28.4.11

Recordamientos

Che, ¿alguien se acuerda del Club del Trueque?

No... pregunto nomás.

Extraño mucho la profundidad de los análisis ¿se acuerdan? que nos propinaban acerca del Club del Trueque gente de esa izquierda europea monona que jamás hizo trueque alguno. Como Toni Negri, por mencionar a uno: la deserción, la paralela, hacer la tuya, la neohippie, la dispersión, la rizomática, la férrea duda intocable...

No me digan que no les da un poquito de nostalgia. Me pregunto cómo los protagonistas le explicarán a sus hijos que formaron parte de esta intrépida gesta de la izquierda macrobiótica, los días gloriosos de la resistencia rigurosamente desorganizada por mandato del tartamudo intelectual del momento.

¿Qué..., perdón...? ¿Que quién es... eh...?

¿Pero cómo? ¿Nadie se acuerda de Toni Negri?

7 comentarios:

Severian dijo...

Habra alguna relacion entre el silencio de radio del discurso posmo y la crisis del neoliberalismo? Y si efectivamente la hay, como creo, nadie se pregunta por que un pensamiento supuestamente de izquierda se ve afectado por una crisis de la derecha?

Sera que ahora se nota para quien trabajaban esa banda de ladris?

argentinolibre@hotmail.com dijo...

Amigo Jack: Vengo de seguir un debate en el que usted participó en el blog de Eva Row. Soy peronista y disfruté de sus intervenciones muy especialmente. Lamento no haberlo conocido antes. Si me permite, lo sigo desde ahora con la certeza de que será para mí muy enriquecedor.

Saludos

Jack Celliers dijo...

Argentino, gracias. Revuelva si quiere :)

Alfre dijo...

Hola Jack, completamente off topic; vi este link en el blog de Manolo Barge y no pude evitar acordarme de algunos posts tuyos criticos con cierto feminismo... http://www.lanacion.com.ar/1373006-un-nino-va-a-la-escuela-de-pollera-en-senal-de-protesta

En sí es un ejemplo completamente pequeño y anecdótico, pero tan "literal". ¿Por qué los hombres no podemos andar en polleras, en esta sociedad machista opresora que nos obliga a mostrarnos siempre tan varoniles? ¿Eh, eh? ¿Por qué las mujeres no tienen que cargar con el peso cultural de tener que parecer machos, actuar como machos eh, eh?

O como resumiría Artemio Lopez: Pssss!

Saludos!

Jack Celliers dijo...

La anécdota es menor, pero si se tratara de una mujer protestando de la misma manera por cualquier pelotudez similar sería tomada como un reclamo político de puta madre.

Vale como ejemplo y hay varios otros. En general las reglas de indumentaria masculina son mucho más rígidas que aquellas que rigen la indumentaria femenina. La cantidad de blableo sobre pañuelos, velos, tacos altos y forradas similares son moneda corriente de decenas de intelectuales progres que creen haber descubierto la opresión de la mujer, cuando en realidad es el varón el que tiene mucha menos libertad en ese sentido.

Pero es absolutamente inútil plantearlo. Un/a feminista simplemente se tapa los oidos y grita: AHHHHHHHH!!! NO TE ESCUCHO!!! FACHO FACHO!!!!!

brasil dijo...

El otro día vi en un blog, una figura (semejando cartel vial), en negro con fondo amarillo, la imagen de una mujer sosteniendo una correa que llevaba a un hombre en 4 patas. La leyenda decía algo así como "Boys makes good pets"

El blog era de una feminista, ni valía la pena comentar, pero me dejó pensando que mecanismo mental la habilitaría a ese nivel de agresion y falta de respeto.

Jack Celliers dijo...

Brasil ¿cómo le va?

Bueno, creo que se trata de un mecanismo mental llamado "imbecilidad" ¿no? No es que me parezca grave en sí mismo, lo jodido es que este tipo de manifestaciones se consideran graciosas, divertidas, hasta "progres" mientras que a la inversa se trata de la muestra de fascismo más flagrante.