post bien, bien gorila. Qué suerte que la izquierda no existe.

Jean Paul Marat dijo...

Jack et un Porc Bourgeois sale la même personne.
Une vieille trappe d'écrivain médiocre

Jack Celliers dijo...

Ay, qué suerte que tenemos a Yanpol. No aporta ni crítica ni argumento ni nada, pero no pudo resistirse a comentar una segunda vez para demostrar que sabe escribir en francés. Ojo, ¿eh?

Yanpol Yanpol, qué grande sos!

LR dijo...

Jack, que curioso, lo tildan de gorila justo ahora que se queja de que ganó la "restauración conservadora", en fin, desde la Comuna que los franchutes no "esisten".

Jack Celliers dijo...

Chancho: vamos progresando, al menos tu último comentario es un planteo.

1) Mmmmhhhhhh...

2) No veo dónde asumí que hayas votado nada.

3) ¿Cuál insulto? No te califico a vos como persona, sólo tu comentario que me parece bastante pavote.

4) Me acusás de hacer una metáfora obvia y al mismo tiempo de explicarla. Tan obvia no debía ser ya que no la entendiste

5) Esta sí es una objeción interesante. La demagogia no me interesa, y que me llamen "gorila" me trae sin cuidado. Las actitudes mezquinas, desesperadas, ilusas y egoístas no son patrimonio exclusivo -lamentablemente- de la pequeña burguesía. La derrota de la clase trabajadora se nota en todos los frentes, también en el ideológico. La sirvientita es alguien que para conservar una mínima, miserable ventaja traiciona sus intereses de clase.

Mi opinión, podés estar de acuerdo o no, es que esa actitud de "carrera de ratas / sálvese quien pueda / yo me acomodo el resto que se joda" es estéril y lleva a todos los que viven de su trabajo a tener que bajarse los pantalones. El trabajo es una mercancía, si su precio va a la baja (y en las últimas décadas lo hace cada vez más pronunciadamente), todos los que viven de un trabajo se joden, incluso los "trabajadores privilegiados".

6) Efectivamente K es casi lo mismo que Mendez, lo percibo con mi escasa inteligencia; de manera que la tuya (mucho más aguda) entenderá que De Narvaez tampoco es precisamente diferente.

7) Creer que el estado es un ente abstracto que nada tiene que ver con tu bolsillo es tan ingenuo que me dan ganas de llorar.

8) En cuanto vaya a Bs As te compro un ramito y unos bombones (de Corso, si es que todavía está).

9) La gente que votó a De Narvaez y que vive de un salario no es boluda ni deja de serlo, simplemente busca una salida eligiendo una puerta por la que ya entró hace casi un par de décadas. Me limito a pronosticar que el resultado va a ser el mismo, veremos si tengo razón o no.

POr último: el gobierno de K y CFK, con todo lo berreta y lamentable que es, al menos logró una tímida reactivación industrial. Muy trucha, muy sesgada, muy corrupta sin duda, pero al menos no destrozó lo poco que queda de la industria nacional, no concentró (como hizo Cavallito) las finanzas en el capital transnacional, y en definitiva hizo lo que pudo -estrictamente dentro de los límites del capitalismo- para recrear algo parecido a un mercado, mercado que la propia burguesía destrozó sin contemplaciones luego de obtener -gracias al mendezismo- la suma del capital público. K sólo fue llamado para poner un poco de orden en semejante desastre, y ahora le pegan una patada en el culo para poder seguir la fiesta.

Pero lo que queda de la industria nacional es muy muy poco, la fiesta no va a poder durar otros diez años, así que como dije: la próxima sesión de sexo violento va a ser muy jodida ¿Me equivoco? Ojalá.

Saludos.

Jack Celliers dijo...

LR: Bueno, se acuerda de que a uno le decían "gorila" si se oponía a Mendez, porque todos sabemos que Mendez era Nac&Pop ¿no? ¡Usaba la estrella federal y todo! Y las patillas a lo Quiroga, y el salariazo y la revolución productiva y...

Che, ¿alguien se acuerda? ¡Qué tiempos aquellos!

Jack Celliers dijo...

Chancho, todavía te hago una aclaración más: la concentración brutal del capital financiero en Argentina que se dio durante el menemato fue la que hizo desaparecer bancos chicos que financiaban a la pequeña y mediana industria. Cavallito decía que la caída de bancos chicos era beneficiosa "porque así quedan las entidades realmente solventes, con capitales en el exterior, que pueden respaldar los ahorros".

Ya sabemos el resultado de esa política: el corralito. El gran capital financiero directamente confiscó los ahorros de un montón de giles de estopa que creían (y aun creen) en el capitalismo y la "propiedad privada". Broma genial del gran capital que estafa a la pequeña burguesía y a los trabajadorcitos privilegiaditos mientras los alienta a laburar como esclavos para "algún día" llegar a ser burgueses.

La gilada pegó un salto (¿te acordás?), protestó, chilló, gritó "que se vayan todos" y hasta amenazó con unirse a los piqueteros... y ahí los tenés de nuevo soñando con llegar a ser como De Narvaez que "hizo la guita laburando" (¡jua jua!).

Si el cuento de la sirvientita es estúpido y previsible, es porque la realidad argentina es estúpida y previsible ¿Qué culpa tengo yo?

Jean Paul Marat dijo...

Las aclaraciones de JC no hacen más que engordar su gorilismo.
Personaje Celliers: cambie la etiqueta de sus post y donde dice "política " ponga "ideología" pues no tiene nada de política toda esta bola izquierdista perpetuante de la lumpeneada de “filo” y ”sociales”.


PD: espero de pie los ateques de toda la banda de defensores de pobres y ausente que lo defienden.

PD: creo que en el PO, MST, PTS, etc,.. andan necesitando cuadraditos como Ud.

Jack Celliers dijo...

Yanpol, por mí seguí esperando de pie, pero te vas a cansar mucho ¿eh?

Anónimo dijo...

Jack, me parece muy buena la cita de Malcom X. Ahora, la metáfora de la sirvientita me pareció desmedida e innecesariamente sexista, no creo que sea indispensable recurrir a ese esterotipo machista para describir lo pelotudos que somos (o fuimos, o seremos)los argentinos...me extraña que por ser zurdo utilices a este tipo de recursos...¿patiarcado capitlista? ¿te suena el concepto??

Jack Celliers dijo...

Anónimo:

Gracias por dejar este comentario, ilustra perfectamente lo que vengo diciendo respecto del feminismo -evidentemente no leés mi blog hace demasiado tiempo- pero podés leerte algunos posts al respecto con sólo clickear el tag correspondiente.

Si entendí tu planteo, para ejemplificar una actitud negativa cualquiera está prohibido utilizar mujeres. Si de personajes miserables se trata, sólo pueden ser de género masculino so pena de caer en "sexismo".

Y todavía más: al parecer tampoco te diste cuenta de que no simpatizo en absoluto con el patrón, que es varón.

Pero claro que esto no importa: se ha criticado a una mujer = machismo-sexismo-fascismo. Lo que tiene de bueno el feminismo es que es muy simple.

Tenés razón anónimo: una mujer sería incapaz de hacer lo que describí; es un ejemplo imposible, una difamación, una mentira. Todas las mujeres son buenas y leales y jamás harían eso. Y los varones en cambio somos todos congénitamente hijos de puta y sólo ser feministas nos puede curar -parcialmente- de esa tara inducida por la testosterona.

Anónimo dijo...

Chupate esta mandarina:

http://50amaneceres.blogspot.com/2009/07/chilenos-y-argentinos.html

Martín dijo...

Realmente no entiendo qué es lo que pretendés representar con este cuentito tan simpático. ¿Acaso a la gente con deseos de ascenso social? Me parece una idiotez creer que las personas con aspiraciones materiales totalmente legítimas vayan a terminar violadas o humilladas, es más, incluso podría decirse que en los países libres lo más probable es que terminen desplazando, tarde o temprano, al patrón. Es una generalización absurda, basada en los típicos argumentos de explotador-oprimido-dependencia y blah blah del siglo XIX y los años '70. ¿Sabías que en los países desarrollados y libres las mucamas escasean? Y no es precisamente porque las personas tengan tiempo y ganas para limpiar.

Jack Celliers dijo...

Anónimo: ya me la chupé, y he tenido ocasión de leer al autor, que pertenece a la especie de los roedores. Si te interesa saber mi opinión podés leer los comentarios en el mismo post que recomendás.

Martín: Las aspiaciones materiales son legítimas, los deseos de ascenso social también. Lo malo es cuando todo se convierte en una carrera de ratas en la cual alcanzar un nivel de vida decente implica arrastrarse en la bajeza frente a quien tiene el poder.

¿Sabías que en los países desarrollados y libres las mucamas escasean?

Vivo en un país de los llamados "desarrollados" y he vivido y trabajado en varios de ellos, así que es posible que los conozca mejor que vos (que los mencionás genéricamente como si fueran todos iguales). Te aseguro que en esos países también hay miseria. Menos, pero la hay. Y las mucamas no escasean, lo que escasean son las mucamas con pasaporte. Informate mejor antes de escribir los clichés que aprendiste en revistas de consultorio.

Martín dijo...

Bueno, pero no dejan de ser mucamas "importadas". Mañana puedo entrar a Luxemburgo con diez mil africanos y eso no significa que el país esté más pobre.

La "carrera de ratas" está en las decisiones de las personas. Si a una vedette le gusta prostituirse para llegar a una obra de teatro, allá ella.

Me parece que tenés un concepto equivocado. Si lo que pretendés demostrar es que cuando los pobres apoyan a los ricos terminan violados y desterrados, estás equivocadísimo. Los intereses de pobres y ricos son los mismos, porque cuando el patrón incrementa su patrimonio se mejoran las condiciones laborales de los asalariados, sus sueldos y además se crea más empleo. Te sugiero que te informes acerca de las "tasas de capitalización" y su influencia en el nivel de vida de los obreros. El obrero explotado no es propio de los países civilizados porque cuando hay más inversión se produce un desplazamiento de las personas hacia tareas más "humanas" dejando lo rutinario para la máquina. No caigás más en lugares comunes de los progres, no parecés tan bruto como los que escriben en Página 12. En serio.

Severian dijo...

Desde mi jaula, sigo sorprendido por la biodiversidad de tus comentadores. Algún tipo de feromona poderosa convoca a los mas estereotípicos ejemplares de la clase media argento.

Incluso con un poco de trabajo se puede hacer algún tipo de clasificación lineana, fijate: en este post tenemos un ejemplar tipico del 'asadista', que con aliento a tinto y mietras se agarra la panza con las manos para digerir el asado, lanza verdades de sobremesa de asado dominguero(Piggy); sigue un 'Igantius Reilly' segun lo denominara JK Toole en 'La conjura de los necios', celibe a su pesar y atragantado de moralinas, que a pesar de que afirma haber leido muchos autores, sigue sin entender absolutamente nada (Chesty); luego hay uno o dos ejemplares de 'homo insegurus', que tienen tan poca fe en sus argumentos que solo saben demostrar desprecio -en dos lineas, claro, porque temen que si escriben mas se note lo mal que lo hacen- (Bloodimir y Chanpol, que para demostrar que vale algo repite su comentario en francés); el infaltable 'progre feminista', que cree que el mundo mejoraría si ademas de patrones hubiera patronas, y además de sirvientas hubiera sirvientos (anonimo); el omnipresente 'culposus', que como gana demasiada plata para lo que sabe que se merece, necesita justificar moralemente el orden que se lo permite (el lector del Postino y Martin, suponiendo que sean personas distintas). Salvo el 'Igantius Reilly', que es un verdadero hallazgo, los demás diría que componen un 90% de la biomasa mediopelo de la pampa húmeda.

Admito que es una clasificación parcial y ligera (por ejemplo, falta la 'concheta pelotuda' que se ha manifestado en otros posts), y que hay ejemplares que pueden pertenecer a mas de una especie a la vez, pero ¡es que me resulta demasiado tentadora la colección como para no intentar hacer algo con ella!

Jack Celliers dijo...

Severian, vuelvo a jurar que yo no los invento. Al menos no consciente. Permiso, tengo que contestar a uno de los ejemplares.

Martin:

Mañana puedo entrar a Luxemburgo con diez mil africanos...

Se escribe fácil. Intentalo y después contame.

Los intereses de pobres y ricos son los mismos, porque cuando el patrón incrementa su patrimonio se mejoran las condiciones laborales de los asalariados, sus sueldos y además se crea más empleo. Te sugiero que te informes acerca de las "tasas de capitalización" y su influencia en el nivel de vida de los obreros

Estoy boquiabierto. Sencillamente no puedo creer que con lo que está pasando todavía haya gente que sostenga esto. Tengo una curiosidad Martin ¿Qué edad tenés? ¿Desde qué mundo escribís?

En primer lugar la "tasa de capitalización" de la que hablás describe normalmente el proceso de valoración de una propiedad inmobiliaria, y es el porcentaje de ingresos anual de acuerdo al valor de la propiedad (lo que llamariamos "amortización").

Más generalmente podrías haber hablado de la "tasa de rentabilidad" o retorno de un activo cualquiera, que es el cociente entre los intereses anuales que reporta y el capital invertido.

Si lo que querés decir es simplemente "Cuanto más gane el patrón, más ganará el obrero", mejor ahorrate el vocabulario técnico. Ahora te sugiero yo que te informes acerca de algo llamado "plusvalía", hay un librito llamado El Capital que lo explica.

El obrero explotado no es propio de los países civilizados

Es evidente que nunca en tu vida estuviste en un "país civilizado" ¿Te informaste acera de la cantidad de homeless que hay en EEUU? ¿Y en el Reino Unido? ¿En qué países civilizados viviste y trabajaste, Martincho? Contame.

...porque cuando hay más inversión se produce un desplazamiento de las personas hacia tareas más "humanas" dejando lo rutinario para la máquina

Es evidente que en tu vida pisaste una fábrica, amiguito, ni de país civilizado ni de país salvaje. También es evidente que ignorás la historia de los "países civilizados". Hay un post en este mismo blog que habla de la conquista belga del Congo. Leetelo un rato y después decí que no puede ser, que son todas mentiras.

Hagamos un trato, yo dejo de leer Página/12 y vos dejás de leer La Cenicienta ¿Dale?

brasil dijo...

En realidad el argumento de Martin estuvo en boga en los 90: el capital excede al patrón, y se "derrama" sobre los trabajadores. La distribución es un proceso "natural". Pues parece que la fuente es tan grande que nunca se derramó un ápice

Aviso que en realidad comenté solo para saber que lugar me asigna el amigo Severian en su clasificación entomológica

Salú

Martín dijo...

En vez de impresionarte tanto por mis comentarios, deberías empezar a razonar un poco.

Cuando yo me refiero a "tasas de capitalización" estoy indicando la incidencia del capital en una actividad productiva. Es decir, las máquinas, tecnología, técnicas, organización y uso de los recursos humanos que se puede dar en cualquier proceso productivo.

Que la plusvalía se quede en manos del empresario es justamente lo que beneficia al trabajador, lo que aumenta su salario. Si el total de las ganancias quedara en manos del obrero la producción se estancaría, nadie se preocuparía por innovar y habría una suerte de statu quo que derivaría en la imposibilidad de satisfacer nuevas demandas y avances.

Vos te detenés en particularidades que no hacen a los temas relevantes. Lo único que falta es que salgas con algún cuento que te dijo un taxista de que en Estados Unidos pasa tal y tal cosa. Que alguien sea homeless puede significar un montón de cosas personales que no hacen al tema económico, y al fin y al cabo hay muchos más homeless en Calcuta que en Washington, y estos últimos reciben mejores dádivas que sus colegas indios. Pero la cuestión acá es el nivel de vida general, los salarios promedios; y es innegable que un obrero europeo tiene más bienestar material que uno boliviano.

Por eso, volviendo al asunto anterior, la plusvalía en manos del empresario representa un aumento del capital y de la inversión que deriva en beneficio para el trabajador, que pasa por el salario y por las condiciones de trabajo. Y no es que estoy menospreciando la mano de obra, es más, sin trabajo no hay producción; sin embargo, el capital hace de apoyo al trabajo para aumentar su rendimiento y mejorar la calidad de vida del trabajador. No es lo mismo arar con las uñas que con un tractor ni pescar a flechazos que hacerlo con una red de pescar, ¿me explico?

Si se arranca esta plusvalía nunca va a haber tractores, ni maquinarias, ni innovación, por ende se condena a los trabajadores que se pretendía beneficiar. El porcentaje de la producción en manos del trabajador puede ser muy alto, pero si lo producido es escaso entonces jamás hay bienestar. Lo importante es que la inversión per cápita sea alta.

Por último, me parece lamentable e injusto que se pretenda identificar al liberalismo o a la sociedad abierta con genocidios, colonizaciones y demás atrocidades contra los derechos ajenos. Justamente la base de la sociedad libre desde que Locke sentó sus bases es el respeto por los derechos del prójimo. Y siguiendo esa misma lógica, sería una incoherencia terrible decir que la inquisición o la pedofilia de los curas es un ejemplo de cristianismo o que la dictadura de Pol Pot se basó en el marxismo más ortodoxo. Dejémonos de pavadas.

Jack Celliers dijo...

Gracias Martín, voy a empezar a razonar un poco. Sólo un poco, que todo de golpe me hace mal.

Cuando yo me refiero a "tasas de capitalización" estoy indicando la incidencia del capital en una actividad productiva

Es decir: no estás hablando de las "tasas de capitalización", dijiste cualquier cosa. OK.

Si se arranca esta plusvalía nunca va a haber tractores, ni maquinarias, ni innovación, por ende se condena a los trabajadores que se pretendía beneficiar

...el capital hace de apoyo al trabajo para aumentar su rendimiento y mejorar la calidad de vida del trabajador. No es lo mismo arar con las uñas que con un tractor ni pescar a flechazos que hacerlo con una red de pescar, ¿me explico?

Sí, Martín, te explicás, pero estás confundiendo "capital" con "medios de producción", y estás planteando que los medios de producción sólo pueden ser de propiedad privada, por alguna razón que vos sólo conocés. Es una afirmación gratuita y sin la menor prueba, todo lo contrario de un razonamiento.

Que la plusvalía se quede en manos del empresario es justamente lo que beneficia al trabajador, lo que aumenta su salario.

La plusvalía es la diferencia entre la ganancia que el obrero produce con su trabajo y el salario que percibe -que es invariablemente menor-. Ergo: la retención de plusvalía por parte del capitalista no puede jamás "beneficiar" al trabajador sino que constituye una exacción, una quita sobre lo que produce.

Vos simplemente decís que esa quita es indispensable porque de otro modo no habría inversión. Eso sólo es cierto si considerás que los medios de producción y la inversión tienen que ser obligatoriamente privados, no hay ninguna razón para que TENGA que ser de ese modo. Salvo el interés del capitalista, claro.

Si el total de las ganancias quedara en manos del obrero la producción se estancaría, nadie se preocuparía por innovar y habría una suerte de statu quo que derivaría en la imposibilidad de satisfacer nuevas demandas y avances.

¿Por qué? ¿Por qué razón las ganancias son productivas en unas manos e improductivas en otras? Hacés una afirmación, muy bien, ahora demostrame que razonás y dame un argumento que la justifique.

Jack Celliers dijo...

Por eso, volviendo al asunto anterior, la plusvalía en manos del empresario representa un aumento del capital y de la inversión que deriva en beneficio para el trabajador, que pasa por el salario y por las condiciones de trabajo

¿Sí? ¿Quién obliga a un capitalista a invertir? Te doy una pista: ¿notaste alguna vez la diferencia de los procesos de inversión en el capitalismo desarrollado y el subdesarrollado? ¿Te preguntaste alguna vez si es tolerable para un país capitalista desarrollado permitir el desarrollo capitalista independiente de un país del tercer mundo? ¿Realmente creés que las intervenciones de la CIA y el Depto. de Estado yanqui en numerosísimas dictaduras pasadas y presentes (Arabia Saudita es un excelente ejemplo, Saddam Hussein en su momento otro) no tienen la menor relación con billetitos verdes?

Para vos la razón por la que unos países capitalistas son subdesarrollados es que... son tontos, son negros, no entienden nada, están atrasados, son inferiores genéticamente... tache lo que no corresponda.

Por último, me parece lamentable e injusto que se pretenda identificar al liberalismo o a la sociedad abierta con genocidios, colonizaciones y demás atrocidades contra los derechos ajenos

No es injusto en tanto se pueda demostrar que son causa y consecuencia. Lee a Marx y te vas a dar cuenta de que el capitalismo es un sistema formidable en lo que se refiere a proyección de las fuerzas productivas humanas, pero también es un monstruoso consumidor de plusvalía y un anárquico concentrador de riqueza.

Esta concentración de riqueza es precisamente lo que mata a la famosa "sociedad abierta", que no puede sostenerse si no tiene mercados abiertos a su disposición para colocar sus excedentes de producción. De ahí el colonialismo y el imperialismo, que son fenómenos naturales dentro del desarrollo capitalista. La libertad -y tampoco es una libertad igual para todos- que se puede respirar en algunos paises capitalistas no existiría si no fuera por el petróleo saudí (por ejemplo) y el férreo control político, social, sexual y hasta alimentario que impone a su población.

Que alguien sea homeless puede significar un montón de cosas personales que no hacen al tema económico

Si Martín: que "alguien" lo sea puede significar muchas cosas; pero cuando se trata de centenares de miles, evidentemente la economía tiene algo que ver ¿no te parece?

Razoná, dale.

Chancho burgues dijo...

Martin,

Es claro que los medios de produccion deben ser del Estado. Si te quedan dudas, mira lo que esta pasando ahora en Cuba donde estan reemplazando unos tractores viejos y herrumbrados por unos bueyes de ultima generacion.

http://www.unosantafe.com.ar/14.08.2009/noticias/29274_Cuba+cambia+tractor+por+buey.html

Si, ya se Jack, todo es culpa de Bush y su imperio.

Un compañero en el mismo camino dijo...

Ni vale la pena gastarse en responderle a liberales como Martín. Quien hoy sigue adhiriendo a la ideología liberal, después de 200 años de capitalismo, no es alguien con quien valga la pena discutir nada (salvo para usarlo como sparring si se quiere ejercitar la retórica).

Pero tomo el ejemplo de Martín para también hacerle una crítica a la parábola de la sirvientita que escribiste, Jack.

La gente piensa como vive, no vive como piensa. De tu misma parábola se puede deducir. Por lo tanto tu reprimenda moral a las "sirvientitas" es tan estéril (para la transformación práctica de esa realidad) como las condenas morales a Bush por haber roto la legalidad internacional. Esta parábola no le va a cambiar la cabeza a nadie, únicamente va a servir para que las personas moralmente indignadas ante la realidad del capitalismo (aunque tienen condiciones de vida bastante menos jodidas que las de la sirvientita y la de "los negros") se sientan reafirmadas en su indignación moral. Pero no sirve para explicar esa realidad, la realidad psicológica de los explotados, que impide que se rebelen aun en las condiciones más indignantes.

Únicamente te quedás en describir una conducta desde lo que vería un testigo de afuera (que, por lo tanto, juzgaría aquella conducta de acuerdo a su propia moral), pero no profundizás en lo que lleva a que esa conducta se reproduzca.

Al no reconocer ni un ápice de racionalidad en esa conducta te estás negando a comprenderla en su profundidad (y sin comprenderla, mucho menos podrás aportar a su transformación, que supongo que es algo que te interesa).

Un compañero en el mismo camino dijo...

(continúa y termina)

Pero vayamos a Martín. Gente como Martín no es que haya llegado tarde al reparto de ideologías socio-políticas sino que, como intuyó parcialmente Severian, que Martín escogió la ideología liberal para representar teóricamente su visión del mundo porque ésta valida racionalmente (racionaliza) su conciencia sensible sobre el mundo, el resultado de su experiencia de vida. Entonces, es muy probable que Martín sea o un (pequeño)burgués que quiere justificar su status social por su propio esfuerzo o un empleado aspirante a (pequeño)burgués que, si quiere ser patrón, obviamente no puede concluir que ser patrón está basado en la explotación, debe justificar la necesidad social del capitalista para el progreso de la humanidad.

Gente como Martín es la que tiene los típicos prejuicios de que, sin capitalistas, sin plusvalía, sin el látigo del hambre para la mayoría de la población no-capitalista, y por lo tanto sin un poder público que proteja la propiedad privada (el Estado), la sociedad se suicidaría, porque dejaría de haber producción, ya que la naturaleza humana es egoísta y nadie trabaja a menos que lo obliguen y/o le den algo a cambio, etc. Habría que avisarle que los obreros de la fábrica (ex-)Zanon, que recientemente han logrado la expropiación de la misma, la vienen haciendo producir desde hace años sin patrón alguno, sin despilfarrar recursos en pagarle a parásitos que administren lo que ellos mismos producen, y repartiendo las horas laborales para crear nuevos puestos de trabajo.

Pero gente como Martín no deja que un pequeño detalle como la realidad contradiga a su ideología perfecta (a la que siempre tratan de pulir para convertirla en una fortaleza lógica inexpugnable, por eso sólo leen los argumentos de otros para perfeccionar los propios, no para averiguar la verdad). ¿Por qué este comportamiento irracional? Porque la racionalidad es sólo la punta del iceberg de la psique humana. Porque no es que Martín piense como burgués por culpa de su ideología, sino que eligió esa ideología porque piensa como burgués.

La gente como Martín sólo dejará de pensar como burgués cuando la misma intensificación del conflicto entre el desarrollo del capitalismo y el desarrollo de la humanidad se haga tan inmediatamente evidente en su vida personal que se vea forzado a cambiar su consciencia de la realidad práctica y, como consecuencia, a cambiar las ideas con las que representaba teóricamente esa realidad.

Entonces, si abriste un ojo en el país de los ciegos, mejor invertirás tu tiempo en trabajar junto con quienes también lo abrieron para abrir los dos ojos, en vez de continuar con la tarea frustrante de retar a quienes todavía tienen los ojos cerrados. Estas reprimendas a la clase media o a los trabajadores con psicología de clase media no sirven ni para abrirles los ojos a ellos ni para que vos abras el otro.

Saludos.

Jack Celliers dijo...

Chancho: No, el imperio no tiene absolutamente nada que ver. No hubo intentos de invasión de Cuba, no hay estrangulamiento económico, son todas mentiras marxistas.

¿Ves? Tu estilo de "argumentación" es muy fácil. Mucho mejor la pasan en El Salvador u Honduras, que como todos sabemos son países soviéticos.

Jack Celliers dijo...

Estimado compañero en el mismo camino:

Percibo en tu comentario dos críticas, una referida al hecho de que yo debata con gente como Martín, la otra respecto el post mismo.

Pasemos a la primera: con quién vale la pena discutir y con quien no... me parece un asunto en todo caso personal. Yo no desprecio a priori la inteligencia de nadie y creo que cualquiera puede cambiar. Yo mismo por empezar.

Me pregunto entonces con quién/es debería yo entonces debatir, y parece que ofrecés una respuesta en ese sentido:

Entonces, si abriste un ojo en el país de los ciegos, mejor invertirás tu tiempo en trabajar junto con quienes también lo abrieron para abrir los dos ojos, en vez de continuar con la tarea frustrante de retar a quienes todavía tienen los ojos cerrados

No es por nada, pero me parece una metáfora de iluminado que categoriza a la gente en tres estamentos:

1) Dos ojos cerrados
2) Uno abierto
3) Dos abiertos

Creo que la realidad es harto más compleja que esto, que la apertura ocular es fundamentalmente multifacética, y que la conciencia o la combatividad política son fenómenos sutiles y multidimensionales. De algo estoy seguro: cualquier partido revolucionario se irá a pique si pretende aplicar esta fácil escala de tres niveles que vos proponés para la formación de sus cuadros y militantes.

Por otra parte, y suponiendo que esta categorización sea verdadera o siquiera posible: ¿Quién te dijo que me niego a debatir / trabajar con una multitud de gente? ¿Qué sabés vos de lo que yo hago o dejo de hacer?

Esto, querido compañero, es meramente un blog. Me limito a contestarle a quien quiera dejar su opinión. Y si me permitís un parecer: creo que un defecto de la mayoría de los marxistas es que son incapaces de dialogar más que con marxistas, alineándose sin duda con este criterio de "mejor juntarse con los que ya ven". Yo creo que un marxista tiene que ser capaz de afrontar cualquier debate y hablar con no importa quién.

Lo que creo entrever a través de tu critica es una vieja, muy repetida, gratuita (y para ser sinceros ya hartante) suposición de que yo no hago otra cosa que escribir un blog. Parece que un montón de gente me conoce personalmente y sabe qué hago o qué dejo de hacer. Es sorprendente.

Si vos tenés alguna actividad concreta a la que me quieras invitar, con gusto la consideraré. Aunque para serte franco: me cuesta no ver en quien propone esta categorización tuya un penoso esquematismo y hasta una cierta soberbia.

La gente como Martín sólo dejará de pensar como burgués cuando la misma intensificación del conflicto entre el desarrollo del capitalismo y el desarrollo de la humanidad se haga tan inmediatamente evidente en su vida personal que se vea forzado a cambiar su consciencia de la realidad práctica y, como consecuencia, a cambiar las ideas con las que representaba teóricamente esa realidad.

Permitime una crítica: esto que planteás es un excelente ejemplo de pensamiento mecánico. Trotsky señalaba con mucho acierto que el advenimiento de la conciencia era un proceso muy complejo y de varias vías según la persona. La vida personal de alguien puede estar marcada a fuego por el conflicto de clases y sin embargo esa persona puede estar huérfana de toda conciencia, ejemplos hay millones.

Vos criticás que yo me dirija a "los trabajadores con psicología de clase media" (si entiendo bien: trabajadores sin conciencia de clase)... Te hago una pregunta: ¿Vivimos en el mismo mundo? Porque en el mundo en el que yo vivo los trabajadores sin conciencia de clase son la enorme mayoría. Y en Argentina el resultado de las elecciones te indica claramente que una multitud de trabajadores vota contra sus propios intereses... Si vos creés que un marxista no tiene que "perder tiempo" dirigiéndose a ellos, me parece un error grave. Yo creo exactamente lo contrario.

Jack Celliers dijo...

Ahora vayamos al post:

La gente piensa como vive, no vive como piensa. De tu misma parábola se puede deducir.

Exactamente.

Por lo tanto tu reprimenda moral a las "sirvientitas" es tan estéril (para la transformación práctica de esa realidad) como las condenas morales a Bush por haber roto la legalidad internacional.

Creo que aquí reside la raíz de varios errores de apreciación que repetís en todo tu comentario. Por alguna razón decidiste que el post es un "juicio moral". Me divierte mucho que se considere nada de lo que escribo como "reprimenda moral" o "juicios morales". La moral como fenómeno separado de la realidad material me es del todo ajena, como toda metafísica.

El post no tiene más pretensión que mostrar una situación, con intereses en conflicto, elecciones de conducta y consecuencias. Las consecuencias no encierran el menor significado moral sino puramente material.

Únicamente te quedás en describir una conducta desde lo que vería un testigo de afuera (que, por lo tanto, juzgaría aquella conducta de acuerdo a su propia moral), pero no profundizás en lo que lleva a que esa conducta se reproduzca.

Como te dije, no hay absolutamente ningún "juicio moral". El post es simplemente la descripción de una conducta individual que contradice los propios intereses de clase, descripción que -creo- puede transpolarse fácilmente a una conducta social fruto de la misma falta de conciencia.

Lo que lleva a que esa conducta se reproduzca no es ningún problema moral, es simplemente cálculo. La sirvientita calcula que podrá acomodarse convenientemente, la "clase media" calcula que puede aguantar un poquito más y que el nene se reciba y haga guita... la gente simplemente suma, resta y hace balance.

El hecho de que no exista ninguna alternativa revolucionaria creíble -y parte de esta culpa la tiene la izquierda marxista- ayuda mucho a que las cuentas salgan como salen.

Si querés te concedo que el post no habla ya de esto, pero es que no pretende hacerlo; para eso haría falta bastante más que lo que hay escrito en él. Sin embargo debates en este sentido y críticas a la izquierda de mi parte vas a encontrar varios en este blog, y este post puede servir de disparador, no pretende otra cosa.

A menos que vos puedas explicar la causa de la perpetuación de estas conductas en dos líneas, yo no creo que sea posible.

Al no reconocer ni un ápice de racionalidad en esa conducta...

Error, no sólo reconozco esta racionalidad sino que también la expongo. La sirvientita tiene claras razones para actuar como actúa, y ni siquiera la culpo. Sólo señalo -es el modesto sentido del post- que si ese camino puede reportar alguna inmediata vantaja, no soluciona el problema de fondo y lleva tarde o temprano al desastre. Se trata de un mero pronóstico, nada más lejos que juzgar moralmente a nadie.

Saludos.

Nacho dijo...

Y si me permitís un parecer: creo que un defecto de la mayoría de los marxistas es que son incapaces de dialogar más que con marxistas, alineándose sin duda con este criterio de "mejor juntarse con los que ya ven".

Comportamiento que apesta a fe religiosa, por otra parte.

un compañero que cree que está en el mismo camino dijo...

Jack, a tu primer respuesta la paso por alto, porque veo que se malentendió el sentido de mis palabras. Respondés refutando un montón de cosas que no son las que quise dar a entender, asi que me parecería ocioso responderlas punto por punto. Ni a mí me interesa algo parecido a "construir un partido revolucionario", ni digo que solamente haya que discutir con marxistas, ni pienso que tu única actividad sea este blog, etc.

Sobre tu segunda respuesta, ahora me queda claro, con tu último párrafo, cual era el sentido del texto. Que acomodarnos de determinada manera en el sistema puede reportarnos algunas ventajas inmediatas pero a costa de vivir una vida realmente humana. Claro que esto podría correr tanto para la mucama descripta en tu blog como para un profesional bien pago con una "vida" zombie-consumista que, como ya es una tendencia marcada en el mundo occidental (http://www.clarin.com/diario/2009/08/16/sociedad/s-01979397.htm), puede terminar medicando su vacío existencial a puro anxiolítico, antidepresivo, etc.

Ahora, retomando la otra cuestión. Sobre el desarrollo de la consciencia social, obvio que la cuestión es más compleja que lo que expresé en ese párrafo que calificás como mecánico (oponiéndole a un mecanicista como Trotsky, pero bueh...). Pero eso no quiere decir que lo que haya dicho no sea verdad, sino que no es TODA la verdad.

El pensamiento marxiano original sentó la teoría de la consciencia sobre bases histórico-materiales: las condiciones de existencia determinan (impulsan a la vez que limitan) a la consciencia. Claro que esto no es unilateral, porque la consciencia influye en nuestra praxis y nuestra praxis influye en nuestras condiciones de existencia, y así.

Pero esto tiene un vacío importante a la hora de explicar el cambio de una forma de consciencia a otra: el papel mediador que cumple el ego. Tanto en la concepción de los propios intereses (el pasaje del conocimiento sensible de las propias necesidades a su re-conocimiento en la consciencia), como en la objetivación de estos intereses en la praxis (las formas de actividad que identificamos con la defensa práctica de esos intereses).

Este vacío teórico de Marx se explica por dos factores: 1) en la época de Marx la autoalienación proletaria no estaba tan desarrollada como hoy (la autoalienación proletaria aparecía más como consecuencia de la situación de miseria -ignorancia y falta de formación intelectual-); 2) la ciencia psicológica estaba bastante infradesarrollada.

Sin embargo hoy estamos en condiciones de resolver esta carencia de la teoría marxiana de la consciencia.

Cuando el ego se identifica con ciertos intereses bloquea la emergencia a la consciencia de ciertas necesidades, y cuando el ego se identifica con ciertas formas de objetivar los intereses bloquea la adecuación de la praxis a la objetivación efectiva de esos intereses en el contexto actual. Es esto lo que explica, para mí, el hecho de que muchas personas sinceramente comunistas sigan identificando la praxis comunista con la construcción de un "partido revolucionario" que luche contra las fuerzas políticas burguesas y reformistas por la dirección política e ideológica de las masas proletarias.

Chancho burgues dijo...

Estuve leyendo el ida y vuelta entre vos e Il Postino y debo decir, con todo respeto, que te rompió el orto.

Te pasé el dato para que aprendieras...ahora me siento responsable de semejante humillación.

Jack Celliers dijo...

Chancho, me alegro de constatar que pensás eso, lo contrario me hubiera alarmado.

Jack Celliers dijo...

Chancho: perdón, tenés razón. Se trata de un formidable adversario intelectual al que no debería enfrentar.

Severian dijo...

Che ¿vieron que no hay más gripe porcina después de las elecciones? ¿que pasó con la pandemia? ¿se la comió Julio Grondona?

¡y lo peor es que el chancho se salvó!.... Injusto es el mundo....

Chancho burgues dijo...

Severian,

Veo que te quedaste con la sangre en el ojo porque refregue tu cara en la boludez que habias dicho sobre la gripe porcina.

De hecho, si te fijas bien, el momento en que los medios se ocuparon mas de la gripe porcina fue despues de las elecciones. Ya se que sos zurdo y vagoneta (perdon por la redundancia), pero anda a cualquiera de los diarios argentinos y lo comprobaras. Pero eso no importa, ya se, porque de un plumazo podes reescribir la historia como hicieron los de tu calaña con los sucesos de la decada del 70.

Segui haciendo los experimentos de la Billiken en el patio de casa. De ciencia deja que hablen los que saben, por favor.

Jack Celliers dijo...

Segui haciendo los experimentos de la Billiken en el patio de casa. De ciencia deja que hablen los que saben, por favor.

Me reí con ganas. Nada más atrevido que la ignorancia.

Chancho, vos que podés determinar quién es quién en ciencia, (y en lógica, política, sociología, filosofía, economía, pop culture e ikebana) ¿por qué no te asomás por el blog de Seve para aportar algo sobre los experimentos de la Billiken que Seve postea? Seguro que la tenés clarísima y podés echar luz sobre más de un asunto.

Me consta que Seve tiene una formación científica que vos no tenés (ni yo, ni otros cuatro por lo menos). No me gusta hacer panegíricos ni me gustan los criterios de autoridad; pero ya es un poco violento ver a un ignorante mandando al patio de su casa a alguien que -para darse cuenta basta leer su blog y tener un renglón de frente- dedica buena parte de su tiempo a cuestiones científicas.

Chancho, tenés una insuperable vocación por el ridículo.

Chancho burgues dijo...

Jack,

Severian es a la ciencia lo que Steven Hawkins al atletismo.

El dia que blogger ponga un filtro de pelotudeces, le cierran el sitio.

Uno de estos dias me doy una vuelta por su sitio y lo pongo en su lugar.

Escribite otro post Jacko que tengo ganas de cagarme de risa con algo nuevo.

Jack Celliers dijo...

¡Pero seeee Chochán! Andá y ponelo en su sitio. Pago por ver.

Severian dijo...

Si chochán, tenés razón, tengo la sangre en el ojo. No sabes la de segundos de mi día que dedico a recordar tu admirable pluma, aquélla vez que cuan mosquete en habil puño desairó mis dichos con la birllante maniobra de.... negar lo evidente.

Maniobra que repite ahora cuando dice sin sonrojarse que la gripe porcina fué después de las elecciones. Chancho, tal vez desde el Caribe el rojo se vea verde, pero para mí el orden de estas fechas es primero 1, 2, 3, 4, y después 5,6. O sea: quien se ocupó después de las elecciones fué el gobierno prolongando las vacaciones de invierno. Los medios instalaron el tema antes de las elecciones y con un claro sentido electoral, la prueba más flagrante de eso es que ahora se olvidaron. Me parece que te perdiste una fenomenal oportunidad de callarte.







Severian es a la ciencia lo que Steven Hawkins al atletismo.

Chancho, le agradezco pero ni de lejos merezco que me compare con El Rengo.

Chancho burgues dijo...

Ya le conteste a tu cientifico de cabotaje. No creo que tenga los huevos de publicar la humillacion a la que lo someti.

Chancho burgues dijo...

SeverianG,

No se te acalambran los dedos de escribir tantas boludeces?

Me decis que antes de las elecciones la prensa quiso tener el tema en primera plana y luego de las elecciones el gobierno tomo medidas. Esta es, sin dudas, la aceptacion mas lisa y llana de que el pais esta presidido por una manga de hijos de puta. Por que tomaron medidas despues de las elecciones? Entonces, si al tomar medidas el tema se soluciono parcialmente, es logico que el tema haya dejado de ser noticia.

Porque si era todo verso, por que el gobierno hizo parar todo? Solo una mente tan iluminada como la tuya me lo podra explicar.

Segui laburando que se viene Navidad y tenes que hacer los triangulitos mas ruidosos de la cuadra. Para eso seguro que sos bueno.

Jack Celliers dijo...

Estimado Chancho:

Tu estilo de debatir tiene mucho de la forma empleada en programas futbolísticos o en peleas de starlets. Si queres debatir esta bien, pero te sugiero intentá leer lo que escribe tu interlocutor. Se te ve muy apurado por tapar la boca, quedar como el más piola y hacer los chistes más graciosos, pero todo eso aburre si hay que explicarte boludeces como esta:

Severian dice que

...quien se ocupó después de las elecciones fué el gobierno prolongando las vacaciones de invierno

y vos replicás esta -perdoname- imbecilidad:

Me decis que antes de las elecciones la prensa quiso tener el tema en primera plana y luego de las elecciones el gobierno tomo medidas. Esta es, sin dudas, la aceptacion mas lisa y llana de que el pais esta presidido por una manga de hijos de puta. Por que tomaron medidas despues de las elecciones?

Ante esto hay que contestarte como a un nene tontito: leé la frase enterita, querido, fijate que dice "prolongando las vacaciones". Y vos preguntás "¿Porqué después de las elecciones? ¡Qué hijos de puta!"

Y mirá, es que no se podían extender antes de las elecciones

Y después dos o tres burlas de escuela primaria, la declaración suficiente de haber humillado a todos... ¿Qué querés que te diga? Debatir así es penoso, aburre.

Chancho burgues dijo...

Jacko,

Neurus intento refutar mis puntos pero tan dificil le fue, que no pudo esconder su cuna y me termino diciendo que le chupara un huevo (de paso compruebo porque le gusta tanto la teorica del degeneradito de Kinsey).

Este es el tipo de cientifico que le susurra al oido a la presidente la formula del agua.

Severian dijo...

Cerdito, te digo lo mismo que te dije en mi blog: por qué no te vas a hacer eso tan importnte que una mente iluminada como la tuya tiene que hacer en lugar de estar debatiendo con zurdos pelotudos en un blog. Anda, anda, aprovecha mejor tu tiempo, que un cerebro excepcional como el tuyo desperdiciado aca da pena.

Jack Celliers dijo...

Por ejemplo, y esto va para los pelotudos que toman todo lo que dice Severian como revelacion divina (hello Jack)

Perdoname, ¿Hablando frente a frente te expresás con la misma grosería? Igual te doy crédito: seguro que frente a frente sos mucho más educadito.

Gusano Terrateniente dijo...

Celler venga para la Argentina que sus amigos K estám terminando con los monopolios y van por más. Creo que Delia, ese patotero al que Ud admira, está organizando un grupo de "Camisas-Rojas" bien compadritos para salir a cazar opositores y sin dudas va a necesitar un toróico de su talla.

PD: apuesto a que Ud escribe los post de "Cahncho Burgués". ¡Viejo truco Jack, lobo de mar!

Jack Celliers dijo...

Yo inventé a todos los participantes de este blog. A mí mismo en primer lugar.