19.12.06

La piedad como lujo (Ah mon cher Jean-Claude...!)

Miren qué interesante esto: unos jóvenes parisinos han decidido vivir en la calle para experimentar lo mismo que viven los indigentes.

"Siempre me compadecí de los desamparados, pero sin experimentarlo es imposible comprender lo difícil que es" nos explica uno de estos genios.

El primer detalle que llama la atención son las carpas: muy buenas carpas. Yo no sé si en París los indigentes viven en carpas, me parece que no, porque conozco París y si bien no he vivido como ellos al menos los he observado bien: carpas no tienen.

Pero bueno, digamos que estos sufridos muchachos quieren hacer la experiencia pero tampoco la pavada, macho.

Sin embargo yo creo que hay que ayudar a esta buena gente. Ayudarlos a compenetrarse con el tema. Como primera medida yo les retiraría súbitamente las carpas en medio de la noche, como para que de verdad sientan lo que siente un ñato que simplemente no tiene dónde refugiarse.

Y como segunda medida creo que sería de enorme ayuda expropiarles sus respectivas casas. Así un funcionario se presentaría frente al aprendiz de indigente y le comunicaría que de aquí en adelante ya no tiene a dónde carajo volver, así que váyase acostumbrando.

Porque la verdadera experiencia es esa, muchacho: no tener casa, y no rajarse de paseíto un rato. El frío y el hambre - estoy seguro - se deben sentir de manera muy distinta cuando uno se somete voluntariamente a ellos "para ver cómo es" que cuando se sufren deseando intensamente calmarlos sin tener con qué, como les pasa a los verdaderos indigentes.

Esta es, señores, la Europa pelotuda.

19 comentarios:

Almirante Margarito dijo...

Excelente el título.

Pablo Donadio dijo...

Muy bueno, pero creo que no todos pueden (así se lo propongan de deberitas) hacer como los antropólogos e irse a vivir con, o a las, sociedades que estudian (incluso los antropólogos regresan a casa), pero sí, suena bastante hipócrita más que pelotudo.
Abrazo.

Severian dijo...

Es tan triste no tener idea de lo que significa la pobreza. Y de las razones que la causan.

Me hace acordar a una recontraprima italiana, que decidio tomarse un año en Bolivia para hacer trabajo social y ayudar a los pobres. Se enojo mucho cuando le dije que mejor se dedique en su país a combatir a las compañias europeas que se roban las riquezas y los mantienen así... No sé, parecía pensar que esa gente es pobre por alguna especie de estupidez congénita o falla de origen, no llegaba a imaginarse ninguna causa.

¿Se acuerdan de aquel embarque español de alimentos que llego en plena crisis del 2001? Como si acá faltaran... Es una idea tan simple de la pobreza, y tan autocomplaciente. Pelotuda en el fondo, es cierto.

Lobo dijo...

Bueno, mi querido Jack, creo que a pesar de la innegable tontería de estos chicos, resulta pintoresco en comparación con otras actitudes contra los indigentes.

Me explico, aquí en México, sobre todo en el norte del país, algunos chicos adinerados han adquirido el muy edificante hobbie de cazar indigentes y golpearlos hasta la muerte.

Le saluda su amigo Lobo, cuya casa sigue siendo yoatecutli.blogspot.com, sólo que actualmente no puedo meter mi login para hacerle comentarios debido a las restricciones de la red de la empresa en donde me pelo el culo trabajando.

Un abrazo.

Jack Celliers dijo...

Lobo: Ahhhh compañero, eso ya es otra cosa, claro.

Pero bueno, eso que Ud. cuenta no es tan grave. Lo grave sería si se destara la violencia... ah... ahí sí que sería preocupante. Imagínese si se llega a desatar la violencia! Dios no lo permita!

LuzVelita dijo...

y si, Jack... no hay nada tan conmovedor como un europeo burgués culposo...

Luk@s dijo...

Jack, ¿esto sería algo así como la lumpenproletarización?. En fin, pelotudos hay en todos lados.

Jack Celliers dijo...

Lukas: Ni siquiera.

Jack Celliers dijo...

Pablo: Busqué "de deberitas" en mi diccionario de locuciones latinas y no la encuentro.

Notable evolución del latín.

(Perdón, soy un hinchapelotas, ya sé)

Mono Tremendo dijo...

Voy a hacer una pregunta sin ningun doble sentido:
¿No sera una cuestion de "marketing" tipo las encamadas de Lennon que eran no la solucion, pero al menos un intento de q determinada tematica ocupe por un dia los titulares de los diarios?
Podemos discutir si esto sirve de algo (Ej. el Live 8 q no sirvio para un carajo), pero no seria tan pelotuda la idea como parece...
Habria q ver q cobertura se le dio a la cosa
Saludos

el muerto dijo...

Companiero Jack, espero con ganas algun articulo sobre el 19/20. No soy intelectual, ni organico ni de nada, pero son muy interesantes los debates generados en su blog. Un saludo.
el muerto

Almirante Margarito dijo...

Muerto, querido, vos sos un artista, a ver si me hacés caso alguna vez. Y, desde el punto de vista gramsciano, sos sin dudas un intelectual. Por supuesto que orgánico no. Por definición sos inorgánico.

Jack Celliers dijo...

Mono: Yo creo que el problema es justamente que das una definición exacta: márketing.

Me parece un error pensar que con "instalar" un tema en la opinión pública ya está. Simplemente lograr que se hable de algo no sólo no es suficiente: muchas veces es perjudicial. Ése justamente es el objetivo del márketing: "instalar" una marca combatiendo toda reflexión crítica.

Hay temas que soportan mal el márketing. La pobreza se instala así cómodamente en un sillón y ya se vuelve parte del paisaje. El márketing y la conciencia no se llevan bien.

Y digamos de una vez una gran verdad (un día me mando un post sobre esto): Lennon era un salame.

Compañero muerto (brr... no es lindo decir eso): A mí las reflexiones me gustan más por sí mismas, colgadas de las efemérides me parece que pierden algo. El 19/20 fue interesante si se lo mira como lo que fue: un estornudo del sistema. Para enfermarlo seriamente hace falta bastante más.

Margarito: Ehhhhh, pero qué peleador que se puso, camarada!! No era para tanto me pa. Además un muerto sigue siendo matria orgánica, si me permite ponerme fastidioso.

Almirante Margarito dijo...

Ya sé, Jack, pero me quedaba picando (para jugar con la idea gramsciana de "intelectual orgánico y no-orgánico") . Además el muerto es un viejo amigo mío al que admiro mucho. No era un ataque, sino todo lo contrario.

Mono Tremendo dijo...

En serio pensas eso de Lennon????
Muero de curiosidad por conocer los argumentos!!

Milkus Maximus dijo...

Bueno, sí, en principio la actitud de estos "turistas de la miseria" es bastante pelotuda, pero yo no descuento que de ahí pueda salir algo positivo, no en cuanto a que el tema se instale o no en el debate mediático (lo cual, como dice Ud. Jack, sólo contribuye a su asimilación en el sistema), sino en lo que pueda generar en alguno de esos pibes que hicieron esto.
Yo sólo puedo hablar desde mi experiencia personal, y cuando uno comienza algún tipo de voluntariado, sobre todo si es muy joven aún, las motivaciones no están químicamente puras. Mi primera experiencia fue en una misión a Formosa, y la verdad es que me anoté, a los 17 años, porque me gustaba una piba del grupo misionero.
Después, sí, la realidad concreta te da un par de sopapos y te pone a prueba a ver si lo tuyo es dandismo o real preocupación por las necesidades de otro.
Al comienzo de mis experiencias en barrios y villas de emergencia, yo iba porque estaba segurísimo que sin mí, esta pobre gente no iba a sobrevivir; y después de dos semanas me di cuenta que el que no iba a sobrevivir era yo pensando de esa manera.
Aceptar que al ayudar uno es ayudado; que al aprender uno aprende, y que al dar uno recibe, es una exigencia de humildad que no todos pasan, y aún llegando a hacerlo, uno no puede olvidar que se comienza a veces con motivaciones muy espurias o estúpidas, por ignorancia, por idiotez, por pendejo nomás.
Lo que hicieron estos pibes es una de estas pendejadas, pero por ahí, quién le dice, tal vez, alguno ...

Jack Celliers dijo...

Milkus:

La reflexión suya es buena y certera, ¿quién puede decir que sus motivaciones sean puras? En eso estamos de acuerdo.

Lo que me fastidia es esa declarada voluntad de "experimentar". Una vez Paulo Freire afirmaba que en su experiencia con los pobres, la gente con la que trataba le decía algo muy sencillo: "a nosotros la miseria no nos gusta, nosotros queremos cosas bonitas".

Ayudar está muy bien, pero irse a "a ver qué se siente estar así" en esa no he caído nunca, ni cuando era mucho más estúpido que ahora (así que calcule...)

Diego dijo...

Realmente, una falta de respeto a la dignidad humana.
Yo también muero de curiosidad por lo de Lennon (es sarcasmo).

Irantzu dijo...

Lo más sorprendente de la noticia es "Dos hermanos instalaron este fin de semana en París un centenar de carpas para que cualquier persona que lo desee pueda alojarse en ellas y tener una idea de cómo viven los indigentes."...

¿Y no se les ocurre ponerlas PARA los indigentes?
O que duerman ahí, y a sus camas desocupadas inviten a los indigentes, al menos por una noche... No puede ser que haya camas vacías mientras hay indigentes en las calles.