23.5.06

Literatura basura I: ¿Y si aflojamos con Da Vinci?


La recomendación de leer es muy frecuente. La lectura es un buen hábito, dicen. Disfruto mucho de ciertas lecturas, y creo ser lo que Borges decía: "un sensible y agradecido lector", pero – o precisamente por eso – el consejo me parece deficiente. Hay lecturas y lecturas.

Tengo a la vista un pequeño catálogo de propaganda con best sellers recomendados: el primero se llama La Ecuación Dante.

Ya empezamos.

Primero fue El Código Da Vinci, éxito abrumador. Así que ahora repetimos la misma pavada: mezclar un elemento lógico o matemático con algún personaje del Renacimiento; ya no basta con copiar la recetita para el guión (intrigas nacidas hace 600 años, esoterismo de cuarta, conspiraciones, laberintos religioso-científicos, etc.) no... ¡Hay que copiar la formulita para el nombre también, hermano! Código = Ecuación, Da Vinci = Dante ¡Brishante!

Por si hacía falta, me explican: "El libro que recomiendan leer en Estados Unidos luego de El Código Da Vinci" ¿Recomiendan? ¿Quiénes recomiendan? ¡Y en Estados Unidos, voto a Analfabesis, diosa del best seller! Si vamos a ser snobs por lo menos decime que lo recomiendan (los expertos, los asistentes a cócteles, los editores sobre todo) en Francia o Bélgica, qué sé yo... un poco de glamour al menos.

Me voy a prender, ya tengo un montón de títulos: El Criptograma Michellangelo, El Cifrado Greco, El Códice Brunelleschi, El Crucigrama Alberto Olmedo... no entiendo cómo no me llené de verdes hasta ahora.

Pero por suerte hay alternativas, por ejemplo éste: El Último Secreto de... ¿a que no adivinan de quién? Resignémonos: de Da Vinci. El comentario ilustra: "Una novela apasionante (ese adjetivo ya me convenció) que descubre la relación entre Leonardo Da Vinci y la Sábana Santa". No quiero yo preguntar qué cosa es la Sábana Santa, se me ocurren una docena de respuestas ingeniosas y un poco escabrosas que me voy a reservar; quizás se refiera al famoso santo sudario, pero a quién le voy yo con cuestiones de estilo...

Veamos qué más hay, un tal René Chandelle se despacha con Más allá del (no, no puede ser...) Código Da Vinci (aaaaarrrggghhh!!) y se anuncia como "La verdad tras la ficción del best seller". Claro. El que ya te compraste era mentira, boló, ahora comprate éste que es la posta posta.

Ignorando que ya ardo en deseos de incluirlo en mi biblioteca me machacan con que aquí encontraré "... lo esencial para entender los temas que distintas generaciones se han preguntado (obsérvese por favor la elegante sintaxis: los temas "se preguntan") Los últimos documentos en torno a Jesucristo (otra bella expresión: "documentos en torno" ¿pagarés, boletas de luz, contratos de locación?), los apóstoles, María Magdalena, la estirpe de los merovingios, los cátaros, los templarios y la búsqueda del Santo Grial, el Priorato de Sion, los rosacruces, los masones...", no comprendo cómo olvidó a los vikingos, los Testigos de Jehová, la Secta Moon, Marylin Manson, las Walkyrias y la barra brava de Racing, total... entusiasmo es lo que sobra.

En la tapa el "Más allá del" se lee bien chiquito, seguido de "Código Da Vinci" en tipografía de título. Claro, saben bien con qué público están tratando: gente que más que leer lo que busca es atiborrarse. Más de uno se lo llevará pensando que es el otro, y cuando se dé cuenta se lo tragará igual, como se traga todo.

Como un volumen no basta vienen dos: el título del segundo reza: "Más allá del Código Da Vinci II, entre Da Vinci y Lucifer". Me rindo.

¡Me rindo demasiado pronto! Porque el tal Chandelle está muy interesado en el más allá: Más allá de Angeles y Demonios. Y dale: "La verdad que se esconde tras la ficción (¡otra vez!) de Angeles y Demonios, el último best seller del autor del Código Da Vinci. La clave para descubrir cómo las sociedades secretas pretenden dominar el mundo". Las sociedades secretas deben estar que trinan con este tipo; justo iban a dominar el mundo y Chandelle les escupe el asado... así que tranquilos amigos: ¡el mundo sigue sin estar dominado por nadie!

Pero el franchute insiste: Mas allá de Los Pilares de la Tierra, "¿Qué enigmas ocultan las catedrales góticas? (el que sea, ahora está al alcance de cualquier pazguato). Todo lo que Ken Follett no quiso o no pudo contar en Los Pilares de la Tierra." Una de dos: o este muchacho Chandelle está muy bien arreglado con Ken Follett y Dan Brown, o me pa que en cuaquier momento le rompen la cara.

Pero no todo es Chandelle, otros también tienen que morfar: Jesucristo o la historia falsificada, "¿Todo lo que se ha contado sobre Jesucristo es falso? Descubra hasta dónde llega la impostura". Sobre la tapa una banda insiste: "Todo lo que se sabe sobre Jesús podría ser falso". Es cierto, como poder podría ser verdadero también. Sin ir más lejos, este blog podría ser escrito por Mirtha Legrand ¿nunca lo pensaron? No deja de ser interesante fomentar la duda y el misterio.

Pero esperen, no se vayan; hay otro libro titulado El Legado de Jesús, este ya viene fuerte: "El mayor secreto de la humanidad: la dinastía de Jesús y su supervivencia" ¡Paaaaaaaaaa... jarito! Debajo, en tipo menor... adivina quién viene a cenar: "El diario secreto de Da Vinci" ¡Leonardito, tanto tiempo! ¿Qué tendrá que ver Da Vinci con los descendientes de Jesús? ¡Qué pregunta! ¡Elemental, mi estimado! Decididos a exprimirle todavía unos mangos al maltrecho Da Vinci, lo subieron al bondi de prepo: "¡Dale, vos metelo en la tapa que ya nos vamos a arreglar para encajarle algo!" ¡No me van a decir que no les interesa conocer el mayor secreto de la humanidad!

Tampoco se queda atrás La Conspiración del Grial. Ah, si, el Grial no podía faltar. En la tapa leemos: "¿Sería posible clonar a Jesucristo?" Claro, ¿para qué perder el tiempo con ovejas? Por clonar, clonemos en grande che. "Una apasionante (naaaaa, ¿en serio?) novela de intriga donde se entrelazan sociedades secretas, cultos satánicos, conspiraciones mundiales, intereses ocultos del Vaticano, la leyenda del Santo Grial y la clonación genética. Si le gustó el Código da Vinci (perdón ¿si me gustó cuál...?) esta novela le encantará".

Obsérvese que ya el mismo estilo se encarga de tratar al lector como un niño un poco tarado: este libro tiene toooooodo lo que te gusta ¿Querías cultos satánicos? Acá tenés, ¿Sociedades secretas? Tomá, ¿Intereses ocultos del Vaticano? También le metimos ¿Te gustó la otra? Bueno, esta es igual. Hasta parece que con una conspiración mundial no bastaba así que incluye varias "conspiraciones mundiales" juntas, imagínense el kilombo.

¿Uno más? Siiiiii, cómo que no. Éste es audaz, sin temor al delirio: María Magdalena ¿El primer Papa? "¿Fue Maria Magdalena el primer Papa? ¿Quién era María Magdalena? Esta impresionante investigación nos revela la verdadera María Magdalena y nos hará reconsiderar la historia del cristianismo.". Estoy por rendirme de nuevo.

Y de nuevo me doy cuenta de que soy un gil, hacer guita es facilísimo. Hay que tomar cualquier idea medio delirante y salir a defenderla con toda la jeta. Se me ocurren estos títulos: El beso picarón de Judas "¿Eran Jesús y Judas una pareja gay? Impresionante investigación que lo hará caerse de tujes ¡También aparece Da Vinci!". Los Templarios Vuelven. "Descubra la gran conspiración mundial. El autor ha descifrado antiguos documentos y una compleja red de mensajes cifrados escuchando en sentido inverso numerosos temas de cumbia cabeza. Da Vinci anda por acá también". El apóstol Santiago era una mina ¿Mito o realidad? Los Rosacruces y el Imperio Coca Cola ¿Quién da más?

Sin duda es un negocio floreciente: decenas de títulos que hablan de lo mismo, es evidente que la cosa vende. Escapar a esta marea no me hace sentir mejor sino inquieto. Como si viviera en un mundo de zombis.

¿Somos tan pocos los que nos damos cuenta de esta estupidez? Y si no soy yo y unos pocos más ¿me explican por qué la manada de gente que se deja tomar el pelo va y compra interminablemente estas gansadas? ¿Tan fácil es engañar a la gilada? ¿Ninguno tiene dos dedos de frente para aunque más no sea sospechar de toda esta grasada? ¿No se sienten utilizados, engañados, esquilmados, comprados con baratijas para intelectos infra? ¿Tan difícil es ver estos trucos transparentes, burdos, tontos?

Comprar libros es cambiar el propio dinero por cultura, información, imágenes del mundo. No deja de ser importante. La gente que cae en esto debe aplicar los mismos criterios (o la ausencia de ellos) al elegir cosas de similar calibre. Más de cuatro de estos boludos deben ser los que después hablan mal de la gente sin recursos y lo fácilmente que se la manipula.

No quiero decir que cualquiera que compre El Código Da Vinci sea automáticamente un tarado. Pero es evidente que semejante marea de libros cortados exactamente sobre la base del mismo patrón no puede ir a parar a manos de gente con un cociente intelectual medio demasiado alto.

Escribí "cociente intelectual" y no me satisface, quizás sea algo más importante que eso: la voluntad de leer y ver claro, de juzgar con un mínimo rigor, de no dejarse engatusar. Esta avalancha de bosta parece proponer al lector el juego perverso y dulzón de no pensar, de tragar sin rigor, de convertir al lector en un niño medio ganso que se complace en fantasear y – a fuerza de creérsela – termina contentándose con sensaciones baratas, chillonas, fáciles.

Aceptar la mentira ya es dar un paso hacia la estupidez, que creo es siempre voluntaria. No se es estúpido por falta de capacidad intelectual sino por interés y comodidad.

Posiblemente yo sea intelectualmente limitado a rabiar, y engañado más de cuatro veces, pero intento que a quien sea que intente engañarme le cueste un poco.

O al menos que sepa escribir.

Salud.

26 comentarios:

Almirante Margarito dijo...

¿Ve? Ud. también es aristocrático (aunque no aristocratizante, eso se lo concedo, ya que le importa lo que leen las masas)

Roberto Bobrow dijo...

Jack: Me hiciste cagar de risa; en este estilo rayás a gran altura.
Creo que ya Marx o Gramsci habían descripto cómo los funcionarios intelectuales (el ejemplo típico son, para mí, los médicos) prefieren creer en todo tipo de lectura conspirativa (el clásico: Los Protocolos de los Sabios de Sión) antes que en las desagradables explicaciones históricas.
Si hay algo que no soportan es enterarse del puesto subordinado que ocupan como engranaje del sistema, en lugar del honroso sitial privilegiado al que creen haber llegado por sus extraordinarios méritos individuales.

XavMP dijo...

Bueno, me tentaste...

Las claves del tatuaje del Lazarillo de Tormes.
Las huellas secretas de Alvar Nuñez cabeza de vaca.

Mejor, voy a hacer un compilado...

Juani dijo...

Jaj... muy buen artículo! Resume muchas de las cosas que pienso sobre esta pseudo-cultura de la idiotez.

Guille dijo...

A pesar de todas estas cosas en las que me parece estamos de acuerdo, quiero defender el "Código" en al menos 2 buenas influencias:
Primero, estoy seguro que mucha gente luego de leerlo y oir las innumerables críticas, se va a interesar en el por qué de esas críticas e intentará acercarse a literatura mejor. Sin ir más lejos, es notable la publicidad "de rebote" que está mereciendo Umberto Eco y sin duda esto resultará en muchísima gente que leerá el maravilloso "Péndulo" y que de otra manera no habría llegado a él.
En segundo lugar, y quizá más importante, me encanta que se cuestionen las instituciones, en especial la iglesia. Lo disfruto. Me regodeo observando su patética impotencia intentando prohibir, como cuando la exhibición de León Ferrari en Buenos Aires.
Me encanta verlos quedar en ridículo. Saber que (aunque llena de inexactitudes) la novelucha de Brown va a sembrar dudas y desconfianza hacia la iglesia.
"Calumnia, calumnia, que siempre algo queda". Se lo merecen, de verdad.

Para distender, cuento que hace un par de semanas estaba en Paris visitando el Louvre y escucho que un turista norteamericano le pregunta a personal del museo:
-"Dónde puedo encontrar tal cuadro?" (En ese tonito semigangoso insoportable que tienen los americanos)
-"No, señor, el cuadro ese se encuentra en la Galleria degli Uffizi, en Firenze, Italia, no en el Louvre... ¡aunque lo diga el Código da Vinci!

P.S.: Posteo este comment literalmente en otro blog... que nadie se ofenda ¿eh?

Jack Celliers dijo...

Margarito: ¡No sabía que intentar meramente respirar fuese aristocrático! Bueno... quizás...

Robert: No es que yo raye a gran altura... es que estos tipos rayan a la altura del zócalo.

Xavmp: Hagalo nomas, es el comienzo de una gran carrera literaria.

Juani: Thx.

Guille: No coincido en varias cosas. No creo que la gente se acerque a una mejor literatura a través del Código. Mire: la buena literatura está ahí, no se necesita ningún puente.

En segundo lugar, Ud. va a encontrar pocas personas cuyo rechazo a la iglesia sea más radical que el mío; pero mentir para pegarles es no sólo antiético sino también ridículo ¿Qué falta hace? Ha hecho tanto daño real que achacarle faltas imaginarias es absurdo. Calumnian sólo quienes en realidad no tienen nada que decir, y eso es fomentar la ignorancia.

Lo único que sí admito me pareció irónico es ver al Opus organizando mesas de debate para remitirse a los hechos históricos ¡No está nada mal verlos preocupados por cuestiones fácticas a los muchachos de la Obra! Pero si tienen razón, yo no voy a dejar de dársela.

Enemicus ecclesia, sed magis amica veritas, si me permite versión libre del latinajo.

Guille dijo...

Jack,

En mi opinión, cualquier medio es bueno para abrir los ojos, sea abrir los ojos a literaturas mejores o a abrirlos frente a cuestionamientos.
Si después de leer el librejo de marras y oir hablar del Péndulo alguna gente llega a él, me parece válido para gente que de otra manera quizá no lo conocería.
Con el mismo razonamiento, si el panfleto susodicho hace que mucha gente se plantee cosas sobre la iglesia (en este contexto no importa si son mentiras) es válido. Luego será su juicio quien dirima su veracidad o no.

Cualquier tipo de 'revolución' es buena (independientemente de su resultado) porque obliga a mirar con atención, estar alerta y confrontar ideas opuestas.

Desde este punto de vista lo considero de valor, y eso no quita que Brown sea un escritorzuelo.

Peste dijo...

>No, Guille, la cadena causal no va en esa direccion. A El Pendulo de Foucault no se llega desde un clon degenerado de quinta o sexta generacion.

Y hablando de antepasados, Jack, mire que tenemos para un tuneleo arqueologico de puta madre. Le tiro dos nombres (un duo, bah) para no hacer decenas: Pauwels y Bergier. Y estos, para no internarme mucho entre sonados principistas y cerrados.

> avalancha de bosta parece proponer al lector el juego perverso y dulzón de no pensar, de tragar sin rigor... sensaciones (...) faciles

Lo que termina pasando con toda la literatura de genero, no bien los editores ven un mercado abierto por alguien, y ellos o sus esclavos creen reconocer una formula reproducible. Bastante evidente es en la CF (con la que mas o menos estoy familiarizado); me dicen que en la fantasia es peor, y realmente no quiero preguntar por las otras subespecies.

Luk@s dijo...

Ni pienso en leer todos esos libros interesantísimos y seguramente bien escritos.

Como soy argentino debo ser como decía Borges en Otras Inquisiciones: "El europeo y el americano del Norte juzgan que ha de ser bueno un libro que ha merecido un premio cualquiera; el argentino admite la posibilidad de que no sea malo, a pesar del premio."

Mucha gente conoce a Dan Brown y a sus códigos, angeles y demas yerbas.

Y ese tipo no es puente de nada. No contribuye en nada a mejorar los hábitos de lectura de quienes no leen. No se puede gozar por mandanto.

¿Cuántos de los que leen esas basuras conocen a Fernando Pessoa, el gran poeta portugués?

Cada vez que sale un libro de ese tipo prefiero quedarme en casa y reelerme "ficciones" de borges o "el guardador de rebaños" de fernando pessoa.

Y a Rimbaud, ¿cuántos lo han leído? la otra vez estaba con un librito de él (Iluminaciones) y una compañera del laburo me dice: pero ese era homosexual. Claro, parece que hollywood hizo una película (con Di Caprio) sobre el gran poeta y resaltó ese aspecto o es el aspecto que le quedó en la mente a mi compañera. Esa película no incentivó la lectura de Rimbaud por parte de mi compañera sino, simplemente, le sirvió para tenerlo ubicado dentro de su particular taxonomía sexual de escritores.

Con Capote ocurrió al revés, todo el mundo salió a comprar "A sangre fría" y no estaba en los catálogos, jajaja.

Los críticos ubican a esa novela como la inaugural del genero novela de no ficción ignorando que para la época en que salió "A sangre fría" nuestro gran Rodolfo Walsh ya había publicado "Operación Masacre", "Caso Satanowsky" y "¿Quién mató a Rosendo?. De paso los recomiendo. El de capote también.

Saludos

Guille dijo...

Diferencias de opinión ¿no?
Yo soy clavecinista y amo a Rameau, Bach y Couperin luego que oscuros caminos me guiaran a esa luz.
Esos caminos incluyeron la música del siglo XX, en un 99% pura mierda.

Jack Celliers dijo...

Amigo Peste, increíblemente me acordé de Pauwels y Bergier hace unos días. Para mí son francamente desconocidos, pero recuerdo haber leído en los '70 una reseña sobre ellos - si no me equivoco en la desaparecida Humor - donde ponían "El retorno de los Brujos" para el arrastre, además de denunciar conexiones ultraderechistas, sectúctulas y bazofias de esas. Intenté leer el famoso libraco, y luego intenté comerme un adoquín, lo segundo resultó comparativamente muy fácil.

Lukas: Fernando Pessoa, Borges, Rimbaud, Capote... ¡así cualquiera! Hincale el diente a "El retorno de los caballeros del Grial que clonaron a Cristo con Ayuda de los Nazis en el Himalaya" si sos guapo.

Guille: Aunque mis conocimientos musicales son "de ferretería" me parece que hay un prejuicio permanente con la música moderna.

Sin ir más lejos he sostenido frente a jazzeros enfurecidos que la música pop de los '80 me parece más sutil en matices dramáticos y cromatismos que el jazz (y ojo: me encanta y escucho mucho jazz). Mi opinión vale cero, ya sé, pero estoy seguro que la historia me absolverá.

Por otra parte me parece muy audaz decir que Gershwin, Charles Mingus, Bill Evans, Joe Petrucciani o The Chico Hamilton Quintet son pura mierda, pero ya me fui de tema, evidentemente!

Guille dijo...

No hay problema, y quizá alguno de los que mencionás pertenezcan al 1% restante. Nadie dió nombres, así que no cometí la "audacia" mencionada.
Lo mío no es prejuicio y hablo de una de las pocas cosas (¿la única?) de las que sé lo suficiente para opinar con cierta autoridad.
Y sí, y repito el mensaje de lo que quise decir, se puede llegar a lo bueno a traves de lo malo.

pablo dijo...

pero! jack! no me avive giles!
estaba gestando la posible paternidad de la virgen maría (paternidad conjunta, vaya a saber como hicieron) a cargo de sacco y vanzetti. si a todo lo que usted nombró le agregamos algun martirheroe romántico, la podemos juntar más rapido.
vamo y vamo?
usted dirá...

Almirante Margarito dijo...

Querido jack: respirar, al menos para mí, se ha convertido en un verdadero lujo. No sólo porque soy docente (y para colmo de literatura), sino porque ando con un resfrío machazo y patrio.
En mi casa tengo uno de esos pizarrones blancos en el que trascribo algunas cosas que voy leyendo. Hace tiempo escribí allí con marcador rojo una frase que escribió Da Vinci sobre sí mismo: "Maestro Leonardo, perché tanto vi dolete?" (Maestro Leonardo ¿Por qué sufrís tanto?). Esa cita (en el contexto de la experiencia del maestro, claro) tiene todavía suficiente que decirme, será por eso que persiste en el pizarrón.
Como soy un prejuicioso no leí ese libro tan famoso del que se habla, así como, por la misma razón, no leo otros tantos, acaso mejores, acaso buenos. El punto es que mi prejuicio (aunque transpire academia y todo lo que quieran o influencias peores, si es que las hay) es mío. Mío, mío y mío. Y eso simplemente quiere decir que no creo, pienso ni siento que tenga la menor importancia para el resto de los mortales. Por otra parte, la literatura no necesita que yo salga a defenderla. Me lleva largamente probado que se defiende sola.
Saludos.
PS: disculpe si me puse grave, serán las bacterias.

gitargirl dijo...

celliers:

te pagaron unos mangos para promocionar este bodrio o lo fuiste a ver a por que sos un "intelectual curioso" o "un burocrata ocioso"?

lo tuyo sigue siendo lamentable.
me alegro que una bandita de comentadores "inteligentes" te adulen.

de todas formas te sugiero que sigas insistiendo, celliers, quizas algun dia escribas algo interesante.


saludos cordiales!

Luk@s dijo...

Jack: no te olvides del gran rodolfo walsh que como dijo viñas en la ñ: si me apuran digo que es mejor que borges.

ah, me olvidaba recomiendo a César Aira (cualquier libro está bien, pero La Villa, Varamo, La Liebre o Cómo me hice monja, son palabras mayores). Como me dijo una vez un conocido, si el premio nobel fuera serio ya se lo hubieran dado.

Jack Celliers dijo...

Pablo: De acuerdo pero con una condición: hay que meter a Da Vinci.

Almirante: Por supuesto que uno puede no leer lo que no se le canta, y en ocasiones ese rechazo incluye cosas que por ahi son buenas. Bah, "buenas"... lo que es bueno para mi puede ser una perdida de tiempo para otros.

Gitargirl: Gritá, gila.

Lukas: gracias por la recomendacion, a Aira no lo leí todavía.

gitargirl dijo...

mi querido jack celliers (aka el ultimo trotzkista, o el salame que necesita hacerse pasar por un intelectual, o el nabo que escribe pavadas, el viejo agreta con infulas):

yo no grito, te lo digo dulcemente.

cheers!

Jack Celliers dijo...

"Trotskista" va con "s", el fonema ruso no implica "z".

Zaludoz.

Chimbo dijo...

lei el codigo davinci, me parecio interesante unico, liviano, pero entrenteido, onda esto no es verdad, es una novel,a pero bueno,

despues me puse a leer otro de los libros del tipo y era igual ! onda cientificos, que se van a eneamorar o estan enamordas, resolviendo misterios, conspitacion, no se
era igual como se presentaban los personsajes, los saltos temporales

.,... TODO IGUAL, por suerte no era mio no loc ompre

Ceci dijo...

genial!!!

me indigné y tambien me reí mucho con:
"no comprendo cómo olvidó a los vikingos, los Testigos de Jehová, la Secta Moon, Marylin Manson, las Walkyrias y la barra brava de Racing, total... entusiasmo es lo que sobra."

Creo que este Dan Brown es un ladron de guante blanco!!jejje...
Yo no se si subestima al lector o le paga a la prensa para hace polémica! o las dos cosas

jejejje
es genial

un gusto
Cecilia

Rosa Roja dijo...

Jajajajajajajajajaja!!!!!!! Buenísimo post, amigo Jack. Se ha ganado ud. mi estima. No puedo creer que coincidimos en lo del Código Da Vinci. Acá están hinchando con ese libro hace ya unos años. Pero, ahora es el colmo!! No hay librería en la que entre en la que no haya una montaña de ejemplares en primer plano. Agobian!! Se lo juro!! Y como si fuera poco, ahora tenemos la película!! :( Ni vi la peli ni leí el libro y eso que lo he tenido al alcance de la mano. Me repudre tanto fanatismo :( Y el autor, el Brown levanta guita con pala por escribir payasadas! :( Tiene mi autorización para seguir criticandolo jejejeje :) pero no se meta con A. P. que ella era buena, pobre y sufría :(

JuanPueblo dijo...

He leído el libro en cuestión, y no creo que sea tan malo como dicen. Hay diferentes tipos de literatura, que persiguen objetivos también diferentes. El Código Da Vinci es una novela policial con buen ritmo, acertado manejo del "suspense", buena dosificación de intriga.Respecto a la fidelidad histórica, no creo que la ficción literaria deba ser tan exigente al respecto. He leído cuentos de Borges mucho más inverosímiles, y eso no los hace malos. Es cierto que los personajes son un tanto unidimensionales, que la trama es muy cinematográfica,y algunos recursos son un tanto estereotipados, pero todo esto es propio de la literatura norteamericana en general. Un estilo llano, directo, sin demsiadas pretenciones.
Respecto a los aspectos políticos, debo aclarar que me considero un hombre de izquierdas, y si bien ni el autor ni la obra son ni remotamente afines a esta tendencia (al menos no como la concibo yo), tampoco se trata de un panfleto reaccionario, como sí lo es por ejemplo "Un mundo feliz" de Aldous Huxley (lo cual no implica que sea literariamente malo).Es cierto que las referencias al Opus Dei no están bien fundamentadas y escapan a la escencia de lo que en mi opinión representa esa nefasta organización. Pero en generl el mensaje es cuasi progresista y no creo que las Grandes Burguesías Transnacionalizadas tengan especial interés en difundir esta obra.
Lo más importante que quiero decir es que detesto a los que critican una obra sólo porque es popular, porque la leen millones de personas. Esa es una actitud típicamante aristocratizante. Conozco a muchos "intelectualudos", algunos de ellos que se hacen pasar por progresistas, que desprecian todo aquello que se vuelve popular, masivo (no en sentido paretiano). No digo que no sea lícito criticar al Código Da Vinci por su calidad literaria, pero lo que no es lícito para nadie que se diga progresista es alegar como su mayor falta el hecho de que tenga éxito.

Jack Celliers dijo...

Como dije: no por comprar ECDV se es un idiota. Lo que sí tiene visos de idiotez es la avalancha de productos clonados.

No me refiero tanto a un libor específico sino a una literatura. Esa marea de huevadas sin ton ni son sí evidencian una decadencia pareja de gusto literario y ganas de no pensar.

En cuanto a la "actitud aristocratizante", más bien detecto lo contrario: hoy día los intelectualoides están encantados de subirse a cualquier basura porque es "popular". Lo que existe hoy es una actitud intelectualoide, precisamente anti intelectual, que exalta lo grasa como si fuera el non plus ultra de "lo progresista".

Que algo venda no lo convierte en bueno ni en malo. Yo jamás critiqué este tipo de literatura porque sea masiva, sino porque es simplemente estúpida, el hecho de que sea masiva sólo lleva a ocuparse de ella porque es identificable y reconocible.

Lo contrario hacen muchos intelectualoides patéticos que se jactan de gustar de Palito Ortega, cuando en el fondo les parece una bosta, pero decirlo hoy queda chic y re popular, re vintage, la pop culture, gordo ¿vistes?

flor dijo...

Qe grosoo qe es da vincii por dioz
chee juani cuantos años tenes?

flor dijo...

estaa pagina me hizo enterame de muchas cosas sobre da vinci (L)
juani cuantos años tenes?